La mirada del mendigo

5 agosto 2016

Copia este libro

Filed under: cultura libre — Mendigo @ 11:57

Una cosa que me parece muy curiosa es el recato o la vergüenza con que mucha gente reconoce que usan redes P2P para bajarse libros, pelis o música. Es una hipocresía como lo de fumar porros, todo el mundo lo hace o al menos lo ha hecho alguna vez en su vida, pero no es conveniente reconocerlo socialmente a no ser en un círculo íntimo de amistades; como un padre de familia que guarda una carpeta con pelis porno en lo más recóndito de su disco duro.

Para superar ese comprensible miedo que nos han inculcado, arrancarse el parche en el ojo como las feministas de los sesenta se arrancaban el sujetador y alcanzar la liberación de salir del armario, recomiendo la lectura del libro de David Bravo: Copia este libro. Hay otros textos sobre propiedad intelectual, pero este es el único del que puedes leer más de veinte páginas sin acabar profiriendo estruendosos ronquidos. De hecho, alguna vez quizá se te escape una carcajada.

Por cierto, en esa página lo podéis leer libremente, pues ha sido puesto a disposición por el autor, aunque realmente, el ejemplar que me he leído es éste:
ed2k://|file|David-Bravo-Copia-este-libro.pdf|2760273|B0A16C8CC6B1C86395337871133DF354|/

Tras millones de euros (muchos de los cuales de dinero público) en criminalizar a la sociedad, es importante contrarrestar el estigma creado por la industria discográfica y reafirmar la licitud de la copia privada. Por eso a mano derecha sigo poniendo el logo de la mulita (en mi caso, aMule) que, con sus hermanos torrenteros y demás P2P, han hecho más por la difusión y democratización de la cultura que todos los Ministerios del ramo habidos y por haber.

El principal miedo de la industria discográfica no es que no compres su disco, sino que conozcas otros tipos de música de la mierda enlatada que sirven en su menú. Dejar de tener la capacidad de determinar qué se escucha, de conducir todo el agua del río por su molino (el 80% de toda la música que se publica en el mundo, es a través de las cuatro grandes discográficas). En último término, se juegan el ser redundantes, un estorbo entre el compositor/intérprete y el público, cuando ya no son capaces de influir en este último con las cantidades dedicadas a promoción para moldear el mercado.

Internet ha reventado la industria audiovisual, y un día no muy lejano lo hará con el modelo político de representación.

+
+
+
+
+
+
+
+

25 comentarios »

  1. Una visión que ya es casi arqueología

    http://www.grijalvo.com/articulos/a_soporte_y_contenido.htm

    Comentario por juanmanuelgrijalvo — 5 agosto 2016 @ 13:12 | Responder

    • Sigue siendo plenamente válida, compañero.

      Me quedo con que el papel, vinilo, plástico estampado de un CD es sólo el soporte. E incluso las letras, las formas, los sonidos son sólo signos. Si no existe un receptor que les confiera significado, su valor es nulo.

      Si, por ejemplo, el hermano de Kafka hubiese cumplido su última voluntad y quemado todos sus escritos, su sensibilidad hubiera sido estéril, como tantas otras. El conocimiento humano es acumulativo, y lo más que podemos pretender es añadir un pequeño eslabón, reconociendo que estamos subidos a hombros de gigantes. Si no reconocemos ese valor social en la creación, sino que la interpretamos como un Fiat lux que un ser divino ¡el artista! construye de la nada, y sobre el cual tiene por lo tanto la propiedad absoluta, acabamos empobreciendo el conocimiento y llenando el progreso intelectual de vallas y minas, por el que hay que circular con ayuda de un abogado.

      Cada vez es más evidente que la propiedad intelectual está suponiendo un obstáculo a la investigación científica y creación artística.

      Un abrazo!

      Comentario por Mendigo — 5 agosto 2016 @ 15:20 | Responder

  2. Hola,

    pos… yo sí soy vergonzosa en este tipo de cosas… será porque de verdad nunca me he fumado un porro… he comprado muuuuchos DVD’s hasta que la economía me convenció de lo contrario (la mía, me refiero), pero con los libros… me cuesta… no me preguntes porqué (quizá tenga algo que ver lo de que soy encuadernora, jeeejjje, antes amateur, ahora profesioná)… De hecho, los únicos que he consumido bajados de internet, son los tres primeros de Harry Potter y en cuanto volví de las vacaciones, me los compré (me hicieron un favor grandísimo… después de 10 años sin poder embeberme en la lectura, con ellos “me curé”)… pero bueeeenooo, te haré caso… ya que estoy de vuelta por estos lares, seré “obediente”…

    Un abrazo fuerte, Mendi!!!

    Comentario por Nynaeve — 5 agosto 2016 @ 16:48 | Responder

    • Cuanto tiempo, compi!

      Me alegra un montón volver a leerte.😉

      Lo de los libros tiene su explicación: son jodidamente cómodos. Yo me puedo llevar un libro a la playa, pero no se me ocurre llevarme la tablet. Y otra cosa: yo tengo la manía de leer cualquier libro, así sea el de Pulgarcito, con un lápiz en la mano para hacer anotaciones (a veces, una simple raya en el margen, o una flecha). En la tablet, esto es engorroso. Se puede hacer, pero no es tan ágil.

      En cambio, los CDs, ya los puede llevar el diablo. Es mucho más cómodo usar las memorias flash, una microSD de 32GB almacena una cantidad de música brutal. Por otra parte, el sonido “binario” de los CDs nunca fue perfecto, y ahora hay quien empieza a añorar los vinilos (que tampoco son un buen soporte). Por otra parte, un buen ripeo (formatos lossless como el .ape o el .flac o simplemente un .ogg con bitrate variable muy alto) hace indistinguible la pista ripeada del original del CD. Por facilidad de almacenamiento y administración, un disco duro cargado de música no tiene parangón con una pila de CDs. Ahora bien, eso ya… a gusto de cada uno. Simplemente, tienes esa opción.

      Un abrazote!!!!

      Comentario por Mendigo — 5 agosto 2016 @ 22:31 | Responder

      • Y si te dedicas a la encuadernación (artesanal)… pues como que una tablet no se puede encuadernar (aunque me he hecho una funda estupenda)… De todos modos, leer en pantalla no me gusta (bueno, sólo a algunos, jeeejjje) e imprimirlos… pues… y el caso es que si me gusta, luego seguro que me lo compro, para eso, mejor las bibliotecas… Pero vamos que este te haré caso…

        Y andaba algo desconectada… muy cabreada con el mundo y no queriendo saber nada (hablo de la situación política social…)… luego con muy poco tiempo…

        Pero siempre te he tenido presente… alguna vez me he pasado a que me dieras envidia con tus fotos…

        Muxu!

        Comentario por Nynaeve — 5 agosto 2016 @ 22:47 | Responder

        • Leer en una tablet es como leer en una pantalla de pc, un asco para la vista. Ahora si habeis leido algo en un e-book, no tiene nada que ver. Son 2 tecnologias totalmente distintas. Por mi cumpleaños me han regalado el que ya suponeis y estoy contentisimo con el, incluso tiene pantalla retroiluminada, y por cierto me lo llevo a la playa😉. Una tablet un ebook no tiene nada que ver.

          Comentario por Emilio Fernandez — 5 agosto 2016 @ 23:12 | Responder

          • No te creas, mi compañera lleva años leyendo en tablet y dice que es tan cómodo como el papel para los ojos. Y lee muchísimo. Yo no puedo valorarlo ya que aún tengo una pila enorme de pendientes en papel, y poco leo en tablet. Pero vamos, que también he cogido un libro electrónico y sí, realmente tiene una lectura muy cómoda.

            Lo de la tinta electrónica… ¿no es incompatible con la pantalla retroiluminada? Pregunto, como ves, no sé apenas del tema.

            Comentario por Mendigo — 6 agosto 2016 @ 7:54 | Responder

            • la retroiluminacion si que es incompatible, lo q no lo es , es poner unos leds detras de la pantalla para iluminarla, lo unico que haces es dar mas potencia o menos a los leds, para darle mas “brillo”. A mi tb me gustaba mas el papel, pero como dice mendi es cuestion de soporte, llevate al tren Guerra y Paz, jajaja. En el ebook puedes llevar miles de libros, incluso los tochos de ken follet😉, q siempre te van a pesar lo mismo. Y luego esta la cuestion ecologica y economica, una edicion d 1 millon de ejemplares de un libro digamos de 300 paginas, cuanto nos cuesta? Lo que es insultante es q muchas veces las ediciones electronicas valen lo mismo q las de papel. No solo es una cuestion de libros, cuantos millones de hojas imprimimos a diario innecesariamente. En mi trabajo me tienen “miedo” pq siempre les estoy mirando lo que han impreso, pq me ha llegado a pasar de gente que imprme 10 lineas, para no olvidarse algo¡. El futuro inexorablemente pasa por el formato digital. Y Nynaeve haz una fundas para los de la manzana q esos tienen dinerito y se las vendes bien caras y les dices que son exlusivas y te montas en el Euro,😉

              Comentario por Emilio Fernandez — 7 agosto 2016 @ 10:53 | Responder

          • Ya, pero yo soy de esas que dice necesitar “oler” el libro….😀

            Comentario por Nynaeve — 6 agosto 2016 @ 8:50 | Responder

        • Ya sé que no es lo mismo, pero si te quieres reciclar para hacer fundas de tablets artesanales… De aquí a poco, el papel se irá haciendo cada vez más escaso.😉

          Comentario por Mendigo — 6 agosto 2016 @ 7:56 | Responder

          • No creas, los cuadernos tienen “mucho” éxito. El entrecomillado es por que como no hay pasta, muchos miran, dicen que bonito, se les cae la baba y se piran…

            Comentario por Nynaeve — 6 agosto 2016 @ 8:52 | Responder

            • Ya me imagino que debes hacer virguerías. Pero podías probar a iniciarte en ese otro nicho de mercado.😉

              Como comenta Emilio, los de la manzanita tienen pasta. Y es más fácil comprar un accesorio caro para un producto que ya de por sí es hipermegacaro. Y también puede ser extensible a los teléfonos. Además, como de la manzanita hay pocos modelos, te resultaría más fácil. Vaya, es una sugerencia, aunque ya me figuro que te debe gustar más trabajar con la encuadernación pura.

              Por cierto, podrías investigar acudir a ferias en Francia, Alemania, Suiza… ahí sí que hay pasta. Na costa da morte, mucha pasta no hay (eso sí, es preciosa la entonación que tienen, hablan cantando).

              Comentario por Mendigo — 8 agosto 2016 @ 10:28 | Responder

              • Ya, pero necesitaria un dispositivo de cada uno para estudiarlo previamente, no vaya a ser que donde le pongo la goma para sujetarlo, no tape el botón, o la cámara… eso si entre una versión y otra no les da por cambiarlo de sitio. Luego no es la manzanita sólo, amazón tiene su ebook… muy estandarizaddo, pero al final eso es invertir en hacer producto y que igual no sale o que se estropea de llevarlo tanto a las ferias. Eso sí, lo hago por encargo. Suelo llevarme mi tablet y de hecho ya he tenido varios encargos tras ver mi funda.

                Alemania me molaría, pero la inversión para ir previamente, organización y eso, hoy por hoy me es muy costosa (vamos que dudo que pueda afrontarla), aunque los alemanes en España es uno de mis nichos de mercado (el otro eran los ingleses, pero el brexit está afectando muchísimo)…

                De Francia, ni hablar del peluquín… allí los franceses no te compran si no eres francesa (otras artesanías, se se vienen a España, si las compran, si se lo llevas allí, entonces no). Pero en mi campo, olvídate… les sale el chauvinismo por los cuatro costados… ¡¡¡la cuna de la encuadernación y el cartonaje!!!, tenga eso el fondo de realidad que tenga… esos no me compran ni cuando vienen aquí…

                Lo de Suiza ni me lo había planteado, pero para empezar, estoy segura de que el problema es el mismo que Alemania, sin saber si son buenos consumidores de mi artesanía (digo, al contrario de los alemanes, que ya sé que les mola mucho).

                De momento este otoño, voy a intentar algunas iniciativas de cara a la campaña de navidad, que es cuando más gente (española) me compra. Con la crisis, la gente ha dejado de hacerse varios regalos, y han pasado a hacerse uno y ese quieren que sea especial, así que en ese “capricho” entro yo. Por supuesto esto que te digo, es mi observación personal de como se está moviendo “mi” mercado.

                En cuanto a lo de Camariñas… eran las fiestas de la virgen del Carmen, no fueron los gallegos los que me compraron, o no los de allí, principalmente fueron guiris y algún gallego foráneo… La feria estuvo en la media de lo que están ahora las ferias, mal, pero porque están todas mal… En cambio me encantó estar allí. Yo la mejoraría, pondría menos puestos, más de artesanía (los de baratijas ya estaban presentes con los feriantes de subirse a cosas)… y pegaría más con el esfuerzo que están haciendo en el pueblo de resucitar tradiciones marineras y sus bolillos…

                Muxu!!!

                Comentario por Nynaeve — 8 agosto 2016 @ 16:20 | Responder

  3. ¿tengo que copiar ese enlace en el navegador? o.O

    Comentario por Nynaeve — 5 agosto 2016 @ 16:50 | Responder

    • Hola Nynaeve.

      Es el enlace e2K para descargar el libro. Pero solo vale para algún cliente de emule.😉

      Comentario por Javier — 5 agosto 2016 @ 21:28 | Responder

      • Sasto, ese enlace le dice a la mulita dónde encontrar el libro. Si no, una búsqueda global te devuelve en un pispás el resultado (y otras cuantas opciones más).

        Comentario por Mendigo — 5 agosto 2016 @ 22:32 | Responder

        • Si, se me ha pasado el enlace online…

          La mula la tengo y otra que ahora no recuerdo el nombre, pero como se puede observar, muuuucho, mucho no la uso…

          Gracias😉

          Comentario por Nynaeve — 5 agosto 2016 @ 22:49 | Responder

          • Pues en mi opinión es una herramienta genial. Tienes acceso a cosas rarísimas, que si tratases de conseguirlas por otro medio tendrías que remover medio mundo.

            Comentario por Mendigo — 6 agosto 2016 @ 8:01 | Responder

            • Ya, pero para eso, seguro que hay que dedicarle tiempo y ahora para mi es un bien escaso.

              Eso y lo de cuando te meten bazofias, una empieza a notarse mayor y no tiene el chichi para farolillos, jeeejjjeee… pero sí, ahí lo tengo y de vez en cuando hasta lo uso… la mula y el torrent, no sé si el bi o el mu…

              Comentario por Nynaeve — 6 agosto 2016 @ 8:54 | Responder

      • osea, que hay que pegarlo allí, no se “pincha”?

        Comentario por Nynaeve — 5 agosto 2016 @ 22:42 | Responder

        • Bueno, podría haberlo hecho “pinchable”, pero éste no lo es. Pero sí, basta copiarlo y pegarlo en la mulita (o cualquier otro cliente de la red ed2k).😉

          Comentario por Mendigo — 6 agosto 2016 @ 7:44 | Responder

  4. No se cómo alguien puede dudar de que sin discográficas o editoriales no existiría la cultura. De hecho la música la inventaron las discográficas (antes no existía), y la literatura surgió por una idea original de Planeta Agostini. Eso todo el mundo lo sabe. Si es que sois de un desagradecido…

    Comentario por marcostonhin — 8 agosto 2016 @ 7:39 | Responder

    • De hecho, la mercantilización de la cultura es una de las piezas clave para su banalización. Tenemos que remontarnos a épocas prehistóricas para encontrar un periodo en el que la producción artística hubiera sido tan pobre. Joder para la puta lata de sopas Campbells.

      Comentario por Mendigo — 8 agosto 2016 @ 10:22 | Responder

  5. Nunca una entrada tan breve (para ser tuya) pudo dar lugar a más comentarios, porque en unas pocas líneas has tratado cosas tan diferentes como el soporte para la cultura, y la propia transmisión de la cultura. Yo soy un poco raro para todo esto, y lo que yo hago dudo mucho que pueda servir de ejemplo, ni mucho menos habitual. Utilizo el ordenador lo menos que puedo, y ya es mucho porque en el trabajo estoy todo el tiempo pegado a la pantalla; antes tomaba las notas en un cuaderno, ahora ya no, lo hago también en el ordenador. Cuando llego a casa me pongo delante de la pantalla si no me queda más remedio, pero si puedo evitarlo hago otra cosa, incluso coger un libro.

    Descargar? Pocas veces he descargado música y libros menos aún, pero no por una cuestión de principios, sino de comodidad o de prioridades, según. Hace tiempo que lancé un reto a un amigo, hicimos una prueba y salí ganando: me puso la misma música en mp3 y en CD, y siempre le acerté cuál de las dos me ponía. Quiero decir con esto que sí puede haber diferencias de calidad del sonido depende del soporte pero, sinceramente, me da igual. La música, ya me has oído decirlo en El Acantilado, es una experiencia viva, la grabación solo me sirve para acercarme a algo que no conozco o para recordar algo que ya he vivido. Ya lo sé, esto es ser un poco drástico, a veces se puede disfrutar escuchando una grabación, pero la diferencia para mí siempre será la misma que la que hay entre contemplar una fotografía o estar con la persona de la fotografía…

    Yo tengo un enorme respeto por los creadores, pero no es por eso que sigo comprando CDs o libros. Lo hago porque me es más cómodo o porque lo que compro no existe en internet. Defiendo sin embargo a quien descarga porque no creo que esté atacando a un escritor o a un compositor, sino a una sociedad privada que algún político bien regado cedió unos derechos que no debería corresponderle. Ya sabes de lo que hablo porque viste el documental de los derechos del Bolero de Ravel, que vaya ejemplo!

    En fin, que hoy me has pillado con tiempo y ganas de hablar; y que gracias por los enlaces. Voy a intentar servirme de tu mula porteadora a ver si también por ahí encuentro algo que me interese, que seguro que si.

    Comentario por Aurora — 10 agosto 2016 @ 20:28 | Responder

    • Muy buenas, compi!

      Qué casualidad, ayer mismo estaba adaptando un viejo ampli con altavoces Vieta para poder reproducir música en .mp3, y hablábamos precisamente de eso, de la capacidad o incapacidad de distinguir diferencias respecto del CD (formato .wav). Yo hace años hice la prueba, con unos auriculares buenos, ripeando (menudo barbarismo, dejémoslo en comprimiendo) yo mismo un CD en varias calidades. El resultado al que llegué es que para ripeos de 128kbps sí que era capaz de percibir la diferencia, pero que por encima de 192kbps era indistinguible. Para mi oído; tú tienes una formación musical y, por lo tanto, un oído mejor entrenado y quizá tú sí lograrías percibir la diferencia a 192kbps. Puedes probar entonces a 256kbs y, si no, a 320kpbs. También puedes experimentar con un bitrate variable (VBR): sube la calidad en las partes más complejas, y la baja en las más sencillas, logrando un mejor compromiso entre calidad y factor de compresión.

      Hasta aquí el .mp3. Yo personalmente uso el .ogg para comprimir ficheros .wav, a 256kbps variable. Por qué el .ogg y no el .mp3? Básicamente porque éste es un formato propietario, mientras que el .ogg es libre. He leído algún análisis que defiende que la calidad del .ogg es mejor. Por otra parte, existen como sabrás formatos de audio comprimidos sin pérdida (lossless) como el .ape o el .flac. De hecho, la mayor parte de los que encuentras en la mulita de música clásica está en ellos.

      Y la principal ventaja es que en las redes P2P puedes encontrar material muy raro que sería muy difícil conseguirlo de otra forma (y eso que se ha perdido mucha variedad en los últimos años, con la actuación de la inquisición antipiratería en muchos países, entre ellos Francia).

      Por cierto, un CD no es el summum de la calidad: como todo formato digital no es más que el ajuste (con “escaloncitos”) de una forma de onda sinusoidal. En teoría, un vinilo perfecto siempre sonará mejor que un CD. Lo que pasa es que no hay vinilos ni agujas perfectos, y si bien el sonido es más redondo, aparece la crepitación de las partículas de polvo y microarañazos… Y, desde luego, nada puede compararse al sonido de los instrumentos en directo.

      En cuanto a los libros, aquí es más evidente que en el audiovisual lo superfluo del editor: ya todo escritor tiene un procesador de texto, y quien más quien menos sabe usar un programa de maquetación. Suya es la responsabilidad de la corrección: y luego, lanzar al mar la botella y esperar que llegue a buen puerto. Existen formas de rentabilizar ese esfuerzo (por ejemplo, a David Bravo le ha salido mucho más rentable “regalar” su libro a la comunidad, que si hubiera pretendido cobrar por su lectura: ha ganado renombre como abogado especializado). Algo conozco el mundo editorial, y cómo le comen la oreja al escritor con la fama inmortal, mientras le sacan el dinero con ediciones pagadas por su bolsillo. El futuro a corto plazo de las editoriales es su desaparición, excepto aquellas especializadas en temas técnicos, donde aún pueden sobrevivir por su imagen de marca. Y lo celebro, todos saldremos beneficiados de su extinción, lectores, autores y la misma literatura.

      Me alegro haberte pillado locuaz, espero que esos problemas se hayan ido solventando.

      Un abrazo!!!!

      Comentario por Mendigo — 11 agosto 2016 @ 12:35 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: