La mirada del mendigo

1 noviembre 2013

L’Auvergne, le retour II

Filed under: fotos — Mendigo @ 10:10

Y con esta tanda, ya me pongo al día con las fotos, después de llevar retraso de medio año.

Château de Fourchaud, cuyos orígenes se remontan al s.XIV. Un castillo de aspecto normando, ahora abandonado. Teóricamente está cerrado, pero con poco esfuerzo os podéis colar. De hecho, es muy recomendable que lo hagáis, en cuanto lo compre un ricachón, ya podemos olvidarnos. Hoy pertenece a la casa de Bourbon y Parma (¿a que os suena a algo?), que lo tiene abandonado en estado lamentable que algún día llevará a la ruina.

Inciso: detesto que la única forma de salvar el patrimonio sea enajenarlo, privatizarlo. La solución era tan fácil como pasar una ley, obligando a los propietarios a la conservación de los monumentos catalogados y su apertura al público. La falta de una conservación apropiada, no debe conllevar su expropiación (más quisieran) sino multas cada vez más elevadas. Si el propietario no se quiere gastar los dineros en restaurarlo, la única alternativa que tendrá para evitar las sucesivas multas es venderlo. Y el mercado de inmuebles históricos tiene la profundidad de un charco, es decir, casi nadie se atreve a meterse en el inmenso problema que es adquirir un edificio en ruinas y devolverlo a la vida. Por lo tanto, el Estado podría recuperar ese patrimonio (entiendo que los monumentos fueron levantados por una nación, y deben pertenecer a esa nación) a un precio muy inferior al de una expropiación. Eso sí, habría que dedicar dinero público en rehabilitarlo y conservarlo. Realmente, con el dinero público que se ha gastado promocionando el turismo hortera (Terra Mítica, Cidade da Cultura, aeropuerto de Castelló…), no estaría mal dedicar parte a la conservación del patrimonio que nos queda en pie. No porque nos vaya a dejar dinero, sino porque es nuestra obligación, cuidar de lo que recibimos, cualquiera con un poco de luces y letras lo entiende. Pero vamos, que también, preservar el patrimonio promueve un tipo de turismo diferente al inglés o alemán borracho como una cuba y con la piel color langostino, que también puede ser lucrativo. Pero aunque no lo fuera.

Otra cuestión: se dedica dinero público al mantenimiento de edificios públicos (o de forma extensiva para otras obras de arte). Pero nunca para propiedades privadas. Si la Iglesia o tal ricachón quiere conservar la propiedad de un monumento histórico, ha de mantenerlo en buenas condiciones y abierto al público. Es libre de cobrar entrada para cubrir los gastos, pero no puede ser que con el dinero de todos se pague la restauración de un patrimonio privado. Y si no quieren o no pueden, es su problema, ya saben, a subasta y a ver quién se presenta.

Esto que digo es simplemente la normalidad. A mí el Estado no me paga la restauración de mi casa. Y si mi casa amenazase ruina, me obligaría a arreglarla o derribarla, y si no tuviera dinero pues a encontrar vendedor que se hiciera cargo. La vida es dura para el ciudadano particular, por qué no lo va a ser para los grandes propietarios.

Por cierto, el primer paso sería hacer un catálogo del patrimonio material español, un trabajo que los franceses tienen hecho y en España aún no (sí, está el BIC, pero no es una recopilación exhaustiva y sus consecuencias legales son las mismas que los Parques Naturales: nulas) . Ni siquiera la Iglesia sabe lo que tiene (y lo que sabe, prefiere no declararlo), pasto de ladrones de arte que roban lo que los mismos curas no han expoliado. Echadle un vistazo a esta entrevista a Erik el Belga, el más famoso ladrón de obras de arte, que subí hace un tiempo a La Cebolla.

+
+
+
+
+
+
+
+

+
+
+
Supongo que una variedad de clavaria. Como hay unas cuantas, mejor no me pronuncio.

Pues ni siquiera en el género he acertado. Me soplan en un foro que es Calocera viscosa. De hecho, es que ni siquiera son de la misma clase, orden y familia. Sólo tienen en común que ambas son basidiomicetos.

+
+
+
+
+
+
+
+

Estos días de nubarrones blancos, cualquier foto que saques, de lo que sea, queda preciosa.

La segunda parte del viaje nos tuvimos que pelear con días plúmbeos, que cuando no llovía te alegrabas que sólo hubiera niebla.

+
+
+
+
+
+
+
+

Pido disculpas por los “hot pixels” que manchan la foto, debido a las largas exposiciones y las limitaciones de una cámara ya vieja. De todas formas, el pequeño sensor de Olympus nunca se ha llevado bien con los altos ISO. He intentado eliminarlos (filtro gaussiano) pero me produce una foto intolerablemente blanda, así que prefiero que me disculpéis por los puntitos de colores que por presentaros una pastelada.

Existe un método algo laborioso pero muy original, que es sacar una foto con la tapa del objetivo puesto, con el sensor ya caliente. Esos puntos de luz (blancos, a veces rojos o azules) son electrones generados en el mismo sensor por el calor de estarlo alimentando durante largos segundos. Esto excita a los diodos receptores de luz, creando una señal que la cámara confunde con luz entrante. El método presupone que los píxeles que saltan en una foto de larga exposición son los mismos que saltarán si justo a continuación sacamos otra con la tapa del objetivo puesta. No lo he probado, y me parece mucho suponer, pero el caso es que no la saqué entonces así que no he podido hacer la prueba.

+
+
+
+
+
+
+
+

Se suele describir el románico como un arte estático, e incluso hierático, con figuras rígidas y poco expresivas y un modelado macizo y rudo.

Por lo general puede ser válida esta definición, pero hay ejemplos que la ponen patas abajo, como el delicado capitel que os mostraba en la primera tanda, o este ángel sosteniendo la mandorla (o almendra mística, es decir, el coño primigenio) en el tímpano de la iglesia de un pueblecito, Autry-Issards.

La verdad es que la pose del ángel, con el cuerpo tenso por la fuerza, me recuerda a un pilier de rugby entrando a la melée. Por cierto ¿alguien sabe qué son esas bolas colgando de los arcos por cuerdas o cadenas? Aparecen representadas a veces, cuando esculpen miniaturas de la arquitectura de la época, y no tengo ni idea de qué pueden ser.

+
+
+
+
+
+
+
+

Coprinus sp.

+
+
+
+
+
+
+
+

Charroux

Como siempre, llegamos a los sitios más interesantes cuando ya no queda nada de luz.

+
+
+
+
+
+
+
+

Una rúsula, no me atrevo a aventurar cuál (¿emetica tal vez?)

+
+
+
+
+
+
+
+

Si Clairmont tenía su catedral, Montferrand cuenta con este ejemplo de un gótico mucho más modesto, también probablemente más antiguo en su concepción original.

Hay mucho trabajo de restauración por hacer en Francia. Pero es que también su patrimonio es casi infinito.

+
+
+
+
+
+
+
+

Yo me venía a vivir aquí, más tranquilo que la leche.

Eso sí, ahora debe estar haciendo ahí arriba un frío azul, como dicen los franceses. La Auvernia es muy fría, clima continental, viene a ser la Castilla francesa.

+
+
+
+
+
+
+
+

+
+
+
+
+
+
+
+

Esta sí que la reconozco de memoria: Amanita pantherina.

Es muy parecida a su prima la muscaria (la de la cutícula púrpura), también en su toxicidad. No es letal pero sí que tiene una digestión diabólica, tanto para el estómago como para la cabeza.

+
+
+
+
+
+
+
+

Souvigny

+
+
+
+
+
+
+
+

Thiers, antaño un villa industrial dedicada a la cuchillería, hoy en día una decrépita y sucia localidad pero con alguna casa de pan à bois interesante (por ejemplo, en la que se encuentra la Office de Tourisme.

Esta casa no tiene valor histórico, pero era tan patética que me invitó a sacarle unas fotos.

+
+
+
+
+
+
+
+

Cortinarius sp.

+
+
+
+
+
+
+
+

Iglesia de Glaine-Montaigut

La forma que adopta el románico en esta región para resolver el crucero (unión de la nave central con el transepto) es encantadora y, a la vez, muy sólida. Lamentable el aire exótico de la decoración pintarrajeada.

+
+
+
+
+
+
+
+

Cerca de Herment.

+
+
+
+
+
+
+
+

La mayoría de los destellos eran dentro del tren de nubes. Pero a veces coincidía que daba el fogonazo de una nube a otra, y quedaban fotos así de resultonas.

Yo, desde luego, me lo pasé teta sacándolas.

+
+
+
+
+
+
+
+

Vic le Comte y…se acabó.

Por una temporada, me imagino, os dejo tranquilos con las fotos. Espero que os haya gustado la tanda y espero haberos estimulado el gusanillo viajero. Ahora a dejarle que siga royéndoos por dentro hasta que le deis satisfacción y decidáis pirar.

Pour voyager heureux, voyagez léger

Antoine de Saint-Exupéry

15 comentarios »

  1. Mieeeeerda, le di a publicar sin querer, en vez de a guardar borrador.

    Antes de subirla quería ponerme a identificar alguna de las setas. Si tengo un hueco luego me pongo y completo los nombres (se agradece ayuda).

    Bueno, pues ahora lo dejo. Antes iba otra tanta, la 1ª, pero que ahora irá después para no aburrir con tanta foto. Si seré gilipollas…

    Comentario por Mendigo — 1 noviembre 2013 @ 10:16 | Responder

    • Como te ayude yo con las setas puedes acabar, en el mejor de los casos, viendo dragones verdes por el pasillo. Con la cantidad de setas que hay por aquí y solo soy capaz de distinguir cuatro de ellas, eso sí de las que se comen.

      Comentario por Javi — 1 noviembre 2013 @ 11:57 | Responder

      • A ver, dime: la colmenilla. Algunos boletos (muy fácil confundirse, aunque no suele ser peligrosa la confusión). Las macrolepiotas (procera, mastoide y rhacodes). Cuál más, cuenta, cuenta.

        Yo sé sólo unas pocas, y realmente por el gusto de conocerlas, no porque sea especialmente aficionado a comérmelas. De todas formas, ya conoces que dijo el sabio: yo sólo sé que no sé nada. Saber que no sabes de setas es tener la mitad del camino andado. Sólo recoger las que conoces con certeza. Hay mucha peña que no sabe ni tan siquiera que no sabe, coge casi cualquier cosa que tenga un parecido remoto a una seta comestible, y luego pasa lo q pasa. Además, cada vez más hay peña que cuando sale al monte no ve que crezcan setas, sino billetes. Lo dejan todo arrasado, para luego venderlas. Una pena.

        Por cierto ¿reconoces los monguis? En el Norte de tu provincia los hay, que los estuvimos buscando.

        Comentario por Mendigo — 1 noviembre 2013 @ 21:41 | Responder

        • La mayor parte de los envenenamientos por setas (y sobre todo de las muertes) es por la Amanita Phalloides, ya que es muy común y además es casi idéntica a los champiñones. En teoría por arriba es de color verdoso, pero muchas veces, sobre todo en zonas lluviosas como Galicia, es completamente blanca, por lo que la única forma directa de diferenciarlas sin entrar en análisis exhaustivos es que los champillones tienen las láminas grises.

          Comentario por marcostonhin — 2 noviembre 2013 @ 10:44 | Responder

          • La phalloides tiene el sombrero verdoso, puede llegar a un blanco sucio, creo que blanco níveo no. Pero la A.verna sí que es completamente blanca, e igualmente tóxica. Hay que ser muy burro, pero mucho, para confundirlo con un agárico. Lo peor, es que ninguna de esas dos sabe mal. Si no, la escupirías inmediatamente y no tendría problema.

            Diferencias: las amanitas tienen volva y anillo, y como dices las láminas blancas. Por muy joven que sea el agárico, tiene las láminas color rosita, asalmonado, marronoso y finalmente negro según van pasando los días, pero jamás blancas. El porte sí que puede confundir, porque aunque las amanitas maduras son más esbeltas, cuando son jóvenes pueden presentar el aspecto regordete de los champis.

            Comentario por Mendigo — 2 noviembre 2013 @ 14:35 | Responder

          • Oye, listorro, venga, tírate el rollo y ayúdame con la de color miel. Ando perdidísimo. Carne blanca y firme, no muda de color, y láminas violáceas. Como ves, sin volva ni anillo.

            Comentario por Mendigo — 2 noviembre 2013 @ 14:41 | Responder

            • En realidad con mi comentario anterior, además de las increíbles propiedades festivas de la Amanita Muscaria (nunca probadas personalmente), suponen la práctica totalidad de mi océano de conocimientos sobre las setas. Nunca me interesaron demasiado, y desde que vi el aspecto plasticoso y nada apetecible que tienen al microscopio menos todavía.

              Donde esté una buena chuleta de ternera…

              Comentario por marcostonhin — 4 noviembre 2013 @ 20:11 | Responder

              • Pues una chuleta con guarnición de setas…😉

                Comentario por Mendigo — 5 noviembre 2013 @ 19:02 | Responder

      • Pues que pueda distinguir como comestibles, el boletus, la de cardo, la de carrerilla y el níscalo, que recuerde ninguna más. Luego ya distingo los champiñones del super y las bandejas con setas de criadero, también tienen la sitake, pero me lo creo porque lo dicen😉

        Comentario por Javi — 2 noviembre 2013 @ 19:29 | Responder

        • Pues que sepas que el champiñón silvestre es mucho más sabroso que el bísporus.😉

          Comentario por Mendigo — 5 noviembre 2013 @ 18:39 | Responder

  2. Madre mía, la foto justo después del vídeo es una obra de arte, me encanta. Todas las de los hongos en general me gustan mucho, creo que tienes especial talento para sacar esos pequeños elementos de la naturaleza de una forma muy tierna. Las de la tormenta también están muy bien.

    Es curioso como ahora las villas y paisajes franceses de mitad para abajo no se me hacen nada exóticos… Uno se acostumbra.

    Comentario por wenmusic — 1 noviembre 2013 @ 19:13 | Responder

    • Hombre, tanto como exóticos… Realmente, la forma de construir cambia según las regiones (naciones, diría yo). El cruzar la frontera es indiferente. Por ejemplo, el territorio vasco-gascón construyen (construían) de forma muy diferente a los territorios aledaños.

      Por cierto ¿has visto cómo construyen en Francia las casas unifamiliares? Con bloques de hormigón, en vez de ladrillo! Y de piedra, ni olerla. Eso aquí en Galicia no lo usaríamos ni de galpón. Luego supongo que le meterán un aislamiento de la hostia y quedará tan bien, pero vamos, al principio me sorprendía mucho la mala calidad con que (a mi entender) estaban construidas.

      Así que te gusta esa clavaria? Bueno, desde luego no diría yo que es de las mejores. De hecho, en la siguiente tanda he metido otra igual (no la misma, pero de la misma especie) que me gusta más.

      Comentario por Mendigo — 1 noviembre 2013 @ 21:36 | Responder

      • Si, puro bloque, y por dentro pladur. Y eso que vivo en la ciudad del ladrillo, pero claro, nada tiene que ver cómo se construía antes a cómo se construye ahora. Hasta los edificios los levantan en nada con bloques de hormigón. En cambio ves las casas viejas, viejas de verdad, y ahí está la piedra y el ladrillo combinados.

        Comentario por wenmusic — 3 noviembre 2013 @ 11:29 | Responder

        • Wen, aunque te has ido a una ciudad, me das envidia, pues tienes cerca de ti parajes que extraño. Extraño la facilidad de pasear por bosques, aquí, para eso hay que alejarse en coche y sólo encontramos algo diferente a eucaliptos y pinos cuando estamos al lado de un río y alrededor de algunos pueblos.
          Me gustaría tener esa inmensidad verde aquí cerca.
          También me encantan las villas francesas, la mayoría tienen unas casas antiguas y espectaculares, sin hormigón. Y el románico existente es impresionante, claro que eso lo puedo seguir disfrutando aquí, pues en Ourense se concentra la mayoría de iglesias románicas de toda Galicia, eso sí, quizás no encuentro iglesias tan grandes como las vistas en L’Auvergne y otras regiones francesas.

          À bientôt!

          Comentario por Raíña Loba — 4 noviembre 2013 @ 19:28 | Responder

          • Si, es verdad que hay bosques muy bonitos, con mucha variedad de arboles, y ni un pino o eucalipto. Y tengo la suerte de trabajar en un pueblo, muy cerquita pero fuera de Toulouse. Las fotos de mi entrada L’Ariège son de ese lugar.

            Ciertamente el romanico es muy hermoso y muy presente por aqui, y con ejemplos de sorprendente gran tamaño.

            Me gusta esta oportunidad de ir conociendo esta region, hay que aprovechar!

            Un saludo!!

            Comentario por wenmusic — 5 noviembre 2013 @ 11:30 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: