La mirada del mendigo

28 abril 2015

Locura

Filed under: religión — Mendigo @ 8:03

[Entrada programada]

Vista con perspectiva, hay capítulos de la Historia que bien parecen una farsa grotesca.

Caído el Imperio, el Mediterráneo se dividió en dos bloques, cada uno de ellos identificado con una desviación herética de la religión nacional de un pueblucho seminómada de pastores y bandoleros, ésta a su vez refrito de tradiciones religiosas de las civilizaciones fluviales en cuyos márgenes deambulaban.

Como un elefante que aplasta un alacrán, su venganza se cumplió con su destrucción, inoculándole el mismo veneno del fanatismo que los llevó a inmolarse en Betar. El elefante sucumbió,quizá de viejo, pero ya con el veneno en su sangre; y su descendencia, enfebrecida, se enfrentó durante siglos en sucesivas carnicerías, movida por el efecto de la ponzoña.

Y aún hoy, diecinueve siglos después de Bar Kojba, seguimos sufriendo por la enajenación venenosa de Yahveh.

Difícil encontrar un ejemplo más patético de los efectos alienantes de esa droga:
Doce inmigrantes musulmanes tiran por la borda a nueve cristianos tras una pelea

Difícil, pero no imposible.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: