La mirada del mendigo

29 junio 2016

Capitalismo

Filed under: economía — Mendigo @ 19:38

Hablando del absurdo económico, la discusión se acaba yendo por los Cerros de Úbeda, como a mí me gusta. Y quisiera resaltar un hilo que abre Emilio, sigue Escaiguolquer, al que le añado mi respuesta.

Emilio – Lo gracioso del asunto es que mientras compramos su deuda (al final el BCE es de todos los europeos, aunque solo lo dirigen para una selecta minoría) estas empresas siguen dando suculentos dividendos. […] ¿Por qué, si esta empresa necesita que le compremos su deuda, sigue dando dividendos?

Escaiguolquer – Pero eso es exactamente el capitalismo. No el modelo abstracto de creación, distribución y consumo de valor, sino el modelo completo, que incluye la reproducción del sistema social en conjunto.

Mendigo – En realidad el capitalismo no es lo que está enunciado en los libros de economía, como un sistema equilibrado basado en incentivos a la inversión en forma de retornos y blablablabla. El capitalismo real es un sistema de latrocinio de unas élites que manejan todos los hilos y siempre consiguen llevar, de una forma u otra, el agua a su molino. Sin reglas ni normas, más que la acumulación de capital. Todo camino que lleve a ese fin, es parte del capitalismo, sea la investigación y la innovación, sea la dictadura, el saqueo o el genocidio.

Eso de que el beneficio compensa el riesgo, para justificar la reproducción del capital, es una gilipollez. Si incurres en riesgo, es que eres un mindundi. Los realmente gordos, no corren ningún riesgo. Fijaos en Florentino: el almacén estratégico de Castor o en el túnel de Pertús. Si el proyecto es un éxito, gana dinero operándolo. Y si no, el Estado lo rescata y ganó dinero construyéndolo. O ganas o ganas. Eso es el verdadero capitalismo. Si tienes opción de perder, no eres un capitalista, eres un pringao.

13 comentarios »

  1. Y lo de floren son 2 ejemplos, y la regasificadora de Gijon sin usar y por la que se esta pagando una pasta a Enagas, o acciona y el aval que le dimos para el canal de PAnama y que nos vamos a comer con patatines, o tb seguramente acabaremos pagandolo tb los problemas del Ave de Arabia Saudi, y seguro q rebuscando un poco encontraremos cientos de casos.
    Y es que la naturaleza del capitalismo es esa, durante un tiempo perdia las batallas y cedia y cedia, pero ahora se sabe ganador y avanza a pasos agigantados, nadie lo para ni sabe pararlo y cada vez engulle y engulle mas. Puedes frenarlo durante un tiempo incluso hacer que pierda terreno, pero al final tarde o temprano en cuanto flaquean las fuerzas de su opositor seguira engullendo y engullendo. Al final quien tiene el capital quiere las cartas marcadas, que el riesgo sea 0, o mejor si fuera posible, y claro en este pais de pandereta esta en su salsa. Por eso mismo en mi opinion lo del capitalismo amable es una gilipollez, es como capturar un zorro adulto e intentar domesticarlo, en cuanto puede se va a escapar y si te puede de paso comer alguna gallina mejor que mejor ,)

    Comentario por Emilio Fernandez — 29 junio 2016 @ 22:05 | Responder

    • El Estado concedió un aval a ACS para el canal? Hostia puta, de eso no me había enterado yo!

      Emilio, en serio, es mucho mejor vivir en la ignorancia. Estas cosas me fríen los huevos hasta extremos inconcebibles.

      El marrón del AVE a la MECA ya sabes quién se lo va a comer, no? ADIF. La operadora del consorcio, que es la que tendrá que estar limpiando la arena que se acumule, ya que las constructoras no hicieron bien su trabajo (hacer, lo hicieron que te cagas, ahorraron todo lo posible, y que el marrón se lo coma el operador). Lo cual es inviable económicamente, y se tendrá que comer las pérdidas asociadas. Una empresa pública. Es decir, nos lo comeremos todos, porque habrá que inyectar los fondos que pierda.

      Comentario por Mendigo — 30 junio 2016 @ 13:20 | Responder

      • creo q no es ACS sino Acciona lo del canal, no?. Pero x lo visto creo q es una practica muy usada que el estado español avale las megaobras en el extranjero de empresas españolas, tampoc te fies de mi q es de oidas

        Comentario por Emilio Fernandez — 30 junio 2016 @ 17:54 | Responder

  2. Ya os lo dije.

    Si tienes una empresa soñaras con mercados cautivos y monopolios. El rollo ese de la emprendeduría y la libre competencia queda para la pobre masa pringada a la que se le tira el hueso de que bien jugadas sus cartas pueden hacerse ricos. Para seguir en la carrera necesitas crecer en tamaño y acumular. No hay otra. Una vez en la cúspide y nadando en dinero ya todo va más rodado. Con el capital suficiente puedes comprar voluntades, ajustar las reglas a conveniencia y establecer insalvables barreras de entrada.

    Pero es que es un hecho intrínseco al Sistema no su excepción.

    Lo curioso es porque siendo que todo lo que comentáis es tan evidente, ¿cual es la razón de qué tanta gente siga defendiendo a capa y espada un sistema tan calamitoso incluso en contra de sus propios interese de clase?. Quizás es que en eso que damos en llamar el mundo desarrollado la mayoría de l@s que viven han conocido la experiencia y frutos de las keynesianas economías mixtas de posguerra. Un capitalismo de “rostro humano” desarrollado para contener la expansión del comunismo que la gente toma como la regla pero que no deja de ser una excepción circunscrita a una coyuntura y circunstancias muy concretas. Baste pensar que cuando mi padre se compro su primer coche (un 600) en pleno apogeo del desarrollismo -nuestra versión cutre y cañí de los “golden years”- menos de una cuarta parte de la humanidad tenia acceso a la opulencia del paraíso consumista mientras que para el resto el capitalismo regia sus vidas con la misma lógica negrera y explotadora de siempre.

    Ahora ya no hay comunismo.

    Y pintan bastos.

    Comentario por fouche — 29 junio 2016 @ 23:28 | Responder

    • Esa es la cuestión, saber identificar tus intereses de clase, y defenderlos.

      Pero qué coño, si ni siquiera saben identificar A QUÉ CLASE PERTENECEN!!!!

      Síndrome de Estocolmo, comprando el Hola y babeando por cómo viven los ricos.

      Cada pueblo…

      Comentario por Mendigo — 30 junio 2016 @ 13:23 | Responder

    • La razón es la misma por la cual la gente de deja cantidades ingentes de pasta en lotería.

      El capitalismo solo “le toca” a unos pocos, pero…y si toca?

      El sueño es más poderoso que la certeza. Y por desgracia, el sueño de gran parte de los trabajadores no es tener un sueldo y unas condiciones de vida dignas, sino convertirse en un rentista

      Comentario por pjakomako — 13 julio 2016 @ 5:58 | Responder

  3. Diría que Florentino tiene demasiada exposición a una constructora española. Sin ánimo de defenderle, eso es asumir riesgo… ¿o no? Las acciones oscilan de precio y si su empresa no la quiere nadie, su patrimonio se reduce. En teoría.

    Porque en la práctica, aunque le llamemos capitalismo, muchos economistas dirían que no es correcto llamarlo así. Con la corrupción, influencias, nepotismo, puertas giratorias, rescates por ser “demasiado grandes”… está tan pervertido que se tendría que buscar otro nombre. Hoy ya está todo muy alejado de la base teórica sobre la que se sustenta el capitalismo (libre mercado).

    Comentario por siknus — 1 julio 2016 @ 16:22 | Responder

    • pues seguro que con los 1,14 € por accion que se llevo con los dividendos a cuenta de 2015 deberia estar recogiendo cartones para dormir debajo de un puente. Estas equivocado de cabo a rabo. Eso que dices es el capitalismo, el lbre mercado no se de donde sacas que es el capitalismo, el libre mercado ni existe, ni existio ni existira, en el momento que no beneficie algun tipo de libertad economica al capital simplemente la desecharan. Inglaterra mientras era primera potencia mundial abogó por el librecambismo, en cuanto esa posicion empezo a temblar, pues ya deberias saber lo que hicieron😉

      Comentario por Emilio Fernandez — 1 julio 2016 @ 21:25 | Responder

      • Estoy contigo Emilio.

        Es que dotar de cualidades morales a un sistema como, en este caso, el capitalista es absurdo pues al enfocar el actual y cochino estado de la cosas como una “perversión” que desnaturaliza el “normal” funcionamiento del mercado acabamos por no entender nada. No, no es que el capitalismo era chupi y ahora va de puta pena porque se ha corrompido por el mal accionar de las personas en una manera similar por la que mucha gente disculpaba el nazismo como algo en principio noble que luego se fue pervirtiendo por el camino (una manera burda de exculparse a si mismos aquellos que habían dado su voto a Hitler ). Esto es poner el carro delante los bueyes. Simplemente esta evolución de las cosas es intrínseca a la dinámica del sistema.

        No es la excepción sino la regla.

        Y esto pasa por un sencillo mecanismo que además desmonta la falacia de la narrativa liberal sobre la libre competencia y la mano invisible. Para que se diera un competencia perfecta tendría que haber una simetría perfecta entre los diferentes actores de un sector. El problema surge que semejante situación de laboratorio es una idealización que se da solo sobre las números y teorías de los economistas clásicos pero que rara vez – o acaso ninguna – se da en la realidad. Galbraith en su obra “La sociedad opulenta” ponía la condición de que para que se diera este escenario en lo que el llamaba “mercado concurrencial” tenia que haber muchos oferentes y muchos demandantes. Según el esta situación bien pudo haberse darse dado en los USA en algún punto del siglo XIX pero pronto por la simple dinámica de acumulación capitalista ese equilibrio se rompió. El americano venia a decir que la gran mentira del credo liberal es hacernos creer que todos partimos de la misma base y que competir se reducía, poco menos, que a jugar bien tus cartas ejemplificándolo en el hecho de que Joe el ferretero no podía competir con Leroy Merlin por mucho que los economistas mas acérrimos les adjudicaran unas condiciones de partida iguales.

        Mirad había un chaval por aquí que lo explicaba muy bien…

        https://esmola.wordpress.com/2014/08/27/capitalismo-y-pobreza/

        Y es que paradójicamente el “laissez faire” lleva en ultima instancia a una mayor concentración de capital en cada vez menos manos lo cual desemboca en esta realidad oligopolística y abusiva que vivimos. Lo cual nos lleva a que eso de “la base teórica sobre la que se sustenta el capitalismo” no deja de ser una narrativa mitológica sobre la que apoyamos todo el tinglado para irnos a la cama con la conciencia en paz. Insisto, si amplias capas de la población se niegan a ver algo cada vez más evidente es por el hecho de que la gran mayoría de la gente a este lado del río Pecos ha tomado lo excepcional como normal como consecuencia de haber vivido la experiencia de las economías mixtas de posguerra hijas a su vez de Bretton Woods y el miedo acérrimo al comunismo.

        Pero es justo al revés.

        El capitalismo no deja de ser el escorpión de la fabula de la rana. Si pica no es porque sea bueno ni malo: es su naturaleza.

        Saludos.

        Comentario por fouche — 1 julio 2016 @ 23:32 | Responder

        • Por cierto Emilio yo también nací en una cuenca minera y me acuerde de las vagonetas llenas de carbón y sucias de hollín.

          Comentario por fouche — 2 julio 2016 @ 0:02 | Responder

        • Muy bueno el articulo, asi es, el capitalismo, ademas no le importa acumular capital de forma legal o ilegal, de todas formas llega un momento q son ellos mismos son los que hacen las leyes para su propio beneficio. SIempre me hizo gracia q mientras los grandes empresarios españistanos piden rebajar las indemnizacione por despido a los trabajadores, para ellos se ponen unas millonarias.

          Comentario por Emilio Fernandez — 2 julio 2016 @ 12:24 | Responder

  4. No, uno no “llega” al Poder para luego jugarselo a los dados. Claro que El juego continúa, pero si ya desde el principio estaba trucado, ahora que el poder es mayor y la impotencia se expande en la misma medida por abajo, pues ocurren estas cosas. Y la gente mas desposeida, la que no tiene ningún poder, puede ahogarse en la rabia de la injusticia o, mas probablemente, intentar ganarse una pizca del favor de los mas ricos y bien-olientes. Como hace siglos, como ayer mismo, es la puta humanidad.

    Comentario por lysergs — 1 julio 2016 @ 22:08 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: