La mirada del mendigo

10 marzo 2015

La trampa

Filed under: economía — Mendigo @ 0:28

Juan Torres expone ejemplarmente en su último artículo el mecanismo de la trampa en la que consiste la moneda única.

Recomiendo su lectura y aporto alguna explicación ulterior para mejorar su comprensión, que me parece fundamental para entender el problema al que nos enfrentamos.

En una situación convencional de intercambios comerciales entre dos países con soberanía monetaria (cada uno acuña su propia moneda, que fluctúa libremente), el exportador neto ve cómo su moneda se aprecia, encareciendo los productos que ofrece (ya que sus compradores deben adquirir esa moneda, llamémosle marco, para hacerse con sus productos). El importador neto ve como su moneda se deprecia (por el mecanismo opuesto, debe vender su divisa, la peseta, para hacerse con marcos con los que pagar al vendedor). Esa caída de valor de la peseta respecto del marco, hace más competitiva la industria autóctona frente a la de fuera, reduciendo las exportaciones (más caras para los españoles) y aumentando las importaciones (que les resultan más baratas a los alemanes). Este efecto tiende a reequilibrar los saldos comerciales.

Cuando exportador e importador están atados a la misma divisa, se anula ese mecanismo de reequilibrio automático, y el exportador (Alemania) puede seguir vendiendo eternamente sin que su moneda se aprecie respecto a la del comprador neto (España), ya que es la misma.

Si el importador quiere equilibrar la situación de su balanza comercial, debe reducir salarios, pero como muy bien explica Torres, esto deprime la economía. Dentro de un mismo Estado, este Estado debería reequilibrar con impuestos y prestaciones esos flujos netos direccionales (o no, pero eso es otra cuestión). Desde luego, las transferencias de ese supra-estado que es la UE no compensan ni con mucho ese flujo saliente de capital, que es el déficit comercial, una herida en el costado sin forma de restañar, porque los mecanismos naturales de cicatrización han sido anulados por el veneno del depredador.

Hemos caído en la trampa de la gran máquina exportadora germana, de la cual somos sus clientes permanentes. Mordidos por el vampiro, somos sus esclavos, ganado para saciar su sed. Para cerrar la trampa sobre nosotros, la banca alemana nos presta para que podamos seguir comprándoles, invirtiendo así el superávit que obtienen de su balanza comercial positiva. Es decir, vendiéndonos más metros de cuerda para ahorcarnos.

De esta celada sólo veo dos formas de salir:
– O comernos al depredador, produciendo mejor que él y dándole la vuelta a la balanza comercial a base de excelencia y tesón.
– O romper la baraja, reconocer que no podemos competir de tú a tú con la economía alemana y salirnos del Euro cuanto antes mejor; empobrecernos vía devaluación de la neopeseta y, desde ahí abajo, empezar de nuevo a competir como siempre hemos hecho. Los campeones de la miseria.

Para lo primero habría que hacer muchas cosas muy bien; como posible es, pero no con la recua de mulas que me cruzo a diario por la calle, animales acostumbrados a tirar de la carga cuando el amo agita la fusta. Requeriría una transmutación radical, donde cada ciudadano asumiera su responsabilidad en lograr una economía más eficiente, con esfuerzo personal (estudio) y exigencia colectiva (estructuras más eficientes y justas). Con animales de tiro es imposible, pero con ciudadanos libres que reciben el beneficio de su esfuerzo, quizá seríamos capaces de lograrlo, y darle una lección al mundo. Sería divertido, ver a Alemania atrapada en su propia red, hundiéndose a cada paso más en déficit comerciales crónicos.

La otra salida es sencilla: tirar la toalla y acostumbrarnos a lo de siempre, sudor y moscas, que es el destino que nos hemos labrado durante generaciones.

+

NOTA: Curiosamente, la misma relación monetaria de tipo vampírico que tiene Alemania con España, la tiene China con USA. Las autoridades chinas (ilegítimas, puesto que no elegidas) han anclado el renminbi (la moneda del pueblo) con el dólar, así que por mucho que los saldos comerciales con el gringo sean positivos, su moneda no se aprecia respecto al dólar, y pueden seguir vendiéndoles eternamente. De ahí el énfasis de todas las instituciones económicas dominadas por USA en que permita la libre flotación del tenminbi, para que la apreciación de su moneda reste competitividad a la maquinaria exportadora china y darle una oportunidad al resto del mundo para poder competir contra ellos.

Ya os lo he dicho: en China se están haciendo muchas cosas muy bien, y es un ejemplo de éxito de una economía planificada. Su modelo es mucho más que trabajar de sol a sol por una escudilla de arroz, y contrasta la inteligencia con que dirigen sus asuntos con la torpeza y provincianismo con que se gobierna nuestro barco (qué bien, una moneda para todos, que chupi, vamos a unirnos a ella; y votar una Constitución Europea que no nos hemos leído, porque es lo guai y Europa mola).

26 comentarios »

  1. Estoy confundido: creo que aportas todos los elementos (el artículo del tío López no me lo he leido, lo reconozco) pero no estoy seguro de que concluyas de acuerdo con ellos.
    ¿Estas diciendo que el problema no es euro sí, euro no? A esa conclusión lleva toda tu argumentación: la trampa es la mercantilización de la vida social, el capitalismo. Con euro, sin euro o con la moneda que quieras. Así lo veo yo.
    Pero me temo que no, que aun contradiciendo todos los elementos que aportas, te sumas al mantra progre: fuera euro, euro malo, euro caca. Se parece a cuando dicen: “muerto Rajoy se acabó la rabia” (o similares), pero la rabia es muy anterior a rajoy y le sobrevivirá mucho tiempo; tanto como sigamos consintiéndolo las víctimas.

    brazos

    Comentario por escaiguolquer — 10 marzo 2015 @ 8:49 | Responder

    • Nas tronk. Léete a Torres, es muy bueno (bueno, quizá tú no lo necesites, porque ya eres de la profesión), lo mío es sólo un complemento, lo principal es su artículo.

      Euro malo, Euro kk, y con salirse del Euro todos los problemas se solucionan? Bueno, yo la mayor parte de mi vida la he vivido en pesetas, y no era precisamente el mundo de Jauja. No, no creo que sea el pecado original, ni mucho menos, pero sí que tiene un fallo en su diseño (como otras uniones monetarias que han terminado en divorcio porque sólo beneficiaban a una parte). La idea de la moneda única me gusta, pero habría que avanzar más en la unión política para, como digo, compensar los desequilibrios de las regiones menos productivas (procurando elevar su productividad, no simplemente sostenerlas con subsidios). Pero esto lo veo, a día de hoy, totalmente utópico.

      Salirse del Euro es una opción, siempre debe haber la opción del divorcio, si no, una unión no es matrimonio sino prisión. Pero mi plan A pasa por crear una sociedad muy productiva que pueda medirse con las más avanzadas del mundo. Se puede resumir en una frase: venderle coches a Alemania y smartphones a USA. Ahora bien, hay muchas formas de lograrlo (exprimiendo a tus ciudadanos como un limón…), pero yo creo q la forma más rápida y, sobre todo, más justa de lograrlo es con “ciudadanos libres que reciben el beneficio de su esfuerzo”. Es decir, con trabajadores que laboran para sí, y no para el beneficio de terceros. Para buscar la excelencia, hay que involucrar al trabajador, y la mejor forma es recibir íntegro el fruto de su trabajo, sin sisas. Sí, socialismo, pero ya lo he mencionado tanto en pasados artículos que no quería dar tanto la brasa, para que esto no sonase a perorata.

      Abrazos!

      Comentario por Mendigo — 10 marzo 2015 @ 9:43 | Responder

      • Torres es muy bueno…. ¡pa carne picá! jejeje
        No, en serio, Torres, Navarro y el mismísimo Garzón (ambos dos, Alberto y Eduardo) son progres. Buena gente que lucha por la dignidad y la justicia en un sistema incompatible con la justicia y con la dignidad. Por eso el viernes pasado, el propio Garzón anunciaba el programa económico de IU con la siguiente consigna: “la mejor política social es el empleo” ¿Te suena? Sí, es del PP. Y, mutatis mutandi, es lo que yo decía para echarte en cara no hace mucho que despreciaras el empleo… asalariado. Hombre, en mi defensa diré que el matiz, que aquí lo es todo, es que lo que yo decía es que el empleo es imprescindible… mientras superamos el capitalismo. No oí nada de eso a Garzón, ni lo oiremos jamás de torres, navarro…

        Por lo demás, me alegro de que, en contra de lo que me pareció en un principio, no hayas caido en la trampa del enésimo ‘falso debate’: euro sí-euro no.

        Un apunte: para buscar la excelencia, y para vender coches a alemania y smartphones a usa, hay que establecer estructuras de decisión democráticas, a todos los niveles, desde el de barrio hasta el mundial, cada uno ocupado en lo suyo, que permitan que planifiquemos y decidamos dónde, cómo y para qué se van a producir cuántos y cuáles automóviles y smartphones y, muchísimo más importante -a futuro, es decir, muchísimo más importante- dónde cuánto y cómo se va a invertir en infraestructuras, formación, equipo-materia prima-herramienta, diseño, etc, para que la próxima década en ciertos lugares fabriquemos, disfrutemos, enseñemos y aprendamos, dicutamos y acordemos, etc etc. Socialismo del siglo xxi, vamos. Cualquier otra cosa es seguir tiranizados por la mercancía y sus leyes. Fetichismo del bueno: la obra dominando a su creador.

        brazos

        Comentario por escaiguolquer — 10 marzo 2015 @ 21:34 | Responder

      • ¿me perdonarás que me auto-cite? Yo ya expuse mi posición respecto a exactamente esta cuestión aquí
        salud

        Comentario por escaiguolquer — 10 marzo 2015 @ 21:40 | Responder

        • Por supuesto, para eso están los hipervínculos.

          De todas formas, no es exactamente la misma cuestión. Mi entrada no procura dar solución a la respuesta de salir o no del euro, sino explicar un mecanismo que opera dentro de cualquier unidad monetaria. Yo no me atrevo a decir que sea mejor salir o no del euro, pues tiene condicionantes cuyo análisis supera mis escasos méritos.

          Por otra parte, te comento: “[…] hay que establecer estructuras de decisión democráticas, a todos los niveles, desde el de barrio hasta el mundial […]”
          Ciertamente, pero esperando que haya una estructura democrática de decisión mundial, no me resigno a intentarlo con mi barrio o mi empresa. De hecho, si mi barrio o mi empresa van mejor con una gobernanza democrática, puede ser un escaparate para que otros barrios o empresas de mi entorno lo prueben. Lo que quiero decir es que no podemos paralizarnos porque no podamos conseguir todo al mismo tiempo, ya que el movimiento se demuestra andando.

          Ahora estoy liado, mañana a ver si te comento una idea que se me ha ocurrido, a cuenta de tu comentario (tú sacas lo peor de mí).😛

          Oye, por cierto. Si no es mucho pedir, y no estás muy acogotado de tiempo, dame una opinión sobre esta entrada:
          https://esmola.wordpress.com/2014/11/02/la-santisima-trinidad-progre/
          Me pica la curiosidad…

          Comentario por Mendigo — 10 marzo 2015 @ 23:56 | Responder

          • te pongo mi opinión aquí:
            Estoy de acuerdo en el fondo de lo que planteas, salvo en que se pueda identificar esos tres ejemplos como la santísima trinidad progre (y en detallines sueltos😉. Además creo que los tres se pueden englobar en el tercero: la “responsabilidad empresarial”, pero supongo que estas son cosas típicas de las santísimas trinidades.
            Pero sobre todo echo de menos, para poder caracterizar a un auténtico progre, cómo las “instituciones democráticas” (perdón, quieren decir el parlamentarismo burgués, pero ya me entiendes) pueden, sin inquietar al capitalismo, introducir dignidad y justicia en nuestra realidad social, siempre bajo la premisa de la unidad y de la no conflictividad, es decir, que el no inquietar al capitalismo no es algo innecesario o fuera de la discusión, sino que es el primer requisito de la receta. Keynesianismo, wage-led economies, medidas contracíclicas, regulación-intervención-participación del Estado en la economía, etc.etc. son sus banderas principales y el cambio de modelo productivo, la responsabilidad social de la empresa (aquí aparece!), o incluso la participación de las organizaciones obreras en la vida económica y empresarial (siempre que no se inquiete la propiedad y la ganancia) son sus programas de máximos.
            Resumiendo: cualquier filigrana (“pensamientos líquidos” son siempre bienvenidos en esos foros) para cambiar lo más posible sin que nada (el capitalismo) cambie.

            Por lo demás, si lo que querías era poner el acento en lo poco que inquietan esos “buenos capitalismos” al fetichismo y la mercantilización de la vida pública, y en que son meras mercancías para el lavado de conciencias, echo de menos a las ong (cada vez más “g”) que ocupan un lugar central en ese sistema (y más aún, por cierto, en la “despublicidad”, “desdemocratización”, “despopularización”, de las políticas públicas). Pero por lo demás estoy plenamente de acuerdo. No en cambio, con las expresiones que eliges, porque sí creo que sea posible una banca ética y un comercio justo… pero nunca en el capitalismo, claro!
            Muchas polémicas que tengo contigo (ahora mismo creo que todas, pero no estoy seguro) creo que son porque trato de rescatar siempre la idea de que, estando de acuerdo que no está al alcance, la superación del capitalismo es la meta y es seguro que se alcanzará, y debemos siempre pensar en términos de “alternativa al capitalismo”, es decir, cuestionarnos la existencia real que tienen las cosas, las relaciones sociales, en nuestro entorno es siempre útil para valorar hasta qué punto el capitalismo es el callejón sin salida que nos llena de dilemas falsos. Se que, al plantearlo así, estaremos de acuerdo. Pero por eso insisto tanto: si planteamos cualquier cuestión sin señalar expresamente que los problemas, los dilemas, se deben normalmente a la mercantilización de todo, perdemos (sobre todo quienes nos leen!) la perspectiva, y facilitamos los falsos dilemas, las pérdidas de tiempo y las equivocaciones.

            brazos, maestro

            Comentario por escaiguolquer — 11 marzo 2015 @ 14:38 | Responder

            • Gracias por tu docta opinión, ciertamente me interesa. Me surgen algunas dudas de tu comentario, pero no quiero exigir más de tu tiempo.

              El gran debate que tenemos entre ambos es, en el fondo, qué camino tomar: si gradualismo o rupturista. Creo que ambos tenemos, en nosotros mismos, ese dilema. Charlando contigo sobre la iniciativa ciudadana de Anguita, estábamos de acuerdo en lo básico: un mínimo avance en la democracia, en las circunstancias actuales, es bienvenido.

              Hay ciertas cosas que podríamos introducir, con apariencia de inocuas, pero que a largo plazo podrían ser lo que la semillita es al poderoso árbol, que levanta losas de toneladas ante el empuje de sus raíces. Un sistema electoral proporcional, con mayor participación ciudadana (obligación de referendum en temas clave), a la larga, daría alas a las izquierdas (al no tener que agruparnos y diluir nuestra personalidad, como tantas veces hemos comentado). Otra semilla, es la propiedad colectiva de las empresas. La psicología de un siervo no es la de un hombre libre, y la de un asalariado no es la misma que la de quien es dueño de su puesto de trabajo. En otro orden de cosas, una red pública de asilos y guarderías, liberarían a la mujer de esas ataduras y sería un paso decisivo en su emancipación real.

              Son cositas que suenan bien (democracia, autoempleo ¡emprendedores!, cuidados a los niños y a los ancianos…) , a las que es muy difícil oponerse (se lo ponemos difícil a la derecha en el terreno del lenguaje), y que con el tiempo estoy convencido que darían sus frutos.

              Dentro, por supuesto, de un sistema capitalista porque es el escenario que nos ha tocado vivir, y nuestra responsabilidad es hacer evolucionar el aquí y el ahora. De nada sirve plantear una grúa diseñada para trabajar con la gravedad lunar, si la vamos a hacer funcionar en Móstoles.

              Comentario por Mendigo — 13 marzo 2015 @ 22:12 | Responder

              • sastamente. Insisto: tu y yo no tenemos discrepancia (creo yo).
                Ambos sabemos que no existe la ruptura, entendida como una discontinuidad, un big bang a partir del cual surja todo de nuevo sin que nada de lo viejo pueda sobrevivir a ese big bang. Lo que hay son transiciones, evoluciones, cambios. Eso sí, hay cambios que dejan todo como estaba, y otros no: son revolucionarios. Pero la revolución es un camino, no un destino.
                La única discrepancia consiste en que yo soy muy pesao en un matiz y en hacer explícita una obviedad: en el capitalismo no hay posibilidad de dignidad, de justicia, de humanidad, de democracia. Toda la dignidad, justicia, humanidad, democracia que, mediante la lucha, podemos introducir es en contra de la inercia, y la inercia termina imponiéndose de un modo u otro si no se sigue aplicando de modo continuo (y agotador) una fuerza que se le oponga. Lo cual no quiere decir que no haya que seguir oponiendo esa fuerza, porque es el único camino.

                brazos

                Comentario por escaiguolquer — 14 marzo 2015 @ 22:41 | Responder

                • Realmente, tronk, la discrepancia no es que el Mendi diga una cosa y que Escai piense otra. El debate está dentro de nosotros mismos, es propio y connatural a la izquierda y más viejo que la tarara. Partimos de un sistema, que es el capitalismo, pero que en otro momento podría ser el feudalismo o el que fuera. Comprendiendo su injusticia radical, planteamos distintas acciones. Algunas, a corto plazo, lo que hacen es paliar las consecuencias nocivas de un sistema explotador (por ejemplo, oponerse a un desahucio o, sin ir más lejos, de lo que estábamos hablando, mecanismos para luchas contra el desempleo). Ahora bien, estas acciones conducen a una legitimación y perpetuación del sistema que decimos combatir. Por otra parte, son necesarias. Primero, porque el bien supremo es el pueblo, y un socialismo que prescinda de éste, de sus intereses y necesidades no es socialismo sino paja mental de cultureta gafapasta. El socialismo DEBE ser el pueblo. Eso, en el terreno de los principios, pero además, en el de los medios, no podemos proponer un sistema nuevo cuando, al mismo tiempo, nos encogemos de hombros ante el dolor y la miseria: el pueblo nos trataría de farsantes, y con razón.

                  Por lo tanto, por una parte, debemos evitar caer en la trampa de parchear el capitalismo, sino oponernos radicalmente. Pero, por otra parte, tan ética como estratégicamente hemos de atender a las urgencias inmediatas que este sistema, que no es el nuestro, causa.

                  Game Over. Esto nos lleva a una permanente contradicción de la cual es muy difícil salir. No es imposible, pero hay que hilar muy fino. Por un lado, abrazando la pureza del ideal, quedamos como ridículos revolucionarios de salón. Por el otro camino, si nos dedicamos a correr apangando incendios con la manguerita del jardín, tendremos la altura moral de Feixó posando para la foto (no eres gallego y quizás no sepas a qué foto me refiero: http://2.bp.blogspot.com/-1UfjBo0P80g/TtD68yzYW1I/AAAAAAAAAHU/YoMijqt08ts/s1600/Feijoo_3.jpg). Es decir, seremos giliprogres de ONG y productos orgánicos.

                  La clave es que tiene que haber un plan detrás de las actuaciones, una progresión que apunte hacia un objetivo de transformación radical del sistema (sea una línea de falla como en las revoluciones tradicionales, o movimientos graduales como, por ejemplo, el MAS en Bolivia). Revolucionario es el que sigue un itinerario efectivo de transformación social, lleve días o décadas.

                  El revolucionarismo académico, que no admite nada que esté contaminado por el capitalismo, es tan puro como inútil: ya que para promover el socialismo precisa que en todo el mundo exista un sistema socialista, y así no caer en contradicciones doctrinales; es decir, para cambiar las cosas es necesario que las cosas hayan cambiado. Inmovilismo (lo cual, además, es una postura bastante cómoda y que va que te cagas para ligar con la rojeras del grupo).

                  Por supuesto, tampoco el giliprogre, moviéndose como gallina sin cabeza tras todo aquello que suene a progre, conseguirá cambiar nada. Pero su actividad “solidaria”, “comprometida”, etc también le será muy útil para disputarle la misma piva al revolucionario de antes. La divisa de esta tribu es: “yo ya he puesto mi granito de arena”.

                  Ambos modelos son inutilidades con patas de los cuales habremos de prescindir.

                  Comentario por Mendigo — 15 marzo 2015 @ 22:48 | Responder

                  • de nuevo, totalmente de acuerdo
                    pero no es tan dificil:
                    1. nunca quietos, siempre hay que hacer algo (no sirve el revolucionario de salón)
                    2. ¿qué iniciativas colaboran con la democracia=el poder popular=el socialismo? (este es el punto más complicado) todas las que favorecen al pueblo trabajador a costa del capital y de la ganancia son positivas. Lo importante en este punto es saber y TRANSMITIR desde el minuto 0 que más bien antes que después esto perjudica la acumulación capitalista, es decir, el bienestar y sus fuentes TAL Y COMO LAS CONOCEMOS HASTA HOY. Si no se tiene esto claro, al final se puede culpar al socialismo del s.XXI del desastre económico CAPITALISTA que viven los venezolanos.
                    3. ¿qué iniciativas entorpecen la democracia=el poder popular=el socialismo? cualesquiera que dividan a los trabajadores: toros sí toros no / ir a misa si ir a misa no / pesca con mosca si pesca con mosca no.

                    Con este manual la revolución no hay quien la pare, si se lleva a cabo con dos principios guía grabados a fuego: (a) no hay salida en el capitalismo (b) ladrones y trepas a tomar por culo inmediata y cruelmente, no ya por ladrones (que también) sino, sobre todo, por traidores.
                    Y llegamos al punto crucial: ¿quiénes son las almas puras y los superhéroes marvel que van a guiarnos en este proceso triunfal? No las hay. Por tanto, hay que ser absolutamente intransigentes con dos principios de organización indisponibles: unidad y democracia interna. Por poner un ejemplo: ¿si hubiera democracia interna (de verdad) en IU Madrid alguien se cree que los golfos que la tienen ocupada seguirían ahí dañando? Evidentemente, no, pero la militancia está (y se la forma, y se la organiza) para obedecer y no para disponer de la organización, para exigir, vigilar y dominar a los cargos.

                    Vamos, que mucha charla para decir cosas que hace 100 años que están dichas, estudiadas y demostradas: principios comunistas (leninistas) de organización del partido.

                    salud

                    Comentario por escaiguolquer — 16 marzo 2015 @ 9:19 | Responder

                    • Sí que es jodido, sí.

                      1.- Hay que hacer algo…útil, con una plan meditado, siguiendo unos objetivos determinados de transformación social a corto y largo plazo. Si no, somos una ONG.

                      2.- Básica la labor de información, totalmente de acuerdo. La cuestión es que no siempre el apoyo al trabajador será a costa del capital. Por ejemplo: un comedor solidario, un dispensario para inmigrantes…hay mil iniciativas que, ayudando a la población, le facilitan la labor al capital, descargándolo de la responsabilidad de contribuir a un Estado que atienda esas necesidades. Al capital le viene que te cagas que haya voluntarios que trabajen gratis en ONG, o que donen dinero, porque así no tiene que pagar impuestos para cubrir esas necesidades (y si quedan sin cubrir, desgajan la sociedad, lo cual amenazaría la necesaria estabilidad para sus negocios). Son malas per sé entonces estas acciones, que benefician indirectamente al capital? No, claro que no. Es más, si se actúa inteligentemente, sí que pueden contribuir al cambio social: si dejas claro (COMUNICACIÓN, es básica) que lo que haces es parchear los agujeros que está dejando un sistema en que no es el tuyo. Ayudas por amor a la Humanidad, y que por eso mismo, para no perpetuar la necesidad de la ayuda, habría que cambiar de modelo. Esta forma, por la vía de los hechos, es la más directa vía de ganarse el respeto de la comunidad. Mucho mejor que con palabras. Esto lo tuve meridianamente claro cuando estuve aprendiendo cosas de Hamas, en Gaza. Cuando el Estado falla, tu organización está ahí para suplir sus funciones. Esto te da poder, visibilidad, respetabilidad. Si estás ahí cuando hace falta, la siguiente palabra que digas, será escuchada. Pero para eso se debe trascender la idea de partido como plataforma electoral cuya misión es convencer pedir el voto cada 4 años.

                      3.- Vaya, primera cosa en la que no estamos de acuerdo. El pensamiento fracciona. Las mayores unidades se dan en sociedades o grupos embrutecidos, de masas ignorantes. El conocimiento es diverso y fracciona la sociedad. Ahora bien, y creo que es lo que quieres decir, debe existir una inteligencia política que ayude a elaborar prioridades, y a elevarlas por encima de otras diferencias secundarias. Sin renunciar a esas diferencias, pero postergando las accesorias para lograr una unidad en lo fundamental. Vamos, la antítesis del PACMA, Equo, IU-CM…

                      De todas formas, la unidad en la izquierda, ya lo he dicho muchas veces, está sobrevalorada. La izquierda es esencialmente plural (a veces hasta la comicidad del Frente Hebráico), la unidad en ella es como ponerle una camisa a un pulpo. La unidad es una exigencia táctica que impone este sistema electoral nada inocentemente diseñado. Pero el objetivo es, diversidad en lo que seamos diversos, que la unidad ya la mostraremos en aquellos temas en los que coincidamos. Dicho de otra forma, tú puedes ser taurino y yo antitaurino, como nos llevamos fatal cada uno vamos por un partido, en temas animalistas votaremos diferente. No importa. Porque cuando toque votar sobre el TTIP votaremos al unísono. Y ganaremos, PORQUE SOMOS MÁS, SOMOS EL PUEBLO. La trampa del sistema es pedir que tú y yo vayamos en el mismo partido, porque nos vamos a llevar mal, acabaremos discutiendo cuando llegue San Isidro, y al final se irá a la mierda el partido.

                      A la derecha no le pasa esto, porque ellos sí que tienen claras sus prioridades: están por la pasta. Es decir, la defensa de sus intereses y privilegios (y a ver qué cae con el rollo este de las urnas).

                      Y muy bien expuesto: como no existen superhéroes Marvel, condotieros que nos guíen, tendremos que ser superhéroes todos. Eso exige una gran responsabilidad personal, e implica crear un ejército de generales. Es decir, el ideal anarquista.😉

                      Un abrazo!

                      Comentario por Mendigo — 16 marzo 2015 @ 17:03

                    • pluralidad de superhéroes para paliar la falta de los mismos: tienes razón, es ridículo. Pero por eso mismo no pido tal cosa, sino mecanismos de participación para hacer posible algo que será extraordinario: que “el común”, “la masa”, tome la iniciativa. De nuevo el ejemplo de IU-Madrid: la masa (la militancia) no tiene ninguna (NINGUNA) posibilidad (legal, estatutaria) de echar a los golfos que la han secuestrado. Y en general, no lo harían porque el común somos cómodos y borregos, pero la situación ha llegado (hace tiempo) a tal punto crítico que si existiera esa posibilidad (imagina, por ejemplo que con 150 firmas quedara automáticamente convocado un referendum para echar a un cargo del partido o a toda la dirección) no tengo ninguna duda que se habría utilizado. Sucesos extraordinarios traen ¡con toda naturalidad! comportamientos extraordinarios. Por tanto, es imprescindible ese tipo de herramientas de democracia (=control del poder) interna, y a todos los niveles, para empezar, de partido y sindicato.

                      Qué medidas. No estoy seguro, pero creo que no es lo más importante si se hacen a costa del capital o no. Lo que sí está claro es que (como dicen en fedea-ciudadanos, aunque en su línea, tramposamente) nada es gratis ni se hace solo, con lo que alguien tiene que hacer las cosas.
                      No obstante, en general, a poco que se rasque, sí se perjudica al capital, incluso cuando simplemente se demuestra, con la práctica, que es mentira todo el pensamiento único y que no haya alternativas a la mercantilización, a la competitividad, que es mentira el homo economicus y que aristóteles ya sabía que el hombre es un animal social. Como dice maravillosamente Enrique Dussel: el ombligo es nuestra demostración física de que el ser humano es constitutivamente social. Esto desmonta ese discurso fedea-ciudadanos (yo a quien enseñaría a pescar es por ejemplo a los grandes de españa, las grandes fortunas y a los tertulianos todos que les molesta tanto que alguien reciba peces del prójimo, y les quitaba la ración)

                      En la división por el pensamiento. No creo que discrepemos: efectivamente, a lo que yo me refiero no es a ser sectarios (no admitir discrepancias) sino, precisamente, a unirnos “en la acción”: tomar iniciativas solamente en lo que nos une, y dejar para casa (y RESPETARLO) o para otros foros (muy respetables) lo que nos separa: eso no es asunto político del partido, simplemente porque no nos une.

                      Mira un programa político no sectario y muy concreto: ¿qué hacer en grecia? La opinión del gran Roberts:
                      “Now I’m not opposed to using Keynesian prescriptions as part of any socialist measures for Greece: e.g. progressive taxation, government spending, labour rights, minimum wage (not sure the latter are even Keynesian). But such measures must be part of a programme to replace capitalism, not try to make it work – in or out of the euro.”

                      Creo que no se trata tanto de que el plan esté muy meditado, que estemos muy seguros de los detalles o de la coherencia entre unos puntos y otros. Lo importante es que las ideas principales las tengamos claras: socialismo o barbarie. Con esa guía podremos equivocarnos menos y, cuando lo hagamos, podremos rectificar antes y mejor, que es un procedimiento mucho mejor que tener un plan extensivo y detallado.

                      brazos

                      Comentario por escaiguolquer — 17 marzo 2015 @ 12:03

  2. A ver, Mendi,
    Lo que dice Juan Torres es también pólvora mojada (lee mi comentario a la entrada anterior).
    La zona euro es un bodrio legal, que nos une a todos con una moneda única —tipo patrón oro—, pero sin una unidad fiscal ni política: armonización que te crío.
    Cualquier país que exporte más valor de lo que importe, crea un déficit comercial. Dicho de otra manera, causa cierto empufamiento en el balance comercial.
    Los fachas ordinarios simplemente se dedican a extraernos rentas a los asalariados que necesitamos alquilar o vendemos nuestra fuerza de trabajo por un plato de lentejas: lo mismo.
    A nivel país, si un país exporta Audis e importa lechugas o pepinos, nos encontramos con el problema de que “el valor añadido —es decir, el sobreprecio—” equivale a millones de lechugas. No casan las cuentas.
    Un país soberano, en ese caso, devalúa la moneda para conseguir que los Audis sean muy caros en Ejpaña, y se vendan menos, y las lechugas tiradas en Alemania, y se vendan más.
    Pero no podemos. Porque firmamos Maastricht.
    El tema, además de estar atrapados y entrampados, es más profundo.
    Alemania va a su bola con una maquinaria técnica, electrónica y química que da sopas con honda a Ejpaña y a todo el mundo. Pero, además, los capitalistas alemanes, aprovechando la reunificación alemana —y connivencia del partido socialista alemán—, montaron el sistema Hartz y los minijobs, etc., para devaluar el poder salarial del trabajador.
    Alemania es una población vieja, ahorradora, nacionalista…, que necesita sangre joven y cuidadora.
    Pero el problema es que está reventando el mundo, forzando a los ricos de todas las economías a comprar su maestría tecnológica, en lugar de distribuir mejor sus beneficios.
    Para que Europa funcione Alemania debería incrementar a lo bestia el gasto fiscal, y conseguir que la sociedad luterana sea un poco más gastadora, cepillándose el Hartz y pagando subsidios, come il faut.
    Además, con el pretexto de la hiperinflación anterior a la segunda guerra mundial, tienen miedo a la inflación.
    El problema alemán se parece bastante al español, un black-out de los media, comprados todos, sería tan beneficioso como en Ejpaña.
    Dicho de otra manera, para el euro sobreviva será necesaria una unidad fiscal y un BCE que reparta equitativamente. Sino esto esto se va al carajo en breve, ¡al loro con Grecia!
    Respecto a China,
    Es otro palo. China fijo el reminbi al dólar, OK, pero ningún otro parecido.
    China ha sido la mano de obra barata de USA, y consecuentemente ha desmantelado prácticamente todo el tejido productivo de USA.
    Ya no hay casi ni industria ni sueldos bien pagados en USA, a no ser que curres para el sector financiero.
    UK bis. O curras para los bancos, o no te jamas rosca, o sirves hamburguesas a turistas por un plato de lentejas.

    El problema es que ni los alemanes, ni franceses, ni ingleses tenían los enormes ahorros que nos prestaron en tiempos de la burbuja Ansar + ZP. Era el apalancamiento de sus bancos, jugando con seguros yanquis que no entendían CDO, MBS, CDS, etc. lo que hizo que se empufaran a lo Bankia x 3, prestando pasta a Ejpaña, Grecia y Portugal.

    Como bien dice ricardoverges, quieren dinero limpio a cambio de dinero sucio. No hay más remedio que reestructurar. España es incapaz de pagar su deuda.

    Comentario por auskalo — 11 marzo 2015 @ 5:09 | Responder

    • Tocas tantos palos, que voy a tener que seguir un orden para ir comentando. En general, de acuerdo, pero…

      “Alemania[…] da sopas con honda a Ejpaña y a todo el mundo.” –> No; a todo el mundo, no. A la parte del mundo que se deja y no está a la altura. Corea del Sur, con una población similar a la española, viniendo de bastante más atrás, da sopas con honda a Alemania en muchos campos. Deberíamos fijarnos en qué han hecho bien (y en qué no, para evitarlo).

      “Para que Europa funcione Alemania debería incrementar a lo bestia el gasto fiscal […]” –> Y construir aeropuertos sin aviones y AVEs a todas partes a mayor gloria de sus constructoras? El nivel cultural alemán está muy por encima del español, no sería tan fácil colársela. Ya tienen buenas infraestructuras, poco a poco las van mejorando, pero gastar por gastar…con la CDU o con cualquier otro gobierno, veo difícil que ocurra.

      “…conseguir que la sociedad luterana sea un poco más gastadora…” –> No creo que sea un rasgo religioso. El S y W alemán es mayoritariamente católico y no creo que tengan otro patrón de gasto. Sin embargo, aumentar el gasto familiar tiene su aquel, y me explico. Para que los españoles gastásemos, tuvimos que endeudarnos, sirviendo la vivienda como principal activo. Realmente gastábamos por encima de nuestras posibilidades, que no quiere decir que gastásemos mucho, sino que nuestras posibilidades eran pocas (nuestros sueldos bajos). Si ves la evolución del endeudamiento de los particulares en España y Alemania antes y después del 2008 ves que la evolución del gasto familiar en Alemania era sostenible, mientras que en España era aberrante. Luego, sobre el programa Hartz y los minijobs…sí, claro, estamos de acuerdo, es pura y dura lucha de clases.

      “Además, con el pretexto de la hiperinflación anterior a la segunda guerra mundial, tienen miedo a la inflación.” –> Eso se repite mil veces y yo creo que es un error, o al menos no es la razón principal. Primero, cuando llegó Hitler al poder, hacía años que la hiperinflación se había terminado (al introducir el nuevo marco fuerte). Es radicalmente falso que la hiperinflación aupase a Hitler, hay un lapso de años entre uno y otro evento. Pero es que además, dudo mucho que un recuerdo de los años ’20 tenga alguna influencia actual (quien fuera un bebé entonces ahora está en la recta final de su vida). No, yo creo que es mucho más simple. Alemania (más bien el bloque germánico, con Holanda, Austria, Bélgica…) es el prestamista de Europa, y el peor enemigo de todo banquero es la inflación (igual que es el mejor aliado de todo aquel agobiado por las deudas, la Europa del Sur).

      “un BCE que reparta equitativamente” –> bueno, aquí creo que cometes un error porque la misión de ningún banco central es la de redistribución de flujos de capitales. Pero entiendo el concepto.

      “Sino esto esto se va al carajo en breve” –> En mi opinión, la probabilidad de que se rompa el euro es muy baja. Otra cosa es que algún país salga de él (lo echen). Ningún gobierno convencional querrá salirse por su cuenta.

      “ni los alemanes, ni franceses, ni ingleses tenían los enormes ahorros que nos prestaron” –> Bueno, eso es básico. La banca no tiene por qué poseer el capital que presta (sí que tiene que jugar dentro del límite de sus reservas, eso es todo).

      “Como bien dice ricardoverges, quieren dinero limpio a cambio de dinero sucio.” –> Sí, es una buena definición, pero es exactamente igual cuando pides un préstamo en la sucursal de la esquina. Y no olvidemos que ambos, el producido por el trabajo, y el creado por los bancos, valen exactamente lo mismo (lo cual nos empobrece).

      “España es incapaz de pagar su deuda.” –> Espera. Con los tipos tan bajos actuales, y si se diera un fuerte crecimiento, sí que sería matemáticamente posible. Pongamos, con el bono a 10 años al 1% y con un crecimiento sostenido del 2% sí que es asumible. Eso sí, va a doler. Lo que pasa es que me parece cuestión de tiempo explote la burbuja en el mercado de renta fija, y vuelva a poner la deuda española (la pública, pero detrás va la privada) por las nubes. Y eso es jaque mate seguro. Pero me puedo equivocar, y que los tipos hiperbajos sean el new normal. Quién sabe!

      Comentario por Mendigo — 13 marzo 2015 @ 22:42 | Responder

  3. Saludos a todos.

    Por lo que he leído en la entrada principal, tan sólo se ofrecen dos alternativas (extremas ambas) para salir del atolladero.
    – Producir más y mejor que Alemania, o
    – Romper la baraja del Euro.

    Desde mi punto de vista (mucho menos argumentado que los vuestros) creo que existe otra solución más inteligente y con mayor visión de futuro: la Educación del consumidor.

    No cabe duda de que (por ejemplo) los coches alemanes son estupendos, pero… ¿realmente los necesitamos? Y los smartfones “usinos” también, pero… ¿nos hacen falta tantas prestaciones que en ocasiones ni conocemos ni usamos?

    MI opción pasa por educar en un consumo responsable y solidario, cercano (doméstico) y dejar de importar tanto producto impactante y recurrir a otros tal vez no tan “fashion” pero igualmente solventes para un uso cotidiano.
    Si nuestro consumo se basara en manufacturas domésticas, y la inversión pública se centrara en un tejido industrial tal vez básico, pero necesario en términos de consumo local, desarrollaríamos tecnologías y crearíamos empleos, conciencia social y responsabilidad de un consumo que podría dejar el beneficio en nuestro entorno, en lugar de enviarlo a Berlín o Seúl.

    Cierto que no sería sencillo educar en la moderación de lo “espectacular” y ceñirnos a lo “sensato”, pero creo que es una salida intermedia, sensata y asequible.
    Un saludo.

    Comentario por criticoingenuo — 14 marzo 2015 @ 10:32 | Responder

    • No, hombre, tampoco es que yo ofrezca nada. Son las que se me ocurren…

      Lo de educar al consumidor…ya está bien educado. Para qué crees que las marcas invierten millones en publicidad? Por cierto, si lees la charla que tengo más arriba con escai, verás que le sugiero que me dé su opinión a un enlace. Puedes pasarte, ahí trato el tema (punto tres).

      De todas formas, mira, tengo que comprarme un monitor. ¿Cuál me recomiendas, que sea de fabricación local? Aps, en la Baixa Limia no se fabrican paneles LCD. Bueno, pues en Galicia. Tampoco. Bueno, pues en toda la península ibérica. Ah, que…tampoco?

      Pues eso… Podría comprarme un Philips (holandesa), o un NEC (USA), pero creo que me acabaré comprando un LG (Corea). ¿Por qué? Pues porque es el que mejor relación calidad/precio tiene, a mi entender. En cualquier caso, todos están hechos en China… Y como yo, cualquier consumidor… De hecho, cuando veo en el supermercado un producto con el reclamo de que es gallego, me echa para atrás. Muy malo ha de ser (o muy caro) para apelar al nacionalismo como factor de decisión.

      Saludos!

      Comentario por Mendigo — 14 marzo 2015 @ 17:33 | Responder

  4. si dentro de Europa se importa y exporta es porque hay fronteras. O no ?

    Comentario por J. M. de la Torre — 14 marzo 2015 @ 11:37 | Responder

    • No, de hecho, dentro de la UE existe el libre intercambio de mercancías sin arancel ninguno. En el comercio no hay fronteras.

      Importación-exportación son categorías para referirse a los intercambios comerciales entre dos sistemas económicos, más o menos arbitrariamente definidos. Por ejemplo, también podemos aplicarlo a Andalucía, o a la comarca del Bierzo, o…

      Comentario por Mendigo — 14 marzo 2015 @ 17:14 | Responder

  5. Y si es así, como quitarlas en beneficio de toda Europa?

    Comentario por J. M. de la Torre — 14 marzo 2015 @ 11:39 | Responder

    • Bueno, no estoy muy seguro que la ausencia de aranceles sea beneficiosa para el conjunto de los ciudadanos, habrá a quienes sí (los más competitivos), otros que no (por ejemplo, los agricultores franceses tirando camiones de fresas españoles).

      Comentario por Mendigo — 14 marzo 2015 @ 17:17 | Responder

  6. Te respondo desde el portátil y desde el pueblo, después de acostar a mi madre de casi 89 que lavaba ropa en el río de niña.
    ya sé que Corea del Sur, después de pasar por un Hartz bastantepeor que el alemán, es el amo del mundo en fabricar memorias y monitores, y algunas cosas más. Como los franceses en centrales nucleares. Y dándote la razón, en parte, y tirándome piedras a mí mismo, Euskadi es exportadora o tiene superávit de balance comercial, y vendemos industria a Alemania y Francia, incluso para motores Rolls-Royce ingleses del cambalache europeo del Airbus., etc. Pero sin empresarios comme-il-faut, ni tradición industrial, ni político claro, Ejpaña y sus zonas más deprimidas están lejos remontar el país con industria.
    Además, pienso que Alemania va a terminar con enormes llanuras llenas de coches fabricados por robots y sin compradores, porque el mundo financiero se está comiendo el pastel y no va a haber clases medias que puedan comprar audis y bmws al ritmo que los fabrican. El BMW eléctrico i3 se fabrica en una planta de 400 trabajadores (todo robótica) que fabrican unos 40.000 coches al año. Está claro que los del Hartz IV no los van a comprar, ni los paletas españoles…
    Lo de la inflación es una mentira como la copa de un pino, pero llevan explotándolo todos los medios con buenos resultados desde la segunda guerra mundial, con la misma eficiencia que han incrustado en el cerebro alemán que los griegos y españoles somos unos vagos desgarrmantas gastadores, que no hemos clavado un clavo en la vida.
    El incremento de gasto fiscal debería ir en ofrecerles servicios de atención a los mayores con rentas bajas importando enfermeras españolas o griegas, eliminar el Hartz creando empleo, hacer las infraestructuras de agua, gas y electricidad soterradas en barrios pobres y no en tuberías de colores que van por las calles de poste a poste, etc, recuperando parte de la tajada que se llevan los financieros. Quitar de aquí para poner allá, que desde Ejpaña pagamos 169 millones de euros al día en intereses a sus bancos (y a los franceses). Equilibrar para quién se legisla. De paso mejorar las jubilaciones de los pobres, para que no hagan de taxista o transportador en minijobs, para llevar a la señora al cine, y esas cosas.
    Respecto al BCE, lo escribí demasiado rápido. El BCE debería ingresar electrónicamente al Banco Europeo de Inversiones, la pasta que piensa usar para el Quantitative Easing, pero de paso Bruselas debería asegurarse de que se invierta bien, y no gastarlo en indemnizar a Florentino por la pifia de Castor. (Y de paso no estaría mal encerrar en una cueva de la Gomera a nuestro flamante ministro de energía, que consigue que hasta la Mercedes se queje de los precios de la electricidad en España, que la hunden en la competitividad industrial) -:)
    Llegados aquí, sabemos que los bancos crean dinero gratis del crédito que prestan, y luego es puro se convierte en deuda pública por los impresentables que nos gobiernan.
    Estoy convencido de que en Madrid van a elegir a Esperanza.
    ¿España tiene culpas, también? —Por supuesto.
    La corrupción española, el incremente de desigualdad, el paro… Empieza a dejar turulatos a los observadores internacionales, porque empezamos a dar sopas con honda a la mafia italiana.
    Y de Galiza, no te puedo hablar mejor. Hace pocos años, entre elección y elección, en cuatro años, vi que el censo de votantes había caído en medio millón. Emigrando como locos, todavía, pensé lleno de tristeza, porque ningún sociólogo ni tertuliano lo había destacado ni en la tele ni en la radio ni en prensa.
    Crear una industria competitiva a nivel mundial de la casi nada, es casi imposible. Las empresas vascas que funcionan bien tienen un trajín considerable con Alemania, Francia, China, Brasi… de intercambio de ingenieros, materiales, conferenciantes, comerciales, y savoir-faire.
    Estoy seguro que con buenos comerciales, podríais vender a precio de oro francés los albariños y otra muchas maravillas de la tierra. Pero en eso también, los intermediarios se quedan con la pasta.
    Y para terminar, otra perspectiva triste: Hasta el financiero más tarugo sabe que Grecia no puede pagar el pufo que tiene, y mirando un poco más, España tampoco, mirando un poco más, USA tampoco (pero ellos imprimen sin parar, y todo Dios se lo come), y ¿Japón? Tampoco, pero el pufo japonés, como el italiano, se lo comen los ricos de ambos países. El gobierno emite bonos y los japos y los italianos de pasta, los compran. A pesar de que no den una mierda de interés, el pufo es interno. En Ejpaña y Grecia externo y además ya se han encargado bien de que el pufo público(el rescate de los bancos y cajas) esté bajo ley anglosajona londinense, para juicios posteriores. Así que, si a Grecia la echan del euro o sale, los 169 euros diarios que pagamos en intereses, se convertirían en 1.690 al día siguiente, ya así sucesivamente; luego en Irlanda, Italia, y todos los países del este europeo. En un mes, la eurozona estaría en quiebra ante los magnéticos de “todo por la pasta”. Y los bufetes ingleses con trabajo para décadas. Si antes no llega un black-out debido a los impresentables que nos gobiernan.
    Saludos

    Comentario por auskalo — 15 marzo 2015 @ 1:44 | Responder

  7. Corrijo, 169 millones de euros diarios, y luego también, en millones.

    Comentario por auskalo — 15 marzo 2015 @ 1:51 | Responder

    • Rediós! Me parece que tú y yo, al dicho de “lo bueno, si breve…” no le hacemos ni puto caso.

      Te contesto como los títulos de algunas películas, por orden de aparición, para no dejarme cosas.

      “Corea del Sur, después de pasar por un Hartz bastantepeor que el alemán, es el amo del mundo…” –> Tras pasar por una dictadura que aupó a ciertas familias acaudaladas, las cuales son las dueñas ahora del país. Pero no son una potencia económica por pasar por una dictadura (si fuera por eso, nosotros tuvimos 40 años) sino porque durante décadas los sucesivos gobiernos (antes y después de la dictadura) se han volcado en desarrollar el país. Mira los resultados de PISA. Aquí no hay trampa ni cartón.

      “Pero sin empresarios comme-il-faut, ni tradición industrial, ni político claro, Ejpaña y sus zonas más deprimidas están lejos remontar el país con industria.” –> De acuerdo. Pero ¿es que hay otra forma de remontarlo? Con pelotazos, ladrillos, economía espectáculo y chiringuitos de playa es evidente que no ha funcionado (aunque algunos se han forrado en el proceso).

      “…no va a haber clases medias que puedan comprar audis y bmws al ritmo que los fabrican” –> Pero eso ya lo dijo Marx. Además, es independiente que los BMWs los fabriquen robots o legiones de esclavos: ni unos ni otros lo van a conducir.

      “Crear una industria competitiva a nivel mundial de la casi nada, es casi imposible. Las empresas vascas que funcionan bien tienen un trajín considerable […]
      Estoy seguro que con buenos comerciales, podríais vender a precio de oro francés los albariños y otra muchas maravillas de la tierra.” –> ¿Tú sabes dónde está la planta más productiva de la PSA? Venga, coño, no caigas en el ombligocentrismo, que no sólo Euskadi tiene industria. A partir de ese embrión, se pueden desarrollar proyectos que dejen el beneficio aquí (y distribuido entre los trabajadores).

      “Grecia no puede pagar el pufo que tiene” –> Imposible, tendría que crecer como una bestia.
      “USA tampoco (pero ellos imprimen sin parar, y todo Dios se lo come)” –> Mientras logre que el resto del mundo se lo coma, podrá hacer frente a su deuda, sea del tamaño que sea. Por eso es tan importante asegurar la hegemonía del dólar.
      “Japón” –> tienen dos herramientas muy poderosas, el control del yen y los tipos de interés. Con esas armas, un banco central se puede defender (creando inflación, mismamente). La cuestión es que nosotros estamos atados de pies y manos. Sobreviivremos mientras Draghi quiera concedernos vida, ni un segundo más. Supongo que al menos durará hasta las generales (Podemos, sin haberse presentado a unas elecciones, ha hecho mucho más por España que IU en toda su historia).

      Por lo demás, totalmente de acuerdo.

      Y un beso para tu madre de mi parte!!!!

      Comentario por Mendigo — 15 marzo 2015 @ 23:38 | Responder

  8. Explicando la trampa del euro en dos gráficos

    Comentario por Mendigo — 20 junio 2015 @ 15:04 | Responder

  9. […] hace unas semanas la trampa en que consiste la moneda única, en que una economía netamente exportadora como la alemana no […]

    Pingback por No es tan sencillo | La mirada del mendigo — 6 agosto 2015 @ 15:32 | Responder

  10. […] hace unas semanas la trampa en que consiste la moneda única, en que una economía netamente exportadora como la alemana no […]

    Pingback por LA MIRADA DEL MENDIGO | Mesa de Análisis y desarrollo — 25 agosto 2015 @ 2:40 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: