La mirada del mendigo

21 septiembre 2013

La Fiscalía, abogado defensor de los poderosos

Filed under: política — Mendigo @ 20:41

Leyendo la prensa de hoy, me produce especial desaliento:
La fiscalía pide exculpar a los cargos de ADIF del accidente de Angrois
Vamos, que le quieren cargar todo el marrón al conductor, a pesar de que esa curva no tenía ningún tipo de señalización, ni electrónica, ni sonora, ni tan siquiera visual (¿cuánto cuesta una maldita placa avisando de la limitación?). Los responsables en esta sociedad lo son para cobrar, pero no para asumir responsabilidades, ni políticas (el no haber dimitido en las siguientes 24h coloca al director de ADIF en la amplia categoría de las personas sin honor) ni judiciales.

Leo la definición de fiscal en la Wikipedia:
El fiscal es el funcionario público integrante del Ministerio Público, que lleva materialmente la dirección de la investigación criminal y el ejercicio de acción penal pública; es decir, es a quien corresponde desempeñar directa y concretamente las funciones y atribuciones de éste, en los casos que conoce. El fiscal es la parte que acusa dentro de un proceso penal.

Pues no en España, cuando se trata de que la Justicia se enfrente a La Casta. En esos casos, las distintas fiscalías (orgánicamente dependientes del Ministerio de Justicia y, por ende, del gobierno) se comportarán como el abogado defensor del poderoso, tratando de obstaculizar, zancadillear, torpedear la labor del juez instructor, logrando una inmunidad (y por lo tanto impunidad) de facto del poder.

Esta lamentable, repugnante noticia me ha traído a la mente otras no menos bochornosas actuaciones de las distintas fiscalías sometiéndose a los intereses y dictados del partido y su gobierno.

La Fiscalía quiere apartar al juez que imputó a la infanta Cristina –> Con la inestimable y estelar colaboración de la Agencia Tributaria.

La Fiscalía Anticorrupción recurrirá la imputación de la Infanta Cristina

El fiscal no aprecia ‘delito’ y el juez suspende la declaración de la Infanta

El fiscal advierte que imputar a la Infanta hechos no delictivos supone un “trato discriminatorio” –> Sin complejos, sin vergüenza

Urdangarin coincide con el fiscal en que el juez Castro no es competente

Urdangarin se suma a la Fiscalía y pide que su investigación vaya a Valencia

La fiscalía no impondrá medidas cautelares a Urdangarin para evitar que salga de España

Otro caso reciente:
La Fiscalía se opone a investigar la destrucción de los discos duros de Bárcenas

Los fiscales del caso Bárcenas fueron presionados para dejar todo en un delito fiscal e ignorar el origen del dinero

Contrasta con la saña con la que se emplea contra los ciudadanos:
La Fiscalía insiste en acusar a siete detenidos el 25-S de intento de asalto al Congreso

Mientras que ayer nos enterábamos que un policía torturador, a la sazón uno de los golpistas del 23F, goza de un plácido retiro recompensado con la pensión máxima por los servicios prestados al Estado. Protestar por la corrupción y la falta de democracia en las instituciones es crimen de Estado, entrar a tiros en el Congreso es una falta leve de unos patriotas que sólo querían lo mejor para España, lo que todos deseábamos. Sus élites, se entiende.

Más aún:
La Fiscalía quiere frenar en seco la investigación de las preferentes de Bankia

Mientras que Alicia Sánchez Camacho confesaba al micrófono oculto en el florero que tiene “un fiscal de confianza que es el que está llevando todo este tema de lo del Palau”.

Algo más lejos en el tiempo, con el anterior gobierno:
El fiscal califica el sumario de Garzón de «inquisición general» contra el franquismo

Mientras que, por otra parte:
La familia de Couso critica los intentos de la Fiscalía por archivar el caso

La familia Couso denuncia a la Fiscalía tras las filtraciones de Wikileaks

+

Todos estos titulares han aparecido en una búsqueda de unos pocos minutos y seleccionados al alimón. Tras esta búsqueda, en unos segundos encuentro el estracto del discurso navideño del monarca y su brillante afirmación: la justicia es igual para todos.

1 año de cárcel por robar una gallina

cinismo.
(Del lat. cynismus, y este del gr. κυνισμός).
1. m. Desvergüenza en el mentir o en la defensa y práctica de acciones o doctrinas vituperables.
2. m. Impudencia, obscenidad descarada.
3. m. Doctrina de los cínicos (‖ pertenecientes a la escuela de los discípulos de Sócrates).
4. m. desus. Afectación de desaseo y grosería.

Desde luego, Juan Carlos Bourbon Bourbon no es seguidor o discípulo de Diógenes de Sínope (ni de ninguna otra escuela filosófica) y, por lo demás, parece aseadito.

+
+
+

Edito. De nuevo, la fiscalía no sorprende:
La fiscalía no ve necesario detener a los reclamados por crímenes del franquismo
La Fiscalía evitó que el juez Andreu decidiera sobre la extradición de los policías franquistas

Sigo editando:
El fiscal general del Estado corre en auxilio de la infanta tras las nuevas evidencias del ‘caso Nóos’
Ignacio Escolar – Así funciona la fiscalía del PP

14 comentarios »

    • Bueno, al fin y al cabo nada que no supiéramos: la fiscalía es una organización jerarquizada, dependiente del Ministerio de Justicia. Los fiscales no son independientes, bueno, en realidad, nadie es independiente. Todos tenemos la mala costumbre de comer, y los más sibaritas, incluso varias veces al día.

      Me hace gracia el titulo del blog. Que no es ideológico. Vaya chorrada. Yo no sé qué les dan de comer en las facultades de derecho…

      Comentario por Mendigo — 24 septiembre 2013 @ 8:51 | Responder

  1. Cuando la «casta» cierra filas y aboga por la legalidad y el estado de derecho es porque sabe que lo tiene todo atado y bien atado. De hecho, con la última reforma judicial el ciudadano de a pie queda más criminalizado que nunca. Pero esto hay que verlo siempre como algo positivo, aquello de: de perdidos al río.

    Hasta que no cortemos pescuezos estos hijos de la grandísima puta no se bajarán de la burra

    Comentario por Sanjuu — 24 septiembre 2013 @ 21:19 | Responder

  2. Os copio y pego del último artículo del blog de José Manuel Novoa el estracto de la conversación de Botín y Rato.
    …….Quien resolvió el monumental dislate fue el propio Emilio Botín cansado que la asesoría jurídica del banco le anunciara que el asunto iba por buen camino, pero pasaban los años y se seguía en el pantano. La fantasía provenía de su propia cosecha, y lo exponía convencido que eran los clientes los defraudadores fiscales. Cuando los servicios Jurídicos del banco escucharon, de propia voz, la perorata del presidente no se lo podían creer, es más, llegó a afirmar que podían echar pa lante, sin miedo, con este argumento ya que el Gobierno estaba de acuerdo, y que ya se apañarían ellos en soslayar los vericuetos judiciales. Ninguno de los juristas congregados en el despacho presidencial se atrevió a poner en duda las palabras del presidente del banco aunque el argumento era de locos. Ha tardado pero es ahora que entra en escena Rodrigo Rato, vicepresidente segundo y ministro de Economía en el gobierno de José María Aznar. Todo había tenido lugar unos días antes en el despacho del presidente del Santander. Botín convocó al ministro Rato, a una reunión urgente sin disimular, como era de costumbre, su cólera y sin preámbulo alguno le soltó a bocajarro. (puede que la conversación no sea literal pero por ahí va)

    -Rodrigo, o haces algo o ya te puedes ir despidiendo de mi apoyo. Y ya sabes lo que esto significa para ti y tu familia. Cuando se hundió el negocio familiar de Aguas de Fuensanta los créditos que no podías pagar nos los tuvimos que comer con patatas y pasarlos a capital ¿Qué necesidad tiene el banco de disponer de unas acciones de un negocio fracasado? Favor con favor se paga ¿Y ahora tú que haces? ¿Sabes que han puesto precio a mi cabeza; lo sabes?

    -No exageres presidente, tan sólo el juez pretende fijar una fianza.

    -Pero que dices, Miguel Moreiras, ese tipo pretende llevarme a la cárcel, lo oyes, lo oyes bien, me ha ¡imputado! Me ha ¡imputado a mí! –Botín ya se estaba subiendo a la parra.

    -Tranquilízate presidente todo está por resolver, hemos hecho todo lo posible en este asunto, e incluso más de lo que procede, saliéndose del elemental decoro y las buenas prácticas en cuanto hace a la administración de justicia, para que el asunto quede en agua de borrajas en beneficio de los principales imputados –dijo como pudo el ministro.

    -Todo lo que dices son monsergas, tu sabrás lo que te conviene hacer. Te recuerdo que el banco tiene vencidos tus préstamos, créditos y requetecréditos con que nos has ido sableando tu, tu familia y tus empresas. –dijo Botín en el tono que más le gustaba expresarse para que no hubiera ninguna duda que profería una amenaza.

    -Presidente, no creo que sea el momento más oportuno para echarme en cara este asunto.

    -¿Cuándo te parece a ti oportuno, mañana, pasado … cuando? Que sepas que mi dinero no tiene momento oportuno para reclamar lo mío. ¿Te enteras?

    -Fíjate, presidente –trataba de razonar Rodrigo Rato– primero se ha tratado de eliminar una parte grandísima de las operaciones aumentando el límite del delito fiscal a quince millones de pesetas, lo cual ha permitido despejar el camino para dejar sin efecto multitud de infracciones que podían dar motivo a una acusación penal.

    -Todo lo que me dices son chorradas, sois un atajo de incompetentes en vez de dejar que me empapelen tendrías que hacerme un monumento por haber acabado con el dinero negro que circulaba por el país –dijo Botín encaminando el asunto a su redil.

    -No entiendo, lo siento presidente no lo entiendo.

    -No esperaba menos de ti, de tu Gobierno y tu partido, sois un atajo de asnos sino fuera por mi y por las cesiones de crédito todavía tendrías a la mitad de los españolitos anónimos con su dinero en el colchón, ¡Yo, yo os daré sus nombres! Atajo de asnos.

    -Pero si esto es lo que pretendemos hace años, presidente. –dijo extrañado el ministro.

    -Pero me imputáis a mí y a mi consejo cuando son exclusivamente los clientes los defraudadores al fisco.

    -Perdóname, presidente, pero se te imputa a ti y a tu consejo porque sois los responsables de la maquinación de poner en el mercado un producto para defraudar a Hacienda.

    -No te quiero oír más –dijo exaltado Botín poniéndose en pie como impulsado por un muelle- ni una palabra más; cambias al fiscal del caso, cambias al abogado del Estado y los que vengan que vengan con la lección bien aprendida: los clientes son los defraudadores y nadie más.

    El maravilloso “producto defraudatorio” de las cesiones de crédito se comercializaron durante el periodo 1986 a 1992; el numero de cesiones fue de 42.274, y su valor global ascendió a la exorbitante cantidad, en aquellos años, de 432.965 millones de pesetas. Según el informe pericial solicitado por el Juzgado instructor, 9.566 de estas operaciones, por importe de 145.120 millones, se califican de titular “discrepante”, al haberse empleado titularidades falsas (personas que desconocían la operación o que incluso habían fallecido), para formalizar las cesiones. A la plebe así nos ha ido, ellos, ya se sabe, favor con favor se paga.

    Comentario por Gustavo Giménez — 25 septiembre 2013 @ 17:13 | Responder

  3. Yo renuncio a un abogado, quiero un fiscal de estos.

    A partir de ahora cuando detengan a un chorizo de millones le preguntarán, ¿quiere usted un fiscal de oficio?

    Comentario por Javi — 26 septiembre 2013 @ 20:51 | Responder

    • Sí, quiero.

      Comentario por Gustavo Giménez — 27 septiembre 2013 @ 13:57 | Responder

  4. […] Más probablemente, no lo habéis visto porque que no queréis verlo, porque ni siquiera habéis buscado (exactamente igual que en otros casos de corrupción en los que la fiscalía se dedica a proteger al presunto delincuente). […]

    Pingback por La hoguera | La mirada del mendigo — 16 noviembre 2013 @ 10:20 | Responder

  5. Anticorrupción recurrirá la imputación de Cavero por falta de fundamentación
    La Fiscalía Anticorrupción anunció ayer que tiene previsto recurrir antes de que termine esta semana el auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Estepona (Málaga) que imputa a Lourdes Cavero, esposa del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, por presuntos delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública.

    Comentario por Mendigo — 19 diciembre 2013 @ 15:11 | Responder

  6. El fiscal acusa al juez Castro de “conspirar” para imputar a la infanta
    ¿Se comportaría de esta forma el fiscal, si el imputado fuera yo, o tú, o cualquier otro de la plebe? Ni siquiera se molesta en guardar las apariencias de imparcialidad del ministerio público.

    Comentario por Mendigo — 15 enero 2014 @ 16:53 | Responder

  7. […] No se ha podido probar que fueran estas dos trabajadoras (son profesoras de gimnasia) las que arrojaran la pintura y, en cuanto al empujón, el encargado testificó que fue obra de un hombre. Simplemente, fueron identificadas por el encargado (una de ellas había trabajado allí hacía unos años) y han servido de cabeza de turco para la Fiscalía (que recordemos depende del gobierno, y se circunscribe en otras sentencias del mismo cariz). Esa misma Fiscalía que actúa como abogado defensor según la categoría social del reo. […]

    Pingback por La judicatura es marxista | La mirada del mendigo — 25 junio 2014 @ 10:29 | Responder

  8. […] me recuerda todo este asunto? Al accidente del Alvia de Santiago (por cierto, al final el fiscal abogado defensor de la casta se ha salido con la suya, y han desimputado a los altos cargos de ADIF, ya sólo queda imputado el […]

    Pingback por Los putos protocolos | La mirada del mendigo — 9 octubre 2014 @ 9:42 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: