La mirada del mendigo

20 agosto 2016

Ya no hay mujeres como aquéllas

Filed under: Música — Mendigo @ 0:12

Cuando pones esto en la cadena, la voz de Dani Klein llena la habitación hasta no quedar sitio ni para el aire.

Esto es PODER.

+

Las mujeres no son lo que eran; y los hombres, ya, ni digamos.

Hablamos de música, como podríamos hablar de cualquier otra cosa. Monigot@s, ya sólo quedan monigot@s.

+

Mi madriña, el ’87, cuando salió este rudimentario videoclip yo era aún un crío.

Las descargas van a matar la música… como si aún quedara hálito de vida en lo que se está grabando hoy en día. Pero la música es mucho más que el negocio de las discográficas, y morirá con el último ser humano.

+
+
+
+
+
+
+
+

10 comentarios »

  1. Alguna queda… https://youtu.be/rXaivaeRsz0

    Comentario por Morrigang — 20 agosto 2016 @ 20:27 | Responder

    • Claro, quedan las viejas glorias aún en activo. Capercaillie es también un grupo de los ’80. Que por supuesto que sigue habiendo gente buena tocando, quizá más que nunca, pero es en circuitos minoritarios (y el folk lo es). Pero… ¿qué grandes estrellas están saliendo? Una completa bazofia. ¿Qué quedará de esta década, la del 2010? Justin Bieber? El panorama musical “mainstream” es patético.

      Luego ya, claro, si buscas, encuentras. Pero es gente que hace música por amor al arte, valga la redundancia. Una afición que les cuesta más dinero del que sacan de ella. Este modelo de retribución sólo beneficia a una parca minoría de creadores, y desde luego no a los mejores.

      Por cierto, que no te lo he dicho… muchas gracias por traer a colación a estos escoceses. Es una preciosidad.😉

      Comentario por Mendigo — 20 agosto 2016 @ 23:43 | Responder

      • Gracias, me lo parece también, me encantan las “voces celtas”.

        Lamentablemente tienes razón, yo hace ya mucho que no escucho la radio buscando algo que me agrade y me aferro desesperadamente a los viejos grupos y a las voces que me gustan. Sin embargo encuentro algo bueno en todo esto y es que me puedo alegrar de haber vivido en el tiempo de oro de la música, dudo que vuelva a haber otra época, en la música popular, como el siglo pasado.

        Comentario por Morrigang — 21 agosto 2016 @ 17:23 | Responder

  2. El mainstream ya no lanza calidad, sino música pegadiza y efímera. Canciones del verano los doce meses. Los músicos ya no viven de la música. Financian las grabaciones con crowdfounding, con sus ahorros, los más pequeños deben asumir el riesgo de tocar en salas (pagan por la sala y deben gestionar ellos la venta de entradas), los medianos con conciertos y festivales algo compensan… Como músico amateur de música de minorías he encontrado algo positivo a no depender de ella para vivir, y es que tengo la absoluta libertad para hacer lo que me gusta. No se consuela quien no quiere…. Como dices, mientras exista el ser humano habrá manifestaciones artísticas, den o no dinero.

    Comentario por patricia — 21 agosto 2016 @ 12:26 | Responder

    • “Canciones del verano los doce meses.” –> Exacto. Me parece una definición cojonuda, es pasarse de Enero a Diciembre con los éxitos de Georgie Dann.

      El ser no depender de la música (o cualquier otra disciplina artística) para vivir, tienes razón que tiene la ventaja de la independencia. Ahora bien, esto también afecta a la calidad: ya que el compositor/intérprete no puede dedicarse a tiempo completo a progresar. La cuestión sería diseñar un sistema de retribución que permita a los verdaderos profesionales de la música vivir de ella con dignidad (eso sí, trabajando, sea enseñando, dando actuaciones…). En vez de haber cuatro monos montados en el dólar, y el resto tratando la música como una afición, que la música genere puestos de trabajo a tiempo completo, ser tomada en serio. Desde luego, con el modelo actual de derechos de autor, es evidente que esto no es posible.

      Comentario por Mendigo — 21 agosto 2016 @ 14:11 | Responder

      • El modelo de negocio y de derechos de autor que funcionaba hace años ya no sirve más. No sé qué fórmulas serán las más adecuadas para lograr un pago justo al músico. Por un lado creo que recuperar el gusto y volver a dar valor a la música en vivo y soportes con valor añadido como el vinilo, al margen de que se pueda escuchar música y descargar gratis, es un camino. Por otro, si en circuitos mayoritarios solo suena reggeaton, cómo esperar que haya quien esté dispuesto a pagar por escuchar otras músicas. Pero por otro, también es cierto que si bien Internet ha dado al traste con el negocio antiguo, también va a ser el fin del mainstream. Igual que la tele como la conocemos está en vías de extinción. Las nuevas generaciones no ven la tele, no escuchan la radio, escogen sus contenidos. También en internet es más fácil encontrar aquello que revienta visitas, pero quien no co mulga con los gustos mayoritarios tiene más posibilidad para encontrar otras cosas. En cuanto a la supervivencia, es difícil. Podríamos ampliar el debate a escritores, dibujantes y artes de todo tipo. Casi siempre hacen falta complementos, y salvo excepciones, el artista malvive. Triste.

        Comentario por patricia — 21 agosto 2016 @ 15:04 | Responder

  3. Ni mujeres ni hombres, en general el ser humano ya no es como el de antes, el individualismo “radical” nos lleva a una deshumanización cada vez más evidente, recuerdo de niño si entrabas a un bar y no decías hola, siempre había alguien q te daba una colleja, hoy en día lo haces y es raro q aparte del camarero/a nadie te diga algo. Un ejemplo un poco absurdo, pero creo q bastante ilustrativo. Al menos en el “occidente civilizado”.
    Y en cuanto a la música, no creo q sea exclusivo de este arte, cada vez la mayor industrialización del arte provoca estas cosas. Puede que quizá la música vaya a la vanguardia, pero es indudable que el cine, q lo conozco mucho mejor, la literatura, pintura, escultura, van por caminos muy similares. EN el cine cada vez el guion importa menos, hoy en día ha muchas películas cuya única estructura son los fuegos de artificio, ósea los efectos especiales. Mira la serie de películas de Transformers, son un puto bodrio. Luego hay películas cuya mayor parte del presupuesto es para marketing, se gastan más para anunciar la película (supongo q pasara más todavía con la música) que en hacer la propia película.
    Me gusto mucha esta entrada del blog de Mauricio-José Schwarz, http://noqueimporte.blogspot.com.es/2016/08/yo-y-opalka-u-opalka-y-yo-que-es-mas.html,
    Con la música me gustaría saber cuántos de las lista de los 40 principales saben solfear, sería muy divertido darles una partitura y ver q hacen.

    Comentario por Emilio Fernandez — 22 agosto 2016 @ 16:44 | Responder

    • Una partitura? Eres muy cruel, tronk.

      Es la banalización de la música. Yo me imagino que ocurriese lo mismo en otras profesiones: yo no sé interpretar un plano, pero por qué no puedo ser aparejador. ¿?¿?¿? Pues coño, si no eres capaz de leer música, si no tienes una formación, NO eres músico. No eres un profesional de la música. Y por lo tanto, es infame que pretendas cobrar a alguien por escucharte, como lo sería si quien no tiene estudios pretendiera llevarte la dirección de obra de tu casa.

      Comentario por Mendigo — 26 agosto 2016 @ 15:18 | Responder

  4. No creo que las descargas acaben con la música, porque la mayor parte de lo que se descarga es música comercial barata. Los clásicos de verdad ya están creados y durarán hasta que se extinga la especie humana.

    Comentario por Greg — 23 agosto 2016 @ 6:04 | Responder

    • Oye, no lo dirás por mí. Me acabo de bajar el concierto para chelo de Elgar, interpretado por Jacqueline du Pré, y estoy flipándolo.🙂

      No, en serio, tampoco quiero ir de snob. Pero realmente creo que hay más nivel en la música que se descarga que en la música que se compra. Evidentemente, la dictadura de la MTV y los 40 subnormales dicta los gustos de la mayoría, pero la selecta minoría de melómanos tiene en la mulita su mejor compañera.😉

      Comentario por Mendigo — 26 agosto 2016 @ 15:20 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: