La mirada del mendigo

5 enero 2016

Эй ухнем!

Filed under: arte,Música — Mendigo @ 3:04

Lamentablemente, este espacio ha ido dejando de lado lo necesario, acuciado por lo urgente.

Me propongo reparar, siquiera mínimamente, esta falta. Os propongo una canción tradicional rusa, muy famosa, que pasó al castellano (vía Manuel de Falla) como “Los remeros del Volga”. Durante el romanticismo, los compositores dieron la espalda a los palacios imperiales y se volvieron hacia el pueblo, para alimentarse de su espíritu. El nacionalismo musical rescató y valorizó, por primera vez, todo un caudal musical que, hasta entonces, había discurrido ajeno a la música culta. Esta canción en concreto, fue recogida por Balakirev (uno de los cinco de Moskva, con Rimsky, Borodin, Mussorgsky…) y publicada en su libro de música tradicional en 1866.

Me permito sugerir esta interpretación, desprovista de cualquier otro acompañamiento musical que no sean las propias voces. Atención al bajo profundo, tan característico de la liturgia ortodoxa, que desciende hasta cerca de los 40 Hz, las profundidades abisales de la voz (para que os hagáis una idea, el umbral de audición humano está entre los 20 Hz y los 20 kHz aproximadamente, para un oído joven).

Bueno pues, de remeros, los cojones. El título de la canción (y de esta entrada) viene a significar “Eh, ¡tirad!”. Es una canción de labor, como aquí tenemos las de siega o malla, pero de una labor muy jodida. En la Rusia zarista, regida durante siglos con un sistema feudal bajo el signo de la cruz, los hombres hacían el trabajo de las bestias, demasiado valiosas para reventarlas. No son remeros, sino Бурлаки (pronunciado “burlaki”, plural de Бурла́к). Que yo sepa, no existe un vocablo en castellano que traduzca este término ruso [ver comentario a pie de página], así que lo más breve y preciso que se me ocurre sería “animal de tiro humano”. Efectivamente, los Бурлаки no remaban (tarea completamente estéril a contracorriente en las grandes arterias fluviales rusas, el Volga, el Dnieper…). Los barcos hacían el viaje de ida arrastrados por la corriente, llevando madera, carbón o mineral a las zonas costeras. El viaje de vuelta, contracorriente, contrataban el tiro de un conjunto de hombres (o mujeres) que halaban del barco desde la orilla.

No es un método extraño, lo he encontrado descrito por ejemplo en el transporte de cargas por la red de canales franceses. Lo particular es emplear seres humanos para un trabajo que, en otras partes del mundo, era oficio de una recua de mulas o una yunta de bueyes. En la Rusia blanca, tradicional y cristiana, era más económico usar a un grupo de campesinos (мужик).

Unos pocos años más tarde (1873), Ilya Repin se inspiró en esta canción para pintar la que quizá sea su obra más famosa: Бурлаки на Волге (Burlaki en el Volga)

(clic para agrandar)

Tomó sus modelos entre los mismos burlaki y, como nota curiosa, el modelo que coloca el primero en el tiro (Водолив) era un sacerdote excomulgado cuya presencia fascinó al joven pintor.

Este bestial oficio aún era requerido en el siglo XIX, aunque la revolución industrial, con el motor de vapor, lo fue haciendo innecesario hasta que fue prohibido, en 1929, tras la revolución bolchevique. Por lo tanto, coexistió con otra revolución, la del nitrato de plata, lo cual nos permite conocer el aspecto de algunos de estos hombres:

+

Y no sólo hombres se usaban como tiro.

Y si son más débiles, basta con enganchar más.

+
+
+

Para finalizar con las artes, y siguiendo el tema del ámbito ruso, os propongo una película: Mandariinid (Mandarinas), del georgiano Zaza Urushadze.

Ambientada en el conflicto de Abjasia en 1992, cuando se independizaron de Georgia, y cómo unos estonios étnicos se ven atrapados… bueno, mejor la veis y me contáis si os ha gustado (está en la mulita, en VOS). Dato curioso: generalmente los personajes se comunican en ruso, la lingua franca del Cáucaso, pero al volverla a ver con una rusoparlante me dijo que cuando hablaban entre los dos personajes de la aldea no entendía nada, así que debe ser que se comunicaban en… estonio (también una lengua eslava).

+
+
+

Y para despedir esta entrada, algunas fotos más de Бурлаки que he encontrado:

+

+

(clic para agrandar)

+

+

+

+
+
+

FE DE RATAS: Gracias a la impresionante cultura de Juan Manuel Grijalvo, ante la cual no puedo menos que descubrirme, corrijo alguno de los datos ofrecidos: sí que existe un término castellano para referirse a los Бурлаки: sirgadores, los que halan de una sirga, por el camino de sirga, paralelo a la orilla.

Por otra parte, debería haberme molestado en comprobar que el estonio no es una lengua eslava, sino ugrofinesa (como el húngaro o el finés), de la familia de las lenguas urálicas.Por lo tanto, ni siquiera son indoeuropeas, como el ruso, el letón o el lituano…o las romances. Pido humildes disculpas por el error.

Finalmente, Juan Manuel me indica que la tracción humana también ha sido usada en los ríos y canales de China (no sé por qué no me sorprende).

26 comentarios »

  1. El director Fernando Bernal Ferber rueda estos días en Plentzia el cortometraje titulado Zirgariak, una película protagonizada por la actriz azpeitiarra Kontxu Odriozola que recoge el oficio de las sirgueras.

    Este corto evoca la figura de estas mujeres que realizaban uno de los trabajos más duros de la zona portuaria bilbaína, que consistía en arrastrar en gabarras ría arriba hasta Bilbao las mercancías que llegaban en los grandes buques.

    Entre los siglos XVI y XVII, se empleaban bueyes para arrastrar las gabarras. Después, fueron los hombres los que empezaron tan ardua tarea, pero finalmente tuvieron que delegar en sus mujeres como consecuencia de la guerra carlista y la hambruna.

    En palabras de Ferber, este antiguo oficio era “muy duro” puesto que las mujeres trabajaban “de sol a sol”. Los buques de cierto calado no podían pasar de Olabeaga, por lo que era preciso trasladar las mercancías en gabarras hasta Bilbao. Las mujeres arrastraban en hilera las gabarras mediante una soga que llevaban ceñida al cuerpo, labor que realizaron hasta inicios del siglo XX.

    La película cuenta en su reparto con 5 actores, entre los cuales figuran Nati Ortiz, Maite Aguirre y Kontxu Odriozola, muy conocida por su participación en la películas como Hamaseigarrenean aidanez o en la exitosa serie de televisión “Goenkale”. En esta ocasión, la veterana actriz interpreta el papel de Casilda, una sirguera que lleva “la voz cantante de su grupo”.

    también en el canal de castilla había que empujar a las embarcaciones cuando iban a contracorriente pero lo hacían con animales

    Comentario por zumalakarregi — 5 enero 2016 @ 16:53 | Responder

    • De hecho el mediometraje fue grabado en 2006 y está colgado en youtube.

      Hoy en día, la tracción humana forma parte de los “herri kirolak”, aunque no se refiera específicamente a las sirgueras.

      Comentario por Arnotegi — 5 enero 2016 @ 19:44 | Responder

      • Muchas gracias a ambos. No tenía ni idea de que aquí también se hubiese empleado la tracción humana en el arrastre de embarcaciones. Sí que sabía de casos de extrema pobreza, en el que el tiro del arado era realizado por una persona, lo cual ya me paría el alma sólo de pensarlo.

        Comentario por Mendigo — 6 enero 2016 @ 3:18 | Responder

  2. Madre mía, la verdad es que aún hace cuatro días que salimos de la cueva, y aún no todo el mundo. Estamos en pañales… Pero avanzar, avanzamos pasito a paso.

    Comentario por wenmusic — 5 enero 2016 @ 20:48 | Responder

    • Realmente, estudiar la Historia más allá de las salas de los palacios, las condiciones de vida de la plebe… es para echarse a llorar. En serio, alguna vez he leído cosas que me han dejado con un nudo en la garganta, el pueblo reducido a condiciones que hoy veríamos inaceptables para un animal, mientras la clase propietaria bailaba en los salones y se regalaba con pasteles.

      Comentario por Mendigo — 6 enero 2016 @ 3:20 | Responder

      • Qué cantidad de vidas transcurridas en la penuria y la miseria. Nosotros, aún con nuestros problemas, deberíamos dar frecuentemente un pasito atrás y observar este tipo de cosas, para valorar lo conseguido con lucha y no darlo por supuesto, y para valorar la suerte de haber nacido en un lugar y una época en la que podemos vivir en una cierta libertad y unas condiciones dignas. Aún queda mucho que evolucionar, claro, pero también se lleva andado un poco, y debemos tenerlo presente, que lo olvidamos con frecuencia. Es normal, uno parte de su situación, y busca estar mejor.

        Comentario por wenmusic — 6 enero 2016 @ 18:38 | Responder

  3. Efectivamente en el Canal de Castilla ya existía los caminos de sirga por lo que se remolcaban las embarcaciones a contracorriente por tracción animal.

    Lo que desconocía absolutamente es que se hubiera utilizado la tracción humana en Euskadi aunque solo fuera por circunstancias excepcionales.

    El caso es que el cuadro de Ilya Repin me trae a la memoria algo que vi hace años…

    Son trabajadores del puerto de Chittagong (Bangladés) que por un salario de 4 U$ al día se dedican a remolcar y desguazar enormes buques viejos -entre metales pesados y amianto- en jornadas extenuantes de hasta dieciocho horas por jornada. Al puerto de Chittagong también se le conoce por ser el lugar concentrado más contaminado del mundo.

    El feudalismo se abolío incluso en Rusia pero tampoco veo que esta “libertad” de mercado globalizada sea mucho mejor para una inmensa mayoría.

    Apertas tothom !!

    Comentario por fouche — 5 enero 2016 @ 22:28 | Responder

    • Tremendas imágenes. Y por los burlaki ya no hay nada que hacer, pero por esta gente sí.

      Ahora que dices, el portaaviones Charles de Gaulle fue enviado a la India para su desguace, debido precisamente a su revestimiento ignífugo con amianto.

      Por lo demás, el feudalismo es sólo un sistema de relación social más que, como el capitalismo, se basa en la propiedad privada de los medios de producción y, por lo tanto, en la acaparación del plusvalor del trabajo por parte de esta minoría propietaria. Realmente, feudalismo, mercantilismo, capitalismo…es el mismo sistema adaptándose a las condiciones materiales y sociales de cada momento.

      Abraçadas, toliño!

      Comentario por Mendigo — 6 enero 2016 @ 3:25 | Responder

      • Mencionáis Bangladesh, colgáis fotos en las que aparecen las condiciones de vida infrahumanas en las que trabajan en el puerto de Chittagong, habláis de feudalismo, capitalismo, explotación… y todo ello me trae a la memoria el trabajo de Akash. No sé si lo conoceréis. A mi me parece bastante interesante. Os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo (en el caso de que no lo conozcáis ya).

        Saludos.

        Comentario por Arnotegi — 6 enero 2016 @ 7:08 | Responder

      • Ups… ¡¡el enlace!!
        https://gmbakash.wordpress.com/

        Comentario por Arnotegi — 6 enero 2016 @ 7:09 | Responder

        • Hay algunas tremendas. No se regodea en la miseria, sino que respeta la humanidad, e incluso belleza de los personajes.

          Muy buen fotógrafo, muchas gracias por compartirlo, tronk.

          Comentario por Mendigo — 6 enero 2016 @ 12:37 | Responder

        • Espera, vamos a subir algunas, a ver si a la gente le pica la curiosidad…

          +

          +

          +

          +

          +

          Comentario por Mendigo — 6 enero 2016 @ 12:48 | Responder

          • Del trabajo de Akash yo también resaltaría la forma en la que sabe encontrar -incluso dentro de la miseria de sus condicones de vida-, la belleza y la dignidad de las personas, y a través de ellas resaltar su humanidad. Porque una cosa que me resulta curiosa, por no decir lamentable, es la facilidad con la que detrás de un discurso buenista y pueril escondemos el desprecio hacia quienes, por ganarse el pan, aceptan unas condiciones laborales que a nosotros nos resultan inaceptables.

            Comentario por Arnotegi — 6 enero 2016 @ 13:39 | Responder

            • Pues tampoco conocía al señor Akash ni su trabajo; desde luego sus fotos son muy buenas y,en especial, sus retratos; me recuerdan el trabajo de Sebastião Salgado, famoso fotógrafo brasileño de temática y estilo parecido…

              (“Mineros del carbón”, Dhanbad /India 1989)

              (“Garimpeiro” -buscador de oro de la Amazonia- de Serra Pelada/ Brasil)

              (Izquierda-> “Menina sem terra”. A los cinco años Joceli Borges fue retratada por S. Salgado -1996- al lado de sus padres que peregrinaban por el interior del Paraná en busca de un lote de tierra. Derecha-> En 2012 con 21 años y casada vivía en un campamento del MST -Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra- en espera de la soñada y tantas veces postergada reforma agraria gubernamental).

              Por añadir algo más al debate decir que siempre ha existido polemica con la licitud de “embellecer” la pobreza, de hecho en el año 2000 Susan Sontag acuso al brasileño de utilizar de manera cínica y comercial la miseria humana al exponer de manera bella las situaciones dramáticas corriendo el riesgo de hacer perder su autenticidad. Personalmente creo que no hay lugar a tales acusaciones ya que estas fotos dignifican a sus retratados haciendo que, como espectadores, sintamos empatia por la humanidad que desprenden sus rostros y miradas.

              Ademas existe un ilustrisimo precedente.

              (“El bufón don Sebastián de Morra” -1645- de Velazquez)

              Notese con que respeto y cariño pinta el sevillano a un enano objeto de chanza y burla para solaz de la realeza de la época: sin duda grande, grandísimo Don Diego.

              A lo que dice arnotegui solo puedo comentar que no creo que sea secreto ninguno (creo que mendigo ya lo apunto una vez) que para gran parte de la humanidad más favorecida (incluida una porción de cierta izquierda de salón) estas situaciones de miseria sangrante (de las que tenemos buena parte de culpa) sirven más bien para poner en practica algo parecido a la antipática caridad cristiana que no cambia en ningún modo las causas objetivas de dicha situación pero sirve de buen “lavaconciencias”. Como bien dices desprecio y -esto lo digo yo- una supuesta “superioridad moral” del que se encuentra con el estomago bien lleno y ha olvidado que apenas un par de generaciones le separan de tener tierra debajo de las uñas; nada, no obstante, que no se cure cortando caña de azúcar a destajo en una plantación caribeña de sol a sol por 2 U$ día durante una temporada. Ahora que lo pienso, si se me permite la frivolidad, con tanta reforma y contrarreforma laboral,al tiempo, ya no hará falta trasladarse a Haití para experimentar emociones fuertes.:-/

              Como dice mendi el mismo sistema adaptándose a las condiciones materiales y sociales de cada momento pero, eso sí, con sus aspectos más aterradores fuera de foco para no herir la sensible mentalidad occidental no vaya a ser, pongo el caso, que dejemos de comprar “IPads”, pasemos de contratar paquetes vacacionales de una semana TI a Punta Cana por menos de 600€ o no adquiramos la barata ropa del Zara o las, más aun, increíblemente baratas prendas del Primark.

              Todo esto me recuerda una ilustración del “Manifiesto Comunista” que maneje en el bachillerato.

              Algo tal que así…

              y

              (Niños ingleses trabajando en la minería de carbón hacia finales del XIX – principios del XX. Era usual que chiquillos de hasta ocho años de edad trabajaran jornadas de 15h diarias por salarios de hambre en condiciones infrahumanas).

              Como decían aquellos simpáticos teutones: “arbeit macht frei”.

              Strong hugs for everybody too !! 😉

              Comentario por fouche — 7 enero 2016 @ 0:33 | Responder

              • ¿?¿?¿? Pero si éste comentario no estaba cuando empecé a contestar! Esta visto que debo recargar la página, al menos para no hacer el ridículo viniendo a decir lo mismo que tú (curioso que los dos nos hayamos acordado de Salgado).

                Un comentario al lienzo de Velázquez: al pintar las piernas en escorzo, limita la posibilidad de apreciar la deformidad que lo hace excepcional a los ojos de la gente, centrándose en la zona de torso-cabeza en la que se iguala con el resto de hombres y, al mismo tiempo, lo individualiza.

                Sobre la minería, me viene a la cabeza el dato de que un condenado a trabajar en las minas durante el Imperio Romano tenía una esperanza de vida de 2-4 años. Incluso los galeotes tenían un futuro más halagüeño. Estupendo sitio en el que meter a un niño.

                Como dice Wen, pese a todo, vamos avanzando. Aunque a veces nos parezca un ritmo desesperantemente lento, pero al menos no perder el terreno ganado, mientras capeamos el temporal y cogemos fuerzas para otro impulso civilizador. Pese a todo, los europeos somos la avanzadilla de ese esfuerzo, y vamos abriendo camino al resto de la Humanidad. Los enormes progresos conseguidos en América y Asia estas últimas décadas no hubieran sido posibles sin una referencia en la que fijarse. Sin ánimo de ombligocentrismo, con humildad pues también tendremos que aprender, pero creo que es importante que no olvidemos lo que hemos hecho bien (además de matar a millones todos los días)

                Chuß!

                Comentario por Mendigo — 7 enero 2016 @ 1:52 | Responder

                • Je,je,je

                  Curiosa coincidencia pero no tanto si observamos que la impronta de Salgado es bastante apreciable en el trabajo de Akash.

                  Muy bueno tu análisis técnico de Velazquez. Efectivamente el escorzo y la luz son las técnicas que emplea el pintor para llevar nuestra mirada al rostro de Sebastián de Morra para, de esta manera, individualizarlo resaltando su humanidad.

                  Si creo en la dualidad del ser humano no voy a ser yo el que niegue los grandes aportes que este nuestro continente ha legado al conjunto de la humanidad (quizás -creo que lo decía Sampedro- porque hemos sido muy tempraneros en horrores varios) y, aunque suene algo etnocentrista, me produce cierta inquietud que su luz se apague. No obstante ahí queda nuestra técnica, artes, conocimientos y derechos universales (aunque los pisoteemos más a menudo de lo que debiéramos) para la posteridad.

                  Y no nos obsesionemos con WT que el pobre anda bastante confundido y un simple calculo aritmético -tu que eres ingeniero- hecha por tierra sus razonamientos. A unos, pongamos , escasos 10.000.000 diarios la humanidad estaba aniquilada en el lapso de apenas dos años

                  Había un dicho que decía que si en Europa hay goteras fuera diluvia.

                  Ya que nos ponemos poliglotas…

                  Ciao caro bambino !

                  Esto me recuerda…

                  y en español…

                  Las lagrimas se me saltan, coño !!

                  Comentario por fouche — 7 enero 2016 @ 3:07 | Responder

            • Es lo que distingue el trabajo de fotógrafos como Sebastião Salgado de los pornógrafos de la miseria. Sí, son pobres; sí, viven en condiciones miserables. Pero no han perdido su condición humana; más allá de su difícil vida tienen ilusiones, deseos, esperanzas y amarguras, como todo hijo de mujer.

              Comentario por Mendigo — 7 enero 2016 @ 1:19 | Responder

  4. ¿Fue hecho aposta o es coincidencia que justo al terminar de leer la entrada se escuchen los aplausos del primer video?

    Como sea, brutal entrada, gracias por compartir.

    Comentario por nicflamel — 6 enero 2016 @ 0:01 | Responder

    • Los aplausos son para los cantantes, al César lo que es del César.🙂

      Es importante saber cómo vivía el 99% de la población, por mucho que los libros de historia se centren en los hechos del 1% que se apropiaba de su trabajo. Me alegro que te haya interesado.

      Comentario por Mendigo — 6 enero 2016 @ 3:28 | Responder

  5. No me lo creó. En pocos lados cuentan estas cosas. Yo pensaba que estas cosas quedaron atras con lo egipcios y romanos. 1929 prohibido!!!!?? Si eso fue antes de ayer!!!!
    Dura tmb la situación de la explotacion como la de Bangladesh, tanto la humana como la de su medio ambiente y todos somos un pocos cómplices, me da a mi.😦
    Un placer leer@s!!! A mi por lo menos me removéis la conciencia

    Comentario por Miguel — 6 enero 2016 @ 10:41 | Responder

    • Si quieres que te diga mi opinión…en 1929 fue abolido, sí, pero me figuro que ya estaba completamente en desuso, debido a la generalización de los motores de combustión externa (vapores). Se usaban personas porque eran más baratas que las bestias, y se abandonaron porque era más eficiente, barato, montarle a la barcaza un motor. Como muestra fouche, cuando aún es rentable machacar personas, se usan sin miramientos. Siempre habrá voluntarios, acuciados por el hambre.

      Comentario por Mendigo — 6 enero 2016 @ 12:26 | Responder

      • Efectivamente.

        Fue el cambio de modelo productivo que llego con la Revolución Industrial el que fue dejando desfasado y sin interés la necesidad de utilizar esclavos para el duro trabajo de la agricultura y la industria. Por poner un ejemplo el abolicionismo yanqui antes y durante la GC estadounidense se explica en gran parte por la competencia desleal que suponía para la industria del norte del país la mano de obra esclava del sur. Dicho sea de paso la canción “de labor” rusa viene a ser el equivalente eslavo de las “work songs” (antecesoras del “blues”) que entonaban los pobres negros de las plantaciones algodoneras de la américa confederada.

        Comentario por fouche — 7 enero 2016 @ 1:03 | Responder

        • Digamos que la esclavitud se ha metamorfoseado:
          http://www.marketwatch.com/story/most-americans-are-one-paycheck-away-from-the-street-2016-01-06

          Si el salario sólo te alcanza para pagar la manutención, que antes era provista por el amo ¿dónde está la diferencia? La capacidad de escoger al señor que te explota? Escasa y relativa, es él quien escoge, como en el mercado de esclavos.

          Comentario por Mendigo — 7 enero 2016 @ 1:26 | Responder

          • Pues sí tronk.

            Si el sueldo apenas te alcanza para comer y tu capacidad de ahorro es nula con lo cual cualquier pequeño imprevisto trastoca tu vida hasta limites insospechados (pongo como ejemplo tu enlace y varios casos cercanos que conozco) la diferencia con la esclavitud comienza a ser un matiz de índole jurídico más que otra cosa. Es el gran engaño del liberal-capitalismo: usted es libre para desarrollar sus aptitudes al mejor postor pero, claro esta, si no existe simetría en las relaciones de contratación entre trabajador y empresario pues toda esa teoría no es más que un montón de bosta de vaca. De hecho en tu siguiente entrada (“Lateralidad”) me vino a la cabeza en el tema de las relaciones contractuales a dos bandas (bien sea un matrimonio o un país dentro de otro país) el caso de la negociación colectiva sindical que no deja de ser una herramienta que se diseño precisamente para equilibrar la balanza a favor del trabajador. Con un mercado laboral desregularizado alguien se puede creer la cantinela “liberal” de que un currito solo y a pecho descubierto tenga la más mínima opción o peso para tan siquiera influir en sus condiciones de trabajo, máxime con un “ejercito de reserva” de -sin salir de España- 5.000.000 de desempleados. Sin simetría el trabajador se queda sin opciones a merced del capricho del capitalista de turno al que, en el mejor de los casos, malvenderá su fuerza de trabajo por un plato de lentejas.

            No es exactamente esclavitud pero se le parece mucho.

            Libertad para morirse de hambre parece más bien.

            Comentario por fouche — 7 enero 2016 @ 2:19 | Responder

  6. Apasionante tema y apasionante artículo.
    Por el el río Ebro desde Tortosa subían laudes (llauts) hasta las minas de carbón de Fallón y Escatrón (creo) ya en tierras aragonesas. Por el margen derecho del río existía un camino de sirga (cuerda) utilizado por los sirgadores (es la palabra que buscabas, ¿no?) humanos o bien por uno o dos mulos. Si el viento iba bien los laudes, que subían descargados, usaban una vela latina. De bajada, cargados hasta la borda con hasta cien toneladas de carbón, usaban principalmente la corriente, algo de remo y la vela si se podía. Los sirgadores, tres o cuatro y/o el mulo, bajaban bastante descansados.
    Respecto a la canción de los sirgadores del Volga, Manuel de Falla realizó una versión para piano en los años veinte que interpretó en varias ocasiones destinando la recaudación de los conciertos a ayudar a los prisioneros rusos de la primera guerra mundial y la revolución bolchevique.

    Comentario por Diego blasco — 6 enero 2016 @ 23:54 | Responder

    • Conocía la adaptación al piano de Falla, ni mucho menos lo mejor de su obra (en mi nada modesta opinión):

      Lo que me da rabia es no conocer el término “sirgador”, que ya varios me lo habéis señalado. No tenía ni idea de que aquí también se usase a personas para arrastrar las barcazas. Creía que, simplemente, era un concepto ajeno a nuestra cultura. ¿O también se le llama sirgador al que conduce el animal de tiro?

      Informándome sobre los burlaki, también leí que, cuando las condiciones lo permitían, desplegaban el velamen para apoyar y hacer más rápido el remolque.

      Muchas gracias por ampliar la información con tus comentarios.😉

      Comentario por Mendigo — 7 enero 2016 @ 1:35 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: