La mirada del mendigo

12 diciembre 2016

Acción directa

Filed under: ecología — Mendigo @ 23:26

Ayer estuve aprovechando estos días absurdamente calientes en pleno mes de Diciembre, para darme un rulo por Barra (para los que no sois de aquí, la gran playa nudista del Sur de Galicia). Y, de paso, estuve arrancando unas cuantas plantillas de eucaliptos, lindando con el pinar costero que fija las dunas de Barra y que, por cierto, es un espacio protegido (¿Plantar eucaliptos en un ecosistema protegido? ¿por qué no? Aquí se puede todo…). Los medianejos, alguna vez (que tengo maldita la gana, porque eso es como vaciar el mar con un pocillo) meto una macheta en la mochila (un hacha pequeña). Pero… ¿qué hacer con los inmensos ejemplares maduros?

Bien, revisando algunos documentos de silvicultura, me encuentro con una información que puede ser útil. Está sacada de una hoja del 5º Congreso Forestal Español, sobre unas experiencias de campo que se hicieron en Andalucía (con Extremadura, las únicas regiones en las que hay alguna actuación de la administración para erradicar especies invasoras, mientras que la misma villa de Pontemierda, muy progre, dejan que se extiendan los plumeros en los solares abandonados).

Bueno, al caso, esta tabla. A buen entendedor…

tabla-herbicida

GLIC: Glifosato 36%
TRIC: Triclopir 48%
PICL: Picloran 24%

Las dos primeras operaciones implican abatir el árbol, lo cual no suele estar a nuestro alcance, especialmente en ejemplares muy grandes. La aplicación foliar, a menos que dispongamos de un helicóptero, como que no. Así que nos quedan las otras dos opciones, hacerle un agujero en el tronco e inyectar en él el herbicida puro, o pelar las cáscara y rociar el floema (la parte viva de la corteza, por la que desciende la savia). Más discreta y rápida es, desde luego, la primera; más efectiva la segunda (pero el documento no detalla la concentración en este caso). Aunque en el caso de la segunda, ya puestos, se puede plantear profundizar más hasta seccionar el cambium (algo así como las células madre de una planta), con lo que el tronco moriría y sólo habría que pasarse con la ecológica macheta para ir controlando los brotes que vaya emitiendo hasta acabar con ella. Pero vamos, el jeringazo de Piclorán también parece que funciona, tanto en eucalipto como en acacia, y siempre es más discreto llevar una trade que una macheta (y ya, en plan tecnológico, un taladro a baterías).

Evidentemente, esto es para árboles que están en medio de un espacio de cierto valor. Sería absurdo pretender acabar con todo un monte de eucaliptos, uno por uno (en el último IFN, se cuentan 350 millones de pies de eucaliptus sólo en Galicia, a unos cien eucaliptos por gallego). Al final, la solución pasa por trasladar la responsabilidad (y el coste) de eliminar los eucaliptos al que los plantó y se lucró con la destrucción de nuestros ecosistemas.

+
+
+

Hace tiempo que no pongo nada de música, ¿verdad? Últimamente, estoy de un soso… A ver qué os parece ésto:

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

12 comentarios »

  1. Hijo mio, siento molestarte en horas tan intempestivas. Vaya por delante que me gusta tu pasión por los animales y la naturaleza cual San Francisco de Asís moderno aunque no apruebe tus métodos tan contrarios al orden natural y la ley divina. No obstante no vengo yo a esta tu hoja parroquial para hablarte de tales cosas sino más bien por advertirte de que un tiempo a esta parte veo con pavor como te van enlazando, vía comentarios, hacia paginas ya no solo de contenido blasfemo sino directamente nigromantes. ¿Templo de Quimbanda?, ¿limpeza de corpo e abertura de caminhos?, ¿amarrar pessoa amada?, ¿ficar mais atraente e sexy aos olhos de outras pessoas?, ¿melhorar seu desempenho sexual?. Hijo mio, ¿acaso puede que con tus desaires hacia la comunidad lusa hayas atraído la venganza de los adoradores del Diablo portugueses?. Temo en demasía por tu alma. Permíteme dejarte a modo de protección una estampa del Santo Padre Pío al cual el mismísimo Belcebú pretendió tentar en forma de muchachas desnudas y danzantes en formas obscenas. Afortunadamente él resistió a los golpes del Demonio con la ayuda de Dios y tu también lo harás si tienes fe.

    Y ahora me retiro que mañana tengo maitines.

    Comentario por Bosco Busca Bronca — 13 diciembre 2016 @ 2:44 | Responder

    • Hostia puta, padre, con perdón, pero es cierto. La dirección de este mi humilde página debe estar rodando por foros portugueses porque de un tiempo a esta parte no dejo de borrar spam luso ¿o brasileiro?

      A mí ya me han hecho muchas veces lo de “mira, éste que viene de fuera a hablar mal de nosotros”. Estoy harto de esa reacción de paletos. ¡Que no se hable mal de mi aldea! O nos juntamos los del pueblu y nos liamos a cantazus! Ag! Asco de gente. Y como he ido viviendo en varios sitios, siempre me he ido encontrando con la misma reacción: yo era el de afuera, que venía a romper la armonía de la que disfrutaban, tan apaciblemente hozando en el estiércol.

      Como te figuras, conozco muy bien Portugal, y créeme: nada hay más imbécil que un portugués henchido de fervor patrio. Son cien veces más ridículos que el francés más chauvinista. En el colegio les deben dar de comer banderitas portuguesas.

      Eso sí, lo de procurar mejorar la aldea para que no vengan de fuera a sacarte los colores, ya tal.

      Mierda paletos, si es que son en todas partes iguales!

      Oye, por cierto, y dónde quedaron esas muchachas desnudas y danzantes que rechazó ese gilipollas? Pobres, deben estar afligidas por el desaire, tendré que ir yo a consolarlas.

      XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

      Comentario por Mendigo — 13 diciembre 2016 @ 3:44 | Responder

      • Hijo mio.

        Pasare por alto tus juramentos por que doy por supuesto que estas bajo el influjo de presencias luciferinas de la peor especie, no obstante el vivo interés que demuestras por las andanzas del padre Pío me permiten albergar un débil hálito de esperanza. Gustoso te contare sus fazañas.

        Fue el padre Pío un sacerdote italiano y santo varón que nació a fines del siglo XIX y murió en 1968. Aunque realizó muchos milagros y recibió los estigmas, el Padre Pío también sufrió ataques frecuentes del demonio. Según el padre Sisebuto Salido del Pozo, famoso exorcista de la diócesis de Roma, “la gran y constante lucha en la vida del santo fue contra los enemigos de Dios y las almas, quienes trataron de capturar su alma”. Desde su juventud el Padre Pío tuvo visiones celestiales, pero también sufrió ataques infernales. El padre Sisebuto explica:

        “El diablo se le aparecía en la forma de un gato negro o como algún otro animal repugnante. Con estas apariencias intentaba llenarlo de terror. En otras ocasiones, el demonio tomaba la forma de chicas jóvenes, desnudas y provocativas, que realizaban danzas obscenas, para atentar contra su castidad. Sin embargo, el Padre Pío sintió el peligro cuando Satanás trató de engañarlo fingiendo ser su director espiritual o tomando la forma de Jesús, la Virgen o San Francisco”.

        Esta última táctica, cuando el diablo tomaba la forma de alguien bueno y santo, fue un problema. Así fue como el Padre Pío se dio cuenta de que las visiones eran falsas: notó cierta timidez cuando la Virgen y el Señor se le aparecieron, seguida de una sensación de paz cuando la visión terminó. Además, disfrazado de una forma sagrada, el diablo le provocó un sentimiento de alegría y atracción, pero cuando se fue, le dejaba un extraño remordimiento y tristeza.

        Satanás también lo hería físicamente. El sacerdote describió estos dolores en una carta a un hermano, que era su confidente: “Estos demonios nunca dejan de golpearme, incluso me hacen caer de la cama. ¡Incluso rasgan mis vestiduras para azotarme! Pero ya no me asustan porque Jesús me ama y él siempre me levanta y me coloca de vuelta en mi cama”.

        El Padre Pío es el testimonio de que si la persona está cerca a Dios no hay que temer a los demonios. Y menos bromas con los súcubos alma descarriada que son fuente de condenación segura.

        In nomine Patris et fillii et Spiritus Sancti.

        Vade in pace Mendigo.

        Comentario por Bosco Busca Bronca — 13 diciembre 2016 @ 18:25 | Responder

        • Pero en serio ¿tú dónde encuentras tanta mierda junta? Lo he estado buscando y… no te lo estás inventando, es cierto! Ese fulano existió realmente!

          En fin, carne de psiquiatra.

          In vino veritas, frater, non in religione. 😉

          Comentario por Mendigo — 13 diciembre 2016 @ 18:45 | Responder

          • Querido y desorientada oveja descarriada.

            ¿Aún no te has dado cuenta que con las cosas del Altísimo poca broma cabe?, ¿acaso desconoces que doctores tiene esta Nuestra Santa Casa incluidos especialistas en milagros y demonología?. Por supuesto que existió el padre Pío también conocido como el Padre Pío de Pietrelcina…

            https://es.wikipedia.org/wiki/P%C3%ADo_de_Pietrelcina

            …famoso por sus permanentes estigmas que le empujaron sin duda a la más alta de las santidades. Ya ves, algunos nacen con estrella y otros nacemos estrellados. Lo que yo daría aunque solo fuera por una sola de sus beatificas heridas. En fin, serenémonos que creo estar cayendo en el pecado de la envidia y eso no es devoto ni cristiano. Hijo mio distraigamos la tentación con un poco de música que nunca esta de más…

            ¿Qué?, ¿creías que solo mi medio hermano sabe de música en esta casa?.

            JA !!

            Ay, ay, ay que ahora peco de vanidad. Desde luego mendigo tú blog es una auténtica Babilonia cibernética: uno entra inmaculado y acaba saliendo manchado. Ire a mis aposentos a fustigarme un poco.

            En fin.

            Ego te absolvo.

            Comentario por Bosco Busca Bronca — 13 diciembre 2016 @ 19:32 | Responder

        • Permíteme hijo que ilustre a los que por aquí pasen en las malas artes del Diablo con una foto de la cordera del Señor por mal nombre Sasha Grey…

          …estas son las repugnantes formas con las que Lucifer intenta perder a los varones que inocentes en sus retorcidas mañas caen sin remisión. Mi consejo si alguna vez os encontráis con algo parecido en la alcoba, ducha o pajar es que deis la vuelta “ipso facto” y recéis veinte Padres nuestros. Os jugáis la condenación eterna.

          De nada.

          Comentario por Bosco Busca Bronca — 13 diciembre 2016 @ 19:05 | Responder

          • Repugnantes, sin duda. Mira que es feo el puto bikini. Ya te habrá costado encontrar una foto de Sasha Grey vestida…

            +

            +

            No me seas meapilas!

            Comentario por Mendigo — 13 diciembre 2016 @ 19:58 | Responder

            • Pero hijo mio, que manía tenéis los seglares en creer que los miembros del clero nos asustamos por un par de pechos níveos. Pero no te das cuenta, alma de cántaro, que al igual que el cirujano que brega todos los días con vísceras y sangre nosotros tenemos el cuero endurecido por la diaria convivencia con el pecado. Son más de dos mil años de exposición a toda suerte de depravaciones y debilidades del espíritu. A su lado una vulva pubescente no nos impresiona más que ver salir el sol por el este cualquier mañana de cualquier día. ¿Conoces al padre Fortea?…

              https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Antonio_Fortea_Cucurull

              Te lo menciono hijo mío por si te siguen perturbando los adoradores portugueses de Satán yo puedo hablar con él pues no en vano fuimos colegas de seminario. Y recuerda queridisimo Mendigo….

              http://www.elmundo.es/espana/2014/12/08/54849f91268e3e955a8b4585.html

              …hagas lo que hagas siempre con un párroco homologado al frente.

              Sic transit gloria mundi.

              Comentario por Bosco Busca Bronca — 13 diciembre 2016 @ 22:26 | Responder

              • No, si el spam me jode, a los que echo de menos era a los tipiños que venían a lamentarse de que viniese a violentar su ridícula religión (el nacionalismo adopta caracteres de religión, y ya te digo que el nacionalismo portugués es más absurdo que la más bizarra de las santerías). No veas lo que desahoga echar sapos y culebras por la boca, cuando aparece una de esas criaturas de cerebrito tierno.

                Y con los exoscismos… y a menores… yo desde hace años sigo pidiendo una ley contra la charlatanería. Las afirmaciones hay que demostrarlas. ¿Que tienes poderes curativos? Pues bien, demuéstralo científicamente. Y si no, se te cierra el chiringo, seas un curandeiro o seas un santuario mariano. Ya ves, qué puntazo, echarle el candado a Lourdes o Fátima…

                Comentario por Mendigo — 14 diciembre 2016 @ 12:14 | Responder

  2. […] vueltas con la pasada entrada, creo que me ha quedado coja. En el cuadro se mencionaban una serie de especies invasoras, y creo […]

    Pingback por Invasores | La mirada del mendigo — 14 diciembre 2016 @ 19:07 | Responder

  3. […] la primera parte, proponía la destrucción de cualquier especie alóctona que fuese potencialmente peligrosa por el […]

    Pingback por Acción Directa II | La mirada del mendigo — 27 febrero 2017 @ 1:58 | Responder

  4. […] un alcance muy limitado, que necesitarían un nutrido grupo de gente para ser significativas: el exterminio de especies invasoras y la siembra o transplante de […]

    Pingback por Misiones ecológicas | La mirada del mendigo — 1 mayo 2017 @ 7:25 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: