La mirada del mendigo

2 abril 2016

La tragedia renovable

Filed under: energía — Mendigo @ 0:57

¿A quien le dice algo el nombre de Banqiao?

Os refresco la memoria, Banqiao, en la provincia china de Henan, en 1975.

¿Nada?

No os preocupéis, es normal, a mí tampoco me sonaba hasta informarme para este artículo.

Y ahora, ¿si os digo Chernobyl? No hace falta que dé más datos, Ucrania, 1986… todos sabemos que me estoy refiriendo al reactor RMBK que originó la peor catástrofe nuclear de la historia, de largo. Los números son tremendos, 41 personas murieron por causa directa del accidente (más que accidente, una negligencia espantosa en la operación del reactor), la mayoría de ellas fueron trabajadores y bomberos por la exposición letal a la radiación (otros 4 fue debido al accidente de helicóptero). Pero esta cifra es minúscula en comparación con el goteo de muertes prematuras debido a la exposición a los radionucleidos expulsados a la atmósfera cuando la vasija del reactor saltó los aires. Se estiman en unas 4.000 las muertes prematuras al apreciarse un aumento estadístico de la afección de diversos tipos de cáncer del 3% en la población expuesta.

A su lado, el segundo gran accidente, el de la planta de Fukushima Daiichi en 2011 es de una importancia mucho menor. Según una proyección estadística, serían de esperar unas 130 muertes prematuras en el mundo debido a la contaminación radioactiva producida a consecuencia del accidente. Estas muertes son, por lo tanto, una consecuencia más que sumar a las 18.500 muertes que provocó el terremoto y subsiguiente tsunami.

Sin duda, el diseño del BWR de Fukushima con un edificio de contención (ausente en los diseños soviéticos, absolutamente obligatorio en los demás) limitó enormemente el alcance del daño.

Estos son los dos accidentes más graves de reactores nucleares de la historia. Hubo otro accidente con fusión parcial de núcleo en uno de los reactores de la central de Three Mile Island, en 1979, pero no hubo víctimas directas y el análisis de muertes prematuras está dentro del rango de ruido estadístico.

Y ahora, volvemos a Banqiao. Concretamente, a la central nuclear hidroeléctrica de Banqiao. La energía hidráulica, esa fuente renovable, ecológica, inocua de energía verde. Las lluvias torrenciales debidas al tifón Nina produjeron su colapso, liberando 15,7 hm³ de agua en el conjunto de todo el sistema de presas de esa cuenca (fallaron 64 presas en cadena, algunas fueron destruidas deliberadamente con bombardeos aéreos de forma “controlada” para aliviar la situación). La riada causó la muerte a 171.000 personas, 18.869 de ellas por causa directa de la inundación y el resto en los días siguientes a causa del hambre y las enfermedades provocadas por la devastación de la ola en toda la región.

La cuestión es ¿por qué este desastre no pasó a la conciencia colectiva como pasó el de Chernobyl, aún siendo objetivamente muchísimo más cruento en vidas humanas y destrucción material? De hecho, si hubiera un accidente con fusión de núcleo en todos y cada uno de los 664 reactores actualmente en operación en el mundo, ni siquiera llegaríamos a la envergadura en términos de vidas humanas que causó el fallo de esa presa.

Podemos objetar que Chernobyl ocurrió 10 años más tarde y en Europa del Este, luego la cercanía en el tiempo y el lugar es normal que influya en la relevancia dada por los medios y el público a una noticia.

Pues bien, os propongo otro accidente en una presa, la de Koshi, entre la India y Nepal. Unas 250 personas murieron al colapsar la estructura, y otras 300.000 vieron destruidas sus casas y anegados sus campos de cultivo. Esto ocurrió en 2008, sólo tres años antes del desastre de Fukushima, y geográficamente más próximo a nosotros que el archipiélago nipón. Sin embargo, la cobertura de ambos accidentes fue radicalmente diferente. A pesar de que la inundación mató al doble de personas que las que morirán previsiblemente antes de tiempo por enfermedades ligadas a los contaminantes liberados por los reactores dañados de Fuskushima.

¿Por qué?

Yo creo que la explicación cae por su propio peso: por un lado, los muertos nepalíes e indios (porque el río inundó la comarca de Bihar, en la India) son pobres; es comprensible que los muertos japoneses, si bien hipotéticos y más lejanos, sean más mediáticos. La segunda, es la ignorancia de los periodistas, y del público en general, que siente terror por lo que no comprende. Muertos arrastrados, ahogados por la caída de una presa es una fatalidad. Pero los muertos debidos al virus de la radiación, que no se ve, no se huele, no se siente, pero enferma, a veces años después de la exposición, esos muertos dan mucho miedo. Quizá en parte porque el teleespectador duda si también él estará infectado y será la próxima víctima, mientras que sabe con seguridad que no se ha visto afectado por una inundación, terremoto, incendio o desgracia pareja.

En cualquier caso, revisando las cifras de muertes directas e indirectas asociadas a la industria de generación de energía eléctrica, no cabe ninguna duda que la hidroeléctrica es una tecnología de generación mucho más peligrosa que la nuclear, tanto en términos absolutos como relativos, referido a la energía producida (tomando datos del 2008, 3,3 PWh para la hidro y 2,7 PWh para el átomo; el PetaWatio-hora de energía, qué bonita unidad!).

Por supuesto, yo bien sé la histeria que produce una frente a la indiferencia ante los riesgos de la otra, pero los datos históricos son contundentes. En cada cada casillero sobresalen dos grandes desastres, el Banqiao (171.000 muertes) y el de Chernobyl (4.000 muertes). Incluso prescindiendo de estas dos tragedias en el extremo de la gravedad, y restringiendo el cálculo a partir de los años 50 (que es cuando se introdujo la explotación comercial de la fisión) el sumatorio de todas las demás no deja lugar a dudas: mientras que la rotura de embalses ha producido más de 10.000 muertos, los accidentes nucleares no más de 200 (la mayor parte a causa del accidente de Fukushima). El agua mata más que el átomo, para una capacidad de generación del mismo orden. Esto es un hecho.

Otro día, busco algunos datos para meter en la comparación a la principal fuente de energía eléctrica en el mundo: el carbón; tanto en muertes prematuras debido a la contaminación, como en muertes directas debido a la minería del carbón. También habría que tratar otras causas residuales de mortalidad como la minería del uranio, la construcción de las centrales (especialmente las presas) y la operación de las mismas (también en las centrales térmicas se producen accidentes fatales). Pero estas causas no modificarán el cuadro general.

Si nos ceñimos a la experiencia española, donde la nuclear produce el doble de energía que la hidroeléctrica, las diferencias son más evidentes. Han ocurrido dos accidentes graves en España relacionados con la energía hidroeléctrica: la presa de Vega de Tera y el pantano de Tous. La primera mató a 144 vecinos de Ribadelago, la segunda más de 30 en la comarca de la Ribera del Xúquer.

En España, no existe ningún fallecimiento relacionado con la operación de una central nuclear.

Sí que hay un accidente en que 11 personas murieron debido a la radioactividad, pero fue debido a una reparación de Pepe Gotera en la unidad de radioterapia del Hospital Clínico de Zaragoza.

Y sí, ya sé lo del accidente de Spanair, y que a mucha gente le da miedo volar, pero… el avión sigue siendo el medio de transporte más seguro, por mucho que pueda parecer contraintuitivo a muchos.

Ahora quisiera llamar vuestra atención sobre el tamaño de los embalses accidentados. El de Vega de Tera era un miniembalse de 8hm³, pero el de Tous ya decuplicaba esa capacidad. Con todo, sus 80hm³ de diseño (llegó a almacenar casi 100hm³ antes de reventar, debido a… que España es así) no son nada en comparación de verdaderos monstruos de la ingeniería como el embalse del Almendra (2.648 hm³) o el de Alcántara (3.162 hm³). La capacidad destructiva de uno de estos gigantes, cuya falla además provocaría la caída en cadena del resto del sistema de presas de su cuenca que se encontraran aguas abajo, escapa a la imaginación. Ni que decir tiene los grandes colosos mundiales, como la presa de Itaipu (29.000 hm³) o la de las Tres Gargantas (39.300 hm³). Las víctimas de una hipotética falla de estas macroestructuras, se contarían por millones.

Volviendo a la actualidad, estos días es noticia la presa de Mosul, en Iraq. Siendo una presa, por volumen embalsado, grande pero no descomunal (11.000 hm³), es una bomba de relojería para las poblaciones en el curso del río Tigris, empezando por la aledaña Mosul (y estamos en Mesopotamia, donde prácticamente toda la actividad humana se concentra en los valles del Éufrates o el Tigris). Al haber sido construida sobre caliza, exige un mantenimiento regular que, durante estos años de guerra y ocupación por el Estado Islámico se ha descuidado y amenaza ruina. Si la estructura fallara, provocaría entre medio y un millón de muertos en el curso de una jornada. Por poner la cifra en cuestión, en cinco años de guerra civil siria, una guerra extremadamente sangrienta y sucia de exterminio, han muerto cuarto de millón de personas. En sólo unas horas, esa cifra se multiplicaría por dos, tres, cuatro…

Este tema, desgraciadamente, se presta a forofismos de gente que ya ha adoptado una postura sólida previamente a su estudio. Yo aspiro a extraer conclusiones razonables y honestas de los datos que tengo disponibles, lo cual me lleva por ejemplo a celebrar el cierre de Garoña, una vez concluido su ciclo de vida para el que fue diseñada, por razones de seguridad. Pero también sé que la mayor amenaza potencial a la seguridad no viene de Garoña ni ninguna otra central nuclear, sino del recrecimiento del embalse de Yesa, debido a la inestabilidad del terreno en el que se inscribe la presa.

No es cuestión de filias ni fobias, sino de un análisis riguroso de los riesgos. En el tema nuclear es un lugar común el recurso a los “isis”. No me refiero al Estado Islámico, sino a conjeturas del tipo “¿y si estamparan un avión contra una central nuclear?”, “¿y si pusieran una bomba?”, “¿y si fuera destruida por un terremoto?”. En el caso de sabotaje, habría que decir que serían idiotas los terroristas, pudiendo dirigir el ataque a una gran presa, cuya falla produciría un desastre humano y económico muchísimo mayor. En cuanto al terremoto, cabe recordar que la vieja central de Fukushima (del mismo tipo que la de Garoña) aguantó perfectamente las sacudidas de un terremoto de 8,9 puntos en la escala Richter, uno de los mayores de la historia. El fallo se produjo cuando el tsunami posterior anegó los generadores auxiliares (por seguridad, se extrajeron las barras de combustible y la central quedó desconectada de la red al percibirse el sismo) que aseguraban la refrigeración del calor remanente en la vasija del reactor. Sabemos que hasta esa magnitud, una central nuclear puede aguantar sin problemas. En el caso de las presas, también tenemos la misma certeza: no aguantaría ninguna. El día que tengamos un terremoto de esa magnitud en la Península, el menor de los problemas serán las centrales nucleares (en el terremoto de Lisboa de 1755, murieron la tercera parte de los lisboetas).

Cuando hablaba del coste ambiental de la energía eléctrica, ya llegué a una conclusión supongo que bastante chocante: la tecnología de generación menos dañina para el medio natural es, sin duda, la nuclear. Y la más lesiva es muy probable que sea una fuente renovable, como es la hidroeléctrica. En esta ocasión completo la cuestión tratando el peligro para la población, en el cual puedo afirmar sin atisbo de duda que la energía nuclear es peligrosa, pero no es ni mucho menos la más peligrosa a tenor de los datos históricos, siendo superada con mucho de nuevo por la hidroeléctrica y, a falta de estudiarlo, seguramente por las térmicas convencionales de carbón.

Esto no me lleva a defender que la energía nuclear de fisión sea la panacea, ni a negar unos riesgos que ciertamente son muy serios. Tan serios que, de hecho, considero que las centrales nucleares deberían ser operadas sólo por empresas públicas, para asegurarse que motivos de rentabilidad económica no suponen un menoscabo en la operación segura de las instalaciones. De hecho, yo vetaría el uso de la energía nuclear en países de pandereta, con una corrupción endémica, como España, donde el organismo supervisor es sólo un pelele en manos de intereses partidistas (y, por lo tanto, al servicio de los operadores eléctricos).

Deploro que la ignorancia y la superchería haya enfangando tanto el debate, pues la fisión nuclear es una gran baza para enfrentar un problema real como es el cambio climático (es, además, la tecnología de generación con menos emisiones de CO2 imputadas), alegando un problema imaginario con los RAA (no existe ningún caso reportado de nadie afectado por residuos debidamente tratados). Al mismo tiempo reconozco que, en las premisas de seguridad actualmente exigibles e irrenunciables, es una energía cara. Limpia, la que más, pero cara si se hacen las cosas bien (sobrecostes en Olkiluoto, Flamanville y Hinkley Point). Y por los riesgos asociados, sólo se pueden hacer así las cosas.

Volviendo al mundo árabe, que reclama tanta atención últimamente; parece curioso que haya pasado desapercibido el inicio de la construcción de una descomunal central nuclear en Emiratos Árabes (5.380MW cuando estén los cuatro reactores acabados, una de las mayores del mundo), precisamente en una zona del mundo donde haces un agujero con el dedo en la arena y ya sale petróleo y/o metano. Los Saud, mientras tanto, se están pensando la construcción de 16 reactores.

Si en Europa es más barato operar un ciclo combinado que una central nuclear, qué decir en un país donde sencillamente el gas natural sobra y es quemado (flaring) en los mismos yacimientos a pura pérdida ante la imposibilidad de dar salida a toda la producción en la exportación (licuado). En este espacio no nos chupamos el dedo, y sabemos que la construcción de esta megacentral no tiene ningún sentido económico. Pero también sabemos que la fisión de U235 en el reactor produce Pu239, el ingrediente principal de un arma nuclear.

Por otra parte, sabemos que los Saud le subvencionaron a Pakistán su programa nuclear a cambio de poder disponer de esos misiles cuando fueran requeridos.

Nota cultural: es curiosa la elección del nombre para la primera central nuclear árabe, Barakah. Es un concepto del islam sufí, una palabrería del estilo de los chakras y las auras, para dar nombre a una aplicación comercial de la física nuclear. Una curiosa mezcla entre el mundo de la ciencia que reina por sus fueros, y el de la superstición que se resiste a morir.

¿Os resulta divertido? No deberíais reíros tanto.

+
+
+
+
+
+
+
+

30 comentarios »

  1. Emite mucha más sustancias radiactivas una central de carbón que una central nuclear, debido a los isótopos radiactivos de los minerales mezclados con el carbón.

    Un saludo.

    Comentario por Francisco — 2 abril 2016 @ 13:28 | Responder

    • +1

      Comentario por Javier — 2 abril 2016 @ 14:55 | Responder

    • Sasto.

      Aún presente en ínfimas cantidades, el uranio y torio presentes en el carbón acaban suponiendo una contaminación radioactiva apreciable , debido al inmenso consumo de carbón de estas centrales (As Pontes traga 4 millones de toneladas al año). Parte de ellas son arrastradas por la corriente de aire caliente y salen por la chimenea, las demás son depositadas en el cenicero y acaban en las cementeras.

      Saludos!

      Comentario por Mendigo — 2 abril 2016 @ 15:48 | Responder

      • En el caso del gas natural este puede traer de polizón radón con lo que puede ser bastante peor que en el caso de las térmicas de carbón ya,que tienes la chimenea al lado de la casa.

        Comentario por Corvo do Anllons — 3 abril 2016 @ 18:58 | Responder

  2. asi leyendo un poco veo que que hay otros informes que cifran el impacto de Chernobil en muchos mas afectados, por ejemplo “El ministro de Sanidad ucraniano afirmó en 2006 que más de 2 400 000 ucranianos, incluyendo 428 000 niños, sufren problemas de salud causados por la catástrofe”. Ahora ya sabemos como se hacen la mayoria los estudios hoy en dia, se parte de una idea y se hace el estudio, dependiendo de quien pague. La unica duda con respecto a las nucleares son los residuos, hablo desde el conocimiento “popular” o mejor dicho del desconocimiento😉. Que mas da que en Alemania se cierren las nucleares si Francia esta lleno de ellas. Pienso igual que tu creo q la nuclear sigue siendo la energia mas viable, el problema es q los debates serios y sin ideas preconcebidas entre los vividores de la politica no existen. A mi que me planten cientos de molinos en los montes no me parece muy ecologico. Un saludo

    Comentario por Emilio Fernandez — 2 abril 2016 @ 15:37 | Responder

    • Yo he enlazado el informe de la OMS. Y recuerda que no es lo mismo mortalidad que morbilidad. De todas formas, la contaminación en Madrid es un Chernobyl permanente, tanto en muertes prematuras como afecciones respiratorias, coronarias, alergias… y cuando digo que habría que vetar los vehículos de combustión de los núcleos urbanos, que no pueden convivir personas y motores en un mismo espacio, se me sitúa como un peligroso radical o un demente. Pero son 27.000 muertes prematuras al año en España por la contaminación ambiental.
      http://www.elmundo.es/ciencia/2015/06/23/55894b35ca4741472f8b457c.html

      Es otra cosa que me sorprende. La histeria con lo nuclear, y cómo aceptamos enfermar debido al humo de los coches y las calefacciones, y ni nos planteamos evitarlo. De un modo más gráfico: es MUCHO más saludable vivir en Cofrentes o Ascó que vivir en Madriz o BCN. Con los datos en la mano.
      http://www.nuclenor.org/public/otros/3_Informe_Final.pdf

      Más cosas.

      Los residuos no suponen ningún problema, si se hacen las cosas bien.

      La radiación es peligrosa, pero no mágica. Mira, te explico rápidamente. Hay tres tipos de radiación, alfa, beta y gamma. La dos primeras tienen muy poco poder de penetración, así que me centro en esta última. La radiación gamma son, básicamente, fotones, igual que la luz, pero fotones muy energéticos capaces de traspasar muros de hormigón (de hecho, se emplea para sacar “radiografias” de estructuras, en obra pública…). Pero esta capacidad de penetración es alta, pero no infinita.

      Lo bueno que tienen los RAA es que son muy peligrosos, pero son muy poquitos, unas pocas toneladas. Así que es sencillo confinarlos en contenedores de acero, que no dejan escapar esos fotones. Puedes estar justo al lado de uno de ellos, que te llegará más radiación del Sol, si estás al aire libre, que de él. Estos contenedores se llevan a un almacén temporal (el que se quiere construir en Villardecañas) o a uno definitivo (almacén geológico profundo). A varios miles de metros de profundidad, encerrados en esas vasijas de acero, no existe ni la más mínima posibilidad de exposición a la radiación. No hay magia, sólo leyes físicas.

      ¿Por qué no hacemos esto con los RAA? Porque esas “basura nuclear” no es tal, sino que es muy valiosa. Para empezar, sigue teniendo el 96% del U235. Si se acabase el uranio en el mundo (o por lo que fuera no pudiéramos conseguirlo), podríamos reciclar ese combustible quemado y seguir haciendo funcionar las centrales durante varios siglos sin importar nuevo uranio. Pero claro, por ahora es más barato importarlo que recuperarlo, ya que la manipulación de ese combustible quemado es peligrosísima.

      Además de U235, contiene plutonio, que como he mencionado sirve para hacer bombas nucleares (el uranio también, pero muy pesadas para una misma capacidad de destrucción). Así que todos los estados prefieren mantener esa posibilidad abierta, por si algún día la cosa se pone fea, teniendo el combustible quemado a mano. En realidad, hay pocos países que se hayan desembarazado definitivamente de este combustible nuclear con almacenes geológicos profundos (y tampoco es definitivamente, pues aunque estén sellados se pueden volver a abrir). EEUU sí lo usa, pero es que EEUU tiene plutonio para partir el planeta en dos cachos, y con Rusia ellos ya están en el siguiente nivel de devastación: la bomba de hidrógeno. El plutonio no les sirve más que como cerilla para prender la mecha de la fusión de deuterio y tritio.

      Además de eso, hay otros elementos, actínidos y otras cosas raras, que pueden ser usados en un futuro como combustible nuclear (fast breeding reactor). Habría que hacer mucha investigación sobre esto, pues el futuro es prometedor. Pero gracias a la magufería lanzada por gente como los de Greenpeace, los gobiernos no quieren invertir grandes sumas en este tema (mientras nos gastamos decenas de miles de millones en subvencionar a los chinos su investigación en células fotovoltaicas, muy progre todo).

      Apertas!

      Comentario por Mendigo — 2 abril 2016 @ 16:22 | Responder

  3. Mendi en vez de fotón pon Neutrón😉

    Comentario por Corvo do Anllons — 2 abril 2016 @ 18:01 | Responder

    • Está bien puesto.

      La radiación α es un núcleo de Helio4 (es decir, dos protones y dos neutrones)
      La radiación β es un electrón
      y la radiación γ es un fotón de alta energía.

      Creo que te estás confundiendo con la fisión del U235, cuya reacción en cadena se propaga con neutrones.😉

      Comentario por Mendigo — 2 abril 2016 @ 21:38 | Responder

      • Fallo mío mendi, en cuanto a central de los Emiratos el reprocesado de los residuos se hará en Corea del Sur y por lo tanto no hay peligro y el reactor no es moderado por grafito como el desmantelado en Vandellos que sí servía para producir Pu 239, que tampoco es muy fácil en un reactor de este tipo de ahí que se diseñara el CORAL para producir Pu 239. De hecho los hindúes compraron un CANDU y lo clonaron para obtener el plutonio para sus bombas ya que este reactor permite sacar las barras de combustible sin tantos problemas como los otros y es que para tener la máxima cantidad de PU 239 las barras tienen que estar un tiempo determinado ya que a partir de un límite el Pu 239 se transforma.

        Comentario por Corvo do Anllons — 3 abril 2016 @ 0:40 | Responder

        • Sí, ahí tienes razón. Un PWR como el de Barakah no es la mejor opción para producir Pu239 porque tienes que parar el reactor para sacar las barras y que no se contaminen de Pu240. En los RBMK esto se podía hacer en funcionamiento (en realidad, eran fábricas de producción de plutonio que, de paso, generaban electricidad).

          Por ahora, yo creo que los árabes quieren sacarse el carnet de conducir, y para ello quieren que los coreanos les fabriquen un Rolls (muy en su estilo). Cuando sepan operarlo, pues ya veremos si los residuos los mandan a Corea o no. Una cosa es el compromiso de hacerlo… Que seguro que sí, vaya, pero… mientras no tengan necesidad de usar ese plutonio. En cualquier caso, la tecnología clave es la de separación de radioisótopos, que es la que permite enriquecer uranio o plutonio. Sólo con la planta, sin que dominen el ciclo de combustible, el peligro es reducido.

          Comentario por Mendigo — 3 abril 2016 @ 10:48 | Responder

          • El último gobierno de Zapatero solicitó autorización para construir una planta de enriquecimiento de uranio aunque no sé en qué quedó el tema.

            Comentario por Corvo do Anllons — 3 abril 2016 @ 19:05 | Responder

            • No tenía ni idea del asunto, la verdad. En España tenemos la planta de fabricación de combustible nuclear de Juzbado, pero (hasta donde yo sé) no tiene centrifugadoras, ya le llega el uranio enriquecido de Francia.

              Sería una buena cosa, todo lo que sea no depender tecnológicamente de los demás es un progreso. Pero tiene unas implicaciones políticas bastante peliagudas.

              Si encuentras algo de información sobre el tema, comparte, please.😉

              Comentario por Mendigo — 4 abril 2016 @ 2:31 | Responder

  4. y pq tanto lio con las centrales de Iran y no con las de Arabia, por el tema del plutoni? o son razones politicas?

    Comentario por Emilio Fernandez — 3 abril 2016 @ 20:35 | Responder

    • Irán ha construido una planta de enriquecimiento de uranio que es el primer paso para desarrollar armas nucleares, el segundo sería un reactor nuclear moderado por grafito, un reactor CANDU o uno rapido como el CORAL desarrollado en España el penúltimo una planta de tratamiento de residuos para recuperar el Plutonio y por último desarrollar la bomba y sobre todo probarla y prepararse para la factura que representa el mantener el armamento nuclear.

      Comentario por Corvo do Anllons — 3 abril 2016 @ 21:19 | Responder

      • Los CANDU queman el plutonio según lo crean, no son buenos para fabricar Pu239. De todas formas, tengo mis dudas de si un BWR o PWR (las configuraciones más convencionales) se podría operar para producir más Pu239. La clave es en robarle energía cinética a los neutrones (moderarlos) para lograr una captura y la creación de U239 que decaiga a Pu239. No lo sé, la verdad es que nunca he visto un reactor nuclear desde ese punto de vista (pero es importante tenerlo en cuenta, sin duda).

        Comentario por Mendigo — 4 abril 2016 @ 2:36 | Responder

        • La ventaja del CANDU es que puede quemar uranio natural y te permite sacar el combustible sin parar el reactor ni tener que montar una planta de enriquecimiento, los argentinos (otros que tal bailaban como los saudíes) al buscar la bomba eligieron ese camino de hecho ahora son suministradores de agua pesada. No sé si los saudíes podrían mantener un arsenal nuclear y unas FAS convencionales potentes; a los suecos cuando estudiaron el tema no les cuadraron los números y prefirieron tener seguir con unas FAS convencionales potentes.

          Comentario por Corvo do Anllons — 4 abril 2016 @ 17:44 | Responder

          • Desde el total desconocimiento del tema. Pero yo entiendo que lo caro es el programa nuclear, luego el mantener esas ojivas no debe ser más que una minúscula fracción de lo que llevó fabricarlas y, sobre todo, aprender a fabricarlas. ¿No?

            Claro que los Saud no tienen algo que Irán sí: una plataforma propia de misiles para albergar esas cabezas nucleares. Pero tirando de chequera, todo se puede conseguir…

            Comentario por Mendigo — 4 abril 2016 @ 21:59 | Responder

            • Hay que mantener los misiles, las cabezas nucleares; en caso de despliegue en silos hay que mantener los silos y protegerlos, de hecho sólo los grandes tienen silos ni Francia, UK o Israelí tienen los misiles en silos, UK usa misiles USA en sus submarinos teniendo que pedir autorización a estos. Francia usa submarinos y aviones antes tenía lanzaderas de misiles terrestres móviles ahora no sé si aún disponen de éstos, Israel tiene la parte explosiva separada del misil (se supone) de esa forma pueden decir que no poseen armas nucleares, en cuanto a los misiles de sus submarinos nadie sabe nada

              Comentario por Corvo do Anllons — 4 abril 2016 @ 23:22 | Responder

              • Bueno, sí, pero todos estos costes de mantenimiento son mínimos en comparación con el programa nuclear que hay detrás.

                Lo de los silos, claro, eso ya depende de la capacidad de que te quieras dotar. Las FFAA saudíes tienen capacidad de sobra de colarle un pepinazo a cualquier país de la región (es decir, Irán), sin necesidad de recurrir a misiles de medio alcance. Ahora, si el propósito es que no vuelva a crecer la hierba en Persia…

                Creo que los iraníes estaban en tratos con los rusos para que les cedieran tecnología antiaérea, ¿verdad?

                Comentario por Mendigo — 4 abril 2016 @ 23:36 | Responder

                • Tan en tratos que en 2012 les compraron varias baterías de S-300 PMU-1 los mismos que compraron los Greco chipriotas y ahora emplea Grecia

                  Comentario por Corvo do Anllons — 5 abril 2016 @ 18:04 | Responder

                  • Ah, okis, gracias. Es decir, una versión algo anticuada del sistema de misiles actual.

                    Comentario por Mendigo — 6 abril 2016 @ 18:21 | Responder

                    • Lo último es que han pedido el S-300 PMU-2; algun caza junto con repuestos para los aviones que operan todo a crédito que a ver si los rusos acceden

                      Comentario por Corvo do Anllons — 8 abril 2016 @ 15:58

    • Bueno, como bien sabes, los Saud son nuestros hijos de puta.

      Mira lo que están haciendo en Yemen ¿supone algún problema internacional? No, ni pizca. Pues ya está.

      Hay otra parte, que te la ha contestado muy bien Corvo. Irán tenía centrifugadoras (que, por cierto, fueron inutilizadas por un virus informático que les colaron hackers a sueldo del Pentágono) y, en principio, a los árabes les servirán el combustible el combustible fresco y se llevarán el quemado . Esto es fundamental, porque para elevar el combustible a grado militar necesitas trabajar la tecnología de separación de radioisótopos. Esta es la clave.

      Una vez que has conseguido separar el Pu239, montar la bomba es relativamente sencillo. De hecho, con plutonio la masa crítica es mucho menor. Luego ya, se trata de montarla en la cabeza de una bomba o misil, y listo.

      Comentario por Mendigo — 4 abril 2016 @ 2:25 | Responder

  5. Eso de que las nucleares deban ser públicas…

    Quis custodiet ipsos custodes?

    Comentario por juanmanuelgrijalvo — 7 abril 2016 @ 18:58 | Responder

    • Pues efectivamente: es condición necesaria pero no suficiente, para asegurar una vigilancia efectiva para confiar en su operación segura.

      Una toma de decisiones arriesgada (por ejemplo, retrasar el calendario de mantenimiento) que genere beneficios, es premiado en una empresa privada y podría ser castigado en una empresa pública. Ahora bien, habría que implementar los mecanismos de control necesarios para sancionar estas conductos. Si esto es el despiporre y aquí nadie se responsabiliza ni paga por nada, pues efectivamente, da igual que sea de propiedad pública, privada o una ONG.

      Comentario por Mendigo — 7 abril 2016 @ 21:49 | Responder

      • Teóricamente, las empresas privadas son más eficientes que las públicas. Y los intereses de los ciudadanos deben estar protegidos por una inspección externa eficaz. ¿Esta inspección sería mejor si también fuera privada? Como las empresas independientes de certificación, digamos… Tengo que estudiar la vida y la obra de Samuel Plimsoll.

        Comentario por juanmanuelgrijalvo — 7 abril 2016 @ 22:28 | Responder

        • Si se obliga a las empresas propietarias de centrales nucleares a contratar un seguro por ejemplo con Lloys que tiene su propia empresa de certificación (de las más prestigiosas) e inspección y a esta última se le da poder de supervisión no veo ningún problema. Y en España que se sepa no ha habido incidentes graves en la operación de las nucleares.

          Comentario por Corvo do Anllons — 8 abril 2016 @ 15:53 | Responder

  6. No se, no se.

    Con todos los respetos tronk energía 100% verde ninguna (de hecho la biomasa me parece mayor aberración aún, si cabe, que la nuclear). La diferencia que veo entre esta y las demás básicamente es en la herencia envenenada que dejas para la posteridad. Cierto es que la hidroeléctrica de Banqiao mato a casi 200.000 personas entre muertes directas e indirectas pero es que eso sucede una vez y ya esta, por contra; ¿cual es la vida media del plutonio 239 ?, ¿o quien financiara los siguientes sarcófagos de Chernobyl?. Hablamos de una actividad radiactiva a tan largo tiempo (20.000 años en el caso del plutonio) y peligrosa que realmente no seria sincero albergar ninguna certeza de que pueda depararnos el futuro en este tema concreto. Con respecto al almacenamiento geológico profundo, aún ha de demostrarse que sea efectivo para periodos extremadamente largos o al menos similares a los del almacenamiento temporal prolongado (caso del cementerio nuclear de Villar de Cañas).

    Por cierto…

    …la basura radiactiva va a pasar (con nocturnidad y alevosía, “of course”) por delante de mis narices: ¿a ti te han preguntado que te parece?, porque a mi no. Y te lo dice alguien nada aprensivo que se ha estado bañando al lado de la nuclear de Cofrentes y que, además, es hijo del que ejecuto el edificio del Diesel de Zorita y las chimeneas de Trillo (mi padre querido pronuclear de toda la vida).

    Y ojo, que entiendo que en una zona deprimida (¿cual no la es hoy en día?) con necesidad de empleo urgente les sea tentador dejarse seducir por los cantos de sirena pero, desde un punto de vista desapasionado, ¿de verdad va a generar tanto impacto económico una actividad de alta cualificación y poco intensiva en mano de obra como para justificar el riesgo?, ¿en serio van a poner a labriegos a manejar material sensible de la noche a la mañana?, ¿quien va a querer comer conscientemente los productos venidos de esa tierra fundamentalmente dedicada al agro?. No se yo, no se. :-/

    De todas formas no iba a entrar a comentar la entrada sino fuera por el hecho de que me interesa mucho el tema de la espectacular recuperación de la naturaleza en la zona de exclusión de la central ucraniana de infausta fama lo cual, por otra parte, demuestra que para el planeta es peor el humano vil que cien Chernobyl. Mucho se ha hablado y se habla del fenómeno -desde posiciones afines al uso de la energía atómica- como ejemplo del supuesto alarmismo de los que no comulgamos con ruedas de molino (¡ojo!, que no lo digo por ti😉 ) hasta casi reducir la mayor catástrofe nuclear de la historia a una cosa prácticamente inocua si se le da el tiempo suficiente. El caso es que buscando por la red cierta objetividad empírica me encontré con este video del Dr. Timothy Mousseau biólogo especialista que lleva tiempo estudiando los efectos de la radiación a largo plazo sobre los sistemas vivos…

    Que el poder de regeneración de la naturaleza -fuera de la injerencia humana- es asombroso no cabe duda pero no lo es menos que en el caso que nos ocupa nunca se volverá al punto de inicio que precedió al desastre del 86 y que, tratándose de sistemas complejos, pocas predicciones fiables podemos hacer del efecto al largo plazo de una presencia masiva de radioactividad sobre el medio ambiente al cual como especie pertenecemos y del cual nos proveemos.

    Curioso por cierto el fenómeno del diseño errático de las telas de araña que se repite también en Fukushima.

    Y ya no entro en la proliferación del uso bélico de la única tecnología que por si sola es capaz de mandar al garete al planeta -y a nosotros con el- en menos que canta un gallo si marchamos decididos a ello. Ni aunque reventaran todas las presas del mundo a la vez (las de las Tres Gargantas, Asuán, Fort Peck y Tucuruí incluidas) conseguiríamos un efecto -al corto, medio y largo plazo- siquiera similar al de un holocausto atómico.

    ¿Supongo que estáis familiarizados con el concepto “hibakusha” ?

    https://es.wikipedia.org/wiki/Hibakusha

    Desde luego no es algo que te facilite la existencia, más bien un estigma que han tenido que sufrir las victimas de por vida (incluso para contraer matrimonio).

    Saludiños.

    Comentario por fouche — 11 abril 2016 @ 17:50 | Responder

    • Un homenaje a mi aita…

      Comentario por fouche — 15 abril 2016 @ 16:35 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: