La mirada del mendigo

6 julio 2016

Resistiendo y creciendo

Filed under: internacional — Mendigo @ 17:22

Baqiya wa tatamaddad (انصار الدولة الإسلامية), el título es la traducción del lema del Estado Islámico. Así como el de España es Plus Ultra, pero con más intención de cumplirlo que la secular estrechez de miras española.

Últimamente no han podido verificarlo y están perdiendo terreno, pero debemos analizar en qué circunstancias se hayan.

Estaba leyendo un buen artículo en la página de la BBC (sí, ya directamente paso incluso de ojear medios españoles más que para los cotilleos domésticos), sobre los orígenes, el ascenso y la encrucijada actual en torno al Estado Islámico. Muy buen resumen, pero creo que pasa de puntillas sobre varios hechos innegables, aunque de difícil digestión. El primero, serán fanáticos, criminales, sanguinarios… pero hay que reconocer que están resistiendo admirablemente, con valentía e imaginación.

Pongámonos en situación. La desaparición del poder centralizado de los Estados sirio e iraquí permitió la organización espontánea de los ciudadanos según referencias culturales mucho más antiguas que estos estados de nuevo cuño creados por el poder colonial. Libres de esa ficción, los habitantes se organizaron conforme sus agregadores naturales, primero la tribu, y luego su referente étnico-religioso (que, en sociedades primitivas, son una identidad).

Una de las consecuencias del establecimiento del Califato es la constatación de que la frontera sirio-iraquí era una ficción. No había sirios o iraquíes, había suníes, alauíes, chiíes, kurdos, yazidíes, drusos, turcomanos… El proceso de construcción de un Estado nación, tan avanzado en Europa, allí sólo tiene unas pocas décadas y apenas había empezado a difuminar las antigua divisiones.

La oposición al sectarismo alauí del dinasta al-Assad, o al sectarismo chií del gobierno de al-Maliki, fue monopolizada por el wahabismo suní, que encontró en la religión un elemento de cohesión y movilización. Opusieron al tibio sectarismo del gobierno, un sectarismo llevado hasta el extremo del genocidio sistemático (cualquier no suní que caiga en las garras del Estado Islámico es asesinado sin remedio). Sólo una minúscula parte de la oposición al régimen alauí sirio es de carácter democrático y laicista (agrupadas ahora en las SDF junto con la YPG kurdas). Pero la inmensa mayoría de las fuerzas son islamistas, propugnando el establecimiento de una teocracia suní como modelo de Estado, a imagen y semejanza de sus patrocinadores del Golfo.

La realidad ha desbordado a la ficción de las banderitas, las fronteras tiradas a través del desierto y demás ficciones administrativas, y los bandos se han formado según sus alineaciones naturales, suníes, chiíes-alauíes y kurdos (aunque con bastante desconfianza entre los kurdosirios, de mayoría izquierdista, y los kurdoiraquíes, conservadores y en buenos tratos con CErdoğan).

Lo que llamamos Estado Islámico, podrías llamarlo también, con permiso del resto de grupos salafistas que operan en Siria (en Iraq tienen el monopolio), Sunistán. Su territorio corresponde a la perfección con las áreas de mayoría suní en Siria e Iraq. Los suníes han visto en el Estado Islámico, así como en el resto de grupos salafistas, una forma de autoorganizarse y defenderse de un régimen que les es hostil. En el caso de Iraq, integrando en sus estructuras los cuadros militares baazistas (pues antes de la vuelta de la tortilla, era la minoría suní la favorecida por el gobierno de Bagdad). Y Sunistán (Estado Islámico, Jabhat al-Nusra, Ahrar ash-Sham, Ansar al-Sharia …) recibe ayuda de las potencias suníes (las petromonarquías y el gobierno islamista turco principalmente, pero reciben combatientes de todo el mundo suní, desde Túnez a Malasia), mientras que el mundo chií apoya, como no podía ser de otra forma, a sus correligionarios y afines de los gobiernos de Bagdad y Damasco.

Pero quería de nuevo haceros reparar en una cuestión. Tomemos a Sunistán como un Estado convencional, que está en guerra con sus vecinos. Pero es que está en guerra con TODOS sus vecinos a la vez. Especialmente notable el caso de su principal fuerza, el Estado Islámico. Su mesianismo les ha llevado a la estupidez (por otra parte, consecuencia inevitable de su discurso) de abrir todos los frentes. Está en guerra con Alauistán (el gobierno de Damasco, apoyado por Rusia e Irán) y con el Chiistán iraquí (el gobierno de Bagdad, apoyado por USA). Por el Norte, llevó una campaña de exterminio contra el pueblo kurdo, el cual se ha revelado como un huso duro de roer y, casi sin medios al principio, luego con el apoyo de la aviación usamericana, logró detener el golpe y desde entonces les está comiendo terreno. Tiene al ejército jordano posicionado en la frontera para sofocar los intentos de propagar la llama a su territorio. Y tiene a la poderosa guerrilla de Hizbullah, que es una amenaza incluso para el poderoso Israel, luchando en coordinación con el ejército regular sirio.

Por luchar, incluso se producen luchas en las mismas filas del Sunistán sirio, entre los diversos grupos suníes con el Estado Islámico (aunque últimamente han debido recuperar un mínimo atisbo de cordura, y recordar la máxima de “perro no come perro”).

Y, contra todo pronóstivo, el Estado Islámico resiste contra todos. Sin duda, remarcable. Creo que es la primera vez desde la 2WW que los ejércitos de Rusia y EEUU atacan un mismo objetivo. De forma descoordinada, y muy tímida y esporádica, en el caso de USA y resto de la OTAN, con más convencimiento en el caso de las VVC hasta el anuncio de repliegue unilateral de Rusia (quizá dentro de muchos años, sabremos a cambio de qué Putin accedió a levantar el pie del acelerador). Tener a la OTAN, Rusia, Irán, Hizbullah y lo que queda de los ejércitos regulares de Iraq y Siria en contra, y aún así seguir resistiendo, es una proeza notable que nadie todavía ha destacado.

Recuerda al esfuerzo bélico del III Reich que, aunque cayese finalmente derrotado, luchar al mismo tiempo contra el resto del mundo y mantener el pulso durante seis largos años, ya es en sí una gesta militar nada despreciable. La comparación con la Alemania nazi está muy bien traída al caso, por la semejanza de la ideología supremacista (pangermánica o panislámica), fanatismo criminal que es el núcleo de su modelo de Estado.

Bien es cierto que, como hemos dicho, Sunistán está bien regada de fondos por sus patrocinadores suníes. Es curioso ver cómo desharrapados manejan armas que cuestan mucho más de todo el dinero que lograrían reunir en su vida, si se hubieran dedicado a oficio más provechoso que el de matar. Por ejemplo, este vídeo. Usar un misil teledirigido para matar a un soldado enemigo, sería un despilfarro de recursos que llevaría inmediatamente a un consejo de guerra al imbécil que se le ocurriese. Ningún ejército se puede permitir semejante despilfarro, ni siquiera los mejor dotados económicamente. Que a un “rebelde” sirio le pareciera una buena idea, da buena cuenta de la abundancia prodigiosa de armas que debe haber en ese conflicto.

Y no cualquier arma, el ejército iraquí ya ha perdido varias decenas de Abrams donados por EEUU. El Abrams es el carro principal de batalla usamericano, una bestia de 60 y pico toneladas, el tanque con mayor blindaje que se ha fabricado jamás (burro grande, típico diseño gringo; para hacerse una idea, un T-90 pesa 15 toneladas menos, a pesar del mayor peso de su unidad de propulsión). No se revienta uno de esos tirándole cantos rodados. Para penetrar ese blindaje, se necesita una munición perforante de última generación. Y ese tipo de juguetes no sólo son carísimos, sino que no cualquiera puede acceder a ellos, sólo Estados (que luego ponen esas armas en manos de los zarrapastrosos que mencionaba).

De todas formas, aún con el cuantioso apoyo económico y militar que está recibiendo (la guerra moderna es carísima), es notable la capacidad bélica que está desarrollando Sunistán. Compensa la ausencia de aviación con ataques suicidas (perdón, que el suicidio está prohibido en el puto Islam, se trata de operaciones de martirio… una mamarrachada islámica más porque el suicida es el victimario, nadie le martiriza sino que es él quien martiriza a los demás). De todas formas, mantener semejante esfuerzo bélico hoy en día es carísimo, y es evidente que el territorio de Sunistán, con una capacidad productiva devastada por cinco años de guerra, es imposible de generar por sí solo recursos para mantenerlo. Luchan locales, sí, pero con armas saudíes o turcas.

Sobre el conflicto sirio he leído muchas tonterías, la principal es el discurso que ellos son las primeras víctimas del Estado Islámico. Para empezar, si se quiere entender algo en la guerra civil siria, lo primero que hay que hacer es olvidarse del término “sirio”, porque no aporta información alguna. Sirios matan sirios, hombres matan hombres, así no avanzamos nada. Es imposible que el Estado Islámico hubiera conseguido los impresionantes triunfos en la Blitzkrieg de 2014, sin un apoyo general de la población local. Esto está muy mal visto decirlo, póbrecitos sirios e iraquíes, ellos no son malos, sólo están un poco confundidos. En fin.

Por supuesto que el apoyo no es unánime: los que temían perder hacienda y vida de mano de los barbudos, huyeron al principio del conflicto. Otros, huyeron de las represalias del bando gubernamental. Ahí tenemos los 5 millones de refugiados que ha dejado este conflicto. Aún quedan en los territorios del Califato ciudadanos opuestos desde el principio, o simplemente desencantados, pero lo que es absurdo es pretender que una organización terrorista tiene como rehén a 10 millones de personas, sin una complicidad o cierta aquiescencia. Reconozcámoslo de una vez, el Estado Islámico, Anshar al-Sharia, Jabhat al-Nusra… son los nombres del ejército de Sunistán, integrados mayoritariamente por locales, con el refuerzo de elementos procedentes de todo el mundo suní (incluído Paris, Londres, Bruselas o Melilla), y con el apoyo más o menos tácito o fervoroso de la población suní local, deseosa de conquistar el gobierno de Damasco y darle la vuelta a la tortilla en su provecho. Sectarismo puro y duro. Aunque de ser así, hay que reconocer que la política de relegar a esos paletos suníes del gobierno de al-Assad de los puestos principales en el ejército y la administración, sería sustituida por una política de exterminio de todo aquel no suní (alauíes, cristianos siríacos, drusos, kurdos y, especialmente, alauíes).

Con el discurso buenista oficial no se entiende nada. Terroristas, rebeldes, sirios, iraquíes… son palabras vacías. Cuando empiezas a usar los términos correctos, suní, shií, alauí, kurdo… todo empieza a cuadrar.

Incluso, en el caso sirio, voy a ser un poco más políticamente incorrecto. Es una guerra entre la minoría alauí y cristiana, de la Siria costera, más laica, culta y cosmopolita (al menos, en relación a los parámetros que rigen en esa región, donde se impone el palurdismo islámico) y el empobrecido rural mayoritariamente suní. Quizá excediéndome en la simplificación, pero me recuerda a las Guerras Carlistas, una lucha entre tradicionalismo y progreso, un choque entre las placas tectónicas de la tradición y la modernidad. Este tipo de movimientos se dan a lo largo y ancho del mundo, pero en Siria ha encontrado las condiciones para originar una erupción volcánica (no es la primera vez que encuentro un paralelismo entre los ultracatólicos gudaris y los follacabras): la línea de falla entre el bloque suní y chií, en una zona en disputa entre ambos.

¿Solución a esta carnicería? Difícil. Creo que es imposible la reconciliación, como mucho se puede esperar que el vencedor no se ensañe demasiado. Probablemente la solución más inteligente sería reconocer el error en la partición del acuerdo de Sykes-Picot y dejar que sean los pueblos los que se autodeterminen, creando Estados más homogéneos, más sencillos de gobernar que los actuales, partidos desde su nacimiento por el odio sectario.

Así, sería lógico crear el Alauistán en la costa siria, un enorme Sunistán en el interior de Siria y Norte de Iraq. Un Kurdistán que también tiene difícil su existencia entre dos concepciones políticas enfrentadas de las dos partes. Y un Chiistán en el curso bajo de Mesopotamia que podría en último término unirse a Irán o, al menos, ser Estado aliados.

Esto podría ser una solución estable excepto por un lado: el hipotético Sunistán que ya existe sobre el terreno, ha apostado sus cartas al islamofascismo (movimiento belicista, expansionista, basado en la supremacía racial árabe-suní y el desprecio a la democracia y las libertades civiles). Hay que derrotar militarmente al Estado Islámico y resto de organizaciones salafistas, de eso no me cabe ninguna duda, para evitar que se retroalimente con sus victorias (una constatación del favor recibido por Allah). Pero incluso en el Sunistán post-Estado Islámico, es muy probable que, dejado a su suerte, continúe viva la llama del islamofascismo y busque con el tiempo venganza a costa de sus vecinos, inestabilizando por décadas esa región. Especialmente si tal doctrina es regada con petrodólares, que lloverían desde el Golfo para la reconstrucción de un Sunistán devastado por la guerra, pero no a cambio de nada.

Hasta aquí el análisis políticamente incorrecto, pero intelectualmente honesto (al menos, con esa intención) de la situación en Oriente Medio. La guerra es la caja de Pandora, una vez que la abres, no sabes lo que va a salir de ella, ni si podrás cerrarla a tiempo.

Tres tontos muy tontos. Y muy criminales.

+
+
+
+
+
+
+
+

7 comentarios »

  1. Dos apuntes rápidos de esta semana que acaba…

    ¿Cría cuervos y te comerán los ojos?…

    Recordemos que…

    …los cálculos más conservadores señalan al menos unos 400.000 muertos derivados de la guerra de agresión ( pues eso es lo que fue) contra Irak hasta la fecha. Un total de al menos 133.333 victimas sobre la cabeza de cada uno de esos desgraciados. No esta mal.

    …desde entonces Irak es un estado fallido, fragmentado y desangrado que difícilmente se volverá a recuperar. Un infierno en la Tierra para sus pobres habitantes.

    …a resultas de lo anterior y entre otras cosillas se desarrollo ese molesto y peligroso grano en el culo que atiende al nombre de ISIS – con estado propio y todo – que tantos disgustos esta dando.

    Al menos la Blair lo quieren procesar como el criminal de guerra que es. No se yo si caerá esa breva.

    Ay, cara mamma, Nelle mani di chi siamo !!

    Apertas

    Comentario por fouche — 8 julio 2016 @ 8:07 | Responder

    • Pero es que, realmente, quienes crían cuervos no son luego quienes quedan tuertos. A Salmán ni a su parentela le van a pillar en un atentado en el perímetro exterior de la Kaaba. Tampoco a los hijos del trío de criminales (cuarteto, que tb estaba Durão Barroso), en un cercanías de Atocha, en el Tube o en una sala de fiestas parisina.

      Los que se comen los atentados, consecuencia de décadas de mangoneo en el avispero musulmán, somos los curritos.

      Por cierto, sí, cualquier persona con un mínimo de conciencia y de honor estaría lacerándose por las víctimas y el dolor que han causado. Pero ¿qué se puede esperar de esas excrecencias morales, seres infames que promocionaron la invasión?

      Invasión, que no guerra, pues prácticamente no hubo rival en el ejército iraquí (sí luego en la oposición suní). Que por cierto, es harto curioso lo que tardaron en destruir a uno de los ejércitos más potentes de la región, y ahora, el poco empeño que ponen en acabar con una banda de desharrapados. En cuanto Rusia puso un poco de empeño, los follacabras perdieron buena parte del territorio. Si la OTAN quisiera, el Estado Islámico no llegaba a final de verano. Luego no quiere. Luego lo consiente, porque es un peligro que mantiene ocupado al ejército sirio, debilitando su gobierno.

      Es que es de cajón, coño. Sin cobertura aérea, el EI no podría dar ni un paso sin ser destruido, eso es el ABC de la estrategia militar. Puedes hacerte fuerte en las plazas, que no pueden ser bombardeadas por la presencia de población civil. Pero sólo puedes defenderte, nunca atacar o contraatacar, porque cualquier columna de vehículos sería inmediatamente eliminada. Con el control de los cielos, si el Estado Islámico o Jabhat al Nusra pueden operar con carros de combate (incluso T-90 y Abrams, soplados al ejército regular en sus propias narices!!!), antiaéreas y artillería pesada, es porque la OTAN así lo quiere.

      Un abbraccio!!!

      Comentario por Mendigo — 8 julio 2016 @ 12:37 | Responder

      • Cierto. Solo para la gente de a pie son los sopapos derivados de las políticas criminales de esta gentuza. Ellos ya procuran ponerse a buen recaudo tras sus guardaespaldas y coches blindados que si la cosa se pone realmente fea ya saldrán en avión quemando mecha para disfrutar de un retiro dorado con el dinero robado a su pueblo. Con respecto a la estrategia por la OTAN lo que dices parece confirma aquello del “divide et impera” que hablamos la otra vez.

        Mira cuando yo estuve en Kuwait apenas era un guaje de 8 o 9 años pero me acuerdo que al poco de llegar el ayatolá Jomeini lanzo un amoroso misil contra las infraestructuras petrolíferas del emirato (aliado de Irak por aquel entonces).

        https://es.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_Earnest_Will

        Eran los años de la guerra Irán – Irak (1980 -1988) hoy bastante olvidada pero que yo recuerdo porque entonces solían pasar imágenes de aquel conflicto con bastante frecuencia por TVE. Me impresionaban mucho en especial los planos de cadáveres en las trincheras con aquellos rictus de horror. Una contienda típica de la Guerra Fría en que se evitaba el choque de los dos grandes bloques (USA – URSS ) desviando las tensiones hacia la periferia. Pues bien, después de ocho años casi un millón y medio de muertos e incontables mutilados la guerra termino……por puro agotamiento de los contendientes. Ambos países quedaron tan debilitados en sus economías, demografía e infraestructuras que nunca retornaron al punto de partida. De hecho este fue uno de los factores claves que precipitaron al tiempo la primera guerra del Golfo (la de 1990).

        ¿Qué que quiero decir con esto?

        Pues que probablemente eso es lo que les espera a los sirios. Parece que los “buenos” prefieren intervenir lo justo explotando las debilidades y rencillas de esas pobres gentes para mantener una especie de tablas perpetuas sobre el terreno hasta donde se pueda. Una guerra de desgaste que como un fuego controlado debilite aquellas tierras hasta que no quede más que terreno yermo sobre el que no crezca nada. Nada bueno al menos.

        Ya se ve que desde aquella Roma que explotaba con tanta maestría las antipatías mutuas que se profesaban los diversos pueblos bárbaros entre si en beneficio propio la cosa no ha cambiado mucho. Si acaso ahora admitimos unos pocos refugiados para mantener la imagen pero de esos pocos “afortunados” que acojamos no creo que ni ellos ni sus hijos vayan volver en mucho, mucho tiempo a un país que en la practica ha sido reducido a escombros.

        El caso es que con tanto tema árabe me estas obligando a recordar mi estancia prepuber en el desierto…

        …el himno nacional de Kuwait. Uno de esos chimpun-chimpun sin gracia pero que se me quedo a fuego porque con el abrían y cerraban la programación televisiva…

        …y el “adhan” ( https://es.wikipedia.org/wiki/Adhan ) o llamada a la oración que fue otra tonadilla que se me quedo tatuada en el córtex debido a que la pasaban al menos tres veces al día (que yo recuerde). Me fastidiaba bastante porque a la hora de los dibujos (norteamericanos) cortaban la emisión para conectar con un hirsuto imán que soltaba tal que así la oración. Digo que me fastidiaba pero a la vez me impresionaba porque en el tiempo que duraba el tramite… se paralizaba todo el país !!. Solo Porculio sabe cuantos megáfonos debían de haber repartidos hasta en el ultimo rincón de la nación. Visto con perspectiva me parece hasta inquietantemente orwelliano. Glups.

        Ya ves tronk que en estos videos que te pongo tenemos los dos mayores aglutinantes (nación y religión en comandita) que cualquier comunidad humana haya atesorado a lo largo de la Historia.

        Y ahora dale caña al “adhan”, mira a la Meca (dirección SE si miras desde Mondoñedo ), arrodíllate piadosamente y eleva conmigo esta plegaria a los cielos…

        “El laicismo es un error.

        Ala es grande.

        Dios es aún mejor.

        Yahvé es la rehostia.”

        Que la Providencia guíe tus pasos hermano.

        Ji,ji,ji.

        Comentario por fouche — 11 julio 2016 @ 17:21 | Responder

        • Ahora que dices de la dirección, estando yo en el pueblo vi parados en un apartadero de la autovía a unos follacabras con una furgo francesa, tirados en el suelo, postrándose ante su ignorancia. Pero vamos, como si se postraban frente a un crucifijo, allá cada uno con su estupidez, mientras no me salpique. La cuestión es que me paré un momento a pensar y… estaban orando hacia el W. Además, es que era muy obvio, porque estaba atardeciendo y estaban de cara al sol. No sé, creía que esa gente tenía más claras esas cosas. Pensé en que quizá en su país de origen… pero no, porque eran subsaharianos, y La Meca sólo puede quedar al Oeste… de Extremo Oriente. Nu sé, quizá habían cambiado de divinidad y estaban rezándole al sol. Y lo de las barbas era sólo porque iban a la moda. En fin, caminos insondables de la estupidez humana, unos hipster y otros follacabras. Menos estudiar y pensar, todo vale.

          Bueno, anécdotas idiotas aparte. Lo que me cuentas es… bueno, simplemente, una repetición de la jugada. Las dos superpotencias incitan a pueblos de la periferia a autoaniquilarse, modulando el conflicto hasta que acaba por consumirse por extenuación de las partes. El resultado? Otro pueblo más, como el afgano, devuelto a la edad de piedra. Un pozo donde lo único de lo que habrá abundancia será el odio.

          Las guerras son muy jodidas, puedes elegir cuándo comienza, pero no cuándo acaba.

          Comentario por Mendigo — 12 julio 2016 @ 2:30 | Responder

  2. La solucion puede ser muy dificil pero el desconocimiento, el escaso interés en conocer y en que sea conocida la realidad son el mejor combustible para que se haya llegado hasta aquí y se pueda llegar a algo peor. Ese desconocimiento facilitó esa celebración de la “primavera siria” por la progresía hispana junto a los grandes medios. Y la triste figura que representa hoy casi toda la izquierda española respecto al tema de …. los refugiados!!!!!. – Como si huyeran de una catastrofe natural.
    Me juego algo a que no pocos votos se han perdido por ese tema. La gente no es que sea xenofoba, que puede serlo, es que algo no termina de cuadrar en el esquema que se hacen del tema, algo así como “los moros están en guerra entre ellos, muchos son terroristas, ahora huyen de esa guerra y quieren venirse aquí… ¿como sabemos caules son los terroristas, cuales son los buenos, ¿hay buenos allí?” .Todo eso es mucho lío como para que por toda respuesta se les diga “acojamos a los refugiados”.

    Comentario por lysergs — 8 julio 2016 @ 16:28 | Responder

    • Pero en el tema de los refugiados, yo sí que creo que habría que hacer un esfuerzo para acogerlos. Ante todo prima la vida humana.

      El menor de los argumentos es que entre ellos se puedan colar terroristas, porque realmente, si vemos el perfil de los últimos atentados, no tienen que entrar. Ya están aquí, son ciudadanos con pasaporte francés, belga… que tienen completa libertad de movimientos.

      Quizá podrías pensarse que a los jóvenes (hombres y mujeres), se les podría devolver a Siria y que luchasen por su propia tierra, pero ¿en qué ejército? ¿defendiendo qué bando? No es que Siria haya sido ocupada por un ejército terrorista venido de Marte, como nos quieren hacer creer. Sino que se están enfrentando Alauistán con Sunistán, y realmente ninguno de los dos proyectos de Estado es precisamente democrático e inclusivo con la otra parte (no lo es el gubernamental, una dictadura propia de principios del s.XX que relega a los suníes, y mucho menos el bando salafista, que pretende instaurar una teocracia medieval y exterminar a todo lo que no sea suní de pata negra). Como mucho, las SDF, pero es difícil convencer a un alauí o suní que luche en una organización dirigida por los kurdos, que son para esa zona lo que los gitanos en Europa.

      Sería estupendo que hubiera estallado una insurrección ciudadana que derrocase el régimen de al-Assad e instaurase una democracia liberal, pero…la propuesta no es avanzar, sino retroceder. Y en esas circunstancias, es con mucho preferible el gobierno actual.

      Supongo que cada pueblo…

      Comentario por Mendigo — 8 julio 2016 @ 19:48 | Responder

  3. Así que gracias por hacer lo que el inexistente periodismo de este solar no tiene intención ni remotamente

    Comentario por lysergs — 8 julio 2016 @ 16:29 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: