La mirada del mendigo

19 noviembre 2012

Cita

Filed under: política — Mendigo @ 16:40

Le premier qui, ayant enclos un terrain, s’avisa de dire : Ceci est à moi, et trouva des gens assez simples pour le croire, fut le vrai fondateur de la société civile. Que de crimes, que de guerres, de meurtres, que de misères et d’horreurs n’eût point épargnés au genre humain celui qui, arrachant les pieux ou comblant le fossé, eût crié à ses semblables : Gardez-vous d’écouter cet imposteur; vous êtes perdus, si vous oubliez que les fruits sont à tous, et que la terre n’est à personne.
Jean-Jacques Rousseau

El primero que, habiendo cercado un terreno, se le ocurrió decir: “Esto me pertenece” y encontró gentes lo bastante simples como para creerle, fue el verdadero fundador de la sociedad civil. ¡Qué de crímenes, cuántas guerras, muertos, miserias y horrores no le hubiera ahorrado al género humano aquel que, arrancando las estacas o colmando el foso, hubiera gritado a sus semejantes: “Guardaos de escuchar a este impostor; estaréis perdidos si olvidáis que los frutos son de todos, y que la tierra no pertenece a nadie”.

81 comentarios »

  1. Cuanto de verdad en esta cita.

    Comentario por Javi — 19 noviembre 2012 @ 19:17 | Responder

    • La propiedad privada es sólo un convencionalismo, como el valor del dinero u otras tantas cosas.

      ¿Cómo sabes que tal tierra pertenece a la Duquesa de Alba? ¿Hay algo en su esencia que la relacione con la del pelo estropajo? Le pertenece porque la mayoría de los ciudadanos aceptamos que es así, que puede disponer de ella. Basta que la mayoría cambiemos de opinión para que esa tierra, milagrosamente, deje de pertenecerle. Es así de sencillo, basta con dejar de creer en fantasmas, para que estos desaparezcan.

      Es lo que distingue un convencionalismo de una realidad necesaria: tú ponte a negar la existencia de un pino: el pino sigue ahí. Por mucho que todos los ciudadanos se empeñen en que ese pino no existe, el pino sigue inmutable, con sus piñas y sus acículas. Podrás talarlo, quemarlo, reducirlo a virutas, pero no ignorar su existencia.

      En cambio, la propiedad es sólo un acuerdo al que hemos llegado. Podríamos llegar a otro.

      Comentario por Mendigo — 19 noviembre 2012 @ 21:02 | Responder

  2. Cómo se nota que el mendigo ha estado de jarana y además repasaba el francés leyendo a Rousseau!

    Pues la vuelta a la realidad patria te va a convertir en friki directamente, mendigo. Nada de freaky.

    Que sea leve, y no añores La France más de la cuenta, que son muy jacobinos y se acuestan a la hora de las gallinas.

    Como se decía en otros tiempos, la tierra es de quien la trabaja.

    Algún cabrón también dijo aquello de las vacas son de donde pacen.

    Nunca nos pondremos de acuerdo totalmente, porque ya ni lo de las vacas funciona.

    Un saludo de bienvenida.

    Comentario por auskalo — 20 noviembre 2012 @ 1:18 | Responder

    • Jajajaja.

      Sí que echo de menos la France, es cierto. Pero no tanto por sus jacobinos y poco cartesianos habitantes, sino por tener una Naturaleza razonablemente bien preservada. ¡Qué gustazo, joder, poder patear hasta perderse en un bosque mediterráneo, con sus encinas, su espino albar, su boj…).

      La tierra es de quien la trabaja, todo se reduce a eso. Y no sé si por darlo por evidente o por no acabar de creérselo, la izquierda dejó de repetirlo, de reclamarlo. Y ahora, en cuanto mencionas la idea, te toman por loco. Como intentar desafiar la concepción de un mundo plano en el s.XV.

      Muchas gracias por la bienvenida. Un abrazo!

      Comentario por Mendigo — 20 noviembre 2012 @ 8:20 | Responder

      • Si te digo que la parienta y yo cada vez tenemos más ganas de mandar a la mierda a Galicia, Españistán y la madre que los parió a todos y largarnos a Francia, Finlandia o a cualquier sitio… Aquí está todo organizado para llenar los bolsillos del cacique de turno (tanto a pequeña como a gran escala), comiéndole la cabeza a la gente de que eso es lo mejor. Me sigue pareciendo increíble que mucha gente, sobre todo viejos pero no siempre, siga alabando a Fraga por convertir los pueblos costeros, en su momento de los más maravillosos de Europa, en amasijos de edificios horribles de ladrillo barato. La mayoría cayéndose por la baja calidad a pesar de que se vendieron a precio de oro.

        En Francia tendrán sus cosas buenas y sus cosas malas, pero al menos da la impresión de que está todo hecho para el bien del pueblo y de la riqueza de la nación en su conjunto (no riqueza en cuanto a amasar tesoro nacional, sino como bien dices riqueza en cuanto a patrimonio natural y patrimonio en general). Puede parecer una frase estúpida, pero realmente es la sensación que da. Y te cae el alma al suelo cuando a la vuelta aterrizas en medio de toda la mierda que tenemos aquí.

        Hace tan sólo unos añitos me habría parecido imposible que yo pudiera decir ésto, pero es que ya estoy harto. Y sobre todo estoy cansado de protestas y más protestas, huelgas y más huelgas, para que después la gente por detrás siga apoyando el caciquismo y votando a los mismos y/o quemando su propia tierra para poder comprarle una moto al chaval.

        Comentario por marcostonhin — 20 noviembre 2012 @ 9:10 | Responder

        • P.D.: por cierto, hay que matizar que, al fin y al cabo, tenemos una predisposición genética al clan y a marcar, proclamar y defender nuestro territorio. Al fin y al cabo, no dejamos de ser simios.

          Claro que en nuestra compleja sociedad cada uno tiene multitud de clanes distintos al mismo tiempo: el clan de amigos, el clan del equipo de fútbol de turno, el clan del trabajo, el clan de los gallegos/españoles/europeos (según convenga), etc. etc.

          Y del mismo modo, también hemos acabado por marcar, proclamar y defender múltiples territorios distintos al mismo tiempo: la mesa donde nos juntamos a jugar la partida, nuestro pueblo, nuestra ciudad, nuestra nación…).

          Comentario por marcostonhin — 20 noviembre 2012 @ 9:19 | Responder

          • Pero no confundas el clan, que es un grupo social, con el territorio. Las primeras sociedades humanas eran cazadores-recolectores. Efectivamente, asociados a un clan (los homínidos necesitamos de la protección del grupo para sobrevivir) pero predando sobre el medio según se avanza. El sentido de territorio nació con la creación de la agricultura y el sedentarismo, antes todos los bienes eran bienes muebles (como todo pueblo nómada, por ejemplo los escitas, que desarrollaron una orfebrería maravillosa porque toda su riqueza debía acompañarles, por eso hacían jaeces, brazaletes, fíbulas…).

            Comentario por Mendigo — 21 noviembre 2012 @ 0:12 | Responder

            • No me parece así, los cazadores-recolectores eran tan territoriales o más. Es evidente, el hecho de la caza es predación sobre un territorio. La agricultura actúo pacificando la actividad humana, al permitir una mayor productividad redujo esa predación sobre el medio. El problema fue que al permitir una mayor organización social y aumento demográfico, entonces también aumentaron los defectos humanos preexistentes (luchas, desigualdad, dominación, desequilibrios de sobrecrecimiento “crisis económicas”–> incitación a la propiedad privada como mecanismo de defensa de recursos).

              Comentario por james — 22 noviembre 2012 @ 19:52 | Responder

              • Siento no poder citar las fuentes, pero hace no mucho leí una hipótesis muy interesante y, lo más importante, muy verosímil sobre el nacimiento de la agricultura que le da la vuelta a ese enfoque (que supongo tradicional, porque es el que he oido desde siempre):
                Según ese enfoque, la cadena causal no sería agricultura -> sedentarismo -> urbanismo -> civilización.
                Se basa en dos puntos:
                1. A unos orgullosos y BIEN ALIMENTADOS cazadores recolectores, autónomos y aguerridos, resultaría imposible convencerles por las buenas de que se pasaran la vida doblando el lomo y currando como perros para (con suerte, si no hay sequías, plagas, inundaciones…) poder comer cereales, legumbres, y otras comidas de mierda, con una frescura media de varios meses.
                2. Más importante: lo característico de los puntos geográficos en los que las primeras civilizaciones surgieron, no serían sus grandes ríos inundables, sino ser puntos estratégicos de paso obligado para las rutas comerciales. Las primeras murallas eran para defender ¿qué? Algo que tenían allí y que deseaban los demás: su situación estratégica para el paso y el destino de caravanas comerciales.
                Según esto, el establecimiento progresivo de rutas comerciales estables de largo recorrido (y HABLAMOS DEL NEOLÍTICO) llevaría al enriquecimiento de ciertos participantes, a la fortificación de los puntos estratégicos, y al reclutamiento de personas para llevar a cabo los trabajos necesarios (desde defensa, intendencia, hasta labores domésticas para los nuevos ricos). Para alimentar a esas personas (progresivamente explotadas, esclavizadas en diversas formas y grados, hasta hoy) sería para lo que se establecería la agricultura, y no a la inversa.

                Como digo, lamento no poder indicaros fuentes ni mucho menos si existen pruebas y de qué tipo son, pero no me negareis que es una hipótesis interesante.

                Comentario por escaiguolquer — 22 noviembre 2012 @ 21:50 | Responder

                • Siento disentir, compañero, pero los cazadores-recolectores de bien alimentados, nada. Estaban siempre expuestos a que una mala racha con la caza diezmara el grupo. Fue precisamente la ganadería y la agricultura en el neolítico lo que sirvió de primera explosión demográfica al mejorar la alimentación. La caza es muy irregular, cuando tienes te hartas, pero luego pasas hambre como un perro. Y el aporte energético de raíces, hongos y bayas es mucho menor al del trigo o la escanda ya domesticados. Por otra parte, la agricultura-ganadería permitía obtener mayores rendimientos por superficie de terreno. Mientras que los territorios de caza de los nómadas eran extensiones enormes que peinaban cíclicamente durante el año, el hombre del neolítico sólo necesitaba una pequeña fracción de ese terreno para subsistir. Igualmente, el sedentarismo permite construir estructuras habitacionales más sólidas y mejor aisladas que protegen más eficazmente de la intemperie que las tiendas de pieles (ya presentes en el neolítico) o los albergues de fortuna (hoquedades en la roca…).

                  Comentario por Mendigo — 22 noviembre 2012 @ 22:32 | Responder

                  • lo se, lo se, lo he leido tantas veces…
                    pero es cierto también que las subsistentes comunidades de cazadores-recolectores (poquísimas: amazónicas y africanas; en australia y el ártico creo que ya no existen) desmienten bastante la imagen de la gente paleolítica siempre al borde de la inanición y con vidas miserables y aterradoras.
                    y, por otro lado, aunque fuera verdad (lo que es dudoso) que un vercingetorix o un viriato fuera a tener una vida más estable y acomodada sometidos al imperio de Roma, jamás lo hubieran consentido, y lo combatieron hasta la muerte. No es lo mismo, no es un ejemplo idéntico, pero es en este sentido que digo que convencer a un guerrero-cazador de que abandone sus armas y agarre el azadón no me parece nada fácil.
                    y, si tan superior es el modo de vida sedentario en sí mismo, ¿porqué no fue adoptado por los pueblos nómadas basados en la ganadería? Estoy pensando en los pueblos centroasiáticos que periódicamente y hasta recientes épocas han demostrado su superioridad, al menos militar, respecto a otras culturas (hunos, mogoles…). Y enfatizo superioridad “en sí mismo” porque lo que sí es claro es que si pretendes establecer una civilización basada en la explotación de seres humanos, necesitas imperiosamente hacerla sedentaria y (por lo tanto) basada en la agricultura. En este sentido sí que es superior un modo de vida sedentario-urbanita-agrícola.
                    Ya sé que soy un cansino y que siempre termino con lo mismo. Pero no me negarás que suena, al menos, interesante, aunque sólo sea por separarse de lo tan repetido y trillado

                    Comentario por escaiguolquer — 23 noviembre 2012 @ 0:06 | Responder

                    • Si la idea tiene su aquel, es cierto. Someter y atar a los individuos a la tierra, atarlos al arado en vez de al arco o la lanza.

                      La cuestión es que no casa con la historia. Es decir, que no necesitas tener agricultores dóciles para tener súbditos entregados. Te refieres al caso mogol. Los mogoles vivían en el infierno, la esperanza de vida era bajísima. Que no son cazadores recolectores, sino ganaderos. Ganaderos trashumantes porque en Asia central la agricultura es casi imposible y ni siquiera hay pastos que aguanten todo el año. Pero vamos, sea, desde luego esa forma de vida los endurecía (tanto hunos como mogoles aterrorizaron en su época a Europa por su ferocidad). Priva eso que esos recios guerreros profesasen un respeto sagrado por su líder, sea Atila o el Kublai Khan? Probablemente mayor que los campesinos de la dulce Europa hacia sus nobles.

                      No me casa, necesariamente, esa teoría. Incluso en la propiedad de la tierra. Puede existir propiedad privada, jerarquías muy fuertes, en pueblos nómadas que no tienen propiedades inmobiliarias. Como decía en el caso del oro escita: simplemente se echaban sus riquezas al hombro, las llevaban consigo (como ahora podemos ver <a href="https://esmola.wordpress.com/2010/09/11/el-broker-gitano/"en el pueblo gitano).

                      Otra cosa: cuando dices que aún hay cazadores-recolectores bien alimentados. Sí, pero están en zonas tropicales donde la Naturaleza es generosa. Por eso no han sentido la necesidad de buscar otras formas de vida. ¿Para que romperse el espinazo arando, si a tu alrededor crece naturalmente el alimento? Pero por ejemplo en Europa, ese modo de vida es muy difícil.

                      Mira, te pongo un ejemplo. Me gustan las setas, reconozco bastantes comestibles, así como soy capaz de distinguir las bayas comestibles de las que no. Por otra parte, soy (o fuí, hace tiempo que no lo cojo) arquero. Tengo un arco recurvo moderno, con flechas modernas, perfectamente equilibradas, producto de la revolución industrial. Si yo salgo al monte con mi arco, me muero de hambre. Es muuuuuuuy jodido acertarle a un objetivo móvil, a una distancia desconocida. Y ya no me imagino hacerlo con un cacho de palo, con cuerdas hechas de tendones, con una flecha cargada con un pedrusco tallado en la punta.

                      Tiene que haber muchos, muchos recursos. Además de ser muy bueno cazando (también se usaban trampas, por eso), para lograr sobrevivir de esa forma. Y lo hicieron, incluso nuestros primos neanderthales, en medio de Siberia en el momento de mayor frío de la peor glaciación habida, la Würmiense. Eso debía ser un infierno helado, donde sólo crecía el líquen que comían los mamuts. Y ahí estaban esos humanos cazadores, viviendo exclusivamente de la caza del mamut, construyendo sus yurtas con huesos y pieles de mamut, quemando para calentarse mierda de mamut, porque en su vida habían visto nada parecido a un árbol…

                      Como posible es. Pero lo cierto es que los neanderthales se extiguieron (los extinguimos, desaparecen al poco de entrar nosotros en Europa por Georgia), y las poblaciones de sapiens de cazadores recolectores también, dejando paso a otras que sabían aprovechar mejor los recursos del medio (agricultura, ganadería, pero también alfarería, metalurgia….). Les daba lo que ahora se llama una ventaja competitiva. Al proporcionarles seguridad alimentaria, morían menos y, por lo tanto, imponían sus genes y su cultura.

                      Comentario por Mendigo — 23 noviembre 2012 @ 8:31

                    • (Contestando al Mendigo, que ya no me lo permite la escala de respuestas)

                      Estás imaginando que la fauna hace 500.000 años era la misma que ahora. Y nada que ver ni mucho menos. También estás imaginando las escenas de las películas, con grandes extensiones de terreno semidesértico dónde sólo viven mamuts y dientes de sable…

                      En un par de siglos hemos pasado de tener una población de lobos enorme y omnipresente a estar casi extintos. Y de la misma forma todo el resto. Es muy difícil cazar conejos con un arco porque para empezar en toda una jornada te puedes encontrar 6 o 7 conejos, por lo que sólo tienes 6 o 7 intentos.

                      Pero si en lugar de 6 o 7 son 40 o 50 la cosa ya cambia mucho: a poca práctica que tengas, alguno caerá. No hace tanto tiempo que en Europa, cubierta de frondosos bosques caducifolios, la cantidad y calidad de animales de tamaño suficiente para constituir una buena comida debía ser similar a la del amazonas. Hablo no sólo de conejos, sino de corzos, ciervos, bisontes (sí, en Europa también los había y aún queda alguno), etc. Fue precisamente la expansión demográfica, agrícola e industrial la que ha diezmado la población de animales salvajes.

                      Como comparación, te pongo las costas de Uganda. Los pescadores locales tenían que pasarlas canutas para conseguir un par de peces, pero desde que los grandes pesqueros tratan de evitar la zona (por miedo a los piratas) ha habido una explosión de pescado inimaginable, donde prácticamente tiras una red y la recoges a rebosar.

                      Con la fauna del bosque sería algo parecido.

                      Por cierto, siempre se habla de “Sapiens” y “Neandertal”, pero lo cierto es que, aunque esas eran las especies humanoides más abundantes, había muchas más. ¿por qué sobrevivió sólo el Homo Sapiens? ¿Se cargó a los demás gracias a su dominio de las armas? ¿supo buscarse mejor la vida en épocas de escasez?… Lo cierto es que el enorme cerebro que tenemos puede suponer una gran desventaja por el enorme coste energético que supone (1/4 de lo que comemos lo gastamos en pensar), pero también supone una enorme ventaja a la hora de innovar para sobrevivir.

                      Comentario por marcostonhin — 23 noviembre 2012 @ 13:52

                    • Creo que te refieres a Somalia, Uganda no es un país costero.

                      Sí, es totalmente cierto: la densidad de animales es ahora mucho más baja, lo cual dificulta la caza. Pero lo uno por lo otro: las armas de caza eran ridículas en comparación con un potente arco actual. Si ya sólo que coloques mal una pluma, y ya la flecha se va a tomar por culo…ni me quiero imaginar con un asta hecha a mano, con un cacho pedrusco atado a la punta. Eso no podía volar bien a muchos metros. La mayoría de la caza, de todas formas, era por medio de trampas (tanto la mayor como la menor).

                      Otra cosa, sobre los sapiens y los neanderthales. Cuando entraron los sapiens, los neanderthales eran los únicos humanos en Europa. Hubo heidelbergensis, pero evolucionaron a los neanderthales doscientos cincuenta mil años antes (año arriba, año abajo😛 ). Y los neanderthales fueron el último linaje humano en extinguirse, en Asia y en África los descendientes del Ergaster habían desaparecido cientos de miles de años antes. Y a América y Australia sólo llegó el Sapiens (aunque sí que se han encontrado restos de otras especies humanas en Java, Borneo…antaño unidas a tierra durante la glaciación y bajada de las aguas).

                      Comentario por Mendigo — 25 noviembre 2012 @ 20:29

        • Yo también estoy harto de tantas protestas y más y más huelgas. Si de mí dependiera sólo habría una huelga. Es decir, Una Huelga. Lo que están haciendo los sindicatos es exponer a la tropa al fuego graneado del enemigo. Una matanza para nada.

          Como sé que en lo de la Huelga no te convenzo (es normal) te tendré que dar la razón en lo demás. Acabo de estar charlando con otro chaval, sobre un tema totalmente distinto. Y la conclusión es la misma: la sensación de que nos están echando. Los poderosos han dado un golpe sobre la mesa y han dejado claro que España les pertenece, que nosotros aquí estamos de prestado, porque nos permiten seguir viviendo.

          Cada vez más, y también lo comenta mi compañera, cuando toca venirse de vuelta, es más la flojera, la desgana… Es triste, eh? No me digas que no es triste, sentir rechazo ante la idea de volver a tu tierra. Bueno, mi tierra…poca cosa aquí hay que sea mío. Aquí viene cualquier guiri con cuatro perras y manda más que tú, que yo y que mil españolitos como nosotros.

          Estoy cansado, harto, de ser ciudadano de segunda en mi propio país. De ser inmigrante en España, de ser negro en Arkansas, homosexual en Irán, palestino en Gaza.

          Te digo una cosa: anteayer me metí en la página de la agencia tributaria francesa y estuve simulando una declaración de la renta allí. El resultado? Pagaría prácticamente lo mismo que aquí. Y viendo el percal, creo que prefiero irme con mi trabajo, y pagar mis impuestos, a un Estado que me respete.

          Comentario por Mendigo — 21 noviembre 2012 @ 0:07 | Responder

          • Es que las huelgas a estas alturas son unútiles. ¿por qué? porque se la trae floja, sencillamente. siguiendo con francia, sólo hay que ver que allí no cambiaron las cosas hasta que hicieron una revolución como dios manda.

            Comentario por marcostonhin — 21 noviembre 2012 @ 20:16 | Responder

            • Tras la revolución vino la restauración, y ni siquiera la revolución triunfó en todas partes…

              Las conquistas hay que realizarlas, pero también defenderlas.

              Comentario por Mendigo — 22 noviembre 2012 @ 12:49 | Responder

              • Sí, pero pongo el ejemplo de la revolución francesa porque viene de perlas: el pueblo se veía cada vez más pobre y desesperado, con protestas continuas sofocadas con dureza por la guardia e ignoradas desde sus palacios por la nobleza. El pueblo sangrado cada vez por más impuestos para poder mantener el nivel de vida de cuatro que se consideraban (tanto ellos mismos como desde el pueblo) como “intocables”. Hasta que todo estalló.

                Comentario por marcostonhin — 23 noviembre 2012 @ 18:41 | Responder

                • Pero ahora no puede estallar. La vía violenta debe quedar totalmente descartada, porque la superioridad en su ejercicio del ejército es abrumadora, inigualable. Es lo que tiene la técnica.

                  Sin el apoyo del ejército no se va a ningún lado, y el ejército tiene bien claro su papel de cancerbero del capital, su dueño lo alimenta diligentemente y no tienen intención de morder la mano que les da de comer. Pues ¿para qué está si no el ejército sino para matar españoles? A cinco siglos de historia de España me remito.

                  Comentario por Mendigo — 25 noviembre 2012 @ 22:23 | Responder

      • Pues la tierra es de quien la trabaja, al menos así debería de ser. Y discrepo en que a la izquierda se le ha olvidado eso, la izquierda sigue diciéndolo y reivindicándolo. Otra cosa es que a muchos que se dicen ser de izquierdas se le haya olvidado lo que realmente es la izquierda.

        La propiedad privada es un convencionalismo que tiene más de dogma que de realidad. Y mientras sigamos intentando justificar con falacias (porque al final son falacias) ese dogma iremos de culo.

        Se te echaba de menos compañero.

        Un abrazo

        Comentario por Sanjuu — 20 noviembre 2012 @ 11:21 | Responder

        • Pues ando siempre por aquí. Otra cosa es que, cuando creo que no voy a aportar nada, prefiero no escribir.

          Comentario por marcostonhin — 20 noviembre 2012 @ 19:45 | Responder

        • Nas Sanjuu!

          ¿La izquierda más o menos organizada sigue reinvindicándolo? Pues a mis oídos no ha llegado. Y yo tengo las orejas orientadas hacia la izquierda, así que si a mí no me ha llegado ese eco, imagínate para una persona común, ocupada en sus asuntos.

          Hay que deslegitimar la propiedad privada de los medios de comunicación, ése es el salitre que va corroyendo por dentro la estructura. La gente empieza a darse cuenta de que está tirando su vida a la basura para beneficio de su patrón, del banquero, de un jeque árabe… y, el día menos pensado, el enorme edificio se desmenuza como un azucarillo en la taza de café.

          Pero hay que sembrar, hay que empezar a sembrar, que esa idea circule en las líneas de producción, en las aulas, de los olivares a los soutos de castaños.

          Unha aperta!

          Comentario por Mendigo — 20 noviembre 2012 @ 23:42 | Responder

          • El problema, mendigo, es que esa izquierda verdadera es muy escasa. Pero existe, el 14N (como tantos otros días) estuvimos ahí una vez más. Eso sí, nos pagan con multas xD

            Comentario por Sanjuu — 21 noviembre 2012 @ 1:50 | Responder

            • Quería poner unas imágenes, pero no hubo forma de que apareciesen

              Comentario por Sanjuu — 21 noviembre 2012 @ 1:51 | Responder

              • No, en los comentarios (que yo sepa) pueden aparecer vídeos pero no imágenes. Sube los enlaces, si acaso (o, si quieres, las pongo yo en el principal)

                Comentario por Mendigo — 21 noviembre 2012 @ 9:54 | Responder

            • A ver, tampoco me gusta a mí ir de ser la “izquierda verdadera”. Creo que hemos tenido demasiado de eso, en las izquierdas.

              Pero por poner un ejemplo, uno no puede llamarse musulmán, si no cree que Allah es el único dios y Mahoma su profeta. Luego, dentro de ellos, tenemos suníes, chiíes, fatimíes…

              Yo acepto toda la heterogeneidad de la izquierda, de hecho me encanta, y procuro picar de aquí y de allá aquello que considero interesante (en teoría económica, me interesan tanto aspectos del socialismo como del anarquismo). No soy para nada, nada, dogmático. Pero creo que tiene que haber un mínimo, porque no basta con ponerse gafas de pasta para ser de izquierda. Yo creo que el mínimo común múltiplo, la premisa común a toda la izquierda debe ser rechazar la legitimidad del capital. Tú puedes tener propiedad privada, incluso muchas propiedades privadas. Un BMW, un peluco de la hostia, tres aipad, aipod o aimacarena, me da igual. Lo que no puedes tener es las herramientas que otro necesita para su trabajo, la tierra, la fábrica, la empresa… Porque eso es un robo, una forma de esclavismo. Y de eso estoy seguro, yo no lo veré, pero dentro de siglos la propiedad privada de los medios de producción será visto como un abuso, tal y como vemos ahora la esclavitud.

              Comentario por Mendigo — 21 noviembre 2012 @ 10:04 | Responder

              • Hombre, está claro que alguna definición de izquierda hay que tener, porque si la izquierda es cualquier cosa, el concepto deja de tener utilidad. Para mí la diferencia entre ser dogmático y no serlo es que un dogmático define el concepto a priori (o dicho técnicamente: a su bola, porque él lo vale, o sea) y luego, ya si eso, juzga a la realidad según su ombligo: esto es izquierda según mi maravillosa definición y esto y esto no. A menudo el resultado de tal proceder es que el susodicho ombligo resulta ser la única cosa de izquierdas en todo el cosmos.

                Otra forma de proceder es decir: vamos a ver qué existe por ahí fuera, y a ver qué se suele llamar de izquierdas, y a partir de ahí elaborar una definición que quizá deje fuera algo que se hace llamar de izquierdas, pero que está en consonancia con lo que mayoritariamente se suele considerar de izquierdas.

                Es Platón vs. Aristóteles Reloaded, pero así es la vida, las ideas son lo que mejor cumple aquello del Eterno Retorno (incluida la ide de Eterno Retorno, que es más vieja que la tos). Y ya dejo de teorizar y proclamo que para ser serios hay que ser aristotélicos, aunque las ideas de Platón quizá sean más bonitas.

                Dicho esto, no he avanzado mucho en la discusión. Simplemente en la forma de plantearla. Yo creo que para ser de izquierdas no hay que exigir que se pida la abolición de la propiedad privada, pero quizá sí que se comprenda que la propiedad privada es, como usted decía más arriba, una mera convención, y no Ley Divina, y que como tal puede tener sus límites. Los que decidamos. No digo que esto sea una definición completa de la izquierda, pero puede ser un requisito necesario.

                Comentario por Javier Lázaro — 21 noviembre 2012 @ 11:19 | Responder

                • yo tengo una propuesta (que ni siquiera es mía, claro 😉
                  Izquierda es el punto de vista según el cual EL TRABAJO ASALARIADO ES EXPLOTACIÓN DE UNA CLASE SOCIAL POR OTRA, igual que la mayoría (¡no todas!) de las civilizaciones que la historia ha conocido. Explotación se usa aquí en su sentido técnico: es empleo de un recurso (vidas humanas ajenas) orientado a un fin propio. Quiere decir, que unos trabajan para vivir y para que otros vivan (mucho mejor que ellos) sin trabajar.

                  Otros puntos de vista pueden ser más o menos cercanos, más o menos opuestos a la izquierda, pero no son de izquierda, por ejemplo y característicamente, que un empleo asalariado digno, con derechos y bien pagado es justicia social y garantía de eficiencia y legitimación de una sociedad basada en el capitalismo, y además es sostenible en el tiempo.

                  …en mi opinión

                  Comentario por escaiguolquer — 22 noviembre 2012 @ 21:16 | Responder

                  • A ver si dejamos de echar la culpa a los dueños de las empresas, muchas veces currantes que se han dejado los cuernos y han arriesgado mucho para salir adelante. Siempre estamos con lo mismo. ¿por qué no lo planteamos de otra forma?: Es el ASALARIADO el que lo está porque le da la gana. Podía perfectamente haberse montado de autónomo (hay mucha gente que lo hace), o juntarse con varios colegas para formar una cooperativa. Hay mil posibilidades.

                    Pero no, prefirió no complicarse la vida e ir a una empresa a ver si lo contrataban a cambio de tener su sueldecito todos los meses por trabajar unas horas fijas.

                    Si es que ya estoy un poco hasta el gorro de tanta tontería, la verdad.

                    Comentario por marcostonhin — 23 noviembre 2012 @ 18:50 | Responder

                    • Marcos, tranqui. En serio, a ver cómo lo puedo poner. Reconozco y valoro tu trabajo y el de otros empresarios que han levantado una empresa, necesitamos más gente así y considero que ese trabajo debe ser retribuido con largueza.

                      Mejor así?

                      Si precisamente de lo que estamos hablando es que se recompense el trabajo. PERO NO LAS RENTAS DEL CAPITAL. Tú eres trabajador y capitalista, es legítimo que cobres por lo primero, pero no por lo segundo. Uno de tus trabajadores es sólo lo primero. Y un accionista de, pongamos, Telefónica, es sólo lo segundo.

                      Ahora me vas a decir que el accionista de Telefónica se ha roto los cuernos por levantar la empresa y tal y cual… no, no ha hecho nada, sólo ha invertido el dinero y espera recibir beneficios por él. Es que siempre estás igual, confundiendo rentas del capital y del trabajo, y en el caso de un pequeño empresario ambas están confundidas.

                      Por lo demás, lo que dices de que harían bien los trabajadores en asociarse y formar empresas…te he dado cien veces la razón. ¿Quieres una más? Por eso te digo que es necesario que haya gente como tú. No es cuestión de buenos y malos. Es una cuestión teórica de legimidad, te lo tomas muy a pecho. Por ejemplo, yo también soy capitalista, recibo rentas del capital. Todos lo hacemos! Quién no tiene al menos una cuenta corriente que le rente unas décimas? Es más, procuro estrujar lo más posible a los bancos, me voy con aquel q me da más, que es lo que debemos hacer, sólo faltaba encima financiarles barato.

                      Esas rentas, el un modelo económico como el que yo aspiro, deberán desaparecer. Aunque a mí me venga mal, pero es que no importa mi interés, importa lo que sea justo.

                      Comentario por Mendigo — 25 noviembre 2012 @ 21:06

                    • error mendigo: la revolución socialista es también en defensa de tus puros intereses crematísticos. Muy poca (pero que muy poca) gente saldrá perdiendo. En cuanto a una mera observación de los ingresos (que no sería ni de lejos lo más interesante), mirad la primera parte de este interesante enfoque

                      Y en cuanto a las tonterías… yo de lo que acabo hasta el gorro es de oir (machaconamente) que en las fábricas el que crea riqueza y da de comer a x familias es el dueño (y, como dice mendigo, la crítica va contra el dueño y no contra el “director”, contra la desvergüenza de que el que pone la pasta se hace dueño de todo y que con pagar a los trabajadores un sueldo tiene derecho a su trabajo).
                      Y, hablando de tonterías, el asunto de la libertad de los trabajadores para seguir siendo trabajadores (sin complicarse la vida, y teniendo su sueldecito todos los meses por trabajar unas horas fijas, que guay!) o hacerse capitalistas (porque el palabro emprendedor exigiria un poco más de espacio), se despacha bastante fácil si piensas en la posibilidad de que todos optemos por dejar de trabajar y hacernos capitalistas. ¿Un mundo sin trabajadores?
                      Por cierto, me gustaría ver a cualquiera en la cola del paro defendiendo la idea de que el asalariado lo está porque le da la gana.
                      Y, ya que estamos con los tópicos que no resisten el más leve análisis en serio: El esfuerzo y el riesgo no lo son todo. Díselo a los muchísimos “emprendedores” que se dejan igualmente los cuernos y tanto arriesgaron que lo perdieron todo y no sacaron nada. ¿Porqué, aportando lo que se supone que es el origen de la riqueza, esfuerzo y riesgo, no sacaron el fruto debido?¿No será que no se trata de “esfuerzo y riesgo” sin más? Y, por otro lado, piensa en los esfuerzos y riesgos en los que incurren traficantes, butroneros, falsificadores, atracadores… Muchos de ellos se retiran forrados y otros muchos no acaban bien… En todo caso ¿su esfuerzo y su riesgo me justifica que merecen unos pocos millones?
                      si… siempre estamos con lo mismo…

                      Comentario por escaiguolquer — 25 noviembre 2012 @ 22:23

                    • Soy plenamente consciente de que la inmensa mayoría de la gente saldría ganando con la abolición del trabajo asalariado, así como la inmensa mayoría saldría ganando con la distribución igualitaria de toda la riqueza. De hecho, era una entrada que tenía pensada, analizar una hipotética distribución desde el punto de vista matemático. La mayoría de la gente queda por debajo de la media de riqueza, sin embargo, erróneamente, consideran que saldrían perdiendo y se opondrían. Por eso es tan importante que la gente aprenda cosas como las matemáticas, también las matemáticas estadísticas.

                      Otra cosa, por defender a Marcos: él no dice convertirse en empresarios, sino montar una cooperativa. Y en eso tiene toda la razón, la gente no quiere líos, no tiene iniciativa. La crítica a tal objeción es otra ¿de dónde sale el capital inicial? Porque muchos trabajadores están pelados, todo lo que tienen lo meten en quitarse de encima la hipoteca. Es que realmente la burbuja inmobiliaria, que siempre se menciona como una época en que muchos se forraron, no se aprecia desde el otro lado del mostrador: es una época en la que toda una generación quedó sumida en la pobreza de por vida para poder pagarse un techo. La clase obrera, especialmente los de 30 y pico para bajo, está sin un puto duro como para encima, quedarse en el paro y pensar en sacar pasta para montar una cooperativa. Y si no, pues ir a pedirle el dinero al banco, ya verás lo mucho que se ríen de ti. Y si te lo dan, que no te lo dan, al final dejas de trabajar para tu jefe para trabajar para el banco. Al final, siempre trabajas para el capitalista, el que pone el capital (porque el obrero no lo tiene, si lo tuviera, no sería obrero).

                      Comentario por Mendigo — 25 noviembre 2012 @ 22:35

                    • Acabo de leer la entrada de “desigualdad e ineficiencia económica”. Joder, ese tío es un cabrón, me lo ha copiado!😛

                      En serio, podría poner las notas que tengo en un borrador del Mendigo, desde hace varios meses. Según lo leía, me he quedado de piedra. Casi, casi, lo ha enfocado según pensaba hacerlo yo (quería hablar del sesgo perceptivo que hace que una persona crea que va a salir perdiendo con un reparto, que los demás se van a aprovechar de sus riquezas, cuando matemáticamente te das cuenta que saldría beneficiado…porque la parte final de la tabla, los supericos, son eso, supericos, tienen muchas veces más que el resto, la distribución de la riqueza, que hasta el último percentil ha sido una suave pendiente, se dispara).

                      Bueno, gracias por mencionármela, así me ahorro escribir inútilmente. La enlazo y en paz.😉

                      Comentario por Mendigo — 25 noviembre 2012 @ 22:48

                    • Montar una cooperativa, aquí y ahora, es entrar en una actividad mercantil en competencia con empresas capitalistas.
                      Y, para sobrevivir, debes entrar en la dinámica mercantil capitalista y competir en su terreno. Por ese camino (mientras dures, que en general no será mucho) no obtendrás ninguna conquista (buen estudio de Astarita sobre el particular).
                      ¿Que somos güebones? Sin duda. Pero no queremos ser califas en lugar del califa: queremos mandar el califato a tomar por culo. Si no fuéramos unos güebones, no es que montáramos una cooperativa, es que las huelgas empezarían a surgir espontáneamente como setas, crecerían como la espuma, y tendríamos una revolución social en toda europa (si no en todo occidente) en menos de seis meses…. No lo verán mis ojos ;(

                      Comentario por escaiguolquer — 25 noviembre 2012 @ 22:54

                    • un añadido: sobre el asunto del cooperativismo como vía hacia el socialismo, he encontrado estas interesantes referencias (por si interesan a alguien): http://marxismocritico.com/2012/04/10/tesis-sobre-el-cooperativismo-socialista/

                      Comentario por escaiguolquer — 29 noviembre 2012 @ 23:19

                  • Contestando a escai (vaya lío de contestaciones estamos armando).

                    Yo propuse hace tiempo que en la política española se trazase una línea, a la altura que tú indicas (que no es ni más ni menos que la legitimidad o no de la propiedad privada de los medios de producción). Esa línea pasaría necesariamente por un partido: IU. A mi entender, debemos clarificar dónde se encuentra cada uno, porque si en un matrimonio una de las partes no te deja libertad para expresarte o desarrollarte, es mejor que cada uno siga por su lado. Y lo que pasa es que este mensaje siempre queda silenciado en IU, donde vence el posibilista y contemporizador con el capitalismo.

                    Mi escenario: un P$O€ derrotado y conducido a la insignificancia polítia, como UCD, por una fuerza política que recoge su masa natural de votantes (en el caso de UCD, AP). IU fagocita al P$O€ y se convierte en un partido socialdemócrata sin complejos, junto con Equo y demás progres. Y de IU salen los que se encuentran al otro lado de la raya que hemos trazado (que no sé si serán mayoría o minoría). Quién se quede con las siglas es lo de menos, IU, AE, OI, AEIOU…me la pela. Que deberían recoger el resto de grupúsculos que se han ido formando (aunque el papanatismo y egolatría que hay en la izquierda lo ponga muy difícil, lo absurdos y ridículos que podemos llegar a ser con el Frente de Liberación de Judea).

                    Estas divisiones según las grandes escuelas de política me parecen mucho más naturales que las actuales, en las que los límites políticos de los partidos están difusos, e incluso se solapan con el vecino.

                    Igualmente, la derecha se debería romper entre conservadores y liberales, pero ante esto no albergo grandes esperanzas ya que el programa único de esa gente es LA PASTA. E ir todos a una es la forma que tienen de convertir una minoría social en mayoría parlamentaria.

                    Comentario por Mendigo — 25 noviembre 2012 @ 22:20 | Responder

                    • caminito de ello( en lo referente a la izquierda) llevamos si termina de cuajar la debacle del PSOE. Yo, personalmente, no lo creo, porque no es la primera vez que se habla de “sorpaso”
                      Pero, en todo caso, lo importante es que por fín nos demos cuenta que nuestro sistema institucional está construido (bien construido) para contener y evitar la voluntad popular, no para darle cauce.
                      Lo cual, evidentemente, no impide usar las instituciones hasta donde puedan usarse (y más allá…)

                      brazos

                      Comentario por escaiguolquer — 25 noviembre 2012 @ 22:29

                    • por cierto, y aunque tenga una relevancia muy menor: a mí me gusta poner en primer plano, mucho más que “la propiedad privada de los medios de producción”, la existencia de “la existencia del trabajo asalariado”.
                      Aunque lo primero es mucho más típico en las consignas socialistas, yo cada vez estoy más convencido de que la clave está en erradicar el trabajo asalariado, como forma de esclavitud en su modalidad de alquiler.
                      Dejar a cada cual sus “medios de producción” no sería en absoluto dañino (excepto para la eficiencia y la democracia económicas, que exigirían de la planificación democrática de la economía, que a la larga chocaría con la privacidad de los medios de producción) en el asunto de la explotación del hombre por el hombre y la órbita de toda la sociedad alrededor del lucro monetario cortoplacista: la sumisión real al capital de todos los ámbitos de la vida social..

                      Comentario por escaiguolquer — 25 noviembre 2012 @ 22:40

                    • A ver, yo tampoco lo creo. Hablo de forma hipotética, cómo creo yo que debiera ser el mapa político, haciendo coincidir los partidos con las grandes divisiones de pensamiento político. Creo que esto sería bien para todos, porque así estarían las cosas más claritas y cada uno podría hablar con voz propia, defender abiertamente su ideología, y no la mierda esta que tenemos, con programas indeterminados hasta el absurdo y políticos que no dicen nada porque saben que a la que se signifiquen, pierden votos.

                      Pero una cosa: ojito que el P$O€ puede ser víctima de su propia trampa. Como tropiece, aunque sólo sea una vez, puede ser engullido por la trituradora de votos del sistema electoral, la misma que el puto P$O€ diseñó para liquidar al PCE, y entrar en el ciclo destructivo de infrarepresentación –> menos votos en las siguientes elecciones (para qué votar a un partido que no es decisorio) –> infrarepresentación más acusada –> … y así hasta convertirte en una nulidad política, en unas pocas legislaturas. Por supuesto, antes de que eso pase, el P$O€ tendría el apoyo de toda la burguesía, medios de comunicación…porque lo necesitan, es su marioneta, de hecho necesitan mucho más al P$O€ que al PP para desviar el voto de izquierda hacia su molino.

                      Comentario por Mendigo — 25 noviembre 2012 @ 22:43

              • Mendigo, suscribo todo lo que has dicho.

                Pero, aquí en Andalucía al menos, desde hace muchos años sí que existe una izquierda verdadera, coherente y luchadora. Llámese SAT, SOC, CUT o BAI. Al menos batimos récords de denuncias y de causas judiciales abiertas sin haber dado un palo (entiéndase a cabezas, porque evidentemente al agua van muchos).

                El problema de esa izquierda es que somos muy pocos. Aunque cada vez más.

                Comentario por Sanjuu — 22 noviembre 2012 @ 19:11 | Responder

                • cierto, sois un ejemplo y una esperanza para todos
                  ánimo y enhorabuena

                  Comentario por escaiguolquer — 22 noviembre 2012 @ 21:07 | Responder

  3. Que cierto, y qué lástima que después de tantos siglos aún sea esto (una simpleza, por otra parte) algo revolucionario.
    Y, claro, como muy bien decís, si encima se mira desde la caciquil españa, para la que la absolutista francia es un avance (también) revolucionario, pues ya no hay quien reprima las lágrimas.
    Aún podemos (debemos) añorar un verdadero liberalismo como un progreso para la humanidad, justo a tiempo para superarlo. Y si un verdadero liberalismo no se ha acanzado en francia ni en ninguna “nación avanzada”, en españa nos parece un cuento de hadas su mentiroso, pero en muchos sentidos funcional, liberalismo. Hace ya tiempo que el blog del G-7.000.000.000 ponía sobre la mesa una cuestión central: el asunto de las herencias, desagüe por el que se va cualquier pretensión verdaderamente liberal.
    Pero (igual tiene algo que ver) también fue en españa donde estalló hace ya más de 75 años una revolución (aplastada, ni que decir tiene) verdaderamente popular y obrera, a base seguramente de desesperación y negación sistemática de futuro, de alternativas.
    No soy yo partidario del “cuanto peor, mejor”, pero sí hay una semilla de verdad en ello.

    brazos

    Comentario por escaiguolquer — 20 noviembre 2012 @ 10:34 | Responder

    • Ahora que dices lo de las herencias. Hace unos años, cuando el bipartito aquí en Galicia, entré en un Registró de la Propiedad y, mientras esperaba, vi un cartel que anunciaba la práctica eliminación del impuesto de sucesiones (impuesto que, en mi opinión, debería ser del 100%, es decir, hacer tabula rasa con cada nuevo ciudadano para evitar que una mala distribución de la riqueza se perpetúe y multiplique).

      “Porque é de xustiza” o algo así, venía a decir el cartel. Del P$O€ no lo dudaba, pero esa fue para mí la prueba irrefutable de que el BNG era un partido pro-capitalista. Aunque luego en la oposición volvieran a vestirse de pogres y estar con el obrero. Yo también soy de la opinión del artículo: el derecho de herencia es la prueba del algodón para saber dónde se encuentra ubicado políticamente cada uno. Ese cartel me hizo borrar definitivamente al BNG como partido al que yo pudiera apoyar con mi voto en unas elecciones. El algodón no engaña!

      Comentario por Mendigo — 20 noviembre 2012 @ 23:55 | Responder

      • Hombre… tanto como tábula rasa. Lo que estás diciendo es que si a mi me pasa algo, mi mujer y mi hija tendrían que irse a la calle y buscarse la vida. (porque tendrían que comprar mi piso aunque ya esté pagado).

        Comentario por marcostonhin — 21 noviembre 2012 @ 20:19 | Responder

        • Pero es que en un sistema como el que yo propongo, tú eres un ciudadano, tu mujer otra ciudadana y tu hija otra ciudadana. ¿Qué quiero decir? Que a nadie se le dejaría desamparado (en la calle) y no es necesario depender del apoyo de un miembro de la familia para salir adelante. Con los recursos obtenidos de un impuesto de sucesiones del 100%, hay de sobra para asegurar que nadie se queda en la cuneta.

          De todas formas, yo lo que planteo es un impuesto del 100% sobre el capital. No creo que la vivienda habitual deba considerarse capital (hasta cierto límite, una mansión…), e incluso para cierto pequeño capital (unas tierras o un pequeño negocio) podría preferirse la transmisión hereditaria (gravada, pero no al 100%) porque, además del componente afectivo, influye el conocimiento de la empresa y el interés de legarla en condiciones.

          Lo importante es que las desigualdades generadas en una generación no se transmitan, amplificándose, a las siguientes. Un principio tan justo como poner a todos los niños en el mismo punto de partida. Y el que sea listo, que prospere y viva bien, pero gracias a su esfuerzo, no a nacer en tal o cual familia.

          Comentario por Mendigo — 22 noviembre 2012 @ 12:59 | Responder

          • (Contestando al Mendigo, que ya no me lo permite la escala de respuestas)

            Estás imaginando que la fauna hace 500.000 años era la misma que ahora. Y nada que ver ni mucho menos.

            En un par de siglos hemos pasado de tener una población de lobos enorme y omnipresente a estar casi extintos. Y de la misma forma todo el resto. Es muy difícil cazar conejos con un arco porque para empezar en toda una jornada te puedes encontrar 6 o 7 conejos, por lo que sólo tienes 6 o 7 intentos.

            Pero si en lugar de 6 o 7 son 40 o 50 la cosa ya cambia mucho: a poca práctica que tengas, alguno caerá. No hace tanto tiempo que en Europa, cubierta de frondosos bosques caducifolios, la cantidad y calidad de animales de tamaño suficiente para constituir una buena comida debía ser similar a la del amazonas. Hablo no sólo de conejos, sino de corzos, ciervos, bisontes (sí, en Europa también los había y aún queda alguno), etc.

            Como comparación, te pongo las costas de Uganda. Los pescadores locales tenían que pasarlas canutas para conseguir un par de peces, pero desde que los grandes pesqueros tratan de evitar la zona (por miedo a los piratas) ha habido una explosión de pescado inimaginable, donde prácticamente tiras una red y la recoges a rebosar.

            Con la fauna del bosque sería algo parecido.

            Comentario por marcostonhin — 23 noviembre 2012 @ 13:39 | Responder

            • Oño, me lo ha puesto donde no era🙂

              Comentario por marcostonhin — 23 noviembre 2012 @ 13:39 | Responder

              • Y yo te he respondido en otro lado. Anda que vaya jaleo que estamos armando…

                Pero vamos, que yo te sigo.

                Comentario por Mendigo — 25 noviembre 2012 @ 21:08 | Responder

          • Éste sí va aquí:

            Lo que propones es el sistema establecido en Cuba, ni más ni menos. Las viviendas no son en propiedad, sino que son del estado y te asignan una vivienda acorde a tu situación personal y familiar y a tus “méritos” (en teoría, tus logros en el trabajo y por el bien del estado).

            Tampoco hay (o más bien no había hasta hace poco) empresa privada, sino que todo está gestionado por el estado.

            Realmente viene a ser un sistema como el que tu siempre defiendes, pero de la teoría a la práctica hay un trecho.

            ¿qué ocurre en Cuba?: fácil:
            – Si no haces nada, el estado te asigna una vivienda, estudios y un mínimo para subsistir (el equivalente a los cupones de comida).
            – Si te matas a trabajar, el estado te asigna una vivienda, estudios y un mínimo para subsistir (el equivalente a los cupones de comida).

            Ui, pero qué pasa aquí: si resulta que no hay ninguna diferencia. Efectivamente, el resultado es que la fama de estar todo el día a la bartola la tienen bien merecida, pero es porque no tienen ningún incentivo: ¿para qué trabajar, si trabajes o no vas a tener lo mismo y nunca tendrás nada tuyo? (la realidad incluso es otra: ¿para qué trabajar en trabajos “legales”, si haciendo trapicheos y trabajillos de forma encubierta aporta más dinero?)

            Comentario por marcostonhin — 23 noviembre 2012 @ 13:46 | Responder

            • es curioso, porque esa mismísima fama “bien merecida” la tienen exactamente igual todos sus vecinos (dominicanos, hondureños, venezolanos…) que viven en la bendición del “incentivante” capitalismo. Por cierto, estemos alerta con estos asuntos de las famas “bien merecidas”, porque es lo mismito lo mismito que se dice en (algunos foros de) alemania y por ahí de los europeos del sur.
              por otro lado, fíjate qué contrasentido: dices que todos los cubanos están todo el día a la bartola, y que en cambio “van a tener lo mismo” (aunque “nunca tendrán nada suyo”). Bueno, ¿no es eso una (milagrosa, por otro lado) multiplicación de la productividad que permite tener todo sin trabajar nada? Si fuera cierto (que no lo es) seguro que estaríamos de acuerdo en que estar todo el día a la bartola pero tener lo mismo no sería mal plan.
              Y cuando empecemos a comparar PIB per cápita (que lo veo venir) vamos a hacerlo con lugares comparables (en la medida de lo posible, porque al bloqueo cubano no es fácil de encontrarle parangón)

              Por último, en cuanto a trabajos legales e ilegales, cualquier camello, sicario o simple ladrón te puede decir lo mismo, también fuera de cuba.

              Comentario por escaiguolquer — 23 noviembre 2012 @ 14:26 | Responder

              • Vale, quizá lo de “bien merecida” no venía a cuento. Pero me chocó mucho ver que la gente mientras estaba en su trabajo “oficial” se dedicaba a estar de charla, hacer las cosas sin esforzarse demasiado, y estar más tiempo parado contando batallitas que trabajando. Luego hablando con el responsable lo entendías todo: si les llamaban la atención se largaban, porque ganaban más trabajando “de estrangis” que en el trabajo “oficial”.

                Y en cuanto a los trabajos “ilegales” no me refiero a drogas y demás, sino, por ejemplo, trabajar de albañil, carpintero, mecánico, o de lo que sea… pero de forma clandestina, ya que está (estaba) prohibido tener un oficio como no fuera a través del estado. Yo mismo he acompañado a ingenieros y directores de fábricas mientras iban a robar naranjas a un campo de naranjos para venderlas luego y ganarse un dinerillo extra, ya que con el sueldo no llegaban a fin de mes.

                Por lo demás, y eso es innegable, aunque allí no hay incentivos ni nadie tiene prácticamente nada (en parte por el sistema y en parte por el bloqueo), sí es completamente cierto que es uno de los países del mundo donde hay menos hambre (aunque con los cupones y el “sueldo” sólo pueden comprar la comida más básica, el caso es que comida tienen), el sistema educativo es más universal, y casi todo el mundo tiene un techo donde cobijarse. Además es uno de los países más seguros del mundo. Si bien es cierto que en La Habana hay mucho carterista (como en cualquier ciudad turística), por lo demás es más fácil que te atraquen en muchos países de la Europa “del primer mundo” que en Cuba.

                Comentario por marcostonhin — 23 noviembre 2012 @ 16:44 | Responder

                • Sí, exactamente, lo que yo propongo es socialismo.

                  De todas formas, en la siguiente entrada he introducido un matiz que separa el socialismo en dos. Cuando añado “propiedad privada de los medios de producción AJENOS”, considero legítimo el trabajo por cuenta propia, la posesión del capital (trabajo, local, maquinaria…) para que una persona o grupo de personas trabajen. Si te fijas, es el tipo de reforma que está impulsando Raúl en la isla, a mi entender, inteligentemente.

                  Por cierto, ¿qué diferencia hay entre trabajar para un empresario o para el Estado? Por qué uno es desincentivante y el otro no, si ambos casos no trabajas para ti. La cuestión es que el Estado sea un empresario vigilante, que se cuide de que sus empleados trabajen (sin transgredir la legalidad, como suele hacer la empresa privada).

                  Comentario por Mendigo — 25 noviembre 2012 @ 22:08 | Responder

                  • Pues ojalá, mendi, pero me parece que es exactamente al contrario:
                    Lo que están impulsando los abuelitos en cuba es la liberalización del trabajo asalariado: ya existía personal que era propietario de vehículos, maquinaria, herramientas… Lo que se está permitiendo ahora es que estos puedan dar un dinero a un tercero y adueñarse de su trabajo (y, durante la jornada laboral, prácticamente dispongan de su persona). Esto es explotación del trabajo ajeno. Aparte de constituir esclavitud a tiempo parcial, es la base de la irracionalidad y la injusticia capitalista.
                    Y ojalá me equivoque

                    Comentario por escaiguolquer — 25 noviembre 2012 @ 23:12 | Responder

                    • Tengo que mirarlo. Yo, según lo entendí, era precisamente lo contrario, apertura a la iniciativa privada pero limitando el trabajo asalariado. A ver cuando tengo tiempo y estudio el tema (es jodido encontrar información).

                      Comentario por Mendigo — 26 noviembre 2012 @ 10:58

  4. Debería darle vergüenza leer autores franceses, son aún peores que los rusos porque además de rojos son unos inmorales y unos promiscuos. Y me da igual que lo que digan sea de sentido común… ¡el sentido común es el menos español de los sentidos!

    Comentario por Javier Lázaro — 20 noviembre 2012 @ 15:21 | Responder

    • Jajajajajaja

      JOAS JOAS JOAS JOAS

      ¿Promiscuos? Pues no le comento cuál es uno de mis autores franceses preferidos: Alphonse Donatien François. Es decir, el Marqués de Sade.😉

      Comentario por Mendigo — 20 noviembre 2012 @ 23:46 | Responder

      • [/modo facha off]
        Hombre, el señor Marqués es una lectura interesante… ahora, yo no diría que es uno de mis autores franceses favoritos (pero claro, es que a mí la francesa me parece la literatura más rica de europa).
        [modo facha on]
        ¡Como siga con esas lecturas, se acabará volviendo sodomita!
        [/modo facha off]
        😛

        Comentario por Javier Lázaro — 21 noviembre 2012 @ 11:51 | Responder

        • Bueno, todo depende del culo que se ofrezca…😉

          Comentario por Mendigo — 22 noviembre 2012 @ 12:51 | Responder

  5. La tierra estaba ahí antes que cualquiera de sus supuestos dueños, ¿como puede entonces pertenecer a nadie, quien ha creado o inventado la tierra?.
    Ni siquiera la tierra para quien la trabaja, más bien, los frutos de esta, para aquel que los produzca.
    Gran trabajo el que llevan en este sentido agrupaciones como el SOC, ocupando y expropiando tierras a grandes ladrones (terratenientes) y al propio estado (el mayor de ellos).

    Saludos, tierra y libertad.

    Comentario por piedra s — 21 noviembre 2012 @ 9:27 | Responder

    • Mejor explicado: los productos de la tierra, para quienes la trabajan. Mira, una de mis primeras entradas en esta bitácora, desbarrando precisamente sobre la propiedad de la tierra. Me lo recordó ese comentario tuyo: la tierra estaba ahí mucho antes que nosotros. En cierta forma, nosotros le pertenecemos, pero al revés es absurdo. ¿Qué derecho tenía el primero que se proclamó su dueño? Siendo esta primera adjudicación nula, el resto de los contratos, herencias y usurpaciones que han ido sucediéndose a lo largo de la historia y modificando la propiedad de la tierra son nulos.

      Comentario por Mendigo — 21 noviembre 2012 @ 10:12 | Responder

  6. Me pregunto si ustedes son conscientes de que si no hubiera existido la “propiedad privada” (o una institución similar), entonces tampoco existiría la tecnología que les permite exponer aquí sus ideas.
    No digo que no fuéramos más felices, pero no existiría el nivel tecnológico que usamos ¿disfrutamos? Si lo disfrutan, entonces no sean parciales viendo el lado malo de la organización social, lo naïf es hermoso, pero no sirve en tiempos críticos.

    Comentario por James — 22 noviembre 2012 @ 20:03 | Responder

    • De acuerdo total: “esto” que disfrutamos es sin duda fruto de la organización SOCIAL. Y lo disfrutamos como lo hacemos porque es 100% SOCIAL, quiero decir, que no tenemos que pagar por ello, de momento, a pesar de los esfuerzos de los que llevan años intentando meter las patentes, el monopolio, el pago por todo, la “propiedad privada” para llenarse el bolsillo.
      La agricultura, la escritura, el arco de medio punto, la brújula, el condón, el cálculo diferencial y el láser son fruto de la organización y el funcionamiento sociales, tanto como el vestido que nos ponemos, o la comida que nos jalamos, o la energía eléctrica que consumimos, etc.etc. y lo es desde que existe la especie humana, que es una especie social.
      Y algunos han convencido a muchos (no a todos) de que todo es gracias a la “propiedad privada”. Hace no mucho (un par de siglos o tres, o 50 años no lejos de donde escribo) se predicaba lo mismo del temor de dios y las sabias manos de los señores: si existía una sociedad y una cultura, e incluso un pan que llevarse a la boca, era gracias a que había un monarca, señor feudal o similar que sabía mantener (con mano firme) el orden social: unos tenían que obedecer y otros tenían que mandar.

      Desde mi punto de vista hay que ser muy naif para seguir tragando ciertos puntos de vista que, más aún en tiempos de crisis, se revelan como el vestido nuevo del emperador: un timo. Al emperador se le ve el culo; y es horroroso (incluso para el más promiscuo, francés o no 😉

      Comentario por escaiguolquer — 22 noviembre 2012 @ 21:33 | Responder

      • Sin propiedad privada de los medios de producción ¡la coletilla, es vital la coletilla! la Unión Soviética puso en órbita al primer ser humano, construyó complejísimas centrales nucleares (a parte de un puto riesgo, los RBMK como Chernobyl son verdaderas maravillas de la ingeniería nuclear, extremadamente complejas en comparación con las BWR o las PWR occidentales), se puso a la cabeza de la industria aeronáutica, de la investigación económica, matemática, médica… Realmente, creo que desconoces absolutamente, completamente, la historia de la Unión Soviética.

        Comentario por Mendigo — 25 noviembre 2012 @ 21:14 | Responder

        • je,je, pues yo creo que el que desconoces eres tú, si dices que en la Unión Soviética no había “propiedad privada de los medios de producción”. Porque el uso y el dominio absoluto y tiránico de los medios de producción del que disponía la casta burócrata estalinista para sus propios fines permiten decir que, a todos los efectos relevantes, tenían la propiedad privada de los mismos.
          Pero en el fondo estás argumentando lo mismo que yo, que la propiedad privada es irrelevante para producir “avances de la humanidad”, tanto como para producir nuestros más ínfimos medios de vida diarios, así que todos contentos 😉

          Comentario por escaiguolquer — 25 noviembre 2012 @ 23:06 | Responder

          • Ni tanto ni tan calvo. Los miembros del politburó o de los soviet podían caer (en no mayor proporción que en cualquier partido político o parlamento español) en la corrupción o el nepotismo. Su espacio de poder era aún más amplio y, por lo tanto, las consecuencias para los (administrados = súbditos) peores. Pero formalmente, no recibían rentas del capital que controlaban, de lo cual se deduce claramente que no era una propiedad privada. Si realmente fuera como dices, que disponían de los medios de producción para sus fines, en la Unión Soviética se hubieran amasado pantagruélicas fortunas, y resulta que no fue así, que la gran concentración de riqueza ocurrió con la salida del socialismo y la subasta de los grandes conglomerados de empresas públicos (lo cual tuvo un efecto terrible sobre el nivel de vida de los trabajadores rusos, la esperanza de vida ha tardado dos décadas en recuperarse…señal de que sí que eran públicos, es decir, operaban en bien del pueblo).

            Con todas las salvedades que quieras sobre la arbitrariedad, la ineficiencia y la corrupción a la que conducía el autoritarismo y la impunidad de los jerarcas que se estableció en la Unión Soviética (ahogando la prosecución de la revolución).

            Comentario por Mendigo — 26 noviembre 2012 @ 10:55 | Responder

            • interesante (a la vez que irrelevante jeje) la conversación esta.
              Probablemente sea una cuestión semántica, pero no equipares “interés propio” con amasar una fortuna. Mantengo que disponían, usaban, dominaban los medios de producción en condiciones de propiedad privada, pero de hecho sí se acabó con el capitalismo y con la dominación de lo mercantil, de modo que no se amasaban fortunas. Ese concepto simplemente no existía.
              Pero sin duda sí existían los intereses egoistas propios: mantener y ampliar el poder de la casta, dentro y fuera de la gran madre patria soviética (en realidad, imperial rusa). Y a ello se aplicaban con fruición los medios de producción, que por cierto estoy de acuerdo contigo en que se ampliaron y mejoraron infinitamente respecto lo que hubiera sido una continuidad de la monarquía zarista, pero también respecto al capitalismo.
              En total: Tomaban todas las decisiones, sin intromisiones, y lo hacían persiguiendo sus propios fines, que no coincidían con acumulaciones monetarias, pero que sí coadyuvaban a una acumulación y mejora, precisamente, de los medios de producción.

              brazos

              Comentario por escaiguolquer — 26 noviembre 2012 @ 23:41 | Responder

              • Sus propios fines de autoperpetuación de la casta? Bueno, podría ser visto de esa forma.

                Lo cierto es que si puedes disponer de unos medios de producción, pero no te puedes llevar los beneficios a casa…convendrás conmigo en que la capacidad de aprovecharte de esa dirección es muy limitada, respecto del sistema capitalista (en el que no sólo es legal, sino que es el objetivo principal). Yo no llamaría a esto propiedad, en cuanto no puedes obtener cosechar el beneficio obtenido. En todos caso serás el mayoral de la hacienda, pero no el patrón.

                Comentario por Mendigo — 27 noviembre 2012 @ 9:35 | Responder

                • una respuesta rápida con un ejemplo concreto: los grandes de españa detentaban el poder y eso era lo que pretendían y lo que conseguían. Yo empleo un análisis materialista, por lo que tiendo a mirar las bases de ese sistema, y normalmente encuentro que debajo está la explotación del trabajo de personas integrantes en otro “grupo” social en provecho propio. En efecto, eso existía, y era la base (por tanto imprescindible) del sistema del que los grandes caballeros matamoros consituían la cima. Pero de ninguna manera ese sistema se basaba en amasar fortunas monetarias (sí, por supuesto, porque era la clave económica, en amasar latifundios, incluida tierra fértil, agua y… ¡personas! que formaban parte del terreno)
                  quiero decir, que la explotación de unos grupos por otros (por tanto no puntual o casual, sino sistémica) ha estado muy extendida en la historia de las civilizaciones (aunque es mentira que haya sido siempre y en todo caso así: no es algo necesario), y sólo en el capitalismo se basa y se mide en cantidades monetarias (ojo, que no digo que el dinero sea algo propio del capitalismo: existe desde antes que la escritura, seguramente).
                  y por esa razón, creo que se puede aplicar ese esquema fácilmente a la tiranía estalinista en la que desembocó la Unión Soviética (a partir de su existencia tras la muerte de Lenin, pues antes no era así, ni por supuesto era ese el plan): explotación del trabajo de un grupo social por parte de otro.

                  Comentario por escaiguolquer — 27 noviembre 2012 @ 16:33 | Responder

                  • Luego tu ejemplo es la explotación de una clase sobre otra, para aprovecharse de los excedentes producidos por su trabajo. Que sea o no monetaria, es indiferente. Que sea riqueza o la representación de esa riqueza.

                    Eso es lo que yo no percibo en el caso soviético: podía haber corruptelas, pero lo extraído con ellas era una mínima parte de la plusvalía generada por los medios de producción. Por lo que no creo que pueda afirmarse que fueran propietarios.

                    (lo cierto es que nos gusta más discutir que a un tonto una tiza…).

                    Comentario por Mendigo — 27 noviembre 2012 @ 20:22 | Responder

                    • (jejeje nos encanta)
                      Esto de la propiedad significa en el fondo, creo yo:
                      1. que se pueda excluir de su disposición a terceros. Privado viene de privar (a los demás)
                      2. que se emplee para lo que le plazca al “dueño”.

                      y esos 2 puntos se cumplían en las fábricas soviéticas respecto a la casta burocrática estalinista: las “usaban” como querían,sin distracciones democráticas. Y los fines eran populares sólo en la misma medida que un ganadero cuida de que sus vacas están lo mejor posible. Lo prioritario era la grandeza de la patria (que era lo mismo que para el gran duque promover la grandeza del granducado)
                      …y todo ello, quede claro, sin “llevarse una fortuna acasa”, y sin plusvalías: ni siquiera existía el valor mercantil (si el excedente, claro). Efetivamente, la riqueza puede ser o no monetaria, pero además puede o no ser material, y el PODER con mayúsculas, la disposición sobre las vidas del prójimo (esclavos, siervos, asalariados o trabajadores camaradas pringaos) es la mayor y la más definitiva y universal de las riquezas. De hecho, en nuestro ámbito capitalista, de imperio de lo mercantil, una suma de dinero es un derecho inmediato sobre el fruto del trabajo del prójimo.

                      Comentario por escaiguolquer — 27 noviembre 2012 @ 23:10

        • Mendigo, supongo que eso de “no tienes ni idea de la Unión Soviética” me lo dedicas a mi y no a escai, por lo de la tecnología. No estoy seguro y por ello no diré nada de tus conocimientos sobre mis conocimientos, no comment.
          La Unión soviética fue un paréntesis histórico, unas décadas. Por supuesto alcanzó logros tecnológicos importantes gracias a la actividad fuertemente dirigida, principalmente en la carrera armamentística y sus derivadas nuclear y aeroespacial. Pero no se puede hablar estrictamente de “tecnología sin propiedad privada de los medios de producción” porque no apareció de novo, pues ya existía una industria -como en todo occidente- nacida en un sistema basado en esa propiedad privada. Después de la 2ª guerra mundial, la tecnología soviética fue gran beneficiaria del aporte de científicos alemanes y de otros países del nuevo bloque -todos ellos formados bajo la propiedad privada-, decisivos en el llamativo desarrollo nuclear y aeroespacial. Por otra parte, ese dirigismo tuvo costes importantísimos, se favoreció la industria a costa del sector primario y terciario, lo cual se mostró insostenible con el paso del tiempo (falta de suministros, déficits educativos y sociales y bienestar general -nº1 en alcoholismo-).
          Mendigo, no gastes tantos elogios a la tecnología soviética, pues apenas alcanzó al bienestar de los ciudadanos. En las décadas de los 70-80 la principal causa de incendios domésticos eran las televisiones defectuosas, esa era la tecnología real.
          No niego la capacidad tecnológica, solo afirmo que el sistema de propiedad privada de los medios de producción es un estímulo intenso y perdurable para el desarrollo tecnológico.
          Cada uno tiene sus opiniones, pero están los hechos: puedes comparar el desarrollo tecnológico en Alemania del este y oeste a lo largo del S.XX.

          Comentario por James — 26 noviembre 2012 @ 17:03 | Responder

          • Jajaja, sí, te lo decía a ti, y Escai pensó que se lo decía a él y se picó, a pesar de que sólo estaba apoyando su comentario (que, por lo demás, me pareció estupendo). Desde luego, vaya diálogo de besugos.

            No pretendía ser cortante, James, disculpa. Ahora ya has elaborado más tu afirmación y es mucho más defendible. Bueno, algo.

            Por ejemplo, lo de que la Unión Soviética se sirvió de muchos progresos alemanes tras la 2GM (no tanto de científicos, sino de patentes entregadas como indemnizaciones de guerra). Sí, correcto. Pero para eso tuvo que ganar una guerra antes. Y lo hizo poniendo en los cielos los aviones más avanzados de la época (tanto los primeros I-153, I-16 que lucharon aquí en España, como los últimos MIG-3 o La-5 y La-7). Lo mismo podemos decir del “matanazis”, el carro KV1.

            Me ha sorprendido que dijeras que se favoreció la industria por encima del sector primario. Bueno, eso es connatural al desarrollo de una sociedad, todos los países pasaron por ello. Pero especialmente la Unión Soviética se volcó en aumentar la producción agrícola y minera, dedicando investigación (tanto técnica como económica) a ello. Podemos ver los datos de producción de carbón, o de cereales, durante las primeras décadas del pasado siglo. Stalin fue un criminal, pero también un buen organizador.

            Lo de que la industria soviética no nació de la nada. Pues prácticamente, el salto de desarrollo tecnológico que se produjo entre la toma del Palacio de Invierno y el inicio de la 2GM creo que no tiene parangón en ningún otro lugar de la tierra, quizá con excepción de Japón en ese mismo periodo entreguerras (Japón infligió una vergonzosa derrota a Rusia, y fue una de las causas del descontento de la población). En unas pocas décadas, salieron del feudalismo y empezaron los viajes espaciales. Sin lugar a dudas, de no haber sido derrocado el Zar, hubieran seguido como las décadas y siglos anteriores: sumidos en la superstición religiosa y el sometimiento a la aristocracia.

            Una cosa que me ha llamado mucho la atención: lo que mencionas de déficits educativos. Mira, te cuento una cosa. Cuando lo de Chernobyl, llegó a mi colegio una pareja de niños de Chernobyl (el crío había perdido todo el pelo). El crío no entendía ni papa de castellano, como es obvio. Pero en matemáticas lo tuvieron que meter DOS CURSOS más avanzado que lo normal para su edad. Y no era un genio, simplemente era el nivel que tenían en clase en Ucrania. He conocido a gente que estudió bajo el sistema soviético, y realmente, si dices que había déficits educativos no quiero ni pensar la valoración que te merece el sistema español, o el usamericano.

            Por lo tanto, que el lucro privado es un estímulo para el progreso? Sí, puede ser uno de los estímulos. Pero ni mucho menos, ni muchísimo menos el único. Grandes progresos de la ciencia no han tenido ninguna recompensa económica, y a veces ni tan siquiera el reconocimiento moral. Y en estos últimos años, la propiedad privada aplicada como muro contra la competencia (patentes) ha frenado el progreso y desalentado a muchos investigadores que abandonan un campo por no poder permitirse ir con un abogado del brazo para ver si están pisando territorio minado (patentado).

            Cada uno tiene sus opiniones, pero están los hechos: puedes comparar el desarrollo tecnológico en la Unión Soviética (donde triunfó la revolución) y España (donde fracasó la revolución y siguió imponiéndose el régimen de la propiedad privada de los medios de producción) a lo largo del S.XX.

            Comentario por Mendigo — 26 noviembre 2012 @ 21:33 | Responder

            • La sorna final de repetir mi frase estaría bien como recurso si no hay argumentos, pero es una simple trampa porque España y la URSS eran y son incomparables por muchos motivos; en cambio las dos alemanias son un sistema previamente homogéneo y perfectamente válido a efectos de la comparación propuesta. Cuando la teoría no se ajusta a la realidad observada, prefiero enfocar el análisis desde la observación de esta última. Es mejor entender la realidad que empeñarse en adaptar su interpretación a las premisas ideológicas. En esta misma línea puede explicarse mucho de lo que expresas al repetir “me sorprende que digas” (no creo que te sorprenda por desconocimiento, sino que supongo insinuas que digo cosas “raras” incorrectas). Puedes creer que Stalin fue un gran planificador, y será cierto, pero eso no conlleva que todo le saliera bien. Fue magnífica la planificación del esfuerzo de guerra, así como la de los genocidios y exterminio de disidentes, pero no tan buena la agrícola. El tema educativo tampoco fue bueno. Por supuesto los estudiantes soviéticos fueron mejores que los españoles en matemáticas y física, y también en técnicas criminales (entreno militar). Es lógico, el interés del estado prevalece sobre el del individuo.
              ¿Argumentos? Los detalles a discutir serían infinitos, no es lugar este para debatir sobre planes quinquenales. Vamos a cosas muy simples pero claras. La Unión soviética tenía una gran industria y poderoso ejército, todo ello producto de férrea y exitosa planificación, demostró ser capaz de producir muchos tanques, y también trigo y patatas. El problema fue cuando la economía se desarrolló y se hizo más compleja: el sistema fue incapaz de adaptarse, situado el centro de gravedad y destinación prioritaria de recursos en la industria, acabaron fallando los sectores primario y terciario: el sistema acabó siendo el ejército más poderoso pero los ciudadanos sometidos a racionamiento, las tiendas estaban con los estantes vacios y una sociedad desestructurada cayó fácilmente en poder de las mafias, el alcoholismo y la especulación a todos los niveles (Porque evidentemente, la educación de los ciudadanos no solo consiste en saber más de matemáticas que los niños españoles) ¿Verdad que no hace falta discutir al detalle los planes de estudio para deducir que hubo deficiencias educativas y sociales?
              Todo este rollo por el piropo gratuito que me dedicaste “creo que desconoces absolutamente, completamente, la historia de la Unión Soviética”. Que digas cosas como esa (la cual tú realmente desconocías) hace pensar mal sobre el fundamento de todo lo que nos cuentas en tu blog, pero bien, nadie es perfecto. Incluso puede que sea verdad que desconozco el tema, así como tú parece que lo conoces a través de una subscripción a la revista oficial del politburó (lo de la tecnología superior y los tanques matanazis es de risa patriótica). Al respecto: creo que es de saber común que los rusos ganaron a los nazis no por tecnología sino por poner muchos millones de soldados muertos sobre el terreno. ¿Se puede creer que con superioridad tecnológica y en su propio terreno sufrieran diez veces más bajas que el enemigo? Y de la tecnología nuclear, en eso sí sabes más, pero curiosamente Chernobyl fue con tecnología soviética, ¿casualidad?

              Y en fin, volviendo al inicio de todo esto, mi afirmación de que con ese sistema “no existiría la tecnología que nos permite exponer aquí nuestras ideas”: Me reafirmo, el sistema económico dirigido, sin propiedad privada de los medios de producción es perfectamente capaz de producir acero y patatas, pero carece de los incentivos necesarios para desarrollar una economía de consumo como la que en occidente ha llevado al rápido desarrollo de ordenadores domésticos, telefonía móvil, etc.
              “La tecnología que nos permite exponer aquí nuestras ideas”. Eso es todo lo que quise decir, pero está claro que utilizando estas tecnologías toda discusión cuando se prolonga acaba tratando de los nazis. Creo que incluso hay una ley que lo afirma…

              Comentario por James — 30 noviembre 2012 @ 16:00 | Responder

              • Bueno, no quería cabrearte.

                Mira, para no enrollarnos más, te cuento sólo una anécdota. Estaba hablando con un colega ruso (siberiano), que estudió en tiempos del final de la CCCP. Yo le decía que me contara cosas, de cómo era aquello. Y al final, salvando las diferencias, venía a ser lo mismo. Me contó que estaba de peque viciado a una maquinita (la prehistoria de las videoconsolas). Cuando me la describió, me recordó a una que tuve yo: el Arkanoid.

                Otro ejemplo. No se si sabes que tengo afición por los objetivos antiguos. Pues bien, el objetivo de mayor resolución que tengo, superior a objetivos japos o alemanes más nuevos, es un ruso. Un Helios 55mm. También tengo un Jupiter-8 acojonante, maravilloso.

                Y ciertamente, los rusos mejoraron mucho su industria óptica a raíz de quedarse con Carl Zeiss Jena en la DDR. Pero con lo aprendido, mejoraron sus modelos hasta ponerse a la cabeza de la industria mundial. Al menos, hasta la llegada del capitalismo a Rusia, en que las fábricas se vieneron abajo y la marca Helios fue vendida a los japos, que empezaron a hacer lentes malísimas bajo el viejo símbolo.

                Relájate, hombre. Y de verdad, te recomiendo charlar con rusos de algunos añitos, para que te cuenten un poco cómo era la vida en la Unión Soviética…y cómo cambió todo al llegar Yeltsin montado en un tanque.

                Comentario por Mendigo — 1 diciembre 2012 @ 23:36 | Responder

                • estoy de acuerdo: es bueno desapasionar el debate
                  aporto un granillo de arena: mi mujer nació en volgogrado (antigua stalingrado) en 1979, y vivió en la URSS hasta que desapareció (y después).
                  Cuando le pregunto porqué, en el fondo, no les gustaba el sistema soviético (porque a ella no le gustaba nada) me confesó que, en el fondo, el principal problema era el aburrimiento. ¡EL ABURRIMIENTO! ¿Os imaginais? Bendito sea (puestos a elegir frente a la incertidumbre del paro, de la exclusión social)

                  Comentario por escaiguolquer — 2 diciembre 2012 @ 10:43 | Responder

              • No mendigo, que no estoy cabreado, es que soy así. En realidad intento adaptarme al tono del interlocutor pero reconozco dificultades de interpretación porque aunque español, mi cultura natural de orígen es muy distinta. Tú dices que me relaje, y Escaiguolquer dice que es bueno desapasionar el debate. Me quedo absolutamente confuso, él suele debatir con pasión hasta el exceso, y tú has puesto algunos posts con un nivel de cabreo hipertenso tal que yo al leerlos llamaría angustiado al samur para que pasaran a atenderte (si no lo hice porque no sé tu dirección).
                Fíjate en tu recomendación final de que me relaje y hable con los que saben: eso es muy ofensivo desde mi extraña cultura luterano-eslava-islámica (sí, en el cole siempre fui un friki): estás diciendo que tú tienes más autocontrol, y que yo no sé y tú sí sabes porque has hablado con los que saben ¿es soberbia por duplicado? Lo parece, pero solo es apariencia porque el primer párrafo de tu respuesta es un modelo de inteligencia emocional: una disculpa por haber entrado en implicación personal (“no quería cabrearte”), una consideración de ambos al mismo nivel (“no enrollarnos”) y una aportación en positivo (contar algo que sabes sin insinuar que yo no lo sé). Me encanta esta complejidad de los humanos, es fantástico como una misma persona puede aparecer como amigable o insolente por un pequeño detalle (¡y sin embargo es la misma!). En fin, sutilezas culturales, ahora acabo de ver a mi vecino catalán comprando un caganer. Mis padres se horrorizaban de asco con esa costumbre, nunca lo entendieron.
                Bueno, sobre tu recomendación de que hable con rusos, creo ya no es necesario. Mira, recuerdo el día que murió Elvis, ese verano yo estaba de vacaciones en Rusia, han pasado muchas cosas desde entonces.
                Sobre la tecnología rusa, y solo como anécdota, sin dramatizar, tengo a mano un recorte de El País (10 de mayo), Risto Nykanen un empresario finlandés importador de maquinaria rusa dice: “todo lo que llegaba de la Rusia soviética era una porquería”, pero acaricia uno de sus Lada y añade: “es todo mecánica, sin electrónica, a prueba de explosiones nucleares”.
                Y sobre mis ideas de historia que dices te han sorprendido, acabo de leer en la Vanguardia del pasado jueves 29, a Gianni Vattimo, (filósofo italiano que defiende un comunismo suave como única salida a la crisis): sostiene que el industrialismo fue el desastre de la unión soviética “Stalin impuso el desarrollo de la industria pesada contra el agro” (…) “el exceso de irrealismo industrial ahogó el comunismo”

                “y no me enrrollo más”, saludos.

                Comentario por James — 5 diciembre 2012 @ 16:59 | Responder

                • Está bien, reconozco que puedo ser hiriente en mis respuestas. No era esa mi intención.

                  Date cuenta que no tengo mucho tiempo al día para dedicar al blog, y que procuro contestar en lo posible cuando me escribís. Al menos con algo lógico. Escribo al vuelo, y comprenderás que no puedo estar revisando cada comentario para cerciorarme si puedo ser malentendido, resultar ofensivo…

                  Pero también tú, coges los comentarios con pinzas. Si yo te recomiendo que hables con rusos, para que te cuenten cómo era aquello, tú traduces como que te digo que no tienes ni idea. No coño, simplemente que deberíamos aprender más, recoger testimonios directos. Tú, yo y todos. Eres demasiado susceptible, y probablemente yo demasiado desconsiderado, y de verdad que lo lamento.

                  Además, qué carallo, ni tú ni yo hemos seguido un discurso ordenado, porque de lo que se trataba es de debatir esa perla que habías introducido (que es necesaria la propiedad privada para el desarrollo científico-técnico), y no debatir sobre el nivel tecnológico de la URSS. Yo te he puesto ciertos avances como contraejemplo, y tu te has enrocado con los televisores que arden. Arderán, pero basta con que te demuestre que, al menos en ciertos campos, hubo un impresionante desarrollo sin necesidad de propiedad privada para destruir tu hipótesis.
                  😛

                  Enróllate cuanto quieras, yo encantado.

                  Un saludo!

                  Comentario por Mendigo — 7 diciembre 2012 @ 2:17 | Responder

  7. Seguimos empeñados en acaparar todo cuanto vemos, sin darnos cuenta que, en verdad, sólo tenemos una cosa y ni siquiera es nuestra, sino que es prestada: la vida.

    Por cierto, ¿qué tal tus días de aventura y reposo? ¿Con morriña a la inversa por lo que veo no?

    Comentario por V — 23 noviembre 2012 @ 15:26 | Responder

    • Creo que te falta una coma en la pregunta. Pues sí, compi, con morriña inversa. Efectivamente. En casa estoy bien, o en el pueblo, con mis arbolitos. Pero el resto…mejor ni mirar al paisaje, porque es deprimente. Hay comparaciones que ofenden.

      Comentario por Mendigo — 25 noviembre 2012 @ 21:09 | Responder

      • me sorprendí a mi mismo éste fin de semana. Fui con mis niñas (la parienta y mi hija) a la aldea, a trabajar un ratillo ya que le estamos arreglando la casa a la abuela. Mientras estaba por allí la idea es que ellas fueran a dar una vuelta, que sitio hay de sobras, y yo toda la vida, sobre todo de pequeño, fui a pasear con gusto por los bosques.

        Al cabo de un rato volvieron, y al cabo de otro rato estaban aburridas, y a mi pregunta de por qué no daban un paseo me contestó la parienta “es que tampoco hay mucho donde pasear”.

        Si bien en el momento me chocó un poco (aunque al fin y al cabo la parienta se crió en una ciudad, y eso se nota), luego pensando comprendí que era cierto: ya no hay por dónde pasear. Ya no hay caminos entre los carballos, ni claros en el bosque con helechos y plantas, ni paseos relajantes junto al río, ni nada de nada. Sólo hay eucaliptos, prados y pistas de concentración entre los eucaliptos. Y junto al río está todo desmontado (caminos, puentes y claros) por la construcción de los puentes de cemento de las pistas de concentración. Poco a poco, sin darme cuenta, se ha convertido todo en una maldita mierda.

        Comentario por marcostonhin — 27 noviembre 2012 @ 16:27 | Responder

        • Por dónde tienes la aldea? Hay zonas que están mejor, el interior de Lugo aún tiene zonas bastante bonitas, incluso zonas de Ourense que faltan por quemar. Pero lo cierto es que es tremendo el estado general del monte gallego.

          Yo con la parcelaria tengo opiniones encontradas. Por una parte, intento promoverla entre las acémilas de la aldea, porque es la única forma de que pueda progresar, dar algo de riqueza, porque el microfundismo la está matando (llega a ser absurdo, tierras donde no entra ni un chimpín (un tractorcillo) y aún la subdividen. A este paso, llegamos a las partículas subatómicas, con tanta puta división.

          Pero claro, es lo que dices, la parcelaria supone un palazo para el medio natural, que se está recuperando y recolonizando las tierras baldías. Se talan árboles, se abren pistas, se desbroza a lo bestia…para que, al final, acaben también a poulo.

          Comentario por Mendigo — 27 noviembre 2012 @ 20:11 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: