La mirada del mendigo

31 enero 2017

The Big Short

Filed under: economía — Mendigo @ 23:00

Ayer estuve viendo esta peli, que a España llegó con el nombre de “La gran apuesta“. Si lo comento es porque, obviamente, me parece que puede ser interesante para comprender cómo funciona el mundo financiero, que a pesar de no ser el mundo en el que vivimos y nos movemos, sí que lo condiciona de manera decisiva.

Os dejo un fragmento, quizá el más significativo, en el que uno de los protagonistas, el director de un fondo de inversión, se entera de lo que es un synthetic CDO, de mano de uno de los que fabrican este tipo de bombas.

Lo divertido es que todos estos productos que van saliendo, fueron creados bajo la premisa de reducir el riesgo asociado a la deuda, por el mecanismo de distribuirla y volverla a amasar. Pero la historia nos demuestra que, lejos de reducir el riesgo, fueron una invitación a asumir mayores riesgos distribuyendo activos tóxicos por todo el planeta que, a la postre, nadie sabía qué contenían. Por ponerlo gráficamente, cogían un grupo de hipotecas, algunas buenas (de personas con una elevada probabilidad de afrontar su pago) y otras malas, de gente que ya llevaba varios meses de retraso en el pago y que con gran probabilidad acabarían fallando. Ese grupo de hipotecas era empaquetado y hecho cachitos. Con esos cachitos se componía otro paquete que, a su vez, era otra vez troceado y vuelto a componer con otros trozos en otro paquete… hasta que la imposibilidad de saber realmente de qué estaba compuesto era absoluta (pero se seguían vendiendo y, por lo tanto, comprando).

El argumento subyacente es que, al hacer un batiburrillo de hipotecas, reducimos el riesgo total porque, aunque una falle, el resto siguen pagando sus letras y compensan al acreedor. Suena imbécil y es que lo es, porque barajar las cartas no hace que cambie el número de bastos. Trata el impago de una hipoteca como un acontecimiento puntual, completamente descorrelacionado con otro vecino que también deje de pagar la suya. Pero esto es obviamente falso, porque pueden darse circunstancias que haga que el vecino A impague, Y el vecino B también impague. Por ejemplo, un repunte del paro debido a una recesión. Y frente a un deterioro generalizado de la capacidad de pago de las familias y la consecuente subida de la tasa de mora, barajar las cartas no sirve de nada. Quod erat demostrandum.

La película es densita, así que vamos a intentar explicar un poco los tecnicismos empleados, de lo que creo que he logrado entender, de forma chafalleira pero procurando que más o menos se pille el concepto, que decía Manquiña (porque realmente, con la explicación rigurosa yo el primero que no me entero de nada):

– Short: Es el título de la peli, en castellano se traduce por “corto”, “ponerse corto” o “estar corto” en un activo. Significa una apuesta a la baja sobre la cotización de ese activo. Explico un poco mejor: si compras un determinado título, por ejemplo, un ETF sobre el IBEX35, es porque esperas que el IBEX35 se revalorice. Quien dice un ETF, dice unas acciones de Timofónica o lo que sea. En este caso, se diría que “estás largo” sobre el IBEX35, o Timofónica, o… es decir, es una apuesta a que la cotización de las acciones de Timofónica van a subir (si no, no comprarías, a no ser que seas tonto o masoquista). Si suben, ganas la diferencia. Si bajan, pierdes. Pues bien, también se pueden hacer apuestas a la baja, lo que se conoce como “abrir cortos”. En este caso, apuestas a que la cotización de Timofónica va a bajar y, si realmente, baja, ganas dinero. Pero si sube, lo pierdes.

Suelen ser apuestas muy arriesgadas porque para mantenerlas, cuando el subyacente sube, hay que aportar nuevas garantías para seguir cubriendo esa posición bajista, así que puedes perder hasta la camisa. Además, son apuestas que se suelen hacer apalancadas, así que una subida multiplica las pérdidas hasta no poder aguantarlas (no contar con activos para poder seguir manteniendo tu apuesta), momento en el cual el banco cierra tu posición, ejecuta las garantías, y el inversor lo pierde todo. Ahora comprenderéis por qué era considerado una chifladura apostar a que se hundiría un mercado como el inmobiliario, que durante las últimas décadas no había hecho otra cosa más que crecer. De hecho, aunque finalmente hubieran tenido razón, si el mercado se hubiera mantenido alcista por más tiempo, no habrían podido aguantar la apuesta y lo hubieran perdido todo. Sin duda, era una apuesta increíblemente arriesgada, y había que estar muy seguro de su análisis del mercado inmobiliario (no sólo que había una burbuja, sino que su pinchazo era inminente) o rematadamente loco, o más bien ambas cosas, para arriesgarse.

Securitization: titulización, en castellano. Consiste en convertir cualquier tipo de activo (generalmente, una deuda) en un producto financiero que se pueda comprar y vender en los mercados. Por ejemplo, la hipoteca de tu casa (que es una deuda para ti, pero es un activo para el banco, la obligación que has asumido de pasarle mensualmente una cantidad de dinero) se junta con otras y se crea un MBS (Mortgage-Backed Security) o RMBS (Residential Mortgage-Backed Security) si todas las hipotecas son sobre viviendas. Tu banco, si cree que le interesa, puede vender ese derecho de cobro a un tercero (otro banco de inversión…). Lo que pagues, irá a ese tercero pero, si dejas de pagar, el que se jode es también ese comprador que no ve el dinero.

Un ejemplo de titulización muy conocido es el Déficit de Tarifa: los españoles hemos contraído una deuda con las eléctricas, la diferencia entre lo que pagábamos de recibo y lo que las eléctricas creían que debían recibir. Esa diferencia o déficit de tarifa está avalada por el Estado. Las eléctricas, como necesitaban convertir ese activo en efectivo para acometer inversiones, con el permiso del Estado titulizaron esa deuda (compromiso de pago de todos los españoles) y los vendieron en los mercados a los inversores internacionales. Así, las eléctricas se quitan ese riesgo de su balance a cambio de perder un poco, y otros inversores les pagan en efectivo, a cambio de un extra de rentabilidad.

CDO (Collateralized Debt Obligation): A ver si lo he entendido bien. Una vez que ya tenemos las hipotecas (o cualquier otro tipo de deuda) empaquetadas (titulizadas) en forma de MBS, construimos respecto de ellos otro engendro, por lo general altamente apalancado, por el cual se cede a un tercero el derecho a cobro de ese MBS. Es decir, se cede a una cuarta persona, tras el banco con el que firmas y el inversor a quien éste el vende el MBS, el flujo de dinero que esa hipoteca produzca. Vale, esto ya sé que parece el juego de las matrioskas, pero aún es peor. Porque no se crea un CDO a partir de una MBS, sino que el MBS se trocea en lonchas (tranches) y, con las peores, y las peores de otros MBSs, se contruye el CDO. En principio para darle una seguridad que no tienen sus constituyentes. Vale, ahora suena estúpido, pero si tiráis de hemeroteca todos los grandes organismos defendían el final de los tiempos y que gracias a esta ingeniería financiera se había solucionado el problema del riesgo asociado a la deuda y nunca más se repetirían eventos catastróficos por defaults en la deuda…

El inefable Rodrigo Rato (el mismo que creó el déficit de tarifa, por cierto), desde el trono del FMI, pontificaba aún en Septiembre del 2007:

“Gracias a la innovación en el sector de los productos de crédito estructurados, los operadores han podido diversificar mejor el riesgo y abaratar el crédito internacional, proporcionando un poderoso estímulo al crecimiento mundial.”

Un completo cretino, un monigote que cantaba la melodía que le presentaba la industria bancaria. Ahora sabemos que estos productos de lo que sirvieron es para incurrir en mayores riesgos, en invisibilizarlos y, finalmente, en diseminarlos por toda la economía mundial. Las consecuencias de la desregulación promovida desde el FMI durante su mandato han repartido dolor entre millones de personas en todo el mundo. Igual que el nauseabundo Aznar preguntado por las armas de destrucción masiva en Iraq, cómo iba él a suponer nada; pues por eso mismo no se puede poner a un individuo con insuficiente formación, una capacidad intelectual limitada y una estatura moral muy por debajo de la fisiológica (y mira que ambos son unos retacos) a los mandos de un país o de la más poderosa organización económica.

Pero eso no es todo. Como comentaba, estos productos estaban fuertemente apalancados. En un momento de la película, uno de los inversores comenta que por encima del 8% de mora, el CDO entraría en default, pasando a valer cero. Esto es una consecuencia directa de ese apalancamiento, el cual exige que todas las hipotecas paguen religiosamente. Si el apalancamiento es de 1:10, de un paquete de 100 hipotecas, con sólo una que deje de pagar, implica que el propietario del CDO recibirá un cupón reducido en el 10%. Obviamente, si de esos 100 hipotecados, 10 dejan de pagar las letras y dejan las llaves en la puerta (muy importante este detalle, en USA entregada la garantía, saldada la deuda, con lo que la depreciación del bien en el caso de un mercado bajista se la come el banco), ese CDO rentará $0 y, por lo tanto, no valdrá nada. Y recordemos que estaban construidos mezclando un 20% de hipotecas buenas (AAA y AA) con un 80% de mierda (BBB para abajo, supongo que con estas calificaciones ya estáis familiarizados, especialmente después de que las tres calificadoras empezaran a bajar el rating de la deuda española y la prima de riesgo abría los telediarios).

Por si aún no estáis suficientemente horrorizados (realmente, es una película de terror, y lo que vino a continuación fue terrible para muchas personas y lo sigue siendo), aún podría ser peor. Sobre estos CDOs que ya nadie sabía a qué hipotecas hacían referencia, se construyeron a su vez otros CDOs, que es lo que se conoce como CDO-squared o synthetic-CDO, aún más apalancados. Los bancos de inversión fabricaban estas bombas de relojería, y las ponían en circulación en los mercados. De hecho, se vendían como rosquillas (más bien, como semillas de tulipán) pues a pesar de que nadie tenía ni remota idea de cuáles eran los fundamentales del subyacente, aquello daba una jugosa rentabilidad y no hacía más que subir. Por otra parte, las agencias de rating las bendecían con la AAA ¿qué podía salir mal?

Nota: Una calificación de AAA significa que la calificadora da una probabilidad de impago de esa deuda de un cero, una coma, una burrada de ceros y, al final de todo, un uno. Una deuda calificada con AAA no es segura, es segurísima, hipersegura. Habría que vivir miles de millones de años para ver que una emisión calificada con AAA suspendiera pagos. Según ellos, que saben mucho de economía. Bueno, el hecho es que unos meses más tarde, el 80% de todos los CDOs sobre hipotecas habían entrado en default.

SWAP: Para explicar lo que es un CDS, antes debo explicar lo que es un SWAP. Y me veo en un aprieto, porque tengo una noción vaga pero no sé cómo definirlo. Digamos que un SWAP es un tipo de acuerdo, de contrato, mediante el cual una parte asegura a la otra unas condiciones económicas. Vale, ni yo mismo lo entiendo, así que procedamos con un ejemplo: imaginemos que tenéis una empresa con una filial en Marruecos. Las ventas de vuestra filial serán, claro está, en dirhams. Pero quizá vosotros no queráis asumir el riesgo de que la cotización del dirham respecto del euro caiga, y se os esfume el beneficio. Vosotros queréis concentraros en vuestro negocio y no andar pendientes del ForEx (mercado de divisas), así que vais a un banco a negociar un SWAP sobre el dirham que os cubra del riesgo divisa.

Según el condicionado del contrato, si a la fecha en que queráis repatriar los beneficios el dirham está más bajo de un determinado valor, el banco os cubre la diferencia. No sé si os percatáis, pero en realidad estáis apostando contra el banco, a que ese acontecimiento va o no a ocurrir (que el dirham se deprecie por debajo de un determinado valor). No deja de ser un Casino muy sofisticado. El banco asume el riesgo y acepta la apuesta, con un coste. Si tomas ese SWAP es porque crees que el dirham sí que va a bajar de ese valor (más la tasa del banco). Si el banco acepta la apuesta, es porque considera que es más probable que no baje. El día fijado, habrá un ganador y un perdedor. Le estás echando un pulso al banco, ambos analizáis la situación y negociáis el SWAP (evidentemente, tú intentarás fijar una cotización del dirham muy alta, para que el SWAP se ejecute muy arriba, y viceversa, el banco querrá poner una cotización que sea muy remota a la que llegue, o te querrá cobrar unas tasas muy altas si cree que el trato es demasiado favorable para ti).

En el fondo, la idea no es mala y sirve a las empresas para protegerse de un entorno inesperado, como variaciones abruptas en el mercado de divisas, de tipos de interés o de materias primas. La cuestión es que las más de las veces, se usan como apuesta puramente especulativa. Es decir, no tienes una empresa ni nada que se le parezca en Marruecos, no tienes nada que cubrir, simplemente por la razón que sea quieres apostar sobre su moneda. Si crees que eres más listo que la banca, que sabes más que ella, le puedes echar un pulso.

Nada que decir, tratándose de inversores profesionales. Son dos partes que estudian las circunstancias económicas y negocian las cláusulas de ese SWAP. Lo jodido viene cuando los bancos ofrecen a clientes particulares firmar un SWAP sobre tipos de interés, como ha ocurrido (el acontecimiento que desencadena el SWAP se refiere al EURIBOR u otro índice, como medio para proteger al hipotecado de una subida de tipos). Claro, la capacidad de un cliente común no ya de negociar, sino de comprender el condicionado de un SWAP es… pues eso, el banco impone unas condiciones completamente desequilibradas a su favor y eso acaba siendo una merienda de negros. No olvidemos que un SWAP no deja de ser una apuesta, y estás apostando contra el banco, y aceptando las condiciones que te ponga sin negociarlas (porque no las entiendes, para empezar). Es tan absurdo como si yo reto a Michael Jordan a un concurso de mates. Por eso, cuando me enteré que había bancos que estaban obligando a clientes a firmar SWAPS sobre tipos de interés, me eché las manos a la cabeza. A ver, a mí me ofrece un banco un SWAP y salgo corriendo como alma que sigue el diablo. Porque yo sé muchísimo: sé que no sé lo que es un SWAP (lo de aquí es una explicación charramangueira), y sé que no tengo ni de lejos los conocimientos suficientes para comprender el articulado de un SWAP, ni mucho menos otorgar probabilidades a los distintos acontecimientos, para saber si es ventajoso para mí o, lo más seguro, que no.

Si ya hay algunos depósitos estructurados que parece que los ha diseñado el mismísimo Lucifer, y no dejan de ser depósitos… ¿cómo va nadie a firmar un SWAP sin llevar un pelotón de abogados y economistas detrás?

CDS (Credit Default Swap): Explicado (daquela maneira) lo que es un SWAP, un CDS es mucho más fácil. Es un tipo de SWAP en el que el disparador es que un bono (u otro tipo de deuda, como un MBS o un CDO) haga default. Dicho de otra forma, es un seguro que te protege de ese acontecimiento, y por el cual pagas al emisor (el banco o la aseguradora) una prima. Por supuesto, está titulizado y, por lo tanto, luego puedes revenderlo, etc. Se trata de otra apuesta, porque muy probablemente ni siquiera tengas el bono al que hace referencia. Y lo que aquí nos interesa: es una apuesta en corto sobre esa empresa, porque estás apostando a que la empresa que emite ese bono irá al tacho (y, por lo tanto, impagará su deuda y, por lo tanto, se disparará el SWAP).

Explico un poco más esto. Imaginad que vais a Camerún, e intentáis vender un seguro que cubre los daños ocasionados por el granizo en el vehículo del propietario. Tus clientes te miran diciendo ¿granizo? ¿lo cualo? ¿De qué sirve tal seguro en Camerún? De nada, porque nunca jamás ha granizado. ¿Cuánto vale, pues? Nada, porque las probabilidades del acontecimiento que dispare la cláusula del seguro que permite el cobro son nulas. Ahora, imaginad ir a vender ese seguro en un pueblo de Albacete, en el mismo momento en que está cayendo un granizo como puños. Como la probabilidad del acontecimiento es 1 (es seguro que va a granizar, porque de hecho está ya granizando), el precio del seguro será igual al principal, en este caso, los daños en el coche. Es decir, según se incrementa la percepción de la probabilidad del suceso de disparo del seguro, se incrementa su valor. Y es precisamente el mecanismo que usaron los protagonistas de la película: compraron CDSs, es decir, seguros de impago referenciados a hipotecas. En otras palabras, se pusieron cortos sobre el mercado inmobiliario, esto es, apostaron a que la burbuja explotaría, la gente dejaría de pagar sus hipotecas al ver que el valor de la casa era menor que la deuda viva (las llaves en la puerta), aumentando el stock de vivienda vacía y retroalimentando el monstruo. Según el mercado se fue percatando de la inminencia del fin de la burbuja, todo el mundo quiso protegerse de la mora en el mercado hipotecario y la cotización de esos CDSs se disparó: estaba granizando en Camerún.

Una maniobra genial, vista en perspectiva, pero en su momento sólo un puñado de inversores extremadamente lúcidos y temerarios se atrevieron a apostar en contra del consenso prácticamente unánime de todos los popes de la economía que pontificaban que todo estaba bien y que la vivienda seguiría revalorizándose eternamente. Vamos, que habían superado la maldición que lanzó Marx sobre el límite de la tasa de acumulación. Creían que habían encontrado el móvil perpetuo, y así lo enseñaban en las cátedras de economía de las universidades más prestigiosas.

Las consecuencias ya son historia, los NINJA dejaron de pagar las hipotecas, y todo el castillo de naipes que se había montado sobre ellas (MBS, CDO, synthetic-CDO…) entró en default. Toda institución que los tenía en su balance tuvo que anotarlos como pérdida, abriéndole un boquete en su contabilidad. Y como habíamos dicho, en los años precedentes habían sido el juguete de instituciones financieras de todo el mundo, daban rentabilidad a un (presuntamente) bajo riesgo, así que todos habían pringado como estúpidos comprándolas. Eso hizo correr la crisis como la pólvora por el sector financiero mundial, que por un momento estuvo a punto de hincar la rodilla en tierra. Además, se inició una reacción en cadena, cayendo las entidades hipotecarias (Fannie Mae y Freddie Mac tuvieron que ser nacionalizadas), de las aseguradores que habían emitido CDS sobre la deuda de las entidades quebradas (AIG, la mayor aseguradora del mundo, también tuvo que ser nacionalizada), y ahora no podían afrontar el pago de esos seguros que sus clientes habían contratado, los bancos de inversión que habían invertido en activos que se estaban devaluando a la velocidad del rayo lo que les conducía inexorablemente a la quiebra técnica…

Tuvo que ser el Estado usamericano (papá-Estado, que aún sigue diciendo algún cretino) el que, con su infinita potencia de fuego, estableciera un cortafuegos, rescatara a las ya irrecuperables y dotara de una barra libre ilimitada de liquidez a las grandes empresas (no sólo gringas, también europeas y no sólo en el sector financiero) para frenar la reacción en cadena. Pero como se suele decir, eso ya, es otra historia.

Que disfrutéis de la peli. 😉

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

28 enero 2017

La de Siria es una guerra sectaria

Filed under: internacional — Mendigo @ 14:51

Hay una corriente de opinión que, contra toda evidencia, trata de desvincular a la religión del conflicto en Siria e Iraq, bajo el razonamiento de que todas las religiones son buenas (ya que no pueden decir que todas sean, además, verdaderas) como pretende Bertoglio. Incluso los más adoctrinados por la verdad oficial, siguen sosteniendo que se trata de una lucha de demócratas contra una dictadura. Esto es falso: tanto en Iraq o en Siria (al Sham o Levante), pues se trata de una misma guerra, estamos viendo la sublevación del integrismo suní contra los gobiernos de signo chiíta en Damasco y Bagdad, apoyado por gobiernos islamistas como el turco o las petromonarquías, y recibiendo combatientes de todo el mundo suní, de Marruecos a Kazhastán.

Para resistir, el mundo chií responde a lo que llama milicias takfiríes apoyando a estos gobiernos con armas y tropas, desde la libanesa Hezbollah al gobierno de Teherán enviado a los Quds, las fuerzas especiales de los Guardianes de la Revolución. Sobre este conflicto primario se inserta el apoyo de la OTAN por motivaciones evidentemente no religiosas sino económica (romper el monopolio ruso del suministro de metano a Europa) y geoestratégicas (eliminar la influencia rusa en la zona apartándole de sus bases de Tartus y Hmeimim). Rusia toma partido por el bando opuesto, por el evidente interés en detener esos planes. Y como consecuencia de esta campaña, la articulación de una resistencia kurda tanto en Iraq (de signo conservador) como en Siria (izquierdista) para detener el exterminio al que estaban abocados y aspirar a la independencia o, al menos, a un cierto autogobierno dentro de sus Estados.

En un párrafo, creo que sería difícil resumir mejor la guerra en Levante sin olvidar ninguno de sus aspectos principales. Hay que tener una muy mala relación con la realidad para negar el sustrato religioso, sectario de esta guerra. Cualquier observador imparcial interesado en conocer fielmente las motivaciones de sus actores debería prestar atención a los mismos contenidos producidos por el bando rebelde.

Insisto en este punto, los vídeos que os voy a proponer a continuación son propaganda del bando rebelde, en el que ellos mismos muestran sus motivaciones e identifican a sus enemigos. Vamos a conocer a los que los medios occidentales loan como los demócratas amantes de la libertad contra el pérfido régimen opresor de Assad (que, efectivamente, es una dictadura, ni mucho menos la más represiva de la zona).

Entrevista a Abdul Razzaq al-Mahdi, un clérigo dirigente del principal grupo rebelde en Siria y patrocinado por Turquía, y las monarquías del Golfo Pérsico (sí, pienso seguir remarcándalo cada vez que lo mencione). Vamos, la directriz ideológica de los “rebeldes moderados”:

¿A quién identifica como “el enemigo” [5:39]? A los chiíes. Que confirma en el [7:50] repitiendo que la prioridad para “los jóvenes temerosos de Allah” es luchar contra los nusairíes, los alauitas (nusairí es otra forma de conocer a esa secta del chiísmo) y los chiíes. Justo antes viene de afirmar que “no es permisible que un musulmán luche” junto con el ejército turco para recuperar al-Bab del control del Estado Islámico, “especialmente cuando los que están luchando no procuran implementar la ley de Allah”.

Yo no sé si queda suficientemente claro cuál es el programa político de Ahrar al-Sham, sólo quedaría hacerlo con dibujitos. Exterminio de todo aquel que no sea un “buen musulmán” (incluídos los suníes “blandos” o laicos) hasta que se sometan y acepten serlo, de acuerdo a lo que dice el Q’ram [8:39 et ibidem], e instauración de una teocracia en la que la Sharia sea la fuente del derecho.

Podemos estar de acuerdo o no con este programa, lo que es de imbéciles es negar lo que ellos mismos están diciendo que es su programa político.

+

Ahora no vemos una entrevista a un ideólogo, a un religioso, sino a un soldado, un comandante rebelde.

[2:38] “Históricamente los levantinos hemos luchado contra los Safávidas”. Es decir, este follacabras enraíza su lucha con la pelea secular entre el mundo árabe-suní y el persa-chií, haciendo referencia al Imperio Safávida (persa), “y con la ayuda de Allah los seguiremos derrotando en numerosas batallas”.

¿Estamos hablando aquí de democracia, de derechos civiles, de la creación de un Estado inclusivo e integrador? Evidentemente NO, esa no es la motivación de las fuerzas rebeldes, eso es una invención de las redacciones de los medios occidentales.

+

Este vídeo es muy esclarecedor, para los que siguen negando la mayor y sin bajarse la burra. Esto es un vídeo de propaganda de los rebeldes, para hacer ver lo buenos chicos que son con un enemigo:

¿Qué le pregunta en el [0:50]? ¿Le pregunta si es un demócrata? ¿Si está a favor de la libertad de prensa, de reunión o de manifestación? No, al anciano le pregunta si es sunita o alauíta. Esa es la cuestión en esta guerra. Es la forma de determinar en qué bando milita cada uno. Y mirad a continuación el diálogo. Cuando el anciano, por mucho que tiene ya la cabeza a la virulé, comprende que está hablando con gente de la otra secta, traga saliva e intenta salir como puede del atolladero. Las referencias a la religión (y no a principios y valores cívicos) son constantes, tanto por parte del viejo (para salvarse aduciendo que él también es musulmán), como por los rebeldes. Ellos mismos, en la conversación, dejan sobreentendido cuál es la línea de frente ideológica que separa este conflicto: por supuesto que no es demócratas contra partidarios del régimen, sino islamistas suníes contra alauitas (y chiíes, y cristianos, y drusos, y siríacos, y yazidíes, y suníes seculares…).

+

Y ya os dejo sugiriendo que, si os interesa el asunto, acudáis a las fuentes, en este caso a las propias palabras de los protagonistas de un bando y de otro, en este caso del bando rebelde con la serie de entrevistas que podemos ver en este canal de propaganda rebelde (una mina de información porque están traducidas al inglés).

Por ejemplo, [2:05] “Los patrocinadores de cada grupo se inmiscuían en la mayoría de la decisiones.” Y no lo digo yo, uno de los comandantes rebeldes en la defensa de Alepo oriental (el Emir de las fuerzas rebeldes combinadas durante el asalto final) está reconociendo implícitamente que eran marionetas en manos de los que los financiaban. Lo vuelve a reafirmar en el [7:40], en el que comenta que las facciones “hablarían con sus patrocinadores y varios Estados” para preguntarles qué hacer ante la inminente caída del bastión rebelde, y culpabiliza de la situación a jóvenes que no tenían la suficiente preparación militar ni firme convicción religiosa.

Me quedo viéndolo completo, pero quería comentar una curiosidad. Como os imagináis, yo no hablo árabe (una lástima, es una lengua hermosísima), pero hay una palabra que sí que he reconocido. ¿No os habéis dado cuenta qué término usa el comandante cuando subtitulan como “los rebeldes”? Muyahidun, el plural término religioso para referirse a aquel involucrado en la yihad. Es la forma de referirse a su propio bando, como se identifican; no como rebeldes, ya que ese término en árabe, fitnah, tiene un matiz muy peyorativo (en la religión de la sumisión, rebelarse es pecado).

Os dejo, emplazándoos a seguir informándoos sobre un conflicto de la forma lo más directa posible, sin intermediarios que adulteren la información. La verdad es la adecuación de una proposición con la realidad, única Diosa y señora.

Edito.

[19:10] “Esta es una guerra sectaria”. Palabras del comandante en jefe de las fuerzas rebeldes en Alepo durante las últimas semanas. “[Assad] quería expulsar [de Alepo] a todos los suníes, a todo ellos. [Las fuerzas progubernamentales] Querían la ciudad de Alepo, querían capturarla completamente y dejar que entrasen milicias shiíes. [Assad] quería convertir Alepo de una ciudad suní en una ciudad shií. Ése era su plan.”

[25:00] Hablando de la necesidad de unirse todos los grupos rebeldes, y preguntado por qué esto no ocurre. “A algunos grupos que reciben financiación del exterior, sus patrocinadores les dijeron que si se unían, suspenderían la financiación.” Se refiere a la necesidad de las cancillerías turca y árabes de mantener las distancias entre sus grupos y Jabhat al-Nusrah (ahora Jabhat Fateh al-Sham), la rama de al-Qaeda, que era ya demasiado inaceptable para los Estados Unidos como “rebelde moderado”. Queda claro que entre los rebeldes, hay una afinidad evidente para unirse los dos grandes grupos islamistas (más allá del Estado Islámico), pero es la presión exterior la que mantiene el veto sobre Jabhat Fateh_al-Sham.

Pregunta el entrevistador: ¿Aquellos que no están en Siria? Sí, responde el militar. En lo que llevo de entrevista, siempre se refieren al apoyo turco, saudí y qatarí ¿y quizá occidental? con esta clase de eufemismos.

[28:50] “[Los rebeldes que salimos de Alepo] estamos preparándonos con ayuda de Allah y reuniendo a los myahidun sinceros que se mantienen firmes para recapturar Alepo, con la ayuda de Allah y para conducir la yihad por toda Siria”

[30:00] Pidiendo que combatientes suníes del resto del mundo vengan a ayudar a Siria, como en su opinión así lo están haciendo los chiíes, dejando claro que no es una cuestión siria, sino que implica a toda la umma, a todos los musulmanes (suníes).

Más claro, agua.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

26 enero 2017

No compres, adopta

Filed under: cousas — Mendigo @ 22:26

Supongo que creeréis que me refiero al lema de la campaña que tengo en el lateral derecho de la página. Bueno, no está de más recordar que las protectoras están absolutamente desbordadas, y su forma de dar cobijo a nuevos inquilinos es dando salida a los que ya han entrado y han sido recuperados. Si no hay salidas por adopciones, no pueden ofrecer cobijo a tantos animales, fundamentalmente perros, como lo necesitan.

Por otra parte, quisiera mencionar la detestable moda de comprar animales de marca. Lo de las razas es una aberración genética, las más de las veces grotesca, que demuestra el escaso gusto del propietario. Propietario, porque se compran las cosas, un perro, un mueble… Lo que aquí llamamos “can de palleiro” es un animal más despierto, inteligente y resistente que esos experimentos genéticos, muchas veces arrastrando taras congénitas, que se venden en las tiendas.

Pero no, no quería hablar de animales sino del otro reino, el vegetal. Esta es una deliciosamente intrascendente entrada, entre col y col, una lechuga, para comentaros algo que he ido aprendiendo de mis pinitos como pitufo hortelano: en lo posible, mantenerse alejado de los viveros. Evidentemente, no conozco todos los viveros de la Península y no puedo hablar por todos ellos; e incluso me llegan leyendas de viveristas honrados, que conocen su trabajo y venden buenas plantas, a un precio por lo general disparatado, eso sí. Pero mi experiencia me dicta que lo que compráis en las tiendas viene cargado de enfermedades, injertados con variedades equivocadas o mediocres, sobre patrones que o no están adaptados al suelo en cuestión o simplemente la raíz ha sido reducida a un muñón recubierto de tierra que tardará años en recuperarse, si lo hace, del trauma del trasplante.

Por lo tanto, si alguno compartís el gusto por la agricultura aficionada (que nadie confunda campos, la agricultura profesional es otra cosa completamente diferente) yo os recomiendo que os deis un paseo por los caminos de vuestro pueblo, porque en las cunetas (no mováis un árbol que esté en un sitio en el que pueda prosperar, sería una lástima) es común que se den todo tipo de árboles que están condenados por el paso periódico de la desbrozadora, y que podemos trasplantar a nuestra finca. Son patrones francos, de semilla, con un sistema radicular no viciado y perfectamente adaptados a nuestro suelo y clima. Si tenemos cuidado con no causar mucho daño en el proceso de trasplante, son la mejor opción para luego poder injertar sobre ellos la variedad que más nos guste (ya comenté que en un publecito francés descubrí una variedad de manzanas que desde entonces tengo en el colimador). De esta forma, podemos conseguir cerezos (á esgalla), manzanos, membrilleros, nogales, castaños… yo encontré incluso un peral, y señalo también que sobre el espino y la acerola también se puede injertar peral, o su primo asiático el nashi (es un patrón enanizante, pero muy resistente).

Sobre el injerto, con un poco de información, es la cosa más sencilla (y hermosa) del mundo. Al menos en frutales como el manzano, peral, ciruelo o cerezo. Otros injertos, como en la higuera o el nogal, ya son más jodidos. No voy a extenderme sobre el tema, hay en la red infinidad de recursos (por ejemplo, el mallorquín Mundani), lo principal es comprender la teoría: identificar el cambium y lograr un contacto íntimo entre los cambium de patrón y donante.

Por poner un ejemplo, tengo cerezos comprados que 5 años más tarde sólo consiguen vegetar, mantener la estructura, y aún no se han recuperado del trauma del trasplante. Sin embargo, otros que recogí en malas condiciones de una caldeira, se han recuperado, los he injertado, y ya están disparados hacia el cielo (no, no los desmocho, quiero que crezcan a su aire, y las cerezas que no alcance, que les aprovechen a los pájaros). De la caldeira me enraízan prácticamente todos; de la tienda, tengo 1/5 de fiascos.

Por supuesto, en las cunetas no sólo se encuentran frutales, también si os interesan toda suerte de árboles como (en esta zona) abedules, alisos, sauces, acebos, negrillos, arces… Basta como digo ser un poco observador en el curso de nuestros paseos, para ir identificando candidatos para el trasplante (mucho más sencillo con hoja, para ello los marco con el GPS para luego volver por ellos en invierno). También hay muchísimos robles, pero con el género Quercus yo recomiendo no perder energías intentando salvar los de las cunetas porque su potentísima raíz principal es imposible sacar sin cortarla, y la pérdida del dardo limita mucho las posibilidades de supervivencia. Es mucho más eficiente recoger bellotas y sembrarlas: germinan casi todas (pero no dejar que se sequen, en 15 días una bellota pierde su capacidad de germinar), y si el suelo y el clima es apto, las plántulas tienen una supervivencia del 50% al segundo año, del 90% si las regamos en verano y las protegemos un poco del sol abrasador. Y si sobreviven sus primeros dos años de vida, luego ya no hay quien las saque de ahí, ni siquiera un incendio.

Bueno, sí: plantando pinos o eucaliptos que les priven de su fuente de energía, el Sol.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Equilibrio inestable en Siria

Filed under: internacional — Mendigo @ 4:10

al-bab

Nos encontramos ante un momento crucial en el devenir de la carnicería Siria: las tropas gubernamentales que han quedado liberadas con la toma de Alepo han progresado en dirección Noreste tomando aldeas controladas por el Estado Islámico, hasta contactar con las tropas turcas y milicias turcomanas apoyadas por Ankara. ¿Qué pasará ahora? ¿Mantendrán las posiciones ambas fuerzas sin buscar el enfrentamiento? ¿Durante cuánto tiempo puede durar esa calma tensa? La situación es tremendamente peligrosa, o así me lo parece (la prensa sigue en sus mundos de Yupi) pues hay aparatos tanto rusos como turcos sobrevolando esa zona. Hasta ahora, los ataques se han centrado en el Estado Islámico acantonado en al-Bab, y parece ser que existe una cierta coordinación en las misiones. Pero si un bando intenta avanzar sobre el otro, el atacado (y probablemente el atacante) pedirá apoyo aéreo, lo cual implicaría inmediatamente que el otro bando también lo haga.

Putin está intentando templar gaitas después del derribo del Sukhoi-24, porque necesita a Ankara para poder tirar el Turkish Stream (después de tantas guerras por el petróleo, ésta es por el metano) bajo el Mar Negro. Aún sirviéndose de Sebastopol, para alcanzar Constanza (Rumanía) necesita pasar por aguas de Ucrania (precisamente todo este jaleo es por rodear la grandota Ucrania, con gobierno hostil a Rusia) o de Turquía.

En resumen, que Putin y CErdoğan están condenados a entenderse, pero en al-Bab esos intereses económicos pueden saltar por los aires si los acontecimientos se desencadenan. Y es probable que en algún momento se produzca, aunque sólo sea porque el ejército turco está con los dos pies dentro de un Estado soberano y el ejército de ese Estado tiene la obligación de recuperar su control y expulsar al ejército invasor. Incluso entre las tropas de tierra en ejército sirio van unidades rusas, y por mucho gasoducto que haya de por medio, es improbable que Putin permita que sean bombardeadas por la artillería o la aviación turca sin intervenir (recordemos que todo avión que vuela en Siria lo hace con el permiso de Rusia, que tiene desplegado su sistemas antiaéreos S-300 y S-400).

Esperemos que Moskvá y Ankara hayan tenido la prudencia de prever esta situación (que era cuestión de tiempo, como expusimos hace tan sólo unos días) y procuren evitar una escalada internacional del conflicto (Turquía es el segundo mayor ejército de la OTAN, y puede activar la clausula de defensa mutua que obligaría al resto, también a nosotros, a declararle la guerra a la segunda potencia nuclear).

En otro orden de cosas, se acaba de conocer que la pléyade de grupos islamistas ha dado un paso más en su unificación en torno a Ahrar al-Sham, el principal destinatario de la financiación y armamento proveniente de Turquía, Arabia Saudí y, sobre todo, Qatar (a fin de cuentas, es quien más tiene que ganar en este lío, así que es justo que se rasque el bolsillo). Entre los grupos que se disuelven bajo la enseña de Ahrar al-Sham está Jaysh al-Islam, el otro gran teledirigido desde Doha. Quien paga, manda, y en esta guerra, si no recibes un suministro regular de armas y efectivo, rápidamente se multiplican las defecciones en tus filas y eres devorado por otro grupo que les ofrezca mejor paga y armamento; así que no queda más remedio que seguir las órdenes de tu patrocinador. Y con buen criterio, los promotores de esta guerra han llegado a la conclusión que es más eficiente tener un alto mando unificado. Esto supone sumar unos 10.000 combatientes más a las filas de Ahrar al-Sham.

Mientras tanto, el aviso de Trump en su toma de posesión de que… esperad, que os copio la cita textual, porque estoy seguro que en su textualidad ha sido leída en los cuarteles generales de la zona:

We will reinforce old alliances and form new ones, and unite the civilized world against Radical Islamic Terrorism, which we will eradicate completely from the face of the Earth.

Ojo que tiene mucha telita que cortar esta frase. En las próximas semanas veremos cuál es su aplicación en el terreno. Por supuesto, lo de erradicarlo completamente es una estupidez que sólo se le ocurre a él, pero lo de las nuevas alianzas, a quién incluya en el “mundo civilizado”, y en qué organizaciones ponga el sello de “terrorismo islámico radical” (lo cual implica implícitamente que hay un terrorismo islámico moderado, este hombre es realmente imbécil) es de importancia crucial (es la mayor potencia militar de lejos, esto lo tienen claro el resto de jugadores).

Por de pronto, el resto de organizaciones yihadistas ya se han apartado de Jabhat Fateh al-Sham (nuevo nombre de Jabhat al-Nusrah) e incluso se han producido enfrentamientos en Idlib por el control de la cárcel, quedando la zona rebelde dividida entre las áreas controladas por Jabhat Fateh al-Sham y las controladas por Ahrar al-Sham (en una vuelta de tuerca más en el absurdo, ahora hay que añadir otro color más a los mapas). Es grotesco que milicias que hasta ayer por la mañana estaban luchando codo con codo contra el ejército sirio y las milicias chiíes (en Alepo, mismamente) hoy se declaren la guerra para que no caiga sobre ellas la cólera de Trump (que tiene más pinta y fama de perro loco que su secretario de Defensa).

Lo de Siria hace tiempo que dejó de ser una guerra para convertirse en una farsa sangrienta.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

24 enero 2017

Carcin II

Filed under: fotos — Mendigo @ 22:04

Seguimos paseando por el Carcin, en esta ocasión visitando las ruinas del castillo de Tayllefer.

Para llegar, tuvimos que estar investigando varios caminos hasta que por fin dimos con el que nos condujo hasta el saliente rocoso en el que se asentaba el castillo. No había ninguna indicación, así que teníamos que guiarnos por orientación y algo de lógica.

+
+
+
+ (more…)

Página siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: