La mirada del mendigo

23 junio 2013

¿A que suena familiar?

Filed under: política — Mendigo @ 5:15

Os pongo dos vídeos, uno justo anterior y otro contemporáneo a las protestas en Brasil. Ambos tratan del despilfarro y la corrupción asociados a la celebración de grandes acontecimientos deportivos (las Olimpiadas, la Copa del Mundo, la F1, la Copa América, la Copa Davis…). Periódicamente, los ociosos aristócratas del COI, de la FIFA, de la FIA…caen sobre un nuevo país para desvalijarlo, dejándolo arruinado como si hubiera pasado una plaga de langostas.

Al circo deportivo, también se puede añadir los espectáculos culturetas, como las anacrónicas Exposisiones Universales o el buenrollista Forum Universal de las Culturas. Todas ellas, oportunidad para que la burguesía local e internacional pegue el gran pelotazo, pagadero por el puto pueblo en las décadas siguientes.

+

Cuanto más grande sea el evento, mayores oportunidades de robar. Eso lo sabe desde el carterista más tirao hasta el más tonto de los diputados. El dinero que se escatima en educación, en investigación, en crear un futuro para el país, se dilapida decuplicado en unos pocos días de orgía deportiva, exaltación de la pasividad del pueblo frente al televisor, conmovido por las hazañas ajenas, henchido de un patrioterismo ramplón mientras saquean la patria en sus mismas narices.

Otro continente, las mismas causas.

9 comentarios »

  1. Muy bueno el vídeo, a parte de muy bien explicado, la última parte mezclando el discurso de la presidenta con las imágenes contradiciéndola es muy buena.

    También es importante que alguien como Romario apoye de forma pública las protestas, que alguien muy importante del mundo del fútbol señale las barbaridades que se cometen.

    Y es que Brasil se ha metido en un berenjenal bueno, al asumir tanto la copa del mundo como los JJOO, es de locos. Brasil es una burbuja inmensa, y sabemos que tras una burbuja solo queda mierda. Estos últimos gobiernos han hecho muchas cosas interesantes (en cierto modo hasta donde les han dejado) pero está claro que todo esto se está yendo de madre.

    Por otra parte, organizar una copa del mundo no debería ser ni costoso ni complicado, si no fuera por el pelotazo que pegan la Fifa y los aristócratas del país que le toque. Al fin y al cabo, son solo partidos. Es absurdo que haya que construir nuevos estadios para estos eventos cuando ya hay de sobra, y hoteles lo mismo. ¿Acaso España (la pongo de ejemplo porque la conocemos) tendría que gastar un solo euro, si el sentido común imperase, en organizar algo así? Hay estadios de sobra, que si valen para Liga y Champions valen para un mundial. Lo mismo con las instalaciones hoteleras e infraestructuras. Para practicar un deporte, y para que lo vean los demás, no hace falta tanto, vaya engañabobos.

    Comentario por wenmusic — 23 junio 2013 @ 10:45 | Responder

    • Desde luego que hay infraestructuras. Ya ves, si algo habrá en Brasil son estadios de fútebol.

      La cuestión es que si no haces nuevos estadios, obras sin par, la leche en verso y en prosa…la mafia olímpica le da los juegos a otra ciudad. Entonces todas corren por prometer el oro y el moro…hasta convertir a Madriz en el ayuntamiento más endeudado de España, con más deuda que el resto de ayuntamientos juntos. Que tócate los huevos. Y quién va a pagar esa deuda? Los aristócratas del COI? No, los currantes madrileños y, al final, todos los españoles.

      Realmente, a mí lo que me importa es que la gente practique algún ejercicio físico (que no deporte, o no necesariamente, no hay por qué competir, procurar vencer a ningún rival, cuando me doy palizones de 14 horas en la montaña, reventando cuesta arriba, es un ejercicio físico extremo, pero no un deporte ya q no intento subir antes que nadie, antes bien ayudo o me dejo ayudar de la lobita). La gente es pasiva, deja que gobiernen otros, ve como juegan al fútbol otros, ve como follan otros en las pelis porno. Así, viven una vida de espectador, viven la vida a través de otras personas, los profesionales, y se emocionan por gestas ajenas (políticas, deportivas o sexuales). En vez de follar mucho y bien, coger el balón e ir a echar una pachanga de fútbol, de rugby o de lo q sea. Y, sobre todo, participar en el gobierno ciudadano.

      Ser ACTOR, no espectador.

      Yo prefiero que hasta el último ciudadano practique, en la medida de sus posibilidades, algún tipo de ejercicio de forma cotidiana. Y que no hubiera ni un sólo deportista profesional, es que ni tan siquiera habría ni selecciones ni hostias. Es más, es que yo no puedo tomar en serio a ninguna persona que se tome el deporte en serio. Para mí es más importante una pachanga de futbol en un descampado de barrio que la final de la copa del universo mundial y sideral. Porque lo que importa no es la victoria, ni la gloria ni esas mierdas, lo importante son las personas, que se divierten y mejoran su forma física, socializando a través del esfuerzo. Quién gane o pierda es ridículo, como ridículo es en sí meter la pelotita entre la escuadra, llegar antes a una meta en la que no hay nada…el beneficio viene de jugar. Jugar, porque se ha perdido con tanta profesionalización el sentido lúdico del deporte, esencial en pequeños y mayores.

      Joder, yo cuando bajaba a las canchas del parque, había una pachanga contínua. Se salía uno y entraba otro. Te aprendías con quién te tocaba, y jugabas hasta que te aburrías.

      Ahora, veo a los críos todos equipaditos, críos minúsculos, entrenando en su campo de hierba sintética. Y el entrenador (un cazurro, qué otra cosa podría ser), a gritos con ellos que si así no, que si esto que si aquello. Qué horror! A mí me hacen eso y no vuelvo a jugar al futbol en mi vida. A regatear conos y aprenderse técnicas. Amos, no me jodas! Yo lo que quería (y quiero) es divertirme con la gente del barrio. Si soy malo, pos ya seré mejor. Pero si es que debe ser más divertido la clase de matemáticas. Vamos, al menos no me imagino al profe de mates, chillando, abroncando a un renacuajo como veo en las canchas (paso casi a diario por una, y los críos tan puestecitos, con sus camisetas relucientes, me dan lástima). Con lo bien que nos lo pasábamos.

      En fin, como con tantas otras cosas, hemos convertido en fin a lo que era sólo un medio. Volvamos al imperativo categórico de Kant, sólo las personas pueden ser fin último, el resto sólo importa en la medida en que sirva a ese fin último.

      Comentario por Mendigo — 23 junio 2013 @ 11:38 | Responder

  2. Si en una liga se disputan inumerables partidos en muchísimos estadios, ¿no se puede jugar en esos mismos estadios unos pocos partidos de un torneo internacional?, si son válidos para lo uno bien lo pueden ser para lo otro.

    En Brasil donde el fútbol es algo sagrado la gente ha sido capaz de lervantarse contra un gasto faraónico en unos eventos futboleros. En cambio no veo que se vayan a producirr protestas a ese nivel si conceden a Madrid las Olimpiadas de 2020 que nos van a costar los riñones y un trozo del hígado

    Comentario por Javi — 23 junio 2013 @ 17:49 | Responder

    • Pues más valdría protestar porque los JJOO sí que son el gasto faraónico por excelencia…

      Comentario por wenmusic — 23 junio 2013 @ 22:16 | Responder

  3. […] ¿A que suena familiar?   […]

    Pingback por ¿A que suena familiar? — 23 junio 2013 @ 21:00 | Responder

  4. EL empecinamiento de la Botella y su partido con los JJOO de Madrid son la mejor muestra…

    Comentario por Pablitovich — 26 junio 2013 @ 11:51 | Responder

    • Y antes que la Botella, el faraón Gah-llardón. Con el sonajero de los juegos, nos distraen para metérnosla doblada. ¿Que son unos milloncejos entre unos opacos gastos de miles de millones?

      Comentario por Mendigo — 26 junio 2013 @ 16:07 | Responder

  5. Recuerdo uno de esos países bananeros, no recuerdo su nombre, en el que EL MISMO AÑO se celebró una exposición universal (por todo lo alto) y unas olimpiadas (por todo lo alto). Curiosamente y casualidades de la vida, no sólo no pareció relanzar el país sino que se siguió de varios años de crisis.

    Comentario por marcostonhin — 28 junio 2013 @ 7:44 | Responder

    • ¿Te refieres a Grecia? Ah, no, perdón, que en Grecia les bastó unas olimpíadas para terminar de derrumbar el castillo de naipes que era su economía. PUes no caigo qué país puede ser tan imbécil de recibir dos de esos eventos el mismo año, amén de la Copa del Mundo una década antes, más tarde otra Expo, Copa América, dos carreras de F1 y 3 de Moto GP, y ahora llevar empeñados en traer otros JJOO.

      Es lo que suelo llamar economía del espectáculo o economía pandereta. Que si casinos, parques de atracciones, grandes eventos deportivos, obras públicas faraónicas… Permiten sacarse la foto y recibir el sobre al politicucho de turno, tienen mucho más relumbre que invertir sabiamente en mejorar la competitividad y bienestar social de un país.

      En Galicia es paradigmático: se levanta a Cidade da Cultura, pero los colegios, bibliotecas, universidades están acogotados con el presupuesto.

      Comentario por Mendigo — 29 junio 2013 @ 8:43 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: