La mirada del mendigo

22 noviembre 2015

¿Por qué la guerra?

Filed under: internacional — Mendigo @ 12:59

Supongo que la mayoría no necesitaréis este vídeo sobre los antecedentes del conflicto sirio, pero me ha parecido un notable resumen:

Ahora habría que desarrollar muchos de esos temas, como el panarabismo, la ideología baazista, los intereses geoestratégicos rusos o lo poco eficiente que es transportar el gas natural qatarí en metaneros en vez de hacerlo fluir por ductos a Anatolia y, de ahí, a Europa.

Sobre ésto sí que puedo aportar algo más.

En resumidas cuentas, almacenar y transportar metano (CH4, lo que comúnmente se llama gas natural) es un verdadero dolor de huevos. A diferencia del petróleo, que es líquido en condiciones ambientales, el metano es un gas. Además, no es como el butano o el propano, sino que es un gas de los de verdad, muy orgulloso de serlo. Para forzarlo a cambiar de fase, tenemos que someterlo a un proceso de enfriamiento bestial. A presión ambiental, licua a -161,5ºC. Bajar algo a esa temperatura es jodido, pero bajar 116.000 toneladas de algo cada día, que es la producción de la planta de licuefacción de Ras Laffan (Qatar) con sus 11 trenes de licuado, cuando la temperatura exterior supera los 40ºC, ya os podéis imaginar que supone un esfuerzo ciclópeo.

¿Cómo se logra? Pues el esquema básico es el mismo que una nevera para enfriar la comida o un aire acondicionado para enfriar una habitación, pero imaginad el tamaño de la nevera para bajar de 40ºC a -162ºC a más de cien mil toneladas al día. Y ahora, imaginad la energía que debe consumir esa nevera (no es eléctrica, la cascada de compresores son movidos quemando el propio metano).

¿Y para qué lo queremos líquido? Bueno, esto no lo he dicho y quizá haya a quien no le resulte obvio. Para reducir su volumen a la 1/600 parte, y poder así almacenar en el espacio limitado de un barco una cantidad apreciable de gas natural. Estos son los metaneros, que viene a ser un petrolero con enormes jorobas que contienen ese líquido a temperaturas bajísimas. Por supuesto, a pesar de estar bien aislados los depósitos, parte de ese líquido pasa de nuevo a gas (desprendiendo una energía llamada calor latente de vaporización, que ayuda a mantener frío el líquido que queda, que es el sabio mecanismo de un botijo) y se quema en los motores para impulsar el propio navío.

Por cierto, no lo he comentado, pero como curiosidad: si siguiésemos enfriando el metano un poco más allá, a partir de los -180ºC pasa a ser sólido, hielo de metano. Pero es irrelevante ya que este cambio de fase no implica una reducción de volumen apreciable que justifique la energía empleada en convertirlo.

Y toda esta energía empleada en licuar el gas, es desperdiciada porque cuando los metaneros arriban a puerto, es liberada al ambiente en pura pérdida en las plantas regasificadoras, que inyectan el metano, ya de nuevo en estado gaseoso, a las arterias de la red de gasoductos europeos, japoneses, coreanos… En realidad, lo que se “libera” es frío, o más rigurosamente se usa el calor del agua del puerto (cuandos estás a -161ºC la fría agua de Mugardos te parece que es un jacuzzi) para devolver el metano al estado gaseoso.

El resto, es evidente: tirando un gasoducto desde la península arábiga a la anatólica, podría llegar el gas qatarí (y saudí, emiratí y yemení, pero el grueso de la producción lo tiene Qatar) a Europa de forma mucho más eficiente y competitiva. Dicho de otra forma, podrían competir en precio y volumen con Gazprom, el gigante gasista ruso. Que, por cierto, y esto sí que seguro que lo sabéis: la mayor parte del gas ruso debe llegar a Europa por…Ucrania. ¡oh, qué sorpresa!

Por cierto, el gráfico está desactualizado. El Nord Stream, el gasoducto que cruza el mar del Norte, está operativo desde hace tres años, ahora lo que se plantea es aumentar su capacidad. El ramal sur sugerido es el Trans Adriatic, que es sólo una de las tres propuestas para evacuar el gas ruso rodeando a Ucrania por el Sur. Las otras dos son Nabucco (el cual ha sido recientemente puesto en pause debido a las fricciones entre Moskva y Ankara por la inestimable vista gorda de estos últimos al suministro de tropas y pertrechos a las milicias yihadistas y contrabando de crudo) y el South Stream (en el que Rusia quería cortar por lo sano y prescindir de Turquía, pero que ha sido detenido por las presiones de la UE a Bulgaria, que muy a su pesar ha renunciado a ser el punto de entrada a Europa del gas ruso).

Por cierto, ¿y cuál es el interés de Europa en todo esto? Está claro: diversificar todo lo posible la oferta, para tener mayor capacidad negociadora y poder bajar la factura energética. Además, claro está, de aumentar la seguridad de suministro.

Y una guinda: esta infraestructura, en cualquiera de los casos, podría ser también utilizada para evacuar el gas de un aliado circunstancial de Rusia: Irán. El número uno y el número dos de las reservas probadas de gas natural.

El tercer escalón del podio es Qatar. Pero cualquier trazado imaginable para enlazar Arabia con el ramal caucásico debe a la fuerza pasar por…Siria. Un país gobernado por la minoría alauí y gran aliado del campeón chií: la República Islámica. Caramba, caramba.

+

NOTA: Todo lo anterior no quita que el Corán sea una continua exhortación al sectarismo y la violencia, la base de una ideología supremacista tan intolerante y criminal como el nazismo (o peor, de tener los medios). El islam es a esta guerra como el aceite que lubrica un cojinete para que siga girando sin griparse, cuando no el propio combustible. Allahu akbar!

Afortunadamente, el islam fue descafeinado durante siglos por las sociedades musulmanas que fueron buscando, como nosotros, un compromiso entre religión y civilización. Pero como una mala película de zombies, regresa periódicamente con ramalazos rigoristas (os sonarán los almorávides y los almohades). El último es el wahabismo (que vendría a ser el Opus o el Yunque en el mundo católico), subvencionado con los beneficios de los hidrocarburos.

No se puede entender cabalmente este conflicto sin conocer el Q’ram. Sigo emplazándoos a leerlo. Y sí, sé que es un esfuerzo porque es una colección de botaratadas que salieron de la boca de un caravanero analfabeto. Si el contenido es deprimente, el estilo es patético.

14 comentarios »

  1. La versión pakistaní del islam poco le tiene que envidiar a la saudí de hecho los talibanes se formaron en Pakistan (el país de los puros). En cuanto al gaseoducto a Europa creó recordar que pasaría por el fondo marino para no depender de los turcos y resto de países por los que pasaría.

    Comentario por Corvo de Anllons — 22 noviembre 2015 @ 16:22 | Responder

    • Pakistán, por razones obvias, mucho ojito. Es un país con cabezas nucleares y, al mismo tiempo, un país en el que el hombre más buscado puede vivir plácidamente en su casita, con sus mujeres, en una zona residencial al lado de una academia militar.

      Telita.

      El gasoducto, te refieres al South Stream. Pasaría…tiempo condicional. Pasaría si Merkel no hubiera impuesto a Bulgaria su veto:
      http://www.euractiv.com/sections/energy/majority-bulgarians-want-south-stream-be-built-311225

      Comentario por Mendigo — 22 noviembre 2015 @ 16:42 | Responder

      • Una muestra mas de la libertad de los pueblos en la Ue😉

        Comentario por Emilio Fernandez Alberti — 22 noviembre 2015 @ 17:33 | Responder

        • Hombre, hasta cierto punto entiendo también la necesidad de actuar de común acuerdo. La cuestión es que siempre son los intereses de unos los que prevalecen sobre los demás. Porque Merkel no se opuso al Nord Stream, que suministra a Alemania directamente desde Rusia. Es más, como ya digo, se está duplicando su capacidad. Pero que los Búlgaros disfruten de esta conexión, eso sí que da demasiado poder a Gazprom?:/

          Comentario por Mendigo — 23 noviembre 2015 @ 11:18 | Responder

          • Digamos que el chollazo de su predecesor en el cargo algo tuvo que ver, que lo de las puertas giratorias no es patrimonio exclusivo de nuestro país.

            Comentario por Corvo do Anllons — 23 noviembre 2015 @ 19:15 | Responder

  2. El veto de la Merckel va encaminado a disminuir la influencia que pueda lograr Rusia por medio del gas y evitarle problemas al Nabucco. El gaseoducto quatari pasaría de Siria bordeando Chipre a Europa. Con lo que se solucionaría la dependencia del gas ruso. Aunque creo que se trata de un movimiento a medio plazo ya que Europa ha empezado a trabajar en el desarrollo de reactores nucleares de Torio con lo que a largo plazo veo que no se usaran tantos ciclos combinados e igual el gas queda para automoción. El Nabucco como proyecto para traer gas del caucáso serían una patada en las partes de Gazprom que los rusos no se pueden permitir y de hecho ya han “convencido” a los gobiernos de la zona a usar las infraestructuras de Gazprom.

    Comentario por Corvo do Anllons — 22 noviembre 2015 @ 20:17 | Responder

    • La batimetría del mediterráneo no es la de mares someros como el Mar Negro o el Mar del Norte.

      Chipre es una isla en disputa, y su zona económica exclusiva alcanza todo el Mediterráneo oriental:
      http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/etudes/join/2009/431602/IPOL-PECH_ET(2009)431602_ES.pdf

      Es decir, o te metes en aguas profundas, o pasas sí o sí por Chipre, que es otro conflicto no resuelto. En cualquier caso, cómo alcanzas el mar? O por el Sinaí o por Israel, no hay otra. A ver, qué opción te parece peor? El Sinaí es una tierra de nadie. El gobierno egipcio bastante tiene con garantizar la seguridad del Canal, pero una infraestructura de cientos de kilómetros a través del desierto es indefendible. Y que el gas y el petróleo árabes pase y deje beneficios en Israel, no es políticamente asumible.

      Si fuera tan sencillo evitar Siria, hace años que estaría tirada la línea.

      Por lo demás, evidentemente de acuerdo con Nabucco. Además es un trazado al que Rusia tiene un difícil acceso por lo buenas que son sus relaciones con Georgia.🙂

      Comentario por Mendigo — 23 noviembre 2015 @ 0:17 | Responder

  3. Siempre se puede pasar por el lado griego y en cuanto a la profundidad el gaseoducto Orán Algeciras (no la misma distancia) pero creo que también tiene tramos bastante profundos, técnicamente es posible, económicamente….

    Comentario por Corvo do Anllons — 23 noviembre 2015 @ 1:45 | Responder

    • Ps: por Siria hay que pasar si o si.

      Comentario por Corvo do Anllons — 23 noviembre 2015 @ 1:49 | Responder

    • Si la pasas por el lado griego (y recibe portazgo por ello), los turcos pían. Si la pasas por el lado turco, viceversa.

      Por lo demás, es cierto, el de Orán (que no Omán, que eso queda en el quinto pino) también cruza el Mediterráneo a mucha profundidad, así que técnicamente viable sí que es. Supongo que es una función de costes, como todo en este puto mundo…

      Comentario por Mendigo — 23 noviembre 2015 @ 10:58 | Responder

  4. Un pequeño comentario, que no debería desdecirse al respeto de todo lo que importa de verdad (el núcleo geoestratégico, lo que importa), puesto que es meramente técnico.

    Al aumentar la presión, muchos gases (incluyendo el metano), suben su temperatura de licuación. Eso sí, al comprimirlos, se calientan.

    Pero, en el fondo, lo que se viene a decir, es el concepto de Tasa de Retorno Energética, TRE para los amigos. Aunque el metano tenga un buen aporte energético, su uso ‘malgasta’ una fracción importante de energía sólo en el transporte y almacenamiento, con lo que el rendimiento energético global en realidad es menor que para el petróleo. De ahí la dificultad de que llegue a sustituir al petróleo en muchos de sus usos.

    Comentario por Beamspot — 23 noviembre 2015 @ 8:52 | Responder

    • ¿?¿?

      Pero Beamspot, en el intercambiador de calor el metano está muy próximo a la Patm. Y en los tanques de crionización del metanero, lo mismo: 1,06 bar. Ahora mismo, sobre Galicia, tenemos la cola del Anticiclón de las Azores, y estamos a 1.026 mbar. Ese 5% ayuda un poco a licuar, pero no cambia el panorama general.

      Lo de la TRE…lo de siempre, queréis convertirla en lo que no es. No tiene nada que ver con la susceptibilidad de reemplazar al petróleo. Pero nada. Podría ser rentable una energía con TRE<1.

      De hecho, el metano ha sustituido ya al petróleo y al carbón en muchos de sus usos con ventaja: desde generación de energía eléctrica a calefacción, pasando por muchos procesos de la industria química. Queda la automoción, que se enfrenta al gran problema del almacenamiento. Pero la TRE no tiene nada que ver, sino el coste. Si sea la TRE que sea, el coste es más competitivo que el petróleo, será un rival.

      Comentario por Mendigo — 23 noviembre 2015 @ 11:15 | Responder

  5. […] Además de la diversidad de las fuerzas, es un conflicto que tiene múltiples capas que se entremezclan: una geoestratégica (potencias globales y locales se reposicionan), otra religiosa (suní-shía, teocracia-laicismo), una económica (los gasoductos)… […]

    Pingback por El avispero sirio | La mirada del mendigo — 18 febrero 2016 @ 21:59 | Responder

  6. […] de estos un vídeo en dos entregas sobre la Democracia, del mismo autor que consiguió explicarnos la guerra civil siria en cinco minutos (y con notable acierto, […]

    Pingback por ¿Por qué decimos Democracia cuando queremos decir oligarquía? | La mirada del mendigo — 27 febrero 2016 @ 17:36 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: