La mirada del mendigo

11 junio 2013

Matemáticas en misa

Filed under: religión — Mendigo @ 10:51

Perdón, ya sé que dos entradas en tan breve lapso de tiempo es ser demasiado plomazo, pero Javi acaba de subir esto y es demasiado bueno para no fusilárselo.

+

¡Matemáticas en misa ya!

Somos un grupo de docentes de todos los niveles educativos que estamos muy preocupados por el bajo nivel cultural en nuestra sociedad, los altos índices de fracaso escolar y la proliferación de telebasura.

Para salir de esta situación queremos traspasar los muros de las escuelas, los institutos y las universidades, llevando la cultura y la educación a ámbitos en los que hasta la fecha hemos estado ausentes, en los que nuestra dejadez ha privado a muchos ciudadanos del derecho universal a la cultura.

Como primer paso, queremos llegar a un acuerdo con las autoridades eclesiásticas para que nos cedan un diez por ciento del tiempo de las misas con el fin de que profesores especialistas en las distintas disciplinas puedan llegar más fácilmente a los creyentes mediante breves intervenciones didácticas.

Estamos estudiando cuál sería el momento idóneo para insertar en las misas contenidos científicos y culturales, tal vez inmediatamente después de la consagración o justo antes del padre nuestro.

Está claro que algunos feligreses podrían, con razón, objetar que ellos no tienen porqué aumentar sus conocimientos ni su cultura, ya que acuden a misa con el sólo fin de orar y escuchar la palabra de Dios.

Para solucionar este problema, y aunque pudiera parecer inconstitucional, a la entrada a la iglesia les haríamos rellenar un formulario para que manifestaran su preferencia por la religión o la cultura.

Una vez identificadas estas personas, podrían abandonar en el momento adecuado la nave principal de la iglesia y reunirse en las capillas laterales, la cripta o el salón parroquial. Con el fin de evitar agravios, estas personas podrían recibir durante ese rato charlas de carácter no cultural ni educativo pero muy relacionadas con los contenidos que se estén impartiendo en ese momento al resto de los fieles desde el altar.

Por ejemplo, los feligreses que no quieran repasar la tabla periódica, estudiarán los efectos perniciosos de los colorantes alimentarios, los que no quieran hacer ejercicios de educación física podrán ver un documental sobre la obesidad, y los que no quieran repasar los verbos irregulares ingleses podrían estudiar estadísticas sobre la importancia de hablar idiomas en el mundo moderno.

Los obispos nos han adelantado que no habría problema en computar el tiempo de cualquiera de estas actividades como tiempo equiparable al dedicado a escuchar la palabra de Dios, a la oración, a la contemplación, la penitencia o a la caridad y en ningún caso podrá discriminarse el acceso a la salvación eterna a los fieles en razón de sus preferencias religiosas o educativas.

Tampoco han puesto la más mínima objeción a la aparente contradicción derivada de que el contenido de las misas esté basado en la fe y las creencias, en contraste con la naturaleza científica y académica de los contenidos que habitualmente impartimos en las aulas.

En un primer momento, las clases se impartirían sólo durante las misas obligatorias de los domingos y fiestas de guardar, para más adelante extenderse a otros actos religiosos de asistencia no obligatoria como bautizos, bodas, comuniones, funerales, ejercicios espirituales, ordenaciones sacerdotales e incluso ceremonias de canonización o beatificación.

Pero, ¿de dónde saldría el dinero para pagar al profesorado que trabaje los domingos? Sin duda alguna de los donativos que los fieles depositan en los cepillos, del porcentaje de impuestos destinados al sostenimiento de la Iglesia Católica o, en general, de los presupuestos de la Iglesia.

Para garantizar la calidad de las enseñanzas impartidas, nuestra asociación gestionaría directamente el dinero aportado por la Iglesia y con él contrataría a profesores de sólida formación pedagógica y científica que se encargarían de impartir las clases durante las misas.

Naturalmente, dado el carácter eminentemente laico de las clases, no dudaríamos en despedir fulminantemente a aquellos profesores que no mantuvieran una coherencia laica entre su vida profesional y personal haciendo cosas como casarse por la iglesia, acudir a misa semanalmente o participar en cualquier tipo de actos religiosos.

Finalmente, llevaremos nuestras negociaciones hasta el mismo Vaticano, con cuyas autoridades firmaríamos un concordato que garantizara la continuidad de nuestra noble tarea docente en las iglesias durante los años venideros.

Entre tanto, puedes hacer llegar nuestra propuesta educativa a docentes, padres, alumnos, políticos, sindicalistas, medios de comunicación e incluso a las autoridades eclesiásticas. Tal vez así contribuyamos a que se entienda mejor lo que está ocurriendo en relación con la enseñanza de la religión en los centros sostenidos con dinero público.

10 comentarios »

  1. jejejeje Qué bueno e irónico.

    Comentario por wenmusic — 11 junio 2013 @ 11:59 | Responder

  2. Muy bueno.

    Me recuerda mucho a otro post genial, ya viejo, sobre el matrimonio entre católicos:
    http://www.psicobyte.com/articulo/matrimonio_y_catolicos

    Comentario por santi — 11 junio 2013 @ 13:48 | Responder

  3. Lo mejor es que los cura-profes (aunque este palabro me de ideas no lo desarrollo jajaja) harán substituciones en el resto de materias… por otro lado igual me apunto a clases para ancianos… lo del uno y trino mola, no se si va de física cuántica o del blog de Salvador SOS – TRES😉

    P.D. Que conste que me parecería perfecto una historia comparada de las religiones desde un punto de vista filosófico, un estudio profundo del pasado… aunque sólo sea porque no se que coj…. pintan unos chavales a los que hacemos analfabetos funcionales visitando museos cuando desconocen todo lo que rodea (en cuanto historia, geopolítica, época etc…)respecto a las obras que les rodean… que sinceramente sin un marco adecuado son necesariamente un coñazo en comparación con el 2.0 ese de la realidad aumentada o…. será focalizada-prefabricada😉

    Un abrazo tronk y resto!

    Comentario por Escéptico — 13 junio 2013 @ 7:09 | Responder

  4. Genial, si no fuera porque encierra una triste realidad… De todos modos, yo que imparto algunas horas de alternativa a la religión prefiero hacer la guerra desde dentro… ;D

    Comentario por Pedro — 13 junio 2013 @ 22:35 | Responder

    • Yo di una clase, cuando estuve en prácticas. El ateísmo en la filosofía anarquista. Hasta fui con un libro de Bakunin para leer algunas citas y comentarlas. Los niños flipaban, y era curioso, tenían miedo de hablar abiertamente de la inexistencia de Dios, como si les fueran a reñir por decir opiniones contrarias a lo establecido.

      De hecho, quería invitar a la de religión y hacer la clase conjunta, cada uno exponiendo sus razones. Ya me dejaron claro que ni hablar del peluquín. XDDDDDDD

      Comentario por Mendigo — 17 junio 2013 @ 22:54 | Responder

      • En las religiones en general, y la católica en particular, a poco que te plantees las cosas descubres que no tiene ningún sentido lo que te están diciendo, que es absurdo, que incluso pensando desde el punto de vista de “Dios existe”, el dios que nos presentan no puede ser posible a menos que sea un cabrón al que le gusta jugar con la humanidad como si fueran ratones de laboratorio.

        La solución al problema, por supuesto, es la que han aplicado siempre y siguen tratando de aplicar ahora (cada vez con más dificultad, dada la facilidad de acceso a la información que tenemos ahora): impedir que la gente se plantee siquiera el tema.

        Comentario por marcostonhin — 18 junio 2013 @ 8:55 | Responder

  5. Retomo el tema porque la niña va a empezar en el cole nos han planteado si va a ir a religión (católica) o no. Ahora que me toca a mi de lleno me parece más absurdo e indignante que nunca. Por supuesto que no va a ir, pero es que no se ni cómo tienen los webos a éstas alturas de preguntarlo. ¿cómo es posible que den religión (católica) en un colegio público? ¿por qué tengo que pagar con mis impuestos para que les llenen la cabeza a los niños con gilipolleces?

    Es un colegio, los niños van a aprender, a prepararse para su futuro académico, para estar preparados para trabajar y adquirir conocimientos. No es para que les vayan lavando el cerebro e introducirlos en una secta religiosa. Si fuera por mi, no sólo no se daría religión católica en ningún colegio, ni público ni privado (lo único añadir una asignatura de culturas del mundo, eso sí sería interesante), sino que prohibiría los lavados de cerebro (llámese enseñanza religiosa) a menores, que se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad al respecto.

    Comentario por marcostonhin — 19 junio 2014 @ 9:15 | Responder

    • Podría ser peor: después de acabarme de leer el Corán, se me vino a la mente la pregunta ¿y esto se enseña en las escuelas? Inclusiva en las de mi país, con el dinero de mis impuestos…

      Realmente, habría que evitar que se adoctrinase a los niños. Es abusar de ellos. Pero en ninguna doctrina, eh? Tampoco me gustaría ver a un padre soltándole a su crío las bondades de Trotsky o… Es abuso de menores. Joder, déjale que a su tiempo ya tomará el camino que crea conveniente, no le vayas empujando ya por el tuyo. En realidad hay muy poco respeto por la libertad humana en todos los ámbitos: yo quiero a mi niño porque es una fotocopia de mí, de mis ideales. No, joder, entonces a quien te quieres es a ti. Déjale que tire por donde quiera, y quiere a tu hijo aunque opine diferente a ti. La gente es muy débil, teme que nadie le lleve la contraria.

      Si te digo la verdad, una de las cosas que más me echan para atrás de tener críos es tener que llevarles al colegio. Viendo los subnormales que salen de magisterio, que son más pueriles que los propios críos, yo no quisiera que mi hijo fuera educado por tipiños semejantes. En secundaria, bueno, ya es otra cosa. Pero en primaria son más bien niñeras, ahí no se aprende nada, van a pintar la mona (y así llegan con el nivel que llegan a la ESO, prácticamente con el chupete en la boca). En UK se permite, pero en España no, lo de la educación alternativa, por los padres o en pequeños grupos.

      Comentario por Mendigo — 19 junio 2014 @ 17:09 | Responder

      • En cuanto a la enseñanza alternativa ya hay precedentes. No me acuerdo de datos concretos, pero hace poco una familia ganó un juicio porque insistían en enseñar ellos (los padres) a sus hijos en casa. Eso sí, los niños tienen que ir a hacer los exámenes oficiales en un colegio, para que les den por válida la enseñanza.

        Comentario por marcostonhin — 21 junio 2014 @ 9:26 | Responder

        • Hay cosas…pero es un quilombo, como dicen los argentinos. Meterse en juicios y toda esa mierda, además de que el niño queda señalado, estigmatizado… Cuando vaya a hacer los exámenes, será “el raro”, en el pueblo/barrio… A mí me la pela, pero a un crío eso le hace daño, no tiene espaldas suficientes como para soportar ser diferente.

          Hay otras iniciativas, como cooperativas escolares…pero ya sería raro tener una cerca de donde vives.

          Y luego están los críos. De nada sirve que trates de mantener a tu hijo alejado de la imbecilidad televisiva, si luego se va a reunir con pequeños zombies adictos. Le picará la curiosidad y tendrás que acabar dejándole ver la tele. Y como decía una viñeta de Quino, para tener un taradito…

          Comentario por Mendigo — 21 junio 2014 @ 20:18 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: