La mirada del mendigo

14 septiembre 2015

Costa Rica

Filed under: ecología — Mendigo @ 7:08

Costa Rica es uno de los pocos países que se atrevió a acabar con la mafia castrense que parasita sobre la sociedad civil, a la que amenaza. Efectivamente, en 1948 esta república centroamericana abolió el ejército, lo que le ha permitido ahorrarse, además de una poco despreciable partida presupuestaria que ha podido dedicar a otros menesteres (la educación, concretamente), la amenaza golpista que ha pendido siempre sobre los gobiernos de la región. Efectivamente, Costa Rica ha sido uno de los países con mayor estabilidad democrática de la zona, y es el más adelantado de sus vecinos en los índices de desarrollo (analfabetismo, malnutrición, criminalidad…).

En 1998 aprobó una Ley de Biodiversidad que fue, en su momento, una de las más avanzadas del mundo en la protección de los espacios naturales y los seres que en ella habitan (este diminuto trozo del planeta, poco más grande que Aragón, alberga el 4% de la biodiversidad que aún conservamos)

Pues bien, hace tres años sorprendió al mundo por ser el primer país en pasar una ley que prohíbe la caza, así como el uso de especies salvajes como mascotas. La ley sigue permitiendo la caza de subsistencia, pero no la caza recreativa, deportiva; el brutal entretenimiento de perseguir, acosar y matar a animales. De esta forma, se priva de la fuente de ingresos que supone el negocio que gira en torno a la caza y captura de animales salvajes, esperando compensarlo con la expansión del turismo ecológico en el que este país está especializado. Ahora sólo queda que haya más occidentales que estén dispuestos a pagar por ver un animal vivo, en su medio, que por dispararle.

Y ahora, ha dado un paso más en el camino de la preservación al abolir los zoológicos. Efectivamente, las casas de fieras son otro atavismo patético que llevamos arrastrando. En ellas se exponen animales vivos como atracción circense, pese a que lo que pasea tristemente por las jaulas son cadáveres vivientes, pues la cautividad les ha privado de las destrezas y capacidades propias de su especie (como un pájaro enjaulado, cuyas alas atrofiadas pierden la capacidad distintiva de su clase: volar).

¿A que suena civilizado?

4 comentarios »

  1. Costa Rica está el primero en mi lista de países migrables por todo lo que expones. Estoy llegando a mí límite de resistir la hijoputez hispanistí; mejor me voy con los ticos.

    Comentario por Morrigang — 14 septiembre 2015 @ 9:35 | Responder

    • Tampoco te creas, que en todas partes cuecen habas e hijoputas los hay en todas partes. Pero desde luego, lo está haciendo bastante mejor que otros países de su entorno y, en el tema de la conservación, que cualquier otro país del mundo.

      Comentario por Mendigo — 15 septiembre 2015 @ 12:52 | Responder

  2. No sabia q Costa Rica fuera tan avanzado en estas politicas, tomemos nota. Lo unico q discrepo un poco es el el tema de los zoo, siempre y cuando esten planteados de otra manera, intentando reproducir su habitad y que lo noten lo menos posible. No todos tenemos la suerte o oportunidad de visitar africa, asia… Y creo q la unica manera de querer y respetar la naturaleza es conociendola.
    Eso si no estoy de acuerdo con los circos o similares.

    Comentario por miguelito — 15 septiembre 2015 @ 9:38 | Responder

    • Pero cómo vas a reproducir el habitat de un oso polar (baquisa polar), de un león (sabana africana) o un tigre (bosque tropical lluvioso) en, por ejemplo, Madrid? Pero ya no es cuestión de las temperaturas, sino todo un medio que no es posible reproducir en otra zona climática, los animales y plantas con los que interacciona. Pero, además y, sobre todo, es que estos animales tienen territorios de caza de kilómetros cuadrados. Aunque a ti te parezca que el foso de los leones del zoo de Madrid, que es de los mejores, es amplio, es el 0,00001% del territorio que esa especie necesita.

      En un zoo no se conoce la Naturaleza. Un león no es sólo un montón de huesos y músculos recubiertos con un bonito pelaje, sino una pieza de un intrincado mecanismo que se llama ecosistema (en este caso, la sabana). Si yo ahora te doy una pequeña rueda dentada. ¿Qué valor tiene? Claro, porque puede ser una pieza de un mecanismo de relojería, pero a ti esa pieza, aislada, no te dice nada ni te sirve de nada. No conoces más el reloj, porque yo te enseñe una pieza. O incluso un cajoncito de piezas, todas desordenadas. Sin armarlas, sin ponerlas en relación, es sólo un montón de chatarra.

      Para conocer a ese león, hay que estudiarlo en su medio natural, las relaciones que establece en condiciones de libertad entre individuos de su especie y con otras especies. Por supuesto, eso significa que ni tú ni yo veremos jamás a un león directamente. Pero a mí no me importa, me basta con saber que está ahí. Pero no hace falta irse tan lejos. Yo sé que aquí, en los mismos caminos que pateo, hay tejones, erizos, nutrias, comadrejas, lobos…pero son animales tan esquivos, muchos de ellos de hábitos nocturnos, que nunca seré capaz de verlos con mis propios ojos (si no es atropellados en una cuneta). No me importa, que yo los vea no es importante, porque no son parte de ningún espectáculo para entretenerme. Lo importante es que estén ahí, cumpliendo su función en la maquinaria. Eso es Naturaleza. Una pieza suelta, como está en un zoológico, no es Naturaleza. La Naturaleza es el mecanismo funcional, no cada una de sus partes. El Retiro no es Naturaleza. El jardín botánico no es Naturaleza. No es malo, es muy interesante, pero no se le puede llamar Naturaleza.

      Un león, sin sus instintos, capacidades y comportamientos, ya no es un león. Un león acostumbrado a que cada día le echen la comida, en vez de a buscarla en un territorio inmenso, no es un león. Es una especie de embalsamamiento, sin pasar por el taxidermista: está vivo, pero para la Naturaleza es como si estuviera muerto.

      Comentario por Mendigo — 15 septiembre 2015 @ 13:11 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: