La mirada del mendigo

4 diciembre 2016

Interregno

Filed under: internacional — Mendigo @ 20:51

Repasamos la situación en Siria, marcada por la situación de interregno global en el cambio de administraciones de la Casa Blanca. Para cuando la nueva administración (por llamarle algo) tome posesión de sus cargos y se ponga al día, los principales actores quieren que algunas cosas sean irreversibles.

El caso más claro es Rusia, que como comentábamos hace unos días ha estado mandando material militar por el Bósforo e incluso ha movilizado a todo un grupo de combate del Báltico. Con Rusia, el gobierno sirio está pisando el acelerador para que, cuando Trump se siente en el despacho oval dentro de dos semanas, el control completo de Alepo sea un hecho cierto o consumado.

La idea de dar paso franco a los milicianos hacia Idlib, de innegable valor humanitario, es desde luego una descomunal victoria para el bando shií. Es probable que acabe conquistando Alepo de todas formas, pero hacerlo por la fuerza le supone una enorme exposición mediática. No nos engañemos, los enfrentamientos continuarán, pero sea donde sea serán menos cruentos que en la mayor aglomeración humana Siria.

El trato, cocinado por las diplomacias rusa y turca es aceptable para ambas partes. Si bien como decimos es una victoria para Assad, y cualquier otro campo de combate es preferible a la guerrilla urbana con cientos de miles de civiles de por medio, también da una salida a los miles de milicianos que están embolsados y que, en algún momento, se quedarán sin municiones. En Idlib podrán seguir luchando, manteniendo además la frontera con Turquía abierta para seguir abasteciéndose.

El otro actor reseñable es Turquía, éramos pocos y parió la abuela, que ha decidido pasar del apoyo nada discreto a los follacabras moderados, a entrar directamente con todo el equipo, inclusive aviación y profusión de tanques. Hablando de tanques, se lleva desde hace semanas reportando la concentración de fuerzas en la ciudad fronteriza de Silopi, en la triple frontera turco-sirio-iraquí. Desde ahí, podrían tanto entrar en Rojava para terminar con la independencia de los kurdosirios, como meter baza en la toma de Mosul, terreno que han estado allanando con varios globos sonda como que Mosul es parte de Turquía, etc.

Está claro que CErdoğan está desatado y hace tiempo que va por libre, Obama no le puso correa y bozal y no parece que la nueva administración se los vaya a poner. Por supuesto, el gobierno iraquí le ha dirigido las mismas amenazas que el sirio, una invasión de su territorio significaría automáticamente la guerra. La cuestión es que Turquía puede mantener perfectamente una guerra simultánea contra los escombros de los ejércitos de ambos países, y ganarla sin esforzarse. Bastante tiene Iraq con luchar contra unos follacabras (y Mosul está siendo un hueso duro de roer, se les ha acabado el ímpetu con el que comenzaron), como para enfrentarse al mayor ejército profesional de la zona.

Y luego quedan los siriokurdos, que están bien jodidos. No tienen ninguna oportunidad contra el ejército turco. No sin el patronazgo de una potencia, siquiera regional, que les suministro armamento contracarro y, a ser posible, alguna antiaérea. Y no tienen a nadie. No son shiíes, así que Irán ni mira para ellos. Al ser un movimiento laico, las petromonarquías desean borrarlos de la faz del orbe. No tienen nada que ofrecerle a Rusia y han recibido apoyo de la OTAN en tanto en cuanto eran carne de cañón para enfrentarse al Estado Islámico sin poner botas de occidentales en la zona (lo cual tampoco es cierto, pero sólo grupos de apoyo).

Entiendo que la única escapatoria del exterminio que prepara CErdoğan sería coaligarse con Assad (al cual odian por la represión ejercida por su padre, y de hecho hay un alto al fuego tenso en Qamişlo‎ entre kurdos y tropas gubernamentales, aunque con los kurdos de Safrin parece que hay mayor entendimiento). Llegar a un acuerdo sobre una autonomía kurda en el Norte de Siria dentro del Estado sirio, a cambio de unir fuerzas con el ejército sirio. Esto liberaría tropas de uno y otro bando que están guardando posiciones y, sobre todo, pondría (o no) a los kurdos bajo la protección del paraguas ruso.

Otra consecuencia de la invasión turca, por cierto, es la retirada de tropas del frente del Raqqa para defender Mabij. De hecho, los milicianos del Estado Islámico han aprovechado para recuperar algunas aldeas que habían perdido los últimos días ante lo que podía ser la ofensiva final para tomar Raqqa, y ha quedado interrumpida por la ofensiva turca. Realmente, la posición kurda era muy difícil (y ahora es desesperada). Para seguir mereciendo los favores de Washington y contar con su apoyo aéreo (que algún imbécil aquí criticó, pero gracias a los A-10 Warthog y algunas remesas de armamento se salvaron in extremis del genocidio) tienen que justificar su papel de ariete contra los yihadistas del Estado Islámico. Pero era evidente que era extremadamente peligroso concentrar sus fuerzas en el frente Sur, cuando tenían la amenaza turca a sus espaldas. Como así ha ocurrido.

Otra solución es crear a la carrera un Estado kurdo, uniendo los territorios controlados por Erbil y las YPG. La autonomía kurda iraquí tiene pasta, y por lo tanto medios, pero también es de signo conservador y ve en el izquierdismo del PKK y del PYD una amenaza interna (ya se sabe que el mayor rival está en tu mismo banquillo, además de que Erbil mantiene unas buenas relaciones con Ankara). Colaboraron “daquela maneira” en la toma de Sinjar, como buenos hermanos (es decir, a veces entre abrazos y a veces a tiros entre ellos) y desde entonces parece que la relación entre ambas partes se ha deteriorado aún más.

Cuando “Mad Dog” entre en el Pentágono (que quizá sea el más cuerdo de una administración que parece un circo) se encontrará que Siria se ha convertido en un cubo de Rubik: mover una ficha desplaza todas las demás.

Yo había propuesto (como si valiese de algo, ya véis, como mero ejercicio teórico) que la solución menos cruenta (que a la postre debe ser la militar) sería la partición de Siria e Iraq. Reconocer la falsedad de esa frontera, la artificialidad de esos Estados, y promover otros que se ajusten a la realidad sociológica: Un Sunistán con capital en Mosul, un Kurdistán unificado con capital en Erbil (pero Irán y, sobre todo Turquía, no quieren ese escenario ni en pintura), y un Alauistán, que perfectamente podría seguir llamándose Siria, que conservase la costa y las zonas urbanas de Homs y Damasco, y que daría cobijo también a las minorías drusas, caldeas y siríacas.

Se deberían desplegar durante décadas tropas de interposición internacionales y una franja desmilitarizada de decenas de kilómetros. Y ante la poca probabilidad de que las partes llegasen a un acuerdo. Tanto suníes como alauíes lo quieren todo, esta es una guerra de hegemonía, de someter a la otra fe (en el caso del Estado Islámico, mediante el exterminio), así que seguramente habría que forzarlo con un despliegue incontestable de fuerza, que está muy lejos de las capacidades de una cada vez más ninguneada ONU.

En resumen, que no es una opción realista en el escenario actual. Pero es la alternativa más lógica y justa para detener estar guerra que tiene visos de terminar por extenuación de los contrincantes. Siria e Iraq se están desangrando a fondo, y tardarán décadas en recuperarse.

Hay otra complicación en la creación de un “sunistán” que reuniese el territorio entre el curso medio del Éufrates y el Tigris. Es evidente que el factor unificador de esta región es un sentimiento religioso exacerbado, no ya sólo entre los combatientes del Estado Islámico sino entre el resto de grupos yihadistas del frente “rebelde”. Por ejemplo, es evidente, y es de estas verdades incómodas que los periodistas evitan mencionar, que tienen un fuerte apoyo popular en Mosul. Si no fuera así ¿cómo podría ser que un grupo de varios miles de guerrilleros controlasen una ciudad de millón y medio de habitantes, si una amplia mayoría estuviera en contra? La muerte les estaría acechando en cada esquina en forma de navajazo, pedrada desde un balcón, disparo desde un callejón…

Yo no tengo ninguna duda de que hay que derrotar al Estado Islámico. Y esta derrota se va a llevar miles de vidas por delante, en ambos bandos, todas lamentables (jóvenes adoctrinados en una ideología perversa). Pero hay que llevarlas a cabo porque una de las señas de identidad que el islamismo comparte con el nazismo es la glorificación de la fuerza. Las imágenes de éxito en el otoño del 2014, cuando parecía que nada podía hacerles frente, fueron un reclamo para jóvenes adoradores de la violencia, como aquí lo fue la Falange. Una forma de que un desgraciado pudiera formar parte de algo poderoso, glorioso (no tan diferente a lo que puede sentir el hincha de un equipo de fútbol). El arrollador avance era una confirmación de que estaban protegidos por Allah, el cual guía sus pasos. Por eso no cabe con el Estado Islámico otra opción que la derrota absoluta, como tampoco había otra opción con Hitler (lo cual no lo justifica todo, los bombardeos masivos en Dresde, Colonia, Hamburgo…). Como no pueden admitir que Allah pueda ser derrotado, tendrán que concluir que Allah los abandonó (por lo que sea). Ya lo sé, suena estrambótico hablar de estas supersticiones en el siglo XXI, pero si queremos entender algo de lo que ocurre en el Próximo y Medio Oriente es necesario comprender la capacidad sugestionadora de la religión en esas tierras.

Pero el problema no se acaba con el Estado Islámico. El resto de actores militares del bando suní son grupos yihadistas, que tienen por programa político instaurar una teocracia islámica. Una teocracia es la forma más opresiva de totalitarismo, que determina hasta el menor aspecto de la vida del individuo hasta aquellos rasgos más íntimos. Es la forma de Estado más aborrecible para cualquier que ame la libertad. Pero ¿y cómo lo impedimos? Con educación, ya es un poco tarde, porque a ver cómo les enseñas civismo y tolerancia a los que llevan cinco años portando armas, amén de los niños que han crecido en medio de los combates. Y mucho ojo porque una juventud que ve la guerra como el estado natural, que no ha conocido otra cosa desde que nació, hace casi inviable cualquier retorno a la civilización. Y la prueba la tenemos en Afganistán. Y civilizar con bombardeos, como que no tiene mucho sentido, ni ético, ni lógico, ni práctico. Supongo que la población más o menos civilizada de Mosul o Raqqa tendrá que soportar bastantes años de oscurantismo y represión religiosa, porque el poder militar que es a la postre el único que existe, está en manos de follacabras.

Como comprenderéis, a mí tanto me dan las ramas suní como chií. Me cago en el puto Mahoma y me limpio el culo con el infame Corán, como para andarme con florilegios teológicos. Lo que tienen en común ambas ramas (que es prácticamente todo, es aún más ridículo que la Reforma) es despreciable. Ahora bien, parece que el bando alauí está un poco más civilizadito, y de elegir entre una dictadura del s.XX y una teocracia del s.IX, como que habrá que resignarse a lo menos malo. Al menos mientras no salga en el mundo árabe un nuevo esfuerzo modernizador, del estilo del que anima al pueblo kurdo.

Y quería añadir algún comentario más acerca del carajal que se ha armado entre sunistán y chiistán. En concreto, del tratamiento diferencial que los medios occidentales dan de dos episodios bélicos muy similares: la toma de Alepo y Mosul por los ejércitos sirio e iraquí respectivamente (ayudados ambos por milicias chiíes promocionadas por Irán). En el primer caso, Rusia aporta la fuerza aérea y material bélico. En el segundo, es la OTAN quien cumple ese rol. Para nuestros periodistas, lo determinante a la hora de informar (manipular, deformar, persuadir…) es este último aspecto.

En las noticias, nos abruman con la última atrocidad cometida por los bombardeos rusos o del régimen sirio (ahora es un régimen, no cuando nuestro flamante rey rendía visita a los Assad). Sin embargo, los muertos causados por el bombardeo de los rebeldes sobre el Alepo controlado por el ejército con fuego de mortero ¡esas víctimas, siendo iguales en número, nunca salen en los noticiarios! ¿Por qué? Manipulación: sólo unos provocan muertos y sufrimiento entre la población civil.

Y el ejército iraquí (& friends) llega a las puertas de Mosul. Empieza el fuego de artillería pesada sobre una ciudad en la que al menos quedan medio millón de habitantes, pero éste no causa muertos, heridos, destrucción. Disparan confetti. Se han unido las fuerzas iraquíes, peshmergas, turcas (invitadas por Erbil) más lo prestado por occidente (obuses gringos y cuatro cañones autopropulsados Cesar, aportados por Francia). Nos llegan fotos de la destrucción de Alepo, pero ese martilleo artillero no tiene consecuencias en Mosul. O, al menos, nuestros queridos periodistas (¿censores?) nos ahorran las imágenes y descripción de sus consecuencias, mientras que ofrecen una profusión de la toma de Alepo.

Si no me equivoco, esto es un un obús de 155mm remolcado. No tengo mucha idea de estas cosas, pero leo que con la munición convencional (puede hasta disparar proyectiles con carga nuclear) tiene un radio letal de 50 metros (7.800m²), y provoca bajas en otros 100m (31400m², siempre en campo abierto, en ciudad las paredes protegen de las esquirlas). Está operado en el frente de Mosul por milicianos de Al-Hashd Al-Sha’abi (milicia chií).

Por supuesto, disparando este juguetito (tiene un rango de 24km) contra una urbe densamente poblada, no es de esperar que haya víctimas civiles. No habéis visto imágenes desgarradoras, así que podemos asegurar que no existen. ¿A qué huelen las nubes? Por supuesto, están liberando la ciudad de los terroristas. Exactamente igual que Alepo. Tampoco nadie ha preguntado a unos ni a otros si desean ser liberados, y menos a cañonazos.

Y ya he dicho que no albergo ninguna duda al respecto: hay que derrotar al Estado Islámico arrebatándole hasta el último m² de terreno (quedará como Al Qaeda, a organización armada, pero sin controlar ningún territorio). Pero ese objetivo no lo justifica todo.

Así que sí, tomar una ciudad conlleva hacer esto, no nos llevemos a engaño. Tanto en Alepo como en Mosul. Es la guerra, la atrocidad generalizada.

Un último comentario. Hemos visto los últimos días que el ejército turco ha entrado en Siria tomando Jarabulus y ahora está a las puertas de Al Bab. Las tropas del ejército sirio están a escasos 10km de esta villa, y avanzando. Y sabemos que las tropas sirias cuentan con apoyo ruso, tanto aéreo como sobre el terreno, y no creo que a Putin le haga gracia que la aviación turca bombardee sus unidades. Como hemos dicho, para una pieza de artillería una o dos decenas de kilómetros no son nada. Mucho menos para un cazabombardero. Cuando hayan desalojado al Estado Islámico de Al Bab, se van a encontrar las caras uno y otro ejército. Y bueno, veremos cómo acaba la cosa, pero están tensando la situación al límite, y cualquier chispa puede provocar un enfrentamiento Turquía (¿OTAN?) y Rusia. Por lo pronto, CErdoğan ya ha impuesto por su mano una de las ideas de Hillary: establecer una zona de exclusión para la aviación sirio-rusa en el Norte de Alepo, espacio aéreo ahora controlado por Turquía (y que usa para bombardear posiciones siriokurdas).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

2 comentarios »

  1. Mendi creo que la pieza de artillería es sudafricana o Serbia ya que Iraq había comprado artillería de 155 mm a esos dos países en cuanto a letalidad en ambiente urbano es bastante menor ya que las paredes absorberían la metralla.
    Y ahora en plano estrictamente militar no entiendo la retirada rebelde ya que una batalla urbana es el campo de batalla perfecto para la defensa y que más desgastaría a un atacante

    Comentario por Corvo do Anllons — 5 diciembre 2016 @ 12:35 | Responder

    • Okis, ahora corrijo, muchas gracias. Sí, por supuesto que esos datos son en campo abierto. Aún así, emplear este tipo de piezas contra una ciudad, implica bastante grado de indeterminación en la selección del objetivo. Claro, me imagino que la peor parte se la llevan los primeros edificios en el frente, y esos ya habrán sido desalojados hace días. Con todo, es evidente que este cañoneo va a provocar cientos de muertes entre los civiles. Que no son ni culpables ni inocentes, son personas muertas.

      La retirada… bueno, aún no se ha producido, pero sabemos que están negociando, lo cual ya es indicio de su voluntad de abandonar Alepo. Yo pienso dos cosas: el soporte de la población civil ya empieza a flaquear, y cada vez más gente está pidiendo que se rindan o se larguen para que acabe la pesadilla. Esto lo digo sin ningún tipo de dato, sólo es una impresión.

      Y la otra alternativa, y no son incompatibles, es que su capacidad está ya tan mermada que no pueden contener más el frente (de hecho, cada día pierden una nueva barriada). Tuvieron un cerco de meses, una vez que las tropas controlaron Castello Road. Luego lograron abrir brecha por la fábrica de cemento, y esa brecha la mantuvieron días abierta, pudiendo entrar provisiones, dinero y munición. Munición les queda, porque siguen disparando con mortero al Alepo Oeste (que no sale nunca en las noticias, y ya empieza a ser indignante la parcialidad en el tratamiento de este conflicto) y con katiuskas (exactamente, creo que son cohetes Grad). Si tienen de eso, balas les deben quedar para aburrir. Quizá de lo que andan escasos es de combatientes. Quien sabe. Lo que me llega es q el ejército sirio se está encontrando menos resistencia de la esperada.

      Por eso, si la situación es ya insostenible, es lógico querer salir de la ratonera y reunirse con el grueso del ejército rebelde en Idlib. Claro, si eliges la inmolación hasta el último hombre, puedes mantener al SAA ocupado durante unas cuantas semanas más, y causarles un buen número extra de bajas (y es precisamente de lo que Assad no va muy sobrado). Pero es humanamente comprensible que no haya mucha gente dispuesta a tanto.

      De todas formas, a este ritmo, quizá dentro de unos pocos días haya muy poco que negociar. Defenderse como gato panzaarriba en el dédalo de calles del barrio viejo, donde no pueden entrar los carros, no les queda otra. La cuestión es que, cuanto menos territorio controlan en la ciudad, menos cruenta es para el régimen la opción de recurrir a bombardeos indiscriminados y, simplemente, arrasarlo todo con artillería y aviación.

      Y luego queda Mosul, que va a ser (está siendo, aunque la prensa permanezca muda) otra carnicería.

      Comentario por Mendigo — 5 diciembre 2016 @ 20:07 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: