La mirada del mendigo

12 septiembre 2016

Quo vadis Gallaecia

Filed under: economía — Mendigo @ 22:55

Hace un añito largo que publiqué un análisis de la evolución del peso de la economía de las diferentes CCAA en el conjunto del Estado español:

Fraga hizo mucho por Galicia: empobrecerla

Ahora, y con motivo de las próximas elecciones, quería centrarte exclusivamente en ella, usando al conjunto de España como benchmark o punto de referencia natural (a fin de cuentas, todas las comunidades comparten un mismo gobierno central).

Empiezo con el mismo gráfico que puse en aquella entrada, pero tomando sólo en cuenta Galicia en relación al resto de España.

pib2

No puedo remontarme más atrás por la necesidad de contar con datos homogéneos. La interpretación creo que es evidente, se trata de calcular la participación de la economía gallega, medida por su PIB, en el conjunto de la economía española. Como me parecía una información relevante (y muy propensa a ser deformada por la subjetividad con que la ciudadanía trata estos temas) he añadido el partido en el gobierno en cada legislatura.

Hasta aquí, no hay opinión, sólo datos positivos. Las duración de las legislaturas es de público conocimiento, y los datos del PIB son ofrecidos por el INE. Me he limitado a hacer un cociente entre el valor gallego y el español, y expresarlo como porcentaje. Es irrefutable que la economía gallega ha perdido peso en el conjunto de la economía española. Ha pasado por periodos de euforia y de debacle económica como el resto de España pero, en el largo plazo, podemos concluir taxativamente que la economía gallega ha tenido un peor desempeño que el Estado del cual forma parte.

Es evidente que, habiendo disfrutado o sufrido el mismo gobierno central, el mérito o la culpa de la evolución diferencial habrá que buscarla en los timoneles que se han sentado en el Pazo de Raxoi, así como en la propia sociedad que parasitan.

Sobre este gráfico, quiero hacer una precisión: está falseado. La realidad ha sido mucho más dura e irá a peor. Y ahora, me explico: la base económica de Galicia, con una población tan envejecida, son las pensiones. Y las pensiones no muestran ningún comportamiento diferencial con el resto de España y, de hecho, han sido un estabilizador (y en muchas familias, un salvavidas para varias generaciones) ante el embate de la crisis, que se hizo notar mucho más en aquellas zonas con mayor actividad económica en las cuales fue más acusada la pérdida de empleo. Si prescindiéramos del cómputo de las pensiones en el cálculo del PIB, la pérdida de tracción de la economía gallega sería aún más evidentes.

Por otra parte, con la dependencia cada vez mayor de las pensiones, y la descorrelación de éstas con la inflación tramada por este gobierno (con una formulita tecnócrata como cortina de humo para ignorantes acomplejados), la consecuencia inevitable será que Galicia se empobrezca cada vez más.

Sin embargo, el PIB es sólo una medida económica estadística bastante contestada. Las consecuencias del progresivo debilitamiento de la economía gallega tienen una consecuencia cuya medida es incontrovertible: la población. Una economía anémica que es cada vez menos capaz de ofrecer un puesto de trabajo con condiciones satisfactorias para las nuevas generaciones que va dando esta tierra, es la causa principal de esta enfermedad crónica en Galicia que es la emigración: jóvenes cruzando el Padornelo o Pedrafita para labrar su futuro en otras tierras, un futuro que Galicia les niega. Igual que sus abuelos embarcaban en Vigo camino de las américas, hoy embarcan en Lavacolla o el Sá Carneiro camino de Londres, Bruselas, Hamburgo…

Galicia sufre una sangría crónica de sus mejores mujeres y hombres, las más arrojadas y capaces, que salen buscando unas oportunidades que aquí no existen, unos puestos de trabajo que la economía gallega no genera.

poblacion2

Los gobiernos se suceden, pero la tendencia permanece ya que se trata de un problema estructural, de falta de un modelo económico que genere riqueza suficiente para que Galicia pueda mantener a sus hijos. Desde hace doscientos años la economía gallega va por detrás de su demografía, y la válvula de escape es la emigración. Y lo más terrible es que es un problema que se retroalimenta, pues los que parten son en su inmensa mayoría jóvenes en edad núbil, que formarán su familia allende los mares. Sus hijos ya no hablarán gallego ni celebrarán el magosto, y Galicia será sólo el lugar de vacaciones al que los llevan sus padres para que vean a los abuelos. Cuando éstos mueran, o los niños tengan edad suficiente para no tener que acompañar a sus padres de veraneo, perderán todo contacto con Galicia.

Una economía anémica es la principal causa de una demografía esclerótica, cada vez con menos nacimientos. Tenemos una de las tasas de natalidad más bajas del mundo, y no porque la tasa de fertilidad sea muy diferente al del resto de España, sino porque sencillamente hay una menor proporción de mujeres jóvenes.

Y ahora os presento el último gráfico, que a cualquiera con dos dedos de frente le debería poner los pelos de punta.

edad2

La interpretación es también inmediata: el número de menores de 15 años, dividido entre el número de mayores de 65 años. La tendencia es pavorosa, cada vez menos niños, muchos menos que la media española (ya de por sí preocupante), y una mayor proporción de viejos (el 50% que hemos alcanzado quiere decir que ya hay dos jubilados por cada crío).

Ya no es sólo el evidente problema al que se enfrenta una sociedad con semejante tasa de dependencia, no ya la sostenibilidad del sistema de pensiones sino de toda la estructura económica, con una población activa cada vez más reducida teniendo que generar riqueza para mantener el edificio en pie.

Pero no, me refiero a algo aún más trascendental: ¿Qué futuro puede esperarse de una sociedad sin niños?

El envejecimiento de la sociedad gallega condiciona el carácter de la sociedad, menos dinámico y emprendedor, una sociedad conservadora y conformista. Somos el geriátrico de España, ya de por sí uno de los Estados más envejecidos del mundo. Esta sociedad achacosa es incapaz de adaptarse al ritmo de un mundo febrilmente cambiante, perdiendo comba en el mercado global y quedándose relegada económicamente, lo cual refuerza la necesidad migratoria de otra generación de jóvenes que tomarán la vía del exilio económico, quedando aquí los viejos y cerrando así la espiral a los infiernos de un país moribundo.

Esto es mucho más que un juego partidista. Por supuesto que debe apartarse al PP del gobierno gallego por una simple situación de dignidad y supervivencia como pueblo, pero no avizoro en el resto de programas de gobierno ninguna señal que me haga pensar en la posibilidad de revertir este fenómeno. El proceso de empobrecimiento –> despoblación –> envejecimiento –> empobrecimiento no se romperá con ocurrencias o acciones puntuales. Se necesita poner los cimientos de una nueva economía gallega basada en el conocimiento, el oro negro del siglo que hemos estrenado. El enunciado del problema permanece inalterable desde hace dos siglos: necesitamos generar la suficiente riqueza (y redistribuirla) para dar de comer a los que nacen en esta tierra, y aún tener un sitio que ofrecer a quien viene de fuera porque faltan manos, colmando de esta forma el boquete de nuestra pirámide demográfica.

Enunciarlo es sencillo, pero es un primer paso. La sociedad gallega ni siquiera ha dado este primer paso, satisfecha en su apacible agonía. Por otra parte, la mediocre clase política no está a la altura de tamaño desafío, principalmente porque la misma sociedad no percibe su urgencia. La estúpida rana se cuece a fuego lento hasta que ya está demasiado débil para escapar.

Una sociedad pensionista, completamente dependiente de las transferencias de la administración central, irá perdiendo la esencia de su ser hasta convertirse en completamente irrelevante incluso a escala peninsular, para finalmente desaparecer de la Historia como pueblo, como tantos otros cayeron en el olvido.

locura

Fuentes:
INE
IGE
DatosMacro.com

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

8 comentarios »

  1. Negro panorama compañero.

    Me gustaría dar algunas palabras de aliento pero es que yo veo muy difícil que, salvo cisne negro inesperado, se le pueda dar la vuelta a la tortilla. El otro día me llamo mi chica del pueblo y me contaba apenada como un buen amigo en común se iba a la ciudad dejando atrás su villa natal. Baste decir que de quienes estudiaron con ella el BUP apenas quedan un par de personas y que así a ojo calculo que unos dos tercios de la población anda bien por encima de los 60 años. Cualquiera que cruce de punta a punta España se percata enseguida que el grueso del personal esta concentrado en la costa y las grandes ciudades de interior. Por en medio de esos puntos kilometros y más kilometros de despoblamiento y monotonía. Efectivamente se trata de un problema estructural y como tal sin un plan maestro lo suficientemente ambicioso malamente se podrá revertir la situación. En eso y salvando las distancias España se parece (y perdona mi insistencia) cada vez más a Australia con unas costas pobladas y un interior paso a paso más vació. No obstante me has dado una idea para aquella entrada prometida. Ya te cuento algo.

    Bye

    Comentario por fouche — 12 septiembre 2016 @ 23:35 | Responder

    • Hombreeee, a ver si es verdad!
      Que yo aquí sólo currar y currar, y tú te lo pasas como un crío con una piruleta. Ahora vamos a cambiar los papeles, tú te curras una entrada, y yo te troleo. XDDDDDDDDDDDD

      Bueno, en serio. Tú date cuenta que los datos cogen toda Galicia, incluyendo el eje Atlántico Coruña-Vigo que es, como bien dices, donde se concentra toda la población. Pero si cogemos los datos de la Galicia interior, o de la Asturias interior, o de León más allá de la capital y Ponfe… y es para flipar. No lo incluí, pero sí que miré la distribución provincial del PIB, y lo de Lugo y Ourense es para cagarse. Si miras la población, es como si hubiera habido una guerra o una epidemia.

      Un abrazote!

      Comentario por Mendigo — 13 septiembre 2016 @ 11:03 | Responder

  2. Es necesario repetir una y otra vez estos datos. La comparación con el estado español es una medida muy clara del éxito o fracaso de una gestión de una comunidad autónoma. Y en el caso de Feijoo es claro, su gestión es negativa.
    Esto se ve muy claramente con el principal problema a día de hoy: el paro. Cogiendo datos del INE se ve claramente que desde que Feijoo entra en el gobierno la tasa de paro en Galicia empeora continuamente con respecto con la española. Lo cual reafirma los datos aquí expuesto. Os dejo los datos: https://otoucinho.wordpress.com/2016/08/31/que-e-o-exito/
    Tenemos que conseguir que la evaluación de una gestión esté más basada en datos cuantificables que en sensaciones sobre esos datos cuantificable creadas con titulares de prensa.

    Comentario por O toucinho — 13 septiembre 2016 @ 9:52 | Responder

    • Moi boa entrada, perfeito complemento da miña. Tivemos a mesma idea, ti co paro e eu con PIB e a poboación.

      Polo demáis, permíteme coller o teu argumento e contestarche cunha entrada nova, pois penso que é moi importante o que dixeches.

      Apertas!

      Comentario por Mendigo — 13 septiembre 2016 @ 10:56 | Responder

  3. […] otras tantas veces, en los comentarios surgen debates tanto o más importantes como el tema […]

    Pingback por Datos son amores, y no buenas razones | La mirada del mendigo — 14 septiembre 2016 @ 12:40 | Responder

  4. Un buen análisis sociológico. Con este panorama, es bastante improbable por no decir prácticamente imposible que alguien pueda echar al PP del poder en Galicia en mucho, mucho, mucho tiempo. La tendencia con población tan envejecida y poca juventud será volverse cada vez más conservadores y reacios a los cambios conforme vaya empeorando el panorama socioeconómico.

    Estaría bien hacer un análisis idéntico a nivel de Estado, por ejemplo sobre cómo las pensiones han “salvado” el panorama en 2008 y en 2012, y cómo la emigración de jóvenes con alta cualificación también ha afectado a futuro.

    Por si alguien tiene medios, tiempo y ganas, también estaría bien complementar este análisis de Mendi con datos sobre acumulación de rentas en Galicia, el efecto del tema narcos y las redes clientelares montadas por ellos, los políticos y los empresarios.

    Un saludo.

    Comentario por Alsajo — 14 septiembre 2016 @ 19:19 | Responder

    • Buenas, Alsajo.

      No te creas, PP y P$O€ tienen un problema muy jodido, y sus estrategas electorales lo saben. Su granero de votos se concentra en las últimas cohortes de población, los mayores de 65 que, por ley de vida, tienen una desagradable tendencia a morirse. El apoyo del bipartidismo entre los jóvenes es muy escaso.

      Claro, también me puedes replicar, con razón, que no necesariamente una persona mantiene su orientación de voto a lo largo de su vida, y que es normal que según envejece opte por partidos más tradicionales o conservadores. Y es bien cierto. En todo caso, PP y P$O€ tienen que convencer a los votantes de otras formaciones a subirse a su carro, y eso es siempre un esfuerzo. Si no ocurre, su base electoral se irá lenta pero inexorablemente degradando.

      Comentario por Mendigo — 14 septiembre 2016 @ 22:05 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: