La mirada del mendigo

14 septiembre 2016

Datos son amores, y no buenas razones

Filed under: política — Mendigo @ 12:40

Como otras tantas veces, en los comentarios surgen debates tanto o más importantes como el tema principal.

Comenta O Toucinho:

 Tenemos que conseguir que la evaluación de una gestión esté más basada en datos cuantificables que en sensaciones sobre esos datos creadas con titulares de prensa.

 

Exacto. EXACTO.

Es una frase tan redonda que impresiona. Sólo le he encontrado un pequeño fallo. Le falta una palabra, que el autor por el contexto de la discusión da por sobreentendida. La frase completa sería “… la evaluación de una gestión política…”. ¿Por qué es importante esta palabra? Para remarcar que la gestión política es la excepción en la cual una gestión no está evaluada según parámetros técnicos.

Por ejemplo, en una empresa. El gerente se presenta ante los accionistas, y piden que avalen su gestión en este ejercicio y que le renueven su confianza… sin presentar unas cuentas auditadas. ¿Es esto siquiera concebible? Confiad en mi por lo guapetón que soy, os mando unas hojitas en papel couché con mi jeto y unas líneas generales para el ejercicio que viene, y lo pasado, pasado está.

¿Qué pasaría en esa situación? ¿Cuál sería el futuro de un CEO que se comportase de forma tan absolutamente irrespetuosa con los propietarios de la empresa? No duraba en el puesto ni un segundo, lo echaban a patadas de la empresa.

Algo más cotidiano. Un administrador de fincas que se presente a la reunión de vecinos sin presentar el balance de cuentas. Porque no es necesario, lo importante es la confianza que inspira con su porte distinguido y su gesto de campechana superioridad. Las cuentas están bien llevadas, todo está en orden ¿o acaso alguien se atreve a dudar de ello? Quizá en alguna comunidad cuele, pero por lo general, con que haya un vecino que no esté acomplejado y tenga un poco de mundo, ese administrador sale de la misma forma que el gerente del anterior ejemplo: a patadas.

Entonces ¿cómo es posible, por todos los demonios, que un maldito político se presente a la reelección, sea como alcalde, presidente autonómico o del gobierno central y no presente un documento con el balance de su gestión?

Por poner un ejemplo, ¿a mí de qué me sirve ver que el alcalde de mi pueblo ha realizado tales obras (es lo único que saben hacer los alcaldes, ni siquiera se les ocurre que con el presupuesto se pueda hacer otra cosa), si no viene acompañada del dato de cuánto ha endeudado al consistorio para realizarlas?

Un equipo de gobierno que entre y se encuentre con una deuda desorbitada, si tiene dos dedos de frente, procurará generar superávit para reducirla antes que ahondar en el hoyo y endeudarse aún más. Pero claro, eso quedará en los vecinos como que “ése alcalde no hace nada, era mucho mejor el otro, que mira todo lo que hizo”. Esto es un incentivo perverso para el endeudamiento y el despilfarro.

Por eso, propongo que por ley, al final de cada legislatura, la administración saliente deba mandar una carta a todos los vecinos con un modelo normalizado en el que consten las principales obras realizadas, la empresa adjudicataria y su coste. El balance contable y su variación en esa legislatura (si la deuda ha crecido o ha menguado, desglosándola en deuda comercial, bancaria o titulizada). Y un sucinto desglose por partidas de la cuenta de ingresos y gastos (transferencias con el Estado, recaudación, nóminas, inversiones, suministros, intereses y amortización de deuda…). Que los vecinos se acostumbren a corresponsabilizarse de un patrimonio público que es también suyo, y que tiene efectos directos sobre los servicios que disfruta y los impuestos que paga.

Y el ciudadano que tenga interés en una partida, anotación contable o adjudicación en concreto, que pueda entrar en la página de la administración en concreto y encontrar allí toda la documentación, hasta del último bolígrafo comprado. Estamos en el año 2016, la contabilidad hace años que está informatizada. Los datos de los organismos públicos deben ser públicos. Hasta el último céntimo de dinero público debe ser rastreable. Todo en modelos normalizados para facilitar la auditoría ciudadana, y obligado por ley para cada ejercicio de toda administración o empresa pública.

ESTO SÍ QUE ES DEMOCRACIA. Sin información, sin debate sobre unos datos concretos, no puede hablarse de Democracia sino concurso de popularidad del instituto, que es exactamente el circo que tenemos ahora.

Al final, se basa en una cuestión de respeto. La clase política nos ha perdido el respeto, o más bien nunca nos lo ha tenido, heredera de aquélla que gobernaba sin pedir cuentas. No se consideran nuestros empleados a los cuales confiamos la gestión del Estado, sino que se siguen creyendo los elegidos por Dios (y ahora también, por el pueblo) para gobernarnos.

Esto debe cambiar. Debe quedar meridianamente claro quién es el soberano, quién sirve a quién. Todo candidato debe presentar un currículo completo, en el que conste algo tan básico (especialmente para el gobierno central) como el dominio de idiomas extranjeros. Hasta para el puesto de último pelagatos se piden al menos inglés, y hay ofertas de trabajo que piden bilingüe en dos idiomas y con conocimientos de un tercero, para un sueldo de 800€ (verídico, visto con estos ojitos que se han de comer la tierra)… y se puede gobernar la 12ª mayor economía del mundo, con un presupuesto superior al cuatro de billón de euros… sin idiomas y sólo con una licenciatura en derecho. Con ese currículo, muchos no pueden aspirar más que a reponedor de supermercado. Muchos que no tengan un papi Magistrado al cual la dictadura le debe un favor.

Por ley, todos los candidatos deben pasar un test de inteligencia, y hacer públicos los resultados en cada una de las áreas. Realmente, me interesaría ver los resultados de ese portento intelectual que tenemos como presidente, el administrador más joven de España, una memoria prodigiosa que en cuatro años de Vicepresidente del gobierno, 8 como candidato del PP y otros 4 como Presidente, no ha sido capaz de alcanzar siquiera una competencia lingüística B1 (el de un niño de Bachillerato) en inglés.

Como es obvio, la formación, la experiencia y la capacidad intelectual de los candidatos son datos cuyo publicación debería ser requisito imprescindible para que los ciudadanos opten por unos u otros para entregarles la responsabilidad del gobierno, sabiendo a quién están contratando.

 

 

 

 

 

 

33 comentarios »

  1. Pues muy bien. Pero a mí que me digan cómo demonios se evalúan la formación, la experiencia y la capacidad intelectual de los votantes, porque salta a la vista que datos no faltan de la incapacidad, la malababa y la garrulez de los postulantes y es un hecho irrefutable que si algo no les falta son votantes. Si por mí fuera pondría un examen para valorar la capacidad del electorado, a ver si así…

    Comentario por Morrigang — 14 septiembre 2016 @ 13:56 | Responder

    • Yo plantearía seriamente sólo conceder la ciudadanía plena, con derecho a voto, a participar en la vida política de la polis, a aquellos que hayan terminado la enseñanza obligatoria (la ESO, ahora).

      No se trata de excluir a nadie, es más, dar todas las facilidades y fomentar que todo ciudadano acabe, aunque sea con 40 años, ese nivel de estudios mínimo (que correspondería a los 16 años). Pero si aún así no llegas… es que el sujeto no tiene capacidad para comprender siquiera mínimamente las implicaciones de cada opción política y, por lo tanto, darle a elegir es más bien una lotería.

      Comentario por Mendigo — 14 septiembre 2016 @ 15:21 | Responder

      • Yo iría más lejos, me pongo como ejemplo, a mis 51 años me siento por fin capacitada para entender cómo son y cómo funcionan las cosas, con muchas dudas eso sí. Yo propondría que el derecho al voto fuera para personas de no menos de 45 años y se acabó. A esta edad a uno se le han pasado ya las furias de los 18 añitos, con su ceguera incluida y se le han arraigado sus filias y sus fobias, pero una cosa está clara: uno sabe lo que quiere y es capaz de pensar en los demás aparte de en sí mismo, ya sea porque ha tenido hijos o porque se le ha pasado el egoísmo intrínseco de la juventud.

        Comentario por Morrigang — 14 septiembre 2016 @ 15:32 | Responder

        • Ya, pero ¿dónde ponemos el límite? Eso te va a pasar siempre, y cuando tengas 60 pensarás que con 50 no tenías ni puta idea de qué va la historia. Y a los 70 te darás cuenta que con 60 no te enterabas de la misa la media. Eso es estupendo, se llama aprendizaje y nos pasa a todos (y malo a aquel que no le ocurra, porque se ha quedado parado).

          Yo optaría por poner un nivel mínimo, que incluso se puede completar con 16 años. Si adquieres esos conocimientos mínimos puedes participar en la vida política de tu país. Si no… pues simplemente, no estás capacitado, lo mismo que si no aprendes ciertas cosas no puedes conducir.

          Comentario por Mendigo — 14 septiembre 2016 @ 18:28 | Responder

          • Vale, es verdad, habría que poner un límite menos estricto para tener acceso a la vida política. Lo que sí deberíamos hacer con urgencia es capacitar mejor a los capacitadores, no hay más que ver, por ejemplo, lo que aprenden los chavales sobre lengua y literatura, historia o aritmética, salen de la ESO sin saber siquiera escribir. “No importa” parece ser el nuevo lema estudiantil y esos mismos chavales se convierten a su vez en profesores que no tienen ni remota idea de qué ni cómo enseñar y así durante años y años. Me cuesta aceptar que el nivel universitario que hay en más de una materia hoy día, sea igual o inferior al que tuve al terminar la EGB. Pues lo mismo pero en política. No sé, a mí me da mucha pena ver que no estamos mejorando según mis expectativas, tengo la sensación de que estamos degenerando, involucionando por decirlo así. Pero ahí están las pruebas, si se vota masivamente al PP o se demandan programas basura en la tv habiendo ofertas tan diferentes pues está todo dicho; la cultura y el saber importan un pimiento, que se aplica igual en política…¡qué sé yo!

            Comentario por Morrigang — 14 septiembre 2016 @ 18:48 | Responder

            • Pues yo pienso todo lo contrario, en general la gente al ir envejeciendo tiende a aburguesarse y volverse más conservadora (esas miradas de superioridad tipo “Esta juventud”…ejem)
              En España vivimos en una obvia gerontocracia, que vota ppsoe (más lo primero que lo segundo) Ya puestos a ser políticamente incorrectos, que los mayores de 65 no voten😝
              http://www.homovelamine.com/mueran-los-viejos/

              Comentario por Violeta — 14 septiembre 2016 @ 22:05 | Responder

              • Tienes un curioso buen gusto recomendando lecturas. Aceptando que es un generalización muy aventurada, sin duda no le falta un punto de razón al autor: somos rehenes de un sector de la sociedad de muy baja formación, y cuyo voto se determina por filias y fobias primarias que por un análisis racional y sosegado de las opciones políticas. Buena parte de esta gente es de edad avanzada, pero ni son todos los que están, ni están todos los que son. Es decir, hay nonagenarios que mantienen su compromiso libertario como el pedernal, y hay veinteañeros más carcas y palurdos que muchos que les doblan y triplican la edad.

                Por cierto, aunque es un lugar común que las personas se aburguesan con los años, en mi caso la relación opera en sentido contrario (el izquierdismo “estético” de mi juventud ha dado paso a un convencimiento mucho más sólido). Y no soy el único, hay muchos casos en los que la edad ha ido reforzando el compromiso. Por ejemplo, un hombre al que admiro profundamente:

                Comentario por Mendigo — 14 septiembre 2016 @ 22:57 | Responder

              • Muy bueno lo de la gerontocracia y bien cierto. Lo malo, como todo en este bendito país de mierda, es que es de mala calidad. Podríamos tener abuelitos sabios que enseñasen a las nuevas generaciones todo lo que saben, pero sólo transmiten sus más arraigados vicios y los odios más enconados. ^_^

                Comentario por Morrigang — 15 septiembre 2016 @ 11:46 | Responder

            • Compi, yo hice el CAP (la tontería que habilita para ser docente). Y uno de los “profesores” (enchufadillos que sacaban un sobresueldo soltando chorradas) dijo textualmente: “en la educación pública tenéis la obligación de aprobar a los alumnos, porque es un derecho democrático”.

              ¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿? ¿¡¿¡¿Pero qué cojones tendrá que ver la velocidad con el tocino!?!?!

              Venga, vamos a rebajar la calidad de la educación pública, para que todo padre con interés por la educación de su crío haga el esfuerzo de llevarlo a la concertada. Todo muy guai, hasta convertirlo en un contenedor de niños de clase baja.

              Comentario por Mendigo — 14 septiembre 2016 @ 22:08 | Responder

              • Poseso…, de culo y cuesta abajo ¡y orgullosos! -_-

                Comentario por Morrigang — 15 septiembre 2016 @ 11:48 | Responder

        • Antes de nada, muchas gracias Mendigo por tus palabras!
          Quería introducir una reflexión sobre este comentario. Estoy de acuerdo en que con la edad se gana experiencia y capacidad de hacer mejores decisiones.
          Pero por otro lado se corre un riesgo importante, caer en el conservadurismo. Es una tendencia que hasta calificaría de natural (hablo en términos generales con todas las excepciones que hay). Si apartas a la juventud de la toma de decisiones, también apartas el impulso que como grupo aportan. Y a veces hace falta ese impulso, aunque se corra el riesgo de que sea irreflexivo. Uno de los problemas de la Galicia actual es que la reciente emigración reduce el porcentaje de juventud y eso beneficia la opiniones conservadores, en el caso de las elecciones el PP. Y sería mejor tener un mayor equilibrio entre ese conservadurismo y esa rebeldía, para que uno controle al otro sin dominarlo.

          Comentario por O toucinho — 14 septiembre 2016 @ 21:32 | Responder

          • Non, grazas a ti por darme pé o comentario.

            Concordo co que dixeches. A experiencia dos vellos coas arelas da xuventude, iso é unha sociedade.

            Comentario por Mendigo — 14 septiembre 2016 @ 21:59 | Responder

        • Entonces tendríamos PP para siglos.

          Comentario por Greg — 21 septiembre 2016 @ 18:28 | Responder

  2. Pues sí, esta propuesta es algo fundamental, de hecho, es de puro sentido común. De cajón. Pero… ¿a quién se la propones, Mendigo?

    Ningún partido político que gane las elecciones la va a sacar adelante. No les interesará jamás, puesto que su mérito es haber ganado las elecciones engañando a la gente manipulando sus emociones. ¿Qué interés podrían tener en sacar adelante una ley así? Les dejaría sin trabajo.

    Y tampoco tiene sentido proponerla a la ciudadanía votante, porque la inmensa mayoría de ellos no leen jamás y se nutren de información/propaganda por la tele, y en la tele esta propuesta no va a ser promocionada, porque la tele es propiedad de los que no quieren una ciudadanía informada y capacitada.
    Y son esas mayorías las que deciden las elecciones.

    Los que tenemos conciencia -y sabemos leer comprensivamente- somos demasiado pocos para cambiar nada ganando elecciones y proclamando leyes. No tenemos esa opción. Ni la vamos a tener nunca con nuestro actual Sistema político. Que no podemos cambiar.

    La pescadilla que se muerde la cola.

    Y está bien hacer propuestas de cómo podrían ser las cosas, pero si no lo acompañamos de cómo vamos a conseguir esos cambios -un “cómo” viable-, esas propuestas son un brindis al sol.

    Estamos de acuerdo en ellas, pero… ¿y qué?

    Comentario por Ocol — 15 septiembre 2016 @ 21:46 | Responder

    • Que optimista 😉

      Comentario por Emilio Fernandez — 15 septiembre 2016 @ 22:18 | Responder

    • Alguna sugerencia?

      Hacemos los que podemos; pero de verdad, si tienes alguna idea para mejorar la difusión yo encantado de escucharla. Lo primero es divulgar las ideas. Luego, una vez que consigues establecer tus ideas en la calle, en el centro del debate, ya tocará aplicarlas.

      Comentario por Mendigo — 16 septiembre 2016 @ 21:05 | Responder

  3. La idea del autor de tropas del espacio de que para poder ser ciudadano (elegir y ser elegido) antes hay que haber sido soldado (basada en el modelo ateniense) modificada y adaptada serviría para eliminar a muchos de los políticos que ahora sufrimos.

    Comentario por Corvo do Anllons — 15 septiembre 2016 @ 22:37 | Responder

    • Igual eliminamos mas politicos si solo son ciudadanos los que paguen todos sus impuestos aqui😉
      De todas formas que se siga con la idea decimononica de ciudadania, es nacional el q nace en tal sitio, es ridicula,¿ pq es mas español Julio Iglesias (el 1º que se me viene a la cabeza) que solo pisa España para pillar cacho, que el subsahariano currito que paga todos sus impuestos aqui?
      Y en cuanto a los estudios o los examenes para votar, solo deciros que hay historiadores q niegan el holocausto, hay biologos que creen en el creacionismo, que unos buenos estudios no te aseguran una buena sesera, jaja.
      Y si no estais comodos, pues ya sabeis marchaos a CUba😉

      Comentario por Emilio Fernandez — 16 septiembre 2016 @ 8:53 | Responder

      • Una sociedad se compone de los que conviven y establecen sus relaciones económicas, laborales, culturales, personales… en un espacio concreto. Donde hayan nacido no es relevante, lo importante es que conviven en un mismo lugar. Entiendo que ésa es la idea moderna de ciudadanía: la vaca no es de donde nace, sino de donde pace.
        😉

        Comentario por Mendigo — 16 septiembre 2016 @ 21:08 | Responder

    • Ajam.

      Pero cuál sería la modificación?

      Realmente, yo pediría un nivel académico mínimo. Con una licenciatura en derecho, sin enchufe, no te da para más que para reponedor de súper y, desde luego, no es bagaje suficiente para la complejidad de dirigir un Estado.

      Comentario por Mendigo — 16 septiembre 2016 @ 21:15 | Responder

      • La idea mendi sería eliminar a los Fabra, Baltar y ralea similar de la política. La modificación con respecto a la novela sería un tiempo de servicio mínimo para ser ciudadano y uno más prolongado para los que quieran ser políticos y en unidades de élite con lo que al menos se les haría sudar el puesto y muchos desistirían de presentarse y sobre todo la selección que se hace para entrar en esas unidades eliminaría a muchos inútiles que ahora ocupan escaños.

        Comentario por Corvo do Anllons — 16 septiembre 2016 @ 21:41 | Responder

        • Pero entonces estariamos escogiendo a los mejores soldados, no a los mejores ciudadanos. Y para lo q le interesa a la gente la politica de verdad piensas q iba a hacer la mili para poder votar😉, ya te digo yo q ni el 20% lo haria, al final estariamos gobernados por una elite quiza un poco mas grande.
          En los tiempos que vivimos creo no seria muy descabellado, con la tecnologia que existe, q el congreso sea todos los ciudadanos, q se vote un ejecutivo, y que cualquier decision legislativa la tomemos en una especie de referendum digital. Todos los dias nos sentariamos delante del pc o del movil o la tablet a decidir nuestro propio destino. Llamarme iluso, pero para mi eso es democracia. Resumido en 2 lineas aunque podria extenderme mucho mas pero soy muy perezoso😉

          Comentario por Emilio Fernandez — 16 septiembre 2016 @ 21:52 | Responder

          • No se trata de escoger entre soldados sino entre personas que han rendido un servicio muy peligroso a su sociedad jugándose la vida y eso desanimaría a muchos otra cosa es la confianza que se puede depositar en quien está dispuesto/a a pasar por esto
            http://www.ezapac.es/formacion.html

            Comentario por Corvo do Anllons — 16 septiembre 2016 @ 22:38 | Responder

            • llamalos soldados llamalos militares, pero alguien que hace un servicio militar es un …. QUe hay muchos trabajos en los q se juegan la vida vamos que hoy en dia mueren . Te pongo ejemplos de gente que se jugo la vida x su pais?, Franco, Mola, Millan Astray, Adolf, Benito,Goering, …. El ejercito español es un nido de fascistillas, hay excepciones, y aun es mayor la cantidad de corrupcion que hay, q lo saben hasta los soldados, el dia q se metan ahi ahorraremos muchos € malgastados.

              Comentario por Emilio Fernandez — 16 septiembre 2016 @ 23:30 | Responder

              • Pericles fue soldado, Ulisses S.Grant, George Washington, Eisenhower, Charles De Gaulle y Churchill también, que al ejército español hay que reformarlo a fondo ya lo he escrito en este blog.

                Comentario por Corvo do Anllons — 16 septiembre 2016 @ 23:56 | Responder

                • Pericles, joder vete mas atras si quieres ponemos todos los locos de la Edad Antigua q fueron militares, jajaja, o del siglo XVIII o XIX. Eisenhower como presidente fue bastante normalito, De gaulle siempre que tuvo q decidir pues miro a la dcha, y Churchill en cuanto leas una biografia q no sea un panegirico veras lo gran democrata q era. SIendo militares ya excluyes personas con defectos fisicos a gran parte de las mujeres y por supuesto a gente como yo que no quiere ver un arma nada mas q para pegar unos tirinos en el pc. Puesto a elegir preferiria q fuesen bomberos😉, me parecen bastante mas sacrificados q los militares

                  Comentario por Emilio Fernandez — 17 septiembre 2016 @ 8:28 | Responder

                  • Pero vamos a ver. Estamos hablando en serio que sólo un militar pueda optar a cargo público?

                    Evidentemente esto no es serio. Ni es serio ni, al menos, tiene gracia, como las burradas del Fouche. Así que, fin de la discusión.

                    Comentario por Mendigo — 17 septiembre 2016 @ 9:09 | Responder

                    • Militar no mendi que haya servido en el ejército en una unidad chunga obviamente una vez finalizado el periodo de servicio volvería a la vida civil. Es una forma de eliminar a las dinastías políticas.
                      P.S. que tal la lectura del choque de civilizaciones?

                      Comentario por Corvo do Anllos — 17 septiembre 2016 @ 11:23

      • yo hablaba para votar, es evidente que para ser politico hace falta algo mas, pq sacar una licenciatura de letras la saca cualquiera, si la saque yo , jajaja. Ademas ya no es solo eso, es que llevas 30 años de politico y no te dio ni por aprender ingles, es q es un insulto a la ciudadania.
        Como se puede ser ministro de administraciones publicas, de educacion y de interior, pero que cojones tiene que ver una cosa con la otra, ?¡ Pero esto pasa en algun sitio que no sea una republica bananera?
        Eso si tiene una capacidad oratoria, q riete tu de Ciceron …

        Comentario por Emilio Fernandez — 16 septiembre 2016 @ 21:42 | Responder

        • Evidentemente, sacar incluso una licenciatura chunga como medicina, no te capacita para administrar cualquier cosa (como Ana Pastor en Obras Públicas). A un ministro se le debería pedir excelencia en su sector, autoridad reconocida. Mira, al menos de Guindos sí que tiene un cierto currículo en economía. Pero qué cojones sabe una médica de obras públicas? Es un insulto a la inteligencia.

          Comentario por Mendigo — 17 septiembre 2016 @ 9:12 | Responder

          • totalmente de acuerdo, mas bien suele ser al reves, los ministros no suelen tener mucha experiencia en su cartera, mas bien tienen experiencia en nuestras carteras,:-P

            Comentario por Emilio Fernandez — 17 septiembre 2016 @ 9:59 | Responder

  4. […] publicados, un político debería presentar os datos da súa xestión. Pero continuando co exposto neste post, semella que as avaliacións que facemos dos políticos non están baseadas en datos que se poden […]

    Pingback por Avaliando ó Feijoo xestor – O Toucinho — 18 septiembre 2016 @ 19:04 | Responder

    • Hay algo que no valoras en tu post, q agrava mas la situacion, y es q la poblacion activa en Galicia baja en 60mil personas entre esas fechas, o sea casi un 5% menos, mientras qen España baja un 1,5%. Pero para ser justos creo q deberias comparar los mismos trimestres,2t 2009 con 2t 2016, asi quitarias la estacionalidad

      Comentario por Emilio Fernandez — 19 septiembre 2016 @ 12:08 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: