La mirada del mendigo

20 enero 2016

Mientes, Bergoglio, y lo sabes

Filed under: religión — Mendigo @ 14:24

Cita:

La violencia del hombre contra el hombre está en contradicción con cualquier religión digna de este nombre, y en especial con las tres grandes religiones monoteístas.

Jorge Mario Bergoglio (de nombre artístico, Francesco I)

Bergoglio quiere alcanzar al ciudadano chino-tibetano Tenzin Gyatso (título nobiliario: 14º Dalai Lama) como máquina de decir simplezas, lo suficientemente ampulosas y ataviadas de boato para dar apariencia de sabiduría.

+

Pero en este caso, ya no se trata de una botaratada santurrona, sino de una evidente, flagrante mentira.

Supongo que Bergoglio sabrá que el Corán tiene algo que ver con la religión islámica. Pues no hay más que abrirlo para encontrarnos aleyas llamando a la violencia sectaria:

Matadles donde deis con ellos, y expulsadles de donde os hayan expulsado. La sedición es más grave que matar. No combatáis contra ellos junto a la Mezquita Sagrada, a no ser que os ataquen allí. Así que, si combaten contra vosotros, matadles: ésa es la retribución de los infieles.

Sura de La Vaca, aleya 191

También me figuro que alguna vez habrá abierto la Biblia, la cual es una colección de crímenes sin nombre en nombre del aborrecible Yahveh hebreo:

Entonces el Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego que descendían del cielo.Así destruyó esas ciudades y toda la extensión de la región baja, junto con los habitantes de las ciudades y la vegetación del suelo. Y como la mujer de Lot miró hacia atrás, quedó convertida en una columna de sal.

Libro del Génesis 19:26 (el Génesis (בְּרֵאשִׁית) es el primer libro de la Torah (תּוֹרָה))

Y la Biblia alguna relación tendrá con el cristianismo, así como la Torah como el judaísmo. Vamos, digo yo. Otra cosa es que te avergüences, en el s.XXI, de lo que en esos nefastos libros está escrito, y pretendas salir por peteneras para que no se venga abajo el tinglado. Una tarea que desquiciaría al buen Heracles, tratar de hacer compatible la violencia que preconizan esos textos revelados (y, por lo tanto, inmutables) con el nivel ético propio del s.XXI, que la civilización ha ido alcanzando tras tropezar tantas veces en la trampa del odio promovido e incitado por la religión.

Muchachas armenias crucificadas en Deir el Zur (actual Siria) por militares turcos, en 1916. Un episodio más del genocidio armenio perpetrado por el gobierno otomano para lograr la homogeneidad religiosa y étnica de su decadente Imperio.

Es la misma localidad que vuelve a estar de actualidad por noticias como ésta: El Estado Islámico secuestra a unos 400 civiles en la ciudad siria de Deir el Zur.

Pero nada de esto tiene que ver con la religión, nos dicen…

El Corán, el Talmud y la Biblia no tienen nada que ver con la religión. Nada en absoluto.

Y la izquierda gafapasta se une en la celebración de estas tres religiones de paz en su mundo Teletubbie. ¡También en cuanto a las religiones estaba el viejo Marx errado!

+

Pero.. ¡alto! Me doy cuenta que Bergoglio hablaba de “la violencia del hombre contra el hombre”, y en el ejemplo del Génesis que he puesto es el infame Yahveh el que masacra directamente a seres humanos, como un niño cabrón haría con unas hormiguitas. No hay problema, basta con abrir la Biblia por otra página y en seguida saltan nuevos ejemplos. A ver qué os parece éste, del Libro del Éxodo 32:27-28 (en la religión hebráica, Libro de los Nombres (שמות) o segundo libro de la Torah):

Cuando Moisés vio el desenfreno del pueblo –porque Aarón le había tolerado toda clase de excesos, exponiéndolo así a la burla de sus enemigos– se paró a la entrada del campamento y exclamó: “¡Los que están de parte del Señor, vengan aquí!”. Todos los hijos de Leví se agruparon a su alrededor, y él les dijo: “Así habla el Señor, el Dios de Israel: Que cada uno se arme de su espada; recorran el campamento pasando de una puerta a otra, y maten sin tener en cuenta si es hermano, amigo o pariente“. Los levitas cumplieron la orden de Moisés, y aquel día cayeron unas tres mil personas del pueblo. Entonces Moisés dijo: “Reciban hoy la investidura sacerdotal de parte del Señor, uno a costa de su hijo, otro a costa de su hermano, y que él les de hoy una bendición”.

+

La idea de limpieza étnica y genocidio está constantemente presente en las religiones abrahámicas, como la historia nos recuerda.

Hallaréis a otros que desean vivir en paz con vosotros y con su propia gente. Siempre que se les invita a la apostasía, caen en ella. Si no se mantienen aparte, si no os ofrecen someterse, si no deponen las armas, apoderaos de ellos y matadles donde deis con ellos. Os hemos dado pleno poder sobre ellos.

Sura de las mujeres, aleya 91.

Insisto: la religión es una enfermedad mental de tipo social, como la adición a sustancias estupefacientes.

+
+
+
+
+
+
+
+

13 comentarios »

  1. No entiendo si cuando dices “¡También en cuanto a las religiones estaba el viejo Marx errado!” es una ironía o en serio. En todo caso no das ni una pista para saber a qué te refieres (aunque estoy completamente de acuerdo en lo que dices de la “izquierda gafapasta”, supongo que no colocarás al viejo Marx entre ellos).
    No sé si tiene que ver, porque (repito) no sé a qué te refieres, pero por si sirve de algo, quisiera aportar algo que contradice la tesis vulgar de que Marx promovía el ateismo de forma proselitista o sectaria: Las reflexiones de Carlos Marx en torno a la religión, p.5:
    <>

    La idea, como siempre, es promover la unidad de clase, y no su división.

    brazos, hermano

    Comentario por escaiguolquer — 21 enero 2016 @ 10:01 | Responder

    • Menuda decepción! Pues yo creía que estaba bastante clara la ironía, en serio. Venga, lo dijo en formato plano: El tratamiento a las religiones es otra parte en la que la izquierda actual reniega de la doctrina marxista.

      En el pensamiento de Marx, al menos hasta donde yo he llegado, la religión ofrece respuestas falsas a preguntas genuinas. Estas respuestas falsas, según Marx, son desmovilizadoras (de ahí la comparación con el opio, que recordaba aquí, y cito de tu texto (p.2): “La crítica de la religión es, por lo tanto, en embrión, la crítica del valle de lágrimas que
      la religión rodea de un halo de santidad”). En el mejor de los casos, aunque debo añadir que muy frecuentemente son reaccionarias, constituyéndose en la punta de lanza de la contrarrevolución, sea en el ejército blanco, en el fascismo costumbrista español, las juntas militares sudamericanas o los mujaidines afganos.

      Las certezas que aporta la religión, basadas en la costumbre (es así porque así me lo enseñaron mis padres, y mis padres los suyos, y así lo ha creído nuestro grupo durante siglos), devienen incompatibles con las respuestas que nos ofrece la ciencia, entre ellas las ciencias sociales, políticas y económicas (una parte de las cuales es la escuela marxista). Porque para la ciencia, la antigüedad de un argumento (o su presunto origen divino, sancionado por esa misma tradición) no es criterio de veracidad, sino su adecuación con la realidad. Tenemos a Eva y su costillita, y tenemos la antropología.

      La idea es buscar el conocimiento, y compartirlo con toda la sociedad. La verdad, y su difusión, es la verdadera fuerza emancipadora.

      Evidentemente, es inaceptable la discriminación por motivos confesionales (o cualquier otro motivo), pero no por ello la izquierda revolucionaria debe cejar en señalar la mentira interesada en que consiste la religión (un constructo social que sirve de argamasa del edificio, en cuyo pináculo están las élites).

      Pero yo creo que esto cae de cajón. A ver, abomino del cristianismo. Me cago en Cristo, luego existo. Ahora bien, yo no entro en una iglesia a dar palos a las viejas, como tampoco en una mezquita. De hecho, hay un montón de gente, profundamente religiosa, que son magníficas personas (mucho más honradas y generosas que mucho izquierdoso de alma miserable). No se trata de ir contra las personas, sino de desengañarlas de los dogmas que les inculcaron. E insisto, sin recurrir a la “Santa Coacción” del puto Escrivá, la verdad cae por su propio peso (y la libertad es el único valor absoluto).

      Un abrazote, compay!

      Comentario por Mendigo — 21 enero 2016 @ 13:25 | Responder

      • No confies en los teistas, cuando menos te lo esperas se ponen del lado de la superticción.
        O sea, siempre..

        Comentario por josemanuel55 — 24 enero 2016 @ 21:32 | Responder

  2. No he conseguido poner la cita (pretendía usar etiquetas html “quote” y ya se ve que no es buena idea). En fin, la cita era:
    <>

    +abrazos

    Comentario por escaiguolquer — 21 enero 2016 @ 10:04 | Responder

    • Creo que estás teniendo problemas, compi. No te líes y copia directamente el texto, sin los signos de mayor y menor, o wordpress lo entenderá como operadores. Usa comillas, corchetes…
      😉

      Comentario por Mendigo — 21 enero 2016 @ 12:43 | Responder

  3. Joer, que mierda, ¿lo conseguiré ahora?:
    “Marx mostró su desacuerdo con el movimiento generado por Bakunin, sobre todo cuando la alianza reapareció como sección de los ateos socialistas, percibiendo en ello una nueva y perniciosa forma de sectarismo imposible de legalizar en la misma, cuando a las propias organizaciones obreras cristianas inglesas no se les había aceptado como tales por el Consejo, al comunicárseles que no se reconocían secciones teológicas.
    Marx, no planteó como tarea de los comunistas, la conversión de las personas en ateos, sino la participación de todos en la transformación revolucionaria del mundo.”

    Comentario por escaiguolquer — 21 enero 2016 @ 14:51 | Responder

    • Bueno, ahora sí. Era eso, lo que hay dentro de un lo interpreta como órdenes, y como no lo entiende, no lo ejecuta, pero tampoco lo muestra.

      Sobre el debate entre Tito Carlos y Tito Miguel, creo que habría que clarificar la cuestión. Una cosa es que se vete la participación en la IS por motivos religiosos, lo cual me parecería censurable (pues no es exactamente incompatible ser socialista y religioso, a no ser que cerremos tanto la definición de socialismo que, al final, quedemos todos fuera) y otra, la de presentarse a ella con divisiones por motivos religiosos, que tampoco considero procedentes. En cuanto al movimiento anarquista… bueno, tengo mis dudas sobre la pertinencia del nombre (si es aplicable el mismo veto que a los cristianos, ya que el ateísmo no es una forma de teología, sino su negación).

      De todas formas, son disquisiciones que tienen muy poco sentido hoy. Sin discriminar a nadie por su credo (de hecho en América Latina la Teología de la Liberación ha sido un movimiento muy fuerte, con personas muy honestas ante las que sólo puedo descubrirme), pero creo que una izquierda revolucionaria debe abanderar la causa del ateísmo. Sin excluir a los compañeros que no la compartan, pero sin renunciar a la lucha contra ese pilar de la alienación del individuo (de hecho, el principal).

      Apertas, tronk!

      Comentario por Mendigo — 21 enero 2016 @ 18:15 | Responder

      • La idea es: no renuncio a MI lucha contra la alienación que supone la religión, pero lo hago desde mi posición individual y no como comunista, sino con respeto a otro camarada que sea religioso. Esto, perdón por la estupidez de la comparación, igual que, a título personal, lucho contra el madridismo, evitando en todo momento colaborar a la división de clase entre trabajadores, sino a título particular y respetando, como camarada y como compañero de clase, a todo trabajador comunista que se declare madridista.
        Y todo ello, sin confindir que “todo valga”, porque cualquier trabajador que, por ejemplo, se declare encantado con reventar las huelgas porque lo que hace falta en España es más unidad y ayudar al patrón a engrandecer nuestro sistema productivo, empezando por su negocio, no es comunista (entre otras cosas) y no le puedo admitir en mi partido. Forma parte del problema, y no de la solución. Y ello independientemente de otros aspectos, por ejemplo, de si es radicalmente ateo y absolutamente antimadridista.

        Que estas disquisiciones tengan poco sentido hoy, me temo que no es cierto.
        Hoy tiene más sentido y más peso que nunca la división de la clase trabajadora. Por ejemplo, ante la emergencia social que vivimos, desde hace 8 o 30 años, la clase trabajadora, no se si mayoritariamente, pero muy numerosamente, se declara impaciente para que “haya urgentemente pactos para tomar medidas buenas para el interés de toda España”. Por supuesto, me habrás pillado el punto, pero por si hay por ahí quien no, lo diré expresamente: no me quejo de la división en el voto a diversos partidos “de izquierda”, sino a la división provocada por la creencia entre los trabajadores de que el voto, en estas condiciones, a ESTOS partidos “de izquierda” pueda llevarnos a algo bueno y duradero, creencia basada a su vez en la existencia de algo a lo que pudiera llamarse “medidas buenas para el interés de toda España” (y que cuando se reclaman jamás se dice en qué consisten). Esta división lleva a millones de trabajadores a votar al PP o a C’s y a otros (más aún) a no votar.

        brazos

        Comentario por escaiguolquer — 22 enero 2016 @ 15:17 | Responder

        • Uf! Carallo, tronk, por menudos derroteros te vas! Con lo divertido que es hablar de supersticiones religiosas…😄

          Del primer párrafo, sólo puedo decir que estoy de acuerdo, siempre que no quede clara la diferencia entre “respetar a un camarada” y “respetar las opiniones de un camarada”. Si yo respeto las opiniones de alguien, es que no tengo respeto por ese alguien, lo considero un débil mental con opiniones quebradizas y, simplemente, lo dejo estar, como a los niños o a los borrachos.

          Pero vamos, sin duda, ninguna discriminación por las diferentes sensibilidades religiosas en las organizaciones ni en la lucha.

          Luego, lo que comentas en la segunda estrofa XD… me reservo mi opinión. No lo sé, no se me ocurre otra respuesta. Hay tantos ejemplos y contraejemplos… Por ejemplo, algo que hemos comentado muchas veces: no sé qué beneficio ha obtenido el común de la izquierda con que el PCE guardase las herramientas y aguase su discurso bajo las siglas de IU. ¿Para no espantar a nadie? Convendría hacer a estas alturas una valoración de haber creado IU, en pos de la unidad de la izquierda (forzada por la matemática electoral, recordémoslo). Ni ha habido unidad de la izquierda (desde el minuto cero se empezaron a producir escisiones) ni se ha visibilizado un discurso radicalmente distinto al resto de fuerzas, regalando la hegemonía al adversario (no he oído, jamás, a un secretario general de IU cuestionar la legitimidad de la propiedad privada, por ejemplo). Prefiero a un PCE con un 5% de votos, o un 2% de votos, lo que sea, pero sin bozal y dejando caer recados a cada circunstancia que metan el miedo en el cuerpo a la curia económica… a una IU con un 1% más de votos (o dos, o…), un diputadillo más en Cortes que no sirve absolutamente de nada (patético Alberto con su ridícula lucha por tener grupo propio y poder así hablar más veces… como si importara algo hablar).

          Por otra parte, la maniobra de dilución del discurso que está haciendo Podemos… realmente está consiguiendo ventajas para el pueblo que no se habrían logrado de seguir con el bussines as usual. Allá donde ha entrado en el gobierno, pero incluso antes de pisar moqueta, ya había metido presión en el bando contrario con la corrupción y los recortes. Lo cierto es que Podemos es una herramienta útil en favor del trabajador, mientras que IU, el PCE, el PCPE o IA… su aportación real ha sido muy escasa o nula.

          ¿Conclusión? Ninguna. Es un asunto muy complejo, que no admite explicaciones blanco o negro. Se trata de ir moviéndose cintura, intentando leer los tiempos políticos y obrar con inteligencia y generosidad, y sobre todo lealdad con los intereses de la clase que dices defender. Porque si no, nos afiliamos al P$O€ y listos (que por cierto, resultaría divertido colonizarlo y poner su estructura a nuestro servicio… de hecho, un PSOE realmente socialdemócrata y obrero sería electoralmente una máquina imbatible).

          Comentario por Mendigo — 23 enero 2016 @ 13:33 | Responder

          • La lástima es que tiene mecanismos internos que desactivan esa opción, pero poco a poco, asamblea local a asamblea local…🙂

            Comentario por Narciso — 24 enero 2016 @ 12:10 | Responder

            • olvidaos: es imposible.
              Conozco gente que lleva años intentando que el pce sea obrero y marxista, y eso que es una pulga que a nadie interesa (ni a nadie preocupa) y que es el pce, y no el psoe. Bueno, pues ni eso es fácil; de hecho, no me atrevería a apostar que lo estén consiguiendo. El psoe, imposible.

              Comentario por escaiguolquer — 25 enero 2016 @ 12:17 | Responder

  4. “Muchachas armenias crucificadas en Deir el Zur (actual Siria) por militares turcos, en 1916”

    Impresionante imagen, sin palabras.

    Comentario por Ruben Sentis — 23 enero 2016 @ 20:27 | Responder

    • Pues es de las más suaves. Si te pones a documentarte un poco de los testimonios gráficos del genocidio armenio… es de pesadilla. Son dos millones de personas exterminadas en el plazo de tres años de todas las formas posibles. Luego vinieron Hitler, Stalin y la junta militar japonesa que superaron esa cifra. La primera mitad del s.XX fue ominosa para la Historia de la Humanidad.

      Comentario por Mendigo — 24 enero 2016 @ 11:44 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: