La mirada del mendigo

25 diciembre 2015

Sobre el pucherazo electoral

Filed under: democracia — Mendigo @ 3:14

Creo que uno debería poder sentirse orgulloso del espacio que ha creado, cuando tiene dificultades para encontrar tiempo de leer su propio blog. Muchas gracias por vuestras contribuciones al debate, tantas veces más interesantes que el mismo cuerpo principal del artículo.

Y bueno, antes de que creáis que me ha poseído el espíritu navideño y me tenga que empezar a cagar en Dios…os sugiero un par de artículos sobre el plato tradicional de la democracia burguesa. Escojo de cada uno unas líneas, las que más me han llamado la atención.

La culpa no fue D´Hondt
El origen del calificativo de “maquiavélico” para referirse al sistema electoral español fue pronunciado por primera vez por Óscar Alzaga, catedrático de Derecho Constitucional, diputado de UCD y además uno de quienes diseñaron el sistema electoral vigente. Como él mismo reconoce en su Comentario sistemático a la Constitución Española de 1978, el encargo era formular una ley a través de la cual el Gobierno (de UCD) pudiese obtener mayoría absoluta a partir de una intención de voto de apenas un tercio.

+
+
+

Revelaciones que se suman a las conocidas declaraciones de Calvo Sotelo o Herrero de Miñón: 30 años después, reconocen que uno de los objetivos de la Transición era “desactivar” al PCE

+
+
+

Y otro enlace que expone muy bien cómo una minoría de ayer, los cuadros del Estado tardofranquista, impone su voluntad sobre las mayorías sociales de hoy.

La reforma constitucional será enjuague o no será

[…] por medio del sistema de reforma “fácil” [de la Constitución] que ya se ha empleado dos veces, por exigencias de la integración europea, la última de las cuales, la del 135 CE, demostró como ninguna otra experiencia cuán sencillo es emplear el sistema cuando el cambio no es tanto una reforma pura sino más bien un enjuague constitucional: pactado desde arriba, por dos partidos hegemónicos, sin debate público, ni apenas parlamentario, en agosto y por la vía rápida. Todo perfecto. Pero si hay que reformar en serio algo, con debate, para cambiar cosas, sobre temas relevantes, y aunque se cuente con mucho apoyo social… sin el de uno de los dos partidos tradicionalmente hegemónicos o, por seguir con el ejemplo hipotético usando los resultados del ayer, necesariamente del PP… la Constitución deja bien claro que no habrá manera:

Artículo 167 CE.

1. Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos de cada una de las Cámaras. Si no hubiera acuerdo entre ambas, se intentará obtenerlo mediante la creación de una Comisión de composición paritaria de Diputados y Senadores, que presentará un texto que será votado por el Congreso y el Senado.
2. De no lograrse la aprobación mediante el procedimiento del apartado anterior, y siempre que el texto hubiere obtenido el voto favorable de la mayoría absoluta del Senado, el Congreso, por mayoría de dos tercios, podrá aprobar la reforma.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación cuando así lo soliciten, dentro de los quince días siguientes a su aprobación, una décima parte de los miembros de cualquiera de las Cámaras.

Resumiendo todo mucho, hacen falta 3/5 de los diputados y mayoría absoluta en el Senado como mínimo. Con 2/5 (117 diputados, que el PP tiene en esta legislatura) o mayoría absoluta en el Senado (que también tiene), puedes bloquear todo lo que quieras. Y ya está. Nada puede hacerse sin ti. Punto. Da igual cómo de amplio sea el consenso. O es una práctica unanimidad, uno de esos “consensos” de la Transición (a pesar de que la Constitución española del 78, por supuesto, no requirió de esas mayorías amplísimas para ser aprobada) que tanto se invoca siempre, o no se juega. Ni siquiera hay opción de que, aprobado por mayoría de las cámaras, caso de no lograrse las exigidas mayorías cualificadas, se pase a votar en referéndum, por ejemplo, y que decida la gente. Nada. Simplemente, o se tienen esos mínimos o no se juega. Y recordemos, además, que esto es el procedimiento “sencillo” de reforma constitucional. Muy fácil para los enjuagues rápidos desde arriba, pero imposible para reformas de calado que no cuenten con el apoyo de los partidos hegemónicos del régimen y deban construirse desde abajo y con mucha discusión pública y debate político. Sin los grandes partidos, sin uno de ellos al menos (curiosamente, y luego veremos por qué, uno muy concreto), sencillamente, no se puede jugar aunque haya amplias mayorías en otro sentido.

Mención especial merece recordar, además, que la capacidad de bloqueo del Senado se limita a disponer en esa cámara de una mera mayoría absoluta, y ello por mucho que en el Congreso pueda haber mayorías amplísimas a favor de la medida. Es decir, que por mor del maravilloso sistema electoral del Senado, que prima a la España que prima (conservadora, rural y castellana, básicamente), se pueden producir anomalías democráticas enormes. Se deja así todo atado y bien atado hasta el punto de que, si volvemos por ejemplo a los resultados de ayer y planteamos una hipotética pretensión de reforma con esa situación, sería posible que una fuerza con un mero 30% de los votos tuviera una mayoría absoluta comodísima en esa cámara y pudiera bloquear cualquier intento de cambio simplemente porque, como le ocurre al PP, es un partido con mucha mayor implantación en ciertas zonas de España.

Parece sencillo entender que con este modelo de bloqueo es complicadísimo reformar la Constitución. No sé si vale la pena, además, recordar las normas aún más extremas y el rutilante papel del Senado, por ejemplo y para más inri, en la reforma agravada. Pero allá va:

Artículo 168 CE.

1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Titulo preliminar, al Capítulo segundo, Sección primera del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.
2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación.

Es decir, que el bloqueo aquí lo tienes ya garantizado, simplemente, con un tercio de senadores. Nada que ataña a la Monarquía, por ejemplo, puede cambiarse sin la aquiescencia de ciertas partes del país, por mucho que ni mucho menos sean poblacionalmente las más importantes. Son, simplemente, las que mandaban durante el tiempo previo a la Constitución y suministraron las elites que la redactaron, siempre desde arriba, muy preocupadas en preservar su poder y en tener en su mano los mecanismos constitucionales para que no se desmadrara la cosa. Como ha sido el caso, de hecho, a lo largo de estos 40 años, donde este sistema de consensos amplísimos y bloqueo de las reformas ha funcionado como un reloj, favorecido por la ausencia de cualquier pretensión seria de cambio pero, a su vez, alimentando la inexistencia de estas pretensiones con las enormes dificultades que impone la tarea de acometerlas y tener éxito en esas aspiraciones.

En definitiva, y como decía al principio, los españoles estamos empezando a descubrir (aún no en concreto, pero vamos viendo la posibilidad) lo que es “ser catalán”. Y por ello me refiero a ese sentido de “ser catalán” consistente en poder formar parte de una mayoría muy sólida y articulada que quiere ciertos cambios y mejoras pero que ve, una y otra vez, cómo ciertas minorías que representan a los valores conservadores y del statu quo, a los poderes económicos tradicionales y a las generaciones que redactaron reglas hace varias décadas, pueden imponer sus soluciones sin problemas si así es su voluntad y aunque esa posición sea ya a estas alturas muy minoritaria. En tales condiciones, los españoles empezamos a descubrir cosas divertidas. Como, por ejemplo, para qué servía el Senado, ese órgano que pensábamos que en realidad no cumplía función alguna positiva pero tampoco ninguna mala más allá de servir de aparcamiento -caro- de políticos en retirada, y que a la postre es un instrumento de blindaje del reparto de poder territorial y económico y de instituciones como la Monarquía. O descubrimos cosas como que hemos de empezar a asimilar y ver con ejemplos (¡por primera vez!) por qué el sistema electoral, diseñado por la UCD en tiempos preconstitucionales, es como es y no hay interés alguno en cambiarlo. Un diseño muy inteligente para lograr, sobre todo con el Senado y a partir de algunas cosas como la circunscripción provincial, fijar ciertas estructuras de poder con independencia de la evolución social y democrática del país.

+
+
+

Bueno, creo que en este último me he pasado copiando, pero expone la situación tan clara y descarnadamente, que no podía quedarme en un par de líneas. Pero vamos, que basta con revisar los artículos 167 y 168, reflexionar durante unos pocos segundos, y llegar a la misma conclusión: la Constitución está cerrada con un candado de dos llaves, y se necesita el concurso de ambas para abrirla. Y ya sabéis en poder de quién están esas llaves.

Y el núcleo duro de la Constitución, está además blindado incluso en el caso de debacle electoral. Que el bipartidismo obtenga menos del 30% de los votos, con un sistema electoral que precisamente favorece el bipartidismo y sobrerepresenta la España rural y reaccionaria, entra dentro de la categoría de “Apocalipsis varios”, del cielo lloverá sangre y todo eso. El artículo 138, expresado en la lengua del vulgo, viene a decir: reformaréis la Constitución cuando las ranas críen pelo.

Sólo un simple se pondría a observar la rana, a ver cuándo semejante acontecimiento ocurre.

Si no gobierna la voluntad de la mayoría, gobiernan los intereses de la minoría. De una minoría de hace cuatro décadas.

+
+
+

18 comentarios »

  1. Feliz Navidad hijo mío

    Ya liberado del yugo de los malignos efluvios del fariseo de mi medio hermano ruego a tu caridad el poder colocar este pequeño afiche tan devoto y adecuado a estas pías festividades en las que el obispo de Córdoba, mi admirado Mosén Demetrio Fernández, derrama generosamente su sabiduría sobre las desorientadas testas de estos tiempos locos que nos ha tocado vivir y en el que se nos advierte, muy atinadamente a mi juicio, sobre el poder corruptor de una tecnología poco acorde con las enseñanzas del Altísimo y de la excesiva ambigüedad en los roles de genero modernos.

    No os olvidéis: Domingo 27 a las 12 de la mañana en la catedral de Córdoba.

    “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz y buena voluntad para con los hombres!! (Lucas 2:14)”

    Vide in pace Mendicus

    Cucufato que te veo.

    Comentario por Bosco Busca Bronca — 25 diciembre 2015 @ 10:29 | Responder

    • jajaja

      Comentario por javier — 25 diciembre 2015 @ 10:50 | Responder

    • He llegado al 0:46. Soy ya muy viejo para escuchar botaratadas, mi detector de charlatanes llevaba pitando desde que abrió la boca.

      De todas formas, ya he leído lo que me quieres enseñar, y no puedo decir que me sorprenda. El macho, muy macho. Y la mujer, dando calor al hogar. Pf!

      Por cierto, de puta madre en Polonia:
      http://internacional.elpais.com/internacional/2015/12/24/actualidad/1450956640_384418.html

      Los húngaros del Jobbik y todo eso.

      Pero ya incluso la civilizada Dinamarca enseña la patita fascista:
      http://www.lavanguardia.com/internacional/20151218/30895666011/dinamarca-confiscara-joyas-refugiados.html
      Para vomitar.

      Y llegamos hasta el punto de censurar una exposición de fotografía:
      http://www.xatakafoto.com/actualidad/la-policia-danesa-clausura-la-ultima-exposicion-de-mathilde-grafstrom-por-ser-indecente

      ¿Ves? No hace falta ser musulmán para ser subnormal. Los cristianos, a poco que se lo propongan, pueden ser tanto o más paletos. La civilización no es más que una capita que, a poco que se rasque con la uña, salta y deja al descubierto en animal de bellota que hay debajo.

      Comentario por Mendigo — 25 diciembre 2015 @ 12:10 | Responder

      • Decía Buñuel que una de las cosas que más le marco de la GCE fue el hecho que los del bando vencedor no demostraron ninguna piedad ni grandeza moral para con los vencidos siendo que los primeros estaban más cultivados por razones obvias (eran los que tenían el dinero y, por tanto, acceso a la educación) con lo cual -y con un martini en la mano- desconfiaba mucho de las bondades del conocimiento y la cultura. Es una pena que baste una crisis lo suficientemente profunda y sostenida para ver hoy -como ayer- una parte cada vez mayor de aquella clase media surgida de las cenizas de la II GM tirándose en brazos de semejante gente. Se ve que una parte muy importante del electorado teme por su piso en propiedad y su cochecito en el garaje en la idea de que “de fuera vendrán que el trabajo te quitaran”: pena de tanta sangre derramada para llegar a esto. Cuan acertado en su diagnostico estuvo Ortega y Gasset.

        No quiero ser cenizo -menos en Navidad- pero todo esto no augura nada bueno.

        De los polacos y su ultracatolicismo, con el superviviente de los Kaczyński a la cabeza, me lo esperaba pero que esta marea negra comience a afectar a países de peso y tradición en la UE empieza a ser preocupante (con la Marine Le Pen encima de nuestras cabezas). Lo de Dinamarca intentando saquear a los refugiados es tremendamente repugnante (que será lo siguiente?: pedir la prostitución de mujeres y niñas para costear su manutención).

        Ascazo.

        Si dejo a Bosco colgar las burradas de su gremio es con la esperanza de que así, descarnados y al natural, quede el personal inmunizado de contemporizar con según que ideas.

        Venga va, para compensar tanto almíbar navideño te dedico canción del gran Álvarez Guedes.

        Creo que no pocos compartimos con el cubano los mismos sentimientos con respecto a estas fechas.

        Apertas

        Comentario por fouche — 25 diciembre 2015 @ 14:00 | Responder

        • JOJOJOJOJO

          Qué bueno. Me cago en arbolito…

          Sobre la reflexión de Buñuel…me parece tramposa, como pedirle peras a un olmo. Está confundiendo la instrucción con la educación. Cuántos críos de buena cuna pueden prepararse para ser buenos profesionales, siendo humanamente un escombro. Tradicionalmente se ha considerado la areté como característica propia de la clase alta (aristocracia). Por supuesto, ya ellos sabían que no toda la clase alta la cultivaba, pero era excepcional encontrarla en la clase baja (y se explicaba por ser un bebé real abandonado entre pastores, etc). Después de algunos añitos pateando este mundo, habiendo conocido mucha gente, puedo resumir que buena parte de la clase baja es una bazofia, la totalidad de la clase media y la mayor parte de la clase alta.

          Quod natura non dat, Salmantica non præstat. Se refiere a la inteligencia, pero quien no mama el honor en la teta de su madre, no se puede esperar que sea luego la asignatura de un grado. De hecho, pocos especímenes me he encontrado de menor categoría moral que los profesores universitarios, la mayoría un fraude con patas.

          Comentario por Mendigo — 26 diciembre 2015 @ 1:04 | Responder

    • Por favor, lo he soportado con hercúleo esfuerzo hasta el minuto 2:54… Ya!!! Lo siento, lo siento… de cabeza al infierno!!!

      Comentario por Ruben Sentis — 26 diciembre 2015 @ 21:35 | Responder

      • Consuélate, Rubén. Si en el cielo está esta caterva, en el infierno se debe estar de cojones, una vez espulgada la Humanidad de fascistas. Para ellos el cielo, y así monten una dictadura militar con los querubines y serafines con uniformes de las SS.

        Comentario por Mendigo — 28 diciembre 2015 @ 3:42 | Responder

  2. […] Origen: Sobre el pucherazo electoral […]

    Pingback por Sobre el pucherazo electoral | Matad al mensajero — 25 diciembre 2015 @ 13:18 | Responder

  3. muy bueno tron
    siento no poder añadir nada (¿para qué c…. escribo esto?)

    Comentario por escaiguolquer — 26 diciembre 2015 @ 0:33 | Responder

    • Bueno, a mí me alegra leerlo.😉

      Comentario por Mendigo — 26 diciembre 2015 @ 1:05 | Responder

  4. Yo soy un poco trilero y lo primero que se me ocurre viendo lo difícil de cambiar algo con un senado así es cambiar primero el senado.
    Pregunto, desde la ignorancia: sería posible dividir cada provincia grande (poblacionalmente) en mini provincias de 20.000 habitantes (aunque fuera con carácter temporal para evitar la hecatombe administrativa) y volver a convocar elecciones?
    Si fuera posible hacer algo así, el senado sería más representativo de las grandes ciudades (en mayor o menor medida dependiendo del número de subdivisiones)
    El peligro es que las proporciones del congreso también se verían afectadas…

    Comentario por Rafael — 26 diciembre 2015 @ 2:47 | Responder

    • Al revés: cuanto más pequeña sea la unidad electoral, más tiende el sistema al bipartidismo (o unipartidismo). Fíjate en el sistema anglosajón con pequeños condados.

      Realmente, el legislativo no debe representar ni más ni menos a las grandes ciudades, o a tal o cual provincia. Debe representar a las personas, independientemente de donde vivan. Una persona, un voto, todos con el mismo valor. La Democracia es de los ciudadanos, no de los territorios.

      Comentario por Mendigo — 26 diciembre 2015 @ 4:33 | Responder

  5. Mas bien tiende al unipersonalismo porque el diputado se lo tiene que currar para ser reelegido (En Inglaterra yo lo he visto al diputado ir al domicilio de un votante a resolver una queja un sábado a las 8 de la tarde)
    Luego el partido depende de ellos y no al revés, porque a las elecciones se pueden presentar varias personas por el mismo partido por el mismo distrito.
    En cualquier caso prefiero reelegir a uno que se lo curra y me atiende que no a un perfecto desconocido que en mi vida veré, excepto si sale en la tele por imputaciones varias.
    ¡Y ellos son los que hacen las leyes!

    Comentario por josemanuel55 — 26 diciembre 2015 @ 20:12 | Responder

    • Ya, pero y si al que votas no es mayoritario en tu distrito y no sale elegido? Y si pasa lo mismo en la circunscripción de al lado, en la otra, en la otra…

      Al final, el parlamento así formado no ofrece un reflejo fiel de la pluralidad ideológica de la sociedad. Y un parlamento es legítimo en la medida que sea representativo de la voluntad política de la sociedad.

      Comentario por Mendigo — 28 diciembre 2015 @ 3:40 | Responder

  6. Felicitarte por el post, me ha encantado.

    Lo que yo quiero añadir ya lo ha escrito otra persona (y seguro que mejor), os dejo el link, texto corto pero intenso:

    http://www.enriquedans.com/2015/12/tiempo-de-politica.html

    P.D: ¿Por qué estamos donde estamos? Con el post de Mendigo y el enlace de Enrique Dans la pregunta queda respondida. Gracias a los dos😉

    Comentario por Ruben Sentis — 26 diciembre 2015 @ 21:26 | Responder

    • Gracias! Pero ya digo, el mérito no es mío, sino de los autores de ambas entradas.😉

      Pero ya digo: es que basta leer la Constitución, artículos 167 y 168 del procedimiento para su reforma.

      Comentario por Mendigo — 28 diciembre 2015 @ 3:38 | Responder

  7. Reblogueó esto en Noticias Terráqueas.

    Comentario por barbabarbone — 27 diciembre 2015 @ 14:46 | Responder

  8. […] y no tiene ninguna vía para modificarlo y adaptarlo a los tiempos. Si comentábamos que las vías de modificación de la Constitución Española establecidas en la misma suponen un blindaje de facto, en el Islam el cerrojazo está echado hasta […]

    Pingback por ¿Islam radical? Eso no existe | La mirada del mendigo — 11 abril 2016 @ 22:42 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: