La mirada del mendigo

19 febrero 2013

La equitación es un derecho; la sanidad, un lujo

Filed under: democracia,economía — Mendigo @ 7:45

Un rápido comentario para añadir una ramita más al fuego de la indignación. Y eso que la hoguera ya llega a las nubes tratándose de la Diputación de Ourense (recordemos, regida por la dinastía baltárida, la misma que emplea a 33 porteros para un edificio con 2 puertas).

En prioridades de gobierno ya os contábamos cómo se antepuso en Toén la creación de un campo de golf público al alcantarillado de todas las aldeas del municipio. Son abundantes los ejemplos en los que el dinero de nuestros impuestos sirve para subvencionar los caprichos de una clase social muy determinada, precisamente a la cual pertenece La Casta, la cual constituye La Casta.

Of the 1%, by the 1%, for the 1% (Stiglitz parafrasea en este celebérrimo artículo a Lincoln, quien definió la Democracia como el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo).

En Ourense tenemos un ejemplo especialmente absurdo: la estación de esquí de Manzaneda, que lleva arrojando pérdidas año a año desde su construcción (es simple, sólo tiene nieve unos pocos días al año), pérdidas que son cubiertas con dinero público. No importa, pues se trata de ofrecer un servicio social necesario para la sociedad: la posibilidad de esquiar sin desplazarse a otras regiones. O de jugar al golf, o la de…¿montar a caballo?. ¡No falla! Es la que faltaba, la Diputación, en su empeño en subvencionar a la clase bien ourensana sus diversiones, también cuenta con un Centro Ecuestre, con su escuela de equitación, su criadero, sus pistas para competición…

Todas estas instalaciones tienen algo en común: acarrean pérdidas, ya que están dirigidas a un sector de la sociedad que es, por definición, poco numeroso. Por eso no existe iniciativa privada que cubra estos servicios, porque es un negocio ruinoso, dado el restringido número de clientes potenciales. De hecho, el dichoso centro ecuestre está en proceso de privatización, proceso que también está montado para el beneficio de alguien de La Casta a costa de los intereses del 99%.

Se pueden subvencionar los hobbies de la clase alta en uno de los rincones más pobres de España (y, por ende, de Europa occidental). Eso sí, la sanidad pública es un lujo insostenible y al mismo tiempo se cierran ambulatorios. No importa, porque la buena sociedad ourensana tiene sanidad privada. La educación pública, que sólo sirve a los hijos de la plebe, puede sufrir recortes, pero se seguirá subvencionando la educación privada con un bochornoso sistema de conciertos único en Europa para que los papis bien puedan llevar a sus retoños a colegios donde no se junten con la chusma, por un módico precio.

Los aeropuertos en medio de la nada, que sólo sirven para que la clase alta pueda llegar cómoda y rápidamente a sus lugares de ocio. La alta velocidad ferroviaria, una necesidad imperiosa para La Casta de todos los colores políticos, aunque los vagones vayan vacíos pues la mayoría, el 99%, no se puede permitir el enorme diferencial de precios.

Da igual, es su democracia, of the 1%, by the 1%, for the 1%. El Estado como reverso de Robin Hood, que en vez de cumplir su papel redistribuidor acrecienta las desigualdades, subvencionando los lujos para ricos mientras que se le dice al trabajador que acuda al mercado para proveerse de servicios. Se trata, en suma, de una transferencia de riqueza de las clases populares a las clases pudientes.

Ir a clases de equitación es un derecho inalienable. O ir a esquiar, o jugar al golf. Llegar cómoda y rápidamente a todas partes es una necesidad perentoria. La libertad se basa en poder elegir la sanidad privada, la educación privada que deseemos y que el populacho pague parte de la factura vía desgravaciones fiscales o conciertos.

Una renta personal básica, una educación universitaria gratuita, alquileres sociales…todo eso, común en Europa, es aquí considerado un lujo imposible. E incluso los sistemas más básicos de protección y redistribución social como la educación, la sanidad o las pensiones son puestos en cuestión. El AVE, una necesidad. La educación pública, un lujo insostenible.

Repito una vez más. Esta es su democracia, del 1%, por el 1% y para el 1%. Pero recordemos que esta tramoya se sostiene con el voto del 99%.

14 comentarios »

  1. Precisamente hoy mismo leí que está asegurada la construcción de un corredor ferroviario de alta velocidad entre málaga y algeciras por el litoral. Una orgía de millones para un ave carísimo solo al alcance de ricos golfistas británicos que vengan a jugar a la costa del sol. Un servicio esencial para el turista forrado y una ruinosa inversión que pagaremos todos

    Comentario por jose m — 19 febrero 2013 @ 11:11 | Responder

    • Claro, pero es que la Gran Bretaña no tiene ni un sólo kilómetro de alta velocidad, si exceptuamos el TGV que cruza el Eurotúnel. Y lo que están planteando es empezar a inaugurar tramos allá por el 2026 al 2032. En una isla con elevada densidad de población en la cual las líneas tendrían una ocupación muy superior que las españolas.

      Realmente, tirar una línea de Alta Velocidad para unir Málaga (586.000 hab) con Algeciras (116.000 hab) sería considerado un chiste en cualquier otro lugar del mundo. Y aquí, incluso después de todo lo que ha ocurrido, se sigue apostando por la obra pública con un empeño que recuerda a las Autobahn del III Reich o a los pantanos del franquismo.

      Comentario por Mendigo — 19 febrero 2013 @ 15:24 | Responder

  2. Buenas tardes:
    El tema de las obras tipo AVE y otras son los sobres que ya han cobrado y que hay que devolver
    Por cierto mendigo no necesitan el 99% de nuestros votos ,con el 40% ya les vale para dirigirnos como si fuésemos
    el 99 .Por cierto pagar si que lo pagamos el 95% + o-

    Comentario por Amelia Suarez — 19 febrero 2013 @ 18:14 | Responder

    • Buenas tardes, Amelia.

      Soy de la misma opinión con respecto a los sobres. Sin embargo, disiento con el 40%. Necesitan que el 40% les vote, y el otro 59% se resigne, para continuar con la función.

      Comentario por Mendigo — 19 febrero 2013 @ 19:54 | Responder

  3. Por puntualizar:
    – no estoy de acuerdo con el asunto de los conciertos educativos: no son para el 1% (esos ya tienen colegios privados-privados), sino para el 50%(¿?) de la clase media. Los conciertos (al menos así era en su origen) no están orientados a segregar a la plebe, sino a conservar los privilegios educativos del clero, y a favorecer la difusión de la ideología de derechas. Por eso hay tantos (hay muchas más plazas que las que necesitaría el 1%, incluso el 10%), y por eso se consienten los “idearios”, en su mayoría de derechas.Y para favorecerlos, en ciertas comunidades (en casi todas) se degrada la enseñanza pública, reduciéndola a los alumnos pobres, problemáticos. etc… (la misma mecánica que quiere hacerse con los “conciertos” sanitarios, pero estos más bien por el negocio).

    -Los aeropuertos en medio de la nada no son para que los usen los ricos, sino para especular con el suelo y para llenar las alforjas de algunos promotores/constructores. La mayoría de ellos están cerrando, o no abriendo. Eso no quita que puedan ser utilizados por el 1% y sus avionetas o jets, pero … de verdad los ricos tienen interes en ir a Ciudad Real?

    – Los campos de golf puede tener las mismas motivaciones que los aeropuertos, pero yo apuntaría a otra: puro papanatismo

    – y es cierto, se subvencionan los hobbies de los ricos (del 10%) porque eso queda bien ante las “fuerzas vivas” de la localidad o de la provincia.

    Yo he montado a caballo en mis años mozos, y no he pisado un centro ecuestre en mi vida…. anda que no hay campo. Pero claro, correr detrás de las liebres no es lo mismo que exhibirse en el picadero con tu trajecito de amazona, tu gorrilla, tus botas brillantes y tu yegua enjaezada….

    Comentario por santi — 19 febrero 2013 @ 22:34 | Responder

    • Sí, tienes razón, al subvencionar la educación privada amplían su base de clientes potenciales. De esta forma la Iglesia puede seguir adoctrinando, y haciéndolo a capas más amplias de la población, las clases medias.

      Segundo punto: una cosa no quita la otra. Que los AVEs y aeropuertos sean susceptibles de ser aprovechados como pelotazos, no quita que su propósito original no sea dar un servicio a las élites (por ejemplo, los que toman el avión para ir a esquiar a las estaciones del Pirineo, aeropuerto de Girona y Huesca). El de Ciudad Real no, eso sí que fue un pelotazo puro y duro.

      Tercer punto, el papanatismo. La situación es exactamente la misma que la frase de Maria Antonieta, si no tienen pan, que coman brioche. La Casta gobernante vive en un mundo diferente, con otras necesidades. Gobierna, como es normal, para sus intereses (porque los dejamos).

      Ahora, lo de quedar bien ante las “fuerzas vivas” (la clase pudiente, la gente bien o, de nuevo, La Casta). Lo peor del asunto es que quedan bien delante del pueblo, porque consiguen que el pueblo se solidarice con la clase más alta. El cuento de la cerillera que temblando de frío a las puertas del Teatro Real, viendo pasar a los caballeros con sus gabanes y las señoras con sus estolas de pieles, decía “qué bien vivimos en Madrid”!. De esto hablamos hace un tiempo. Hay una tendencia de la clase baja a identificarse con la clase alta, a sentir satisfacción y orgullo de ver lo bien que vive, lo bien que vive a su costa. El caso del AVE es paradigmático: negar el AVE suponía una afrenta personal, para personas que no sólo no lo iban a necesitar (personas que no habían ido a Madriz en su vida) sino que no tendrían dinero para pagar el billete (y si tuvieran que ir algún día, irían en autobús).

      Para eso están los medios, no?

      Por lo demás, montar a caballo no es intrínsecamente malo. Yo también tengo aficiones caras o “de rico” (los motores). Pero no puedo esperar que el Estado me las subvencione, porque está para otras cosas. Para prestar servicios sociales claves, no para tirar el dinero en caprichos. Precisamente, para cubrir el resto de necesidades no vitales es para lo que tendría que estar la iniciativa privada.

      Comentario por Mendigo — 20 febrero 2013 @ 9:04 | Responder

  4. La última: “El Estado como reverso de Robin Hood” es una verdad de Perogrullo. Si recuerdas, Robin se dedicaba precisamente a putear al estado🙂

    Comentario por santi — 19 febrero 2013 @ 22:39 | Responder

    • De todas formas, parece que Robin Hood es sólo una leyenda (pero nosotros tenemos a Luis Candelas, el Tempranillo…mucho más cercanos en el tiempo y de existencia absolutamente acreditada).

      Por cierto, me enteré hace poco. Robin, además del diminutivo de Robert, es el nombre del petirrojo (aquí, paporubio).

      Comentario por Mendigo — 20 febrero 2013 @ 9:10 | Responder

  5. Si es que no entendeis nada. Hay que subvencionar lo de los caballos porque de otra forma estos acaban en el matadero y la carne en la lasaña congelada…

    Por cierto, ¿de verdad que la hoguera llega hasta las nubes? Yo no la veo todavía, pero marcho unos días a Madrid a ver si por allí se ve algo.

    Comentario por Aurora — 19 febrero 2013 @ 23:39 | Responder

    • Ahí, ahí, humor negro.

      La hoguera llega hasta el cielo, sí. Pero sólo entre aquellas personas con capacidad de indignarse, la leña verde no arde.

      Yo pasé hace unos días por Madrid, y sigue igual de fea que siempre, si no más. Crucé por la M-50 y me sorprendió el enorme tamaño que había adquirido desde que marché de ella (no hace tanto, 13 años). Un mar de ladrillos, centros comerciales…uf! Cómo me alegro haber salido de ese agujero.

      Comentario por Mendigo — 20 febrero 2013 @ 9:14 | Responder

  6. Pues nada, yo a lo mío. Hay salidas, pero hay que unirse a los que las llevan articulando más tiempo y tienen mejor focalizado al enemigo; por ejemplo: http://spanish.larouchepac.com/files/pdfs/flyers/2013/0219_qe_hyperinflation-6 pdf. http://vimeo.com/38847313.

    Comentario por Gustavo Giménez — 21 febrero 2013 @ 6:29 | Responder

    • El enemigo somos nosotros, Gustavo. Nuestra apatía, nuestra indolencia. Lo que hay que hacer es arrancar la enorme maquinaria de una sociedad narcotizada, idiotizada por la industria de la comunicación y entretenimiento. Todos sabemos quién se está llevando la pasta que nos falta, eso no tiene mérito, lo importante es hacer de una maldita vez algo para evitarlo.

      Por cierto, el primer enlace no consigo verlo. Ahora bien, por el título no creo que la hiperinflación sea un escenario previsible. Más bien el contrario, un cenagal deflacionario como en el que ha estado sumido Japón los últimos veinte años.

      Comentario por Mendigo — 22 febrero 2013 @ 9:19 | Responder

  7. Oigan, ¿y no será que aquí, igual que tenemos una Casa Real muy pobre y unos políticos muy pobres para las medias europeas (nos lo recuerdan cada dos por tres) también tenemos unos ricos muy pobres?

    La casta es la casta, tienen que practicar deportes de élite y viajar con la mayor comodidad… pero en este país se lo tenemos que pagar los contribuyentes, porque tenemos unos ricos muy pobres. ¡Pobres ricos! ¿No saben ustedes que también lloran? ¡Con lo caro que es ser rico, aún nos molesta pagarles la equitación! Yo creo que habría que hacer aún más, subvencionar los Armanis y los Ferraris, quitar las escuelas públicas y dedicar el excedente de funcionarios a criados y mayordomos de nuestras depauperadas élites, etc.

    Comentario por Javier Lázaro — 21 febrero 2013 @ 11:28 | Responder

    • Bueno, para empezar, nuestro querido Presidente quiere subvencionar el kilo de trabajador, para que sus empresas sean aún más rentables. Aún estoy en proceso de enterarme de qué ha pasado estos días, pero creo que me podía haber quedado una semanita más.

      Comentario por Mendigo — 22 febrero 2013 @ 9:13 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: