La mirada del mendigo

27 noviembre 2014

Alberto Mvundi

Filed under: ecología,Música — Mendigo @ 19:47

Decía Wen que su voto no iría a Podemos (las razones que expone, las podéis leer en los comentarios de la entrada correspondiente y comentar a su vez). Según me leía su comentario me hice con cierta preocupación la misma cuestión: ¿y a quién demonios voy a votar yo esta vez?

La respuesta me la he dado hoy mismo, paseando por un precioso bosque mixto de robles y alcornoques (las áreas de distribución de ambos primos se solapan en la Galicia meridional, algo más cálida y seca) en el concello de Boborás. O más bien por lo que quedaba de él, asediado por las plantaciones de pinos y eucaliptos con que algunos desaprensivos le cambian la faz a su madre.

El sentido de mi voto es claro: se lo llevará aquel partido que se comprometa a exterminar las especies invasoras y devolver los bosques a su estado original (si no primigenio, sí pre-industrial). Y, de paso, que haga lo mismo con los traidores que alteran de este modo el ser más íntimo de esta tierra.

Nota: Obviamente esto es último broma. Lo de exterminar a quien los planta, digo, no que sean traidores despreciables que lo son.

Me da igual el partido que sea, quien lo lleve en su programa y con visos de cumplirlo, a ese escogeré. Vale, no voy a votar a la derecha, pero es que la derecha no va a llevar eso en el programa porque precisamente el eucalipto es su árbol. Cito al diputado onubense (en Huelva ENCE tiene una planta de pasta de papel, luego saben también ahí abajo de este problema) Carlos Navarrete, allá por el año 79:

“El eucaliptus es un árbol de derechas porque sólo produce beneficio al empresario. Es genocida porque afecta a la fauna y a la flora. Es anticristiano porque va contra lo que debe ser el idílico paraíso terrenal; y es además un vampiro vegetal, analfabeto e imperialista”

Hay otros problemas, pero yo sin Naturaleza no puedo vivir. Podremos ser más o menos ricos, pero una vez asegurado un mínimo vital, la cantidad de cosas que pueda adquirir es de importancia menor al lado del disfrute que me supone poder sumergirme en un medio natural bien conservado. Si me falta eso, soy pobre; no tengo nada y todo pierde su valor.

El partido que me ofrezca preservar y devolverme esa riqueza perdida, tendrá mi voto.

+

La banda sonora corre a cargo de un cantautor angoleño que he tenido el placer de conocer hace poco. Galaicoangoleño, pues reside desde hace años no Baixo Miño. A ver qué os parece.

33 comentarios »

  1. Mendigo, toy emocionao de oírte decir esto así de claro! Sin la naturaleza no se puede vivir. En las europeas pasadas decidí lo mismo que dices aquí. La malo es que lo tenemos complicado: en Asturias, donde se supone que hay “diversidad” en el parlamento, tenemos a PSOE, PP, FORO, IU y UPyD todos juntos contra el lobo, todos a favor de los eucaliptos y todos contra las nutrias que se comen patos en Gijón junto al Piles (habrás oído sobre el tema, no?). Unanimidad total en estos temas. Claramente, hay que mirar más allá de las opciones “estándar”. Equo? Lo malo es que somo pocos. Pero lo importante es que lo tengamos claro y seamos peleones. Saludos, y ánimo!

    Comentario por asidres — 27 noviembre 2014 @ 20:24 | Responder

    • Nutrias en Gijón? Pos no, no tenía ni idea. Anda, cuenta, cuenta. ¿Se comen los patos? Bueno, es que son carnívoras (pero pensaba que sólo pillaban peces). ¿Qué piensan que van a comer, pipas?

      ¿Sabes el problema? Que mucha gente, cada vez más, es perfectamente capaz de vivir sin Naturaleza. Es decir, la Naturaleza permite que este planeta sea apto para la vida, evidentemente sin ella no sería posible la vida, aunque sólo sea por la producción de oxígeno. Pero aparte de ello, cada vez más gente vive toda su vida de espaldas a la Naturaleza. Es más, para muchos críos es un medio extraño, incómodo e incluso hostil.

      Mira, una anécdota. El otro día, lo recuerdo porque era Santos, estábamos bañándonos en una calita a la que había que llegar por un caminucho. 10 minutos andando, y ninguna dificultad, no te vayas a pensar que era un acantilado ni nada por el estilo. Al rato vinieron unas mujeres cincuentonas y según llegaron, se desnudaron y al agua. Luego charlando con ellas nos decían que ellas se bañaban hasta en Enero, que si hacía frío era cuestión de llegar corriendo o en bici. Luego, por una zona ya algo dificil, bajó una pareja, también de cincuentones (por cierto que la mujer tenía un cuerpo precioso, para su edad). Se bañaron, y siguieron la andaina saltando por las rocas. Nos quedamos retozando y ya piramos. Y según subíamos nos encontramos con 3 chavalines, no tendrían ni veinte tacos, andando pasito a pasito por el camino como si fuera una cordada en el Anapurna. Más inadaptados que un pulpo en un garaje (sobre todo una de las chicas, era exagerado, iba tanteando con los pies). Para ellos eso era una aventura en lo profundo de la naturaleza salvaje, o algo así. Debían estar acongojados de apartarse más de 500 metros de su coche, perder de vista la humanidad.

      Me dio pena, es evidente que no estaban acostumbrados a caminar por el campo. Para ellos su medio son las ciudades, los edificios, los centros comerciales, las terrazas de bar… Es muy difícil luego que sientan empatía, que defiendan algo que les es absolutamente extraño. ¿Naturaleza? Bueno, sí, hay que cuidarla porque lo dicen los documentales y la profe en clase, pero es un concepto abstracto. Pero ante la duda de elegir entre un paseo marítimo hormigonado y una costa inalterada, siempre van a preferir lo primero. Es su medio. Es como si le pudieras preguntar a un reno qué prefiere; por él, todo el mundo sería tundra.

      Venga compañero, que también en Asturies estáis bien jodidos con los putos ocalitos. Eso sí, ya no recuerdo quién me comentó aquí en el blog que hay un concello que ya los ha prohibido, no recuerdo cuál. A ver si cunde (y lo empiezan a copiar aquí…aunque mira que lo dudo).

      La cuestión es que en el rural no es popular una medida así. Y a la gente de ciudad se la suda ampliamente que en el monte haya robles, eucaliptos o rododendros. De hecho, podría ser engullido el monte por un agujero negro que ni se enterarían. Sólo ven lo que se ve desde la carretera, cuando van de un sitio a otro. El monte sólo sirve como fondo para sacarse fotos cuando van (en coche) a algún lao.
      Entonces, los partidos sacan la calculadora electoral, a unos se la pela, a otros les convertimos en enemigos…y lo tachan de su programa. Es como lo de la caza: intenta tú ponerle freno a los cazadores. No hay partido que se atreva ni a toserles. Mientras nos siga resultando indiferente a la mayoría la destrucción de los ecosistemas, seguirán ocurriendo estas cosas. Los animales, las plantas no votan.

      Por lo de peleones…no sé si leíste ésta:
      https://esmola.wordpress.com/2013/01/11/gonipterus-scutellatus/
      Yo aún le estoy dando vueltas al asunto, pero no tengo ni idea de cómo hacer para capturar y propagar unos cuantos de estos amiguitos…

      Por lo demás, arrancar cuanto eucalipto puedo. Pero claro, sólo se puede hacer con los jóvenes (de todas formas, si el suelo está húmedo se arrancan muy bien aún siendo ya bastante grandecitos, al no tener la raíz de anclaje que tienen por ejemplo los Quercus).

      Comentario por Mendigo — 27 noviembre 2014 @ 23:30 | Responder

  2. Entre alegre y melancólico el cantautor, no está nada mal.

    Comentario por wenmusic — 27 noviembre 2014 @ 20:35 | Responder

    • Tiene de todo, algunas bastante chorras, otras muy bonitas. Es curioso, sobre todo me gustan las que no entiendo de la letra ni jota (alguna lengua africana que, claro, no consigo identificar).

      Comentario por Mendigo — 27 noviembre 2014 @ 23:33 | Responder

  3. Increíble Mendigo cada dia me engancho mas a tu blog. Es una pena que seas de Galicia (yo soy de los Madriles), me siento identificado 99% contigo y muchos de los comentarios. ENORABUENA!!!!!!!!

    Comentario por Miguel — 28 noviembre 2014 @ 10:19 | Responder

    • Bueno, yo soy madrileño. Del barrio del Carmen, línea 5, la verde.

      Pero en cuanto pude me largué de ahí, porque es un horror.

      Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2014 @ 9:52 | Responder

      • ajjaajja yo haría lo mismo, soy vallekano y estoy deseando que llegue todos los findes para pirarme de aquí a la parcela.
        Si conocéis de algún sitio donde necesiten un desarrollador web en el campo avisar…
        DE NUEVO ENORABUENA!!!!!

        Comentario por Miguel — 2 diciembre 2014 @ 10:14 | Responder

        • Aún sigue abierto el Hebe? Y el guarro? La última vez que me pasé por ahí había abierto un local grandote en frente (y subido el precio de las bravas), pero de eso ya hace un cerro de años. Ahí he probado las mollejas más ricas que he tomado nunca.

          Lo bueno de tu curro es que puedes desempeñarlo en cualquier lugar del orbe que tenga conexión a internet. Vale, puede que te tengas que reunir con el cliente de forma presencial, pero luego el trabajo puedes realizarlo en tu casa, esté ésta en Vallekas o en Beluchistán.😉

          Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2014 @ 10:19 | Responder

          • el hebe si sigue abierto, el guarro ni idea hace años que no paso por hay. jajajaj
            Si claro siempre que trabajes como autónomo, pero no es mi caso. La empresa manda.

            Comentario por Miguel — 2 diciembre 2014 @ 19:00 | Responder

  4. Esto es decrecimiento, Mendigo. Y como no se puede vivir sin Naturaleza, este es, sencillamente, el único camino sostenible.

    Pero esta propuesta (y otras en la misma línea) está en contradicción con la de la reindustrialización del texto anterior. Estás pidiendo a la vez vuelta a la situación pre-industrial y volver a industrializar.

    Lo primero que es necesario para salir de esta situación en la que estamos metidos es que los ciudadanos tengamos las cosas claras, que sepamos por lo que hay que luchar. No es posible tenerlo todo, como nos han hecho creer desde los medios de comunicación estos últimos 30 años. Hay que ser consciente de lo que es posible y lo que no. Y hay que elegir. O una cosa o la otra.

    Comentario por Ocol — 28 noviembre 2014 @ 10:51 | Responder

  5. Eso no es cierto del todo. Esta claro que para mantener un poblacion tan grande, necesariamente debemos modificar el medioambiente, pero a medida que avanza la tecnología tenemos infinitas posibilidades de intentar modificar lo menos posible nuestro entorno. Por ejemplo:
    1º- Cualquier poligono industrial con sus naves podría implementar paneles solares al igual que las viviendas (todo sin subvenciones, simplemente con una lesgislacion que no me supongo un multaco por poner cuatro paneles solares o una burocracia que parezca que voy a montar en mi casa una planta nuclear). Eso si todos los españoles hemos estado pagando primas por el desarrollo solar y cuando la tecnología esta “madura” la despreciamos en favor de las grandes eléctricas.
    2º -Podíamos incentivar el consumo de comida producida en el entorno (nunca entenderé que un pimiento ó esparrago chino o del peru sean mas económicos que los producidos en nuestra comunidad).
    3º – Nunca entenderé esos monocultivos arrasando con toda la flora y fauna de nuestro alrededor, podríamos explotar las tierras mantendiendo arboles autóctono en los lindes, entre las plantaciones…
    Seguro que hay mil cosas que se pueden hacer pero por pura rentabilidad económico (no entiendo el actual concepto de rentabilidad económica), no se hacen.

    Comentario por Miguel — 28 noviembre 2014 @ 11:12 | Responder

    • 1- Si no ha cambiado mucho la cosa, los paneles fotovoltaicos son de los medios MENOS eficientes de producir electricidad. Sencillamente, producen tan poca en toda su vida que se gasta casi lo mismo en su fabricación, así que ¿dónde está la ventaja? Hay muchas otras opciones, por supuesto, pero hay que estudiar bien cada una antes de dejarnos llevar por la moda de turno. Para mi uno de los mejores sistemas son los aerogeneradores… claro que ahora los mismos grupos ecologistas que estuvieron años demandándolos, protestan porque las aves migratorias chocan con las aspas. Como ya se ha dicho en muchas entradas, de momento no hay ningún sistema perfecto para producir electricidad, así que lo mejor es, a la vez que se mejoran los sistemas de producción, reducir en lo posible el gasto energético. Y para mi el mayor despilfarro, del que apenas se habla, es el inmenso sistema de iluminación que hay en todas las calles de cada ciudad, pueblo, aldea o casucha perdida. Sólo hay que ver las imágenes que toman los satélites del lado nocturno de la tierra: europa y USA (y el resto en menor medida) parece una colección de fuegos artificiales.

      2- Sale más económico traer alimentos de china o perú porque requieren mucha mano de obra, y allí está más barata, y además porque si aquí la normativa medioambiental en los cultivos es de risa, en china es directamente inexistente. No hay más misterio.

      3- Como ya comenté alguna vez, la mitad de los paisanos tienen la mentalidad de que el eucalipto es una maravilla (alguno incluso sigue pensando: “si lo recomendaba el Sr. Fraga, será porque es bueno para nosotros”), y la otra mitad dice “es una vergüenza que se planten eucaliptos, son una plaga, están matando nuestra tierra… pero eso sí, si todos los vecinos lo plantan, qué más da que lo plante yo también. Total, un poco más…”. Excusas las que quieras, pero al final la gente quiere dinero rápido y fácil. Los dueños de las fincas no quieren que sus hijos o nietos obtengan los beneficios de su plantación (sean económicos, morales, o lo que sea), lo que quieren es llenarse rápido el bolsillo y punto. Y eso será siempre así a menos que sean las instituciones oficiales las que vigilen que se mantenga un nivel de respeto hacia la flora y fauna local, aquí, en china y en perú. Si esperas que sean los ciudadanos vas listo, ya que podrán hacerlo durante un tiempo, pero a la larga acabará haciendo cada uno lo que le de la gana… y los demás lo seguirán para no quedar de tontos. Así que, conclusión: en un país donde es el propio estado el que promueve la destrucción del entorno, no hay nada que hacer. Es como si de repente en la DGT promocionaran ir siempre a más de 200km/h. para hacer más fluidas las autopistas, ¿crees que entonces la gente iría despacito pensando “así es más seguro”?.

      Comentario por marcostonhin — 1 diciembre 2014 @ 12:49 | Responder

      • Estoy de acuerdo contigo que lo primero y mas necesario es reducir el consumo desmedido de todo, energia, agua, es decir reducir en lo posible el despilfarro de occidente.
        Respecto a la energia solar creo que ya son eficiente lo sufiente para reportarnos beneficios economicos y medioambiantales aunque no soy para nada un experto y puedo estar equivocado http://www.ecologistasenaccion.es/article10057.html
        Son solo sugerencias para que empecemos a pensar en como generar lo que consumimos de la forma menos dañina…
        Un saludo!!!!

        Comentario por Miguel — 1 diciembre 2014 @ 14:20 | Responder

        • Estoy de acuerdo en que hay mucho margen para reducir la presión sobre los recursos naturales. En Occidente, frenando el despilfarro, pero también en el Sur global, permitiendo que los pueblos tengan acceso a la tecnología. Te pongo un ejemplo: la mayor amenaza de los bosques africanos, valiosísimos…es la extracción de leña para ser usada como combustible para las cocinas. Con una población africana creciendo fuertemente, están haciendo retroceder la frontera natural sólo para una actividad tan convencional, y al mismo tiempo tan básica.

          Y es normal, porque no tienen dinero para pagarse una bombona de butano. Así que la pobreza acarrea ese desastre natural, amenaza para unos ecosistemas valiosísimos, únicos.

          Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2014 @ 9:57 | Responder

      • 3 puntos y que en los 3 esté de acuerdo…esto empieza a ser grave.

        Oye, llegamos a algún acuerdo con lo del sistema danés? Cada vez me está gustando más lo de eliminar la indemnización por despido… O mejor aún, abrir ventanas para anular el contrato. Contratos-forma de 5 años, y luego a renegociar. Eliminar la posibilidad de los contratos indefinidos.

        Pero claro, la clave es cambiar de raíz todo el sistema de protección social. Trabajo Garantizado, formación continua, entrada gradual de los trabajadores en la propiedad de la empresa…Quid pro quo.

        Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2014 @ 9:50 | Responder

        • Lo de que los trabajadores tengan parte de la propiedad me sigue pareciendo absurdo. Si contrato a un pintor para pintar mi casa, ¿le tengo que dar un porcentaje de mi casa? No: le pago por el trabajo y punto. Ah, y cuando termine… ¿le tengo que pagar además una indemnización, ya que deja de trabajar en mi casa?

          Comentario por marcostonhin — 2 diciembre 2014 @ 18:56 | Responder

          • En cuanto hablamos de la propiedad, es como si tu posición en la sociedad te nublara la inteligencia. Venga, Marcos, coño, que sé que distingues perfectamente las figuras de cliente y patrón. Si contratas a alguien para pintar tu casa, tú eres su cliente: pero las brochas son suyas. Si contratas a una empresa, y te manda a un empleado, tú sigues siendo cliente, pero ese pintor sólo va a recibir una parte de lo que tú le pagarás a su patrón, el dueño de las brochas.

            Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2014 @ 22:24 | Responder

            • Eres tú el que los distingues. Yo contrato a una persona para que haga un trabajo en mi empresa. Él realiza el trabajo para el que le he contratado, y yo le pago por ello. Punto. El resto es todo para que el asalariado tenga una protección y unas garantías, cosa que me parece bien pero que no debería ser competencia de la empresa (que al fin y al cabo ya le paga al asalariado por el trabajo que realiza) sino del estado, que es el que se supone gestiona los impuestos para que la gente, sean asalariados, autónomos, empresarios, parados o lo que sea, tengan asegurados unos servicios y una vida digna.

              Comentario por marcostonhin — 3 diciembre 2014 @ 13:09 | Responder

              • Tú si que eres un picarón, mira cómo pretendes clavármela.😛

                ¿Sabes? La gran diferencia es gramatical, exactamente preposicional. Me explico, dices: “…para que haga un trabajo en mi empresa”. Pero ese “en” no especifica qué tipo de trabajo, y puede tener dos valores:
                a) Le hace un servicio a la empresa. Por ejemplo, un pintor pinta las oficinas. Efectivamente, la empresa es el cliente, que recibe el servicio esporádico de ese trabajador. Exactamente igual que el caso del piso que ponías.
                b) Su trabajo consiste precisamente en la actividad de la empresa. Es fácilmente distinguible porque no es esporádico sino reiterado. La actividad de la empresa consiste precisamente en la suma de ese trabajo y el de sus compañeros. El ES la empresa, forma parte de ella, de su actividad (mientras que el pintor no, ya que la empresa no se dedica a pintarse a si misma, no es su actividad principal).

                En el primer caso es legítimo ya que el pintor acude con sus brochas, su escalera y sus pinturas. Tú le pagas, y después de detraer sus gastos se queda íntegro el fruto de su trabajo.
                El segundo caso es ilegítimo ya que los medios de producción, la empresa, no le pertenecen. Cobra menos del valor que aporta a la producción (de promedio, tú seguro que estarás pensando en alguno que cobra bastante más, y seguro que no te equivocas) porque la diferencia se la lleva el dueño del capital.

                Que por cierto, no eres tú, no te hagas ilusiones. Tú sólo eres el jefe de cuadrilla, el que se come los marrones y se desvela cuando surge un problema.😛 El propietario real de tu empresa es…el banco. Puedes considerar que eres un empleado del banco, trabajas para su beneficio, igual que el resto de tus empleados.🙂

                Comentario por Mendigo — 3 diciembre 2014 @ 22:05 | Responder

                • Entonces la solución es evidente: yo necesito fabricar una máquina así que contrato a la gente que necesito. Eso sí, para evitar los problemas que tú dices, les dejo claro desde el principio que aunque sólo les voy a pagar por realizar el trabajo, ellos tienen que traer (de su bolsillo por supuesto) indumentaria adecuada, herramientas y equipo de trabajo, medidas de seguridad y materia prima.

                  supongo que así es mejor para todos. Sobre todo para mi, claro, ya que de ésta forma apenas tengo que hacer ninguna inversión ni correr riesgos. Eso sí, no se qué opinará la gente a la que contrate.

                  ¿Crees que los medios de producción salen del aire, que las empresas de repente los tienen? Los medios que tenemos nosotros, al menos, costaron mucho, pero mucho dinero. Tanto que para poder seguir teniendo esos medios de producción yo tengo que limitar mi sueldo a una miseria. Y la gente que viene a trabajar exige que sea yo el que ponga esos medios, vestuario, calzado, herramientas, etc. Lo cual a mi también me parece normal, aunque a ti parece que no.

                  Es como le dije una vez a mi cuñado, cuando protestaba con los mismos argumentos que tú sobre la fábrica en la que trabajaba. Lo que le contesté fue: “pues es fácil, os reunís todos, montáis una cooperativa, compráis las naves y maquinaria necesarios y os montáis vuestra propia empresa”. Su respuesta, claro está, fue: “sí, claro, pero para eso hace falta pasta”. Claro, no te jode.

                  Comentario por marcostonhin — 19 diciembre 2014 @ 15:49 | Responder

                  • Por supuesto, entonces llegamos a la cuestión central ¿debe ser remunerado el capital? Al final, todo se reduce a esa pregunta, y según la respuesta que demos estaremos en un modelo económico u otro.

                    Bueno, hay otras formulaciones ¿es legítima la acumulación de capital? ¿debe existir el capital? Si la única riqueza es el trabajo, el capital es sólo una apropiación de éste para reproducir el ciclo en beneficio del capitalista.

                    Responder a esta cuestión es de todo menos sencillo. Para mí, por lo menos. Ahora, ni de coña pienso ponerme.😛

                    Pero eso sí, hemos de dar una respuesta con arreglo a lo que meditemos, no a nuestra conveniencia. Curiosamente, en mi caso yo encantado de que el capital sea remunerado; y, paradógicamente, tú saldrías beneficiado de un sistema socialista que remunerase generosamente a un gerente competente.😉

                    El gran problema de un sistema de producción socialista es cómo vacunarse contra la corrupción y la desidia, la falta de eficiencia, la abulia y la pérdida de competitividad consiguiente. Deberíamos estar resolviendo estos problemas, pero en un bando ni se quiere hablar de socialismo (Marx es lo menos cool, progre e hipster que se puede imaginar, no mola nada decir que eres marxista), y en el otro se evita mencionar las fallas organizativas que lo llevaron a un callejón sin salida, con lo que no pueden ser resueltas en futuros modelos (el primer paso para curarse es aceptar que se está enfermo).

                    Comentario por Mendigo — 20 diciembre 2014 @ 22:24 | Responder

            • P.D.: confiesa, picarón, has introducido el tema de las indemnizaciones a propósito porque sabías que iba a picar y reabrir de nuevo la discusión de siempre😛

              Comentario por marcostonhin — 3 diciembre 2014 @ 13:13 | Responder

              • No, no, te lo prometo. Al contrario, estaba conciliador. Llevo tiempo pensando en lo pernicioso que es toda relación que se considere indefinida, sea un matrimonio o una relación laboral. A la que el curaca dice “para siempre”, a él le crece el tripón, ella deja de depilarse… Creo que, en el trabajo como en el amor, hay que ganarse el puesto día a día.

                Por lo tanto sí, ningún inconveniente para el despido gratuito (libre ya es). O mejor, contratos de 5 años con ventana tras el primer año como prueba, para dar una cierta estabilidad al trabajador. Y luego, si al empleador no le parece bien, basta con no renovarlo.

                ¿Te gusta? Pero lo que no te gusta es lo siguiente: el empleador sería colectivo: sus propios compañeros. Porque la propiedad de los medios de producción es un robo.😉

                Si los compañeros creen que uno de ellos no aporta lo que debería a la empresa, buscan a otro y listo. En un escenario con protección social detrás, ningún problema. Desde luego, incrementaría la eficiencia y la formación continua. Si tu mujer te puede mandar en cualquier momento a tomar por culo e irse con otro, procuras mimarla más, fregar los platos, ir al gimnasio…

                Comentario por Mendigo — 3 diciembre 2014 @ 21:47 | Responder

        • Si todo el mundo tuviera garantizado el ganarse dignamente la vida, la cuestión de la contratación se simplificaría muchísimo. Bastaría con un único tipo de contrato, universal y para todo, donde figuren los CIFs y se diga cuánto va a cobrar el empleado, y poco más. El despido podría ser libre, sin indemnización y sin dar razón alguna, lo cual facilitaría considerablemente las cosas a las buenas PYMES, protegíendolas del exceso de burocracia y de los malos empleados, que también los hay.

          La protección del trabajador vendría de la seguridad de tener otro medio de ganarse la vida en caso de despido.

          Las ventajas de este sistema, para la gente honesta, trabajadora, competente… es evidente. Tanto para empleadores como para empleados. Y para la sociedad.

          Las empresas que basan su éxito en la explotación de los trabajadores no conseguirían mano de obra. Lo cual dejaría el camino libre a las empresas que basan su éxito en la calidad de sus productos.
          Los jefes o empleadores esclavistas, hoy la norma, desaparecerían también, porque no tendrían a quién mandar.
          Ante cualquier indicio de explotación, el trabajador podría abandonar su empresa e irse a otra donde ser tratado justamente.

          Y ni siquiera haría falta que los trabajadores fueran propietarios de las empresas.

          Pero para todo esto es fundamental, como bien dices, la condición inicial: una vida digna garantizada, para todo el mundo. Mejor si es a través de la garantía de un empleo digno, pero, a falta de pan, podría valer una renta básica universal y unos servicios públicos universales, gratuitos y de calidad.
          Con todo esto garantizado, le podríamos dar el gusto a la patronal: ¡OK al despido libre!😉

          Comentario por Ocol — 2 diciembre 2014 @ 22:53 | Responder

    • Buenas, Miguel.
      1º- Fotovoltaica para autoconsumo? Por mí, perfecto. Mientras nadie quiera vender la electricidad más cara que el precio final al consumidor… La regulación del autoconsumo ha sido una marranada de Soria para frenarlo, porque le daba mucho miedo a las eléctricas (en el Sur, aquí en el Norte sigue sin tener sentido económico).

      2º- Eso se podría hacer subiendo los impuestos de hidrocarburos. Pero eso sólo sirve para dentro del Estado, pero el barco que llega con espárragos chinos ha llenado sus depósitos en otra parte, así que no le afecta. Sólo quedan los aranceles.
      De todas formas, yo creo que también es buena idea permitir la especialización de países del tercer mundo en la agricultura, especializándonos nosotros en la industria. Porque otra forma de hacer competitivo el espárrago navarro sería aumentar los aranceles, o con subvenciones. Pero entonces, con ese proteccionismo ¿qué le queda a los países del tercer mundo? Traer espárragos de China es energéticamente ineficiente, pero quizá no tanto traer tomates de Marruecos, o de Malí… Es que si no, no veo qué alternativa van a tener esos países. No tienen industria, y las únicas exportaciones que pueden lograr es de productos agrícolas. Si a esas les cerramos las fronteras…

      3º Sí, el bocage francés. Pero, además de ello, tiene que haber grandes extensiones donde sea la Naturaleza la que gobierne la distribución de especies. No toda la superficie es susceptible de aprovechamiento agrícola. La cuestión es dejar esas zonas, lo que ahora se llama terreno forestal, reservado para especies autóctonas. Y podría haber aprovechamiento maderero, por qué no, cuando fueran maduras esas masas forestales. Con sentidiño se puede sacar dinero de un bosque bien preservado. De nuevo el ejemplo francés.

      Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2014 @ 9:45 | Responder

      • Mendigo, lo de “permitir la especialización de países del tercer mundo en la agricultura, especializándonos nosotros en la industria”, ¿no te parece un poco falto de humildad? ¿Prepotente, clasista, incluso racista?

        ¿Qué derecho tenemos a arrogarnos la pertenencia al “primer mundo”? ¿Qué derecho a asignarnos la industria para nosotros?

        Lo siento, pero tengo que decirte que me parece un comentario muy desafortunado.

        La existencia de un primer y un tercer mundo es inaceptable. Por tanto, no ha lugar al reparto de nada entre primer y tercer mundo, y mucho menos a que nosotros, decidamos lo que tienen que hacer en Mali, Marruecos o donde sea.

        P.D. ¿Qué te hace creer que nosotros seguimos siendo “primer mundo”, o vamos a serlo durante mucho más tiempo? Yo diría que España es ya un país tercermundista al 80%. Sin posibilidad de recuperación. Y en calidad de tal… según ese “reparto” que propones, nos correspondería la agricultura, no la industria.
        O convertirnos en un país de servicios turísticos para los países del primer mundo.

        Comentario por Ocol — 2 diciembre 2014 @ 23:07 | Responder

        • En modo alguno mi comentario me parece prepotente, en cambio el tuyo me parece idiota en grado sumo.

          Yo no estoy negando la posibilidad de que Malí se dedique a la producción de paneles AMOLED. Pero como parece que ésta no es una posibilidad muy realista hoy en día, al menos defiendo que tengan un hueco en la economía mundial como productores de hortalizas, campo económico en el que podrían ser competitivos si el primer mundo no jugase al dumping con las subvenciones a su sector primario.

          La pertenencia al primer mundo no se es cuestión de anotarse en una lista, sino de industrialización, desarrollo y poder adquisitivo. El emplazamiento de la industria no “se asigna”, tampoco es cuestión de anotarse en una lista para que te asignen tantas o cuantas fábricas. Hay que hacer muchas cosas bien, durante mucho tiempo, para tener un desarrollo tecnológico que permita localizarse según qué industria.
          Ambas cosas no las decido yo, sino cada pueblo con sus acciones y dejaciones.

          “La existencia de un primer y un tercer mundo es inaceptable” –> Pues será todo lo inaceptable que quieras, pero hay sociedades económica y/o socialmente más desarrolladas que otras. Es un hecho. Unas veces unas a costa de otras, pero eso no lo explica todo ni mucho menos. Ponle el nombre que tú quieras, que con eso no cambias la realidad. En cambio con mi propuesta, permite un camino de desarrollo para esas sociedades.

          “no ha lugar al reparto de nada entre primer y tercer mundo” –> Creo que no has entendido nada de lo que he dicho. Efectivamente, no hay reparto de nada porque aquí el juego es abarcar lo más posible, y si es posible no dejar nada para los demás. Precisamente lo que yo digo es, al menos, dejarles entrar en nuestro mercado con sus productos agrícolas para que puedan equilibrar su balanza comercial, ya que los productos occidentales sí que llegan al África Subsahariana. De hecho, exportamos alimentos (transformados, en su mayoría) que hunden su sector productor, condenándolos a la dependencia alimentaria. Puedes estudiar el caso de Haití con el arroz importado.

          “nosotros, decidamos lo que tienen que hacer en Mali, Marruecos o donde sea” –> ¿Yo voy a decidir lo que se hace en Malí? ¿Te importaría releer lo que estás escribiendo? Es que joder, yo intento contestaros, pero es que son ganas de hacerme perder el tiempo con imbecilidades. A ver, ¿tú crees que yo tengo la capacidad, el poder de decidir lo que ha de hacer un Estado, africano o cualquier otro? Lo que estoy diciendo, y vuelvo a repetir, es que por reciprocidad deberíamos abrir nuestras fronteras a los productos agrícolas africanos, para al menos dejarles esa ventana de oportunidad. Luego, la decisión de producir tomates, fríjoles o semiconductores es cuestión de cada sociedad, o de las jerarquías que la gobiernan. Pero si Europa cierra las puertas a esos productos, o incurre en dumping en los sectores primarios, da igual lo que decidan porque esos productos no entrarán. ¿Lo entiendes ahora o te hago un esquema?

          Yo me comprometo a hacer un esfuerzo con mi tiempo para contestar y mantener vivo el debate. Pues os pido también un esfuerzo para releer lo que escribís, porque son casi las 12, y no me apetece escuchar a estas horas que abrir las aduanas a los productos africanos es una propuesta racista.

          Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2014 @ 23:58 | Responder

          • jajja no os piquéis!!! no todo es blanco o negro, cada uno tiene su parte de verdad. Yo desde mi punto de vista no optaría por una economía globalizada en su totalidad sino que intentaría que cada comunidad intentara producir lo que prevee consumir, con esto no quiero decir que no se importen o exporten cosas pero siempre en menor grado.
            Solo decir que me encantan estos debates porque aprendo y me abren la mente a otros puntos de vista pero chic@s, con respeto!!!!

            Comentario por Miguel — 3 diciembre 2014 @ 9:36 | Responder

            • Exacto, Miguel, esa es la idea.

              Que por cierto, ¡eso es decrecimiento! ¡Otra vez!

              E implica respetar los derechos de los demás. Si la industria es necesaria para España, también lo es para los demás pueblos. Si defendemos nuestra necesidad de industrializarnos (de forma sostenible), lo mismo debe rezar para los demás países del tercer mundo. Industria, la justa y necesaria, pero para todos.

              ¿Y agricultura?, pues lo mismo. En todas partes. Empezando por garantizar la soberanía alimentaria de todos los pueblos: esto es, primero, para comer; luego, si sobra y es posible y beneficioso para todos, exportar.

              Comentario por Ocol — 3 diciembre 2014 @ 20:59 | Responder

          • Mendigo, te pido disculpas por las formas, pero creo que mi comentario debía ser necesariamente borde.

            Mira, dices que “ambas cosas no las decido yo, sino cada pueblo con sus acciones y dejaciones”. Pero no es así: los pueblos del tercer mundo no deciden nada.

            Simplificando, las decisiones se toman en el primer mundo. El primer mundo es el que decide hacer dumping en el sector primario, pero también el que impide el desarrollo de los países del tercer mundo, tanto en ámbito industrial como social o político.

            Lo que estás diciendo con tu comentario es que dejemos que los pobrecicos del tercer mundo, ya que vamos a seguir pisoteándoles (“es un hecho”, es la realidad, etc.), al menos, nos vendan productos agrícolas. Es decir, les “dejamos esa ventana de oportunidad”… que, si aceptamos ese planteamiento, en realidad es la única que tenemos intención de dejarles.

            Lo siento, pero no.

            El primer mundo puede hacer mucho más que abrir sus fronteras al sector primario. Puede acabar, del TODO, con esa realidad injusta de la que es responsable. Basta de dumping en el sector agrícola, pero basta también de todo lo demás.

            ¿Plantear eso es realista? No, no lo es.
            Pero si nos quedamos en el realismo, en “lo que hay”, la realidad es que vamos a seguir pisoteándoles de todas las maneras posibles. Siendo realistas, sabes tan bien como yo que no vamos a dejar de hacer dumping a su sector primario. Por tanto, ¿para qué proponerlo? No es realista.

            Pero si dejamos atras el “posibilismo”, si miramos hacia lo que debe ser, si planteamos cambiar la realidad, entonces tenemos que llegar hasta el final: abrir nuestras fronteras a los productos agrícolas se puede plantear, pero sólo como primer paso de una propuesta que incluya el fin del saqueo que estamos llevando a cabo en el tercer mundo.

            Comentario por Ocol — 3 diciembre 2014 @ 12:37 | Responder

  6. Pues me temo que te quedarás sin votar, pero si sabes de un partido que quiera respetar la Naturaleza me lo dices. Yo por mi parte dudo mucho que vote a Podemos, porque no puedo votar a un partido al que le parece de perlas que el Papa vaya al Parlamento Europeo a arengar a nadie. Estoy muy harto de la Iglesia Católica (y de las demás, pero esta es la que más me toca las narices) y harto de sus intromisiones en la vida política.

    Comentario por Aurora — 30 noviembre 2014 @ 18:31 | Responder

    • La respuesta sería los partidos ecologistas, pero no veo ninguno que promueva una defensa seria del medio natural, sino de un conjunto de medidas “ecoprogres”. Para defender el medio, aquí en Galicia, la primera acción habría de ser expropiar tierras que pertenecen a las comunidades de montes, para acto seguido eliminar los cultivos de eucaliptos y pinos que le tienen puesto y restaurar la vegetación autóctona. Luego, años más tarde, reintroducir fauna (si es que no está contigua a otras zonas preservadas) y, a partir de ahí, dejarla en paz. Darle tiempo para que se recupere.

      Pero claro, si haces eso tienes al rural en pie de guerra. A eso no se atreve nadie. Así que siguen dando la matraca con el reciclaje. No va a cambiar nada el reciclaje, pero al menos no subleva a nadie.

      Y las eólicas y solares. Realmente creo que si se siguiera al pie de la letra la política energética que preconiza Greenpeace, la primera víctima sería el medio natural. Leí un informe hace tiempo que abogaba producir toda la electricidad con aerogeneradores. No iba a quedar una montaña o costa a salvo. Y si lo haces con solar, ya el acabose, porque habría que alfombrar miles de hectáreas de placas.

      Comentario por Mendigo — 2 diciembre 2014 @ 9:33 | Responder

      • No hay ningún partido al que votar porque nuestro problema no son sólo los partidos: es el Sistema, tanto el político como el económico. Dentro de este Sistema no hay opciones que nos permitan salir del agujero en el que el propio Sistema (y sus partidos) nos han metido.

        Y bueno, antes que el Sistema está la gente, que lo tolera, lo permite, lo alimenta…

        Como bien dices en el siguiente post, la mayor amenaza para el medio ambiente se llama homo sapiens.

        Comentario por Ocol — 2 diciembre 2014 @ 23:17 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: