La mirada del mendigo

28 noviembre 2013

Torpeza política

Filed under: política — Mendigo @ 11:48

Ya hace tiempo que creo que IU le tiene pánico a volar. De tan acostumbrada que está a la insignificancia política, en cuanto remonta en las encuestas y la ciudadanía empieza a fijarse en sus propuestas, sale algún tipo de problema interno, y si no existe se lo inventan, para quedar como el culo ante la ciudadanía. Mensaje al electorado: si estás buscando una alternativa al bipartidismo, un partido serio y honrado…te has equivocado de puerta, majete, sigue buscando.

IU federal tiene fuegos en Asturias, Extremadura (donde defiendo la decisión de abstenerse), Andalucía (donde por los mismos principios defiendo la decisión de entrar en el gobierno), tormentosa relación con una IC bastante libertina y el episodio de corrupción de Esker Batua que les ha llevado a su suicidio político en ese país, además en un momento en que la izquierda abertzale resurgía como un coloso. Pero aún más deplorable que el espectáculo ofrecido en Euskadi, que siendo más grave estaba circunscrito a sólo unas personas (eso sí, la cúpula), es el espectáculo cainita que llevan ofreciendo en Madriz desde ya ni se sabe (cuando aún vivía y votaba yo allí ya se estaban echando mierda, y de eso hace ya década y media).

Centrémonos: la circunscripción electoral donde IU más debería preocuparse por salir enfocada, aseada y sonriente en la foto, pues es donde más posibilidades tiene de arañar diputados, es técnico especialista en crear problemas de patio de corrala y ofrecer la peor de las imágenes a su electorado potencial. La última, una estupidez política que seguramente le va a costar muy caro: IU Madrid prohíbe a sus militantes “opiniones o comentarios contrarios a las decisiones” del partido.

Gente juiciosa dentro de IU, que desde luego la hay e incluso sospecho que son abrumadora mayoría, pero son incapaces de imponer la cordura en ese gallinero, han criticado severamente la inclusión de tan autoritario artículo en su estatuto. De aplicarse, argumentan, hasta el mismo Coordinador General debería ser expulsado de la organización, pues todo el mundo, en un momento u otro, manifiesta su desconformidad en algún punto de las directrices del partido. Es, por lo tanto, un artículo de imposible aplicación sistemática, pues de hacerlo IU quedaría reducida al conjunto vacío. Pero entonces, si no cabe su aplicación sistemática ¿por qué han incluido ese artículo en el nuevo estatuto? La situación en que se encuentra IU-CM me hace pensar que ese punto fue introducido como comodín para cortar de raíz cualquier amago de rebelión y disciplinar manu militari la organización, cercenando un par de cabezas políticas.

En la entrevista que en Iniciativa Debate le hicieron a Hugo M. Abarca, éste dejó claro que era un artículo que no se iba a usar. Entonces ¿por qué lo han incluido? Y, sobre todo ¿por qué a fecha de hoy aún no lo han eliminado? Porque cualquier puede entender que, en democracia, se debe asumir la decisión de la mayoría. ¡Pero eso no significa limitar la posibilidad de discrepar con ella!
Extrapolemos la idea del partido a la sociedad. Hoy por hoy, gobierna el PP y yo asumo que así debe ser pues obtuvo una mayoría de votos (no exactamente, pero simplifiquémoslo así a título de ejemplo). Pero que admita que el PP deba aplicar sus políticas por ser el partido escogido por la mayoría, de ello no puede extraerse que yo deba estar de acuerdo con estas políticas neoliberales, y que deba abstenerme de mostrar en público mi discrepancia, porque son las decisiones tomadas por el partido mayoritario! Yo no sé si en la mente del lerdo que redactó ese artículo cabe la sutil diferencia política entre democracia y dictadura.

Desde la dirección madrileña se quieren hacer pasar por tontos del bote (en el PP funciona, se dirán, vamos a emplear la misma estrategia), y dicen que lo incluyeron inocentemente, haciendo un copia-pega de los estatutos de otros partidos. Sea por estupidez o por mala intención, alguien habrá de asumir la responsabilidad de haber incluido ese odioso artículo y presentar su cabeza al verdugo. ¿O es que también en este partido ningún responsable se hace nunca responsable? Si no exigen la depuración de responsabilidades internamente ¿cómo puedo esperar que actúen de otra forma si algún día logran acceder al poder?

Realmente me da pena por los compañeros de IU que se están rompiendo los cuernos por atraer a nuevos militantes y votantes, ofreciendo un rostro amable y comunicativo de IU. Mucho esfuerzo (y dinero) invertido en promover una imagen de IU que queda saboteada por la noticia anterior. Me gustaría tener los censos (¡je, casi nada!) de afiliación a IU-CM e incluso en el resto de federaciones para ser capaz de cuantificar el efecto de esta noticia.

Yo mismo, vacilaba sobre la conveniencia de afiliarme a IU. Me gusta ir por libre y llevo mal el mamoneo de las organizaciones de cualquier clase, pero sé bien que la lucha contra la agresión capitalista pasa por la organización y la convergencia de esfuerzos y voluntades individuales. Un compañero de La Cebolla se ha afiliado recientemente, y estaba pensando dejar de lado tantos sinsabores, hacer de tripas corazón y seguir sus pasos. Pero episodios como éste me curan de raíz esas inclinaciones. De ningún modo, yo no le pago con mi cuota el sueldo a un pringaíllo para que luego me venga a decir lo que puedo opinar y lo que no (por ejemplo, esta entrada). De hecho, si alguien se atreviera le cruzaba la cara en ese mismo momento. A los fascistillas y dictatorzuelos de pasillo hay que pararles los pies en seco y ponerlos en su sitio, antes de que sea demasiado tarde.

Y yo, que no pertenezco a IU, soy más leal con la formación y lamento que por exquisita estupidez política se haya causado un daño gratuito a IU y, por extensión, a las posibilidades de que la izquierda acabe con la pesadilla del Aguirrismo en Madriz…¡pero nadie va a perder el puesto por ello! De hecho, que yo sepa, ni tan siquiera a pedir disculpas, asumir responsabilidades y rectificar.

Creo que en la vida uno debe conducirse con honor; y el honor exige asumir las consecuencias de los errores. No hace falta llegar al rigorismo sádico japonés, no me imagino a ningún mierdecilla político español automutilándose como expiación de un error, pero sí que creo que se debería conjugar activamente el verbo dimitir. De hecho, debería ser un acto reflejo de un político con honor. En la política española no existe el honor, ni en la derecha, ni desde luego en la izquierda.

El honor casa mal con el estómago, y muchos de los mierdecillas que pululan en los engranajes de los partidos son ganapanes que han hecho de la política una profesión. Para ellos, presentar la dimisión supone asomarse al abismo del mercado laboral, en el que su mayor aspiración es a cajero de supermercado y su destino más probable es la cola del paro. La visión les produce mareos y se aferran al carguito con desesperación, el honor para quien se lo pueda permitir.

Y es esta clase de individuos, que tienen suficiente tiempo libre para hacer pasillo, el que luego se ciñen la corona de emperador y legislan cacicadas como la pretensión de limitar la libertad de expresión de los militantes. Es un claro caso de mal de altura de los espíritus bajos que ven borroso en cuanto se suben a una banqueta. El mal de Napoleón, le podríamos llamar; esa clase de gente que cuando les toca ser presidentes de la comunidad de vecinos levantan medio palmo del suelo y se pasean por el portal como Alejandro Magno pasando revista a sus tropas antes de Gaugamela. Risibles en su presunción y despreciables en su mediocridad.

Es que el asunto ha traído revuelo, a mí desde luego me ha revuelto las tripas y eso que no me atañe (como no afiliado, pero tomo nota de las formas y actitudes como potencial votante), y es que no es para menos. Unos tipiños que viven de la organización, le dicen a la gran mayoría de la organización, que además son quienes con sus cuotas les ponen el plato de comida en la mesa, lo que pueden decir y lo que no. Esto aparece en los estatutos de una secta religiosa, tipo Iglesia Católica u otras minoritarias, y nos clavamos en su yugular por fascistas. Y precisamente el artículo aparece en una organización cuya razón de ser es el ejercicio de la política, que no es otra cosa que la ciencia que busca la convivencia común por medio de la negociación, el diálogo y el intercambio de opiniones encontradas. Entre partido político y prohibir la disensión hay una contradicción en los términos, si es uno no puede ser lo otro.

Copio:
Se considerarán infracciones graves: […]
La manifestación pública, por cualquier medio de difusión, de opiniones, ideas o comentarios contrarios a las decisiones, acuerdos y resoluciones de los órganos de IUCM adoptados en el marco de sus competencias.

Regular el derecho a la libre expresión de los afiliados es una falta de respeto a los que, con su trabajo y sus aportaciones, sostienen a la organización. Este enunciado tendría cabida en los estatutos de la Falange (o del PCE) en el siglo pasado, hoy en día no puedes mear por encima de las bases porque les falta tiempo para romper su carnet y dar orden al banco de que no cursen más cuotas. Y ése es otro tema, a ver dónde demonios va a parar ese dinero, porque en editar libros, traducir artículos, producir audiovisuales, crear portales en la red, imprimir octavillas, patrocinar estudios, organizar conferencias, charlas y coloquios seguro que no; y si el partido no sirve como herramienta para difundir la idea de la revolución social entre la población, es que no sirve; y en esas está, limitado a su función de plataforma electoral procurando ganar alguna mano en esta timba con las cartas marcadas. Pero además de una falta de respeto a la militancia, entiendo que claramente entran en el artículo que se desgrana unas líneas más abajo:

Se considerarán infracciones muy graves: […]
El deterioro, daño o menoscabo graves de la imagen pública de organización, sus órganos y cargos políticos o cargos públicos.

Sin duda, queriendo hacer de IU-CM su satrapía, han dañado gravemente (llevan años enteros haciéndolo, como es público y notorio) la imagen pública de IU-CM, y por extensión del resto de federaciones (que están hasta los cojones del espectáculo que siempre dan los madrileños, y que les pasa factura sin tener culpa ninguna). A pesar de que el hartazgo entre la militancia y su base electoral hace tiempo que colmó el vaso, los dirigentes (pasados y presentes) no se dan por enterados, no reconocen ser reos de su propia pena, y ni siquiera plantean pedir perdón por el bochornoso espectáculo y hacer propósito de enmienda. Cuando todas las fuerzas debieran estar volcadas en la lucha contra la salidad neoliberal a la crisis y la defensa de los ciudadanos, la federación cualitativamente más importante se dedica al sectarismo más paleto propio de miopes políticos. Mientras en Galicia EU llega a acuerdos con otras fuerzas, usando la generosidad como arma política y demostrando un elogiable sentido de la estrategia y amplitud de miras (una fuerza complementa a la otra aportando aquello de lo que el compañero cojea, véase un modelo económico alternativo y la aspiración a la autodeterminación y la independencia), generosidad e inteligencia que ha sido recompensada por el electorado gallego con unos excepcionales resultados…y mientras, en Madriz, siguen su comportamiento de garrulo cejijunto, sin aguantarse ni ellos mismos.

Bueno, espera, no voy a correr presentando a Galicia como modelo de nada. Y encima, ¡ay! por el escaño de Ourense. Incendios, atraso, caciquismo, corrupción y ahora Carmiña, la tránsfuga. ¡Es que sólo nos falta un tsunami!

¿Honor? ¿Sentido del ridículo? Yo me agarro a mi carguito, e que chova!

Y me quema especialmente porque aunque resido en Pontemierda, yo voto por Ourense. Es decir, que supuestamente yo he depositado mi confianza en forma de papeleta en esta señora. ¡Pero esto es falso! Yo voto unas ideas, un programa, no a personas en concreto. Aunque las conociera, pero es que aún por encima no las conozco, ni tengo medios de conocerlas. De esta señora, sólo se me da a conocer el nombre, incluso después de haber saltado al estrellato con su ridículo afán de protagonismo, no soy capaz de saber ni su edad, ni su profesión, ni su currículo académico, ni su hoja de servicios política por mucho que rebusque en la red. Es sólo un nombre, un conjunto de letras que, en el caso del cabeza de lista, va acompañada de una foto en los carteles. Ahora esta señora dice que los votantes la hemos votado a ella. Si señora, he estado rebuscando en todas las listas para ver en cuál aparecía tu nombre, para darte mi confianza.

Ahora, de nuevo, hablo de la generalidad de los partidos. Nos venden que los ciudadanos no podemos autogobernarnos, niños sin conocimiento, y que el ejercicio de poder se lo tenemos que dejar a profesionales de la política, seres especiales que son capaces de entender los arcanos del gobierno y abrir el sagrario de la soberanía sin ser deslumbrados por su luz ni enloquecidos por su poder. Una panta de mendrugos y visilleras, una reata de mulas que se sientan en cómodos sillones y levantan la mano u oprimen un botón a la señal del jefe de filas. Eso no es gran mérito, cualquier miembro de los primates haplorrinos es capaz de aprender a hacerlo, e incluso miembros de otros órdenes son capaces de aprender cosas mucho más complicadas.

El caso es parecido al de Tamayo y Sáez. Lo que yo me preguntaba, aquellos días, es ¿cómo coño han podido poner en las listas a semejante basura, y en posiciones de lanzamiento? ¿No hay en todo el P$O€ madrileño gente intelectual y moralmente más capacitada que ese par? ¡Por su puesto que sí, y yo de hecho conozco varias decenas! Entonces ¿Cómo es que ese par de pájaros treparon hasta hacerse con un lugar en las listas, y miles de militantes honrados no pasan jamás de la condición de “clase de tropa” como describía el Santo Fascista? Y la razón es que el proceso de selección en los partidos está viciado, para que medren los aduladores y los mediocres, cuya máxima virtud es ser predecibles y fieles a su cacique.

Esta es la dirección, la clase de gente que conforma los órganos de los partidos a los cuales en los estatutos se pide sumisión. La clase de chusma que cuando llega al poder…bueno, qué contaros, podéis hacer un repaso de la historia reciente de España y la situación en la que nos encontramos. Somos un ejemplo de libro de mal gobierno, nepotismo, corrupción, mediocridad intelectual y miseria moral en todos los órdenes de la vida política. Gobiernen las siglas que gobiernen, porque en todos los partidos la adulación, y no el mérito, es el trampolín (¿para cuando la obligación de publicar el CV de todo aquel que se presente en una lista? Se pide inglés bilingüe para un puesto de 800€ y no para presidir el gobierno).

Y vuelvo a lo que decía al principio: parece que en IU tienen terror al éxito; aquí en Galicia nunca habían pasado de la insignificancia extraparlamentaria con la izquierda copada por los grupos nacionalistas, principalmente el BNG. En una lúcida maniobra política logran coaligarse con uno de los fragmentos de la disgregación del BNG, los astros por fin se alinean para Esquerda Unida al coincidir la crisis, la debacle del PSdG y la coalición con una fuerza política comandada por el histórico dirigente nacionalista. Saca unos resultados magníficos (hay que recordarle a Carmiña que sin Beiras en los carteles, EU nunca habría rascado ese escaño por Ourense al que ahora se aferra), todo el mundo elogia a la Syriza gallega y las encuestas reflejan su salud. Por fin en Galicia las cosas marchan bien para EU, y entonces…¡algo tenía que pasar! Un espectáculo lamentable amenaza la venturosa unión de izquierda con nacionalismo y su idilio amoroso con los votantes. Quien reclama ser un partido diferente, se empeña en reconocer por la vía de los hechos que es más de lo mismo, si no peor. Que sea un caso particular no importa, el daño a la imagen del partido ya está hecho, muchos ouros en publicidad para presentarse como partido del buenrollismo, quedan anulados por el esperpento ofrecido por sus cuadros. Porque como en el caso de Madriz, no es cosa de un militante díscolo, es que esta señora era la número 1 de Esquerda Unida por Ourense. ¿Quién la puso en esa lista? ¿Quién va a asumir responsabilidades? Como en el caso de Madriz, nadie, el nefando artículo se coló él solo entre los otros, esta señora inscribió ella misma su nombre en la lista electoral. No hay asunción de responsabilidades, no se conjuga el verbo dimitir, NO HAY HONOR.

En una imagen divertida, me imagino al responsable de marketing de IU (porque no nos engañemos, un partido ha de venderse) tirándose de los pelos, viendo como una y otra vez la “especial personalidad” de los dirigentes (pura imbecilidad política) manda al guano una y otra vez sus esfuerzos. “Las aventuras y desventuras de IU” podría ser el título de una tira cómica de Francisco Ibáñez. Es que incluso el nombre del partido es jocoso, y cuando se ponen a hablar de refundación (¿cuántos años llevan con ese cuento?) ya es el escacharre.

Desde luego, en el P$O€ se lo deben pasar teta leyendo las periódicas entregas del tebeo.

Volviendo al franquista artículo de los estatutos madrileños, no criticar a la autoridad en público, si acaso en la intimidad familiar y en voz baja no nos vayan a oír, se nos presenta como el pistolón del abuelo expuesto en la pared. No te preocupes, si no pensaba dispararlo, ese artículo está sólo como decoración. Pero es que un arma no decora sino que ofende a la vista, y siempre representa una amenaza potencial, por mucho que el que la porta o exhibe anuncie que no piensa recurrir a ella. Al final, aún más poderosa que la necesidad de asegurarse un salario apañadito en estos tiempos aciagos, creo que pesa por encima de todo el ansia de poder.

Me explico: un arma es poder, de ahí la fascinación que gentes de baja condición sienten por ellas. Por eso creo que sólo deberían tener permiso de armas aquellas personas sabias que jamás quisieran tener un arma en las manos. Si alguien ansía un permiso de armas, es suficiente para denegárselo. Y lo mismo pasa con el resto de manifestaciones del poder, incluyendo las normas, reglamentos, estatutos y leyes, más la violencia potencial coercitiva para hacerlos cumplir. Sólo se debería dar el poder de forzar la voluntad del vecino a quien no tenga la inclinación de hacerlo, para quien sea lo suficientemente sabio para aceptar su diversidad y libertad de obrar incluso contra los propios principios.

Jugando a aprendiz de psicólogo (como todo humano, por otra parte, incluso los que salen de la facultad con su titulito) creo que ese apetito por el poder sobre los demás es propio de una psique subdesarrollada emocionalmente. Suelen ser mierdecillas acomplejados, que toda su vida no han sido más que una nulidad humana, les frieron a collejas en el colegio y están resentidos con la humanidad por no saber reconocer su valía. Mentalidades deleznables, miserables del tipo de Hitler o Mahoma responderían a este perfil. Y la venganza sobre el género humano, empezando por los que tienen más a mano, se toma en la forma de control sobre los demás, del ejercicio del poder, sea por la violencia de las armas o de la ley (el Estado es el máximo dispensador de violencia). El cargo de jefe de estudios o presidente de escalera les provoca microerecciones, es un bálsamo para el complejo de inferioridad que los atormenta. Cuando ya alcanzan un carguito en el organigrama de una asociación o minúsculo partido político, se descorchan sus frustraciones saliendo en un chorro espumoso de autoritarismo.

Esta idea no es nada nuevo, siempre se ha sugerido cómo la pasión por las armas (poder) puede servir de sucedáneo para trastornos sexuales como la impotencia. Serían los impotentes físicos o mentales los que tratan de imponer su voluntad a los demás, y es por ello que los escalafones del poder, político y religioso, están repletos de esta clase de impotentes. Si los desnudamos, no son más que niños humillados tratando de hacerse un sitio en el mundo a empellones.

+

NOTA: No confundamos términos, por la cercanía entre las dos entradas. IU no es lo mismo que el PP$O€. El PP$O€ es el enemigo a batir. IU son compañeros, como lo son IA, IC, el PCPE, Bildu o la CNT. Es un partido de izquierda con unas bases valiosas e ilusionantes pero con algunos cuadros demasiado proclives al espectáculo circense. Y, al menos yo, ya me estoy cansando de tanta tontería.

25 comentarios »

  1. Torpezas hay muchas que contar, pero lo peor es que ciertas cosas superan la torpeza. Esto sólo se arregla con más democracia interna. Si la lucha por el poder en los partidos es una pelea de navajas, lo lógico es que a los puestos más altos lleguen los mejores navajeros, y eso es exactamente lo que ocurre.

    Yo por ideología simpatizo con IU pero como estructura de partido Equo les da mil vueltas. Y no es por hacer propaganda a nadie, pero ya me he inscrito para votar en las primarias abiertas para las Elecciones Europeas (otra cosa es que luego vote a Equo en dichas elecciones), porque me parece que este tipo de iniciativas merecen nuestro apoyo.

    https://unete.partidoequo.es/primarias/

    Comentario por Javier Lázaro — 28 noviembre 2013 @ 12:21 | Responder

    • La Democracia suele ser la medicina universal para los abusos de poder (autoridad, le llama quien no tiene ninguna).

      Sobre Equo, debe reconocer que estas cosas en la vida que tengo atravesadas. Ciertamente, su organización interna tiene un modelo realmente higiénico, en comparación con la concurrencia, que no me duele en prenda elogiar. Pero por lo demás, desde su misma creación me parece una marranada política. Me explico: antes de terminar López Uralde su dirección de Greenpeace, había varios partidos ecologistas. En lugar de, acabado su periplo, integrarse en uno de ellos si era su deseo, va el fulano, creo otro más y pide a los demás que se integren en el nuevo. Hombre, muy elegante no me parece.

      Segundo, ya la misma oportunidad de un partido ecologista. Me acabo de cagar pero bien en Izquierda Undida, así que creo que tengo cierta legitimidad para también reconocer sus méritos. Si realmente te importa el medio natural, creo que existe la disposición en IU de llegar a acuerdos, integrando puntos y reinvindicaciones ecologistas en su programa. Quizá sea más difícil el tema de los asientos, pero a los principios yo creo que IU es receptiva (no es que lo crea, es que sólo hay que leer su programa). Ahora bien, si lo que te interesa es saciar tu necesidad de protagonismo, aún a costa de dividir el voto de la izquierda creando un nuevo partido más (y parió la abuela) del cual serás el jefe, pues efectivamente, la maniobra de López Uralde tiene todo el sentido. Eso sí, a costa de que, al final, las políticas ecologistas tengan menos oportunidades de prosperar pues están infrarrepresentadas al dividir el voto entre IU y Equo. Sé que puede parecer una paradoja y de hecho lo es, pero la creación del nuevo partido ecologista supone, con las matemáticas en la mano, un obstáculo que las políticas de sostenibilidad y preservación del medio puedan ser aplicadas.

      Esto en Equo lo saben, pues es evidente y no son tontos, y aún así prefirieron la aventura en solitario. Claro que la estupidez política de IU-CM, una vez más, favoreció su creación arrinconando a activos valiosos del partido como Inés Salbanés o Reyes Montiel.

      Por otra parte, después de leer el programa de Equo, tengo la misma sensación de que es un UPyD progre. Es decir, un partido buenrollista vacío de contenido, sin una cimentación ideológica, que hace de ello su mejor valor para tratar de captar el voto disperso de la gente que vota por cuestiones laterales (como el partido antitaurino o el Por un mundo más justo, otros partidos que con su presencia dañan las opciones de las políticas que toman como leit motiv).

      En resumen, que le tengo mucha, pero mucha manía a Equo. Quizá no sea del todo justo con ellos. O quizá sí.

      Comentario por Mendigo — 28 noviembre 2013 @ 16:06 | Responder

      • En parte comparto la opinión que tienes de Equo. Al principio, de hecho, me pareció una aventura de Uralde para aprovechar el tirón del asunto aquel de su detención en Dinamarca, que fue muy comentada. Además, me dieron motivos para pensar que era uno de esos partidos oportunistas que se mueven en la ambigüedad ideológica para pescar votos de aquí y de allá, como cuando Uralde llegó a decir que no eran ni de izquierdas ni de derechas (aunque luego he comprobado que sí son de izquierdas, quizá una izquierda un poco descafeinada). Lo que empezó a cambiar mi punto de vista acerca de Equo fue que ficharon gente de IU que a mí me parecían de los más válidos que tenía la coalición en Madrid, como Reyes Montiel. Desde luego que esto no fue sólo mérito de Equo sino consecuencia de parte de las cosas que se cuentan en esta entrada. En fin, de todas maneras empecé a darles el beneficio de la duda. Con el tiempo, lo que más he llegado a apreciar acerca de este partido es, como decía, su estructura abierta. Me parece un soplo de aire fresco en la izquierda española.

        Otra cosa es que no sé si un partido nuevo es la solución. Está claro que fracciona más el voto de izquierdas. Sin embargo, en este aspecto mi actitud ya es: de perdidos al río. Si con estos partidos que tenemos no vamos a ningún lado, que les den morcilla.

        Al final mi único problema con Equo es puramente ideológico. Es izquierda pero no exactamente mi izquierda. Ojalá tuviéramos algo parecido a las CUP por estos lares, yo votaría por algo así. La otra opción es que las bases de IU adecenten su casa y echen a los parásitos para que podamos volver a creer en el partido referencia de la izquierda española.

        Comentario por Javier Lázaro — 28 noviembre 2013 @ 17:07 | Responder

        • Pues en cualquier caso, o Equo desplaza a IU o IU consigue imponerse a Equo, pero es un gallinero demasiado pequeño para dos gallos. Si no hubiera un sistema electoral tan maliciosamente creado, habría sin problemas espacio para ambos, pero el sistema es el que es, y hay que pensar con un poco de perspectiva.

          Sobre la CUP, conozco poco más que las intervenciones de David Fernández, y desde luego suponen un soplo de aire fresco en el panorama político.

          Comentario por Mendigo — 28 noviembre 2013 @ 21:27 | Responder

    • La política ecológica de IU es ser pro-taurinos y pro-caza descontrolada en los pueblos pequeños y ecologistas en los nucleos grandes, o sea, son simplemente oportunistas. Yo he tenido la desgracia (y digo desgracia porque han logrado perpetuar al PP y sus salvajadas) de tenerlos gobernando en coalición con el PSOE y encima dentro de aquella unión de partidos que hicieron: l’Entesa, donde estaban Els verds, promoviendo el urbanismo demente, chanchulleando con las empresas de construcción y limpieza, y fomentando las fiestas de toros en la calle con problemas de presupuesto gordos… con eso lograron que la gente, para tener lo mismo, volviera a votar al PP. Si es por ecologismo antes que a Equo votaría a PACMA, que al menos parece que se creen lo que dicen y no les preocupa caer mal a nadie. Pero vete a saber, hasta que no se les vé en un puesto de poder no está nada claro que esperarse, en todo caso da repelús cuando son gente que ya ha tocado poder y parecen desesperados por volver, como la Diez…

      Comentario por Jackw — 26 diciembre 2013 @ 10:17 | Responder

  2. – Para mi tanto Izquierda Unida como el BNG hace mucho que se dedican a lo mismo: estar ahí para vivir del cuento sin hacer nada, hacer lo que haga falta con tal de poder “rascar” algo (como si tienen que formar coalición con la ultraderecha si hace falta)… y eso sí, agitar muchas banderas cuando ven que les va a salir gratis.
    – Sólo por las órdenes de partido para mí ya quedan eliminados. Un partido que directamente obliga a sus representantes a no dar sus opiniones personales, y moverse todos bajo la única directiva de la cúpula, es un partido FASCISTA, da igual las siglas que se pongan en el nombre. Y el que no se lo crea sólo tiene que buscar “fascimo” en el diccionario. De hecho es una práctica que en cualquier país que se llame democrático debería constituir un delito. Es más, lo constituye, ya que la constitución (que se supone es la ley suprema) vela por la libertad de expresión de los individuos.
    – Imagino que ese artículo lo pusieron para intentar eliminar la imagen difusa que se tiene de IU, y que ahora quieren disimular poniendo excusas a cual más estúpida. Sin embargo esa imagen difusa la crea el PP y otros partidos similares cuando habla de IU. Si en IU no tienen carácter (o ganas) o no saben hacer ver a la gente que el camino de la democracia es respetar la pluralidad, no merecen representar a nadie. Deberían haber explotado la pluralidad de opiniones interna, para demostrar a los ciudadanos que realmente ése es el camino, y no que todos sigan ciegamente lo que dice la cúpula (lo que, repito, es fascismo no democracia).
    – Estaba ahora pensando en otra posibilidad que me da mucho más miedo: se que no eres (totalmente) partidario de las teorías conspiracionistas, pero esto cada vez se parece más a una convergencia de los partidos mayoritarios a un sistema común totalitario, ¿o no?

    Comentario por marcostonhin — 28 noviembre 2013 @ 16:45 | Responder

    • Pero Marcos, a tu teoría conspirativa le pasa lo que a la mayoría: ¿por qué achacar a una conjura secretísima de seres muy inteligentes y malvados…lo que puede ser simplemente explicado por la necedad humana?

      Esta forma de automortificarse que tienen en IU ¿De verdad crees que alguien les está pagando para pegarse tiros en el pie una y otra vez? El Edy ese ¿crees que está a sueldo de la CEOE? ¿o que el PP ha pagado a Carmiña la Tránsfuga? ¡No, hombre, no! Es mucho más sencillo que eso, conociendo la débil condición humana no hace falta recurrir a conspiraciones.

      Comentario por Mendigo — 28 noviembre 2013 @ 22:16 | Responder

      • No es tan complicado: sólo tiene que ir la banca y decirles: muy bien, majetes, quedais muy bonitos en las manifestaciones para que la gente vea pluralidad, pero queréis seguir viviendo del cuento lo que tenéis que hacer es ÉSTO u os corto el grifo y tendréis que trabajar de verdad”. Vamos a ver, no seamos inocentes tampoco: no hablo de gente que se vista con sábanas y se reúna en guaridas secretas, sino de gente que vive de ser políticos, sin más aspiración, que se reúnen en los pasillos y despachos para charlar como amiguetes y decidir cómo hacer las cosas para que no cambie nada y poder seguir llenándose el bolsillo sin pegar golpe. ¿o crees de verdad que Rubalcaba y Rajoi son enemigos aférrimos? Juntos en su despacho seguro que se escojonan de los ciudadanos que se lo creen.

        Comentario por marcostonhin — 29 noviembre 2013 @ 18:56 | Responder

        • Ni son enemigos acérrimos ni compadres, representan su papel en este espectáculo, eso es todo.

          Comentario por Mendigo — 5 diciembre 2013 @ 8:53 | Responder

  3. Hola Mendigo, tu entrada me pilla en horas bajas y sin paciencia para leer algo sobre la enésima metedura de pata de IU, o sobre la enésima más una refundación de IU, etc, etc, etc. Voy a simplificar el asunto: uno de los mayores problemas de los políticos en España es que no saben hacer otra cosa, es decir, son profesionales de la política y por eso no pueden dejarla. Piensa en todas las caras conocidas de la política que quieras (no estoy pensando en gente como Hugo M. Abarca) y dime si tú les escogerías en una entrevista de trabajo. De qué trabajo no importa. Pues eso, que no saben hacer otra cosa, y los que sí la saben hacer ya se han ido de la política.

    Estos políticos y estos partidos ya no sirven a la sociedad. Este sistema hay que cambiarlo, pero con algo más de inteligencia y de debate que repitiendo aquello de el que se mueva no sale en la foto

    Comentario por Aurora — 28 noviembre 2013 @ 20:34 | Responder

    • Hugo es muy bueno. Listo, culto, y además con una sincera aspiración por abrir ventanas en IU. Ojalá hubiera más gente como él en la organización. El pero es que es un hombre de partido, ya con algunas responsabilidades, lo cual le empieza a pasar factura al rigor con el que piensa.

      Y si Hugo es bueno, qué decir de Alberto Garzón, con los añitos que tiene y se está creando un aura de respeto, seriedad y honradez intelectual. Es la excepción que confirma la regla, de cómo alguien valioso puede escalar puestos en el organigrama interno de un partido. Es un rara habis, que propició la borrachera democrática del 15M, y que ahora mismo no se podría volver a repetir. Está visto que los partidos sólo se mueven cuando se ven amenazados con quedar superados por el avance del pueblo. Desde hace años, el PCE no es la vanguardia del pueblo sino una maquinaria oxidada que va por detrás a duras penas. Incluso la Iglesia Católica, otra vetusta institución, tiene más dinamismo (Bertoglio me produce terror, es muy buen comunicador, un estupendo vendedor de humo, han hecho un fichaje cojonudo. Mientras que Centella…no llega ni a chispa).

      Pero vamos, es normal. Si estableces un criterio de promoción basado en el mamoneo, no te puedes sorprender del resultado ¿no? Es como si pones un cedazo de malla 3cm y pasas por él un saco de aceitunas. No te sorprendas si todas las que quedan son mayores que ese tamaño.

      En España el paro, el subempleo es una mal común. Y claro, esto también se nota en la política, que se convierte en una profesión, a falta de otras alternativas. Y en según qué puestos, tienes acceso a grandes oportunidades de negocio o promoción profesional, en la función docente, por ejemplo (tráfico de influencias, que se decía antaño).

      Mi solución es Democracia. Con mayúsculas, democracia directa. Que sea la gente quien decida y que los partidos pasen a ser sólo corrientes de opinión, sin poder decisorio.

      Comentario por Mendigo — 28 noviembre 2013 @ 22:07 | Responder

  4. […] ENLACE […]

    Pingback por Articulo sobre IU | morruloboestepario — 30 noviembre 2013 @ 20:49 | Responder

  5. Me va a ser muy difícil comentar esta entrada. Pero que mucho… porque si te digo que esto es lo menos malo de lo que está pasando ahora mismo…
    Y estoy de acuerdo contigo, que la respuesta es la democracia… el problema es… ¿qué democracia? o mejor dicho… ¿existe? porque sí tu me dices que hagamos unas primarias en mi pueblo (por poner un ejemplo) mañana mismo y yo te digo que sí, pueden pasar dos cosas. Que los dos (vamos a poner dos) candidatos son honrados, y la gente escoge libremente (como molaría)… peeero… resulta que uno de los dos, o los dos, no son exactamente honrados… así que les piden a sus familiares, amigos, compañeros de trabajo, que no son ni de lejos, votantes ni simpatizantes de IU, que voten por él en nuestras primarias abiertas… y si los dos no son honrados, con su pan se lo coman… (y que les abandone el electorado), pero sí es sólo uno de los dos… y gana el otro, o tener que superar, una situación así… no es moco de pavo.

    Por otro lado, las luchas de poder siempre existen, a la peña le cuesta mucho eso de pasar el relevo y aceptar que luego no hagan lo que tú harías. Y da igual, es a todos los niveles, en temas políticos, en temas sociales, en laborales, en cualquier cosa… Y no hay tanta gente que esté por la democracia y aceptar que (dentro de un marco), si has perdido, sigas teniendo que ir a una.

    Y con eso no digo que no se pueda criticar.

    En cuanto al artículo en cuestión me pareció demencial, hasta que los comentarios de varios amigos y/o compañeros, fueron del calibre de… lo tenemos en el federal, está en CCOO, no se usa nunca…

    No. Lo jodido de esto ha sido el momento en el que se ha incluído. Cuando el comité de garantías de IU Federal, le está dando de hostias a IUCM, por antidemocrático y saltarse todas nuestras normas de garantía democrática.

    Comentario por Nynaeve — 3 diciembre 2013 @ 9:17 | Responder

    • Pero la Democracia no es hacer unas primarias, elegir representantes. Unas primarias es que sea la ciudadanía (en este caso, del gobierno de IU, el conjunto de afiliados) la que gobierne. Si en el caso del Estado es factible, tratándose de una asociación (política o de lo que sea, pero mucho más evidente siendo así) es hasta lo más sencillo. Los puntos de las asambleas los votan…todos los putos afiliados (que quieran), desde el primero al último. Eso es Democracia, entonces es cuando puedes llamar a la organización que sea TÚ organización (TÚ partido político, TÚ club de tenis, TÚ Estado), porque participas en su gobierno en la parte proporcional que te corresponde. De otra forma, sólo perteneces a un organismo dirigido por otros. ¿Que esos otros han sido elegidos? Generalmente por otros que a su vez fueron elegidos…etc, etc, etc. En cada escalón se pierde representatividad, es decir, legitimidad. ¿Y para qué? Si es jodidamente sencillo prescindir de las representaciones y plantear los problemas a toda la base electoral!

      ¿Qué ganamos con todo esto? Lo primero, legitimidad. Y de paso, no dar alas a los tipiños y tipiñas con ansias de poder y notoriedad, porque ningún ciudadano (en este caso, ningún militante) tendría más poder que cualquier otro. Tú fíjate, eliminas todos los mamoneos, compadreos, componendas, caudillismos, sectarismos y nepotismos de un plumazo. Eliminados los cargos, los escaños, sillones y poltronas, eliminas la codicia por hacerse con uno, limpiando las organizaciones (ya digo, desde el club de tenis al Estado central, pasando por un partido político, organización religiosa, ayuntamiento…) de esta clase de trepas e individuos ávidos de poder, adictos al mando y a las jerarquías. La Democracia es un profiláctico contra esta clase de fascistillas.

      Por lo demás, concuerdo contigo en que la inclusión del artículo no es inocente, sino que responde a la necesidad de que la ejecutiva se dote de un arma disuasoria en el escenario de las luchas intestinas dentro de la federación madrileña. Pero tú date cuenta del detalle: están poniendo a IU-CM a los pies de los caballos, por mantener o conseguir el control de la organización. Prefieren gobernar sobre una tierra devastada que compartir el poder en una tierra fecunda. ¿No es acaso el mismo esquema mental de criminales desde Atila a Franco?

      Todo este vodevil tiene un coste electoral. Si hubiese alguien con dos dedos de frente en la dirección de IU, pediría un estudio para determinar este coste (en votos, y convertidos a los € que le cuesta a IU conseguir cada voto). Y se lo mandaría a la dirección de Madriz junto con un tantō.

      Comentario por Mendigo — 4 diciembre 2013 @ 1:17 | Responder

      • Qué cachondo eres… es quien se comporta así, no es demócrata y si te han copado un organismo importante, echarlos de forma democrática es muy difícil, porque juegan con las cartas marcadas… y si lo que te importa, es tu parcelita y al resto que le den… pues menos le importa el coste en votos…

        Si se pudiera apelar a su ética, no estaríamos dónde estamos…

        Comentario por Nynaeve — 10 diciembre 2013 @ 8:25 | Responder

  6. Una manera de eliminar la codicia del poder en los partidos políticos, es anular la “profesionalidad” del ejercicio político. Es decir, que no exista dedicación “exclusiva” a la política, sino que los miembros del partido tengan un trabajo, empleo o como se quiera denominar, aparte de la vida política y que represente su principal fuente de ingresos. Es evidente, que quienes optan por vivir de la política son aquellos inútiles, incapaces y negados para realizar cualesquiera otra actividad productiva y pasan por todos los niveles del lameculismo y peloteo, con tal de permanecer en un cargo o puesto político, o dicho de otra manera, son organismos parasitarios que viven del cuento y de la “lealtad” sin fisuras a los caciques y jerifaltes de los distintos partidos. La democracia, por otra parte, debe ser horizontal y no vertical, no debe presentar una estructura piramidal en la que la base sostenga a una cúpula jerarquizada y lejana, en la que se encarnen las disputas por permanecer arriba. Una estructura asamblearia, con votaciones directas y abiertas, a mano alza si es preciso, con candidatos de probada solvencia ética -que no moral, éso es otra cosa- y argumentos de conciencia social, deberían bastar para consolidar un modelo de partido y de ejercicio político realmente democrático, basado en una línea de pensamiento y obra enfocados al bienestar común.

    Comentario por OGOPOGO OKANAGAN — 4 diciembre 2013 @ 10:43 | Responder

    • Sí, pero…quién evalúa la “solvencia ética” de los candidatos? Estamos hablando de poder, es muy sencillo que la casta dirigente (en un gobierno o en cualquier organización, como un partido político) controle la elección de quienes deben aprobar su aptitud al puesto. ¿No eligen a los miembros del Constitucional, a los del Tribunal de Cuentas, al Defensor del Pueblo? Pues eso.

      Mi solución es no darle poder a nadie, porque el poder embriaga, el poder corrompe, el poder convierte a una persona normal en un dictatorzuelo. ¡Por favor, podemos aprovechar la tecnología para jugar a un juego online con alguien que está en las antípodas, y no podemos aprovecharla para algo técnicamente mucho más sencillo como votar, ejercer cada día sus obligaciones ciudadanas? Ya tienes ahí asamblea, pero no que no vota candidatos, sino políticas, y en todo caso escoge los encargados de administrarlas. Pero administrar las políticas votadas por toda la base electoral, no hacer luego lo que le venga en gana, una vez que ha recibido los votos.

      Comentario por Mendigo — 5 diciembre 2013 @ 8:59 | Responder

      • Ya… en una sociedad cómo la actual?… pues estamos jodidos entonces… por lo pronto, después de un caso cómo el de Mariluz o la niña esa que han matado más o menos recientemente en Galiza… ya tendríamos la pena de muerte. Porque tras ver cómo lo tratan los medios de comunicación, cómo reacciona el personal… pues eso…

        Creo que la transformación democrática ha de irse haciendo a la vez que se realiza una pedagogía política y social importante y no hablo de dirigir pensamientos, hablo de que la gente tenga libertad de hacerlo, cosa que hoy en día, no hay, porque nos llevan agilipollando (con éxito) desde hace mucho y porque la maquinaria de agilipollar está totalmente engrasada y funcionando a 1000 por hora…

        Comentario por Nynaeve — 10 diciembre 2013 @ 8:35 | Responder

    • Esto no es cierto. Ya estamos con las generalizaciones… políticos no son sólo los que están en el parlamento, o los cuatro gatos de los que la sociedad puede conocer el nombre más o menos. Políticos son muchos, y muchos que realizan un trabajo extraordinario a la chita callando. Y porque haya un porcentaje, de los que se hable o se sepa más, precisamente por inútiles, no me parece de recibo decir que los que tienen la exclusiva o que su aporte de pasta principal sea la política, sea porque no son capaces de desarrollar otra actividad y entonces se convierten en eso que dices.

      Hay de todo y cómo siempre, de lo que más se oye, de lo malo, suele ser de lo que menos hay. Otra cosa es que sea más difícil darse cuenta de eso, porque lo bueno, no nos salta al ojo, sólo lo malo y por eso lo contabilizamos más.

      En cuanto a lo de la estructura asamblearia me parece genial. Lo de los candidatos de probada solvencia ética… ¿cómo leches lo sabes a priori? ¿les hacemos un test? sinceramente, me parece muy bonito lo que dices, y muy difícil de llevar a la práctica.

      Comentario por Nynaeve — 10 diciembre 2013 @ 8:31 | Responder

  7. Estoy de acuerdo contigo en líneas generales. Lo que jamás defenderé, como andaluz y militante de base de la organización, es la entrada en el pacto del gobierno autonómico. Jamás. Se ha tirado mierda sobre mucha militancia de la organización, se nos ha vilipendiado, maltratado, silenciado y se han intentado tretas asquerosas. Y el problema no son las bases, es la dirección. ¿Conoces la silenciada huelga de basuras de El Coronil? 72 días, compañero, setenta y dos. IU de El Coronil y el SAT echándole un pulso al PsoE durante casi 3 meses, y el Sr. Valderas, entre otros, intentando boicotearla… Y esa es sólo una de tantas.

    Comentario por Sanjuu — 4 diciembre 2013 @ 22:56 | Responder

    • Uf! Es un tema peliagudo, compi. Por resumir mi postura: se ha criticado mucho que IU entrase en Andalucía, e igualmente que no lo hiciese en Extremadura. Como ves, soy muy crítico con IU, pero en esta ocasión no, me parece que han hecho lo correcto: pactar si han creído que había condiciones para ello (ahora, lo que soy incapaz de valorar es si se daban las circunstancias en Andalucía, porque no conozco la situación, y supongo que habrá opiniones para todos los gustos; por ejemplo no, no sabía nada de El Coronil).

      Quiero decir: la respuesta no es, no entrar nunca en gobiernos con el PP$O€ (para mí son lo mismo), no nos vayamos a infectar. Porque un partido político no es una virgen vestal, se presenta con un programa y recibe el apoyo que recibe, y debe procurar transformar la realidad con las fuerzas que tiene. No se le puede pedir que aplique el 100% de su programa si sólo recaba el apoyo del 10% de la ciudadanía, tiene el poder que los ciudadanos le dan. Así que, una vez terminadas las elecciones, habrá de poner en valor su programa y avenirse a gobernar con el que se comprometa a cumplir una serie de puntos (yo sugerí como norma general que, para entrar en un gobierno, el partido mayoritario debía aceptar un % correspondiente al doble de los votos conseguidos (hasta llegar al 50% de votos, en que IU tendría mayoría absoluta, y podría aplicar el 100% del programa, de ahí lo del doble). Si hay dos partidos que cortejan su apoyo, sacar el programa y ver quien se compromete a apoyar más puntos (también puede haber un criterio cualitativo), así la negociación se convierte en subasta creciente en toda regla.

      Y a esto le sigue, es importantísimo, darle máxima publicidad al acuerdo. Que la ciudadanía sepa qué puntos son los pactados, y que si se consiguen, fue porque estaban en el programa de IU, es decir, que esos votos sirvieron para algo. Y para que también quede claro que, si a mitad de legislatura no se cumplen, se rompe el pacto de gobierno.

      Y ahora, por otra parte, tampoco estoy de acuerdo con la idea de que hay que entrar al gobierno sea como sea (sino con el programa por delante, como te he dicho). Y si las bases en Extremadura consideraron que no se daban las condiciones para gobernar con el P$O€, estupenda decisión la de quedarse fuera. Y si el PP hubiera asumido un número mínimo de puntos del programa, no veo ningún problema en entrar al gobierno con el PP.

      Se entra en un gobierno (o se apoya, sin entrar) para cambiar la realidad, no para ocupar poltronas.

      Comentario por Mendigo — 5 diciembre 2013 @ 9:14 | Responder

      • En ningún momento soy contrario a pactar, lo que sí que soy contrario es a pactar de cualquier manera. Y es lo que se ha hecho aquí. Muchas veces se nos olvida que la política se hace también desde la oposición y el ejemplo lo tenemos en Extremadura, donde la posición ejemplar de IU forzó al Sr. Monego (pepero de pro) a plantarle cara al gobierno central y decir que los funcionarios cobrarían su extra.

        Aquí el miedo era que Arenas entrase a gobernar en minoría, se bloquease su gobierno y convocase elecciones. Sánchez Gordillo, y mucha militancia de base de IU, propuso votar la investidura de Griñán, marcando la frontera desde el inicio (darle 6 votos, los que necesitaba, de los 12 que tenía IU) y pasar a la oposición. Así te quitas el problema de los peperos, no ocupas poltronas y fuerzas al gobierno a gobernar como tú quieres. Pero no, el Sr. Valderas cambió de discurso tras conocerse los resultados decía cosas como que «los andaluces han querido que la izquierda gobierne», minutos después de tener el resultado del escrutinio. Donde antes decían que rechazaban los recortes vinieran de donde viniesen ahora los aceptan «por imperativo legal». En definitiva, no se puede estar criticando a Rajoy por aceptar imposiciones de Bruselas y aceptarlas en Andalucía porque son de Madrid, eso es estafar a la gente.

        Pero fíjate tú, que todo eso me resulta hasta secundario. Lo que más me jode es que pongas a tu militancia —la que te barre la calle, hace campaña y da la cara por ti— a los pies de los caballos. Lo de El Coronil ha sido sólo una muestra, la Ejecutiva Provincial de Granada fue la única en toda España que pidió la expulsión de Juan Manuel Sánchez Gordillo por lo del Mercadona, la única. Ni un mes después se deshacían en elogios por la movilización social promovida por el SAT que llevo a 10mil personas por las calles de Granada. No sé si conoces lo de Somonte, una finca de la Junta de Andalucía que fue ocupada también por el SAT hace mas de un año y desde entonces lleva en producción, dando trabajo y «de comer» a 10 familias, desde el punto y hora en que se ocupó, también se ha pedido a IU Andalucía que regularice la situación de esa finca y esas familias, pero se ve que al otro lado de la puerta no hay nadie.

        Finalmente está el caso de IU de Villaverde del Río, les han boicoteado a base de bien y, como no pueden reducirles, expediente. Quizá este vídeo te de una idea de por qué les quieren expedientar: http://www.youtube.com/watch?v=P-qeJoSbC3I

        Y, compañero, estas son algunas muestras de miles que ocurren diariamente aquí. Supongo que desde fuera se verá todo con otra perspectiva. Soy consciente que aquí se mantienen los puestos de docentes, que las tasas universitarias se han contenido y que estamos en mejores condiciones que otras CCAA. Pero eso no deja de ser razones para el conformismo en una organización que se dice marxista, de izquierda revolucionaria.

        ¡Un abrazo!

        Comentario por Sanjuu — 5 diciembre 2013 @ 10:25 | Responder

      • Estoy con Sanjuu, no entiendo esa entrada en ese gobierno. Con la promesa de que el PSOE se iba a limpiar de corrupción… y no hacen más que saltar más y más casos… y ahí ni dios asume nada…

        o incumpliendo algo como la el tema de la ley electoral y no rompemos… luego nos quejamos de que el PSOE nos trate cómo si fuéramos de su propiedad… ¿qué te apuestas a que se ha frenado la subida de IU en Andalucía?… el abrazo del oso, que es muy jodido y nosotros gilipollas…

        Comentario por Nynaeve — 10 diciembre 2013 @ 8:39 | Responder

  8. Deseo ponerme en contacto con usted, en la info facilitada tiene mi correo electronico. La verdad que he descubierto el blog por casualidad, intentando buscar especies autoctonas de españa para cultivar y di con el articulo “euros por tonelada”. He flipado un poco con la realidad que cuentas de Galicia.
    Tengo un proyecto en mente y desearia comentarlo para ver que parece y si es correcto!!! Un abrazo, tienes un nuevo seguidor!!!!

    Comentario por Miguel — 5 diciembre 2013 @ 13:50 | Responder

  9. […] recordaba a propósito de IU, sus Excelentísimas Señorías son reata de mulas tordas cuya función clave es apretar un botón […]

    Pingback por Inutilidad parlamentaria | La mirada del mendigo — 25 diciembre 2013 @ 15:31 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: