La mirada del mendigo

17 enero 2016

Religulous

Filed under: religión — Mendigo @ 2:30

He subido vídeos de Pat Condell o Richard Dawkins. Pero… ¿había subido este documental?

Sé que lo vi hace tiempo, pero creo que no había escrito reseña sobre él. Bueno, pues sin inventar la sopa de ajo, es divertido y bastante instructivo (especialmente sobre la USAmérica profunda, aunque también tiene la escena con los locos inventos kosher que es desternillante).

+
+
+
+
+
+

7 comentarios »

  1. Muy divertido.

    Conocía a Bill Maher pero no el documental. Hay de todo, desde el ex-gay rehabilitado a una versión cristiana de Terra Mítica pasando por el mal actor y fenómeno “teen” de los 80 Kirk Cameron reciclado a predicador evangelista. Al final no se sabe cual de los credos es peor aunque en mi opinión lo de los mormones, el tema “kosher” y el predicador latino descendiente de Jesús es para hacérselo mirar.

    Comentario por fouche — 17 enero 2016 @ 20:19 | Responder

    • Al final, es una competición por ver quién es más absurdo. Quizá mi voto se lo lleve la Cienciología. En algún momento el presentador (yo sólo lo conocía por este docu) dice algo en lo que coincido: es como si las religiones tratasen siempre de subir la apuesta, a ver quién dice la tontería más gorda. Porque las antiguas religiones panteístas, bueno, aún tenían su aquel, con sus espíritus de las fuentes, los árboles, los cruces de caminos… Pero el Saint Joseph ése, es para mearle en la cara.

      Comentario por Mendigo — 17 enero 2016 @ 23:49 | Responder

      • El Talmud es un libro que refleja mejor que ninguno la mentalidad colectiva de los judíos que, privados del acceso a la propiedad de la tierra, tuvieron que ganarse su puesto en la clase dirigente mediante el comercio y las finanzas. En realidad se trata de una completa colección de normas para evitar las normas, algo propio de quien se relaciona con su dios como un comerciante con otro, de igual a igual salvando las distancias e intentando engañarlo como si del dios de los cristianos se tratara.
        Sin embargo ese dios es un dios de origen campesino, proveedor habitual de plagas, inundaciones y sequías, sin comparación con el panteismo tan gallego con sus meigas y hoy en día tan católico con sus vírgenes, que te evita pasar la noche en vela vigilando la cosecha de otros creyentes.
        ¡Menos mal que quedamos los ateos para alegrar la noche!

        Comentario por josemanuel55 — 20 enero 2016 @ 15:38 | Responder

        • Bueno, en el periodo en que se redactó la Biblia, el hebreo era un pueblo seminómada (de hecho es el relato fundacional de su asentamiento). Comercio, no mucho, y finanzas ninguna.

          Más que Dios campesino, cíclico y dispensador de vida, como Ceres u Osiris, Yahveh es un Dios del desierto, propio de un paisaje donde la muerte acecha a cada paso. El Dios de Abraham es un monstruo.

          Comentario por Mendigo — 20 enero 2016 @ 19:51 | Responder

          • De acuerdo en lo que dices, Mendigo pero yo mas bien me refería a la relación legal con el dios, al Pueblo Elegido mas que al dios mismo.
            El Talmud y la Torá se redactaron en plena diáspora y se editaron por primera vez en el Renacimiento. Si bien el dios fue creado por un mundo nómada miserable, la relación legal con este la establece un mundo comerciante y chanchullero.
            La Torá establece los 613 mandamientos y el Talmud enseña como esquivarlos, lo que le da coherencia a los inventos del video (en su mentalidad, claro, yo trataba de explicar la lógica de su locura).
            No obstante para mi la principal característica del dios abrahamico es el castigo extensivo, a todos los descendientes, a todos los pobladores, a todo el que consintió el pecado y no lapidó, quemó o asesinó en cualquiera de sus formas, en fin, la socialización del pecado individual que tanto daño hizo hecho, hace y hará.

            Comentario por josemanuel55 — 20 enero 2016 @ 21:36 | Responder

            • Vale, ahora entiendo.

              El pecado no es un acto individual sino una marca genética, que distingue a los extraviados del pueblo elegido, que tiene una coherencia filogenética; son una especie aparte, con contacto directo y estrecho con Yahveh.

              Comentario por Mendigo — 21 enero 2016 @ 0:33 | Responder

              • Algo muchísimo peor, Mendigo, dios castiga los pecados del individuo en el pueblo que los permite. La perfecta arma de control social

                Comentario por josemanuel55 — 21 enero 2016 @ 9:17 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: