La mirada del mendigo

13 julio 2016

Tuer un clown

Filed under: religión — Mendigo @ 3:12

Pocas cosas se me antojan más viles que matar a un payaso. Incluso en los tiempos bárbaros de los siglos oscuros, era considerado una bajeza maltratar a un bufón: quien así obrase evidenciaría su debilidad, su incapacidad de hacer frente al reflejo grotesco que la sátira nos devuelve de nosotros mismos.

El humor es la sal de la inteligencia, el condimento necesario de cualquier plato. Pero también es el ácido en que se disuelve todo lo que es glorioso, poderoso, divino… en suma, vano. Por eso es temido y perseguido por todo totalitarismo, pues es como los ratones y polillas que roen los ropajes de la Virgen, evidenciando que debajo de toda esa majestad no hay más… que un leño carcomido.

Estaba leyendo uno de sus álbumes, y al llegar a esta página no he podido menos que acercarme al ordenata y escribir unas líneas como homenaje póstumo, que debe ser de entre las ideas absurdas, una de las más estúpidas.

A bas l'amour copain

Él sí que era cruel, despiadado, implacable, sanguinario, peligroso… la tinta de su pluma tenía pH<1. Los desgraciados que lo mataron eran sólo dos garrulos con mierda por cerebro y unos fusiles de asalto pagados con petrodólares, que no sólo arruinaron su vida con el opio (¿anfetas?) de la religión, sino que decidieron chapotear en la zahúrda salpicando con su mierda a los demás.

Wolinski-L-huma-1977

Maldita necesidad de tanto miserable de sentirse miserable bajo el auspicio de un Dios, extraño consuelo el de sentirse hormiguita en el campo de un paisano que, cualquier día, puede decidir patearte el hormiguero. Quien se sabe tan poco, tiene necesidad de ser más no por sus propios méritos, sino siendo partícipe de un ente abstracto superior, el Real Madriz, la tribu, la Patria, la umma, la raza… el hormiguero.

Si Dios existiera, habría que matarlo. Mientras exista la misma idea de un ser de valor infinito, la vida del resto de la Humanidad no valdrá nada por simple e inmediata comparación. Una definición de Dios (o sus sucedáneos, la Patria o la Raza) es aquello que está por encima de las convenciones éticas que milenios de civilización han ido forjando. Es un atajo que acuña todo mandato divino como justo, sin pasar por el análisis de la razón. ¿Detonar una bomba en una heladería abarrotada de gente? Si es la voluntad de Allah, es justo. ¡Aprobado! El exterminio de una minoría étnica, el bombardeo de una ciudad, la persecución de las disidencia… ningún crimen es lo suficientemente aberrante como para no poder ser blanqueado por el cuño de la Divinidad, de la Patria, de la Raza.

Si oyes en tu cabeza que Dios te pide que sacrifiques a tu primogénico, te aprestas a afilar el cuchillo. Eso es lo que nos enseña la Biblia, eso es exactamente el significado de Islam: sumisión, en cuerpo y mente. No hagas preguntas, no cuestiones las órdenes, el mandato del Führer está más allá de consideraciones morales. Como Dios es el Bien absoluto, justifica hasta el más abominable de los crímenes. Pongas lo que pongas en la balanza, Yahveh lo contrapesa. Es absoluto, no está sujeto al juicio de las acciones humanas.

Es, por definición, Justo, Bueno y Santo. Tan absurdo como el hijo del señorito que el maestro no tiene más remedio que ponerle un 10 en el examen, por mucho que sea un pollinito que deje el examen en blanco. No recibe un 10 por lo que sabe, sino por quién es. De hecho, no tiene ni que someterse a examen. El hijo del príncipe tiene un diez en todas los exámenes antes de presentarse así como el primogénito del emperador recibía la potestad tribunicia y el consulado perpetuo a las pocas horas de nacer, por el hecho de serlo.

Esa es la base sobre la que se asienta todo el puto Corán: una acción no es justa porque tras un análisis de sus consecuencias la recta razón concluye que es buena para uno mismo y para los demas… no, todo eso son monsergas. Eres un soldado de tropa, como diría siglos más tarde el santo fascista. No corresponde al ser humano hacer esas valoraciones, la religión ya lo ha determinado desde hace siglos por ti, lo único que se espera es que lo interiorices y acates, sin resquicio de duda (la duda, el germen de la ciencia, el vitriolo de la Fe).

El infiel (kafir) es criminal, no porque cometa crímenes, sino porque está fuera del grupo. Es criminal por definición, antes y por encima de cualquier valoración ética. Una manipulación tan burda como las viejas pelis de vaqueros, en las que el indio es malo porque es indio, y desde el principio de la película el espectador sabe que está justificado dispararle, para traer el orden del hombre blanco a las Grandes Llanuras. ¿A quién se le ocurriría discutir el derecho que tiene John Wayne o Schwarzenegger de disparar a troche y moche? Desde el inicio de la película sabemos que él es el bueno, que su causa es justa, y que los que se enfrentan a él son malvados que tienen bien merecido lo que el prota les hace. Algunas veces incluso mueven al espectador a la risa, mientras son torturados, golpeados o tiroteados. Es la voluntad de Allah. Es bueno que así sea. Es Hollywood, es la herencia judeocristiana, es todo la misma mierda, el mismo horror, la misma negación intelectual y moral.

E igual que el malo lo es por filiación, también el bueno lo es ex-ante. ¿Por sus acciones? No, porque pertenece a nuestra tribu, a nuestra secta, a nuestro equipo, por eso lo jaleamos en el campo. No es bueno porque sus acciones sean buenas, el título de “bueno” lo da Dios a su ungido, al que con su poder mueve las columnas del templo, hundiéndolo encima de sus enemigos, de los enemigos de Yahveh, de los que adoran a otros Dioses y por eso son kuffar, malvados.

Ese es el resumen del contenido ético de la Torah, de la Biblia, del Corán, los libros que media humanidad sigue considerando como referentes morales. Y la enseñanza que encierran es precisamente que las obras no son buenas o malas por sí mismas, sino según su adecuación con el mandato divino: una acción éticamente neutra como comer cerdo es motivo de condenación eterna, mientras que degollar prisioneros (como Mahoma ordenó a Ali hacer con los prisioneros de la tribu judía de Banu Qurayza) te lleva directamente al burdel al-Jannah, con sus huríes abiertas de patas y sus torrentes de vino fresquito. El enemigo lo es por no reconocer a nuestro Dios como verdadero (kafir, infiel, el que no se somete). El más terrible criminal, aquel que pretende salir de la secta (murtadd, apóstata). Esto no es una guía moral, sino un manual de sectarismo.

Allah es Misericordioso y Compasivo por definición, y el Piojoso no se siente en la necesidad de argumentarlo o demostrarlo, basta con enunciarlo en la basmala (invocación mágica), por mucho que en el resto de las aleyas el ser que se va dibujando es un monstruo cruel, un hiperbólico tirano que castiga con saña el más trivial atisbo de desobediencia. Si el Führer dice que es de día, es de día, por mucho que estés viendo la línea quebrada de Casiopea hacia Oriente.

En fin, seguiría matando una y otra vez a Dios, pero tendré que dejarlo para mañana. Porque quería despedirme, y es para mandar a tomar por culo a esa parte de la izquierda que se mostró, si no comprensiva con el asesinato, sí contemporizadora (Je ne suis pas Charlie), asumiendo que hay espacios de inmunidad a la crítica y el humor. Mucho hemos debido cambiar, cuando ya ni siquiera nos reconocemos entre nosotros, ni reivindicamos nuestros muertos.

Menuda diarrea mental que tiene el parvulario progresista…

Seré un radical, o será que al menos tengo algunas cosas claras.

¡ME CAGO EN DIOS, EN TODOS LOS DIOSES, HABIDOS Y POR HABER!

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

8 comentarios »

  1. Me encanta cuando te enfadas

    Comentario por Fernando — 13 julio 2016 @ 12:23 | Responder

    • En realidad no estaba enfadado. Estaba triste.

      Comentario por Mendigo — 14 julio 2016 @ 23:18 | Responder

  2. Te traigo un regalo, una noticia de un periódico local, traída desde hace unos cuantos siglos. Creía que era carnaval y era una broma, pero está publicada hoy y va en serio: http://www.elperiodicodeyecla.com/raquel-romero-yeclana-17-anos-ingresa-monasterio/

    Comentario por Aurora — 14 julio 2016 @ 20:26 | Responder

    • A mí estas cosas me joden mucho. Primero, con la infancia no se juega. Si lees el cuerpo de la noticia, los padres son kikos. Un hermano al seminario, y la niña monja de clausura. Por su libre voluntad, claro.

      El adoctrinamiento infantil me produce arcadas. Aunque fuera en mis ideas, el día que sepa yo cuales son. Qué poco respeto por la libertad, por la infinita potencialidad de un niño!

      Acabo de leer lo de Niza. Por supuesto, habrá quien me llame exagerado o cosas peores, pero para mí son la misma noticia: el triunfo de la superstición sobre la razón. Una más cruenta que la otra, el día de mañana cambiarán las tornas, pero el mecanismo es el mismo. Muy triste. Pobre niña.

      Comentario por Mendigo — 14 julio 2016 @ 23:50 | Responder

  3. INTENTO DE GOLPE DE ESTADO EN TURQUÍA !!.

    Comentario por fouche — 15 julio 2016 @ 21:46 | Responder

    • Pues sí. Me he pasado casi todo el día en la carretera, de aquí para allá, y cuando por fin me conecto…

      Espero que esto no acabe en un baño de sangre…

      Comentario por Mendigo — 16 julio 2016 @ 0:43 | Responder

      • Afortunadamente parece haber fracasado. Lo que me mosquea es que el Erdoğan salga reforzado de esta y aproveche la ocasión para hacer una purga poniendo adictos suyos por toda la administración. Veremos.

        Comentario por fouche — 16 julio 2016 @ 21:43 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: