La mirada del mendigo

18 febrero 2015

IU-CM

Filed under: política — Mendigo @ 19:36

Estoy asombrado, acongojado, abrumado por el espectáculo. Errare humanum est, sed perseverare diabolicum; y la capacidad que hay en la federación madrileña de Izquierda Unida para hacer las cosas mal sólo podría entenderse si una fuerza sobrenatural la animara. Es que ni forzándolo, es posible llenarse tanto de mierda.

En un momento político que sólo bastaba con hacer las cosas medianamente bien para sacar un buen resultado electoral, que no daría para gobernar pero ellos son los primeros en aterrarles semejante perspectiva, justo en el umbral de la campaña, la imagen que están dando al potencial votante es peor, bastante peor, que esos señores tan serios y elegantes del encabezado.

Ya no trato aquí de líneas políticas (en realidad, ni yo, ni ellos ni nadie), sino sólo de cuestiones de pura estrategia electoral. El contenido del programa es irrelevante (idem). Por ejemplo, es admirable la fabulosa maquinaria electoral del PP. Un partido en el que, por lo demás, vuelan las navajas tanto o más que en cualquiera; pero a la hora de la batalla, se presenta en formación y responde al unísono. Lo de Izquierda Unida, y Madriz ya es el pináculo, sería de risa si los actores de este vodevil no dieran tanta pena. ¡Menudos revolucionarios están hechos!

Me gustan las estrategias bien planeadas y ejecutadas, por mucho que no sean de mi equipo (siempre será así ya que no tengo equipo). Me complace la inteligencia, la habilidad, el sentido de la oportunidad; me jode ver que siempre es la derecha a la que tengo que felicitar por estas cualidades (magnífico movimiento de Ciudadanos, fichando a Garicano), y por eso me congratulo por la llegada de Podemos (con un poco de inteligencia e imaginación a dónde se puede llegar, IU tuvo la solución al alcance de la mano durante décadas y no fue capaz ni de moverse un pasito).

Porque se puede hacer una buena estrategia electoral, una mala, y una peor. Y luego, el siguiente escalón, es el esperpento de IU-CM. Representación tragicómica que ya dura años y cuya tensión narrativa va a más, y uno se pregunta qué le queda para alcanzar su clímax. En las películas de Kurosawa tal momento es cuando el protagonista comete sepuku, pero es que la federación madrileña lleva hurgándose con el puñal las entrañas y parece que aún le quedan higadillos que sacarse.

Lo dicho, ni me posiciono con unos ni con los otros, ni me meto en el juego de quién tiene la razón y quién es el pérfido. Me la sopla ampliamente. Sólo quería mostrar mi perplejidad por los niveles de negligencia suicida a los que se puede llegar en una empresa. Si IU fueran tres carabelas, habrían zozobrado en la rada del puerto de Palos.

Por más que integrada de gente más o menos inteligente, como organización, IU-CM es indeciblemente torpe, indescriptiblemente miope, rematadamente imbécil.

Imbécil
(Del lat. imbecillis).
1. adj. Alelado, escaso de razón.

7 comentarios »

  1. Lamentable, esperpéntico, difícil de definir. Qué manera de cagarla lero bien… Con la de gente válida que hay ahí, pero claro, a esa gente la ignoran, la callan, la desprecian. Así les irá.

    Y ya en general, vaya espectáculo lamentable que nos ofrece siempre la clase política. Si es que es imposible no aburrirse en este país, es una tras otra, en todos los ámbitos: periodístico, político, social… Yo es que veo noticias y enlaces en el twitter y es que ya no sé si reír o llorar. La realidad ha superado lo que Valle-Inclán imaginó para el esperpento.

    Comentario por wenmusic — 18 febrero 2015 @ 20:11 | Responder

    • Es cierto, es que al final, ves que “la clase política” está compuesta de lo peor de la sociedad. Tú crees que cogiendo gente al alimón, tú tú y tú por la calle, se comportarían de forma tan mezquina?

      Nos los pintan como los prohombres de la sociedad y son lo peor de lo peor, ignorantes, trepas, sin principios. Y por qué? Porque el proceso de selección en los partidos así lo determina. Una persona honrada, sincera, recta, no pasa del primer escalón de responsabilidad. Sin saber tirar de navaja, no sobrevives en ningún partido.

      Pero vamos, que en todos los partidos cuecen habas, pero lo de IU-CM es único. Y luego, la defenestración del candidato del PSOE. Esto es como una carrera de motos en la que se van cayendo todos. Podemos sólo tiene que ir despacito y sin equivocarse mucho para subirse al podium. Se lo están dando hecho.

      Comentario por Mendigo — 19 febrero 2015 @ 11:13 | Responder

  2. Esto dijo Martínez Abarca, y creo que la razón le asiste:

    http://iniciativadebate.org/2015/02/10/ruptura-en-izquierda-unida-conversamos-con-hugo-martinez-abarca/

    El gran estandarte de la decencia en IU, Julio Anguita, publicó esta semana un artículo comparando la transición con un cadáver. “Abrazados a un cadáver” les dijo a sus colegas, que no se resisten a dejar la poltrona, y en últimos, a ser los niños diferentes de la transición, no es que quieran acabarla (como dicen programas y plataformas desde hace años), sino que andan cómodos en el papel de disidencia oficial, eterna e inofensiva.

    Por cierto, quizá el cadáver sea la misma IU. Yo también pienso que el comportamiento de los últimos años es, sencillamente, suicida.

    Salud.

    Comentario por Cami — 18 febrero 2015 @ 20:49 | Responder

    • Qué tal, tronk!

      Había escuchado tu entrevista a Hugo ¡cómo me la iba a perder! Oye, por cierto, al margen de todo esto: felicidades. Muchas gracias por seguir en la brecha, estás haciendo muy buen trabajo. Cada vez escribes mejor, cabrón.

      Suscribo totalmente el diagnóstico de la disidencia oficial. Si hasta el ABC anda apoyando a IU, en contra de la desbandada de Tania! Se ve que mucho peligro no le ve… Ahora bien ¿a dónde conduce ser el hijo díscolo de la transición, revoltoso pero, como dices, inofensivo? A la desaparición. El error es considerarla “eterna”. De hecho, si crisis mediante, hoy IU sería una fuerza extraparlamentaria, sólo tienes que extrapolar la tendencia que llevaba.

      Y la payasada, que no se puede calificar de otra forma, de su “refundación”. He visto campañas comerciales con más enjundia! Hasta con los yogures de propiedades milagrosas, tienen más base!

      Tronk, un abrazote!!!

      Comentario por Mendigo — 19 febrero 2015 @ 11:07 | Responder

  3. De acuerdo en todo, salvo en considerar todo esto una cuestión de negligencia o torpeza. IU fue una buena idea que hace tiempo que ha demostrado ser un obstáculo, pero como está muy mal montada, ahora reconocer los errores y rectificar va a costar un huevo.
    Y reconocer los errores y rectificar, algo que los comunistas hacemos con gran facilidad (los _comunistas_), significa que el PCE vuelva a ser un partido con toda su independencia y sin deber nada a nadie ni tener que esconderse, y que toda “confluencia” la haga desde sus siglas, sus principios y sus programas, pero sin engañifas de este tipo (coalición que es un partido pero que son varias organizaciones pero que es el PCE pero que no es solo el PCE…).
    Usad la navaja de Occam: si algo se puede explicar por sus propias reglas de funcionamiento, no busquéis torpezas inexplicables o increibles descuidos.

    brazos

    Comentario por escaiguolquer — 19 febrero 2015 @ 21:16 | Responder

    • IU fue una necesidad impuesta por la aritmética electoral definida en la transición (qué bien lo hicieron, joder). La izquierda, para no acabar masacrada por la distribución del voto en pequeñas circunscripciones provinciales, debe unirse. Pero al unirse, se diluye, se amalgama, creando una masa informa que no contenta a nadie.

      La derecha se une, la izquierda se fragmenta, esto es una característica prácticamente universal. Un sistema electoral que infrarrepresente a las minorías es un sistema electoral diseñado contra la izquierda.

      Por lo tanto, lo de la unidad de la izquierda es una mierda. Una mierda necesaria, pero una mierda. Yo propongo la unidad de la izquierda, un supremo esfuerzo para soportarnos en el mismo barco, lo justo para lograr el poder y cambiar la Constitución, para borrar la existencia de las provincias y que la unidad electoral sea el Estado, eliminando también d’Hondt y sustituyéndolo el método que se ajuste más a la proporcionalidad (yo propuse uno por iteraciones, terriblemente sencillo, y hasta ahora no he encontrado otro que se aproxime más a la proporcionalidad votos-escaños). Una vez logrado este objetivo, cada uno por su lado, con sus ideas y sus símbolos. De esta forma, ocupando nichos electorales muy específicos, seremos más eficientes recolectando votos que no pidiéndolo para un ente indeterminado.

      Bueno, en realidad propongo algo muy distinto, superando los partidos políticos y dándole todo el poder a los ciudadanos, directamente. Pero bueno, sin cambiar muchas cosas, un programa de mínimos, pasa por destruir hasta la misma idea de provincia.

      Por otra parte, parece deducirse de tu comentario que IU está amortiguando la voz del PCE. Esto puede que fuera cierto hace diez años; pero el PCE de hoy en día es un zombie que se mueve por la inercia de su enorme historia. Hace mucho tiempo que no escucho nada interesante que provenga del PCE; de hecho me llego a preguntar si existe o es una organización fantasma, entre la leyenda urbana y el cuento de abuelas. Si hasta se oye hablar más de la CUT! Un grupúsculo, cuatro gatos, pero con ganas de pelea. O de la CUP, otros que tal bailan. Y el PCE, multiplicando por varios miles sus afiliados, y por lo tanto sus recursos ¿qué cojones ha hecho del 2007 a esta parte? Al PCE no le basta con dar por terminada la aventura de IU; tendría (y así lo espero) que ponerse a pedalear a toda máquina, porque el pelotón de cabeza hace tiempo que lo han dejado descolgado. O eso, o ser recogido por el coche escoba (más bien es lo que ocurrirá, ojalá me equivoque).

      Un abrazo, tronk!

      Comentario por Mendigo — 19 febrero 2015 @ 23:31 | Responder

  4. […] con ánimo de burlarse del electorado, han sido exterminados. Es bastante evidente: gracias a las inteligentes maniobras de sus órganos, han convertido las siglas de IU en una marca tóxica, especialmente en entornos urbanos (que son […]

    Pingback por El miserable de Garzón | La mirada del mendigo — 25 mayo 2015 @ 20:54 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: