La mirada del mendigo

1 agosto 2015

Mάθημα

Filed under: Uncategorized — Mendigo @ 15:08

matemática.
(Del lat. mathematĭca, y este del gr. τὰ μαθηματικά, der. de μάθημα, conocimiento).

Seguimos con Grecia pensando en España, esta vez para sugerir un artículo que, por su descarnada simplicidad, me ha encantado: The Simple Math Behind Greece’s Complicated Situation

Procedo a su traducción, para hacer más accesible su lectura a todo el mundo:

++++++++++

La vida es realmente simple, pero insistimos en hacerla complicada
Confucio

La Navaja de Ockham es un principio frecuentemente mencionado que afirma que cuando nos encontramos ante una colección de aparentemente complejas posibilidades, la aproximación o explicación más sencilla es la más probable. Mientras el BCE y los griegos disputan sobre los términos de otro rescate, usaremos este principio filosófico para comprender descarnadamente la acuciante situación de Grecia.

La relación de deuda/PIB es una de las medidas más básicas y populares que empleamos para determinar la capacidad de un Estado soberano de atender el pago de su deuda. Considerad un Estado que tenga una relación deuda/PIB del 100%, y un equilibrio presupuestario (excluyendo el pago de intereses). En tal Estado, se puede afirmar que el tipo de interés de su deuda debe ser igual al índice de crecimiento del PIB, para que la proporción deuda/PIB se mantenga constante.

En este ejemplo, unas tasas de interés del 2% y un crecimiento del PIB del 1%, conducirían a un incremento de la relación deuda/PIB hasta el 101%. Como ahora la proporción es superior al 100%, el tipo de interés medio a pagar por la deuda debe reducirse por debajo del crecimiento del PIB para retornar a ese nivel del 100% e impedir así que siga subiendo el ratio.

A una relación deuda/PIB del 150%, un 2% de interés de la deuda requeriría una tasa de crecimiento del 3% para mantener la relación estable.

Grecia tiene actualmente una relación deuda/PIB = 170% y, según los términos del rescate que se están negociando, es probable que crezca por encima del 200%. Así que aplicando el mecanismo antedicho, la tasa de crecimiento de la economía griega ha de ser superior a 1,7 veces el tipo de interés al que se financie, para mantener el equilibrio de esta medida. [N.d.M: Luego para reducir paulatinamente el peso de esa deuda, rebajándola hasta niveles tolerables, habría que reducir los tipos medios a los que se financia el Estado, y/o espolear la economía con incrementos ulteriores por encima de ese multiplicador x1,7 sobre los tipos, y/o generar superávits primarios, lo cual a su vez comporta incrementar la recaudación y/o reducir los gastos e inversiones del Estado griego].

A continuación, algunos datos que nos permitirán hacernos una idea de la capacidad del Estado griego de hacer frente a su deuda:

– Desde 1970, la mayor tasa de crecimiento de la economía griega por periodos de un lustro, ha sido del 1,5% anualizado, con una media del 0,46%. Durante los últimos diez años, la media ha sido de -0,5%.

– Desde 1997, el tipo de interés más bajo en periodos de 5 años del bono griego a 10 años ha sido del 3,41%, con una media del 7,5%. Durante los últimos 10 años, el tipo medio anual del bono a 10 años griego ha sido del 8,16%.

+++++++++

COMENTARIO: Como todos sabéis, el Estado griego no acude al mercado para colocar su deuda (por eso se acogió al primer rescate, porque sus costes de financiación se disparaban con tipos del 20%), sino que es acordada con el FMI o el EFSF (European Financial Stability Facility). Debería ser un dato bastante simple, pero, sin embargo, no he encontrado dos informaciones iguales para responder a la pregunta ¿Cuánto está pagando Grecia por los rescates? (rescate de la banca privada alemana y francesa, que pudo descartarse de la basura griega transfiriéndosela al BCE, pero también la misma banca griega, que usa los mismos papelitos como colateral para acceder a financiación). Yo tenía entendido que el segundo rescate fue en una condiciones especialmente ventajosas, de un interés del 1,5% y con periodo de carencia hasta el 2022, pero luego leo informaciones que complican mucho más esta cifra.

La cuestión es que es un dato crucial, pues como hemos visto es determinante para considerar la deuda griega como impagable o no. Pero demos por buena la cifra del 1,5%: esto exige que Grecia crezca de forma sostenida durante años, décadas, al 3%, mientras está sometida a una depresión fiscal para conseguir ligeros superávits primarios para ir reduciendo progresivamente el monto de la deuda.

Los griegos tendrían que hacer muchas cosas bien, para que tal proeza fuera posible (también se puede montar otra burbuja inmobiliaria, pero aunque funcionase, en el largo plazo es un tipo de crecimiento insostenible y, como hemos visto, incluso perjudicial).

Cualquier cifra por encima de 1,5% (ni qué decir de los tipos del 5% e incluso del 7% del primer rescate) convierte a la deuda griega en matemáticamente impagable. Y como dice el viejo adagio: lo que no puede ser, no puede ser y, además, es imposible.

Al final, irónicamente, los actores que han propuesto una salida real, mejor o peor, pero real a la tragedia griega son Schäuble y Varufakis. Sólo desde una ruptura de la actual dinámica de endeudamiento creciente se puede comenzar a construir una solución para Grecia. Lamentablemente, ha ganado la solución comodín de la clase política: instalarse en la negación y darle otra patada a la deuda, a ver si el engendro aguanta hasta la próxima legislatura y, el que venga detrás, que arree.

Si sólo fuera Grecia…

Si sólo fueran las administraciones públicas las que recurren al patadón, y ya veremos dónde vuelve a caer y cómo lo toreamos…

El día que se cierre el grifo de la financiación, aunque sea por unos meses, a nivel global, no habrá maquillaje contable que pueda disimular que buena parte de los balances, tanto públicos como privados, son propios de un zombie económico que se resiste a morir vampirizando más recursos de los que aún quedan con vida.

El hostión de descubrir que el rey va desnudo va a ser tal, que sacará a la Tierra de su órbita.

12 comentarios »

  1. Reblogueó esto en Baladringy comentado:
    Como bien dice Mendigo, este artículo explica de forma sencilla por qué la deuda griega es impagable.
    Y ésto no lo dicen los autores, pero lo digo yo: la deuda española ya ha superado el 100% del PIB, pongamos las barbas a remojar porque de no producirse un cambio importante – y a ser posible inteligente – Grecia se convertirá en nuestro futuro imperfecto.
    Muy imperfecto.

    Comentario por @VJNacher — 1 agosto 2015 @ 17:31 | Responder

    • Ahora que el bono español a 10 años está en el 1,8% parece que los temores de hace un par de años fueron una pesadilla de la que hemos salido. Mentira, el día que el BCE no pueda mantener la manipulación sobre el mercado de renta fija y la deuda periférica vuelva a cotizar libremente según sus fundamentales, nos encontraremos el bono español de regreso al 7% (lo que implica crecer al 7% para que la deuda no se embale). Ni siquiera un banco central puede mantener indefinidamente una cotización alterada, véase ejemplos con el ataque de Soros a la libra o la reciente renuncia del banco central suizo a seguir manteniendo artificialmente bajo el franco. Cuando regrese la normalidad a los mercados de renta fija…van a ocurrir muchas cosas, y ninguna buena para España.

      En fin…veremos.

      Comentario por Mendigo — 2 agosto 2015 @ 23:28 | Responder

  2. amen hermano

    Comentario por escaiguolquer — 2 agosto 2015 @ 11:38 | Responder

    • Se te echa de menos, tronk!
      😉

      Comentario por Mendigo — 2 agosto 2015 @ 23:23 | Responder

  3. Solo por matizar:

    Efectivamente, si el PIB crece al mismo ritmo anual que el interés de la deuda, la ratio se mantiene (siempre que que haya equilibrio presupuestario y que los ingresos y gastos públicos crezcan en la misma proporción, que ya es suponer). Pero eso no indica que la deuda se pueda pagar.

    La deuda se paga devolviendo el principal. Para eso hace falta muuucho superavit, y no primario, absoluto (tanto más cuanto más importante sea la deuda, y también, en términos relativos, cuanto menor sea el presupuesto público con respecto al PIB, es decir, cuanto más “pequeño” sea el estado).

    Nos hemos plantado en una situación en que la deuda se ha vuelto perpetua, lo que, a su vez, redunda en que el pago de los intereses también lo sea. Es decir, hemos institucionalizado el “impuesto del capital”.

    Comentario por santi — 2 agosto 2015 @ 19:37 | Responder

    • Sí, es interesante la puntualización. Que se cumpla esa condición no quiere decir que se esté devolviendo (el principal de) la deuda, sino que se ha alcanzado un punto de equilibrio en que el montante se estabiliza (no la cifra total, sino la capacidad del Estado de afrontar el pago de intereses de esa deuda). Cuando el Estado debe pedir deuda, no para refinanciar el principal, sino hasta para ir pagando los intereses…bueno, en ese momento, salvo que se trate de una situación claramente transitoria, sea un Estado, un particular o una empresa…sabes o deberías saber que…GAME OVER.

      También muy cierto lo de la deuda perpetua. Más bien se espera que ulteriores incrementos en la productividad, junto con un moderado déficit presupuestario, acaben por reducir la proporción de deuda. Esto, en el mejor de los casos, y tan mejor porque sólo unos pocos países son capaces de hacerlo. La gran trampa es cuando llega una crisis (decrecimiento del PIB) y, lo que parecía una deuda elevada pero sostenible, se traduce en una deuda imposible de afrontar, y encima con presupuestos en números rojos debido a que se disparan los estabilizadores automáticos (prestaciones sociales).

      Estamos planteando una normalidad de Estados pedigüeños, que no tienen para cubrir sus necesidades y deben mendigar a los que controlan el capital, los bancos, para cubrir el agujero en el presupuesto.

      Comentario por Mendigo — 2 agosto 2015 @ 23:20 | Responder

  4. El problema se complica aun más cuando partimos que el PIB es un índice basura y cuando consideras que es imposible crecer siempre.
    Esto ya no es una patada hacia delante, esto es simplemente vendarse los ojos, o quizá ya sacarse los ojos.

    un saludo

    Comentario por karkkos — 3 agosto 2015 @ 12:43 | Responder

  5. SI a esto añadimos que los mismos refinanciadores de la deuda, los bancos y fondos de inversion, han jugado al casino de los derivados entre ellos y con la gente muy rica, por cantidades astronomicas que no tienen fundamento real, la imagen de la zombie puede ser aun mas dramatica y para algunos, entre los que me incluyo, ilusionante, el gigante zombie con pies de petroleo se esta empezando a comer a si mismo, la hora de la guerra del capital.

    Por no caer en la espiral del melodrama, empecemos a sacar la cabeza y queramos ver la luz, yo solo la veo a traves de las monedas sociales que se fundamenten en servicios y productos basicos y tangibles, ese es una parte del paradigma de la ecorevolucion, otro seria que la gente vuelva al campo de forma ordenada y paulatina

    salud

    Comentario por zalgorf — 3 agosto 2015 @ 13:55 | Responder

  6. Y todo esto lo llaman “rescate”! Anda ya…. A las barricadas! Кто был никем тот станет всем!

    Comentario por katyusha — 4 agosto 2015 @ 21:33 | Responder

  7. Pues lo he entendido mucho mejor ahora que leyendo artículos de la prensa, o sea que agradecido. Respondiendo a la pregunta de cuando se quedará el rey desnudo, fijaos en el documento (no es difícil encontrar datos parecidos en otras partes, algo bueno tienen los EUA en temas de transparencia):
    http://www.eia.gov/petroleum/drilling/pdf/dpr-full.pdf
    Veréis el mapa de fracking en los EUA con las ” seven most prolific areas (…) These seven regions accounted for 95% of domestic oil production growth and all domestic natural gas production growth during 2011-13). Fijaos en las caídas del rig count, que es el número de pozos de extracción, y en las curvas totales de producción, que ya indican fuertes picos de bajada. Estos datos, a pesar de que son de Julio, reflejan los balances de marzo, porque van con retraso. Que no os confundan las curvas ascendentes de barriles diarios de los nuevos pozos, porque no reflejan la producción agregada de los pozos, solo la de los nuevos. Lo interesante están en las curvas típicas de “peak oil”. La situación del fracking es ya crítica, y por ahí va a petar otra vez la bolsa, porque (si no recuerdo mal, debería revisar el dato) la deuda de las empresas de este negocio ruinoso asciende a algo así como 700-900 mil millones de dolares, o sea casi en el orden de magnitud del PIB de España por decirlo toscamente. Cuando esto pase, más pronto que tarde, se producirá seguramente una tercera ola de recesión global. Lo único “bueno” es que es más que probable que suceda antes de las elecciones y se lleve de un soplido los alfileres de los que cuelga la tan cacareada recuperación Mariana. Agarraos que vienen curvas.

    Comentario por Pablo — 6 agosto 2015 @ 5:05 | Responder

  8. Me surge una pregunta, y si cada vez dedicas más de tu presupuesto a cubrir la deuda? por ejemplo, mi PIB es 100, crece al 1% y mi deuda (=100% del PIB) al 3% de interés. Mi balance al cabo de un año es que tengo 101 y debo 103. Y si entonces dedico el 7% de mi PIB a devolverla? entonces al cabo de otro año tendré en mi cartera 101*1,01 = 102,01 y deberé 106,09. Como he dedicado el 7% del 102,01, es decir 7,1407, puedo reducir mi deuda a 106,09-7,14 = 98,95. Lo que es otra cuestión es que estado puede dedicar el 7% de su PIB (que representa un porcentaje mucho mayor de los prespuestos del estado, no?) a pagar deudas. En España representaría el doble más o menos, un 14% de los PPGG

    Comentario por Pablo — 6 agosto 2015 @ 5:23 | Responder

    • Existe gente que participa asiduamente en este blog mucho más preparada que yo para responder a esta pregunta. La cuestión es cómo podría un estado aumentar significativamente el porcentaje del PIB que se dedica a pagar la deuda sin que eso derivara en una disminución del PIB de dicho estado. Actuando de esta manera lo que podría pasar es que aunque la deuda se redujera en términos totales, el porcentaje de ésta en relación al PIB aumentaría. Eso aparte de que un estado ha de tener otras prioridades además de la de pagar la deuda y esas prioridades podrían quedar desatendidas, aunque entiendo que cuando preguntas a ver qué estado puede dedicar el 7% de su PIB a pagar la deuda te refieres más o menos a esto.

      Comentario por Arnotegi — 6 agosto 2015 @ 12:20 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: