La mirada del mendigo

10 octubre 2012

Trez

Filed under: ecología — Mendigo @ 9:33

Trez es un pueblín del Concello de Laza, en la montaña ourensana. Si seguimos hacia Cerdedelo, nos encontramos un maravilloso souto de castaños centenarios.

+
+
+
+
+

Vale, ya sabéis que aquí no estamos para endulzar la realidad, esto no es una puta guía de viajes. El souto es cierto que es maravilloso, una buena extensión de castaños de muchos siglos de antigüedad, incluso uno que superaba holgadamente el milenio.

Pero también es cierto que era un rinconcito que quedaba después de que todo a su alrededor hubiera ardido. El paisaje más común en esa zona (y en casi todas) es éste (foto sacada unos ni cien metros más allá de la primera)

+
+
+
+
+

De hecho, si abrimos el plano, vemos que el souto se extiende en esta ladera, mientras que la contraria está ya totalmente pelada después de ser calcinada por sucesivos incendios.

Esta es la Galicia real, sin aditivos, conservantes ni colorantes. Algún día, la tierra más bella del mundo. Pero hoy esto es lo que hay, sólo quedan retazos de lo que un día fue.

+
+
+
+
+

Con todo, el lugar era una preciosidad, lleno de enormes tocones de los cuales salen brazos gigantescos que cubren el cielo. Aquí no entraba un rayo de sol hasta que llegaba el invierno, y las hojas cubrían el suelo.

Estos árboles dan toneladas de castañas que, suponen un alivio económico a una tierra abrasada por el desempleo y la emigración (en los pueblos sólo quedan los viejos).

+
+
+
+
+

Estas fotos están sacadas en verano, y lo que cubre el suelo son las largas flores, derribadas por una tormenta.

Realmente era un sitio precioso.

+
+
+
+
+

¿Por qué hablo en pasado? Pues porque…llegó la civilización.

+
+
+
+
+

Con todo el monte quemado, y tenían precisamente que hacer pasar por aquí el trazado del AVE, a pesar de tratarse de un lugar protegido por haber árboles singulares.

Apartándolo cien metros más ya lo único que hubieran encontrado son troncos renegridos como el anterior.

+
+
+
+
+

La destrucción a su paso es completa. Y no es sólo el ancho de la plataforma donde irán las vías, sino también las pistas de acceso para construir los viaductos y túneles necesarios.

No pude encontrar el castaño milenario, puede que aún esté, no lo sé. Con los desmontes estaba desorientado y no su encontrar el lugar. Realmente, siento respeto por un ser vivo que ha visto pasar generaciones, por un árbol que fue plantado por alguien que probablemente hablaba aún en latín vulgar.

+
+
+
+
+

Estuve documentando con fotos las consecuencias de traer el AVE por estas tierras. En Gudiña, en Vilavella y, otra que me dolió muchísimo, la destrucción de un robledal muy antiguo y felizmente conservado de los incendios en Requeixo, camino del Padornelo (ya en la provincia de Zamora, pero sin salir de Galicia).

Pero, desde luego, estas son las que creo reflejan mejor el alto coste que supone el AVE a Galicia. Porque no sólo se trata de un coste económico, que toda persona entendida reconoce que será imposible de amortizar. También supone un coste ambiental enorme, dejando una profunda huella a su paso.

Los que pedían el AVE como una cuestión de orgullo nacional despreciaron el altísimo coste económico, pero ignoraron completamente el coste ambiental. Lógico. Esta infraestructura no deja de ser un juguete para ricos que les pagamos los pobres. Si el trayecto desde Vigo o Coruña subirá de los 120€, el triple que en autobús (40€), no habrá muchos que se puedan permitir gastar 80€ más por ahorrarse unas horas de camino. De hecho, el AVE ni siquiera sería competitivo frente al avión, donde se pueden encontrar con tiempo billetes a Madrid por 25€, 15€…

Lo cierto es que, cuando veo a alguien que tiene un cuatro latas y quiere cambiar de coche, no veo que se compre un Porsche o un Lamborghini. Se compra un Megane, un C3, un Golf… ¿Es mejor un Porsche 911 GT3? Sí, desde luego, es un coche soberbio. Pero muy pocos se lo pueden permitir y, a decir verdad, el utilitario cumple perfectamente con las necesidades, con un menor coste y menor consumo energético.

¿Por qué entonces la población se empeña en tener el Ferrari de los trenes? Porque cree, ignorante, que no lo va a pagar. Si le mostrasen la factura que le toca, por un tren que sólo va a usar unas pocas veces en la vida, si es que lo llega a pisar, la mayoría de las personas verían que no les compensa.

Y ciertamente que Galicia necesitaba ¡urgentemente! inversiones en materia ferroviaria (la línea que atraviesa estas montañas data de 1929, un infierno de túneles en una orografía imposible que se llevó muchas vidas, los viejos del lugar dicen que “la pista del marroquí”, la vía auxiliar que se construyó para dar servicio a las obras, en realidad servía para sacar a los que carrilanos que morían en la obra).

Galicia necesita una unión con la meseta de doble vía electrificada, un corredor ferroviario del s.XXI. ¡Pero no un Ferrari! Porque un Ferrari es bonito y, desde luego, muy rápido. Pero muy poco práctico. Lo que necesita realmente la economía gallega es potenciar los trenes de mercancías (mucho menos glamurosos, pero intenta meter un palet en un Ferrari) que permitan la salida de mercancías hacia la mesta y de ahí, al resto de la península y Europa (porque esa es otra, el destino del dichoso juguete sólo es uno; Madriz). Pero la vía del AVE no sirve para mercancías, en cambio una vía moderna, con una velocidad de cálculo de 200-250 (y no la locura de 350km/h) habría servido para ambos cometidos, cargas y pasajeros, aquilatando la factura y disminuyendo el impacto en el medio ya que se podría apoyar mucho más en la orografía.

El AVE es un juguete para pijos madrileños, vigueses y coruñentos, que vamos a pagar todos los trabajadores durante décadas. Una infraestructura para que las élites urbanas gallegas pueden acudir a la capital del Reino Bananero cómoda y rápidamente, y la clase adinerada madrileña pueda darse el caprichito de ir a comer marisco un fin de semana sin llevar el coche.

Es la maldita dirección que hemos tenido en la puta España estos últimos años, se hacen políticas pensando que todos vivimos como los protagonistas de las revistas del corazón. La economía espectáculo, en vez de la economía real, mucho más prosaica, la ganadería, la agricultura, la industria…quizá no tan cool pero que es la que crea riqueza. Riqueza que es la que sostiene a la espuma de la sociedad (tan vana e inútil como llamativa).

En esta locura se entierran miles de millones sin que medie ni un sólo estudio de viabilidad, sin que se discuta su necesidad o la relación entre beneficios y costes. Y los tres partidos gallegos con representación parlamentaria pugnaban (y pugnan) por reclamar con mayor vehemencia su necesidad (jamás demostrada por NINGÚN estudio, se daba por hecho como verdad teologal de la cual era absurdo dudar por evidente, existe Dios y necesitamos el AVE). Un alargamiento de los plazos o una bajada en la velocidad de diseño eran interpretados como una ofensa al alma gallega, un menosprecio, una calamidad para Galicia. Políticos pensando en clave de clase, pues su clase sí que se aprovechará de esta infraestructura. Pero la inmensa mayoría de la población gallega jamás se subirá a ese tren. Los jóvenes no tienen tanta prisa en emigrar, pueden esperar unas horas más para llegar a Barajas y tomar el avión hacia Alemania, UK, Francia… Quien está en paro no tiene prisa por llegar a ninguna parte, las prisas son también una marca de clase.

Porque este tren forma también parte de una guerra de clases, de asignación de prioridades pensando en la clase más alta, detrayéndolo de otras partidas (los recursos son limitados). Y también forma parte de la guerra de territorios. Ningún provecho sacará la montaña ourensana de esta infraestructura, tierra empobrecida, envejecida, despoblada. Es quien ofrece su tierra, sus paisajes, lo que un día podría sacarla del abandono si fuera puesta en valor…para inmolarlos en el culto a un presunto progreso que es barbarie, ostentación sin sentido, capricho de nuevo rico pagado con dinero público. Es el rural el que sufre el zarpazo en su cuerpo de las destrucción, para disfrute de las élites urbanas. Nunca un pijo de mierda vigués o madrileño vendrá a caminar por estos soutos escondidos, por lo tanto no le duele su destrucción porque ni tan siquiera conoce su existencia.

Bueno, dejo de echar espumarajos por la boca. Hay quien lo ha razonado mejor que yo:
Im-Pulso – Galicia: Arrecia la ofensiva del lobi que defiende el Tren de Lujo para Pasajeros Pudientes
Zona Crítica – El AVE es rentable. A veces

+

EDITO: El AVE Ourense-Santiago viaja casi vacío el primer mes

20 comentarios »

  1. Te equivocas si piensas que el AVE no es rentable, hay tres o cuatro que se han puesto las botas😉 de hecho, nuestro propio TALGO demostró en su día ser más rápido que el actual AVE, (le sacó 54km/h de velocidad punta).
    En el reino de ¡España! se siguen acometiendo obras faraónicas con el dinero de los trabajadores, para el disfrute de los parásitos, “somos asim”

    El lado bueno, que ahora podrán construir adosados donde crecían los arboles aquellos y un buen centro comercial o hasta un campo de golf; progreso vamos.

    Comentario por piedra s — 10 octubre 2012 @ 11:58 | Responder

    • Buenas, y bienvenido!

      No, si eso lo tengo bien claro. Menudo pedazo de negociete, cuantos más ceros tiene el concurso, más fácil es meterla la mano y sacarla llena.

      Una cosa: Talgo es sólo una más de las empresas que fabrican material ferroviario. Fabrican desde tractoras para mercancías, a trenes de alta velocidad (el Avril, de 380 km/h). AVE es todo tren que supere los 300km/h (según definiciones), lo fabrique quien lo fabrique (Talgo, Bombardier, Ansaldo, CAF…)

      Comentario por Mendigo — 15 octubre 2012 @ 22:17 | Responder

      • Si lo prefieres así, le empresa TALGO, fabricaba un modelo de tren que superaba en 54 Km/h la velocidad punta de la francesa a la que se compraron los actuales AVEs.

        Comentario por piedra s — 16 octubre 2012 @ 10:13 | Responder

        • Jejejeje. Disculpa que sea tan tiquismiquis.

          Creo que ahora hay dos tipos de AVEs rodando, los que fabricó Alstom haciendo la ruta andaluza, y los de Talgo (los pico pato) hacia Barcelona y Valencia. Luego las lanzaderas creo que las construye CAF con motor ¿Bombardier? Esto no estoy seguro. A Valladolid creo que llegan también los pico pato de Talgo, pero no estoy seguro.

          Comentario por Mendigo — 16 octubre 2012 @ 13:41 | Responder

  2. Desde luego está claro que la lectura que haces de que esto obedece a los intereses de una clase concreta es atinada, pero creo que también obedece a otros motivos. Por ejemplo, que somos unos paletos que hemos llegado tarde a la modernidad y aún nos quedamos con la boca abierta con las cosas que van muy rápido, o que nuestros políticos están obsesionados con la chorrada de la “Marca España” y les importa más la imagen (¡miren cuántos kilómetros de trenes de alta velocidad tenemos!) que la realidad, o que (como dice el comentarista anterior, también muy atinado) esto se ha hecho para servir a una clase más pequeñita y que no es precisamente la de los pocos usuarios que pueda tener el tren sino la de sus constructores, o que alguien quiere desprestigiar todo lo público haciendo inversiones absurdas para luego decirnos que lo público es intrínsecamente un despilfarro y nos tenemos que joder sin estado del bienestar, o que es otro elemento de alienación y que acabarán cogiendo el tren también las clases populares (porque es guay y tal) pero a costa de no comer durante un mes…

    En cualquier caso, qué culpa tendrán los castaños, joder. Es como para llorar.

    Comentario por Javier Lázaro — 10 octubre 2012 @ 13:51 | Responder

  3. Por cierto, ¿sabe cuál es el último lugar donde vi árboles centenarios? Esto también es para llorar, no se crea… en Boadilla del Monte, dentro de la Ciudad Financiera del Grupo Santander… trasplantados a mayor gloria del poder financiero.

    Comentario por Javier Lázaro — 10 octubre 2012 @ 13:54 | Responder

    • Ah… hum… si alguien se pregunta que hacía en sitio tan poco recomendable… Bueno, no se crean que soy un Botín ni nada por el estilo, fui a trabajar pero como pinchateclas… hay que ganarse el pan y por desgracia no estamos pa elegir😦

      (espero haberlo arreglado)

      Comentario por Javier Lázaro — 10 octubre 2012 @ 13:58 | Responder

      • Pues está la cosa como para ver a quién le alquilas la mano de obra… Todo el mundo tiene que ganarse la vida.

        Aquí en Galicia está muy extendida la moda de traerse un olivo centenario de Andalucía. A mí me parece un crimen, sacar un olivo de su hábitat, para que decore la casa de un merluzo sin gusto. Joder, si quieres un olivo, te lo curras, lo plantas y esperas. ¿Que no lo verás ni tú ni tus putos hijos? Te jodes, ley de vida, hay que saber esperar. Por eso es tan bello un olivo centenario, porque se ha ido formando a través de los años, está hecho de leña y tiempo. Saltarse los ciclos a base de dinero es repugnante, algo similar al que sólo es capaz de follar con una chica guapa pagándola. Si plantas un olivo, es un olivo más que hay, y tus descendientes lo disfrutarán y algo de ti estará él. Alguien te agradecerá ese gesto dentro de muchas generaciones. Pero arrancando un olivo de un sitio para llevárselo a otro no generas nueva vida, y pones en peligro a un anciano para ponerlo en un sitio, el jardín de un chalet, en el que no pega ni con cola.

        Putos ricos horteras…

        Comentario por Mendigo — 15 octubre 2012 @ 22:12 | Responder

        • Olivos eran también los árboles centenarios del señor Botín, concretamente (por lo menos aquellos que vi más de cerca y pude leer el cartelito) de la variedad Farga, y procedentes en su mayoría (ídem) de la Sierra del Maestrazgo. Vi uno que alcanzaba (por poco) el título de milenario.

          Me quedé embobado mirándolos, estos árboles son un espectáculo, como esculturas vivientes… ya que estaba ahí no podía dejar de contemplarlos, tratando de abstraerme del contexto, aunque me entristeciera que estuvieran allí y no en su lugar de origen, donde deberían estar (y donde quizá no los habría visto nunca, ya que no sé si vienen de zonas de fácil acceso). Estoy de acuerdo en que es un crimen y de mal gusto, pero qué le voy a hacer. Por cierto… el señor Botín no es un hortera del montón que trasplanta un olivo milenario… ¡en la ciudad financiera hay cientos de ellos!

          Comentario por Javier Lázaro — 16 octubre 2012 @ 11:38 | Responder

          • Aunque nunca pudiera verlos, yo me siento feliz sabiendo que están. Es lo mismo que un animal salvaje en un zoo. Prefiero saber que está corriendo libre en vez de enjaulado, pues no nació para que yo lo viera, sino para cubrir un hueco en el mosaico de la Naturaleza.

            Comentario por Mendigo — 17 octubre 2012 @ 21:42 | Responder

  4. Van a matar más árboles que pasajeros tendrá esa línea.
    Y a ese destrozo dedican los recortes en sanidad, educación, etc. El AVE a Galicia y Extremadura son “prioritarios” según la ministra. Habrá que consolarse pensando que al menos no quedará dinero para reponer las maltrechas y desgastadas porras de la poli… ah, no , que eso también es prioritario!!!

    Comentario por James — 10 octubre 2012 @ 14:10 | Responder

    • Lamentable, en algunas cosas se tira el dinero como si bajo el subsuelo hubiera oro negro…y para otras, parece que estamos en un país Africano.

      El AVE a Extremadura sería prioritario si los portugueses lo continuasen hasta Lisboa. Una vez retirados del proyecto, es ridículo persistir en el proyecto. Hay otras prioridades (por ejemplo, crear una industria que genere empleo y actividad económica, porque a este paso vamos a convertirnos en un país subdesarrollado (y las vías no se comen).

      Comentario por Mendigo — 15 octubre 2012 @ 22:05 | Responder

      • No, no vamos a convertirnos, ¡¡Esto siempre ha sido un país subdesarrollado!!. En buenos tiempos pareció otra cosa, pero siempre por la gracia del maná: las glorias no llegaron por el esfuerzo y la inteligencia, sino por el oro y plata de América, o por los fondos europeos.
        Exceso de AVEs, aeropuertos, autovías. Lo podemos representar en términos de corrupción política, amiguismo con las constructoras, favores a los políticos regionales del partido en el poder, etc, y mucho más.
        Pero hay una esencia menos comentada y quizá es la clave para entender. España es un país de matriz castellana. Entiende el poder sin diálogo. Las inversiones no se realizan en clave productiva sino política: reparto de favores y control desde el poder central (diseño radial en todo, ejemplo es la penalización del corredor mediterráneo).
        A partir de aquí se explica mucho:
        -En Europa no nos entienden (por no decir otras cosas)
        -El paro es descomunal porque no se invierte en nada productivo
        -El futuro es negro porque la dirección actual ni cambia ni quiere ni puede hacerlo.
        -Si tienes iniciativa y ganas de hacer bien las cosas (=carácter antitético al dominante) aquí no puedes porque no te dejan. Es lo que ven diversos grupos sociales, desde los jóvenes formados hasta los catalanes.

        Comentario por James — 20 octubre 2012 @ 10:05 | Responder

  5. Que razon tienes en todo lo que dices Mendigo, por cierto cual es la mejor epoca para recoger castañas y me puedes recomendar algun bosque por Asturias o Leon, saludos.

    Comentario por J.m — 10 octubre 2012 @ 16:37 | Responder

    • Eso dependerá de la zona, en zonas cálidas puedes empezar a recoger en la 2ª de Octubre, y dura hasta la última de Noviembre en los árboles más retrasados. Bosque? No hay bosques sino soutos, al fin y al cabo el castaño no es un árbol autóctono, sino que fue introducido por los romanos procedente de Anatolia. Es decir, que tienen dueño. Aunque para coger unas cuantas no creo que se moleste. De hecho, hay muchos árboles que ya no hay quien las recoja (emigración).

      Sitios de castaños…hay muchos, pero por mencionar algo, la zona de Esgos cuenta con grandes ejemplares.

      Comentario por Mendigo — 15 octubre 2012 @ 22:01 | Responder

  6. Con el AVE pasará como con los aeropuertos, todos quieren uno y luego no sirve para nada. Bueno sí, para que no tengan usuarios y resulten ruinosos.

    No pasa nada, lo tontos pagan.

    Comentario por Javi — 10 octubre 2012 @ 17:11 | Responder

    • Es la maldita sensación de que le estoy pagando las copas de la fiesta de otro. Encima de cornudo, apaleado.

      Comentario por Mendigo — 15 octubre 2012 @ 21:57 | Responder

  7. ¡Carallo!, ¡que naturaleza, que paisajes y que fotos! Gracias, muchas gracias por compartirlas.
    Lo que necesita Galicia lo sabemos casi todos, menos la derecha que administra “el noroeste” desde hace SIGLOS –salvo brevísimos períodos.
    Un abrazo.

    Comentario por Félix — 10 octubre 2012 @ 22:19 | Responder

    • Buenas, Félix.

      Casi todos…los que pensamos en desarrollo económico (como base para el desarrollo social) y no como beneficio personal. Es lo que tienen las obras faraónicas, cuanto mayor es el presupuesto, más fácil es pescar en río revuelto.

      Pero por ejemplo, se me ocurrió hablando con un paisano de Sanabria hacerle entender que es ridículo que tengan una estación de AVE y…tuvo una reacción como si le estuviera mentando a su madre, de una violencia increíble. Con el tema del AVE ha habido una enorme demagogia, se le ha presentado a la gente como el Santo Grial que los sacaría del atraso (no iba a ser la A-VI y A-52?). Sinceramente, como ingeniero: la idea de detener un convoy lanzado a 300km/h para que se apeen viajeros en un pueblacho de 1.500 hab (o la de Gudiña, con 1000 y pocos) ofende a la inteligencia. Tanto en términos energéticos (por mucha recuperación de energía, las pérdidas son tremendas) como operativas (es un lastre de tiempo, no tiene sentido gastarse miles de millones para permitir una alta velocidad dura si luego pierdes tiempo deteniendo el tren en mitad de la nada).

      Un saludo!

      Comentario por Mendigo — 15 octubre 2012 @ 21:56 | Responder

      • “la idea de detener un convoy lanzado a 300km/h para que se apeen viajeros en un pueblacho de 1.500 hab”…

        ¡Pero es que no era esa la idea! Es mucho más delirante… Bueno, no sé en Sanabria o Gudiña, pero en muchos otros lugares se han construido unas infraestructuras de la hostia para dar servicio a lo que se iba a construir, no a lo que había. Claro, como no se ha construido, lo que había es lo que hay, pero no era la idea.

        Y puede que sea delirante, pero tiene mucho sentido si pensamos con la mentalidad de la época. Todo funcionaba. Si lo construías, se vendía, y se vendía caro. No es cierto que se hicieran estaciones de alta velocidad en medio de la nada… se hacían en ciudades futuras. O, en algunos casos, en futuros barrios de las afueras de Madrid. La mejor forma de definir ciertas cosas que se hicieron es con la palabra colonización. Quizá la única cosa buena de esta crisis que tanto sufrimiento está causando es poner freno a esa colonización. Es preferible tener infraestructuras inútiles que los bodrios que habrían construido si los planes hubieran salido, como los de John Hannibal Smith, bien.

        Comentario por Javier Lázaro — 17 octubre 2012 @ 17:52 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: