La mirada del mendigo

2 febrero 2014

Programa Abierto de IU

Filed under: democracia — Mendigo @ 23:09

Bueno, como sabéis IU ha abierto una especie de buzón de sugerencias para que el populacho pueda aportar ideas para confeccionar el programa.

Es una idea estupenda, porque así dan la apariencia de que es un partido abierto que sabe escuchar los anhelos de la ciudadanía, aunque luego sean los cuadros los que determinen qué entra y qué no, como siempre. Admito que esta vez han tenido cintura y rapidez de reflejos, y se han anotado un tanto contraprogramando a Podemos (que, por cierto, nada más se ha vuelto a saber del tema).

Pero para que veáis que no soy tan melindroso, y aprovecho cualquier atisbo de democracia para procurar aportar lo que uno buenamente pueda, he añadido algunas sugerencias para su programa. A continuación las presento, con una aclaración: no sé por qué un partido serio tiene que estar permanentemente cambiando de programa, para cada elección. Pareciera que esto es como el traje de una boda, que siempre hay que ir de estreno. Si es el mismo partido, debes presentarte con el mismo programa siempre. Por supuesto, se puede actualizar, añadir modificaciones, ir puliendo…pero en esencia sería siempre el mismo. Esto transmitiría a la ciudadanía una idea de seriedad y claridad de ideas, de que ese programa no es papel mojado sino que se cree en él y se respeta.

Y no, tampoco hay que cambiar el programa para unas europeas o unas municipales: al menos la argumentación del programa debe ser la misma (no deja de ser la presentación de unos principios, no puede ser de otra forma), y luego se particularizan las medidas concretas que se proponen y de ella se desprenden.

Tampoco estaría mal crear un brevísimo resumen del programa con algunos puntos concretos, sólo unas pocas líneas, accesibles para ese 95% de la población que siente alergia a la palabra escrita.

Bueno, pues os pego por si alguien quiere discutir algo sobre ello mis pinitos legislativos. Si se os ocurren otras nuevas, remitidlas a la antedicha dirección. También podéis anotarlas en un papel y, terminado el texto, tirarlo a la papelera. Las consecuencias son las mismas: te quedas a gusto contigo mismo por haberte podido expresar. Y nada más.

+

Democratización de la Jefatura del Estado

Promover desde la UE la democratización de todas las instituciones de los estados miembros, empezando por la Jefatura del Estado.

Ningún ciudadano, ni Bourbon, ni Wettin ni Winsord representa a nadie más que a sí mismo y a sus intereses sin haber pasado por unas elecciones periódicas, sin recibir el apoyo expreso de sus conciudadanos frente a otros candidatos. Que desde la UE no se reconozca representatividad ni valor alguno a estos ciudadanos que usurpan la soberanía popular y transgreden los más básicos principios democráticos en los que dice sustentarse la UE, anteponiendo derechos de cuna a la voluntad popular, desde una óptica patrimonial del Estado, propia del Antiguo Régimen y no de una sociedad de ciudadanos libres e iguales.

Es decir, abrir el melón de la ilegitimidad radical de las monarquías, también en el PE.

+

Funcionarios atendidos por la sanidad pública

Resulta una incongruencia que el Estado recurra a la sanidad privada para tratar a sus propios trabajadores, concediendo un enorme caudal de dinero público a las aseguradoras privadas (vía las mutualidades de funcionarios, ISFAS, MUFACE…), teniendo un sistema de salud entre los mejores del mundo.

Para asegurarse que la sanidad pública sigue manteniendo su calidad, debe preservarse su universalidad, que sea la sanidad de todos, y no de los pobres parias que no pueden acceder a un seguro privado, es decir, una sanidad asistencial que nos devuelva a los tiempos de siglos pretéritos en los que los hospitales eran lugares a donde eran llevados los enfermos desahuciados para que tuvieran un mejor morir, en vez de expirar en una esquina.

Y, por supuesto, laminar cualquier desgravación por contratar un seguro de salud privado, porque eso supone en la práctica otra transferencia de recursos públicos (que se dejan de recaudar) a la sanidad privada (que con el concurso de esta ayuda del Estado ve rebajadas sus tarifas y aumenta su base potencial de clientes).

Si es la sanidad de todos, todos la defenderemos con más fuerza por la cuenta que nos trae. Ahora existen 2,5 millones de trabajadores públicos que no están directamente afectados por el desmantelamiento de este sector público. ¿Quieren ahorrar en personal? Que no quiten pagas extraordinarias, basta con que dejen de darles negocio a las aseguradoras privadas.

Igual que otros compañeros están comentando con la educación: lo público por un lado y lo privado por el otro. Quien quiera escoger lo privado, que se lo pague. ¿O acaso pido que el Estado me subvencione la compra de un Porsche para ir cada día al trabajo, porque debe respetar mi libertad de elección entre ir en metro o ir en un deportivo?

+

Banca pública a partir de las entidades rescatadas

Se dice que la banca es un sector estratégico, como la energía o las comunicaciones, porque el resto de sectores económicos depende de su labor (reubicar la acumulación de capital en inversión). Si falla la distribución de crédito, como si caen las redes de alta tensión, la red de ductos o las redes de telecomunicaciones, la economía entera colapsa. Como estamos viendo y sufriendo en España.

Es por ello que estos sectores no pueden depender de la iniciativa privada, pues su objetivo de lucro privado (el fin último de toda empresa privada) puede ser incompatible con la buena marcha de la economía (como vemos en el estrangulamiento del crédito, o en el caso de la energía los altos costes de la energía eléctrica).

Como nacionalizar la banca no puede ser un objetivo a corto plazo (el gobierno que firme ese decreto, tiene a la media hora bajando una columna de Carros desde El Goloso por la Castellana abajo), se puede iniciar el embrión de una banca pública con las entidades rescatadas con fondos públicos, cuya titularidad ahora mismo ya es pública (Bankia y Catalunya Caixa). El dinero ya está fundido en rescatarlas, al menos ya que hemos arreglado la ruina, no nos deshagamos de ella y mucho menos a pérdida. Es la forma más factible, inmediata, de contar con una banca pública que provea de la necesaria financiación a la economía (con racionalidad, para no volver a inflar una burbuja especulativa sobre el ladrillo o cualquier otro sector).

Por otra parte, habría que implementar controles rigurosos para que la nueva entidad pública no se convirtiera de nuevo en lo que fueron las cajas, refugio de rufianes que usaban del patrimonio público como si fuera su cortijo particular, sin un control democrático efectivo. Que los responsables sean, realmente, responsables y si estrellan el barco contra los arrecifes, que lo paguen en la cárcel.

En cuanto a la malvendida unión de cajas gallega. No es racional que alguien se gaste 9.000€ en reparar su coche siniestrado (sin pedir cuentas al conductor, ni siquiera la prueba de alcoholemia) y tras pagar la factura del taller lo venda por 1.000€. Lo que no es racional con euros de un particular, tampoco lo es con millones de euros de dinero público, y el empleo irracional de recursos públicos debería ser ilega. No me cabe en la cabeza que semejante robo pueda ser legal, y si lo es, es que debe cambiarse la legalidad para incluir el delito de saqueo.

Nota: El gobierno USA rescató General Motors y recientemente la volvió a privatizar con una pérdida de 7.500 millones de €, y Obama fue criticado por ello. Sólo con el rescate de una insignificante caja regional, los ciudadanos españoles (menos y más pobres) hemos perdido 8.000 millones de €, más que USA en rescatar a un gigante industrial como General Motors y con ello más de un millón de empleos. Y aquí nadie ha pedido siquiera perdón por ello.

Me sorprende que en vuestro programa no se trate nada de esto, a pesar de su evidente conexión con el marco de decisión europeo. Se debería hacer mucho más ruido sobre unas decisiones que nos sumirán en la pobreza durante generaciones.

+

Poner freno a la violencia policial

Atajar en seco la violencia policial y el ensañamiento judicial.

Para ello basta con retirar aquellas irregularidades en la legislación como la presunción de veracidad. Un agente de policía es un ciudadano más, y no debe tener su palabra mayor consideración que la de cualquier otro ciudadano, máxime cuando sus miembros suelen nutrirse de las capaz más bajas de la sociedad, individuos con una base cultural y capacidades intelectuales inferiores a la media de la población, que de forma no poco frecuente acceden a este oficio como forma de satisfacer un ideario fascista de control y dominio social.

Por lo tanto, un funcionario de policía deberá aportar pruebas de sus acusaciones como cualquier otro ciudadano, para lo cual el Estado le proveerá de los medios que sean necesarios (sin ir más lejos, grabación de sonido e imágenes). Hay que erradicar todas esas denuncias falsas de individuos sin honor uniformados, la cantinela consabida de acusar de agresión a un tirillas contra cinco gorilas armados hasta los dientes.

La presunción de veracidad quiebra de raíz uno de los principios básicos del sistema de derecho, la presunción de inocencia, y deja al ciudadano desprotegido frente a la violencia policial (y con la nueva legislación, se impide al ciudadano grabar la actuación policial y, por lo tanto, recabar pruebas para justificar su inocencia).

Del mismo modo, desminar la legislación de bombas dejadas por el régimen fascista, como el concepto de “orden público” (¿qué orden? ¿el suyo o el mío? ¿quién determina lo que es orden?) o el delito de desacato, pues en una sociedad libre a un ciudadano no se le pueden dar órdenes más allá de compeler al respeto de la legalidad. E.g. un policía no podrá ordenar a un ciudadano abandonar un espacio público (por ejemplo, para servir de testigo a otro compañero que está siendo agredido), a cuya ocupación tiene evidente derecho, y multar o agredir al ciudadano que no se someta a su voluntad. Una sociedad no es el ejército, y desde luego un analfabeto armado no es ningún superior para dar órdenes a nadie.

Finalmente, dar la vuelta a la situación en la cual una agresión a la policía (real o inventada) es castigada severísimamente, mientras que las agresiones policiales, golpes, vejaciones, insultos y malos modos de estos profesionales de la violencia quedan sistemáticamente impunes.

Toda violencia debe ser sancionable, desde luego la que se ejerce contra la policía, pero mucho más grave la que la policía ejerce contra los ciudadanos, a no ser que se demuestre que era el único recurso para evitar una situación de violencia aún más grave (y para defender este punto es que se les dotará de medios de grabación). Los ciudadanos en una sociedad libre no pueden ser tratados como ganado al cual los gañanes apalean. Un policía que levante la porra contra un ciudadano, sin mediar agresión previa, debería perder ipso-facto su puesto y pasar una larga temporada en la cárcel. La ciudadanía pone el plato de comida en su mesa a cambio de recibir su protección. Si violentan su cometido y se convierten ellos mismos en agresores su pena deberá ser mucho mayor, como también se consideraría agravante de condena que un anciano o un niño fuera agredido por la persona encargada de atenderle.

No puede merecer el mismo reproche legal un ciudadano que, desarmado, increpe a un antidisturbios (reprobable), que ese mismo matón a sueldo del Estado responda a la agresión verbal con una agresión física. No puede ser considerado de igual forma el enfrentamiento físico entre una chica de 50kg y un mastuerzo del doble de peso, armado y cubierto de protecciones, que la golpea. Es cobarde por parte del policía, e injusto por parte del sistema legal que, en vez de proteger a la víctima de la agresión de un funcionario público, abunda en ella con la apisonadora judicial.

En definitiva, se debe exigir a las fuerzas policiales proporcionalidad en su respuesta, e inteligencia para evitar situaciones de violencia. En lugar de ello, tenemos unas unidades antidisturbios (UIP, mossos…) que son los primeros en desencadenar los incidentes y, a partir de ese momento, actuar con el sadismo propio de un neonazi limpiando de indeseables su ciudad. Pero con el sueldo y el armamento pagado por aquellos que insulta y golpea, contruyendo un terrorismo de Estado de baja intensidad, con el evidente objeto de amedrentar a la ciudadanía y sofocar cualquier movimiento incómodo para el régimen y la Casta.

Nota: lo del terrorismo no es una expresión gratuita ni grandilocuente. Como el nazismo, se abusa frecuentemente del término terrorismo. Mas terrorismo es exactamente eso, el recurso a la violencia para coaccionar mediante el miedo a una sociedad, o a una parte de ella, con fines políticos. Por lo tanto, la violencia policial es terrorismo de Estado de baja intensidad.

22 comentarios »

  1. pues eso, mendi, que lo que hablábamos en el otro post:
    Ya me he pasado por allí y ya he visto una aportación de pablitovich titulada “decrecimiento”.
    Seguramente habrá también propuestas para aumentar y diversificar el tejido industrial, para proteger la industria nacional, para mejorar la competitividad, para impedir las hegemonías oligopolísitcas… Y, probablemente, propuestas para proteger los ingresos de las trabajadoras y los trabajadores de la industria cultural, y también para luchar contra la mercantilización de la cultura.
    Pongámonos en el pellejo del que vaya a manejar esta información: Al final ¿qué hacemos con eso? ¿qué pasa si hay propuestas contrapuestas con un número de votos similar? ¿y si el número de votos apoya claramente una de las opciones pero va en contra de lo que defiende IU como organización? ¿y si no va en contra de nada pero a nosotros no nos gustan? ¿quienes son esos que han votado las propuestas y porqué hay que darles prioridad al redactar el programa?
    Mis respuestas a esas preguntas me dicen que este tipo de iniciativas son una buena idea… solo si la única prioridad es ganar audiencias-apoyos electorales.
    Esto es lo que critico al enfoque de “podemos”, y me parece una payasada de IU que demuestra que las cuestiones de fondo les importan un rabo, y solo están pendientes de sus encuestas, sus listas y sus escañitos.
    Me podeis decir, y lo admitiría, que soy un gruñón protestón y que no hayu nada de malo en pedir ideas, que nunca se sabe donde puede surgir una genialidad y no se pierde nada. Cierto (aunque tengo poca confianza en ideas novedosas que caen de un guindo tampoco voy a negar la posibilidad: sólo la probabilidad). Pero en todo caso un “concurso de ideas” es diferente a esta propuesta de “aportaciones a una elaboración abierta del programa”. Como tu bien dices, si ahora resulta que IU no tenía un programa esto no es un partido político, no ya del pueblo trabajador, sino de nadie… salvo de sus candidatos profesionales. Aunque es cierto que, por esa misma razón, su programa es fácilmente mejorable mediante este tipo de iniciativas. Pero esa es otra cuestión, y además estoy de acuerdo con tus dudas sobre que vayan a utilizarlo verdaderamente para mejorar el programa.
    Ni rastro en todo esto de las luchas populares

    Al final, a la hora de meter la papeleta, se trata de que “los nuestros” saquen el mayor número posible de escaños. Pero para eso, previamente y prioritariamente hay que saber:
    a) Quienes son los nuestros
    b) Por qué decimos que son los nuestros, en qué sentido y hasta qué punto.
    Y al contrario de lo que podría parecer, no son cuestiones ni evidentes ni siquiera claras.
    ¿Por qué? Pues por que en todas estas diatribas (programa abierto, si o no, candidato en primarias abiertas, si o no o depende…) no hay ni rastro de luchas populares. ¿A que nadie de la PAH se plantea una cosa semejante, ni desde fuera se le ocurre a nadie sugerírselo?¿porqué los afectados por la hipoteca iban a tener que elaborar su programa de acción “de modo abierto”? Ellos tienen muy claro quienes son y qué quieren.
    Y eso, junto con la identificación de los “afectados” como parte del pueblo trabajador, y de sus fines como parte de los fines del pueblo trabajador basta para definirlos como organización popular.

    Lo que nos hace falta, entonces, es contar con una organización política (es decir, “generalista”, por oposición a “sectorial” o “puntual”, como sería la PAH) que fuera inequívocamente popular: formada por trabajadores y para servir exclusivamente a los fines de los trabajadores.
    El problema de IU debería ser evidente que es su falta de representatividad y de utilidad para el pueblo trabajador. Y por eso mismo, los intentos de paliar el “gran problema” de su falta de imagen, de impacto mediático, de liderazgo, de novedad y modernidad en las formas de expresión y hasta de pensamiento, a base de golpes de efecto, son parte del problema, y no de la solución.

    brazos

    Comentario por escaiguolquer — 3 febrero 2014 @ 13:31 | Responder

    • Touché!

      Claro, es el eterno dilema entre legitimidad y eficacia. Este debate ya se daba en las columnas anarquistas al principio de la guerra, aunque fue resuelto muy pronto. Veamos, en toda tarea colectiva compleja debe haber coordinación, la cuestión es que esa autoridad limitada y temporal esté sometida a la aprobación del colectivo. Queda muy chuli pedir participación ciudadana, como yo hago, pero si se implementa mal eso acaba siendo un desbarajuste, como intentar cubrirse con una manta hecha de pequeño retales. Tiene que haber al menos una mínima unidad de estilo, y una coherencia interna. Un programa no puede ser la lista de los Reyes Magos, donde cada cual pida su juguete.

      Pero entonces ¿damos por bueno el método anterior? Es decir, q haya un grupo de sabios que se lo guisen y se lo coman. Pues tampoco, porque entonces la participación de las bases queda reducida, como mucho, a la aprobación de todo el pack (igual que nos colaron la monarquía en el pack constitucional).

      ¿Solución? Pues yo no la tengo, pero podemos ver experimentos que más o menos han funcionado, como la wikipedia (y daquela maneira, al final se impuso el autoritarismo). Es decir, en vez de que cada uno aporte cosas al batiburrillo, o quizá tras esa fase (que tb puede tener su interés), demarcar temas, fijar posiciones, enfundarse los guantes y ponerse a debatir. Y que la opinión mayoritaria se cree en ese proceso de confrontación de ideas. Como he dicho, un programa es algo que creo que debe ser estable, así que puede ser pulido con el tiempo. Por ejemplo, alguien pone en cuestión cómo está redactada esta linea, y propone otra redacción diferente. Se debate y, al final, se vota. Con el voto, mejor pasarse que quedarse corto.

      Pero vamos, tu contestación ha sido muy oportuna, inteligente y con muy mala uva, como siempre (por eso me gusta tanto leerte).

      Comentario por Mendigo — 4 febrero 2014 @ 15:56 | Responder

      • espero y deseo que de la mala uva salga buen caldo. No sé si será posible porque no entiendo, pero esa era la intención.
        y en esa linea voy a añadir notas de roble… es decir, más madera!

        No hablo de hacer un programa coherente, realizable, técnicamente bueno, ni nada de eso. Hablo de saber quienes somos y qué necesitamos, porque eso excluye la opción de apelar a cualquiera que pase por la red para que “aporte su granito de arena”.
        No es que no lo necesitemos, o que sea más conveniente o más perjudicial, ni mucho menos que sea más o menos facil en su aplicación práctica. Es que es absurdo.
        pongo un ejemplo: el texto que sirve de portada a este mismo debate en publico.es reclama la necesidad de definir previamente los términos: “mayoría social”, “izuierda política”, “movimiento social”. Pues en mi (tampoco) humilde opinión pone el dedo en la llaga, porque si estamos hablando de “unidad de la izquierda” o de “unidad popular” es porque nadie somos capaces de señalar donde está la organización capaz de aglutinar a la izquierda. Pero como el término “izquierda” tiene muchos novios porque todos (propios y extraños) sabemos que es la opción de la mayoría, eso se traduce en que despues de tanto manosearlo y prostituirlo, el propio término ha quedado irreconocible, así que lo primero que tenemos que hacer es saber qué cojones es “eso” alrededor de lo que necesitamos unirnos.
        En lo que ya no estoy de acuerdo con el texto es en la forma en la que hace la tarea: su definición de “izquierda” o de “social” es tan melíflua e insípida que en ella cabría desde el psoe hasta el liberalismo más salvaje, pasando por cualquier forma de integrismo religioso, joliganismo futbolístico o directamente los sectores más ilustrados de entre las tendencias fascistas. Quizá la única excepción sea la mención expresa de las palabras “emancipación” y “explotación de unos por otros”, pero si no se dice cual es la dominación de la que debe uno liberarse, también es un término ambiguo, y lo de explotación también es imprescindible aclarar que no tiene nada que ver con los monopolios, los envidiosos, los racialmente inferiores, los pecadores, los infieles, o los madridistas. Estoy casi seguro que tanto José Antonio Primo de Rivera como Rajoy o Friedrich Hayek podrían verse identificados con la “izquierda” tal como se define ahí, aunque elegirían otros términos, naturalmente.

        vuelvo con lo mismo: es cierto que necesitamos unidad de la izquierda, pero para eso primero necesitamos alguna izquierda, al menos saber qué es eso de la izquierda. Y, en mi (cero) humilde opinión, eso sólo puede pasar por identificar al pueblo con los trabajadores, en sus intereses contrapuestos con los capitalistas, como tales trabajadores y no por otras dimensiones sociales más o menos coincidentes.

        brazos

        Comentario por escaiguolquer — 4 febrero 2014 @ 19:06 | Responder

        • Pero no es que exista la formación capaz de aglutinar a la izquierda, quiero decir, no es que ninguna formación de las existentes o por existir posea las características o la esencia que la hagan idónea para ese cometido. Quienes tenemos que decidir somos nosotros cuál queremos que sea, una mayoría de la izquierda. Ponernos de acuerdo en qué formación sea, con las siglas que sean, como si es el PGB. Si existe bien y si no, se crea ex-profeso. Es como si quedamos para tomar unas birras y estamos en la calle todo el puto rato ¿y a qué garito vamos? A tal! No a cual! A tal mejor! A la mieeeeerda, coño, al que sea, si lo importante es que tenga birra.

          Y por qué digo que da igual el bar. Porque al final, el ambiente del bar lo creamos nosotros. Tú puedes crear un partido que se llame Unificación Comunista, uau, ya ves qué nombre más de puta madre, y al final ser cuatro mataos que van a las manifestaciones de la AVT y que no toma en serio ni su madre. Y el PCE, que se ha vendido como la gran bestia, y ahora no asusta ni a una monjita, es absolutamente irrelevante en la vida política española (puede que fuera el objetivo fundacional de IU, no sé). Lo comparas con la vitalidad que tiene por ejemplo el PCP, especialmente en la zona del Alentejo, Estremadura y el Algarve, y flipas.

          Entonces, estamos de acuerdo que lo importante son las ideas que lo informan. Pero creo que ya vas demasiado lejos. ¿Qué es la izquierda? Uuuuuf, qué peligro meterse por ahí. Mira, es más sencillo que todo eso. Si definir qué es ser de izquierdas es muy jodido, definamos lo que tenemos más a mano, ser ecologista, ser ecosocialista, comunista, socialista libertario, marxista-leninista, feminista, trosko…etc. Vale, ya tenemos a la peña agrupada en esas categorías, cada uno en la que se sienta más cómodo. Y ahora, desde nuestras posiciones, nos hacemos la pregunta ¿qué tenemos en común? Yo creo que muchas cosas, muchísimas, y en eso estamos de acuerdo toda la peña de la calle. Pues bien, vamos a por ellas.

          Pero un partido político serio (exactamente una plataforma, una coalición o frente de partidos) se distingue del PP$O€ en que tienen un programa, una ideología. Tenemos a la población española (en este caso), conjunto al que llamamos universo. Según añadamos restricciones a nuestro hipotético partido PGB, es decir, según nos DEFINAMOS, estamos restando elementos. Es necesario definirse para llegar a cambiar algo, porque para pintar la mona están el PP$O€, que viven en la puta indefinición para convencerte de que ése es tu partido. Realmente ¿acaso no estás de acuerdo con que hay que arreglar el paro? (pero cómo!!!) ¿acaso no estás de acuerdo con que hay que arreglar la sanidad? (cómo, eso es lo que no dicen).

          Pero si seguimos añadiendo requisitos, terminamos siendo un grupúsculo y, al final, el conjunto vacío. Entonces ¿cuál es el número de restricciones, es decir, cuánto debemos avanzar en la precisión de la definición política del nuevo partido? Como hablábamos en la pasada entrada, es posible la coexistencia de dos niveles de partido. Uno muy concreto, muy definido, por esencia con pocos militantes pero muy identificados con la formación (si quieres, la sopa de letras actual, IU, IA, Equo, ERC, CUP…). Pero, en un nivel de definición menor, una plataforma que los englobe. ¿Pero cuán genérica? Pues lo interesante sería abrir las restricciones hasta conseguir un 60% de apoyo popular, es decir, una mayoría holgada. Tomar el poder, reformar el sistema electoral para partir en pie de igualdad y, a partir de ello, procurar mover políticamente esa gran mayoría hacia la izquierda. Pero eso lleva tiempo, quizá generaciones. Y no podemos esperar tanto para frenar esta sangría, como para aspirar a una victoria total (si es que eso puede existir en la revolución, que no).

          Pero meterse a definir lo que es la izquierda, para luego aplicar ese criterio como machaca de discoteca, tú pasas tú no…mmmmmm, lo veo arriesgado.

          Comentario por Mendigo — 4 febrero 2014 @ 20:36 | Responder

          • no me explico bien:
            estamos de acuerdo en que “lo importante es que tenga birra”, pero no en qué significa eso.
            “que tenga birra” es que sea un partido DEL pueblo para el pueblo. No que tengan un programa u otro. Llevado al extremo, que un partido llevara en su programa OTAN NO y 800.000 puestos de trabajo, a la hora de la verdad se demostró que era como quien oye llover. Y sí, es un ejemplo extremo, pero no de ciencia ficción ni del pasado, porque no se nos olvide que el PSOE sigue siendo, no ya quien reclama el voto de la izquierda, sino quien de hecho recaba la mayoría de ese voto (aunque muchos de los votantes del psoe no se “sientan” de izquierdas)
            No hablo de ideas, hablo de militancia y de presencia, de acción, de posición en todas y cada una de las luchas populares: una reforma de una avenida, una ley mordaza, un deshaucio, una paliza a un inmigrante, un ere, una rebaja de pensiones, el cierre de un centro de salud, un tratado de pesca indigno y contrario al derecho internacional, otra reforma laboral (como las otras) …
            Lo de las ideas… vale, pero ya NADIE SE FIA DE LO QUE, SOBRE LAS IDEAS, SALGA DE LA BOCA DE ALGUIEN DE UNA ORGANIZACIÓN, CON TODA LA RAZÓN. Así que, llegaddos a este punto, obras son amores, y no buenas razones. O mejor (porque ese refrán, si es que está bien escrito, nunca lo he entendido) el movimiento se demuestra andando.

            Y no me malinterpreteis: yo siempre estoy dando la lata con la necesidad de fondo y respaldo teórico para sustentar y orientar la acción. Pero si hablamos de elecciones a cargos representativos, y de eso estamos hablando, tenemos que hablar de a quién vamos a votar, es decir, de “quién son los nuestos”. Eso, independientemente de lo que se autoproclamen unos u otros, de lo que diga su programa, e incluso de cómo redacten su programa, sólo se ve en sus actos, donde no hay lugar a duda.

            brazos

            Comentario por escaiguolquer — 4 febrero 2014 @ 21:48 | Responder

            • Vale, pues estamos diciendo lo mismo, que tenga birra es que tenga contenido.

              Que el movimiento se demuestra andando, sin duda. Mira, yo me he paseado por el Alentejo y ahí el PCP es omnipresente. Es una fuerza social como lo puede ser la Iglesia Católica. NO es sólo un partido político, e incluso creo que eso es lo de menos, es un movimiento que impregna la sociedad (como tú dices, un partido del pueblo para el pueblo). Mira Hamas en Gaza. Los ciudadanos saben que esa gente está de su lado, que las pasa igual de putas que ellos y que, si hay hostias, son los primeros en comérselas. Si IU hubiera salido a parar los desahucios, si hubiera denunciado a Blesa, puesto a un millón de personas en la calle para denunciar lo del banco malo, creado una caja de apoyo a los maestros baleares, romperse el culo por los parados…hostia, otro gallo le cantaría. Pero joder, en serio, me gustaría saber en qué coño se gasta IU las pelas. Tío, por favor, dime ¿cuánto dinero llevaría ponerse a traducir documentales extranjeros y subirlos a una cuenta de YouTube? Con un poco de organización, un “¿quién se apunta?”, la enorme cantidad de CERO PUTOS EUROS. Yo lo propongo y no me hace caso ni Dios, pero si alguien con una organización detrás lo propone, tiene al día siguiente 100 traductores de todos los idiomas. Y me quedo corto con 100, y si algo distingue al militante de IU es su puta gana de colaborar en cosas que ve jugosas (para ser recadero, ya jode más).

              ¿Por qué no se quiere hacer?

              El Gordillo hace cosas, se mueve por su pueblo, y tiene su respaldo. Otros en cambio no salen de su despacho y aún le echan la culpa a la gente de que no les aclamen como libertadores. Amos, no me jodas. Se pueden hacer muchas cosas, con muchos menos recursos de los que tiene IU. Sólo con la organización y un poco de imaginación, se pueden hacer un cerro de cosas. Y no se hacen, joder, no se hacen, y no sé por qué no y me gustaría que alguien me lo explicara.

              Comentario por Mendigo — 4 febrero 2014 @ 23:37 | Responder

  2. “no sé por qué un partido serio tiene que estar permanentemente cambiando de programa, para cada elección. Pareciera que esto es como el traje de una boda, que siempre hay que ir de estreno. Si es el mismo partido, debes presentarte con el mismo programa siempre.”

    Bueno, será por hacer honor a su base marxista… :
    “estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”
    (Marx, Groucho)

    (perdona, escaguolquer, es que viene a huevo🙂

    Comentario por santi — 3 febrero 2014 @ 20:26 | Responder

  3. unas reflexiones apresuradas

    Suscribo todo lo dicho sobre el tema de la policía. Sobre la presunción de veracidad, que creo sólo se aplica a los asuntos de índole administrativa (multas y eso), no a los penales, a lo mejor es una herramienta útil para facilitar su labor, pero si se admite, debe llevar una contrapartida: policía que se pilla faltando a la verdad, a la carcel, por falta gravísima en su desempeño profesional.

    En cuanto a la sanidad pública, pienso que es la institución más “comunista” de nuestra sociedad, y debe serlo más aún. Responde a la máxima “de cada cual según su capacidad (si es financiada con impuestos progresivos), a cada cual según su necesidad (atender a los enfermos sin distinción de raza, sexo ni condición social, ni, por supuesto, renta, nada de copagos a los ricos, ya la pagan, o la deben pagar, con los impuestos)

    No solo las mutuas sanitarias son una sangría para las cuentas públicas, no te olvides las subvenciones a los planes de pensiones privados.

    Sobre la banca, me hubiera conformado con imponer una quita a los acreedores senior, para recuperar algo del dinero derrochado, pero ya va a ser demasiado tarde. Claro que eso hubiera sido quitar la carta de abajo del castillo de naipes.

    Comentario por santi — 3 febrero 2014 @ 20:59 | Responder

    • Efectivamente, la presunción de veracidad no cursa en el derecho penal. Pero te pueden meter una sanción administrativa que te hunda toda tu vida. Y, además, tienen la capacidad de aislarte, de evitar que tengas testigos, para luego acusarte de haber matado a César. Si no hay más testigos, si sólo hay su declaración ante el juez, equivale en el penal a la presunción de veracidad del civil. Por ejemplo: un madero ve que te pones tonto, dice que tal cantidad de droga la acaba de sacar del bolsillo de tu pantalón, su compañero lo confirma, te han llevado a un rincón sin testigos ¿y? Te la comes. Te comes la condena enterita.

      Otra cosa. Lo de las desgravaciones por aportaciones a planes de pensiones…es exactamente lo mismo. Hacer negocio privado a costa de la recaudación pública.

      En cuanto a la banca, se crujió a los preferentistas y bonistas junior (subordinada), y bien hecho (pero habría que ver en qué casos fueron colocadas ilegalmente y enchironar a los mierdecilas que lo hicieron, quienes adquirieron el producto sabiendo lo que hacían…que se jodan). Después de crujir a los junior, tocaban los senior. Pero a esos no se les tocó, porque esos son corporativos. Y ya se pasó la pelota directamente al Estado, es decir, todos. ¿Que sería quitar la carta de abajo? No creo que el sistema se sustente en los grandes capitalistas, sino en el trabajo de la gente. Sí, por supuesto, le hubieras hecho un agujero en las cuentas a otros bancos y fondos, y se hubiera formado la de Dios es Cristo en los mercados de capitales. Pero pasada la marejada, el mundo seguiría su curso, se recuperaría la economía real (porque es necesaria, provee de cosas necesarias) y la economía financiera…pues que se joda, se vería reescalada a su tamaño normal y fuera).

      Comentario por Mendigo — 4 febrero 2014 @ 20:49 | Responder

      • Estamos de acuerdo.

        Mala gente la hay y la habrá, policías incluidos. Yo lo que digo es hay que cambiar algo para que a esos maderos, si los pillan, los crujan, y no los indulten.

        Mira, otra cosa a cambiar, el indulto. No necesariamente suprimirlo. Propongo:
        a) que no sea el ejecutivo, sino el legislativo, el que lo aplique (en pura teoría, es el poder del estado que más directamente sabe qué y para qué se legisla)
        b) que su discusión sea pública, por ejemplo, en plenario del congreso, y que se vote con luz y taquígrafos, nada de consejos de ministros secretos
        c) que realmente se aplique para corregir defectos legales, esto es, que conlleve la modificación de los códigos cuya cabal aplicación ha resultado tan injusta como para requerir una medida excepcional como el indulto.

        Sobre la banca y los castillos de naipes, exacto, la de dios es cristo: Bankia, cuyos activos han perdido valor, afronta esta crisis (de solvencia) disminuyendo sus pasivos mediante una quita a los titulares de sus bonos, obligaciones ….. Estos títulos son los activos, no sólo de ricos, sino de otras entidades financieras, que en consecuencia se ven arrastradas a la misma situación, reacccionan igual …. el sistema implosiona ….. y llegamos a lo que tu dices, a la mierda los mercados. Objetivo cumplido😉

        Comentario por santi — 4 febrero 2014 @ 22:27 | Responder

        • Pero cómo vas a demostrar que el madero miente, si es ilegal grabar imágenes suyas? Si no le gusta lo que aparece, te requisa el móvil, y si te niegas ya tiene de qué acusarte: desacato. Tienen todos los triunfos en la mano, saben que pueden hacer contigo lo que quieran, y saben que tú lo sabes. Algo tan sencillo como poner una cámara en el interior de una lechera….¿cuánto cuesta una puta cámara en comparación con el precio del vehículo? Si no se pone, es porque se quiere dar impunidad para que ahí dentro de puedan forrar a hostias. Y lo mismo, en comisaría.

          Comentario por Mendigo — 5 febrero 2014 @ 10:25 | Responder

          • No adelantes acontecimientos, todavía no es ilegal grabar a la pasma.

            En todo caso, ya se que ahora las cosas no son como todos querríamos, y que la aberración de ley de seguridad va en la dirección contraria.

            La cosa es que puedo vivir con la “presunción de veracidad” si me garantizan que los agentes de policía son seres honrados a carta cabal, angelicales incluso. Y si alguno no lo es, patada en el culo y al trullo por ¿prevaricación?¿abuso de autoridad?¿atentado a la ciudadanía? con agravantes e inindultable.

            Comentario por santi — 5 febrero 2014 @ 22:29 | Responder

            • Garantizar¿? Qué van a venir, con precinto de garantía?

              Vamos a ver, hijos de puta los hay en todas partes. Ya no te hablo de la policía, venga. Cualquier otra persona que tenga capacidad de causar mal impunemente. La naturaleza humana es miserable, la gente que tiene capacidad de hacer daño, la va a usar a discreción para satisfacer sus preferencias personales (limpiar de rojos) o simplemente su propio sentimiento de inferioridad (imagina la rabia que debe acumular uno de esos mastuerzos por no ser capaz de entender la lección de matemáticas, cuando ve que el resto de la clase aprueba). En cuanto le das poder a alguien, lo utiliza para aplastar al que está al lado. Cuando más miserable, mezquino es un individuo, más siente la necesidad de demostrar ese poder para calmar su inferioridad. Por ejemplo, un funcionario de ventanilla que te complica la vida impunemente. A mí me lo han llegado a decir, una mona tras hacerme perder una mañana por una chorrada: yo si quiero te estoy pidiendo que justifiques y traigas papeles día tras día, y tú tienes que traérmelos. ¿ves? Es la misma mentalidad de guardiacivil chuloputas, el “aquí mando yo”.

              Allí donde hay impunidad, hay abusos. Los ángeles sólo existen en los retablos barrocos…

              Comentario por Mendigo — 6 febrero 2014 @ 17:59 | Responder

              • Que lo de la garantía es ironia, no lo has visto?
                El precinto de garantía que hace falta se llamar “codigo penal”, y es lo que hay que reformar de urgencia para que los abusos de la policía (y de otros funcionarios) sean castigados severamente. Como dice marcos, es muy grave que los policías, o los jueces, pero también los demás funcionarios públicos, falten a sus deberes (el primero, servir lealmente a la ciudadanía)

                Comentario por santi — 9 febrero 2014 @ 12:56 | Responder

  4. Como dice santi es muy complicado lo de la presunción de veracidad. Sí, podemos poner que el policía es un ciudadano más, pero en ese caso prácticamente nadie respondería por sus delitos: si un policía detiene a un ratero que está robando carteras, el ratero sólo tiene que negarlo y no podrán acusarle.

    También tiene sus consecuencias, claro. Aún no hace mucho a un amigo mío un policía le puso una multa por hablar por teléfono en el coche sólo porque pensó que le había mirado mal, y de nada valió que mi amigo mostrara el registro de llamadas del móvil ni que tuviera manos libres en el coche (frase literal del policía: “yo no tengo por qué saber para qué sirve ese aparato”). Luego daba igual que reclamara o no: lo que dice el policía va a misa (o a mi mismo, la grúa de la hora me rayó el coche, el policía que estaba allí me dijo que no me preocupara, que hiciera un escrito y listo porque ya había convenios y no tendría problemas para cobrar… y luego el mismo policía, que estaba presente y vio todo perfectamente, alegó que mi coche ya tenía el rayazo).

    Lo que habría que hacer es aumentar el castigo a los cuerpos de seguridad y al personal judicial. Una buena forma sería:

    – Para los ciudadanos de a pie, aplicar el código penal tal cual.
    – Para los miembros de las fuerzas del estado, que son responsables del cumplimiento de la ley, pena doble en caso de incumplirla.
    – Para los miembros de los juzgados, que no sólo son los máximos responsables, pena triple en caso de incumplir la ley.

    No es coña: un policía que incumple la ley o un juez corrupto son problemas muy graves, ya que implican un fallo total del sistema de justicia, y sería equiparable o más grave aún que el terrorismo.

    Sería una buena forma, pero claro: qué juez va a votar para que si le pillan le caiga una pena triple que al resto, cuando más bien intentan lo contrario.

    Comentario por marcostonhin — 4 febrero 2014 @ 9:29 | Responder

    • Pero coño, Marcos, q no me lees. Eso valía de excusa el siglo pasado, pero ahora puedes grabar la actuación de ese agente, lo que ve e incluso más de lo que ve (y lo que escucha). Tú me estás contando un caso de un policía que falsea, que miente para poner una multa. ¿Cómo se soluciona eso? Coche, el coche patrulla lleva montado una dash-cam. Varias. Joder, si van a 20€ en eBay, si se le puede pagar a un picolo garrulo que vaya de señorito en un Alfa Romeo 159, se pueden pagar unas cuantas cámaras. Que ve una infracción? Un botón y los últimos 5 o 10 minutos quedan grabados. Se detiene al infractor y se acompaña la denuncia con el vídeo. Pero sólo con la palabra? La palabra de un policía no vale NADA. Son sujetos sin honor, carne de arrabal. Y no hablo por hablar, así me lo han demostrado, al menos uno de ellos que me acusó falsamente. Pero hablando con más gente desde luego no es un comportamiento inusual. Siempre que he exigido respeto en el trato, por muy buenas formas que emplee, he obtenido más abusos, para dejar claro quién es el que manda. Es lo que tiene dar poder a personas sin cultura, garrulos de barrio.

      Por lo demás, que ser policía sea agravante en la condena, y ser juez mucho más, por supuesto. Pero, sabes qué? Mira, a un colega le pillaron traficando. 4 añitos en el talego por pasar farlopa. Era muy buen pavo, muy buena gente, pero vale, venga, lo entiendo. A un picolo del pueblo lo pillaron también traficando con farla, a lo grande además, pertenecía a una banda mientras que mi colega sólo se sacaba unos dineros trapicheando. ¿Qué le hicieron? Le echaron del cuerpo con una generosa pensión (no debe ser poco, por el coche que gasta) y ni siquiera sé si llegó a pisar la trena, y ahí lo tienes, a los treintaypico, jubilado y con su vida arreglada. Y ahí se le ve, más chulo que un ocho, paseando a su perro por el pueblo aburrido de rascarse la barriga, mirando a todo el mundo por encima del hombro, como un gran señor en plan “jodéos, que tenéis que trabajar”. Mientras que mi colega tuvo que cambiar de residencia e ir a buscar chollo de lo que hubiera, y si ya es chungo sin ellos, imagínate con antedecentes. ¿Ah? ¿Dónde está la justicia? Además de que es mucho más chungo pillar a un picolo, porque está dentro y sabe cuándo y dónde va a haber una operación, a no ser que venga de fuera.

      Comentario por Mendigo — 4 febrero 2014 @ 21:09 | Responder

  5. Ah, en cuanto al programa… IU se ha convertido en un partido de cambiachaquetas, jetas y sinvergüenzas que no aspira ni mucho menos a gobernar sino a mantener contentos a los que gobiernan para poder seguir chupando del bote sin hacer nada. Lo demuestran con cada declaración que hacen (intentando que se les vea pero sin molestar demasiado), con cada movimiento que hacen.

    Comentario por marcostonhin — 4 febrero 2014 @ 9:32 | Responder

    • de acuerdo total
      y atentos a ello, para no llevarnos sustos ni sofocones, porque todo tiene consecuencias (no hay efecto sin causa, y casi todo termina causando algún efecto)

      Comentario por escaiguolquer — 4 febrero 2014 @ 10:32 | Responder

  6. Tampoco creo que se deba generalizar, ni siquiera entre otros partidos, ni confundir a las bases con la cúpula. En IU sí que hay peña que ha convertido la política en su profesión, y por lo tanto percibe cualquier cambio como una amenaza a su puesto de trabajo. Pero coño, quiero creer que IU es mucho más que eso… Vamos, lo es, he conocido muchísima gente que lleva años dando el callo sin esperar nada a cambio.

    Comentario por Mendigo — 4 febrero 2014 @ 21:13 | Responder

    • yo también, doy fe, y son la gente que más merece la pena del mundo. Para empezar, infinitamente más que yo, que no hago más que largar aquí paridas sentadito en mi sillita. Y estoy convencido que la proporción de esta “buena gente” es inmensamente mayor en iu que en todo el resto del arco parlamentario.
      pero esa gente está en un “partido de cambiachaquetas, jetas y sinvergüenzas”… hasta que consigan cambiarlo.

      Comentario por escaiguolquer — 4 febrero 2014 @ 21:28 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: