La mirada del mendigo

1 noviembre 2016

Dinero en metálico

Filed under: economía — Mendigo @ 11:07

Uno de los más interesantes artículos de Ignacio Escolar es uno de los más antiguos. Creo que no es la primera vez que lo traigo a colación: Por un euro electrónico.

Son ya 12 añitos los que han pasado y el fin del dinero en metálico cada vez parece más inminente (se está planteando seriamente, especialmente en los países escandinavos). Las monedas y billetes están siendo desplazados cotidianamente por otros medios de pago telemáticos más cómodos y seguros (no siempre, os recomiendo aplicar broca del 1,5mm a vuestra nueva tarjeta contactless).

Sin embargo, todas estas diversas alternativas al dinero físico tienen algo en común: son provistas por empresas privadas (Visa, American Express, PayPal…). Y como tales, tienen afán de lucro, lo cual significa que sifonan o detraen de la sociedad una pequeña parte de la transacción en concepto de beneficios (una parte superior a la que correspondería como costes de ofrecer ese servicio).

Empero, al igual que Ignacio, considero que la provisión de medios de pago es una de los cometidos que debe desempeñar el Estado. De hecho, la acuñación de moneda es una labor que desde hace milenios se considera competencia única de los Estados, aunque bien es cierto que también han coexistido en diversas épocas con cecas privadas reguladas por ese Estado. En España, el Banco de España tuvo el monopolio de la emisión de moneda desde 1874 hasta la entrada en el euro.

La provisión de un medio de pago electrónico por medio del Estado, además de que debería ser una necesidad legal toda vez que se suprima el dinero físico (permitir intercambios sin el beneficio de terceras compañías), sería un servicio que favorecería a la ciudadanía (que se ahorraría el sobrecoste que, por ejemplo, las compañías cobran al vendedor por tener su datáfono y que, a su vez, éste repercute en el comprador) y haría más eficiente la economía al eliminar ese capa onerosa de intermediación privada.

Proponer un medio en concreto acabando el 2016, sería arriesgarse a quedar desfasado en un par de décadas. Lo importante es remachar la obligación del Estado a proveer medios de pago libres, cómodos, útiles y seguros.

Yo ahora propongo un ejemplo: todo ciudadano o empresa tiene abierta en el BdE una cuenta corriente no remunerada, en la cual se cargan los pagos que realice, además de tasas e impuestos, y donde debe ser abonada la nómina. Los pagos pueden ser realizados simplemente con una versión modificada del DNI, en la que al mismo tiempo que nos identificamos como comprador accedemos al cargo de esa compra. Tarjeta y PIN, como siempre, pero la tarjeta es el mismo DNI. Otra opción, para los siervos de la dictadura de los smartphones, la están implementando ya Apple, Samsung…creo que a través de NFC, pero los detalles tecnológicos son irrelevantes. Un sistema de criptografía de doble clave, pública y personal, el móvil emitiendo en una determinada frecuencia y se registra el pago en el cajero (o de un teléfono a otro, entre particulares). De hecho, las transferencias tanto entre personas físicas o jurídicas serían inmediatas bastando el NIF del destinatario, la cual estaría relacionada con la cuenta corriente en el BdE de la que hablaba hace un momento.

Para el resto de servicios bancarios, créditos, depósitos, tenencia de valores o cualquier otro producto financiero, ya sería cometido de la banca comercial. Pero ofrecer medios de pago, ese debería volver a ser un monopolio del Estado.

¿Ventajas? Bueno, hay una que a nadie se le escapa: la lucha contra el fraude fiscal (del cual se beneficia principalmente la burguesía). De hecho, incluso me atrevo a plantear una nueva fiscalidad basada no en los beneficios sino en los flujos de caja (ambas cantidades, en teoría, deben converger en el largo plazo), si acaso con algunas salvedades perfectamente especificadas (por ejemplo, para repartir en el tiempo el efecto de emitir deuda). Ello afloraría de un plumazo toda la economía sumergida, lo cual significaría un Estado suficientemente financiado, capaz de realizar políticas públicas potentes sin estar sometido a la permanente amenaza y esclavitud de la deuda (recordemos siempre la cita de Napoleon Buonaparte, la main qui donne est toujours au-dessus de celle qui reçoit).

Lo de fiscalizar los flujos de caja, creedme, sería como detonar la Bomba del Zar en medio del consejo de administración de las grandes empresas (aunque no es la panacea, sigue siendo insensible a tretas como la transferencia de precios).

¿Inconvenientes? Algunos alegan que es una amenaza a la intimidad, pero realmente no creo que sea mejor la perspectiva de que el historial de nuestras compras lo tenga una empresa con sede en California, en vez del BdE (a no ser para los delincuentes fiscales, claro).

En cualquier caso, deberíamos recordar que la economía pertenece por definición a la esfera pública. No existe la economía con uno mismo, sino que como relación con el resto de agentes económicos. Dejando clara la necesidad de blindar nuestra vida privada al escrutinio del Estado (más allá de la investigación de delitos bajo tutela judicial, lo que no entraba en las entendederas del electricista y socialfalangista Corcuera)), no es la actividad económica parte de esa esfera privada (de nuevo traigo a colación a los escandinavos, donde la declaración de la renta es un dato de acceso público).

Por otra parte, hay información de carácter estrictamente confidencial (llamadas, correos electrónicos, actividad en la red…) que están siendo monitoreadas sistemáticamente por el Estado español y no sólo por éste (supongo que os sonarán de algo un tal Snowden, Echelon, la NSA, Prism, Sitel…), como para preocuparme porque el Banco de España (y, por lo tanto Hacienda, ambos supervisores legítimos) sepa en qué supermercado hago habitualmente la compra.

Queda otra cuestión, que ya incluso algunos economistas plantean abiertamente: si el fin del dinero en metálico no sería una forma eliminar la escapatoria de cara a implementar una política de tipos negativos en los depósitos (una política de represión financiera, algunos dicen que necesaria). Por otra parte, ésta podría ser fácilmente burlada con la tesaurización de metales preciosos (oro, básicamente). Pero ése ya es un tema que se escapa tanto al cometido de esta entrada como a mis conocimientos.

+

Y para endulzar un tema tan árido, desde Olivença…

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

17 comentarios »

  1. Big Brother is watching you.

    Comentario por juanmanuelgrijalvo — 1 noviembre 2016 @ 16:19 | Responder

    • Everybody! And it’s necessary people know it.

      Comentario por Mendigo — 1 noviembre 2016 @ 17:49 | Responder

  2. Control del ciudadano, preferencia de productos, marcas, proveedores….en cuanto a lo de evitar el fraude fiscal, los que se lo pueden permitir tienen acceso a los medios para defraudar, hecha la ley hecha la trampa , al final a pagarlo el pobre, más control y más manipulación.

    Comentario por Matad Al Mensajero — 1 noviembre 2016 @ 20:48 | Responder

    • Sí, pero esos datos ahora los tiene una empresa llamada Visa o Mastercard, mientras que lo que yo propongo es que los tenga el BdE y sólo se lo ceda a Hacienda. El Estado tiene muchos datos más comprometedores de ti, que la marca de leche que utilizas, por eso no te preocupes. Básicamente, la AEAT sabe exactamente de cuánto es tu nómina y cuánto dinero tienes en el banco. Ya quisieran las empresas saberlo. Así que es ridículo pensar que vamos a estar expuestos por compartir con Hacienda nuestras compras.

      El fraude fiscal… está a todos los niveles. No es sólo de Apple y Starbucks, sino del mecánico o el pintor que no te hacen factura. Pero es cierto que la gran bolsa de dinero negro está en las multinacionales y grandes fortunas, y es a por ellos a por los que me interesa ir. Hecha la ley hecha la trampa… sí, pero eso no es óbice para no endurecer en lo posible la posibilidad de hacer la trampa. Te lo explico de otra forma: no dudará que, alguien que sepa, es capaz de robarte tu coche. Sin embargo, desde que instalaron los transponder (llaves codificadas) el robo de vehículos ha bajado muchísimo. Y tú no dejas tu coche abierto, a que no? Pues eso, vamos a hacer todo lo posible por ponérselo difícil, y si vemos que hay quien se salta esa seguridad, busquemos cómo impedirlo. Pero no porque no exista la seguridad absoluta, dejamos los coches con las puertas abiertas.

      “al final a pagarlo el pobre, más control y más manipulación.” –> Insisto, no veo donde está el “más control” de pagar con una la tarjeta de débito/crédito de tu banco a pagar con el DNIe. Date cuenta que el Estado puede pedirle a tu banco que le detalle todas tus operaciones. Así que si quieren conocer tus gastos, ya lo pueden hacer ahora mismo. Pero es que, como comento, pueden hacer intromisiones en tu vida personal muchísimo peores.

      Y manipulación, tampoco entiendo a qué puede venir a cuento.

      No seamos paranoicos, que a los ricos y poderosos les viene muy bien que nos instalemos en la desconfianza permanente al fisco, pero confiemos ingenuamente de empresas privadas (ya ni mencionar Facebook, que es un strep-tease social voluntario).

      Comentario por Mendigo — 2 noviembre 2016 @ 0:04 | Responder

      • No utilizo tarjetas, utilizo efectivo, el día que nos implanten el chip sabrán hasta lo que pensamos, tiempo al tiempo…

        Comentario por Matad Al Mensajero — 2 noviembre 2016 @ 19:44 | Responder

        • Bueno, realmente para eso no hace falta que nos implanten ningún chip. En mi caso, basta con leer este blog… XDDDDDDD

          En serio, si es que nosotros mismos se lo estamos dando comidito…

          Comentario por Mendigo — 4 noviembre 2016 @ 22:59 | Responder

  3. Reblogueó esto en Matad al mensajero.

    Comentario por Matad Al Mensajero — 1 noviembre 2016 @ 20:49 | Responder

  4. Buena exposición, pero hay que tener en cuenta a los que en su vida tienen problemas (no importa cuando, a todos nos ha pasado en una etapa de nuestra vida).

    ERES DEUDOR de hacienda, un autónomo fallido, una factura errónea 25.000 euros, un credito/hipoteca que no pudiste pagar… … y estás MUERTO!!! Con el sistema 100% dinero digital hacemos que mucha gente acabe directamente cometiendo actos desesperados. Por otro lado, el poder “desconectar” a alguien bloqueando “su cuenta” digitalmente en un mundo digital es EXILIARLO del sistema (directo al extraradio de la delincuencia, que seguro encontrará una forma “analógica” y paralela para seguir haciendo su labor social: recogerba quienes el sistema expulsó.

    ¿Resultado? Tarde o temprano… sangre!

    Comentario por Ruben Sentis — 2 noviembre 2016 @ 18:58 | Responder

    • Cierto Ruben es de lo que se trata, y para que eso no ocurra nos veremos obligados a trabajar como esclavos ( con pluriempleo, con contratos de 2h ) por un salario insignificante, sin derechos laborales y con todas las consecuencias que ello conlleva….

      Comentario por Matad Al Mensajero — 4 noviembre 2016 @ 20:01 | Responder

    • Quizá te pongas un poco extremo, pero creo que también es oportuno tenerlo en cuenta. Efectivamente, unos billetes en el bolsillo siempre tendrán valor, mientras que una cuenta en el banco puede quedar bloqueada y quedas sin ni siquiera un currusco de pan que llevarte a la boca. Tamaño poder para un Estado, debe estar limitado a Estados muy garantistas con los derechos y libertades, porque en manos de un Estado totalitario es, como bien dices, un exilio automático, una proscripción del individuo sancionado.

      De todas formas, yo sigo insistiendo: de todos tus ahorros ¿cuánto tienes en metálico? ¿cuánto en el banco? Imagina que mañana un Estado fascista decide tomar represalias contra ti, incautando todos tus bienes y bloqueando tus cuentas. Vale, no hay problema, cuentas con el dinero en metálico, puedes comer. ¿Durante cuanto tiempo? ¿Durante cuantos DÍAS, hasta que se te acabe? Y tienes la cuenta bloqueada, no puedes sacar más del cajero.

      Pero míralo por el otro lado: una corrida bancaria puede también dejar tu cuenta corriente bloqueada. Sin embargo, si tu CC está en el BdE, ninguna corrida le puede afectar ya que es el emisor (forma parte del ECB).

      Comentario por Mendigo — 4 noviembre 2016 @ 23:08 | Responder

  5. Te pongo una noticia de hace tiempo:
    http://www.gurusblog.com/archives/cajeros-automaticos-grecia-billetes/27/06/2015/

    Cuando tu estado y los bancos son tus enemigo más amenazantes, eliminar el dinero físico sirve para quedar atrapado. Pues ellos ya tienen todo tu dinero en su bolsillo.
    Obviamente escabullirte con inversiones en oro u otros pasivos que puedan ser mínimamente estables y sean, mas o menos, portables, conservables, etc… No es una opción para masas de millones de pequeños capitales. Menos si se dan circunstancias adversas rapidamente.

    Saludos.😉

    Comentario por Javi — 2 noviembre 2016 @ 19:35 | Responder

    • Totalmente de acuerdo Javi, me he permitido la confianza de copiar tu frase ” Cuando tu estado y los bancos son tus enemigo más amenazantes, eliminar el dinero físico sirve para quedar atrapado. Pues ellos ya tienen todo tu dinero en su bolsillo.” y hacer un twit con ella, pues en pocas palabras has definido el quid de la cuestión. un saludo.

      Comentario por Matad Al Mensajero — 4 noviembre 2016 @ 20:05 | Responder

      • Un placer.😉

        Comentario por Javi — 9 noviembre 2016 @ 22:58 | Responder

    • Buenas, Javi.

      Bueno, te tendría que decir lo mismo que Rubén. Sí, tienes razón, pero cuál es la circunstancia actual? La mayor parte de nuestros ahorros están en forma de apuntes contables en el balance de un banco, es dinero digital. Lo que yo propongo apenas cambiaría nada las cosas. Tú piensa, cuánto dinero tienes en tus bolsillos, en la cartera, en el cajón de la cómoda? ¿Para cuántos días te llegaría?

      Comentario por Mendigo — 4 noviembre 2016 @ 23:11 | Responder

      • Mendigo parece mentira que sexas desta terra…
        No recuerdas a los buenos pensionistas haciendo colas en la caja de ahorros el día 1 para retirar inmediatamente la paga y llevársela a casa?
        Los billetitos para la viga. XDDD

        Ahora más en serio. Como te decían en otros comentarios, yo, al igual muchos llevo en efectivo para unos cuantos días. Puedo juntar cierta cantidad para diversos pagos, pero prefiero la comodidad del plástico.
        Pero también es cómodo tener un control de tus gastos a través de llevar una cantidad de efectivo limitada. No poca gente tiene problemas de control de gasto cuando tira de tarjeta. También te proporciona cierta seguridad antirrobo, aunque hoy en día la protección de las tarjetas no lo hacen demasiado necesario.

        Y queda el gran punto. Quitar el efectivo acabará con el dinero en B. Y de un plumazo con la mitad de las PYMES que viven en un mundo hostil e incomprendido por Hacienda.

        Luego quedan cuestiones más extremas. Porque en nuestro día a día operar sin cash es muy bonito. Pero si vas a algún punto del globo no tan modernizado, o simplemente hay un “gran apagón” o problema en la red? Que no sea común no significa que sea algo despreciable. Ya no entramos en terremotos, inundaciones, etc…

        Para mi el efectivo es como el papel de votar. Se pueden complementar muchas cosas, pero hay cosas que sigo prefiriendo el modelo actual hasta que algo se imponga de manera clara e irrefutable.
        😉

        Comentario por Javi — 9 noviembre 2016 @ 23:08 | Responder

  6. Esta película viene al pelo, cada día que pasa es menos futurista: ” El precio del mañana ”

    De a poco nos van contando el cuento

    Perfecta proyección simbólica del deseo de esclavización de las personas, una muñequera digital que marca el tiempo de vida que te queda, a partir de los 25 años comienza la cuenta regresiva, tendrás que trabajar por mas tiempo de vida, el cual nunca alcanza, si te quedas sin tiempo nadie te prestará en la calle, si te alejas demasiado no te alcanzara para volver a tu zona, entonces también mueres, zonas separadas por distancias que superan tu tiempo de vida osea no lograras conseguir tiempo para cruzarte a otro pueblo osea se te generaran gastos por el poco tiempo que puedas tener, es la moneda corriente, para pagar los servicios, alimentos, transportes, etc, método perfecto no podrás ir lejos de tu zona por que tienes 24 horas de vida.…….

    https://matadalmensajero.wordpress.com/2015/12/18/el-precio-del-manana-pelicula/

    Comentario por Matad Al Mensajero — 4 noviembre 2016 @ 20:08 | Responder

    • En realidad creo que es todo mucho más fácil. Sólo pocos de nosotros (o nuestros hijos) tendrán algo que aportar al proceso productivo (con un enorme grado de automatización) y, por lo tanto, merecer a cambio un salario. Lo cual empujará a enorme masas de población a las orillas del sistema, sobreviviendo con la economía informal. Vamos, el panorama que nos podemos encontrar en el mundo subdesarrollado. No hacen falta pulseritas ni sistemas futuristas distópicos. Simplemente, es que no eres útil para generar riqueza, con lo cual al arroyo.

      Socialismo o barbarie.

      Comentario por Mendigo — 4 noviembre 2016 @ 23:15 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: