La mirada del mendigo

6 noviembre 2015

Lemosin

Filed under: fotos — Mendigo @ 17:07

En este viaje por la Francia profunda, el hilo conductor ha sido el río Dordonha, y su afluente, el Vesera. Seguir su curso, con amplios desvíos, ha sido la excusa para ir conociendo a su paso dos territorios de la antigua marca septentrional de Occitània, Lemosin y, para la próxima entrada, Peiregòrd.

N.d.M: Como es costumbre en este espacio, valoramos la diversidad cultural y preferimos el original al sucedáneo; así que procuraré respetar la toponimia original del lugar que visito, en este caso la occitana. Por eso os prevengo que quizá los nombres os parezcan raros respecto a la adaptación francesa (le Périgord, le Limousin, la Dordogne, la Corrèze, la Vézère… Sanjenjo, Puentecesures, Ginzo…).

+
+
+
+
+
+
+
+

Detalle en la antigua iglesia abacial (del cenobio ya no queda nada al aire) de Visoas.

Curioso como una perdida villa puede conservar un edificio tan espléndido. No sólo por la decoración, que aquí tuvieron que trabajar de los mejorcitos maestros de la época tallando los capiteles y modillones, sino también por las mismas dimensiones del edificio: la bóveda tiene una luz que no encuentras en algunas catedrales coetáneas.

+
+
+
+
+
+
+
+

Colonjas, una muy turística villa totalmente volcada al turismo. Su pecularidad es evidente: está enteramente levantada con esta curiosa arenisca roja (con algún bloque de caliza blanca que contribuye a destacar aún más el rubor).

+
+
+
+
+
+
+
+

Vanessa cardui, que a pesar de su nombre no sólo acude a los cardos sino también a estas tardías flores de hiedra.

+
+
+
+
+
+
+
+

Los franceses llaman a esto un château, aunque la traducción no sería obviamente castillo (que sería un château-fort) sino casona o, en en gallego, pazo (que tampoco se debe traducir al castellano como palacio, el significado de las palabras evoluciona de forma diferente en distintos idiomas, a partir de una raíz común).

Como éste hay miles, y cientos de los más grandes. No es desde luego el más imponente, pero por lo que sea me gustó como me quedó la foto. Está apartado, junto a una iglesia de origen románico, de una pequeña villa llamada Afièu.

+
+
+
+
+
+
+
+

Las gargantas del Dordonha, en la confluencia con el Dièja, cerca de la aldea de Sent Nazari.

+
+
+
+
+
+
+
+

Interior de la absolutamente fantástica iglesia abacial de Bel Luec. Aunque la abadía fue fundada en el s.IX, no fue hasta comienzos del s.XII que empezó la construcción del templo “moderno”.

Si pasáis algún día por ahí, también altamente recomendable darse un paseo por la cité intramuros, con bastantes casas góticas y renacentistas.

+
+
+
+
+
+
+
+

Creo que sólo con esta foto, la identificación se presenta imposible.

+
+
+
+
+
+
+
+

Esta aldea, Linhairac, está poco después de Colonjas, pero aquí ya la piedra recupera de nuevo un tono más habitual.

+
+
+
+
+
+
+
+

Me pareció conmovedor el empeño por aferrarse a la vida de este haya, tumbada pero no vencida.

+
+
+
+
+
+
+
+

La parte baja de la villa de Torena, desde las murallas del castillo.

+
+
+
+
+
+
+
+

Issoria lathonia

+
+
+
+
+
+
+
+

Los famosos órganos de Bòrt, que no dejan de ser una cornisa rocosa como tantas otras. Eso sí, desde aquí se abre una espléndida vista sobre la Auvèrnhe, teniendo a vista desde el Puèi de Sant Circ al Puèi Domat.

El fondo está quemado, realmente es una foto mediocre, pero quería mostrarla para que se pueda apreciar la densidad y, sobre todo, variedad del dosel arbóreo. Y no es la excepción sino la norma, ya podríamos ir tomando nota. Eso sí, entre toda la variedad, ni un solo eucalipto: esos quedan para países subdesarrollados, España, Portugal, América Latina…

+
+
+
+
+
+
+
+

Un denso bosque de alerces cerca del monasterio de Port Dieu.

+
+
+
+
+
+
+
+

Interior de la iglesias de Visoas, con una curiosa representación de Cristo sedente inscrito en una mandorla (almendra mística, representación de un coño teológico).

+
+
+
+
+
+
+
+

Skyline de otra de esas villitas que parecen congeladas en el tiempo, Curamonta.

+
+
+
+
+
+
+
+

N.p.i. sp., ni de la flor, ni de la arañita haciendo rappel.

+
+
+
+
+
+
+
+

El enésimo château del viaje, éste cerca de Sent Bonet.

El burrito que asoma el lomo, al percatar nuestra presencia, se puso a saludarnos con estruendosos rebuznos.

+
+
+
+
+
+
+
+

Una de las cascadas de Albuçac. Desde un merendero donde se puede dejar el coche, hay dos bucles que nos llevan a cinco cascadas. Pero ésta, la de Murel, es la única a la que conseguí sacarle alguna foto que valiese más o menos la pena.

+
+
+
+
+
+
+
+

Colonjas, la roja.

+
+
+
+
+
+
+
+

La misma mismita Vanessa de antes (fijarse en el desgarrón del ala derecha), embriagada de polen no me hacía ni puto caso, y así pude aprovechar.

+
+
+
+
+
+
+
+

Las Tors de Merle, un conjunto fortificado sobre el río Marona, cuyos elementos principales se construyeron entre los siglos XII y XIV.

Cuando lees el término inexpugnable, piensas en una fortaleza más o menos como esta. Con todos sus edificios en buen estado, debía ofrecer un aspecto aterrador al atacante. Y, sin embargo, fue tomada. Los ingleses, en la guerra de los Cien Años, consiguieron hacerse con dos torres, que luego tuvieron que abandonar. Y luego, fue una plaza fuerte de los calvinistas, hasta que los señores los desalojaron de allí.

+
+
+
+
+
+
+
+

Y bueno, supongo que cuando dices que vas a viajar a Francia, la gente se figura la puta foto de sonrisitas con la Tour Eiffel al fondo, les Champs Élysées, le Louvre, Montmartre, la grandeur de la France et tout cette mèrde. Realmente, el 99% de París, bien podrías estar en cualquier otra ciudad europea que no notarías ninguna diferencia (salvo el idioma de los carteles). Arquitectura del s.XVIII en adelante, perfectamente intercambiable. De hecho, en el 95%, bien pudieras estar en Sabadell o Leganés.

En cambio, en el rural, cada país tiene sus peculiaridades, y no tienen mucho que ver la arquitectura tradicional del Lemosin, con las que veremos a continuación del Peiregòrd, a pesar de ser vecinas. Y, por supuesto, nada que ver los paisajes, donde el roble va dando paso a la encina, los manzanos a los nogales y los valles encajados del curso alto, a los amplios meandros del Dordonha en su curso medio.

Espero que este paseo por el corazón rural de Francia no os haya decepcionado por su falta de grandeur (el de Île de France se construyó sobre la depredación de las provincias) y glamour, y os emplazo al siguiente capítulo.

+
+
+

9 comentarios »

  1. Hola Mendigo:

    Al ver en la última de las fotografías que ilustran tu entrada esa especie de cabecero de cama haciendo la función de cercado, he creído que se te había colado una foto de una paisaje gallego… luego, viendo lo espeso de las manchas de caducifolios y viendo que ninguna de ellas mostraba el menor rastro de cerillazo, me he dado cuenta de lo descabellado de mi idea.

    Preciosos lugares.

    Un saludo.

    Comentario por Daniel Pérez — 6 noviembre 2015 @ 20:07 | Responder

    • Buenas, Daniel!

      Digamos que podría ser un buen ejemplo de cómo sería Galicia, si los gallegos tuviésemos un poco más de conocimiento. Y mira que en el rural francés, hay buenos ejemplares de garrulo, eh? Pero no son tan palurdos, miserables, malnacidos de arruinar su propia tierra, con el mechero y los putos eucaliptos.

      Premio al comentario ácido del día.😉

      Saludos!

      Comentario por Mendigo — 6 noviembre 2015 @ 20:30 | Responder

  2. Buenos días.

    Por eso merece la pena luchar…

    Comentario por Franjosé — 7 noviembre 2015 @ 10:31 | Responder

    • En eso estamos, procurando concienciar al personal con los humildes instrumentos que tengo a mi alcance. Ahora, no sé si sería mejor emplear una maza de obra con ciertas cabezas obtusas…

      Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2015 @ 0:29 | Responder

  3. He enlazado este post desde mi site. Estoy pensando en ponerle más categorías…

    Comentario por juanmanuelgrijalvo — 7 noviembre 2015 @ 13:36 | Responder

    • Anda, un blog ferroviario! Nunca me había pasado por tu casa, y me voy a quedar un rato revisando entradas. Especialmente aquellas con repercusiones macroeconómicas, como las del AVE, aunque la vida de Patxiku también me ha parecido muy curiosa. Por cierto, sabías que en Islandia, hace pocos años, derogaron una ley del s.XVII que permitía matar vascos? Por lo que sea, en pleno s.XXI, nadie se había molestado hasta entonces en retirar, de cuando los balleneros vascos competían con los escandinavos en sus aguas.🙂

      Nada, al ver la historia de ese hombre se me vino a la cabeza la anécdota.🙂

      Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2015 @ 0:19 | Responder

  4. ¡Qué maravilla! Tengo que ver Las Tors de Merle, ¡vaya lugar! Y la piedra rojiza de Colonjas me encanta.

    Comentario por wenmusic — 8 noviembre 2015 @ 23:40 | Responder

    • Si quieres más indicaciones, avisa. Fíjate que sólo he subido las fotos que me han parecido más potables, pero también hemos pasado por otros sitios que podían ser tanto o más interesantes, pero por lo que sea no he conseguido sacar nada mínimamente válido.

      Por ejemplo, en las Tours de Merle (es así como te las vas a encontrar en todos lados), si quieres librarte de pagar, basta con que vayas por la mañana (en esta época abren sólo de tarde) y te cueles por el lado derecho de la entrada, que hay varios maderos abiertos en la empalizada.🙂

      Qué quieres, somos españoles, hay una reputación que mantener… (el agujero no lo hice yo, al menos el de ese castillo). XDDDDDDDD

      También tengo backdoors de otros sitios, como La Madelaine o el Château de Ventadour. Si quieres, pide y te cuento.

      Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2015 @ 0:28 | Responder

  5. La historia pesa también y, por ello, esa ignorancia gallega frente a la Francia que recibió mientras nosotros sobrevivíamos. Los gallegos, a tapar el agujero con lo que podíamos y gracias. La historia pesa y se precisa tiempo para ir aprendiendo, mejorando… Es justo añadirlo de alguna manera.

    En otro orden de cosas, ¿qué puedo decir de estas fotografías? Son las mías y no otras. No hay nadie que se te parezca, que se os parezca. Esos ojos, conservadlos. Desde luego, los franceses deberían contrataros ya. Aún no entiendo cómo no lo han hecho, cómo no se han acercado a cortejaros…😉

    Comentario por Campurriana Campu — 22 noviembre 2015 @ 9:09 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: