La mirada del mendigo

6 enero 2016

Lateralidad

Filed under: política — Mendigo @ 2:20

A veces me parece que el debate político tuviera lugar en un parvulario, con una maestrilla soltando simplezas a los niños del tipo “hay que ser todos amigos”, “tu libertad acaba donde empieza la del otro” o “no confundir libertad con libertinaje”. Esto está bien para el nivel intelectual de quien ha cursado Magisterio, pero se debería esperar un discurso más elevado entre la élite política (antes no existía el oficio de “politólogo” y, sin embargo, el tono del discurso era mucho más alto).

La última mamarrachada que se ha sacado de la manga el españolismo para bloquear cualquier modificación del status quo es la demonización de la unilateralidad. Supongo que al nivel de parvulario, la cosa tiene sentido: es mejor hacer las cosas de común acuerdo, quedando como amigos.

¿No es así?

No necesariamente, porque evidentemente si hubiera de antemano intereses coincidentes, el problema se hubiera resuelto hace mucho tiempo. La cuestión es cuando la relación sólo es deseada por una de las partes. Y voy a proponer un par de ejemplos muy sencillos.

Supongamos una sociedad que reconoce el derecho al divorcio, pero sólo cuando ambas partes están de acuerdo (por ejemplo la sharia, en el caso de que el divorcio lo pida la mujer (jula’), en el Islam el hombre no necesita del beneplácito de su esposa para darle boleto (taláq)). Bajo estas condiciones, si el marido obtiene provecho y satisfacción de la relación, podrá bloquear indefinidamente el ejercicio de ese derecho a su mujer. Esto se parece mucho a una mosca que es libre de volar hasta que no firme el contrato matrimonial. Pero en cuanto caiga en la red de la araña, ya no le será posible escapar si no es con la anuencia de ésta.

La cuestión es que, en muchos matrimonios, como en muchas conquistas territoriales, en ningún momento se le dio oportunidad a la novia de escoger pareja o rechazar a la propuesta (pero aunque así hubiera sido, toda persona y pueblo tiene derecho a cambiar de opinión). Un club del que no se puede salir es una secta, un hogar se convierte en una prisión.

Os propongo otro ejemplo, ya no hablando de la relación entre personas sino entre pueblos. En el s.VII a.C. los belicosos espartanos atacaron a sus vecinos mesenios, sometiéndolos a una condición de semiesclavitud: los periecos (no confundir con los ilotas, esclavos públicos).

Unos y otros sostenían con su trabajo el Estado espartano, produciendo alimentos y manufacturas para soportar el esfuerzo bélico de sus señores. Si aplicásemos la doctrina de maestrilla de parvulario al caso Mesenio, los periecos deberían haber demandado la buena voluntad de los espartanos para recobrar su perdida independencia, pues según esta doctrina toda escisión unilateral es condenable. Es entendible que los mesenios no estuvieran muy a gusto trabajando para su propio sustento y, además, para el de sus vecinos. Pero esta situación convenía obviamente a los espartanos, así que jamás hubiera podido recuperar Mesenia la libertad si hubiera debido recabar el consentimiento de los espartanos.

Y es que los sujetos, individuos o sociedades, se mueven por intereses. Por lo tanto, si pensamos un pasito más allá de un aula de preescolar, nos daremos cuenta que la exigencia de bilateralidad, de común acuerdo para la ruptura de pacto de convivencia (entre personas o sociedades) implica que ambas partes tengan interés en disolver esa unión. Con que exista una de las partes interesada en mantenerla, la exigencia de bilateralidad condena a la otra, la más débil, a someterse a los intereses, seguramente explotación, de la primera (ya que, impedida de romper el pacto, carece de una posición negociadora fuerte para negociar condiciones ecuánimes).

Si, por lo tanto, la ruptura unilateral de una relación es proscrita, la única salida que tiene el cónyuge que está a disgusto es convertir el matrimonio en un infierno, para convencer a la pareja de que mejor estaría solo. En el caso de los pueblos, este troleo es también violento, con atentados terroristas para convencer a la otra parte de que el coste de la unión supera a los beneficios. No necesariamente la violencia debe ser física, sino también se puede recurrir a la violencia económica, como muy inteligentemente comprendió Gandhi, pero la finalidad es la misma: que el balance de la unión le resulte negativo a la parte reacia a conceder el divorcio, muchas veces a un coste también alto de quien quiere la independencia.

La experiencia nos dicta que forzar el mutuo consentimiento para romper una convivencia conduce, en el caso de las personas, a una temporada de violencia larvada que puede tener consecuencias fatídicas, al hacer convivir a dos personas que se odian bajo el mismo techo. En el caso de los pueblos, sin duda la historia nos enseña que vetar una resolución unilateral es el inicio de una etapa cruenta, con pérdidas para ambos bandos.

Parece increíble que aún estemos empantanados en la trampa lógica de los sagrados vínculos del matrimonio entre personas y pueblos, en una época en la que todos hemos asumido que la convivencia supone el aceptamiento tácito del común acuerdo para continuarla. El común acuerdo se debe exigir para continuar con la relación; una vez que no se alcance el acuerdo se rompe automáticamente. ¿O queda alguien tan garrulo que no acepte que su chica le deje y pretenda forzarla a continuar la relación? Pues es lo que propone el nacionalismo español.

La cuestión es que éste es un principio lógico obvio, no sólo para relaciones entre pueblos o cónyuges sino para cualquier relación humana libre (y si no es libre, es forzada y, por lo tanto, violenta). Un ejemplo más simple: unos amigos deciden ir de pateada a la montaña. Para sumarse a la pateada, se debe exigir común acuerdo, no tendría sentido que a nadie le incluyesen a la fuerza, a no ser que estuviésemos en el ejército, es decir, una subsociedad no libre, autoritaria. Pues la argumentación de la clase política españolista reproducido en los medios (Franco estaría orgulloso de esos editoriales de El País) es que se debe exigir el común acuerdo para negarse a ir de excursión. Es decir, que deberías recabar el permiso de tus colegas para que te dejasen tranquilo en camita, en vez de ir a patear. Esto debería ser absurdo para cualquiera, pero desgraciadamente ése es el nivel del pensamiento político en la España del s.XXI: autoritario.

Una relación es un proceso de negociación continua en la cual ambos sujetos obtienen beneficios. En cuanto una de las partes no percibe la ventaja de continuar esa unión, ésta se rompe. Cierto, es más difícil que en la época en la que a la mujer (casi siempre el elemento débil) no le quedaba más remedio que cargar con lo que le hubiera tocado en suerte, sin oportunidad para el arrepentimiento. Ahora tenemos que ganarnos cada día a nuestra compañera, sin dar nada por hecho; sin duda más fatigoso, pero también más satisfactorio. Y es que la libertad no tiene precio.

Con la exigencia de bilateralidad, la infantil pretensión de que quedemos todos como amigos, lo que estamos fomentando es la violencia doméstica y el terrorismo independentista. En suma, sancionamos la opresión y sembramos la semilla del odio y la violencia como reacción ante la imposición.

La Libertad es el único valor absoluto; la Democracia, la única solución legítima a cualquier conflicto político.

+

12 comentarios »

  1. desgraciadamente el autentico poder no tiene que ver con el espejismo de la democracia y reside en bancos multinacionales y grandes fortunas.
    hemos visto como siriza ganaba las elecciones en grecia pero le han forzado a admitir lo que nunca hubiera querido para el pueblo griego.
    Los referenduns para la independencia en escocia y canada se han perdido por el miedo de la gente sabiamente inducido por la inmensa mayoría de medios en manos de los de siempre.
    El único cambio llegara solo , sin que hagamos nada cuando el capitalismo agote los recursos de la tierra y nos ahoge en la miseria ,la superpoblación el cambio climático y las guerras por los últimos pozos de petróleo.
    Después si sobrevive alguien podrá empezar de nuevo.

    Comentario por zumalakarregi — 6 enero 2016 @ 7:57 | Responder

    • Es que no basta con desear algo para que se realiza, hay que forzar al agua para que pase por tu molino. El mismo infantilismo de Syriza es el que aprecio ahora en el independentismo catalán: un brindis al Sol sin construir las condiciones para sostener el envite. Una payasada, vamos.

      Comentario por Mendigo — 7 enero 2016 @ 2:11 | Responder

    • La unilateralidad es recíproca y paralelamente buscada y encontrada!!! Hay mucho para-lelismo en este espejismo de banderas. Qué mejor que un conflicto Nacionalismo contra Nacionalismo, uno de nuestros vicios preferidos, para que sigan riendose de nosotros, haciéndonos un poco más imbéciles y un poco más esclavos. Con un escalofriante para-lelismo, cuando las noticias Nacionalismo vs Nacionalismo no son suficientes, la hiperinflada rivalidad Madrid-Barca es suficiente para que no tengamos que pensar demasiado por nosotros mismos.

      Es curioso que uno de los argumentos principales en la discusión Nación-Nación sea precisamente la pertenencia a un ente supranacional que como indicas ha hecho tragar a los ciudadanos griegos con la supremacía de los intereses de los bancos que en su avaricioso afán prestaron un dinero que no se podía ni se podrá devolver.

      Y sin embargo, una multinacional puede utilizar el entramado supranacional para reirse de los ciudadanos, que seguimos encantados con sus hamburguesas http://europa.eu/rapid/press-release_IP-15-6221_es.htm

      Y todo gracias a un pequeño gesto en Luxemburgo en el 2009…Ya se que no hace falta recordarlo, pero quién era quien en Luxemburgo en el 2009? El que les dice a los griegos que los impuestos hay que pagarlos!!! https://es.wikipedia.org/wiki/Jean-Claude_Juncker

      Y volviendo al espejismo de la democracia… la selección de fechas para las elecciones… cuantos escaños creeis que ha ganado Rajoy con la estratégica elección de fecha electoral post elecciones catalanas?

      Y qué os parece el paralelismo Rajoy-Mas “yo no me voy ni con agua hirviendo”? Digno de una competición Nación-Nación no? quién gana, el “aguanta Luis” o el “sí, he visto a Pujol, y qué?” aaaa los penaltis!

      Y para terminar la disgresión, una resolución del Consejo de Derechos Humanos http://daccess-dds-ny.un.org/doc/UNDOC/GEN/G14/082/55/PDF/G1408255.pdf?OpenElement

      A ver si leyendo el punto 1 de la misma adivinais quién votó en contra? Eso sí, el Trans-Atlantic Trade and Investment Partnership nos lo colarán, y seguiremos con las banderas.
      “Decide establecer un grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta sobre las empresas transnacionales y otras empresas con respecto a los derechos humanos, cuyo mandato será elaborar un instrumento jurídicamente vinculante para regular las actividades de las empresas transnacionales y otras empresas en el derecho internacional de los derechos humanos;…”

      Comentario por Juan — 7 enero 2016 @ 2:20 | Responder

  2. Muy de acuerdo. Pero le falta la segunda parte del asunto: cualquier decisión tiene un coste y una responsabilidad. En cualquier relación pactada libremente por las partes, si se decide romperla unilateralmente, hay que analizar si alguna debe algo a la otra.
    Por seguir con los ejemplos didácticos, no estaría muy bien que si hemos pactado de mutuo acuerdo que yo pongo un terreno a tu disposición y tú te comprometes a plantar maíz y nos repartimos la cosecha, yo decida que la relación me es incómoda cuando tú ya has plantado el maíz y te mande a paseo un mes antes de la recolección.
    Es verdad que en el caso de los territorios creo que este problema es más bien anecdótico (no creo que las inversiones puedan justificar ninguna retención contra voluntad del que quiere irse).
    Yo veo más problemas con el cambio de estatus de las personas en el territorio y creo que antes de ponerse a hacer referendums habría que dejar claras las condiciones. Ya que se va a obligar a la minoría a pasar por lo que decida la mayoría (como siempre) estaría bien, al menos, saber qué mayoría es necesaria para separarse (si basta con tener 1 voto más o hace falta un gran consenso) y cada cuánto se van a permitir votaciones de nuevo (cada año, cada 4…). Tampoco estaría mal que se supiese si algún territorio donde gane una de las opciones claramente puede separarse o quedarse con independencia de lo que haga el resto (quiero decir que no sé qué requisitos hay que cumplir para poder autodeterminarse, ¿podría el Gamonal separarse de Burgos?, ¿hace falta ser una región?, ¿tener idioma propio?…)

    Comentario por Javier — 6 enero 2016 @ 12:16 | Responder

    • Bueno, eso ya es otro tema. Tras reconocer el derecho a la autodeterminación de los pueblos, ahora deberíamos discutir sobre cómo se implementa.

      También es una discusión importante, pues por ejemplo cómo se reparta la carga de la deuda, puede hacer más o menos deseable una eventual independencia. Sobre la mayoría necesaria, yo no caigo en la trampa de las mayorías cualificadas y reforzadas. Si no gobierna la mayoría, lo hace la minoría, lo cual no es democrático. No concibo que en una toma de decisiones se pida más del 50% de los votos para aprobarla. Ahora bien, la secesión de un territorio es un fenómeno muy complejo y potencialmente peligroso, así que comprendo que se debería asegurar la firme voluntad del electorado. Yo propondría la celebración de un referendum para iniciar el proceso de desconexión, y otro al final de este proceso, antes de cortar los últimos lazos. Si en dos momentos diferentes, en circunstancias diferentes, tras haber iniciado el proceso de separación de estructuras, la ciudadanía sigue apoyando mayoritariamente la independencia, adelante.

      Por otra parte, nada impide que, en un futuro, ciertos territorios se volvieran a reunificar (o se integrasen por primera vez). Ahora bien, para esta unión, ahora sí, se necesitaría de la aceptación de ambas partes (como debería ser lógico).

      Requisitos para la autodeterminación? En realidad, los catalanes nunca han dejado de autodeterminarse, es decir, de reconocerse como nación, como sujeto político diferenciado de los pueblos vecinos. Me temo que se ha usado bastante mal este término. Pero vamos, entiendo lo que quieres decir. La respuesta es: cada sociedad debe ser libre de dotarse de las estructuras y órganos para su gobierno. Según en ejemplo que me propones, si los vecinos de Gamonal se reconocen a sí mismos como ente político diferenciado (se autodeterminan) y se quieren independizar de Burgos, perfecto. Pueden formar un ayuntamiento propio, o incluso una República independiente. Ahora bien, como dices al principio de tu comentario, deben aceptar el coste que ello implica. Es decir, si escogen independizarse de España, tendrán que calibrar la viabilidad de un barrio como Estado independiente, y aceptar las consecuencias de su decisión, las buenas y las malas. Lo mismo si se quisieran independizar como municipio. Pero en Democracia, se supone que ya todos somos mayores de edad políticos para tomar las decisiones y apechugar sin lloriqueos las consecuencias, no?

      Comentario por Mendigo — 7 enero 2016 @ 2:27 | Responder

  3. Como de costumbre, excelente entrada, mendigo.
    Solo una crítica se me ocurre y es con respecto al papel de los maestros de escuela:
    Los maestros somos personas debidamente preparadas, sabemos lo que enseñamos.
    Además sabemos enseñar, normalmente por formación autodidacta, ya que es algo que en nadie nos enseña.
    Si a estas dos capacidades, le sumas afrontar a diario clases de 35 alumnos de primero de negociación colectiva (mas conocido como primero de preescolar) donde además tienes que ejercer de juez de paz por un salario de mileurista y la precariedad de un peón albañil, y con las madres observando desde la valla de la obra, bastante hacemos, créeme, muy por encima del cumplimiento de nuestro deber, aunque a veces tan solo sea evitar que se maten.

    Comentario por josemanuel55 — 6 enero 2016 @ 12:26 | Responder

    • Muy buenas, Juan Manuel.

      No quisiera que te ofendieras, y tengo razones para estar convencido que tú eres una excepción entre tus compañeros: pero no sería sincero si no dijese que el nivel cultural e intelectual en la enseñanza es, en mi opinión, en general, lamentable. Y te lo dice alguien que es hijo y nieto de profesionales de la enseñanza, y que también ha dado clases.

      En primaria, el nivel es simplemente deplorable, desde el de las clases de magisterio a luego el desempeño en las aulas de primaria. Gran parte del retraso del sistema educativo español se gesta en esos primeros cursos donde a los niños se les enseña a perder el tiempo en banalidades. Luego entran en la ESO y vienen las prisas.

      Del profesorado de secundaria, debo decir que tiene un muy superior nivel en su especialidad (fuera de ella, suelen ser bastante zotes), de hecho suelen tener más nivel que el profesorado universitario (debido básicamente al nefasto criterio de selección de personal, endogámico, en este último). Ahora bien, la gran mayoría de ellos están lastrados por una mente pueril (y en la pública se le suma la mezquindad funcionarial) de quien no quiere salir nunca del “cole” para exponerse a la vida adulta, y por eso se hace docente.

      Sobre el profesorado universitario…ya hay más disparidad, aunque la norma común es también usar el principio de autoridad para mayor comodidad de quien se olvida de que es un asalariado al servicio del conocimiento, haciendo de su puesto de trabajo su cortijito personal a su mayor gloria y provecho (tenéis que comprar mi libro, etc).

      Todo ello sin menoscabar la razón de lo que me cuentas, masificación, falta de cultura de esfuerzo, precariedad laboral en la privada (y abuso de la interinidad en la pública)…

      Una anécdota personal, a cuento de tu firme aserto: “Los maestros somos personas debidamente preparadas, sabemos lo que enseñamos.”: 8º de EGB en un colegio público madrileño. Llega una nueva profesora de mates, con las opos recién aprobaditas. Y en una de las primeras clases, escribe en la pizarra: -1 x -1 = -1. Alguien le indica su error. Ella insiste en que está correcto. Cada vez hay más voces que se levantan, y ella empieza a echar gente fuera. Un niño de 13 años se levanta, se dirige a la profesora y le dice: “eres una incompetente”. Y, antes de que le expulsara, ya tomó él la puerta para reunirse con sus compañeros.

      Como ves, ya por aquel entonces gastaba muy mal genio.

      En el mismo curso, otra veterana profesora de lengua se porfiaba que hidalgo se escribía sin H. Precisamente hidalgo, como Alonso Quijano. Y podría seguir contando mil anécdotas a lo largo de mi trayectoria escolar, como tú seguro que tendrás las tuyas. Lo siento, pero la inmensa mayoría de los profesores de primaria no tienen nivel para haber aprobado jamás el bachillerato. Pero como me escuché una vez en el CAP: aprobar a los alumnos es vuestra obligación, pues es su derecho democrático. ¿?¿?¿?¿?

      Comentario por Mendigo — 7 enero 2016 @ 2:54 | Responder

  4. Excelente entrada, y esclarecedora, como acostumbras.
    Aunque no afecta al fondo de tu argumentacion, solo puntualizar que los ilotas, fueron mesenios “esclavizados” o ilotizados por Esparta, como resultado de las tres guerras mesenias; mientras que los periecos eran originarios principalmente de Laconia. Los Mesenios nunca aceptaron esa situacion, buena prueba de ello son las guerras mesenias y la emigracion de parte de la poblacion y su establecimiento en otras latitudes, como la actual Mesina.
    NO creo que se pueda afirmar que los periecos eran semiesclavos, no tenian derechos politicos, pero si de propiedad, se reconocia su matrimonio…

    Comentario por fernando — 6 enero 2016 @ 18:07 | Responder

    • Muy buenas, Fernando!

      Yo encantado de charlar de historia, aunque la tenga ya un poco oxidada. Creo que te confundes (o pudiera ser yo el confundido, si no te convence lo que digo podemos salir de dudas buscando referencias). Los ilotas son, básicamente, prisioneros de guerra de diversa procedencia, obtenidos en el curso de sus numerosas campañas (el resto de los griegos se tomaban la susceptibilidad lacedemonia a cachondeo, por cualquier disputa menor tomaban las armas).

      Los periecos no pueden provenir de Laconia, porque de Laconia (o Lacedemonia) provienen los…espartanos. Sigo sosteniendo que, si mal no recuerdo, los periecos eran los vecinos mesenios conquistados; aunque ciertamente estoy de acuerdo a que nunca aceptaron su destino y que, en cuanto tenían oportunidad de ello, se rebelaban contra el ocupante. Por cierto, no sabía que el nombre de Mesina proviene de Mesenia. Gracias por el dato!

      En cuanto al término “semiesclavo”, ya me figuraba que podía causar controversia. En la Roma Imperial, los esclavos tenían derecho a la propiedad y también se reconocía su matrimonio (no recuerdo con qué reforma legal). Y eran esclavos. Los periecos debían prestar servicios (incluso militar) a sus señores, mientras que se les permitía el cultivo de las tierras más agrestes. Entiendo que semiesclavo sea discutible, pero creo que podemos llegar a un acuerdo en que es una forma de vasallaje.

      ++++++++++++++++

      Tu seguridad al afirmarlo me estaba haciendo dudar, y le he echado un ojo a la Wiki:

      https://es.wikipedia.org/wiki/Ilota#Or.C3.ADgenes

      Según Teopompo los ilotas eran los descendientes de los habitantes pregriegos que habían sido subyugados por los aqueos antes de la llegada de los dorios.
      Pese a lo que la arqueología ha podido revelar, nuestro conocimiento de las condiciones en Laconia es aún muy fragmentario. No hay ninguna idea definitiva del papel jugado por los habitantes pregriegos en el asentamiento de Laconia antes de la invasión doria y por ello, la afirmación de Teopompo de que los ilotas laconios eran aqueos, se acepta generalmente.

      Como en Atenas antes de Solón, los campesinos espartanos que no podían pagar sus deudas, se hicieron dependientes de los terratenientes y luego se convirtieron en ilotas. Esta «servidumbre» se constituyó después de la conquista de Mesenia, lo que significa que el ilotismo se modeló por evolución. Los ilotas laconios se desarrollaron como resultado de la experiencia ganada después de las guerras mesenias.

      Campesinos laconios y mesenios que fueron asignados a la tierra que originariamente les perteneció (los habitantes de las ciudades costeras y de algunos asentamientos tierra adentro no fueron reducidos a la condición de ilotas, sino que se convirtieron en periecos). Esta tierra fue parcelada en lotes (klêros) que se entregaban en usufructo a los ciudadanos (tanto las tierras como los ilotas que las trabajaban pertenecían al Estado, por lo que el ciudadano para el que trabajaban no podía liberarles).

      Y en francés:

      https://fr.wikipedia.org/wiki/Hilotes

      Il est certain qu’une partie de l’hilotisme est issu de la conquête : c’est le cas des Messéniens, réduits au viiie siècle av. J.-C. par les guerres de Messénie. Hérodote, d’ailleurs, appelle les hilotes « Messéniens ».

      Pour ce qui est des premiers Hilotes, la situation est moins claire. Selon la tradition (Théopompe), ils seraient les descendants des habitants initiaux, Achéens, que l’arrivée des Doriens a soumis. Mais tous les Achéens n’ont pas été réduits à l’hilotisme : ainsi, la ville d’Amyclées, théâtre des Hyacinthies, jouit d’un statut privilégié. D’autres auteurs antiques proposent des théories alternatives : selon Antiochos de Syracuse, les Hilotes sont à l’origine les Lacédémoniens qui n’ont pas participé aux guerres de Messénie. Pour Éphore de Cumes, ce sont des Périèques de Hélos, révoltés puis réduits à l’esclavage. L’historiographie moderne privilégie la thèse d’Antiochos de Syracuse.

      +

      Ahora entiendo tu afirmación: entonces el origen de los hilotas es la población autóctona lacedemonia, esclavizada ya en tiempos de la invasión doria (¿los “pueblos del mar” de las fuentes egipcias?). Aunque otras fuentes lo refieren a las dos primeras guerras mesenias…

      Tenía nociones en la memoria que no eran correctas o, al menos, exactas. Me alegro que hayas sacado el tema para poder aclarar el tema. Si quieres aportar algún otro material, lo cierto es que es un periodo de la historia que me apasiona. Yo encantado de seguir charlando y aprendiendo.😉

      Comentario por Mendigo — 7 enero 2016 @ 3:25 | Responder

      • In the First Messenian War2 (c. 730-710 B.C.) and then in the Second (c. 640-630 B.C.), the Spartan army captured the territory of Messenia, which amounted to forty percent of the Peloponnese, and reduced the Messenians to the status of helot.

        Probably, helotism is a very ancient category; it may even be a survival from Mycenean times. It has been assumed that when the Dorians conquered Laconia (the southeast of the Peloponnese), they reduced the native population to the status of helots. An argument for this theory is that the word heilôtes may be related to a verb that means “capture”. On the other hand, the Dorian invasion is poorly understood, and it is perhaps unwise to use a poorly understood phenomenon to explain another poorly understood phenomenon.
        http://www.perseus.tufts.edu/hopper/text?doc=Perseus%3Atext%3A1999.04.0009%3Achapter%3D6%3Asection%3D7

        Whatever the origins of helotism and its relation to slavery, it is reasonably certain that when the Spartans conquered Messenia in the southwest of the Peloponnese (probably in the eighth or seventh century), the native population became helots. They were forced to work on the land and had to give the fruits to the Spartans. However, their communities were left intact and they were allowed to have their own religious ceremonies. They still had an identity as Messenians, must have defined themselves as a repressed class, and hoped to liberate themselves. Writing much later, Xenophon stated that helots would gladly eat their masters raw, and several revolts of Messenian helots have been recorded.
        http://www.livius.org/articles/concept/helot/

        The periokoi or “dwellers around,” were free men of Sparta, mainly farmers and merchants who lacked the full citizenship of the Spartiates. They lived in perhaps 80 or 100 towns and villages, which were called poleis (the plural of polis), in the less fertile land of the hills and coasts. They may have been part of the conquered people, but unlike the helots, they kept their freedom
        http://ancienthistory.about.com/od/greeceancientgreece/g/Perioikos.htm

        Agis IV, (born c. 263 bc—died 241), Spartan king (244–241) who failed in his attempt to reform Sparta’s economic and political structure.

        Agis succeeded his father, Eudamidas II, at the age of 19. Drawing upon the tradition of the Spartan lawgiver Lycurgus, Agis sought to reform a system that distributed the land and wealth unequally and burdened the poor with debt. He proposed the cancellation of debts and the division of the Spartan homeland into 4,500 lots for citizens. By this time the number of full citizens had dwindled to 700. Full citizenship was to be extended to many perioeci (voteless freemen) and foreigners, and 15,000 lots were to be distributed to the remaining perioeci
        http://www.britannica.com/biography/Agis-IV

        Al principio lo tenía claro, ahora ya no tanto, pero si los resumenes sirven para eliminar zonas grises, este me sirve: espartiatas ciudadanos con plenos derechos. periecos ciudadanos sin derechos politicos, ilotas esclavos.
        Pero por no callar, parecería que el origen de los hilotas estaria en aquellos periecos que no aceptaron ser privados de sus derechos politicos.
        Un saludo.

        Comentario por fernando — 10 enero 2016 @ 13:36 | Responder

        • Esto es un comentario y lo demás son tonterias! Así es un placer discutir, con información en la mano. Muchas gracias por el esfuerzo de buscarlos!

          Yo aventuro otra hipótesis: si los Espartanos son descendientes de los dorios que tomaron ese territorio a los indígenas ¿aqueos? (cosa que ni siquiera está clara), la diferencia de condición entre periecos e ilotas podría deberse, simplemente, a haber sido conquistados en campañas diferentes, con resultados diferentes (a los hilotas se les infligió una victoria total, con los periecos se llegó a un acuerdo de una especie de patronazgo, permitiéndoles seguir su vida en las tierras menos valiosas).

          Sobre la cita final, es muy significativa de la debilidad del concepto aristocrático lacedemonio, que privó al Estado de efectivos que tuvieran interés en defenderlo. Compáralo con la inteligencia del Imperio, ampliando su base de ciudadanos a las provincias (antes incluso que a los itálicos).

          Comentario por Mendigo — 10 enero 2016 @ 15:12 | Responder

  5. Reblogueó esto en Raciozinando.

    Comentario por 7 — 6 enero 2016 @ 20:59 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: