La mirada del mendigo

11 julio 2016

Unos carteles

Filed under: ecología — Mendigo @ 19:53

Cuando voy por el campo, a veces me encuentro con carteles informativos curiosos. Unas veces te informan de rutas, otras de la geomorfología del terreno, curiosidades etnográficas… Para no detenernos demasiado, lo que hago es sacarle una foto y luego ya lo leo con calma al llegar a casa.

Reorganizando fotos, he encontrado algunos que quería compartir con vosotros.

Los dos primeros los tomé en una misma pateada en Piris. Traduzco del francés:

Desde el final de la etapa neolítica (hace unos 5.000 años), existe una actividad pastoral en el valle [N.d.M: de Izourt, como digo uno de los valles pirenáicos]. Ésta se ha desarrollado paulatinamente y conoció su apogeo a mediados del s.XIX provocando una deforestación máxima, verdadera catástrofe ecológica. En la Edad Media, el pastoreo era una de las bases de la vida de las aldeas de la parte alta del valle, así como la agricultura de montaña sobre bancales y las diferentes actividades forestales: la actividad humana era silvo-agro-pastoral.

Rebaños de varios miles de cabezas subían en verano, algunos dependientes de grandes abadías cistercienses, como la de Boulbonne situada cerca de Maseras, al Norte de la comarca de la Arièja) [empleo toponimia original occitana]. Desde principios del s.XIX, un gran número de familias abandonaron el valle en el vasto movimiento conocido como el “éxodo rural”. Desde entonces, las actividades pastoriles han ido perdiendo intensidad.

[Sigue hablando de los orris (lo que aquí llamamos chozos) y demás aspectos de la vida pastoril pirenáica.

El bosque antropizado
Desde que el hombre ha extendido su actividad en el medio montano, los paisajes ha sido completamente remodelados. El pastoreo, más tarde la fabricación de carbón vegetal para la metalurgia (desde la Antigüedad, pero sobre todo a partir del fin de la Edad Media) han provocado una deforestación a gran escala.

El paisaje forestal tal como lo conocemos hoy es, por lo tanto, producto de estas actividades humanas. Las especies vegetales ya no son las mismas que en un contexto natural y se aprecia igualmente que al altitud de los bosques es mucho más baja que era antes de que el hombre interviniera en el paisaje: hasta los 1.600m en la actualidad, cuando antes la masa boscosa llegaba hasta los 2.400m según la vertiente.

Antes de las modificaciones humanas, se podía observar a los pinos silvestres remontar hasta la cima de las montañas. Hoy, tras muchas reforestaciones, los volvemos a encontrar y, en ocasiones, algunas especies nuevas como las piceas y los alerces. Como podéis observar, el abedul es omnipresente: está reconquistando las pendientes. En los terrenos roturados, las hayas han podido rebrotar desde el tocón (a diferencia de los abetos). Nuevos hayedos se han formado y sustituido el bosque mixto de hayas y abetos original.

+

Un buen recordatorio para los que profesan la fe decrecentista, según la civilización es el germen de todo mal y la solución es la vuelta a la utopía agropastoril, reincidiendo en la patraña de que todo tiempo pasado fue mejor. Pues no, el pasado fue una mierda, desde el punto de vista humano, pero también del ecológico. Con una población seis veces superior a la del siglo pasado, un éxodo rural inverso significaría la inmediata y completa aniquilación de los ecosistemas que aún, mal que bien, se conservan. El único camino para satisfacer las necesidades humanas al mismo tiempo que llegar a un equilibrio con la ecosfera es progresar en el camino de la civilización. Alemania es un buen ejemplo. Bastante involución tenemos ya con los follacabras.

+

Y ahora, otro cartel que saqué en Eslovaquia (con Eslovenia, los dos países con bosques mejor conservados que he visitado, la antítesis de la masacre galaica). Me falta conocer Escandinavia, espero que no tarde mucho en caer. Traducido del eslovaco… (es broma, está también en inglés).

Los bosques cubrían aproximadamente el 80% de la superficie del valle de Šútovská y las praderas subalpinas por encima de la línea de bosque, el otro 20%. La mayor parte de los bosques se benefician del 5º grado de protección, el más alto, estando el resto bajo el 3er grado de protección, susceptibles de explotación comercial racional [racional es lo último que se me ocurriría para describir al sector forestal gallego y sus cortas a matarrasa de ejemplares alóctonos jóvenes]. Gracias a la figura de protección y la inaccesibilidad del lugar, grupos forestales con un alto grado de estabilidad y valor genético han sido preservados en este valle. En el pasado, los bosques situados a más altura crecían a 1.450m. Por encima, había una extensión continua de pino enano. [fijaos cómo han cambiado las alturas, estamos en Centroeuropa].

En el s.XVI, durante la colonización de los válacos, la cota de los bosques descendió debido a al pastoreo. Los pastores cortaron y quemaron los bosques, para aumentar la extensión dedicada a pastos. De esta forma, en algunos lugares la línea de bosque descendió más de 450m. El pastoreo intensivo continuó en el valle de Šútovská hasta 1980. La actividad humana negativa afectó también a la composición del bosque. En algunas partes del valle, los bosques mixtos originales fueron reemplazados por monocultivos de piceas con una estabilidad mucho menor comparados con los bosques mixtos originales. En la actualidad, la misma Naturaleza reemplaza los bosques de piceas por bosques genéticamente originales con una composición estable.

En este área, los bosques mixtos originales consisten en la llamada mezcla de los Cárpatos, que consiste en una mezcla de haya y abeto con piceas y otras especies como el arce blanco, el tilo, el carpe, el fresno, el abedul, el pino, el serbal, etc. Actualmente, las caducifolias (60%) prevalecen sobre las coníferas (40%). El árbol más abundante es el haya, seguido de los bosques de piceas en declive, abeto, pino negro y arce blanco. Cerca de los arroyos se pueden encontrar alisos, sauces y otras especies. En los ¿canchales? y terrazas rocosas crecen comunidades de pino albar, abedul y tejo. Se puede encontrar un bosque de pino enano en la localidad de Úplaz. La proporción de especies arbóreas ha variado según las condiciones climáticas pero básicamente ha preservado siempre el carácter de bosque mixto de hayas, abetos y piceas.

A principios del s.XX el sector forestal empezó a preferir la silvicultura de piceas por ser árboles con de tronco recto y con poco ramaje, que proporcionan una gran cantidad de madera de calidad y fácil manejo. Los bosques mantenidos en el Parque Natural se asemejaban cada vez más a monocultivos. Estos bosques así modificados tenían una estabilidad y resistencia muy interior frente a agentes bióticos y abióticos. Gradualmente, la perniciosa composición de los bosques empezó a cobrarse su precio. Los monocultivos fueron afectados por el viento y la nieve, que siempre implican enormes pérdidas para la industria forestal cuando se basa en bosques de piceas debido a su sistema radicular y su baja estabilidad [Insisto, esto es Europa Central, aquí no es raro ver toda una calva en la montaña, con troncos enormes partidos de cuajo o desraizados por un golpe de viento]. Otro factor negativo, sustancias contaminantes en la atmósfera [me figuro que se refiere a la lluvia ácida] se añadió en la segunda mitad del s.XX. A causa de sus impactos, la estabilidad y resistencia de los ecosistemas boscosos decreció cada vez más, siendo cada vez más afectados por plagas de hongos e insectos lignífagos. Debido a los impactos de estas condiciones negativas, el estado de salud de los bosques empeoraba continuamente. Hoy en día, los impactos negativos individuales se solapan y agregan para causar un máximo efecto perjudicial para la salud de los bosques.

La administración del Parque Nacional procura fomentar la repoblación en varios pisos, siguiendo la composición natural de especies, y usando semillas de las variedades locales que son más resistentes y adaptadas a las condiciones climáticas de los Montes de Krivánska Malá Fatra. Un bosque estratificado en diferentes pisos es más resistente a los vientos, la nieve, los escarabajos de la madera y los hongos en comparación con un monocultivo, mucho más inestable y vulnerable.

+

¿A que suena extrañamente civilizado para nuestros oídos? Os puedo asegurar que el sitio es tan bonito que dan ganas de echarse a llorar. Eso es un Parque Natural, y no la mamarrachada que tenemos por ejemplo das Fragas do Eume, una mala broma, con el 85% de su extensión dedicado al cultivo de eucaliptos o pinos, y atravesado por un río embalsado , es decir, muerto (el Eume). O el de a Serra do Xurés, que si el anterior es de risa esto ya ni siquiera mueve a ella, pues no queda ya nada que quemar, están las peñas desnudas. Un lugar yermo, calcinado, horroroso, pero que con desvergüenza lo siguen manteniendo como Parque Natural. O el Invernadeiro, un monocultivo de pinos antiguamente propiedad de Papelera Española, con menos diversidad biológica que un patatal. En comparación con el estado de los bosques eslovacos (o eslovenos, o austriacos, o italianos, o franceses, o alemanes…), España es una ruina, y Galicia, una alcantarilla. Afortunadamente, existe Portugal para consolarse de que aún podría haber una mierda mayor.

Imaginarse semejante política de conservación en un Parque Natural gallego exige de un esfuerzo que podría provocarme una luxación en la imaginación, así que prefiero ni intentarlo. Aquí seguimos en que “el monte arde porque está sucio y/o abandonado” y hay que mandar a cuadrillas a “limpiarlo” (el sotobosque es una parte inherente del ecosistema boscoso, tan importante o más que las especies de gran porte), o la sempiterna cantinela de la oposición, de que hacen falta más inversiones contra incendios (cuando tenemos más aeronaves en Galicia que en toda Alemania junta, y cuantas más hay, más arde… como es lógico, más intereses hay en que arda).

En realidad, según la conciencia popular gallega se sigue viendo a la Naturaleza como un estado “salvaje”, “abandonado”, plagado de “bicherío”, que el hombre tiene la obligación de someter, sojuzgar y domeñar. Para eso lo puso Yahveh sobre la Tierra, para poner orden sobre la Creación. El estado satisfactorio es un paisaje humanizado de leiras de millo e patacas, y si hay árboles que estén bien ordenaditos en hileras con todo el matorral eliminado, de forma que sea vea a través de ellos de punta a punta de la plantación. Y que den dinero, si no, fuera con ellos y se plantan otros que crezcan aún más rápido.

Este es el modelo de ordenación forestal que rige en Galicia, el que cada cual haga lo mejor para su bolsillo de la perspectiva más cortoplacista y obtusa… inclusive dentro de la fantochada de Parques Naturales. Y este modelo está bendecido por todas las fuerzas políticas, todas, no vayan a peligrar los votos del rural.

Insisto: La solución es civilización, no aún más barbarie.

21 comentarios »

  1. Muy interesante.

    Ya lo habías comentado pero es curioso a la vez que esperanzador que Eslovaquia tenga una política forestal tan inteligente y sensible (¿no decían que el este estaba por civilizar?). El caso es que, casualidades de la vida, estoy leyendo como lectura de verano un ensayo bastante majo titulado “La España vacía” que va de la parte más despoblada y rural de nuestra nación ( ¿sabias que hay comarcas en este país que tienen una densidad de población inferior a las más deshabitadas de Laponia o del norte de Finlandia?). Hay una parte muy interesante del libro en el que se habla de la famosa ardilla que saltaba de árbol en árbol como metáfora de una nación frondosa que se perdió pero que contrasta bastante con lo que cuenta Plinio el viejo de una tierra tan seca y estéril que no valía más que para extraer oro. Parece ser que ese mito viene de ciertos escritores románticos (Becquer) y algunos esencialistas como Unamuno. Curiosamente hay más superficie forestal hoy en día en este país que en el pasado aunque, por otra parte, cabria saber en que consiste tal superficie.

    Cierto es la imposibilidad de crecer perpetuamente en un sistema cerrado finito pero, ya lo dije aquí hace tiempo, tampoco tengo muy seguro que su contraparte sea factible. Poner a una población salida de madre a cultivar campos y pastorear no se yo si seria buena idea: al fin y al cabo, ¿no fue la Mesta uno de los factores más importantes de la erosión del suelo patrio?.

    Creo recordar que hace tiempo se intento establecer en Camboya una de esas utopías neorrurales y, la verdad, parece ser que no salio muy bien el experimento. Pol Pot era un urbanita educado en la Sorbona que añoraba Arcadias felices de incontaminados campesinos. Franco también pensaba en el campo como reducto de unas esencias puras aunque luego se dedicara a machacar a aquellos labriegos que tanto decía admirar .

    No creo en la posibilidad del crecimiento continuo.

    Tengo mis serias dudas sobre la viabilidad de un proyecto decrecentista a gran escala.

    De lo que nunca he albergado dudas es que la solución al nudo gordiano en el que nos encontramos vendrá del conocimiento, nunca de la superchería.

    Y Cambiando de tema siendo que eres un gran enamorado de la naturaleza mira que pedazo de bicho se me ha colado por la ventana…

    …el caso es que oía como una especie de resoplidos y al mirar……menudo respingo he pegado !! XDDDDDDDDDDD. Luego, observándolo mejor me he quedado absorto de lo bonito que es. Mira, he hecho un rastreo por la red y lo he localizado ( https://es.wikipedia.org/wiki/Polyphylla_fullo ). Ya me imagine yo que era macho por las pedazo de antenas tan llamativas que tiene (dimorfismo sexual). Lo he dejado marchar pero, eso si, antes le hice todo un “book” fotográfico al segundo mayor escarabajo de España (solo por detrás del “Lucanus cervus” de tu tierra adoptiva).Es que entran cosas muy interesantes al piso últimamente..

    (el “picudo rojo”- Rhynchophorus ferrugineus – autentica pero vistosa plaga de las palmeras)

    (el “Cerambyx welensii” un escarabajo longicornio que llega a medir 7 cm de la punta trasera de su cuerpo al extremo de sus antenas que también emite unos jadeos perfectamente audibles)

    ¿Que queréis?, con este calor del demonio poco se puede hacer y en algo hay que entretenerse😉 . Ni el sexo apetece en estas condiciones.

    En fin.

    Saluts tothom !!

    Comentario por fouche — 11 julio 2016 @ 23:49 | Responder

    • Que chuuuuuulo. Es una preciosidad. Qué suerte tienes, vaya colegas vienen a visitarte! Los míos son bastante más feos!!!!

      XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

      Vaya, es verdad, el Lucanus cervus, o ciervo volador. ¿Sabes cómo se dice en gallego? Vacaloura. Me encanta el nombre, es una chulada. Hay palabras que son incluso bonitas por sí mismas, obviando cuál es el referente.

      Y sí, no es infrecuente toparse con alguno por aquí. Y hay algún macho excepcional. El año pasado estuvimos salvando a uno en la playa, que había caído al agua.

      ¿Sabes lo q yo destaco de ambos carteles, especialmente del eslovaco? Su madurez intelectual. Date cuenta, están criticando los usos y costumbres pasados, incluso las actuaciones en un tiempo tan reciente como hace tan solo unos años. Se critican a sí mismos. ¡Eso en Galicia sería inconcebible! Al menos a nivel oficial, reconocer que seguimos el camino de la devastación, es imposible. El dogma es que Galicia es un paraíso natural, y ya puedes repetirlo como que es de día, aunque sean las 12 de la noche. ¡Y mucho ojito con cuestionarlo, porque eres un traidor! Quien no ha hecho NADA en su puta vida para frenar la devastación, te mira ofendido si dudas de la excelencia de su patrimonio natural. ¡Vamos! Eso es peor que dudar de la virginidad de su hija, que a sus 17 años es pura e inmaculada como una flor.😄

      En fin, que yo creo que cada vez hay más imbéciles en el mundo. Gente intelectualmente débil, pueril, que no es capaz de resistir una idea que cuestiona sus prejuicios y cargan contra el mensajero.

      Y ya me canso de ir de cortarrollos. Os gusta la Galicia que tenéis? Pues hala! A disfrutarla! Anda que en cuanto tenga la oportunidad no voy a dudar en mudarme a otro sitio más civilizado (sin duda, no será en la pútrida España, no voy a salir de Guatemala…).

      Comentario por Mendigo — 12 julio 2016 @ 2:15 | Responder

      • Andaaaaaaa

        Vacaloura es una palabra que no oía yo desde mi infancia Lo curioso es que por el Bierzo los mayores lo utilizaban para adjetivar aquella persona – preferiblemente mujer – algo veleta y casquivana. No tenia ni idea que fuera el nombre gallego del ciervo volador. Graciñas.

        Me has fastidiado Mendigo. Lo cierto es que yo era tan feliz en mi ignorancia hasta que leyéndote empecé a ver los bosques ¿? galaicos de otra forma. Sabia de los eucaliptos pero no de que el desastre fuera tan absoluto. Por otro parte para compensar he revalorizado en mi fuero interno el soso bosque mediterráneo a instancias tuyas. Es un monte poco amable, agreste y de árboles chaparros pero desde que me dijiste que estaba mejor conservado que por allá (al menos el interior) lo veo desde otra óptica.

        Quizás la falta de sensibilidad ecológica de tus paisanos sea en gran parte hija de un desarrollismo a lo bestia y desordenado. No se, tengo la idea de que el progreso necesita de un “tempo” necesario para desenvolverse satisfactoriamente. Aquí fue todo tan acelerado que tuvimos que hacer lo que otros llevaban haciendo más de un siglo atrás en apenas unas pocas décadas. Al fin y al cabo Franco no hizo algo muy diferente a lo que Stalin a mayor escala ejecuto con sus planes quinquenales. Quiero decir que el bienestar material llego mucho antes que siquiera supiéramos que era eso de la conciencia medioambiental. Que, en esencia, seguimos atesorando como nación mucho de aquellas actitudes de los guardavacas que un día fuimos, solo que con coche y tele de cable. Supongo que el envejecimiento de la población y la selección inversa que propicia la emigración hace el resto.

        Ahora que caigo el picudo rojo es una plaga “importada”. Una especie invasora que llego a Valencia a mediados de los 90 por mor de la importación de palmeras egipcias contaminadas. Fue muy gracioso porque cuando detectaron el primer ejemplar las autoridades competentes ¿? hicieron un llamamiento a la calma a través de los medios habituales diciendo que habían establecido un perímetro de seguridad de 80 Km. a la redonda. Ni que fuera un mamut XDDDDDDD. El caso es que, como era de esperar, el animalico prospero y hoy es una plaga que se ceba en cualquier palmera a la que le eche el ojo. De hecho esta a punto de merendarse el Palmeral de Elche ( https://es.wikipedia.org/wiki/Palmeral_de_Elche ) Patrimonio de la Humanidad y orgullo de la villa.

        Me importa un carajo.

        Siempre me resulto un árbol antipático. No da sombra donde más se necesita y encima se esta exportando a latitudes estrambóticas a mayor gloria de alcaldes iletrados (picueto me quede al ver las choperas de mi infancia sustituidas por una fila de arecáceas en plan “Miami Vice”). Solo es un árbol con un interés meramente comercial para cierto empresariado (reconozco que los dátiles están ricos) pero no obstante su tema con el picudo es un buen ejemplo de los problemas del monocultivo porque, entre otras cosas, la biodiversidad actúa como cortafuegos de las plagas (esa estratificación arbórea de tu entrada). Si ponemos extensiones y extensiones de una misma cosa es cuestión de tiempo que algún bicho u hongo parasite nuestro campo extendiendo la infección como la pólvora. Por eso la naturaleza es resilente y nuestras explotaciones agrícolas son muy débiles comprometiendo, de paso, la seguridad alimentaria y ambiental de todos nosotros. Por ensayo y error se aprende siempre que uno mire a las cosas de frente. Parece que franceses y eslovacos sacaron conclusiones provechosas de sus errores. En cuanto a España corramos un tupido velo.

        Todo esto me trae a la memoria que tiempo atrás nos presentaste a este simpático bichejo…

        …el gorgojo del eucalipto ( Gonipterus scutellatus ). No esta mal pero lo veo demasiado afable, casi, casi achuchable. Permíteme que te sugiera algo más fiero…

        …el escarabajo taladrador del eucalipto ( Phoracantha semipunctata ). Más grande, más resistente y más letal. Un autentico “killer” de la familia de los longicornios.

        Por cierto, ¿que clase de colegas tienes tú?, ¿no serán por casualidad parientes del pobre Gregorio Samsa?. 😉

        Je, je.

        Bye, bye my fellow.

        Comentario por fouche — 12 julio 2016 @ 17:33 | Responder

      • En Asturias las llamabamos vacalorias, y digo las llamabamos, pq hace años q no veo una, cuando recuerdo q de pequeño me daba panico verlas volar, se ven tan amenazantes, un bicharraco negro volando, jeje, la ultima que vi fue victima de mi gato hara mas de 5 años

        Comentario por Emilio Fernandez — 12 julio 2016 @ 22:21 | Responder

        • Creo que la conservación de bicho anda amenazada.Yo vi uno en la provincia de Lugo más de diez años atrás y no me extraña que te dieran pánico. A mi me pasaba lo mismo con unos moscardones negros enormes y muy ruidosos que había/hay por mi comarca. Como curiosidad mi chica, que es de la zona, les llama algo así como “romballones” (ni siquiera se si esta bien escrito).

          Tanto que estamos hablando de él.

          (igualico a dos luchadores de “wrestling”)

          Por si algún habitante del limbo que nos lea no sepa de que coleóptero hablamos.

          Un saludo.

          Comentario por fouche — 12 julio 2016 @ 22:53 | Responder

  2. Hola Mendigo:

    Me gustaría disponer de más tiempo y de más neuronas para poder escribir algo con la sustancia que se merece este blog. Por desgracia, el menda no da para más.

    Suelo acoger con bastante prudencia los vaticinios a largo plazo, incluso aquellos que están fundamentados en un presente que parece indicar la fiabilidad de esos pronósticos. Digo esto porque hace unas semanas, en una entrevista televisiva, Nicholas Negroponte, fundador del Instituto Tecnológico de Massachusetts, aseguró que en un plazo de 20-40 años, la biotecnología estará lo suficientemente desarrollada como para producir en masa gran cantidad de alimentos sin tener que recurrir a la explotación de los recursos naturales. Es decir, se podrá producir carne sin necesidad de criar, engordar y matar una sola vaca, se podrá producir maíz, trigo, cebada… sin necesidad de poner en cultivo una sola hectárea de terreno. Si ello ocurre, podemos pronosticar que miles de millones de hectáreas podrán ser recuperadas por la Naturaleza.

    Respecto a los de la Arcadia feliz, es una pena que todavía siga siendo una utopía lo de los viajes en el tiempo. Un transbordador espacio-temporal y una breve excursión a cualquiera de esos añorados tiempos pasados y supuestamente mejores, serían suficientes para que se dieran cuenta de que, efectivamente, cualquier tiempo pasado fue peor.

    Un saludo para ti y para todos los que detestáis el verano y sus insoportables temperaturas, músicas, reuniones familiares, aglomeraciones, garruladas festivas de poblachos y aldeuchas y demás gansadas consustanciales a esta odiosa estación. Al resto que os jodan.

    P.D. ¡Ah!, supongo que en ese futuro plausible del que hablaba Negroponte en la entrevista, se podrá producir papel para limpiarse el culo sin necesidad de recurrir a que un pueblo de zafios y arrastrados lameculos se sigan mostrando dispuestos a seguir humillando a su madre.

    OJALÁ.

    Comentario por Daniel Pérez — 12 julio 2016 @ 19:23 | Responder

    • De momento se habla de cultivos verticales en ciudades en entornos controlados y con iluminación LED. En Japon estan usando antiguas plantas de fabricación de semiconductores abandonadas para cultivos hidroponicos. Mendi si quieres ver bosque salvaje haz treking el el parque de Garajonay o la caldera de taburiente.

      Comentario por Corvo do Anllons — 12 julio 2016 @ 20:17 | Responder

    • y de verdad crees que Monsacro lo permitira?¡;)

      Comentario por Emilio Fernandez — 12 julio 2016 @ 22:33 | Responder

      • Ante todo saludos afectuosos a los tres.

        Ya dije que la hidroponía es de los últimos cartuchos que nos quedan por disparar. Es una tecnología desarrollada y bastante implementada a día de hoy que a mi me parece de lo más eficiente a la hora de producir alimentos. La mayor pega que le veo es la alta dependencia tecnológica que produce. Por desgracia necesita de grandes inversiones de capital para ponerse en marcha lo que deja el invento al alcance de muy pocos. El tiempo dirá si Negroponte esta en lo cierto.

        Así que Garajonay Corvo. Me la apunto de cara al futuro. A mi me gusto mucho Picos de Europa y los Ancares. También tengo un excelente recuerdo de la Selva de Irati (con una humedad ambiente que parecía aquello el trópico). Un buen ejemplo de esos que gusta al mendi en que la explotación inteligente de los recursos no esta reñida con una optima conservación del medio ambiente. Por la Comunidad Valenciana poca cosa: quizás la Sierra del Espadán, las Hoces del Cabriel, la comarca de los Serranos y el Valle de Ayora-Cofrentes (este algo requemado por los incendios) serian remarcables.

        El algarrobo (garrofera para los valencianos) es el único árbol de por aquí que, desde mi punto de vista, merece llevar tal nombre. Grande, duro y con una copa lo suficientemente grande para echarse un sueñecito debajo de sus hojas. Además fácil de mantener y muy productivo. Para que más.

        Bona nit tothom !!

        Comentario por fouche — 12 julio 2016 @ 23:46 | Responder

        • x aqui ya sabes lo q tenemos, el mayor robledal de España, Muniellos, aunque hay bastante lio con la “infrautilizacion economica” del bosque, no solo de este si no de todo Asturias, hay lio con los lobos, con los osos, con los urogallos, con las carreras de montaña x los espacios protegidos, y un largo etc, vamos lo de siempre que unos quieren conservar las especies y otros sacarse unos cuartillos a costa de la naturaleza, y en medio los politicos sacando provecho de ambos

          Comentario por Emilio Fernandez — 13 julio 2016 @ 10:45 | Responder

          • Pero a demás de sacarse unos duros con la Naturaleza, destruyéndola, también se pueden sacar sin matar la gallina de los huevos de oro: con turismo ecológico, mostrándola.

            No quiero caer en la perversión de que sólo se conserve lo que sea rentable. Hay que conservar el patrimonio ecológico (y el cultural) per se, sea o no rentable. Es una riqueza no crematística, pero valiosa en sí misma.

            Aunque costase dinero. Pero es que en muchos casos, una política conservacionista, dejaría más dinero que la garrulada que estamos haciendo en el Norte, de incendios y repoblaciones. Para mantener una cabaña de mierda, que se sostiene a golpe de subvenciones. Nos sale cara la puta carne y leche! A precio de ecosistema!

            Comentario por Mendigo — 13 julio 2016 @ 22:50 | Responder

        • Bueno, yo cuando fui a Irati me quedé prendado. Pero luego sales por ahí, conoces los Vosgos o la Selva Negra, y te das cuenta que Irati es sólo las ruinas que quedan de algo mucho más grande. Y luego ves los bosques de Polonia, Eslovaquia o Eslovenia y… hostia, eso sí que es serio. Extensiones inmensas en la que las aldeas son manchitas, claros en un mar de hojas.

          Por otra parte, cada ecosistema tiene su belleza particular. Evidenmente, aquí no vamos a tener la exuberancia del bosque pluvioso subtropical. Pero en los desiertos de arena o de hielo, también hay vida, y también hay belleza. Lo importante es conservar (lo que queda, porque en nuestra latitud están ya todos los ecosistemas antropizados en mayor o menor medida) lo que sea propio de cada lugar. Tú imagínate que nos pusiéramos en Vigo a hacer una réplica de, yo qué sé, la selva de guatemala. Y traemos de allí las plantas, los animales… ¿Qué sería eso? ¡Una mamarrachada! Hay que preservar los ecosistemas originales, lo que la Naturaleza ha determinado que sea propio del lugar.

          No hay especies buenas o malas, lo importante es el conjunto, las relaciones que se establecen entre ellas para alcanzar un equilibrio inestable tras miles de años. Lo que llamamos un eco-SISTEMA. Lo importante es eso, el SISTEMA, no un animal en concreto (póbrecita liebre, que una comadreja le comió los lebratos!), sino la relación entre todos ellos.

          Bona nit!

          Comentario por Mendigo — 13 julio 2016 @ 23:00 | Responder

      • Por que no van a vender semillas monsanto; Basf ; syngenta y Cía. Mira quien le suministra las semillas certificadas y ecológicas que vende Greenpeace.

        Comentario por Corvo do Anllons — 13 julio 2016 @ 16:01 | Responder

        • la verdad asocie lo de Negroponte a impresoras 3d y de ahi q seria el fin de Monsacro y de las semillas, jaja a veces, tengo una imaginacion. Hablando de cultivos hidroponicos no se si fue en bricomania o en un programa de cocina, pero un tio tenia su propio cultivo hidroponico de fresas, q tampoco me parecia tan caro y dificil;)

          Comentario por Emilio Fernandez — 13 julio 2016 @ 22:10 | Responder

    • Bien te puedes sentir satisfecho del trabajo que estás desarrollando, compañero!!!

      Cuando he leído a Negroponte, me he quedado pensando… ¿no será el Negroponte ese…? Pues mira, no, pero es su hermano:
      https://en.wikipedia.org/wiki/John_Negroponte

      Sobre los cultivos hidropónicos no puedo aventurar nada para el futuro, pues apenas sé en qué consisten de una forma muy básica, y poco más. Si su desarrollo permitiese liberal en un futuro tierras agrícolas para ser recolonizadas por la naturaleza, por supuesto, estupendo. Pero tampoco yo quiero irme tan lejos. Incluso teniendo en cuenta la productividad de una explotación agrícola o ganadera media, se pueden hacer las cosas mucho mejor. No es una opinión, es la constatación de una realidad común en cuanto cruzo Pirineos. Por supuesto que en Francia hay vacas, en Alemania hay patatas e Italia es una potencia tanto vinícola como oleícola. Y todo ello es compatible con mantener unos espacios vedados al aprovechamiento económico o, al menos, éste está supeditado a criterios de conservación más o menos estrictos. Por supuesto que también en Europa existen problemas de conservación, y tensiones entre la conservación y el aprovechamiento económico a corto plazo. ¡Por supuesto! Pero sí que encuentro que existe una coexistencia más armoniosa entre los dos tipos de espacios, el agrícola y el forestal. Y eso que estos países partían de una situación de deforestación y deterioro (debido a la mayor densidad de población) mucho peor que la que teníamos a principios del siglo pasado en España. Pero en los años 50-60, empezó a revertirse la búsqueda de nuevas tierras, a reforestar las zonas que iban quedando abandonadas…

      Un tema muy importante, crucial, es la propiedad de la tierra. En Galicia, el 98% del monte es de titularidad privada (en forma de comunidades de montes, o directamente), mientras que en otras zonas baja de la mitad. Claro, si el Estado tiene la propiedad, puede forzar políticas de conservación. Pero si la propiedad es privada, de dicen aquello de que “en mi tierra hago lo que me da la gana”. Que es una palurdada, porque el uso de la tierra debe estar sujeto a criterios de utilidad pública, pero en los pueblos sabes bien que esa idea está labrada en mármol con letras de oro, eso no se le quita de la cabeza a la gente. Habría que educar a la gente para que entienda que esa parcela que figura como suya, es además parte de un ecosistema, es una pieza de un puzzle, con la que no puede hacer lo que le dé la gana, porque el conjunto de ese puzzle es el patrimonio natural, que es de todos. Igual que por muy tuya que sea una parcerla, no puedes levantar una cosa porque te dé la gana (y aún cuesta meterles esta idea en la cabeza), tampoco puedes talar, quemar o repoblar a tu antojo, porque hay unos patrones que respetar.

      Quizá con el concurso de los años y las generaciones… se logre entender esto. De todas formas, tampoco desde las administraciones se hace pedagogía sobre este punto, porque supone remar contracorriente, decirle a los aldeanos cosas que NO quieren oír, y nadie quiere perder esa bolsa de votos, además sobrerreprensentados en nuestro sistema electoral.:/

      Otra cosa: la celulosa de Marín empezó funcionando con madera de chopo, abedul y pino, hasta que crecieron las primeras plantaciones masivas de eucaliptos. Es posible la fabricación de pasta de papel con otras especies, lo que pasa es que el proceso no es tan rentable como usando eucalipto. Y este detalle se suele obviar en todas las conversaciones. No es que nos fuéramos a limpiar el culo con una piedra (con fentos -helechos- ou palla, como siempre se hizo, que también nuestros abuelos tenían agujero en el culo), simplemente que el rollo de papel higiénico costaría unos céntimos más.

      Finalmente, compañero, creo que podríamos revertir el calendario y dejar los meses de estío como los únicos aptos para trabajar. Porque realmente, con este calor, no se puede hacer mucho más. O eso, o estar en remojo como los garbanzos, esperando que caiga la noche.

      Un abrazote!

      Comentario por Mendigo — 13 julio 2016 @ 22:45 | Responder

      • De acuerdo en todo lo que decís.

        No es una entelequia combinar el explotar los recursos de un territorio con una conservación cabal del mismo. De hecho -como dice Mendigo- en la Europa continental suele ser la norma. Latitudes en las que quizás ha ido calando la idea de que un medio ambiente sano no es un lastre para el desarrollo y bienestar de todos sino condición “sine qua non” del mismo. Aparte de que no todo en la vida se puede valorar por meros criterios crematísticos. Entre otras importantísimas funciones la naturaleza nos aporta aire limpio, agua cristalina y alimento sin los cuales la vida seria imposible. Así de tanto nos jugamos en el envite.

        En cuanto a las palmeras es que hecho de menos arbolicos que den sombra por aquí y la palmera (alta y de escasa copa) no me hace apaño pero estoy de acuerdo en que cada ecosistema tiene su sitio que fue el que en su momento la Pachamama le adjudico. Solo es una apreciación subjetiva de alguien que se pasa la mayor parte del año en tierra calurosa y seca. Supongo que la misma razón que anima a los norteños (hartos de lluvia y frío) a venir en bandada para socarrarse en las playas levantinas en contra de todo sentido común.

        De la hidroponía seguro que sabéis tanto como yo pero de lo poco que conozco me parece que -si una catástrofe no lo impide- por ahí despunta el futuro de la producción de alimentos. Un futuro que, por cierto, ya es presente…

        http://www.rtve.es/drmn/embed/video/1590752

        Lechugas hidropónicas

        Y hablando de biodiversidad y población autóctona os presento otro visitante de mis noches de canícula…

        …la salamanquesa común -Tarentola mauritanica o “dragó” para los valencianos – muy abundante por aquí sobretodo cuando aprieta el calor. Es un bichejo muy simpático y beneficioso que suele trepar hacia las luces de las terrazas para comer mosquitos y otros insectos molestos. Es hipnótico observarlo. A veces mi gato atrapa alguno y suelen soltar el rabo y quedarse muertos como mecanismo de defensa. Otras caen malheridos y me los encuentro al día siguiente con -literalmente- el esqueleto mondo y lirondo por el accionar de las hormigas. La naturaleza es grandiosa pero inmisericorde.

        Saludos penyaaaaaaaaaa !!

        Comentario por fouche — 17 julio 2016 @ 16:04 | Responder

        • La que suelta el rabo es la salamanquesa y no el gato. Menuda si cada día me encontrara con un esqueleto de gato por culpa de las hormigas. No ganaría para misifus

          XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

          Comentario por fouche — 17 julio 2016 @ 16:09 | Responder

  3. No os lo vais a creer pero lo juro por mis padres.

    Resulta que madrugo para correr a eso de las 7.45 y al volver al piso salgo a la terraza a tomar un poco el fresco. Cual susto me lleve cuando al poner un pie en la misma oigo un aleteo fuerte y al alzar la cabeza mirando al frente veo al contraluz la silueta de un pajarraco de tamaño respetable avanzando directo a mi cara. Bosco que andaba cerca y aún colocado ha salido corriendo creyendo que era el Espíritu Santo en forma de paloma que venia a pedirle cuentas por su comportamiento disoluto…

    …mientras yo retrocedía trastabilleando al mismo tiempo que hacia aspavientos con mis brazos pensando que incluso pudiera ser un murcielago de los que pululan por la zona. Cuando recupere la presencia de animo y me atreví a mirar esto es lo que vi posado encima del armario (como Mario)…

    Según el oráculo de San Google se trata de una cacatúa ninfa (Nymphicus hollandicus) originaria de Australia. Ahora mismo iré a la veterinaria para que corra la voz a ver si encontramos los dueños (esta anillado). El pájaro es bonito pero un rato escandaloso y además tiene mala leche (pliega la cresta para atrás en plan amenazante si le acerco el dedo). Si no encuentro a los propietarios prometo mandarlo por MRW a quien lo quiera. De hecho había pensado en ti mendi. Ya que vives en un medio ambiente rodeado de eucaliptos y con avistamientos de Koalas, ¿por qué no introducir otra especie alóctona directamente de las antípodas?. Luego mandaríamos gradualmente los canguros, dingos o demonios de Tasmania. Seria un experimento muy interesante , creo que único en la historia, de trasplante total de un ecosistema por fases de una punta del planeta a la otra. Total la mitad del trabajo ya esta hecho. No se, ¿que te parece la idea?. Bueno tú lo piensas detenidamente y ya me cuentas.

    Abrazotesssssssssssss.

    (El himno de los ni-nis por antonomasia)

    Comentario por fouche — 10 septiembre 2016 @ 9:34 | Responder

    • Así que había pensado en mí? No jodas, tronk, yo con la vieja del 6º ya tengo bastante!

      XDDDDDDDDDDDDDDD

      Realmente, cada vez estoy más harto de las mascotas exóticas. Sobre todo aquéllas que tienen capacidad de reproducirse en estas latitudes, y las putas cacatúas son una de ellas. Un ejemplo claro de cómo no es cuestión de que el especimen invasor sea más o menos guapo; de hecho esas cotorras, cacatúas, loritos, papagayos… son una preciosidad. Pero… no forman parte de este ecosistema (y tienen capacidad para transformarlo, troleando a las aves autóctonas). Algo tan encantador como una ardilla, pero la ardilla gris americana está desplazando a la más timorata ardilla roja europea.

      La idea de transplantar todo un ecosistema tiene su punto. Realmente, aquí sería más sencillo recrear un ecosistema austral que recuperar el bosque atlántico original. Ahora bien, si se hace, se hace bien, y hay que traerse a toda la fauna.

      Empezando por:

      Y terminando por:

      pasando por…

      Comentario por Mendigo — 12 septiembre 2016 @ 1:23 | Responder

      • Me parece a mi que cotorras de esas ahí en todos los vecindarios XDDDDDDDDDDD.

        De todas maneras no te preocupes que la cacatúa parece ser que ya estaba en busca y captura siendo devuelta a sus legítimos y muy agradecidos dueños. ¿Sabes lo curioso?, que yo pensé que era de alguien del barrio y resulta que el pardal venia desde un pueblo a más de ocho kilometros y llevaban…………dos meses detrás de él !!. Mejor prueba de la capacidad adaptativa de una especie que esa misma no la hay. Como bien dices la invasión muchas veces tiene su origen en una apariencia cuqui como ha sido, por ejemplo, el caso de la cotorra argentina de pecho gris – Myiopsitta monachus – que se puso de moda en los 70 vendiéndose por miles y que, probablemente por lo molesto de sus graznidos, fue liberada en similar numero generando un gran problema en muchas ciudades de nuestra geografía…

        La globalización con todo el trajín de mercancías y gente rotando por todo el orbe y el cambio climático que hace más “agradable” el clima a bichejos y hierbas de distinto pelaje más el tremendo impacto que como especie hemos tenido sobre el medio ambiente puessssssssssss….¿sabias que por fin ya es oficial el paso al Antropoceno?…

        http://elpais.com/elpais/2016/09/05/ciencia/1473092509_973513.html

        Si las trazas del Imperio romano son perfectamente rastreables en el hielo ártico no se que esperaban de nuestra civilización tecnológicamente muy superior y con un impacto proporcional sobre el medio. Bien está que un panfleto oficial como es “El País” se haga por fin eco de algo significativo y no de las paridas a las que nos tiene acostumbrados.

        Por seguir con las especies foráneas de las que yo he detectado por aquí señalaria amén de las cotorras y el picudo rojo…

        …la cucaracha roja o americana (Periplaneta americana), ciertamente poco cuqui ( más bien asquerosa) y para más espanto capaz de volar al contrario que la autóctona cucaracha negra europea (Blatta orientalis) a la cual parece haber desplazado completamente del Mediterráneo español pues se ve que las cabronas compiten por el mismo alimento y espacio más exitosamente. Las vi por primera vez en Kuwait y, ciertamente, tenia esperanzas de no volver a verlas más…

        …el mosquito tigre (Aedes albopictus) peligroso vector de transmisión epidémica que ataca tanto de día como de noche. Ahora que ya tenemos el zika y la fiebre hemorrágica encima habrá que andar con tiento…

        …y el mejillón cebra (Dreissena polymorpha). Fuera de su zona de origen tiene serias consecuencias para el medio natural pues produce graves daños en el ecosistema de acogida por la eliminación o desplazamiento de especies autóctonas amenazadas. También causa daños en infraestructuras ajenas al agua como depósitos, embarcaciones, motores, turbinas, tuberías y conducciones de agua poniendo en peligro el abastecimiento agrícola, industrial y de los núcleos urbanos, pues tapona las conducciones y obstruye los filtros. Es practicamente inerradicable por su resistencia a la sal y el cloro.

        El ecosistema planetario no deja de ser un mecanismo complejísimo del que apenas llegamos a vislumbrar una parte de su inmensidad y que se ha ido calibrando a lo largo de eones en un perfecto equilibrio que nosotros hemos ido destruyendo con especial énfasis en las últimas seis décadas. Lo que observamos ahora es un reajuste a escala planetaria que nos va a poner contra las cuerdas y del que saldrá algo sin duda distinto. Es lo que tiene jugar a aprendiz de brujo. Por eso la ocurrencia de trasplantar el “aussie enviroment” a tierras gallegas llegados a tal punto se me hace más sencillo que poner la marcha atrás.:-/

        En fin.

        No obstante celebro mucho que la hayas tenido en consideración mi ocurrencia y desde luego secundo absolutamente llevarla hasta las ultimas consecuencias. Si nos ponemos nos ponemos y se trae lo que haya que traer incluyendo las bellas gacelas que sin duda habitan aquellas áridas tierras como ese impagable testimonio gráfico que nos traes atestigua.

        Yo por adelantar ya voy preparando los papeles para ofrecerle asilo – ¿político?, ¿ecológico? – a Miranda Kerr (Pivonus maximus) en mi regazo.

        Ji, ji,ji.

        PD -> Aunque no sean “aussies” y ya puestos que me traes a los AC/DC…

        Así con esto y la buenorra de la Miranda compensamos lo de las cucarachas.

        Puaghhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

        Apertas meu !!

        Comentario por fouche — 12 septiembre 2016 @ 10:27 | Responder

        • Lo de las cucarachas, es mi cruz. Mira que yo me río con el pavor que le tiene mi compañera a las arañas. Me encantan todo tipo de bichitos, y de hecho las arañas me parecen fascinantes. Ahora bien, con las cucarachas… es el único ser vivo que tengo atravesado. Una vez me calcé, y dentro de la bota empezó a moverse algo. Me la quité a toda hostia y era una puta cuca, que había hecho de mi bota su nido. Me cagué en toda su progenie, además de masacrarla hasta separar el último de sus jodidos átomos. Cuando cogía el coche en el garaje, en Madriz, a veces pisaba alguna y aún escuchaba el crujido, y hasta lo notaba en el volante. Bicho más repugnante, coño!

          Menos mal que lo has arreglado con el guitarreo y el peazo pivón.😉

          Un abrazote, compai!

          Comentario por Mendigo — 12 septiembre 2016 @ 13:27 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: