La mirada del mendigo

14 julio 2013

Pulso eléctrico

Filed under: energía — Mendigo @ 15:47

Llevaba unos días revisando la prensa con una curiosidad malsana: a ver cómo resolvía el gobierno la reforma del sector eléctrico (sexto capítulo de la segunda temporada).

El tema tenía cierto morbo porque había fuerzas muy poderosas pujando por no ser el pagano del descomunal déficit acumulado hasta la fecha, más los recortes venideros. Recordemos que Rodrigo Rato creó esta bomba de relojería para satisfacer a las eléctricas sin, por otra parte, cabrear a los votantes con una subida de la factura eléctrica. Así que los ciudadanos pagábamos sólo una parte de la energía consumida, y el resto de la factura se la quedábamos a deber a las eléctricas. Así que ahora tenemos los consumidores (que es casi como decir los ciudadanos) una deuda de 26.000 M€ con las compañías eléctricas (y así lo contabilizan en su balance), deuda avalada por el Estado y que está siendo titulizada según los mercados van teniendo más apetito.

Por poner las cifras en relación, 26G€ de déficit de tarifa, e incrementándose a velocidad estratosférica (unos 4,5G€ este año) se pueden comparar con los 32 G€ de deuda asociada a los programas de armamento que tiene España (esos tanques y aviones que Aznar y Zapatero compraron para sentirse más hombres), o con los 39 G€ que ha costado tener la red de alta velocidad con más kilómetros por habitante (de lejos) del mundo (nos supera China, pero su tamaño y población es casi un continente en sí mismo), o los 40 G€ del rescate a Bankia.

Bien, existe un problema muy gordo, un problemón de la hostia, que crece sin parar y que amenaza con engullirnos en una bola de deuda. ¿Cómo lo solucionamos?

deficit de tarifa

– Podemos reducir los costes reconocidos a las eléctricas tradicionales (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, Red Eléctrica…). Al fin y al cabo, el déficit de tarifa viene asociado a la remuneración que reciben las empresas porque los ingresos no cubren sus gastos. Pero este cálculo es particularmente opaco, las eléctricas dicen que han incurrido en tantos gastos y debemos hacer un acto de fe, porque nadie les somete a una investigación. ¿Problemas para el gobierno? La patronal eléctrica no es enormemente poderosa. No. Es lo siguiente. A ningún gobierno le puede ir bien granjeándose enemigos tan grandes. De hecho, procuran no poner en cuestión su sacrosanto derecho a tener beneficios, por lo cual las energéticas les recompensan con largueza al final de su mandato (Felipe con Gas Natural, Elena Salgado con Endesa, Acebes por Iberdrola…) tras concederles windfall profits tales como las primas por disponibilidad o las de transición a la competencia (una verdadera vergüenza).

– El déficit de tarifa lo inventó Rato, pero quien lo engordó fue el P$O€ en quizá la más estúpida de sus maniobras en sus ocho años de gobierno, y mira que hubo donde elegir. Ofreció unas fabulosas retribuciones a la solar (entre 34 y 43¢/kwh, cuando la eólica recibía 7,9 y las convencionales sobre los 4), para incentivar una forma de producción energética muy costosa pero que tenía muy buena imagen. Pero llegaron los paneles chinos, hundiendo los precios y dinamitando todas las previsiones (ahora estamos en plena guerra comercial con China que acabaran pagando los viticultores ¿WTF?), y lo que antes era un buen negocio, se convirtió de la noche a la mañana en un chollazo garantizado por el BOE, y fondos de inversión españoles (donde invierten grandes fortunas como la Casa de Alba o el futbolista Raúl) y extranjeros, fundamentalmente usamericanos, se convirtieron de repente a la religión ecolojeta y promovieron parques solares por doquier (yo cuando veo alguno aquí en Galicia, me entran ganas de darme de cabezazos contra un muro), apuntándose en pocos meses casi tantos MW como había planeados como objetivo para 2020. También tendría lógica recortar estas primas tan abultadas, especialmente al sector que las tiene abultadas (solar, tanto termosolar como fotovoltaica), y que son las principales responsables del déficit de tarifa, 8.600M€ el año pasado y aumentando a razón de un 20% anual (aunque cada vez cobran más importancia los propios intereses de esa deuda, los peligros del interés compuesto). Con lo de las renovables se ajusta muy bien el dicho, unos cardan la lana y otros se llevan la pana. La eólica, cubriendo un 21% de la demanda total, se llevó en 2012 el 22% de las primas del Régimen Especial. Mientras que la solar se lleva el 44% de las primas, no generando ni el 5% de la energía consumida. Si las primas de la solar se hubiesen invertido en eólica, podríamos triplicar la potencia instalada y abastecernos de renovables en dos terceras partes.

Como hemos dicho, cuestionar las primas al Régimen Especial enojaría a algunas acaudaladas familias españolas, además de empresas no precisamente pequeñas como Acciona o Abengoa. Incluso hay bancos presionando al gobierno (haciendo lobby suena más fino) para que no recorte a las renovables, porque si no ellos tendrían que refinanciar los préstamos de los que invirtieron en huertos solares apalancados, o quedarse con las placas (a este paso la banca se dedicará a todos los sectores menos a hacer banca). Sin embargo, los campeones defendiendo el bando de las solares no hablan ninguna lengua romance.

– Se puede pasar parte de esa deuda privada (de los consumidores con las eléctricas) a deuda pública. En especial se hablaba de los costes extrapeninsulares, es decir, de la parte del recibo que pagamos todos para que canarios, baleares, ceutíes y melillenses no paguen más por el kw*h de lo que se paga en la península (generar electricidad en las islas es considerablemente más caro, exactamente 1.622 M€, o al menos esa es la factura que pasan las eléctricas). ¿Problemas? Pues que la deuda pública ya está bastante tensionada después del rescate al sector bancario y las autopistas, como para apechugar con el rescate de otro sector, y del monstruoso tamaño del sector eléctrico. Los enfrentamientos, desmentidos y desaires entre Soria y Montoro han sido la comidilla desde hace semanas.

– El recurso más sencillo: aumentar la factura, es decir, ordeñar la vaca hasta arrancarle las tetas y que pague la broma el pagano pueblo. No hay manta para todos, pues se trata de que costeemos una manta más grande para que todos los carroñeros tengan su tajada. Esto tiene muchos inconvenientes para el gobierno, empezando porque empieza a ser peligroso cabrear aún más a la gente con la enésima subida de la luz, que como las anteriores se promete que, esta vez sí, será la última. Pero es que hay más, por la naturaleza universal del servicio eléctrico, una subida en la factura de la luz viene a ser parecido a un nuevo impuesto al consumo, y como todos ellos muy regresivo. Esto implica menos renta disponible para el consumo, el ahorro o la inversión (lo que se va en pagar el recibo, se ha de ahorrar en comer macarrones en vez de pollo). Y un último capítulo: en muchas industrias el coste del kwh es determinante para su competitividad exterior (el aluminio, el más claro). Con la electricidad más cara de Europa, una nueva subida provoca una oleada de cierres de empresas o deslocalizaciones.

No me digáis que no tiene morbo la tesitura en la que se encontraba el gobierno. Si se tratase de optar entre los derechos de los ciudadanos y los beneficios de las grandes empresas, ninguno tenemos duda de qué partido tomaría el gobierno. Si incluso ha consentido en liquidar el regulador de las Telecomunicaciones para satisfacer a Telefónica, que ve así cómo desaparece esa molesta piedra en su zapato, fusionada con otros reguladores en un organismo único (junto con Energía, precisamente Energía, Competencia y el regulador postal), con menor poder y directamente sometido a la Moncloa.

Tampoco me puede caberle duda a nadie que si la Marioneta tiene que escoger entre respeto a los Derechos Humanos y la sumisión al gran amo gringo, cuál sería su decisión. Como muestra, el acoso de la dictadura capitalista a Ed Snowden, que aún por encima hizo un gran favor de rebote a Europa continental, pues destapó una red de espionaje que con la escusa del terrorismo (la coartada universal) se dedicaba al espionaje comercial, dándole una ventaja competitiva a las empresas usamericanas sobre las europeas continentales (UK también está implicada) al poder predecir sus movimientos (y esto ya viene de los tiempos de Echelon, y del contrato de Airbus birlado por la McDonell Douglas). En Repsol debían estar sudando tinta china al conocer que España había cerrado el espacio aéreo al avión presidencial de Bolivia.

La cuestión que me resultaba interesante, y ya casi le he dado contestación en la última frase es ¿ante quién se mostraría la Marioneta más sumiso, ante la oligarquía patria o ante la extranjera?

…o es español solamente. Pues tampoco cien por cien, pues americano, también. Gringo, ser muy absorvente

Pues efectivamente, en este dilema de lealdades, los fondos de inversión usamericanos han resultado tener más influencia en el gobierno que las todopoderosas eléctricas, porque es a éstas (además de a los ciudadanos) a quienes le ha tocado la mayor parte del marrón (que luego repercutirán en la próxima subasta). Muy interesante el resultado de este encuentro. Claro que, cómo no iba la Marioneta a sucumbir a la irresistible oferta de irle a lamer el culo a Obama a domicilio, de poder hacerse la foto que luego colgará en el despacho y sentirse por unos breves minutos un estadista de talla mundial. ¿Qué son a cambio los intereses del oligopolio eléctrico español? Para lograr lo mismo, sentirse alguien, Aznar fue de correveidile por toda Sudamérica tratando de recabar apoyos para una guerra.

Desde luego, los gringos sí que saben hacer lobby (o apretar las clavijas, quizá amenazaron a nuestra Marioneta con acabar en Guantánamo): Soria salva del recorte a la central solar de los cables de Wikileaks

Por lo demás, y con un interés mucho menor, se trataba de ver quién tenía mayor poder en los Consejos de Ministros, si Montoro o el sosias de Aznar. El Viernes quedó claro: Montoro está un escalón por debajo a Guindos, pero varios peldaños por encima de José Manuel Soria.

Y total, para que dentro de unos meses esta reforma se revele insuficiente, el déficit siga aumentando y haya que volver de nuevo a la misma historia.

6 comentarios »

  1. […] La moraleja de todo esto: las patronales son basura, sobre todo las de los sectores que tienen la sartén por el mango. Pero para conocer más de la execrable reforma eléctrica, un tema complicado donde los haya, el briconsejo es visitar al Mendigo, que tiene un post de miedo sobre el asunto: éste. […]

    Pingback por Odio a la Asociación Empresarial Eólica | Lo deploro — 15 julio 2013 @ 12:39 | Responder

  2. Compañero Mendi: ¿Me podrías enviar una copia escaneada de tu boleta de energía eléctrica ? Yo te envío una copia de la mia. Hay algo que no me cierra de los números que publicás. ¿Que incluye ese consumo de electricidad? ¿Tenés calefacción , cocina y agua caliente alimentadas con electricidad? porque aquí, acabo de pagar este mes menos de 42 euros sumadas las boletas de luz y gas (proporcional, ya que la facturación es bimestral) y estamos en invierno, con gastos de calefacción.

    Comentario por atilio — 18 julio 2013 @ 3:15 | Responder

    • Buenas, Atilio.

      ¿A qué consumo te refieres? El gráfico está sacado de un artículo de El País, no es mío. Y desde luego, no es mi consumo pero sí el consumo de una familia típica (la gente consume burradas). Te cuento el mío: yo gasto sobre los 100 kw*h mensuales. Pero también es cierto que la cocina es a butano y la calefacción es central. Aún así, no conozco a nadie que consuma tan poco como yo (nosotros, que en casa estamos dos). Me he preocupado por cambiar la iluminación a led o fluorescente y…la verdad es que poco más. Simplemente procuro hacer uso racional de la energía, no dejar las luces encendidas, abrir la puerta de la nevera para coger algo y cierro al momento…

      Mira, aquí hablé un poco de mi caso particular: Factura eléctrica.

      En tu caso, 42€ sumado el gas y la electricidad, y tirando de calefacción, desde luego para España es un chollo.

      Comentario por Mendigo — 18 julio 2013 @ 6:36 | Responder

      • Calculando a ojo, y al tipo de cambio oficial (que quizá no sea representativo de la paridad vigente en cuanto a precios) pagan la electricidad un 70 % mas cara que nosotros. $ x kw . Pero habría que analizarlo con más detenimiento. Un abrazo. Atilio

        Comentario por Atilio Rui — 21 julio 2013 @ 1:29 | Responder

  3. […] Bien, vamos a tratar otro aspecto de la reciente reforma del sector eléctrico. […]

    Pingback por La contrareforma eléctrica | La mirada del mendigo — 21 julio 2013 @ 14:43 | Responder

  4. […] Bien, vamos a tratar otro aspecto de la reciente reforma del sector eléctrico. […]

    Pingback por La contrareforma eléctrica | La Cebolla — 23 julio 2013 @ 15:00 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: