La mirada del mendigo

5 marzo 2015

Lo que nos falta, lo que nos sobra

Filed under: economía — Mendigo @ 17:38

Esta entrada surge como continuación natural a la anterior, en la que toqué de pasada el tema del tamaño y la distribución sectorial de las empresas españolas.

Sobre el primer punto, el tamaño, propongo un gráfico que en mi opinión es concluyente al respecto:

productividad tamaño

Las grandes empresas son más productivas, lo cual es una ventaja competitiva determinante. Sin embargo, en España, existe una superabundancia de PyMEs respecto a los países de nuestro entorno (me refiero a Europa, no Marruecos).

Correlación no implica causalidad, pero parece que hay una clara relación entre prosperidad, pujanza económica, y tamaño de la empresa.

Cerrando el foco:

No es ninguna novedad: una gran empresa tiene unos privilegios de los que las PyMEs carecen, como la mayor capacidad para fijar precios; un mayor músculo financiero que le da mayor resiliencia a las crisis o, por ejemplo, le permite acceder a otros mercados; la capacidad de dedicar mayores recursos a investigación y a inversiones en capital fijo (es decir, a crearse un futuro, ganando en productividad y competitividad). Otra de las ventajas determinantes es el acceso a los mercados mayoristas de deuda, mientras que la PyME está atada al más costoso crédito bancario. Por todo ello, la empresa grande es generalmente más eficiente que la pequeña, sacándola del mercado, un mercado en el que cada vez quedan menos jugadores, cada vez más grandes (en la entrada pasada os ponía el ejemplo de la automoción).

brands

Podéis localizar en el gráfico “nuestra” SEAT. El pez grande se come al chico.

Por lo tanto, creo que no es arriesgado afirmar que uno de los grandes males que aquejan a la economía española es el reducido tamaño de sus empresas.

Ahora vamos a atacar el segundo punto. Hay pocas empresas grandes radicadas en España, y de las que hay ¿a qué se dedican? Pasamos al análisis sectorial comparativo de las grandes empresas españolas. Para ello compararé las empresas del IBEX con las del DAX y las mayores empresas cotizadas usamericanas (cruzo el Dow Jones con el Nasdaq, algunas cotizan en ambos). Para no hacer la lista interminable, en este último caso me quedo sólo con las empresas con una capitalización superior a los 50 G$.

Aquí las tres listas, con el sector al que pertenecen:

1

Un poco liado, es cierto. Como me figuro que no tendréis paciencia para ir empresa por empresa, procuraré ofreceros la comparación de forma más plástica. Por ejemplo, destaco de entre las listas las entidades bancarias:

2

Abundancia de bancos en España, copando además las primeras posiciones (más de la tercera parte del IBEX en capitalización). En Alemania y USA también hay bancos poderosos pero, además, hay otras empresas.

Una de las cosas que más me sorprendió cuando me empecé a interesar por la economía, fue constatar la falsedad de mis prejuicios sobre la economía gringa, copada y gobernada por la gran banca de inversión. Es cierto que tienen bancos muy poderosos que operan globalmente, pero poniéndolos en relación al tamaño total de su economía, vemos que están más proporcionados que a este lado del Atlántico. Efectivamente, la economía europea está mucho más bancarizada que la usamericana y, en especial, la economía española es un caso notable de excesivo peso de las actividades bancarias en el conjunto de la economía (sin llegar, claro está, a los casos extremos de Irlanda, Suiza, Luxemburgo u otros paraísos fiscales).

Definitivamente, USA es una enorme locomotora económica (como lo es Alemania, en otra escala) que no vive del cuento, sino que produce artículos y provee de servicios que se consumen en todos los rincones del mundo. Esto es lo que realmente hace grandes a una y otra.

+

Pero continuamos. Vamos a observar otra particularidad española, como la tortilla de patatas o la siesta. En celeste, las constructoras.

3

¡Vaya! Parece que el clima español es propicio para el crecimiento de las constructoras, que medran en un terreno abonado por sobres y regadas por ampliaciones de contrato. Es curioso, significativo, que en los índices alemán o gringo no aparezca ni una sola constructora entre las mayores empresas, y en España se cuelen siete. No es de extrañar, por otra parte, en el país de los aeropuertos sin aviones, los trenes de alta velocidad con parada en municipios de un millar de habitantes, los edificios “emblemáticos” a los cuales se les busca utilidad una vez construidos… La generosa presencia de constructoras en el Ibex es la prueba del algodón del estado de corrupción en que España está sumida.

+

Otra particularidad más, las empresas energéticas:

4

Cualquiera diría que comemos kW*h, bebemos crudo y alentamos metano en España, para semejante profusión de eléctricas, gasistas y petroleras entre las mayores empresas del país. El segmento de la energía es un oligopolio natural (especialmente el transporte y la distribución) y, de hecho, varias de ellas son los antiguos monopolios estatales privatizados. Sugiero una posible explicación a esta pujanza de las energéticas en España: que paguemos la energía eléctrica más cara de Europa salvo los sistemas insulares de Irlanda y Chipre. Y que tengamos el privilegio de tener los precios de los combustibles antes de impuestos más altos que en el resto de Europa.

Pero lo que son buenas condiciones para estas empresas, es un lazo que estrangula a otras empresas en forma de altos precios de la energía que lastran su competitividad.

+

Ahora vamos a hacer un compendio de todas aquellas empresas que se mueven en un medio en el cual la afinidad, el beneplácito del gobierno es un factor fundamental para el desarrollo del negocio. Es decir, aquellas empresas que operan en sectores con una competencia restringida (oligopolios), en sectores fuertemente regulados (energía, banca…), antiguas empresas estatales privatizadas cuando gozaban de posición monopolística, aquellas otras para las cuales el Estado es su mayor cliente (constructoras). Es decir, todas aquellas empresas que no se enfrentan a la competencia en mar abierto, sino que navegan al amparo de las tormentas valiéndose de su relación con el poder (al cual ora agasajan, ora domeñan, enlodando la democracia).

5

Un buen retrato de la burguesía española, que sólo se aviene a jugar con las cartas marcadas.

+

Hasta aquí lo que nos sobran. Ahora vamos con las carencias del tejido empresarial español. En azulón, empresas del IBEX 35 que se dedican a la producción, y que tienen que enfrentarse a la competencia sin el abrigo de las administraciones, y la comparación con sus pares alemanas y usamericanas.

6

Hemos actualizado la mal traída cita de Unamuno, y la hemos convertido en el ¡que produzcan ellos! La alta burguesía española le tiene tanta aversión a la competencia como a la innovación. Para qué arriesgarse en un mar plagado de incertidumbres como es el complejo piélago de la tecnología, cuando ordeñando la vaca española (y de las ex-colonias) se pueden obtener buenos rendimientos sin calentarse la cabeza.

Sobre va sobre viene, un exministro recolocado, una regulación benevolente y un par de recalificaciones oportunas: no hace falta más para ganar una bonita suma en esta monarquía bananera. Mientras tanto, el déficit comercial se hace crónico (ni incluso con una brutal contracción del consumo conseguimos anularlo, y ahora vuelve a crecer) porque tenemos que importar prácticamente todo lo que tenga un mínimo de tecnología, mientras que nuestro principal activo exportador son las naranjas y demás productos de huerta.

Cuando alguien abre un negocio, busca dar al cliente un producto o servicio en mejores condiciones que la competencia. El resumen de todo lo anterior es una conclusión devastadora: no tenemos nada que ofrecerle al mundo.

Dicho de otra forma: no producimos nada (temperemos la aseveración, no en cantidad suficiente para la envergadura y potencialidades del Estado español) que poder vender en los mercados internacionales, ni incluso que colocar en el mercado interno. Por producir, algo producimos, pero para patrones más allá de los Pirineos. El beneficio sigue por tanto el mismo camino, como un perrito corriendo tras su dueño.

Y tal es la razón última de que haya cinco millones de parados, y de que los jóvenes tengan que emigrar porque aquí no hay trabajo para ellos. Las empresas españolas no logran competir, ni incluso pagando salarios de miseria, y por lo tanto tienen que cerrar o ni siquiera llegan a abrir sus puertas. No hay actividad económica y crece el desempleo, la pobreza y la desesperación.

Me autocito de la entrada anterior: Necesitamos crear LGes, Ínteles, Hitachis, Microsofts, Xiaomis, BMWes… Y si el capital privado no puede (por estar inmobilizado en forma de barro cocido y apilado), no quiere (porque está en Luxemburgo obteniendo mejores rendimientos) o no sabe (hay que estudiar, y eso cansa al señorito y no está al alcance de todos los caletres), tendrá que ser el Estado quien inicie una ola de reindustrialización en España.

Lo que no es moralmente admisible es contemplar la situación de emergencia social en la que viven tantas familias, fracasos vitales como el universitario subempleado o emigrado o mujeres que, de nuevo, no tienen más horizonte vital que el de ama de casa, y ni se molestan en fichar en los inanes servicios públicos de empleo. Hay que poner este país a trabajar producir, a crear riqueza.

+

Como apéndice y curiosidad sobre el tamaño de las empresas, confecciono una única lista incluyendo las empresas alemanas y españolas junto con las usamericanas, aplicando el límite de 50 G$ de capitalización. En esta lista enmiendo mi error: me he dado cuenta que en S&P500 hay grandes empresas que no están en el Dow Jones ni en el Nasdaq (nadie es perfecto, creía que tomando estos dos índices me aseguraba de abarcar las mayores cotizadas). El resultado es aún más, mucho más abrumador de la potencia económica e industrial gringa.

7

No caigamos en el autoengaño y la mentira piadosa: el tamaño sí que importa. Vaya si importa.

14 comentarios »

  1. Ciertamente (y hasta el FMI o el BCE estarán mas que de acuerdo) necesitamos urgentemente aumentar la productividad, pero … ¿cual es la tasa de inversión productiva de nuestras alabadas Pymes? ¿De esa inversión, que % va dirigido a mejora tecnológica (útil, No cualquier idiotez aprovechando la subvención del año)?. No conozco un solo dato sobre ello. Pero me temo que no haya ninguna tendencia a que esa competitividad vaya a venir de un crecimiento en el tamaño y en la tecnificación de estas pymes.
    La propuesta de una “intervención” pública es por tanto muy fácil de defender técnicamente. Sin embargo ni IU ni Podemos parece que “caigan” en este tipo de ideas o las desechan en una especie de auto-censura por pura timidez ante la airada respuesta que sin duda recibirían: comunistas sería el calificativo mas light, pero tal vez el que mas miedo les dé.
    Es lo que tiene la incapacidad para defender con argumentos tu propia ideología (no me refiero al comunismo, solo a su moderado socialismo). También influirá, tal vez, la ilusión de conseguir votos, el miedo a perderlos … Bueno, son solo divagaciones.
    Lo interesante de que plantearan propuestas como esta sería poner precisamente en evidencia la irracionalidad con que serían atacadas. Eso, al menos, estaría asegurado. Y por ese camino tal vez se podría ir minando un poco el maldito sortilegio ideológico conjurado por los economistas oficiales que se compone de cuatro o cinco falacias que el público pueda entender solo a medias.

    Comentario por lysergs — 7 marzo 2015 @ 2:27 | Responder

    • Al margen del debate semántico sobre comunismo y socialismo (el comunismo es la utópica etapa final del socialismo, donde el ideal de emancipación del género humano es perfecto, y lo que tú llamas socialismo creo que sería más exacto llamarlo socialdemocracia).

      Pero es que un Estado con empresas públicas no necesariamente es socialista, comunista ni incluso socialdemócrata. En la España de Raxoi tenemos aún un buen puñado de empresas de capital mayoritariamente público, algunas son un ejemplo internacional de buena gestión como REE. En la Alemania de Merkel las grandes empresas tienen la presencia de los sindicatos y los lander en los consejos de administración, mientras que en la Italia berlusconiana una empresa energética pública como Enel se embarcaba en agresivas acciones de internacionalización (Endesa, entre sus presas).

      Nos han metido hasta el tuétano la propaganda de lo público=ineficiente, comunismo=pobreza cuando no =el mal absoluto y no hay forma de salir de esa trampa. Como dices, ese puñado de falacias que gobiernan el pensamiento político de la gente. Supongo que habrá que formatear ese lavado de cerebro, contraprogramando con información, datos…

      Comentario por Mendigo — 7 marzo 2015 @ 16:59 | Responder

      • Mendi, como trabajador de una contrata de Aena, te puedo poner el pelo como escarpias con ejemplos de “buena y magnífica gestión” en cuanto a REE cotiza en bolsa y es un monopolio.

        Comentario por Corvo do Anllons — 8 marzo 2015 @ 13:59 | Responder

        • Pero yo no he dicho que toda empresa pública, por el hecho de serlo, vaya a tener una gestión modélica. Ni mucho menos! Pero tampoco lo contrario, que toda empresa pública, por el hecho de serlo, sea un despiporre. Lo será cuando los sistemas de control y retroalimentación estén mal diseñados.

          REE cotiza (la puedes ver en la lista del IBEX35) pero el 51% está en manos del Estado. Por lo tanto, como dije, es de capital mayoritariamente público. Y REE ha integrado muy bien una respetable potencia renovable, sin apoyarse en las redes internacionales, lo cual no es fácil. En serio, otros países se fijan en REE para desarrollar sus redes de transporte.

          Comentario por Mendigo — 8 marzo 2015 @ 16:40 | Responder

  2. Sería interesante sacarle las trabas legales e impositivas que obstaculizan el crecimiento de las PYMES y de paso mejorar nuestra libertad económica, cosa que si ha hecho Portugal.

    Comentario por Corvo do Anllons — 8 marzo 2015 @ 13:53 | Responder

    • La mayoría de los españoles se cree que en la empresa pública se cobra mucho y se trabaja poco y visto el jaez de nuestra politicalla ver caso de Inalsa (compañía de agua) y centros turísticos de Lanzarote, Navantia, Santa Bárbara, Renfe, Santana Motor. Esto es España. Alguna hay que dan beneficios pero son pocas, pensar en Indra empresa privada a la que el gobierno le cambió el presidente que lo estaba haciendo bien para poner a uno de los suyos

      Comentario por Corvo do Anllons — 8 marzo 2015 @ 14:22 | Responder

      • Si no recuerdo mal, la SEPI tiene aún un buen trozo de Indra. Que, por otra parte, es una empresa que tiene por uno de sus principales clientes al Estado (su sección militar). Por otra parte, recuerdo haber leído que quien echó al antiguo presidente fue Alierta, cuando Telefónica tomó una participación en la empresa. Sobre lo de que lo estaba haciendo bien…yo no he oído nada bueno de Indra desde hace años (no lo sé, eh? Esto sí que son comentarios sin base alguna).

        Que pocas den beneficios…eso es porque no hay suficiente control por parte del Estado. Los accionistas privados son más rígidos porque es su dinero, pero como el dinero público es de todos…por eso propongo que los altos cargos respondiesen con su patrimonio de su mala gestión.

        Lo del crecimiento de las PyMEs…¿has visto el gráfico de la distribución de empresas? Justo cuando llega el tamaño crítico de dejar de ser una PyME, hay una acumulación de empresas, que no quieren dejar de serlo porque entraña una complejidad aadministrativa y una presión fiscal mucho mayor. Sí, lo saludable sería que las PyMEs evolucionaran a grandes empresas, pero es un fenómeno que no se produce. Falta una gerencia profesionalizada (suelen ser negocios familiares), que diseñe un plan estratégico, una dirección solvente…

        Comentario por Mendigo — 8 marzo 2015 @ 16:47 | Responder

        • En cuanto a Indra el gobierno quiere crear una gran empresa de defensa integrando Indra, Navantia y lo que le puedan sacar a General Dynamics, con lo que metes a Navantia que tiene una sobrecapacidad bestial y una plantilla acostumbrada a trabajar poco y cobrar mucho a G.D. que han sido incapaces de fabricar y entregar en plazo los RG-31 (fabricados bajo licencia) con una empresa que compite en el mercado internacional

          Comentario por Corvo do Anllons — 8 marzo 2015 @ 18:09 | Responder

          • Por cierto con el tema de los RG-31 que hacían mucha falta en Afganistán lo solventaron contratando al general que ocupaba la dirección de armamento y que no los sancionó

            Comentario por Corvo do Anllons — 8 marzo 2015 @ 18:16 | Responder

    • Por cierto, explícame un poco eso de la libertad económica. Porque si es libertad para explotar, para vivir del trabajo de los demás…

      Comentario por Mendigo — 8 marzo 2015 @ 16:49 | Responder

      • Para mí libertad económica es no tener que pagar 3000 euros y necesitar varios meses para poder crear una empresa. Apple no podría existir en España por las trabas que les pondrían.

        Comentario por Corvo do Anllons — 8 marzo 2015 @ 17:57 | Responder

  3. […] y camareros (o viceversa). O a la burguesía española, tan señoritinga como zote, acostumbrada a medrar al amparo del poder, incapaz de navegar en mar abierto. O quizá esperar a la inversión extranjera, que exprima […]

    Pingback por ¿Renta básica o trabajo garantizado? | La mirada del mendigo — 4 junio 2015 @ 12:57 | Responder

  4. Roger Senserrich – Subvencionando las empresas equivocadas

    Comentario por Mendigo — 17 junio 2015 @ 16:13 | Responder

  5. […] esas empresas competitivas en las que su ventaja comparativa vaya más allá de la maestría en el tráfico de influencias y corrupción de los agentes políticos (banca, constructoras, energía); tendrá que ser el Estado el que la levante. Y sé perfectamente […]

    Pingback por El PER | La mirada del mendigo — 13 enero 2016 @ 1:19 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: