La mirada del mendigo

29 mayo 2015

Investigación médica

Filed under: cultura libre — Mendigo @ 20:39

El profesor Torres ha subido este documental en su bitácora. Él dice que va sobre la industria farmacéutica, pero yo creo que remite a un asunto más general: la privatización de la investigación, del conocimiento, y las consecuencias que tiene para el progreso de la humanidad.

Sigo diciendo que me falta La Cebolla. Hay un enorme caudal de información, mucha de ella relevante, que pasa sin dejar dejar rastro ni construir un conocimiento coordinado, porque no está sistematizada. Lees una noticia, y te recuerda otra información que leíste hace tiempo, pero buscarlas suele ser un proceso tedioso. Mi sueño es tener un portal donde con tres o cuatro clics, pueda sacar un listado de, por ejemplo: documentos sobre la industria farmacéutica, con un filtro de sólo material audiovisual y, a su vez, ordenados por varios criterios como título, fecha, idioma, relevancia (número de visitas) o calificación (otorgada por los bibliotecarios y/o los usuarios).

Una fabulosa herramienta para hacer política (y también investigación). Ahora bien…se necesita un apoyo económico y humano, modesto pero que supera el ámbito de lo individual (como nos dimos cuenta los que participamos) y las organizaciones políticas tienen otras prioridades.

Por ejemplo, un gráfico que me ha dado pena no tener ningún sitio para clasificarlo, tomado de Guerra Eterna:

Y un enlace relacionado:

The Guardian – Qatar World Cup construction ‘will leave 4,000 migrant workers dead’

112_Qatar

La explotación del ser humano, hasta la muerte, es algo que no sólo es tolerable sino que no merece ser comentado, considerado, un tema irrelevante. De hecho, el Corán, como la Biblia, lejos de condenar la esclavitud como una de las mayores vilezas, la regulan como una práctica y relación social más.

En los fieles de religiones abrahámicas, el sentido de la moralidad se encuentra ubicado en la entrepierna, y se mide en centímetros cuadrados de piel descubiertos.

(exempli gratia, en la Italia de la corrupción endémica abundan carteles como el anterior a la entrada de las iglesias, mientras que el naturismo es una actividad absolutamente marginal).

33 comentarios »

  1. Me acabo de quedar helado con lo de los muertos en Quatar, no tenía ni idea (ni yo ni casi nadie, seguro). Desde luego en los países árabes no son famosos por su respeto a los demás.

    Comentario por marcostonhin — 30 mayo 2015 @ 23:48 | Responder

    • Nas, tronk!

      No te creas, yo ya lo había visto en varias noticias. La cuestión es que aún queda hasta…2022. Es decir, poco más que se acaban de comenzar los trabajos. Por eso, hacen la proporción y salen 4.000 muertos de aquí a esa fecha. A mí el furbo me la pela, pero aunque me gustase, toda persona decente debería negarse a participar de cualquier forma en esa salvajada.

      Por cierto, no es sólo en la construcción. Había leído hace tiempo que en el servicio doméstico había verdaderas barbaridades, chavalitas extranjeras violadas por sus amos, vejadas y torturadas por sus amas (celosas), y lo mismo, retienen la documentación y no pueden ir a ningún sitio. En esta situación, dejaban de pagarles el salario y así se extendía en el tiempo hasta que, muchas veces, la joven acababa suicidándose.

      Si ya a los hombres asiáticos los tratan como animales de carga, imagínate qué no harán en machistán con las mujeres.

      Comentario por Mendigo — 31 mayo 2015 @ 7:18 | Responder

  2. Buenos días gente

    Buen documental el de “Houston…” me lo habían referido a través de un link al programa de radio “on line” Carne Cruda y así ya no lo tengo que buscar.

    En cuanto a lo de Qatar que más añadir. Lo peor de dos mundos (occidente y oriente) en comandita para servir al único Dios verdadero: el dinero.

    No obstante me he estado acordando cuando con 8 añitos mandaron a mi padre a Kuwait a hacer autopistas y nos fuimos con el toda la familia durante un curso. Aunque yo era un niño guardo memoria de muchos detalles y puedo contaros algunas anécdotas…

    -Yendo con mi padre en coche por la autopista de Fintas (donde vivíamos) a Kuwait city (la capital) vimos un paisano haciendo auto-stop, Una pick up Toyota (era el vehículo icónico del país) paro al lado a recogerle. El buen samaritano llevaba a la mujer y la hija en la cabina y en la caja de atrás un montón de ovejas. El paisano recogió al autostopista y mando a la mujer y a la niña con las ovejas.

    -Debido a que las occidentales no tenían la obligación de llevar el chador (aunque se recomendaba llevar ropa discreta) era absolutamente desaconsejable que salieran a la calle solas. Mi madre y mi hermana mayor tenían que salir siempre acompañadas como mínimo de mi hermano menor o eran acosadas (esto nos paso en dos ocasiones).

    -A mi hermana (16 añitos en ese momento) la quiso comprar el hijo de un jeque que se nos presento en casa con una oferta que incluía un BMW y un monto de dinero sin determinar.

    -En Kuwait City el distrito comercial estaba lleno de boutiques de lujo (Chanel, YSL, Armani, Vuitton etc…) debido a que el nivel de vida era muy alto (sobretodo en comparación a la España de entonces) para oriundos y occidentales. Mi madre se extrañaba de ver a las musulmanas salir con las bolsas cargadas de compras de ropa , puesto que siempre llevaban el chador negro encima, porque no entendía dónde lucían aquellas prendas. Dedujimos que la única opción era dentro de casa para disfrute exclusivo del marido.

    -Un compañero de trabajo de mi padre fue invitado a una fiesta beduina a una “haima”. El hombre va con su mujer, son recibidos y se sientan en el suelo. Muchas viandas y todo eran hombres. En un momento de la velada empiezan a discutir entre ellos. Aquello va en “crescendo” y el amigo de mi padre cuando es interpelado y al no entender lo que decían solo acierta a asentir sonriendo por cordialidad. Como aquello no acaba y deriva en puro griterío al paisano empieza a darle mala espina y en un descuido el y la mujer se escabullen discretamente. Aquella misma noche se lo cuenta a mi padre. Rápidamente los embarcan a España en el primer vuelo. Al día siguiente aparecen la policía reclamándolos porque el hombre, sin saberlo, había dado su consentimiento para vender…!a su mujer! y allá la palabra es ley.

    -La regla de estricto cumplimiento que la empresa les dio a los trabajadores antes de ir a Kuwait fue: no alcohol, no drogas, no mujeres.

    -Mi padre pasaba de tapadillo Chivas y jamón para disfrute personal de la colonia española con la complicidad de un policía de aduanas. Descubrieron al pobre chico y lo torturaron. Mi padre sintió un profundo remordimiento por aquello y jamás volvió a tontear con el tema.

    -Las ejecuciones publicas eran lo corriente. Raro era el día que no aparecían tanto en el informativo como en el periódico imágenes de ahorcamiento (el método de ejecución preferida).

    -Tres trabajadores tailandeses de mi padre fueron timados por un cambista palestino. Los pobres chicos en un rapto de justa ira sacan un cuchillo y lo matan. Intentan interceder por ellos pero es inútil. Los condenan a muerte. En la ejecución uno de ellos, el más bajito y flaco, no tiene el suficiente peso para tensar la cuerda. Lo intentan dos veces en vano a la tercera deciden que un policía vaya por debajo del patíbulo y se cuelga de los pies del reo. Esto no lo vio mi padre (se negaba a ser parte de eso) pero se lo contaron (los periódicos eran prolijos en estos detalles).

    -Al hilo de lo anterior un trabajador español de la obra comento a mi padre que quería asistir a una ejecución publica. Mi padre lleno de indignación le contesto que aquello no era una atracción turística y que no se le ocurriera. El muy imbecil fue y…volvió blanco y mudo. Al día siguiente pidió la cuenta y se volvió a España.

    -Había una clara distinción entre los trabajadores cualificados (mayormente occidentales) y la mano de obra barata (de Asia principalmente) aunque me consta que en aquellos tiempos la empresa les pagaba puntualmente y las condiciones eran buenas. Imagino que la posterior globalización y el boom de la subcontratación explican cosas como las de Qatar.

    -Odiaban profundamente a los indios (supongo que por el tema de Pakistán). Mi padre fue testigo del atropello intencionado, con resultado de muerte, de uno de ellos.

    -El peso de la religión era omnipresente. Tres veces al día el almuédano llamaba a la oración y se oía a través de una megafonía que abarcaba cada rincón del país además de por la TV (la programación se interrumpía al efecto). aun recuerdo como era la tonadilla.

    ———–

    Luego tenían sus cosas buenas…

    -Eran profundamente hospitalarios y educados. En mi bloque de viviendas solo los occidentales cerraban las puertas, ellos las dejaban abiertas. Una vez, subiendo por el ascensor, nos equivocamos de piso y no nos damos cuenta. Vemos la puerta abierta enfilamos para adentro y llegamos al salón donde pillamos a toda la familia sentada en el suelo dispuetos en circulo alrededor de la comida. Alzan la vista se dan cuenta de nuestra zozobra nos sonríen y nos invitan a comer con ellos. Declinamos cortésmente la oferta.

    -Mi padre quería comprar un anillo (el oro no estaba gravado) para regalar a mi madre para su cumpleaños. No tenia dinero en ese momento y no le da tiempo a ir a casa y volver. Al día siguiente no habrían la joyería por festivo y era el cumpleaños de ella. Mi padre se hace entender chapurreando las cuatro palabras árabes y de ingles que sabe. El encargado le escucha y…¡¡le da la llave de la tienda para que vaya al día siguiente y elija el que más le gusta!!: así sin conocerlo de nada. Mi padre fue, eligió y el siguiente día laborable pago. Repito allá la palabra es ley, para lo bueno y para lo malo. Me imagino que este orden de cosas, esa extrema confianza es la causa de cosas tan curiosas como el “hawala”.

    -El Golfo Pérsico era precioso (más si cabe para un chaval de 8 años salido de un pequeño pueblo de León que no había visto nunca el mar) y aquellas torres con sus llamas perpetuas, producto del gas encerrado en las vetas petrolíferas, ejercían en mi un profunda fascinación. Además el país entero era ultramoderno con sus autopistas, centros comerciales etc. que en aquella época dejaron huella en mi cabecita infantil. En comparación España (hablamos del año 83) estaba en el paleolítico.

    -Por ultimo decir, en descargo del muy maltratado y puteado pueblo árabe, como haría mi admirado Buñuel (aunque el se refería a México para el caso sirve igual) que si bien algunas cosas de las dichas anteriormente pueden parecer tremendas y bárbaras no hay que olvidar que cosas más gordas como el aniquilamiento sistemático, frió e indrustializado de poblaciones enteras es algo exclusivo de nuestra cultura “civilizada” occidental.

    ————–

    En resumen una extraña mezcla de modernidad con muchos aspectos francamente medievales,

    Y ya vasta de batallitas que tampoco quiero aburrir al personal.

    Se despide de ustedes Fouche “le fou”

    As-salamu alaykum

    Comentario por fouche — 31 mayo 2015 @ 10:50 | Responder

    • ¿Aburrir? Lo que yo echo siempre de menos a la hora de hablar bien o mal de algunas culturas son éstas vivencias de primera mano, porque de las opiniones de terceros sobre lo que ven en internet nunca te puedes fiar. Por lo que se, en los países árabes sienten un profundo respeto sobre los que consideran sus “iguales” (en Arabia Saudí, por ejemplo, los hombres de “pura raza” árabe, y los hombres occidentales adinerados), pero también un profundo desprecio hacia absolutamente todos los demás.

      Comentario por marcostonhin — 1 junio 2015 @ 15:53 | Responder

      • Vale, ahora puedes sustituir “países árabes” por “mundo occidental”. O por Japón. O por la India. Es intercambiable, lo mismo sea un brahmán, un criollo boliviano o una pijo de Villaviciosa de Odón, siempre sienten afinidad por los de su clase y desprecio por las clases inferiores. No hay razas, sólo clases sociales, también para ellos (puto moro, pero cuando viene algún jeque, le comen la pollas desde el primer español al último).

        Comentario por Mendigo — 1 junio 2015 @ 18:45 | Responder

      • Buenas

        Pues me alegro de que le haya gustado. De todas maneras estoy con mendi en lo de las clases. Mire a Obiang negro como el carbón por fuera y con el alma oscura, como la brea, por dentro pero en cuanto pisa suelo español le ponen la alfombra roja y poco falta para que hinquen la rodilla y le hagan un solo de flauta. Si tienes dinero el color de tu piel pasa a ser irrelevante.

        Bye

        Comentario por fouche — 1 junio 2015 @ 23:08 | Responder

        • En realidad, la mayoría de los casos de “racismo” es pavor a la pobreza, no sea contagiosa. El recurso de las clases populares para sobrellevar su humillación es tener a alguien más pobre a quien trasladar esa humillación. Y si esa pobreza tiene un rasgo genético, como el color de piel, que la haga más fácilmente distinguible, pues miel sobre hojuelas.

          Comentario por Mendigo — 2 junio 2015 @ 8:53 | Responder

          • Comenté en una entrada anterior el “premio” que los ciudadanos de Sestao dieron a su alcalde, polémico por sus declaraciones racistas o antiinmigración. Lo curioso, (o no), es que Sestao es el municipio vasco con mayor nivel de paro, (creo, tal vez sea el segundo). Además, ¿cuántos de los ciudadanos de Sestao no son o inmigrantes, o hijos de inmigrantes, o nietos de inmigrantes, o bisnietos de inmigrantes? En fin, el pueblo habla y a veces es preocupante lo que dice.

            Comentario por Arnotegi — 2 junio 2015 @ 9:20 | Responder

      • Leyendo tu comentario me ha venido a la mente otra anécdota de segunda mano. Hace unos años, una amiga mía pasó 8 meses en Doha acompañando a su pareja, ingeniero eléctrico, al que habían mandado allí por cuestiones laborales. Pues bien, una de las personas con las que hicieron buenas migas allí, era un adinerado empresario indio. No me consta que este señor sufriera el racismo de los qatarís, pero sí me consta que la actitud del empresario indio hacia sus paisanos empobrecidos y explotados era de puro desprecio.

        Comentario por Arnotegi — 2 junio 2015 @ 9:13 | Responder

        • Es que creo que estamos hablando de dos mundos muy distintos.

          Date cuenta compi que hablamos del 83 en el que el mundo no estaba tan globalizado y la India no era ni de lejos la potencia emergente que hoy es. Nuestro chofer escolar -de nombre Abdul y que nos llevaba en una furgoneta GMC americana de esas enormes al cole- era indio y el prototipo característico -el Apu de los Simpson para entendernos- de aquellos curritos con los que mi padre andaba en el tajo venidos, probablemente, de lo más profundo de su país para ganarse el pan para si mismos y para los suyos. Ni de lejos eran ricos -más bien lo contrario- al igual que tailandeses o filipinos. Lo que pasa (y esto lo certifica mi padre ya que muchas veces tenia que hacer tramites con la policía o negociar con los contratistas) es que de entre toda la inmigración asiática los indios eran mirados de forma diferente por decirlo de manera suave. Yo me figure “a posteriori” (tenia 8 añitos entonces) que algo tendría que ver, entre otras cosas, el conflicto de Cachemira y la explosiva tensión (con armas nucleares por medio) entre Pakistán e India pero fuera lo que fuera era evidente que algo envenenaba la convivencia.

          Tus amigos que viajaron a Doha deduzco que estuvieron allá en época mucho más reciente con lo cual el panorama puede haber cambiado. De todas formas dices que el paisano era adinerado -probablemente un nuevo rico favorecido por la globalización- con lo cual volvemos a lo mismo: con dinero por medio las barreras se relajan y se impone el puro pragmatismo del “business”. ¿Cuando la gente mira a Kobe Bryant ven a un “nigger” del gueto?, ¿cuando miraban a Ronaldinho veían un mulato salido de una infecta favela de Porto Alegre?, ¡quiá!, lo que ven es un millonario, un modelo de triunfador al que todo quisqui quiere imitar (y envidia). El tal empresario posiblemente vivía en unas coordenadas distintas a las de su servicio y por eso igual, digo yo, no se coscaba de la misa la media.

          El problema es de clases no de razas aunque cierto es que lo ultimo se utiliza muy a menudo como distractor de las masas para que no indaguen sobre las causas reales de su propia miseria.

          Mira si no a tus conciudadanos de Sestao.

          Saludos afectuosos man!

          Comentario por fouche — 2 junio 2015 @ 21:31 | Responder

  3. Y perdón por las erratas pero es que voy a toda virola

    Comentario por fouche — 31 mayo 2015 @ 10:56 | Responder

    • No, no, de perdón nada, me lo he pasado pipa leyendo tus recuerdos kuwaitíes. Pese a la barbaridad sancionada por la religión, el mundo árabe-norteafricano me apasiona. Por cierto ¿almuédano? Lo he buscado y sí, sinónimo de almuecín, compartiendo la misma raíz (muaddin, gritar); no la conocía, muchas gracias.

      Por cierto, estáis dándole mucho interés al tema de Qatar (que desde el punto de vista humano es trágico, desde luego, pero desde luego los árabes no han inventado la explotación ni el racismo). Sin embargo, creo que tiene mucho más recorrido el primer vídeo; ya digo, lo que plantea trasciende el tema farmacéutico y cuestiona de alguna forma todo el sistema de propiedad intelectual.

      Comentario por Mendigo — 31 mayo 2015 @ 12:10 | Responder

      • En cierto sentido ambas son variaciones del mismo tema; la facilidad con la que encontramos disculpas para despreciar la vida y la dignidad humanas. Con el tema de Qatar podríamos acomodarnos y decir; es que estos árabes… El otro tema toca mucho más de lleno al corazón (o falta de él) de nuestra sociedad occidental. Leyendo la entrada me ha venido a la memoria una conversación que tuve con un conocido, sobre las experiencias que éste tuvo en los seis meses que estuvo en el Congo colaborando con una ONG. Ya habréis adivinado por donde iba el asunto: las minas de coltán.

        Sobre el sistema de patentes y propiedad intelectual aquí dejo un enlace. Es posible que ya lo hayáis leído, de hecho la primera vez que visité a “dfc” fue por un enlace del mendiguiño.
        http://dfc-economiahistoria.blogspot.com/2012/09/Propiedadintelectual-frenainnovacion.html

        Comentario por Arnotegi — 31 mayo 2015 @ 15:12 | Responder

        • Pues gracias por el aporte compañero.

          Conocía el blog pero no la entrada que me parece muy buena y un magnifico complemento a la de mendi.

          Esta claro que este capitalismo terminal se esta quedando sin fuelle y esta aspirando a ser otra cosa (¿neofeudalismo?). Mira no había caído en la cuenta pero después de leer a Mendigo y a DFC (con el cual, por cierto, empatizo por su rotura de tobillo) me queda claro que el sistema de patentes ha pasado de ser un dispositivo de compensación legitimo a uno, en la actualidad, de extracción de rentas a mayor gloria de las corporaciones oligopolísticas (tremendo lo de la SGAE y lo del alcalde de Zalamea). Han acumulado tal poder gracias a su posición de dominio que ahora quieren mantenerlo a través de mecanismos como esos “Patent Trolls” (mal camino el de una sociedad de leguleyos al precio que sea así se seque la vaca.

          El coste es altísimo en forma de estancamiento y pobreza.

          Me quedo con lo de …”el proceso…forma parte de un proceso más general, que podría concretarse en el “maridaje” entre el poder oligopolístico económico y el poder político, refrendado en una serie de leyes y normas que persiguen, ni más ni menos, que la prolongación en el tiempo de los factores que perjudican la competencia, por medio de una limitación, de hecho, a la innovación y la creatividad, al dar, en su fundamento moral que sirve de base al legal, mucho mayor peso a los factores relacionados con la “propiedad” que al reconocimiento de los factores sociales y cooperativos del proceso creativo…”. Bueno de veras.

          Pues para empaparnos aun mas te dejo dos enlaces al tema que comentas desde otra perspectiva perfectamente complementaria…

          ->http://crashoil.blogspot.com.es/2013/04/el-cenit-tecnologico.html

          …y…

          ->http://crashoil.blogspot.com.es/2011/11/el-cenit-del-conocimiento.html

          Como en aquella portada de revista con el careto de Buzz Aldrin: “Me prometisteis colonias en Marte. En lugar de eso, tengo Facebook”

          ————–

          PD -> A propósito de tu amigo, el coltán (tan necesario para nuestros “iPhones” y “tablets”) y el asqueroso sistema en el que vivimos hay un documental muy bueno llamado “la pesadilla de Darwin”. Muy recomendable pero, advierto, muy duro en la forma y el fondo. Ahora, eso si, a mi me quito la poca tontería que me quedaba de un sopapo.

          Si señor, el comercio triangular del XVI en versión 2.0.

          Agur gente

          Comentario por fouche — 31 mayo 2015 @ 22:49 | Responder

          • “Esta claro que este capitalismo terminal se esta quedando sin fuelle”
            ¿Claro? Pues a mí me parece que el capital tiene más poder que en cualquier otro momento de la historia, y si a alguien se le ve sin fuelle, es a la clase obrera, que nunca ha representado menor peligro para su reproducción.

            Comentario por Mendigo — 1 junio 2015 @ 18:59 | Responder

            • Cierto que parece estar mas vitaminado que nunca pero, y reconozco que es una impresión absolutamente subjetiva, ¿no te parece raro que se pongan tan nerviosos por unas elecciones de nada en países de la periferia?, ¿no te parece que día a día se incrementa de manera desproporcionada y absurda la respuesta represiva (ley mordaza, detención de cantantes de hip-hop, pedir cambiar la ley para encular a los que se atreven a silbar a S.M) por parte del sistema?. Cualquiera diría que han salido los bolcheviques a la calle. No se mendi, yo ahí veo la debilidad de un monstruo que empieza a sentirse acorralado y pega zarpazos a diestro y siniestro.

              No dijo Lenin aquello de …”¿que es el fascismo?, capitalismo histórico”.

              Agur

              Comentario por fouche — 1 junio 2015 @ 22:55 | Responder

              • En la sentencia de Lenin donde dice “histórico” es “histérico”

                Sorry

                Comentario por fouche — 1 junio 2015 @ 22:58 | Responder

              • No creo que sea una señal de debilidad, sino de fortaleza. ¿Por qué exacerbas la represión? Una obviedad: porque puedes. Porque no tienes miedo a una reacción de signo contrario. Porque esa reacción no encontraría apoyos, toda vez caído el bloque soviético.

                Otra cosa es que sea inteligente. Por ejemplo, al capitalismo que pites el himno se le trae floja. Eso no es una reacción del capitalismo, sino del nacionalismo español herido, una reacción conservadora. Conservadurismo y capitalismo no necesariamente tienen que ver y, de hecho, se han llevado mal la mayor parte de la historia.

                Sí que es cierto que existe un problema de reducción de la tasa de beneficio, como fue enunciado por Marx. Hasta los mismos gestores de hedge funds reconocen que se acabaron los tiempos dorados de las altas rentabilidades. Eso precipitará unos cuantos sustos más a los mercados, alguno creo yo bastante inminente. Pero eso es todo, nada que el capitalismo no haya pasado ya otras veces. De hecho, de la última crisis ha salido fortalecido. Como no tenemos poder, la burguesía tiene los medios de trasladarnos sus crisis, sus pérdidas, al pueblo llano.

                Por cierto, una definición muy buena, la de Lenin.

                Comentario por Mendigo — 2 junio 2015 @ 8:26 | Responder

      • Güenas

        Pues me alegro de que te haya sido amena la parrafada. La verdad es que me lo pusiste a huevo🙂 y como tenia tiempo, dado que mi chica no esta hoy en casa, me dije ” pues mira… ¿por que no?”.

        En cuanto al documental (y tema de tu entrada) creo que resume y sistematiza de manera correcta lo que algunos ya sospechábamos…

        -…que la ciencia base se desarrolla en las universidades en precario para luego ser absorbidos sus resultados por el oligopolio privado para, posteriormente, revertir los medicamentos resultado de esos conocimientos a los sistemas de salud de los países desarrollados con pingües beneficios. El clásico socialización de perdidas y privatización de beneficios de estos tunantes

        – …que la dinámica de mercado en el que se mueven estas empresas exige grandes beneficios en el corto plazo con los que contentar a los accionistas reorientando sus estrategias en consecuencia y con, lobbies mediante, la inestimable ayuda de sus untados colegas políticos….obviously! para algo tiene que servir el ingente músculo financiero que su posición dominante permite. ¿Hablamos de las puertas giratorias?. ¡¡Toma colleja Adam Smith!!

        -…que, en consecuencia a lo anterior, solo son interesantes ,desde un punto de vista de ̶e̶n̶r̶i̶q̶u̶e̶c̶i̶m̶i̶e̶n̶t̶o̶ ̶o̶b̶s̶c̶e̶n̶o̶ perdón…mercado, cosas como las enfermedades crónicas, la calvicie y la obesidad en detrimento de menudencias como los antibióticos que no solamente curan sino que hay que actualizarlos fastidiosamente cada cierto tiempo por problemas de resistencias. Total si la penicilina por si sola solo es responsable de la menudencia de subir de golpe la esperanza de vida en unos 20/25 años.

        -…que debido a este enfoque la ciencia, en esencia abierta y colaborativa, se torna competitiva y estanca despilfarrando dinero y recursos en la duplicación de una misma línea de investigación solo por ver quien es el potro ganador que se lleva la gloria en la carrera y el pastizal para sus apoderados. Un momento, ¿la cooperación es mejor y más eficiente que la competencia descarnada?. ¡¡Toma colleja Milton Friedman!!.

        -…que las farmacéuticas aprovechan su posición de dominio y la salud de todos para extorsionar conscientemente a nuestros gobiernos en el pago de impúdicos precios esta claro. Peor están los pobres sin servicios de salud publica ya que si no tienen poder adquisitivo (¡coño, es que son pobres!) están fuera de mercado así que…¡siguiente!.

        -…que el mantenimiento de un sistema de patentes obsoleto, dado que los adelantos tecnológicos de las ultimas décadas permiten complementar la cadena de desarrollo, fabricación y distribución de un medicamento a un costo casi 7 veces inferior (de 1000.000.000 USD a 150.000.000 USD), solo se justifica como una manera artera de mantener un monopolio de “facto” sumamente lucrativo.

        Mira mendi al final esto se puede resumir en el clásico dilema entre la esfera colectiva y la individual. Para mi, y pienso que para cualquier persona sensata, el interés común prima, en ultima instancia, sobre el individuo. Existe algo que se llama contrato social y cosas como estas golpean la línea de flotación del mismo. Salvo que uno sea un majadero o un economista no creo que nadie pueda defender con rigor hoy en día el libre mercado como asignador eficiente de recursos. La mano invisible es una entelequia que solo sirve para meterse en nuestro bolsillo y robarnos la cartera. Al mercado hay que embridarlo o acaba con nosotros.

        Soluciones:

        En el caso concreto que nos ocupa ya lo plantean los mismos profesionales.

        -Cotización de todos los países de la OMS a un fondo común PUBLICO para dotar de recursos a la investigación y así evitar el peaje de las patentes.

        -Definir las líneas de investigación en función a criterios de salud publica y financiera.

        -Coordinación global de las entidades (publicas y privadas) sobre dichas líneas de investigación.

        Se comprende que esto, al llevar implícito un control publico del asunto, haga echar espumarajos por la boca a más de un “neocon” y vaya contra el discurso dominante. Que se le va a hacer si la realidad es tozuda.

        Me ha gustado mucho lo de la fundación de las enfermedades raras y su demostración empírica de que las cosas se pueden hacer de otro modo. Mal ejemplo para el monolítico discurso liberal.

        La presa presenta cada vez más fisuras y su determinismo hace aguas

        Salut a tothom

        Comentario por fouche — 31 mayo 2015 @ 18:15 | Responder

        • Creo que reabrir el debate de derechos individuales respecto interés de la polis es caer en una trampa, y llevamos así desde Platón. No me gusta la disyuntiva, ni las consecuencias políticas que se derivan de ella. ¿Susto o muerte? ¿Honrado pero pobre? No me gusta que me den a escoger, lo quiero todo.
          😉

          Comentario por Mendigo — 1 junio 2015 @ 19:02 | Responder

          • Veamos.

            Si ponemos excesivo peso en lo colectivo ahogamos al individuo y su iniciativa si, por contra, nos empeñamos en poner al segundo por encima de lo primero este se diluye y prevalece la ley del más fuerte. Lo uno va indisolublemente de la mano de lo otro (la antropología y el sentido común lo refutan) por tanto lo realmente interesante es armonizar ambos vectores y eso, para hacerlo bien, es un trabajo de orfebrería mas que fina, finísima. El problema es que llevamos mucho tiempo con el barco escorado a la derecha y creo que la urgencia de los acontecimientos nos impelen a pegar un golpe de timón a izquierda en pos de ese equilibrio.

            Precisamente el equilibrio es un concepto en el que incidían mucho los griegos. No se si te suena la alegoría del carro alado y el auriga de Platón (ya no recuerdo si aparecía en el Fredo o en el Fedón). Básicamente un auriga (la razón) conduce dos caballos, uno es tranquilo y leal (el impulso racional, las pasiones nobles) el otro es bravo e impredecible (pasiones irracionales y destructivas). La marcha se hace difícil pero la destreza del auriga en el manejo de las riendas hace que estos avancen en sincronía por la senda correcta del conocimiento y la verdad. Los mitos griegos sueles ser muy ricos en lecturas así que llama a un caballo “Colectivo” y a otro “Individuo” y…et voilà!.

            También me parece errónea esa manera de pensar dicotómica (tan extendida por otra parte) en el que una cosa excluye su antagónica. Pienso que uno y su contrario pueden convivir en el mismo espacio y tiempo, lo que pasa es que en el caso practico que nos ocupa el combo “lógica de mercado vs. interés común” parece ser la idea central del documental. Aunque, justo es decirlo, al final del mismo parece perfilarse un sistema mixto publico/privado con unos gobiernos fuertes (¿el auriga?) que marquen las directrices en pos de la consecución de tan virtuoso objetivo

            Lo mejor de ambos mundos.

            Yo también lo quiero todo.😉

            Ata máis ver

            Comentario por fouche — 1 junio 2015 @ 22:35 | Responder

          • Aunque suelo coincidir más con las opiniones de fouche esta vez estoy de acuerdo con Mendigo, creo que la disyuntiva es falsa.

            Si bien creo que es cierto que intentar convertir una sociedad moderna en una especie de “gran comuna” organizada por la burocracia del estado que emule el comunismo primitivo conduce al ahogamiento del individuo y no a ningún sentimiento de comunidad en que todo menos lo más personal es de todos, que es lo que de verdad caracteriza ese comunismo primitivo (la critica típica pero también bastante merecida al estatismo soviético).

            También es verdad que se puede igualmente reprimir y ahogar al individuo imponiendo desde el poder sistemas de valores individualistas (aunque suene paradójico), en realidad creo que esta es la situación en que vivimos cada vez más, los individuos somos alienados de la dimensión social (anomia) y obligados a ver nuestra situación personal en términos puramente individuales no como miembros de una clase o un orden social (capitalismo).
            Es más se nos aliena incluso del conocimiento de la casación social de de nuestras situaciones personales, por ejemplo, se nos presenta el capitalismo en su fase actual como el producto de unas “leyes naturales” a las que por lo tanto “no hay alternativas” y se nos oculta que el sistema sea en realidad el producto de una correlación de poder en la sociedad.
            En definitiva en nombre del individualismo podemos también ser ahogados como individuos y de hecho creo que así son las cosas a día de hoy.

            Por lo tanto más que una cuestión de equilibrio entre los extremos lo veo como una cuestión de espíritu cívico pero también de correlación de poder en la sociedad en que se entienda el valor de lo común y los mecanismos de solidaridad social en que cada uno aporte a esa solidaridad social según sus posibilidades y reciba según sus necesidades.
            Creo que con todas sus limitaciones el modelo socialdemócrata de capitalismo de rostro humano keynesiano llegó a dar algunos pasos en este sentido de instituir mecanismos de solidaridad social (interclasistas) en forma de estado de bienestar y derecho a un buen trabajo, logros que fueron tanto buenos para los individuos y su libertad (la libertad que da el derecho a una existencia digna lejos del miedo a la precariedad), y para la sociedad (los 30 dorados).
            Por desgracia todo eso se basaba en una concesión temporal limitada a un periodo del capitalismo pero eso es otro tema.
            El caso es que tampoco creo que haya esa dicotomía entre derechos individuales respecto interés de la polis, sospecho más bien que la dicotomía es fruto de una manera en que se quieren definir ambas cosas, y además cuando el poder nos presenta una determinada forma de ver esa dicotomía puede usarla para la alienación del individuo tanto si se decanta por lo colectivo como por lo individual.

            Saludos

            Comentario por Pauet — 2 junio 2015 @ 3:17 | Responder

            • Joder, cómo os lo curráis. Sacáis temas de debate la hostia de complicados, y jugosos, y vosotros mismos los desarrolláis. Y de puta madre, además.

              Bueno, pues yo sólo puedo procurar expresar mi opinión al respecto.

              Es falaz contraponer el bien individual al colectivo porque el colectivo está compuesto de individuos. Si fueran un grupo de ratas, o de pececitos de colores, o de caramelos…pero ese grupo está formado por personas, individuos individuales. Ponerle un nombre no hará uno de lo que es diverso, colectivo.

              Por otra parte ¿Qué es un ser humano? En la esencia del ser humano está tanto la individualidad, como la sociabilidad. Si no somos individuales, no somos. Anular la personalidad, aquello que nos diferencia del resto, diluir nuestra unicidad en el grupo, supone aniquilar la esencia humana. Por otra parte, sin ninguna oposición con lo anterior, somos seres gregarios, sociales. Sin las relaciones con esa sociedad, no somos nada. Intelectualmente no seríamos nada sin las interacciones con el resto de individuos, pero es que tampoco moralmente. Un hombre solo es poco más q un mono sin pelo. Somos gregarios, pero no un rebaño de ovejas, o un hormiguero.

              Sin individualismo, no hay ser humano. Sin sociabilidad, no hay ser humano. El ser humano sólo se puede desarrollar en plenitud en una sociedad que estimule sus relaciones intergrupales al mismo tiempo que preserve su individualidad (de valores, de intereses, de códigos…). Por supuesto, que la sociedad tiene valores, intereses y códigos compartidos…por ejemplo, el lenguaje. Pero su aplicación a cada individuo es única: aunque todos hablemos un mismo idioma, cada uno tenemos una forma única de expresarnos en él.

              Esta falacia, la supuesta oposición entre libertad y justicia, ha sido empleada contra la humanidad por los que no quieren ni la una, ni la otra, para el pueblo.

              Comentario por Mendigo — 2 junio 2015 @ 8:50 | Responder

              • There is no such thing as society. Margaret Thatcher, 1987.

                Los defensores de semejante personaje suelen decir que con esta frase lo que está defendiendo es la emancipación y el empoderamiento del individuo, (si introduces en una frase la palabra empoderamiento tienes que tener razón fijo), que se verían benefiaciados ante el debilitamiento del todopoderoso y sofocante estado. La pregunta es: ¿de qué manera tras la revolución neoliberal los ciudadanos esclavizados por la deuda son ahora más libres que antes? Y también: ¿si no había sociedad, que gobernastes tú, sinvergüenza? ¿O estuvistes ahí para otorgar prevendas a los ya de por sí maś privilegiados con la intención de obtener beneficios a título individual? Tampoco entiendo, aunque sea cierto que según como contextualices la frase se le puede dar sentidos diferentes, que tras negar la existencia de la sociedad se exalte al dios mercado. ¿Cómo puede haber mercado si no hay sociedad? La sociedad no son sino individuos interactuando unos con otros, y uno de los frutos de esa interacción es el mercado. Sin sociedad tampoco habría ni lenguaje ni ningún tipo de realidad cultural ni, por extensión, creación artística o científica. Como bien dice mendi un hombre solo es poco más que un hombre sin pelo. La paradoja de Pauet, la de que se puede ahogar y reprimir al individuo desde la exaltación del individualismo, me parece también muy oportuna.

                Me despido que me parece que no estoy haciendo sino repetir lo ya dicho pero con diferentes palabras.

                Comentario por Arnotegi — 2 junio 2015 @ 12:04 | Responder

                • Esa zorra nunca tuvo por virtud la sutileza ideológica.
                  Es evidente, la única forma que tiene el pueblo llano de condicionar el gobierno es mediante la unión. Por lo tanto, todo lo que rompa esa unión, los lazos de solidaridad entre el pueblo, diluya esa comunidad de intereses, conviene a los oligarcas. Eso lo sabía bien esa zorra, como lo saben bien en Wall Street.

                  Eso lo dibujan como el hombre solo que se vale de sí mismo para triunfar, que Hollywood nos ofrece una y otra vez (un mito de mitología capitalista, como puede ser un tipiño caminando sobre las aguas). La cuestión es que ese modelo, en nada preserva la individualidad: de hecho, es el ciudadano solo, aislado, de la sociedad post-industrial el que es precisamente víctima de la alienación y la dilución en la masa, con una individualidad amenazada por la cosificación al que lo somete el sistema productivo y la pérdida de sus referentes culturales, sustituidos por la subcultura creada por la industria del entretenimiento.

                  O visto desde otro prisma: creo que protejo con enérgico celo mi individualidad (por ejemplo, no viendo jamás la televisión, para no ser reprogramado como decía el compañero). De hecho, tengo una personalidad muy fuerte y marcada, y que se lo digan a los que me padecen. Eso no quita, para que a la hora de defender mis derechos, sepa que estos están alineados con los de otros millones de personas que vivimos de nuestro trabajo. Si negase esto y defendiera mis derechos por libre, no con ello reforzaría mi individualidad, sino que sería simple y llanamente un botarate.

                  Hay que tener cuidado e hilar fino, para no caer en esa trampa puesta por el neoliberalismo, oponiendo el individuo al grupo. El bien de la mayoría es mi propio bien. Que me identifique con los intereses y objetivos de esa mayoría no supone pérdida en mi identidad, dilución de mi personalidad. Yo soy yo, tú eres tú, cada uno de su padre y de su madre, todo lo diferentes y más…pero a la hora de la lucha, combatimos juntos porque tenemos los mismos intereses.

                  Esto es lo que esa zorra quería evitar por todos los medios, y por lo que el poder sigue metiendo cuñas para dividir a los trabajadores, patria, religión y demás basura.

                  Comentario por Mendigo — 2 junio 2015 @ 17:39 | Responder

  4. PLAS, PLAS, PLAS🙂

    Me ha encantado la repuestas de los tres (pauet, mendigo y arnotegui). Parece como si me hubieras leído el pensamiento expresándolo mucho mejor de lo que yo mismo lo haría.

    Esta claro que la disyuntiva es falsa…pero muy útil para mantener el control.

    El PODER (o, si preferís para concretar, los poderosos que son favorecidos por el “status quo”) por pura inercia natural busca el CONTROL por un elemental principio de autoconservación y para ello -con esa función acaparan los medios- pone toda la carne en el asador. Tiene el monopolio de la fuerza (ejercito, policía, burocracia) pero, mucho más importante, el control ideológico. A través de la religión (cierto que un poco de capa caída en las sociedades laicas) y la detentación de los “mass media” los de arriba esparcen sus interesados mantras con el fin de colonizar nuestras mentes. Desde que nacemos -a través de nuestras familias, la escuela, el entorno..- se nos va incorporando una serie de conceptos que configuraran nuestro paradigma vital a través del que entendemos e interpretamos el mundo. Nos movemos por dogmas y no por pensamiento original (no como novedoso sino como propio) y, obviamente, los mismos se van ajustando en el tiempo según convenga.

    Desde que la Tatcher dijo aquello de “there is no such thing as society” (¡arnotegui te me has adelantado cabrito! )😉 dando el pistoletazo de salida se han esmerado muchísimo en dejar bien enterrado a Marx, Keynes (los añorados 30 dorados) y cualquier atisbo de compromiso, solidaridad o ,simplemente, decencia. La verdad es que lo han echo cojonudamente (con la complicidad, dicho sea de paso, de una izquierda castrada papando moscas posmodernas) y su estrategia, a la vista esta, ha sido exitosa. Nos quieren individualistas, entregados al determinismo más brutal, porque nos necesitan postrados. Nada más efectivo que aquel poder que no necesita de pastor para cuidar el rebaño.

    Ergo lo primero que debería hacer la izquierda, como necesario contrapeso, es recuperar la iniciativa en el terreno de las ideas que andamos muy huérfanos, leñe.

    Un placer compis.

    Comentario por fouche — 2 junio 2015 @ 17:15 | Responder

    • Vaya, hemos escrito casi lo mismo, casi al mismo tiempo. Bueno, tú cuarto de hora antes, pero porque me fuí a picotear un poco de fruta y, al volver, no recargué la página.
      😉

      Me pedirás derechos de autor?😛

      Comentario por Mendigo — 2 junio 2015 @ 17:41 | Responder

      • ¡Vamos fouche, a por el mendi! ¡A la mierda con la cultura libre! Juas, juas, juas.
        No pensaba comentar nada más, por eso de no repetir lo ya dicho por otros pero con diferentes palabras. Pero esta tarde, visitando una librería me he acordado de vosotros y del tema que estábamos tratando. Este es el libro que me ha hecho acordarme de vosotros: http://www.planetadelibros.com/contra-la-renta-basica-libro-197838.html
        Sólo la portada ya es todo un poema. Es lo que comentaba Mendigo; la falacia de la oposición entre libertad y justicia, y Pauet; la presentación del capitalismo como una ley natural ante la que no hay laternativas. Lo curioso es que el libro ha suscitado mi interés, así que pondré a trabajar a la mulita que, aunque me guste el papel, a éstos no pienso darles ni un puto euro.
        Continuando con el tema, y repitiendo ideas ya expresadas, añado que a la paradoja a la que hacía referencia Pauet, hay que añadir la paradoja de Marx. Y es que uno de los pilares básicos de Marx, es la idea del potencial humano. El ser humano, según Marx, por su propia naturaleza, dependería enormemente de su entorno social, y el capitalismo distorsionaría esa naturaleza anulando así, el potencial del ser humano. Es la conciencia, la creatividad y la libertad de los individuos, lo que Marx quería preservar en su ataque al capitalismo.

        Comentario por Arnotegi — 2 junio 2015 @ 20:01 | Responder

        • Por cierto fouche, con razón quieren dejar enterrado a Marx; es muy peligroso para sus intereses. Y un apunte sin importancia; cuando la Thatcher dijo aquello de “there is no such thing as society”, el pistoletazo de salida se había dado ya hacía tiempo.

          Comentario por Arnotegi — 2 junio 2015 @ 20:07 | Responder

          • Tienes razón el embrión de la ola “neocon” se empezó a gestar ya en tiempos de Nixon y, un poco más adelante, fue tomando cuerpo ya con…¡¡Jimmy Carter!!. Como la cosa va de libros os recomiendo, si no lo habéis leído, uno que explica muy bien como hemos llegado hasta aquí . Es absorbente, es didáctico y ha entrado ya por derecho propio entre los clásicos de historia. No se me ocurre mejor lectura de verano. Un tochaco de mil paginas pero que se lee como si fueran 10. Lo escribió el profesor Josep Fontana y se titula “Por el bien del imperio. Una historia del mundo desde 1945”.

            Boas noites rapaciños.

            Comentario por fouche — 2 junio 2015 @ 23:12 | Responder

        • Es que están en plena ofensiva con toda la artillería pesada. La verdad es que el titulo y la portada del librito de marras es de traca con el monigote/títere en actitud resignada y, ¡casualidades de la vida!, editado por la universidad de los jesuitas. ¡Que torpes!, estos no han visto el anuncio de Julia Roberts en el que nos muestra como romper las cadenas a base de…carísimo perfume “La vie est belle” de Lancome🙂.

          Ahora en serio, en estos casos ya solo me fijo en el curriculum de los plumillas porque los pobres son tan predecibles que no dan lugar a sorpresa o error.

          Tomado de la Wikipedia sobre el autor…

          “Juan Ramón Rallo Julián (Benicarló, Castellón, 13 de marzo de 1984) es un economista y abogado español de la escuela austriaca. Rallo es escritor, docente en varias universidades y también es conocido por su presencia mediática en espacios de análisis económico. Es socio fundador del Instituto Juan de Mariana y su actual director.

          Es licenciado en Derecho y licenciado en Economía por la Universidad de Valencia, máster y doctor en Economía por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Actualmente es profesor y codirector del Máster en Economía del Centro de Estudios Superiores Online de Madrid Manuel Ayau (OMMA) y en la Escuela Superior de Negocios ISEAD…”

          Ves, todos beben de la misma fuente.

          Mira de estos he oído yo que el Imperio Romano cayo por el Estado del Bienestar (¡toma ya!), que el crack del 29 lo provoco Roosvelt (hay que ser unos auténticos SOB desagradecidos cuando fue Franklin quien les salvo el culo) o que la dictadura franquista había que considerarla no como tal si no como una larga transición hacia el desarrollo y la prosperidad. Mira sin leerlo me jugaría mi colección de tazos a que su tesis gira sobre algo del incentivo o parecido. La razón de que la renta básica les ponga nerviosos es porque pondría en un brete ese inmenso ejercito de reserva que representan los desempleados y que tan bien les viene para presionar los salarios a la baja. Con estos como Ulises, amarrarse al mástil más gordo y pasar de los cantos de sirena de aquellos que solo buscan nuestra perdición.

          Muy buena tu puntualización sobre Marx. La verdad es que al sistema productivista/capitalista solo le interesamos como productores y consumidores y lo demás, simplemente, no entra en la ecuación.

          Bye buddy.

          Comentario por fouche — 2 junio 2015 @ 22:53 | Responder

      • Pues no se mendi después de leer el aporte de arnotegui sobre las patentes la perspectiva de pasarme los siguientes 70 años rascándome la bolsa escrotal mientras veo caer billetes de 500 lereles por la chimenea no creas que me causa disgusto.

        Me lo pensare

        JA,JA,JA,JA,JA,JA,JA,JA,JA,JA,JA,JA,JA,JA,JA,JA.

        Comentario por fouche — 2 junio 2015 @ 21:49 | Responder

  5. […] nocturna de motociclismo o se le concede albergar una Copa del Mundo de Fútbol a pesar de las infames condiciones en las que trabajan los inmigrantes. No, el terrorista para occidente es un fulano que habla de […]

    Pingback por Apo | La mirada del mendigo — 6 junio 2015 @ 13:05 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: