La mirada del mendigo

21 junio 2013

Hablemos de sexo

Filed under: democracia — Mendigo @ 18:49

No, es broma, hoy no toca. Sólo lo puse para llamar un poco la atención, pero de lo que quería hablar no es menos apasionante. Hablemos de Democracia.

Estaba contestándole a Marcos en la entrada anterior, pero es que la contestación se ha salido ya tanto de madre, que es mejor que continúe con la conversación en otra entrada.

Intento reconstruir la conversación. La historia venía de esta charla sobre la democracia ateniense y el funcionamiento de la designación por sorteo para los cargos públicos que da Étienne Chouard.

+

Cami –
[…] Por eso se habla de sorteo y de puestos que no son ni prorogables ni repetibles.

+

Mendigo –
Pero sobre todo, lo más importante, es que los elegidos por sorteo no ostenten el poder político, sino que sean meros GESTORES. El poder político lo tiene la ASAMBLEA (ἐκκλησία, del cual irónicamente deriva el nombre de la institución machista, antidemocrática y autoritaria por antonomasia, junto con el ejército). Y esa es el principal punto que le quiero comentar al pavo. Que si se le devuelve el poder político al pueblo, y los cargos son meramente gestores de las decisiones tomadas por sufragio universal por el cuerpo político, y además están vigilados en toda su actividad política, constantemente sometidos a censura…da igual el método de designación de estos gestores, si meritocrático (por oposiciones), si electivo o si elegidos al azar (mi opinión es una combinación de los dos primeros). Lo importante es impedir que los gestores se hagan con el poder que sólo deberían gestionar, atarlos en corto.

Te pongo en ejemplo: la sociedad, en el juego de mayorías, escoge tras un necesario debate e información que debemos dar un mayor impulso a la energía eólica. Incluso con cantidades concretas, pongamos 5.000MW en los próximos años. Ya está, ahí tiene la tarea el ejecutivo. Él (ellos, el ministerio o consejería en cuestión) se ocupará de todas las cuestiones técnicas (dónde, cómo…etc). Ahora, con ese mandato popular tendrá que cumplir nuestras órdenes como mejor sepa. E ir informando (es crucial la absoluta transparencia). Y si nos parece que nuestro empleado se está aprovechando de su puesto para, por ejemplo, darle concesiones a sus amiguetes, que haya una forma para destituirlo de forma fulminante. Que en todo momento quede meridianamente claro quien manda: el pueblo. Y quien obedece sus órdenes: los gestores, en mi opinión elegidos por el pueblo entre los mejores (no la bazofia que tenemos que soportar).

Serían más bien funcionarios que cumplen lo q se les ordena, pero las decisiones relevantes, las líneas maestras las toma el pueblo por sufragio universal. Esto implica, por supuesto, que la Asamblea sustituya a las cámaras parlamentarias, pues donde está el original (la voluntad pupular) no hacen falta copias más o menos tergiversadas (los que se autodenominan “sus representantes”).

+

Marcostonhin –
En realidad estás describiendo exactamente el sistema que (se supone) tenemos ahora. En teoría, los miembros del parlamento son gente elegida democráticamente por el pueblo para GESTIONAR el país, de acuerdo con las necesidades y deseos de la población (que para eso eligen a esos gobernantes, y no a otros). Cada cuatro años la gente valora su gestión para decidir si continúan gestionando los mismos o si eligen a otros gestores. Además hay herramientas que permiten, en el caso de que lo hagan realmente mal, realizar anticipadamente una nueva elección. Además las leyes más fundamentales (principalmente la constitución) no se pueden cambiar (legalmente) si no es por sufragio universal. Un partido político no puede cambiar la constitución porque le de la gana, sino que tiene que haber un porcentaje de parlamentarios que voten por cambiarla, y una vez aprobado en el parlamento tiene que haber sufragio universal para que se apruebe ese cambio.

La realidad es otra, simplemente porque los partidos políticos se pasan la ley y la decencia por el forro: los partidos no son los gestores que deberían ser, sino que durante su mandato se consideran los dueños y señores del país, y por lo tanto pueden disponer de él como les de la gana y según sus propios intereses. Además incluso han cambiado un par de veces la constitución, de forma unilateral y no sólo sin sufragio universal (por lo que es un cambio no sólo ilegal sino también delictivo), sino además haciéndolo en contra de la opinión del conjunto de la población.

+

Parrafada del Mendigo –

No, para nada. En la forma actual del sistema el gobierno GOBIERNA y el Parlamento legisla. El pueblo no gobierna, lo mires como lo mires, elige a los que legislan (y ello de forma muy limitada). No a los que administran, a los que legislan, y el legislativo eligen a los que gobiernan y los que gobiernan a los que administran (ministros, consejeros y adjuntos).

El pueblo no gobierna. Al pueblo no se le pregunta, por ejemplo, si se quiere recortar en educación o si mejor hacerlo en armamento (más que nada, porque se temen que la respuesta no les guste). Al pueblo se le pide que elija a los que tomarán esa decisión. Y la tomarán con arreglo a su programa, o no, según les venga en gana, pues ni tan siquiera eso tienen que respetar.

O siguiendo el ejemplo que le ponía a Cami: es el gobierno el que decide el modelo energético que quiere (influenciado por unas grandes empresas con fuertes intereses económicos detrás). Y el gobierno el que encarga a los gestores (Secretario de Estado de la Energía, actualmente Alberto Nadal, y demás altos cargos y funcionarios) que desarrollen esa decisión POLÍTICA. Decisión que no has tomado tú, ni yo (a pesar de que sabemos mucho más del tema que cualquiera de los que se sienta en el Consejo de Ministros, y más que todos ellos juntos), nadie te ha preguntado. Sólo te han preguntado quién querías que tomase por ti esa decisión (y luego, hacer alquimia electoral si tu respuesta no es la que corresponde a un español de bien, para que salga lo que debe salir).

La diferencia es de la hostia.

Te lo rebajo al mundo cotidiano. No es lo mismo que vayas a un restaurante y decidas qué plato quieres comer…a que escojas entre tres o cuatro desconocidos que te presentan delante, cuál de ellos escogerá el plato que TÚ te vas a comer.

Te pongo otro ejemplo. Vas a un hipermercado a comprarte, por ejemplo, una televisión. Pero no te dejan elegir la televisión que, al fin y al cabo, es la que va a verse en tu casa. No, porque suponen que tú no tienes los conocimientos para escoger adecuadamente esa tele. Por ello, te ofrecen los servicios de unos vendedores, de los cuales tú podrás elegir a uno, que es el que te dirá la tele que tienes que comprar. La tele la pagas tú, va a ser para tu casa, pero la elige otro, porque alguien ha decidido tratarte como un débil mental. Además, y para más recochineo, te enteras que el que tiene que escoger la tele por ti, tiene un nivel en conocimientos de electrónica muy inferior al tuyo. Y aún más, esperan que te creas que la decisión tomada por ese “especialista” será la que te conviene a ti, y no a él o a la dirección del Carrefú que le paga. A esto le llaman democracia, libertad… Una vez que has escogido entre los diferentes vendedores, sólo te queda fiarte de su palabra y creer a pies juntillas en su honestidad. Y pagar la tele, claro.

¿No te sientes ofendido nada más de pensarlo? ¿No es evidente que de esa forma el Carrefú, que al fin y al cabo es quien paga a todos los vendedores, te la iba a meter doblada una vez tras otra? Pues ÉSE es el sistema que tenemos.

Y aún por encima, los medios de comunicación te dicen que vives en el mejor de los mundos posibles; debes estar contento porque antes, cuando nuestros padres compraron su primera tele en ByN, ni siquiera podían elegir vendedor y tenían que cargar con lo que les quisiera largar. Eso era una dictadura y lo actual, por oposición a lo anterior, le llaman democracia. ¡Uf! Está lloviendo, escampa y ya decimos que luce el sol. Pues no, joder, no llueve pero sigue encapotado. El sol no aparece por ninguna parte.
La oligarquía actual es un avance respecto de la dictadura, pero en modo alguno esto es una democracia. ¡El pueblo sigue sin gobernar, sigue sin decidir! ¡Otros siguen decidiendo por él!

Venga, te pongo un último ejemplo. Imagínate que eres, por ejemplo, un empresario hotelero. Adquieres un nuevo hotel y contratas a un gerente, que se presenta con buenas credenciales, para que lo lleve. Le dices cuáles son tus planes, quieres que sea un hotel destinado a las personas mayores, con atracciones adaptadas a su edad, que si bailar pasodobles, bingo, macramé… Una vez que ya has dejado las líneas maestras de cómo quieres que sea tu negocio, te marchas a organizar otros hoteles, confiando en que tu empleado tomará las decisiones oportunas, dentro del margen de maniobra que le has dado. Nadie espera que tú decidas hasta de qué color son las servilletas, las cuestiones técnicas y detalles las resuelve la gente a la que le has dado tu confianza contratándola. Esto creo que lo entiende cualquiera, el dueño es el que gobierna, y el encargado y resto de personal los que gestionan sus órdenes de la manera que crean conveniente para cumplir con los planos del empresario.

Vale, pues vuelves al cabo de unas semanas, y te encuentras que tu hotel es un macroprostíbulo, con una piva en bolas colgando de una barra, y wisky y farlopa corriendo a raudales.

Cuando recuperas la consciencia te diriges a estrangular al gerente que habías puesto al mando. Venga, vamos a dramatizar la conversación que tendría lugar:

Propietario – Pero qué has hecho, desgraciado, si te dije que quería que este local fuera un hotel tranquilo para gente de avanzado edad, ancianitas, jubilados, y mira en qué me lo has convertido!!!!

Gerente – Calla, que no tienes ni puta idea. Las putas dan mucha más pasta, aún me lo tienes que agradecer que gracias a mí vas a ganar aún más

P – Me importa un cojón, yo te había dicho que fuera una casa de retiro y es exactamente lo que quería que hicieras

G – ¿Tú me has elegido, no? Pues ahora te jodes, y hasta dentro de cuatro años pienso hacer con este local lo que me salga de los huevos. Y luego…ya veremos.

P – ¿Pero tú estás loco? ¿Te has olvidado que este local es de mi propiedad? ¿Que yo soy el dueño? ¡Tú sólo eres un encargado, te he dejado que administres el negocio pero en mi nombre!

G – Que sí, que lo que tú digas. No te sulfures: ¿acaso he negado que esto sea tuyo? Mira, sí, si lo pone en estos papelotes. (lee) Artículo primero, el propietario de este negocio es D. Fulanito… ¿Ves? Es tuyo, nadie te lo discute. Ahora deja de tocarme los cojones, que ya sabré yo lo que hacer con tu negocio. Y ya te estás largando de mi oficina, porque si no, llamo al de seguridad, a quien yo pago con tu dinero, a que te cruja las costillas.

¿Divertido? ¿Crees que esto podría suceder en alguna empresa? Pues este sainete burlesco es lo que ocurre todos los días en el gobierno de España. El propietario de una empresa no permite que el gerente, al fin y al cabo un empleado, le tire de las barbas y haga con la empresa lo que le venga en gana. Sin embargo, nosotros, el pueblo, permitimos que tomen decisiones con nuestra propiedad, el Estado, sin que ni tan siquiera se dignen en consultarnos. Y si pedimos explicaciones, si les desautorizamos, diciendo que gobiernan de forma contraria al mandato expresado por la ciudadanía en las urnas, contraviniendo la voluntad popular para beneficiar unos intereses particulares muy concretos ¿qué hacen? Soltar a los perros.

Será que esto no es una Democracia. Será que no gobierna el pueblo, porque si gobernase, en ninguna empresa se apalea al propietario. Será que NO es el propietario.

Es que deberíamos distinguir nítidamente entre gobierno y administración / gerencia. Cuando se habla de Democracia directa, es decir, Democracia, se replica que no vamos a estar todo el día votando, tomando decisiones, no podemos saber de todo. No coño, ni puta falta que hace. Tampoco el propietario de una fábrica decide hasta de qué métrica debe ser el último tornillo, y sin embargo nadie discute la autoridad de su gobierno. Y el que se salga de sus directrices, puerta. ¿Acaso te imaginas a un empleado diciéndole a su jefe que pasa de hacerle caso, y que piensa hacer lo que le venga en gana? Sin embargo, el ejército español participó en la invasión de Iraq con un 98% de la sociedad en contra y con mareas humanas en las calles.

Esto es así en todas las empresas, ¿por qué no puede ser así en el Estado? No es necesario que los ciudadanos votemos hasta el último reglamento, para eso podemos nombrar gestores que lo hagan, pero cumpliendo nuestro mandato. Es que tampoco Raxoi ni sus ministros se ocupan, ni mucho menos, de todos los puntos, ni mucho menos saben de todas las cuestiones. De hecho, sólo hay consejo de ministros una vez a la semana. Pues bien, lo que yo propongo es sustituir el legislativo (que no hacen más que darle a un botón sin tener ni puta idea de lo que votan) y ejecutivo electivo por la expresión directa de la voluntad popular, canalizada por el voto electrónico. Cada semana, toca tratar (previo proceso abierto de debate de por ejemplo un mes) de este, este y este puntos. Quien tenga una opinión formada, que vote. Y quien no, joder, que haga lo que hace ahora, un acto de fe y escoja la opción que recomienda su partido amado. Pero yo no soy un deficiente mental, me gusta pensar las cosas por mi cuenta, escuchar las razones de unos y otros, sopesarlas, pero ser yo el que tome la decisión. Y con mi decisión, y la de mis conciudadanos, es con lo que se forma una línea de gobierno. Línea que luego tendrá que ser ADMINISTRADA y desarrollada por la plétora de secretarías y delegaciones que existen actualmente. Pero no la voluntad de Raxoi, o de quien sea, manipulable como la de cualquier hombre, sino la voluntad popular.

Y por cierto, dar pábulo a la inteligencia colectiva suele dar muy buenos resultados. Fijaos en la Wikipedia, o el mismo sistema linux desde el cual estoy escribiendo. La gente no es tan tonta como pretenden, y desde luego mucho más honrada que los que nos gobiernan.

No tolero que ningún berzotas que a lo más que llegó en su inútil vida es a sacarse la carrera de derecho (en mis tiempos se entraba con un 5 en Selectividad, no sé ahora) se atreva ni a sugerir que podría representarme. Yo tengo voz propia, opinión y voluntad, no soy un niño o el muñeco del ventrílocuo para que nadie hable por mí. Y desde luego un privilegiado minusválido mental y moral como los que copan los escaños de las cámaras jamás hablará con mi mismo timbre, acento, tono…y mucho menos sentido.

Nadie puede representarme. Y en la era de Internet, no sólo no es necesario, es que es ultrajante esa suplantación de la soberanía popular y el sacrosanto derecho ciudadano a autogobernarse.

En el fondo, la misma idea que subyace en el Estado fascista, que considera al pueblo como compuesto de individuos ignaros, y por lo cual rechazaba la pluralidad de partidos políticos, es la misma de los que rechazan la idea de que, en vez de escoger a los que gobiernan, el pueblo pueda gobernar directamente.

Desprecian al pueblo como si fuera un niño, como la famosa frase de Carlos III. Y en cierta forma así es, a un niño hay que educarlo, y conforme se le va dando nuevos espacios de responsabilidad, madura y es capaz de tomar de forma autónoma decisiones. Cuando al niño se le reta con nuevas responsabilidades, el niño responde, crece, madura. ¡En eso consiste ni más ni menos que el proceso educativo! Si se le somete, si al niño se le niega cualquier oportunidad de libre albedrío, mantenido en la cómoda jaula que le impide tomar decisiones, asumiendo la responsabilidad de sus consecuencias, el niño seguirá siendo un incapaz incluso cuando cumpla los cincuenta años, necesitado de una voluntad externa que dirija sus pasos pues la voluntad propia fue atrofiada desde la infancia.

La sociedad ha demostrado que es madura para escoger el partido que ¿desea? que le gobierne, sin que ocurrieran esas desgracias que preconizaba el fascismo. Hemos sabido vivir sin la paternal vigilancia del Generalísimo, resulta que no lo necesitábamos. Bien, vamos entonces a quitar otros ruedines, démosle al pueblo un espacio de libertad mayor. Dejemos que el niño devenga hombre, no encimbremos el desarrollo natural de una sociedad, permitámosla progresar.

Pero un hombre libre es orgulloso, difícil de someter, una mujer que ha forjado su voluntad es irreductible, por eso prefieren mantener al pueblo embrutecido en una niñez indefinidamente postergada. Hay grandes intereses en mantenerlo reducido a este estado de indefensión moral, asistido en su mórbida cuna por los padres de la patria para mantener su voluntad muelle y convertirlo en una dócil bestia de carga. El niño debe exigir nuevos espacios de libertad rebelándose contra la autoridad paternal, desafiándola. Es ley de vida.

Es por ello que Atenea porta el casco de hoplita.

15 comentarios »

  1. Fuente ácratas y el agujer anarquista:

    Democracia, simplificando:
    LA SOLUCIÓN ES MÁS DEMOCRACIA: Democracia Formal, verdadera, real, eso que la gente desconoce lo que es, porque la confunde con la Justicia Social. Y ésta es consecuencia de aquélla, no es en sí misma la propia democracia.
    La Democracia son cuatro cosas, pero muy claras: 1. Sufragio universal, libre y secreto.
    2. Independencia de poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial desde las propias urnas, en separadas votaciones también en el tiempo.
    3. Representatividad, conocimiento objetivo de qué diputado representa a cada persona concreta, lo que se consigue con las circunscripciones unidiputacionales y con el control del diputado desde la Asamblea Ciudadana Diputacional, cuyo mandato sobre el diputado es imperativo. El diputado (palabra que significa recadero) debe servir a su Asamblea, no al contrario. Lo que se consigue cuando el diputado cobra directamente de la Asamblea, no del Estado. De modo que el Congreso de los Diputados (no hace falta Senado) no pertenece al Estado, sino al Pueblo.
    4. Procedimiento claro para deponer en cualquier momento a un diputado corrupto o que incumple el mandato imperativo de su cuerpo electoral. A denuncia de la Asamblea, y con voto en una proporción determinada, el diputado es llevado ante la Judicatura competente, le es retirada su acta de diputado y es puesto a disposición judicial para que se depuren sus responsabilidades civiles y penales, si las hubiera.
    La partitocracia cleptocrática española incumple las condiciones 2, 3 y 4.
    La 2, porque el Parlamento elige al Presidente del Gobierno; y porque éste, igual que muchos de sus ministros, pertenece simultáneamente a los poderes Ejecutivo y Legislativo (¿Qué independencia de poderes puede haber, pues?).
    La 3, porque el sistema de listas de partido (da igual si son abiertas o cerradas, eso es un truco para despistar a los incautos) impide conocer a TU diputado, al que puedes exigir y deponer. ¿Cómo puedes deponer a alguien que no sabes si te representa? ¿Cómo puedes deponer a alguien de una lista si no es posible saber ni siquiera si lo has votado, puesto que tu voto es secreto? ¿No ves que sus opositores tratarían de deponerlo si ello fuera posible?
    La 4, porque nadie puede deponer a un diputado, ni siquiera el Jefe del Partido puede. La consecuencia son los casos de transfuguismo sin castigo ciudadano, diputados que traicionan no ya a la gente, con la que no tienen ningún compromiso medible, sino a su formación política.
    Por lo tanto, en España NO EXISTE UNA DEMOCRACIA, sino una putocracia, un régimen oligárquico de partidos. Los jefes de partido mandan sobre toda su formación, de modo que el Parlamento es innecesario. Los jefes podrían reunirse en un bar y votar las leyes ellos solos, no ya sin participación del Pueblo, sino ni siquiera de sus diputados, puesto que son mudos, sordos y ciegos, pero obedientes. ¿Qué hacen entonces en la Política? Lo que aclaró el diputado Zaplana: “Yo estoy en la política para forrarme”. Pero lo mismo podría decir cualquier otro diputado, sea de la formación que sea, con honrosas excepciones, como Anguita, Labordeta o Coscubiela y algún otro.
    Ha llegado el momento de cambiar todo esto.


    Pero no pidamos otra cosa más que DEMOCRACIA FORMAL. El resto viene solo. Y el que diga lo contrario, enreda a los lectores por maldad o por ignorancia.
    Si no hacemos todo esto, la Troika se saldrá con la suya, llegará la “ayuda” del FMI (que en vez de un salvavidas nos arrojará una piedra de molino al cuello) consistente en cambiar la deuda de bolsillo e incrementar los intereses. España se convertirá en un país pobre, inculto, con servicios públicos deficientes y sin otro trabajo que los servicios a jubilados y turistas a bajo precio.
    ¿Es eso lo que queréis? ¡Pues en marcha!
    ácratas.net

    Comentario por Escéptico — 21 junio 2013 @ 21:26 | Responder

  2. Un primer y sencillo paso que obvian todas las formaciones políticas (no me lo invento, muchos coñazos como yo lo hemos enviado durante los años y la respuesta ha sido siempre la misma: NINGUNA ) RARO? jajajaj
    http://cambio99.blogspot.com.es

    Texto:
    cambio99
    PÁGINAS

    Artículos
    Manifiesto
    Consecuencias inmediatas

    Un pequeño cambio trascendental

    Sobre España se ciernen negros nubarrones de incertidumbre económica, política y social. Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, hemos visto como ésta era provocada por otra burbuja mucho peor: la del crédito, provocada por especuladores y terroristas financieros, criminales sin alma.

    Pero esa burbuja financiera tampoco hubiera sido posible si España no arrastrase otra burbuja mucho más nefasta desde hace 34 años, que es la verdadera causa de todos los males que nos aquejan, y es la burbuja política.

    España es, producto de la Transición, una “media democracia” sin representatividad de
    los ciudadanos ni independencia de los poderes del Estado.

    Ha llegado el momento de dar un verdadero paso adelante en la reforma política. Un paso muy simple para cada ciudadano, pero trascendental para la sociedad del Estado. El Pueblo Español, como siempre, habrá de ser el que saque las castañas del fuego en lo económico, en lo social y también en lo político.

    ¡Por la independencia de poderes del Estado!

    ¡Viva el Pueblo Español Soberano!

    CAMBIO99
    VIERNES, 14 DE SEPTIEMBRE DE 2012
    PUBLICADO POR EDIT DICE: USA YAHOO!, GOOGLE APESTA EN 10:08 0 COMENTARIOS
    ETIQUETAS: CAMBIO99
    Manifiesto

    Desde hace más de 30 años, los españoles no tenemos más derecho político que el de acudir a las urnas legislativas a escoger entre listas de partido en las que apenas conocemos a nadie, más allá del candidato a Presidente; en medio de campañas emponzoñadas por el chantaje emocional de la apelación al voto útil, que nos arrastra al bipartidismo galopante. Luego, tras los mercadeos entre líderes partidarios en los pasillos del Congreso para investir al Presidente del Gobierno, hemos de soportar durante cuatro años la inseparación de los Poderes del Estado, con repugnantes doctrinas judiciales de protección especial a las clases privilegiadas; el poder político único, omnímodo e impune post-franquista; el transfuguismo de diputados corruptos, los escándalos en retorcidas investiduras presidenciales que secuestran la voluntad popular; la proliferación de partidos bisagra sin otro fin que la compraventa de cargos; la sobrevalorada influencia de los partidos nacionalistas, su exigencia de nuevas competencias autonómicas a cambio de la investidura presidencial, que conduce al federalismo imparable; el inconstitucional mandato imperativo del Presidente del Gobierno al Parlamento con sus oportunistas decretos-ley y los subsiguientes rodillos legislativos parlamentarios; y la supeditación del poder político al poder financiero, porque éste lo sustenta de facto a fondo perdido. La solución a todos estos problemas es imponer la independencia de Poderes del Estado, y se consigue por el sencillo procedimiento de que sea el Pueblo Español el que elija al Presidente del Gobierno en una segunda vuelta en las urnas, en vez del Parlamento.

    ¿Quién se atreverá a negarnos este derecho? ¿Qué partido, qué estamento, qué cúpula de poder se opondrá a que el Pueblo ejerza su soberanía inalienable? Estemos todos bien atentos a sus negativas, sus argucias dialécticas para abortar nuestro derecho. Ningún político que niegue el Poder Soberano del Pueblo Español debiera recoger un solo voto más de los españoles decentes.

    Los miembros de la Plataforma Cívica para la Modificación del Artículo 99 de la Constitución Española proponemos el siguiente redactado del mismo y exigimos su inmediata aprobación por las Cortes españolas sin tocarle ni una coma. ¡Se acabaron los subterfugios para sostener la partitocracia contra el interés del Pueblo Español!:

    Nuevo Artículo 99 de la Constitución Española de 1978:

    99.1.- El Presidente del Gobierno será elegido por el pueblo español una semana después de las elecciones al Congreso en una segunda vuelta electoral, en circunscripción única nacional, entre los candidatos de los dos partidos, federaciones, agrupaciones o coalición de electores, más votados en las elecciones al Congreso. Será designado Presidente electo, por la Junta Electoral Central, el candidato que haya obtenido mayor número de votos populares en esta segunda vuelta. El Presidente electo dejará inmediatamente de ser Diputado, cediendo su Acta al primer candidato no electo incluido en la lista electoral en la que aquél hubiere concurrido a las elecciones al Congreso .

    99.2. El candidato electo será investido Presidente del Gobierno ante el Rey y con la asistencia del Presidente del Congreso y del Tribunal Supremo. La investidura facultará al Presidente del Gobierno para el ejercicio de la función ejecutiva, en la que actuará con total independencia, limitándose al fiel y exacto cumplimiento de las Leyes aprobadas por las Cortes Generales, que vinculan y obligan al Poder Ejecutivo sin que éste pueda oponer veto alguno, ni siquiera suspensivo. El Presidente del Gobierno elegirá libremente a los Ministros, que en ningún caso podrán ser miembros del Poder Legislativo o Judicial.”

    99.3. Al Gobierno corresponde la potestad reglamentaria. En ningún caso las Cortes Generales podrán delegar en el Gobierno la facultad de dictar normas con rango de Ley. El Congreso, con el voto favorable de la mayoría absoluta de sus miembros, podrá disolver simultáneamente los Poderes Ejecutivo y Legislativo y convocar nuevas elecciones. La misma facultad corresponderá también al Presidente del Gobierno.

    99.4.- Los Títulos III, IV, V, VI y VIII se interpretarán de conformidad con el principio de separación e independencia de los Poderes del Estado.

    CAMBIO99
    PUBLICADO POR EDIT DICE: USA YAHOO!, GOOGLE APESTA EN 04:24 0 COMENTARIOS
    ETIQUETAS: MANIFIESTO
    Consecuencias inmediatas

    Desde las primeras elecciones generales, autonómicas o locales que sigan a la aprobación de la modificación del Artículo 99 de la Constitución que proponemos, se hará evidentes los siguientes cambios:

    ::La desaparición del VOTO ÚTIL

    en las elecciones al Legislativo, que es una aberración antidemocrática. Ya no servirá para nada. El Jefe del Ejecutivo se elige en la Segunda Vuelta. Cada ciudadano votará en la Elecciones al Legislativo al partido de su real preferencia, no como ahora, que por culpa del voto útil está a punto de desaparecer el PCE. El Parlamento será mucho más plural, y conseguir una mayoría absoluta en el Legislativo será prácticamente imposible.

    ::La puesta en su lugar de los nacionalismos

    y, en general, de todos los partidos que medran como BISAGRAS, concediendo a uno u otro candidato con posibilidades de gobernar sus votos en la investidura. Ya no habrá más investidura de Poder Ejecutivo que la que otorga el Pueblo.

    ::El fin del Poder Único, Omnímodo e Impune

    porque la independencia de Poderes Ejecutivo y Legislativo se legitima desde las propias urnas. Y cada uno de dichos poderes defenderá su cuota de poder y sus propio intereses. La recelosa vigilancia del Legislativo sobre el Ejecutivo será, al fin, posible.

    ::El fin del rodillo parlamentario y de las leyes ad-hoc

    Nunca el partido del Ejecutivo tendría mayoría en el Legislativo, por la fragmentación real del voto popular. Las leyes serían discutidas y votadas artículo a artículo, aunque ello fuera más trabajoso. ¡Y que nadie nos venga con la “gobernabilidad” como excusa: porque esconden tras ella su querencia a la corrupción y el consenso! Gobernar es fácil, si se respetan las leyes vigentes, que no son cosa del Gobierno.

    ::El fin de la función del Rey

    como proponedor del Presidente del Gobierno. Su papel sería ya totalmente representativo.

    ::El final del federalismo galopante

    No habría más transferencias de competencias contra los deseos de los votantes. Porque el Gobierno no debería su investidura a los nacionalistas, sino al Pueblo. Y porque, sin necesidad, nadie transfiere su Poder. Los nacionalistas verán que se les acaba su capacidad de chantaje y se opondrán a esta medida. Pero ¿cómo van a justificar su oposición a que sea el Pueblo el que invista de poder? ¿Cómo?

    ::El fin del transfuguismo de diputados corruptos

    No se darán casos como los de la Comunidad de Madrid, en que dos diputados autonómicos socialistas, corrompidos por la derecha, votaron contra la investidura de su propio candidato.

    ::El fin de los escandalosos gobiernos de coalición

    que apartan del poder al partido más votado, como en Galicia, Canarias, Baleares y Cataluña. Será el Pueblo el que decida, no los cárteles de usurpadores de la voluntad popular.

    ::Fin de la disciplina de voto

    Las urnas separadas para Legislativo y Ejecutivo también debilitarán la disciplina de voto actual —o mandato imperativo, que es inconstitucional, por cierto—, ya que los ciudadanos empezarán a fijarse en la actuación concreta de los representantes de su circunscripción provincial en el Parlamento por un lado, y en el Presidente del Gobierno por otro. Los partidos grandes, al perder la baza de la elección encubierta del Presidente en las elecciones, tendrían que empezar a amoldarse a las distintas circunscripciones, moviendo a sus parlamentarios por los medios provinciales, hablando de la defensa de la provincia, incluso permitiéndoles oponerse a algunas leyes que en otras provincias deberán apoyar.

    ::El cambio constitucional no puede rechazarse

    por los partidos políticos sin que se patentice que lo único que les importa realmente a los mayoritarios es la defensa de sus intereses como casta funcionarial. No pueden negarse a ceder la investidura del Presidente del Ejecutivo al Pueblo, porque perderían toda su legitimidad como supuestos representantes del propio Pueblo Español.

    CAMBIO99
    PUBLICADO POR EDIT DICE: USA YAHOO!, GOOGLE APESTA EN 00:00 0 COMENTARIOS
    ETIQUETAS: CAMBIO99
    Viernes, 21 de junio de 2012

    Comentario por Escéptico — 21 junio 2013 @ 21:38 | Responder

  3. Feliz día de los pitufos; el gruñón especial para ti:

    la primavera Fotografías

    Espero que funcione, en teoría es un gift :]

    Comentario por Morrigang — 22 junio 2013 @ 12:25 | Responder

  4. magnífico, mendigo.
    el enfoque del video es una maravilla. Da que pensar (pero hay que pensar en serio: muchos comentarios que leo van a lo de siempre: cómo elegimos a los mejores amos).
    Hay que repensar bien lo que se dice en el video. Pero verdaderamente es mucho mejor cuanto más lo piensas.
    Y por cierto que, al final, a la hora de la verdad, sí que se regresa a lo de siempre: las raices en lo económico: cuando analiza las “pegas que se plantean al asamblearismo y a la elección por sorteo”, en 1h 10min se refiere a la necesidad de ciudadanos implicados: En Atenas, la esclavitud y el machismo permitían la democracia (al liberar tiempo para los “ciudadanos”). Hoy en día, la teconología lo permite (“tenemos esclavos de hierro”) → Es decir, HAY QUE ACABAR CON EL CAPITALISMO (incluido el consumismo) para que todo el mundo tenga tiempo para la política.
    Un segundo capítulo es, una vez “germinada la semilla” en un número suficiente de cabezas, los que ostentan el poder no lo van a ceder. Nos atacarán, y violentamente. Sólo violentamente conseguiremos el objetivo central: igualdad POLÍTICA para todos.

    salud

    Comentario por escaiguolquer — 24 junio 2013 @ 11:54 | Responder

    • Es curioso, tu comentario al vídeo toca puntos que ya había yo anotado para comentarlos con el fulano en una entrevista.

      Yo creo que como primer punto, primera objeción, habría que decir: no puede haber igualdad política sin igualdad económica. Como le comentaba a Marcos, no es posible democracia sin socialismo.
      Igualdad que no tiene por qué ser absoluta, el voto de un obrero de la línea vale lo mismo que el del capataz y que el del ingeniero de la oficina técnica: NADA. Hay que acabar con las concentraciones de capital que desequilibran el sistema, bajar a la aristocracia económica de su caballo.

      Por otra parte, como comentas, si el sorteo se hace entre los voluntarios, estamos introduciendo un sesgo social porque sólo se podrán presentar voluntarios aquellos que dispongan de tiempo y de medios para sostenerse mientras se está dedicado al ejercicio del cargo público. Es decir, sólo los burgueses se postularían.

      Para ser ciudadano hay que ser persona, y no se puede ser persona si dedicas las 24 horas del día a la supervivencia. Empezamos a crear civilizaciones no cuando nos bajamos de los árboles, sino cuando los progresos técnicos nos permitieron tener excedentes, y que parte de la población se dedicara a cosas tales como reflexionar sobre las órbitas de los astros o esculpir el frontis del Partenón. Si todo el grupo tiene que dedicar toda sus energías a procurar sustento, el progreso humano se mide en una escala de decenas de miles de años.

      Por lo tanto, efectivamente, para que exista democracia debe haber información y formación. Y para ello ha de reducirse la jornada laboral. Si no, damos derechos vacíos, igual que el derecho a la vivienda que recoje la puta constitución. Sí, puedes gobernar. Después de comerte 10 horas de curro, el atasco, los críos…te pones a informarte sobre cuáles son los próximos proyectos de ley y reflexionar sobre cuál es la decisión correcta. Los cojones. Parece una tautología, pero para ser ciudadanos lo primero es dejar de ser esclavos.

      Comentario por Mendigo — 3 julio 2013 @ 23:06 | Responder

  5. Sólo pongo ésto para que quede claro que no te contesto no porque no lo lea, sino porque no tengo absolutamente nada que añadir/replicar/lo que sea. Dicho de otro modo: me has dejado sin palabras.

    Apertas.

    Comentario por marcostonhin — 24 junio 2013 @ 22:09 | Responder

    • Vaya, pues desde luego que no era esa mi intención. Con lo que me gusta discutir contigo!

      Mira, hoy cuando venía para casa se me ocurrió otro ejemplo divertido.

      Imagínate que tienes un coche viejo, hecho cisco, y estás pensando en comprarte uno nuevo. Pero andas justo de tiempo, y no entiendes mucho de coches, pero tienes un cuñao que es el típico enteradillo. Entonces le dices, mira, búscame un buen coche, ya conoces cuáles son mis necesidades, yo confío en ti, le que tú elijas. Y dejas la responsabilidad de la elección en tu cuñao, él elige, él firma, pero el que pone las pelas eres tú.
      ¿Miedito, eh?
      Al día siguiente pasa lo q tenía que pasar: ves aparecer a tu cuñao con un Ferrari que te cagas. Mira qué cochazo te he comprado! El mejor coche del mundo! Y no te preocupes por el dinero, que lo podrás ir pagando en cómodos plazos, tú y tus hijos, durante los próximos 60 años.

      ¿Qué le harías a tu cuñao? Estrangularlo es poco, verdad? Y no es porque no sea bonito el coche, que desde luego bonito es. Pero las cosas cuestan dinero,eso lo sabe hasta un niño, y hay que encontrar un punto de equilibrio entre coste y beneficio.

      Comentario por Mendigo — 26 junio 2013 @ 18:06 | Responder

      • Culpa tuya: si quieres que haya discusión, tendrás que meter ambigüedades. Si ofreces una explicación tan completa y con ejemplos tan claros, es bastante difícil discutirte nada.

        Por otro lado… ¿cuándo vamos a hablar de sexo?😛

        Comentario por marcostonhin — 1 julio 2013 @ 11:20 | Responder

        • P.D.: algo sí te voy a discutir. Se que el sistema actual tiene sus fallos, la mayoría graves. Pero, tal vez sea por mi educación y alienación cultural, pero cada vez que me plantean una alternativa siempre encuentro obstáculos insalvables, y que son formas de gobierno viables y hasta sencillas para poblaciones pequeñas (un pequeño pueblo, una cooperativa, etc.), pero me parecen casi imposibles de aplicar a escala nacional.

          Además seguimos con el mismo problema: ahora mismo, la mayor traba del sistema actual es que la información no es fiable, sino que está controlada por grupos concretos que están vinculados con partidos concretos. Por lo tanto la gente no tiene información, o le llega muy (MUY) tergiversada, acerca de las posibles alternativas. En el caso que propones seguiría pasando exactamente lo mismo: mientras los medios de información estén controlados por empresas con intereses políticos, seguirán gobernando y tomando decisiones los mismos.

          Y ésto ya pasaba en Grecia y en prácticamente cualquier sistema “democrático”: al final quien influía en las decisiones era el que tenía mayor poder de persuasión, bien sea por su capacidad de discurso o por su poder político, económico o militar.

          Comentario por marcostonhin — 1 julio 2013 @ 11:28 | Responder

          • Pues poco vamos a discutir. Bueno, sí, lo de que los sistemas pequeños son para poblaciones pequeñas.

            Veo que aún no has visto el vídeo, el propio Chouard lo desmiente. Al contrario, el sistema representativo es el que sólo es válido para poblaciones pequeñas, en las que puedes conocer razonablemente bien a tu representante. Muy pequeñas, porque por ejemplo yo voto por una villa orensana, y no tengo ni puta idea de quién es a quien voto para alcalde. El gobierno electivo, por lo tanto, sólo tiene sentido para poblaciones de unos pocos cientos de habitantes, pasado de ahí tienes que elegir, depositar tu confianza, en una persona a ciegas, que no conoces. Bueno, tú imagínate que hicieras eso en tu empresa, que escogieses a un nuevo trabajador por el nombre y su fotografía. ¿Acaso no es lo que piden que hagas cuando vas a votar? Ni siquiera ofrecen una biografía, un CV…te piden que hagas un acto de fe, con los ojos cerrados, y que deposites tu confianza en los que tal partido ha puesto en sus listas. ¿Y cómo se llega a las primeras posiciones de las listas, cómo se asciende en los partidos? COMIENDO POLLAS. Por eso, en todas las organizaciones políticas las cúpulas están compuestas de aduladores, incapaces intelectualmente pero fieles, sumisos, predecibles. Es decir, de comepollas.

            En cambio, el gobierno directo del pueblo permite desarrollar políticas a medio y largo plazo, superando el cortoplacismo de las legislaturas. Porque tú, y tus hijos, seguirán estando aquí dentro de 10, 20 o 50 años, mientras que a ver qué le importa a Guindos que la SAREB arroje pérdidas cuando se liquide, de aquí a 15 años. O qué le importa a Rato ahora el déficit de tarifa, o… Políticas además más estables, porque cambiar la opinión de todo un pueblo es cuestión de décadas, por su enorme inercia.

            Sobre los medios de comunicación, totalmente de acuerdo. Pero hay soluciones: échale un ojo a la Ley de Comunicación aprobada ayer en Ecuador. Tiene algunos detalles muy interesantes.

            Y la información sólo es una forma por la cual el capital hace valer su poder, igual que lo hacía en la democracia ateniense (al final era un juego de poder entre las familias nobles que llevaban tras de sí su clientela). Mientras Botín siga teniendo un millón de veces más dinero que yo, mi voluntad no podrá pesar como la suya, mi voto no valdrá lo mismo a la hora de configurar las políticas. Con lo cual llegamos a que sólo en el socialismo es posible la democracia.😛

            Comentario por Mendigo — 3 julio 2013 @ 22:55 | Responder

            • A ve si consigo sacar un rato (no se de dónde) para ver de una vez el maldito vídeo.

              Comentario por marcostonhin — 5 julio 2013 @ 7:56 | Responder

              • Bueno, tampoco es que sea ninguna revelación. Pero vamos, si tienes, tiempo, es curioso el vídeo. Y si no, pues nada, la verdad yo estoy igual: me recomiendan cientomil vídeos y libros, y sólo tengo tiempo de ir viendo o leyendo algo a cuentagotas.

                Comentario por Mendigo — 5 julio 2013 @ 23:32 | Responder

  6. […] Se nota que el autor ha bebido de Étienne Chouard y su demarquía. Sobre este tema ya estuvimos charlando aquí: Hablemos de Sexo. […]

    Pingback por ¿Por qué decimos Democracia cuando queremos decir oligarquía? | La mirada del mendigo — 27 febrero 2016 @ 17:36 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: