La mirada del mendigo

22 marzo 2017

El conocimiento del islam

Filed under: religión — Mendigo @ 22:08

La doctrina islámica, como la cristiana, se basa en la revelación y la tradición. La revelación es el Corán, colección de versos que fueron (convenientemente) revelados a Mahoma en momentos en que éste caía en trance y que éste, cuando se recuperaba, repetía a sus acólitos para que los memorizaran. Al ser analfabeto, desconfiaba de la escritura, de hecho porfiaba con los rabinos porque creía que habían alterado la Torah (en un principio, por si no os lo han contado, Mahoma seguía la fe de los judíos, de hecho la nueva forma que le dio, lo que pretendía era volver a la original fe hebrea que los propios rabinos habían alterado) En esencia, el islam no es más que la religión hebrea en su versión más prístina y pura, según la concepción de Mahoma. Al ser analfabeto, confundía en su memoria los textos sagrados hebreos con las leyendas que circulaban con personajes bíblicos, y esa ensaladilla que tenía en su cabeza era para él la fe original de la cual los judíos de su tiempo se apartaban. Como es natural, los rabinos mandaron a la mierda a ese piojoso analfabeto que pretendía enseñarles la religión que llevaban desde niños estudiando.

La tradición o sunna es una colección de citas y hechos del profeta, modelo de perfección, al cual todo musulmán debe imitar. Es esta compilación de citas de los compañeros (secuaces, era una banda armada que se dedicaba al pillaje) de Mahoma en lo que difieren los dos grandes bloques, el suní y el shií, según concedan una mayor o menor veracidad a unos u otros autores.

El islam, y lo he dicho muchas veces, está ya inventado. No es lo que cada uno quiera creer que es, el islam es el Corán (de origen divino) y (en un segundo escalón) los hadices, la fuente de la cual proviene el resto de desarrollo doctrinal. Por eso, me pica la curiosidad de saber cuál es el grado de conocimiento sobre el Islam entre vosotros. Llevo en gala mantener un nivel notablemente alto en los comentarios, de hecho quizá sea lo mejor de este espacio, por eso me parece interesante saber cuánto sabéis de una religión que, últimamente, está día sí día también en el candelero. Evidentemente no sois ni mucho menos una muestra representativa de la población, por eso hace esta encuesta más interesante, pues se supone que, si os dejáis caer por aquí tenéis un interés especial en temas ásperos y con cierta enjundia (estoy muy satisfecho, por ejemplo, del interés mostrado por mi entrada sobre la propiedad, y los buenos comentarios que ha dado lugar).

Os pido por ello que participéis, y no tengáis reparos aquellos que nunca hayáis abierto un Corán porque, realmente, es lo más común y la opción en la que espero ver más respuestas. Y, por supuesto, os invito como siempre a acudir a las fuentes siempre que estén disponibles, para no tener que depender de intermediarios. El Corán, así como la Biblia (Tanaj + Nuevo Testamento), son libros que deberían ser de obligada lectura para toda persona que pretenda tener una mínima cultura y comprensión tanto de la historia como del mundo actual, por su relevancia en los actos de muchos hombres y mujeres para los que estos textos son textos sagrados, verdaderos libros sapienciales cuya veracidad y contenido no se atreven a poner en duda.

La idea de Dios es un fenómeno sociológico, pero sus consecuencias son muy reales. Conocer las principales religiones (mi nueva meta es la religión hindú) es determinante para comprender el mundo.

Por cierto, como anécdota. Sabéis, es evidente, que detesto el islam, versión cateta de la fe semita (de por sí, una letrina); sin embargo, conservo con mimo un ejemplar del Corán bilingüe, exquisitamente encuadernado, que me regaló mi compañera. Aunque su contenido es una hez desde cualquier punto de vista (intelectual, ético y literario), exactamente lo que es, una colección de frases desordenadas que fue dictando un caravanero analfabeto que usaba el subterfugio de las “revelaciones” para mantener el puesto de caudillo de un grupo de salteadores de caminos que se fue convirtiendo en ejército, usando el tegumento de lo sobrenatural para garantizar la cohesión de su mesnada y su primacía sobre ella. Sin embargo, el continente es un encanto de libro impreso con un cuidado propio de épocas pretéritas.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

50 comentarios »

  1. 0 zapatero, jaja, quitando lo que leo aqui en tus post, todo lo q se es por la tv o radio, osea q no se nada 😉

    Comentario por Emilio Fernandez — 22 marzo 2017 @ 22:18 | Responder

    • Pues como casi todo el mundo, por eso no te preocupes. Pero te sugiero que pongas remedio, al menos una sura para que te hagas una idea de qué va la historia. Mejor si es una versión comentada, porque tiene referencias culturales que no son propias de la nuestra.

      Comentario por Mendigo — 23 marzo 2017 @ 0:11 | Responder

  2. Cooooño, en las respuestas, hay uno que se lo ha leído enterito, y otro que, además, se ha leído alguno de los hadices (el otro voto es el mío, que me he leído el de al-Bukhari). Bueno, me gustaría que se dieran un poco a conocer, y comentasen su opinión sobre lo leído. Me sorprende y me alegra un montón ver éste nivel, de mis conocidos soy el único colgao que se lo ha leído.

    Comentario por Mendigo — 23 marzo 2017 @ 0:13 | Responder

  3. ¿Respuestas? ¿Qué respuestas? ¿Dónde? Por cierto, yo también 0. Empecé por el principio, y lo tuve que dejar en las primeras líneas: problemas estomacales. Pero no soy representativo de sus corresponsales, es posible que sea la primera vez que escribo. Eso sí, en mi tiene usted un asiduo lector.

    Comentario por Theodore Kord — 23 marzo 2017 @ 6:43 | Responder

    • En la misma encuesta, botón de “View Results”. Deberías poder verlo, no?

      Y sí, no es la primera vez que comentas aquí porque tu apodo me suena. 😉

      El Corán es un conjunto de:
      1) invocaciones y sortilegios, abracadabrapatadecabra y todo eso, muchos títulos y apelativos y vuelta y más vuelta a lo mismo. Fórmulas mágicas para hacer más propicio y receptivo al ídolo.
      2) refritos de episodios bíblicos (talmúdicos, más bien) con frecuentes lagunas y cuentos añadidos que debían correr por aquellos tiempos en la tradición oral
      3) lo peligroso, lo que tiene contenido real, la parte normativa. En ella, con frecuentes contradicciones y constantes amenazas, desgrana cómo se debe comportar un musulmán (aquel que se somete). La obediencia, en primer lugar, sumisión de la razón a la voluntad de Mahoma (por boca de quien Dios habla) hasta extremos que haría palidecer a un miembro de las Schutzstaffel. Insistimos, son las leyes dictadas por un caravanero devenido señor de la guerra con aspiraciones místicas.

      No es de fácil digestión. Sin embargo, por su relevancia en la vida de la quinta parte de la población mundial, yo recomiendo hacerse con una versión comentada, un protector estomacal, y hacer el esfuerzo.

      En realidad, no es un texto muy antiguo. En aquella época, ya la literatura de Horacio, Plauto, Terencio, Cicerón, Suetonio, Menandro… era clásica, y Homero había escrito sus poemas épicos (recogiendo seguramente narraciones de la tradición oral) mil cuatrocientos años antes. En comparación con el Libro de los Muertos, los Textos de las Pirámides, o el relato de Gilgamesh y Enkindú, podemos de hecho considerarlo como un texto de producción moderna (que, de hecho, su compilación y transcripción fue realizada a su muerte, su origen fue oral, no un texto). Si es de tan difícil digestión no es por su antigüedad, sino porque simple y llanamente es un conjunto de bobadas mal escritas.

      Cuando lees el Mein Kampf, descubres la mediocridad del cabo prusiano. Pero en comparación con el Corán, al menos aprecias que viene de una mente con una mínima formación escolar, que expone sus ideas de forma más o menos organizada y sistemática. Aquello, siendo un truño, tiene al menos por donde cogerlo. Es lo que no encontrarás en el Corán. Es tan infumablemente torpe, salido de una mente que no conoció jamás más ninguna forma de instrucción, que o lo declaras divino o lo tiras a la basura a las cuatro líneas.

      Perseverancia.

      Y luego, o probablemente mejor antes, para seguir el orden cronológico, meterse la Biblia (Tanaj + opúsculo cristiano) entre pecho y espalda. Recomiendo tener boli en la mano, para ir anotando comentarios que nos sugiere la palabra de Dios.

      Amén.

      Comentario por Mendigo — 23 marzo 2017 @ 8:31 | Responder

      • Aahhh, la encuesta. Sí, eso que no me muestra mi navegador. Vale, con otro navegador la veo. Respondida.
        Siendo un adolescente (por edad, nada más), me leí la Biblia. Sin el más mínimo espíritu crítico. Cuando conseguí uno de los hervores, de los muchos que necesito, intenté volvérmela a leer y tuve que dejarlo: no puedo con tanto sinsentido.
        Con el Corán, en la sura de la vaca a la tercera vez del “conmigo o contra mí”, nada, que empezó a subirme el vómito. Y eso será lo más suave.

        Bueno, lo vuelvo a intentar. Creo que hace 10 años o así que no practico la perseverancia. 😉

        Comentario por Theodore Kord — 23 marzo 2017 @ 15:41 | Responder

        • La Vaca? Eso es trampa! Es la segunda sura, y la primera tiene sólo 7 aleyas! Jejejejeje

          Es un horror, lo sé. A la gente de mi entorno he intentado convencerles, y creo que ninguno, es verdad, han pasado de La Vaca.

          Es como cuando me tocaba leer el examen del más tonto de la clase. No sabe escribir, no sabe expresarse, no sabe pensar… no hay por dónde cogerlo.

          Y la Biblia… tela. Se entiende (al menos fue redactada por clérigos que sí sabían leer, y pensar), pero casi era mejor que no se entendiera:
          https://esmola.wordpress.com/2009/04/26/dios-es-amor/

          Comentario por Mendigo — 23 marzo 2017 @ 17:29 | Responder

  4. Saludos:

    Hace años que te sigo y, creo, que es la primera vez que entro a comentar. Lo primero agradecerte tu trabajo, que siempre considero muy interesante. Generalmente suelo estar bastante de acuerdo con tus ideas pero, en este caso, estoy obligado a hacer de abogado del diablo. Soy uno de los que ha votado “El Corán y alguno de los más importantes hadices (al-Bukhari o Muslim)”. Cosa bastante normal si has pasado muchos años en países del islam, incluida alguna república islámica, y sueles publicar materiales sobre algunos aspectos del islam.

    Tu postura frente al Corán es la opuesta a aquellos musulmanes que consideran que este libro es la obra literaria más perfecta de todos los tiempos y que el árabe es la madre de todas las lenguas. Creo que ambas posturas son incorrectas. Comprendo que es una lectura muy compleja, sobre todo si tenemos en cuenta que es un texto para recitarse con los modos poéticos del siglo VII. También entiendo que nos asombren las formas de operar de un grupo de beduinos de esa época en un entorno muy hostil. Sobre todo si lo comparamos con nuestros valores del siglo XXI.

    El problema no es el libro sino quienes lo interpretan. A lo largo de la historia del islam existieron muchas interpretaciones pero, por desgracia, triunfaron las más reaccionarias.

    Por último, te asombraría la increíble falta de conocimiento del islam de muchos de aquellos que se unen a la yihad (incluso incumpliendo las normas de la yihad).

    Nadie es un “colgao” por aprender aunque nos tengamos que enfrentar a posturas totalmente ajenas a nuestros principios.

    Comentario por Vicente Millán — 23 marzo 2017 @ 11:27 | Responder

    • Muy buenas, Vicente. Pues me alegro que hayas entrado y poder saludarte. Sentía bastante curiosidad por saber quién sería el que se había puesto con alguno de los hadices. ¿Cuál o cuáles te has leído? Yo, como comentaba, el de al-Bukhari.

      Bueno, te contesto:

      “aquellos musulmanes que consideran que este libro es la obra literaria más perfecta de todos los tiempos” –> ¿Te refieres a aquellos que desde niños han sido fuertemente condicionados a creerlo así? Si es por eso, nosotros también hemos sido condicionados a creer que los Evangelios son la 8ª maravilla del mundo, cuando no dejan de ser un mejunje de religión semita y filosofía neoplatónica, bastante pobre, por cierto. Claro, que no sufrimos un adoctrinamiento tan potente, y según crecimos estuvimos expuestos a información diversa. Si desde muy niño eres condicionado férreamente a creer algo, y encima todo tu entorno social reafirma durante toda tu vida esa creencia, comprende que no tome muy en serio esas opiniones.

      Yo me acerqué al Corán con curiosidad, incluso con benevolencia por la atracción que me procucen las culturas norteafricanas y de Próximo Oriente. No estaba condicionado, y en todo caso favorablemente. Lo leí y me pareció una mierda. Lo volví a leer, más detenidamente, estudiándolo, consultando en algún pasaje varias traducciones (las mejores son en inglés y francés)… y puedo concluir que es una enorme pila de mierda. Sin lugar a dudas, el peor libro que he leído jamás y me atrevería a decir lo peor de cuanto ha sido impreso nunca. Si no fuera por el poder político que ha conquistado, de hecho, jamás se hubiera impreso ni una tirada de 100 ejemplares, porque no vale ni el papel con que se imprime. Incluso este libro es intelectualmente más elevado:

      Y lo digo absolutamente en serio, podemos hacer un análisis de uno y otro texto, en rigor, coherencia, organización del discurso, estilo…

      “Comprendo que es una lectura muy compleja” –> Mira, yo aprendí a leer con el Romancero Viejo (la loba parda, el Conde Olinos…), me leí con 10 años la Iliada (y, poco después, la Odisea). Soy muy poco modesto, y lo sabes. Si soy capaz de entender un manual de Dinámica de Fluidos o de Física Nuclear, me parece absurdo que nadie pueda decirme que no puedo entender lo que escribió un caravanero analfabeto que jamás pisó la escuela. Si no lo puedo entender yo, no lo puede entender prácticamente nadie, de Casablanca a Yakarta. Si no se entiende, es que no hay nada que entender. Lo que ves es lo que hay. Que, de hecho, se entiende muy bien: son las sentencias que se le iban ocurriendo a un rufián sin escrúpulos para mantenerse como líder de sus huestes. El truco es demasiado evidente: siempre Allah le susurra al oído aquello que le conviene en ese momento.

      Si lo dices por la distancia del idioma, más valdría para el griego dórico en el que fue compuesta la Iliada, y en su traducción está preñada de sentidos.
      http://www.ecdotica.com/biblioteca/Homero%20-%20La%20Il%C3%ADada.pdf (Copio principio de un canto al azar, el IX)
      1 Así los troyanos guardaban el campo. De los aqueos habíase enseñoreado la ingente fuga, compañera del glacial terror, y los más valientes estaban agobiados por insufrible pesar. Como conmueven el ponto, en peces abundante, los vientos Bóreas y Céfiro, soplando de improviso desde la Tracia, y las negruzcas olas se levantan y arrojan a la orilla multitud de algas; de igual modo les palpitaba a los aqueos el corazón en el pecho.

      Y en árabe hispánico tenemos un montón de poesía de enorme calidad:
      Me aburrí de Sevilla y ella se aburrió de mí.
      Si ella me habló como yo la hablé,
      nos injuriamos mutuamente, por igual.
      Mi alma me movió a abandonarla y a vagar errante,
      porque el agua es más pura en la nube que en el charco.
      Abū-l-‘Abbās (s.XII)

      Y en una cultura e idioma que es muchísimo más lejana a la nuestra:
      Un año ha pasado
      Una sombra de viajero en mi cabeza
      Sandalias de paja a mis pies.
      Matsuo Bashō (s.XVII)

      Compárese con (copio el comienzo de una sura que he pinchado al azar, la 8ª):
      http://arabespanol.org/coran/8.htm
      1. Te preguntan por el botín. Di: «El botín pertenece a Allah y al Enviado». ¡Temed, pues, a Allah! ¡Manteneos en paz! ¡Obedeced a Allah y a Su Enviado si sois creyentes!
      2. Son creyentes sólo aquéllos cuyos corazones tiemblan a la mención de Allah, que, cuando se les recitan Sus aleyas, éstas aumentan su fe, que confían en su Señor,
      3. que hacen la azAllah y dan limosna de lo que les hemos proveído.
      4. Éstos son los creyentes de verdad. Gozarán de elevada categoría junto a su Señor, de perdón y generoso sustento.
      5. Igual que algunos creyentes se oponían cuando tu Señor te sacaba con razón de tu casa,
      6. así ahora disputan contigo sobre la Verdad, luego de haberse ésta mostrado claramente, como si fueran arrastrados a la muerte, conscientes de ello.
      7. Y cuando Allah os prometió que uno de los dos grupos caería en vuestro poder y deseasteis que fuera el inerme, cuando lo que Allah quería era hacer triunfar la Verdad con Sus palabras y extirpar a los infieles,
      8. para hacer triunfar la Verdad y aniquilar lo falso, a despecho de los pecadores.
      9. Cuando pedisteis auxilio a vuestro Señor y Él os escuchó: «Os reforzaré con mil ángeles uno tras otro».
      10. Allah no lo hizo sino como buena nueva y para que se tranquilizaran vuestros corazones con ello. La victoria no viene sino de Allah. Allah es poderoso, sabio.
      and so on…

      WTF?

      Aquello es bello. El Corán es torpe, ramplón, inconruente y soez. No es por el idioma. No es por la época. Es que quien lo escribía no sabía ni construir una frase, mantener una línea de discurso coherente.

      El Gilgamesh tiene cinco mil años de antigüedad, puede que más en su forma oral (de hecho, puede que sea el mismo cuento que las pruebas de Heracles)… y sigue emocionando.

      No, es fácil reconocer la buena literatura. A mi no me la cuelan, el Rey está en pelotas. El Corán es una birria literaria y una infamia ética.

      “nuestros valores del siglo XXI” –> Al menos, no has dicho lo de “valores occidentales”. Evidentemente, Mahoma es lo que es, un caravanero árabe del s.VI en uno de los lugares más infernales del globo. Como es sólo y nada más que eso, lo que escribe es lo que escribiría cualquiera de su condición. Ninguna sorpresa en ello. Éticamente estaba superado siglos antes en el mundo civilizado. La infamia es pretender aplicar un código normativo salido de quizá el lugar más parecido al infierno en este planeta, en el s.XV, en el s.XVIII o en el s.XIX. Pretender tal cosa es lo que ha llevado al retraso intelectual y social que aqueja al mundo musulmán. Y cuanto más abundan en su religión, más profundo cavan el hoyo, como podemos ejemplificar hasta el hastío.

      “El problema no es el libro sino quienes lo interpretan.” –> No, el Corán es el libro perfecto que no admite interpretación. El Corán es incontrovertible (qat‘í), la Verdad Absoluta.

      Por otra parte, como digo, creo que para cualquiera que lea el Corán sin estar condicionado, se le revela evidente cuál es la mentalidad de su autor y el sentido que quería darle. Él es el representante en la Tierra de un Dios concebido como señor feudal implacable y cruel. Hay que obedecer a su visir para que su Dios para no acabar devorado por su Dios. Es un libro destinado a mantener su tropa activa y bajo su control.

      “te asombraría la increíble falta de conocimiento del islam de muchos de aquellos que se unen a la yihad” –> No, no me asombraría. Sin embargo, lo que me ha sorprendido es el alto nivel teológico de los que publican la revista Dabiq (ahora Rumiyah):
      https://clarionproject.org/islamic-state-isis-isil-propaganda-magazine-dabiq-50/

      De hecho, he de reconocer que el wahabismo es, al menos, honesto. Procuran ser fieles a la revelación del Corán y al ejemplo dado por el Profeta. No intentan forzar la lectura de las escrituras para adaptarlas a la vida moderna (llamo “moderno” a la situación del Creciente Fértil y Norte de África en el s.XI), no pasan por alto los detalles de la vida de Mahoma que no son apropiados mantener. Simplemente, creen y se someten a lo que dicen los libros. El resto, la inmensa mayoría de los que se dicen musulmanes, se avergüenzan y miran de soslayo buena parte del texto coránico, haciendo titánicos esfuerzos para reconciliarlo con la lógica y con la ética. Están demasiado aterrorizados para hacer una moción a la totalidad, pero su nivel de civilización les impide aceptar lo que leen en su libro sagrado, recurren entonces al autoengaño y las interpretaciones imaginativas o esotéricas.

      Siento ser tan vehemente en las afirmaciones, suelo ser mucho más prudente cuando no estoy seguro de algo. Pero que el Corán es una bosta, o yo no sé leer y sí que sé, o es más que evidente su ínfimo mérito (para quien no haya sufrido un proceso de reprogramación desde su tierna infancia, y es que las religiones no tienen ningún respeto por los niños). Con todo, me alegro que hayas entrado y te emplazo, si gustas, a seguir charlando. Yo entiendo tu postura: has conocido unas sociedades que te han complacido y proyectas ese sentimiento sobre su religión. Pero es que las sociedades, las personas que has tratado no son un reflejo de ese libro. Yo también he conocido musulmanes que son encantadores. Alguno de ellos, muy practicante. Pero lo seguirían siendo si profesaran cualquier otra religión, o ninguna. Simplemente modifican su religión para adaptarla a su corazón bondadoso, lo mismo que puede hacer mi anciana madre con el cristianismo. Pero aquí no estamos hablando de las personas que lo profesan (aunque en su fuero interno se avergüenzan e intentan acomodar la religión a su conciencia), sino de unos textos muy concretos producidos a principios del s.VII.

      Comentario por Mendigo — 23 marzo 2017 @ 17:22 | Responder

  5. Yo sólo lo que sale en las noticias y periodicos varios, o sea nada bien y poco y mal.

    Comentario por Narciso — 23 marzo 2017 @ 18:38 | Responder

    • Es preferible formarse cada uno su propia opinión, a que nos la den mascada. En éste y en cualquier otro tema. Evidentemente, es un trabajo ímprobo y, a la postre, imposible (rastrear todas las fuentes, comprobar su veracidad… para todos y cada uno de los temas que nos interesen… absolutamente imposible). Con todo, hay que intentarlo en aquellos temas que nos interesen más o se presten más a confusión.

      Comentario por Mendigo — 23 marzo 2017 @ 20:57 | Responder

  6. Joer, Mendiguín…!

    En lo que me queda de año, y en cuanto acabe con las 10 916 páginas distribuidas en los 21 libros que tengo pendientes, con las, aproximadamente, 1 100 páginas de artículos que tengo almacenados, con la media de 65-70 películas grabadas que me quedan por ver, con las alrededor de 90 jornadas de campo que tengo previsto emplear en seguir estudiando a las Ps. occidentalis y a las I. monticola de la Depresión del Támega y del Macizo Central Orensano, respectivamente, con los partidos del Barça, con los audios que me descargo de Ivoox, con los 40-50 pajotes que me hago de media anual (empleando siempre no menos de 15 minutos por sesión), con las muchas horas que me paso tumbado en la cama rascándome los huevos… bueno, en cuanto acabe con éstas y con algunas cosas más, te prometo que leeré el Corán, desnudo, en erección y cómodamente dispuesto en el asiento de ventanilla de la fila 8 del autobús de Hazte Oír.

    No, ahora totalmente en serio. Como dices, si queremos comprender el mundo que nos ha tocado vivir, todavía, por desgracia, tenemos que recurrir a la sarta de despropósitos y chorradas que aparecen reflejadas en ese y otros libros “revelados”. Es más (y me remito a lo que comentabas en tu entrada: “Instituto Teológico Áteo”) la mejor y más efectiva manera de desmontar el andamiaje sobre el que se sustentan las religiones es conociéndolas… cuanto más, mejor. Pero, comprenderás, que a muchos de nosotros se nos haga muy cuesta arriba emplear una parte de nuestro tiempo (el Don más preciado de todos, recordémoslo) en conocer las coordenadas mentales de aquellos que prefieren creer a saber. Y es que, cómo es posible que a estas alturas de la película, haya gente que se niegue a considerar la realidad desde un punto de vista ecuánime y crítico. Cómo es posible que persistan en contemplar el mundo con los ojos de la superstición, el deseo, el miedo, la ignorancia, desdeñando la posibilidad de contemplarlo con los ojos de la racionalidad, del entender que los hechos y fenómenos que nos rodean sólo pueden ser perfectamente comprensibles bajo el prisma de la razón, de que si existen parcelas de la realidad que todavía no alcanzamos a comprender no es porque pertenezcan a la esfera de lo inexplicable, sino porque pertenecen a la esfera de lo que todavía no hemos sido capaces de explicar.

    Es el miedo a la muerte, a no trascender, a desaparecer por completo, tan por completo como antes de nacer, la columna maestra que sigue sustentando todas estas cosmogonías supersticiosas e irracionales? Hasta tal punto se prefiere el deseo a la razón?

    P.D. Absolutamente nada.

    Un abrazote, bonico.

    Comentario por Daniel Pérez — 23 marzo 2017 @ 19:06 | Responder

    • Una preciosidad de comentario.

      En serio, tu última frase me ha dejado con un nudo en la garganta. Qué jodidamente bien expresado!

      Tienes razón, incluso en que la vida es muy corta para desperdiciarla leyendo chorradas. Sin embargo, permíteme que te copie unas pocas líneas de alguien a quien sí que merece la pena leer:

      HIJO- ¿Y qué es ser traidor?
      LADY MACDUFF- El que es perjuro, uno que jura y miente.
      HIJO – ¿Todos los que hacen eso son traidores?
      LADY MACDUFF – Todo el que lo hace es traidor y debe ser ahorcado.
      HIJO – ¿Todos los que juran y mienten deben ser ahorcados?
      LADY MACDUFF – Sí, todos.
      HIJO – ¿Quién los ahorca?
      LADY MACDUFF – Los hombres honrados.
      HIJO – Entonces, son unos tontos los mentirosos y los perjuros, porque los que juran y mienten son tantos que pueden hacer prisioneros a todos los hombres honrados y ahorcarlos.

      Da igual que tengamos la razón de nuestra parte. Estamos en minoría y, realmente, la vida de la que disfrutamos es una gracia que nos concede la enorme masa de los que creen en palomitas parlanchinas y caballos alados con cara femenina, a condición de que no les creemos demasiadas tensiones neuronales con nuestra arrogante impiedad. El día que estemos en el cadalso, de poco consuelo nos servirá murmurar “eppur si muove” (Galileo se zafó, tras una gloriosa bajada de pantalones, Giordano Bruno no tuvo tanta suerte).

      Un abrazote! (y avisa si un día quieres compañía para ir a ver lagartijas, para el resto de actividades declino mi participación XDDDDD).

      Comentario por Mendigo — 23 marzo 2017 @ 23:05 | Responder

      • ¡Ostras¡ ¡No me acordaba a qué obra pertenece el diálogo que señalas y la he tenido que buscar! … ¡Macbeth!

        Recojo el guante y, si quieres, a lo largo de esta primavera, cuando te vaya bien, me avisas y nos vamos al Val do Támega o al Macizo Central Orensano a ver cualquiera de las dos especies. Eso sí, te aviso que en el caso de la Iberolacerta monticola, y por lo que pude advertir en una primera toma de contacto a lo largo de unas pocas jornadas del pasado año, se trata de una especie muy escasa en la zona y extraordinariamente difícil de detectar.

        Y… ¡bueno!……….. ¡en fin!……………………… ¡no sé!…………………….. pero……………………………….. si lo consideras oportuno……………………………………………. ¡¡TRÁETE UNA GARRAFA DE 5 L. DE ACEITE JOHNSON´S POR SI NOS PONEMOS TONTORRONES!! XDDDDDDDDDDDDDDDDD ¡¡¡YA VERÁS QUÉ DÍA MAS BUENO VAMOS A PASAR!!! XDDDDDDDDDDDDDDDDDD ¡¡¡AY, MENDIGUÍN, QUE TE VAN A TENER QUE LLEVAR DE VUELTA A PONTEVEDRA EN EL AUTOBÚS DE HAZTE OÍR, SENTADO EN UN FLOTADOR Y VESTIDO DE LOLA FLORES!!! XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

        Comentario por Daniel Pérez — 24 marzo 2017 @ 16:58 | Responder

        • Bueno, mientras el plan no sea ver un partido del Barça, ni de ningún otro, todo es cuestión de acomodarse a las circunstancias.

          XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

          Y si no aparece la puta lagartijita, pues habrá que buscar otros rabitos

          XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

          Pero una cosa, y disculpa mi ignorancia. Pero si pretendes estudiar la especie, y es tan escasa en Ourense… ¿por qué mejor no estudiarla donde sea más común? O es que quieres estudiar precisamente su población en esas zonas?

          Por cierto, leo en la Wiki:
          https://es.wikipedia.org/wiki/Iberolacerta_monticola
          Endemismo ibérico, se localiza en la Cordillera Cantabrica, sierra de Queixa, sierra de Invernadeiro y sierra del Caurel en Orense… ¿O Courel en Ourense? Hemos conquistado el Courel a esos putos lugueses? Banzai! Pronto seremos un imperio ourensano en el que no se pondrá el sol!!!

          XDDDDDDDDDDDDDDDDD

          Bueno, en serio. Yo no sé la capacidad que tendrán esos bichos de escapar de un incendio, pero toda esa sierra ha sido quemada y requemada mil veces, lo que supongo habrá hecho caer su población. Si buscas lugares muy apartados del contacto humano, no sé si conocerás las casas da Ferreiría y a Edreira, un pueblo abandonado en la cuenca que se forma en medio del Macizo Central, se llega a ellas por un camino que sale de Chandrexa de Queixa, o subiendo y volviendo a bajar por Camba (es una buena pateada). Es quizá el lugar más aislado de la provincia. También por Padroalvar, Chaguazouso… Y no sé si también podrías mirar por la zona de A Veiga hacia Trevinca (Valdín, Seoane…) o por Pías, Barxacoba, Porto… Son los lugares más recónditos, menos humanizados, que se me ocurren por esta zona. Por ejemplo, si yo fuera lagartija y no me importase el frío, no me importaría vivir en a lagoa da Serpe, en la falda de Trevinca. Aunque ahora debe estar aún nevada. O incluso por donde estuve ayer, por los montes al Sur de A Canda (Castromil, el otro Chaguazouso), o Hermisende (era un paraíso y ahora es un infierno).

          No sé, sugiero zonas que se me ocurren de roquedos por esta zona, con poca intervención humana.

          Cuídate, tronk!

          Comentario por Mendigo — 25 marzo 2017 @ 10:37 | Responder

          • ¡Sí, señor, qué comentario más chulo!

            1. “¡¿O es que quieres estudiar precisamente su población en esas zonas?”. Efectivamente, Mendigo. El área de distribución de Iberolacerta monticola en la provincia de Ourense queda restringida al Macizo Central Orensano. Yo, sin haber nunca visitado esos montes y sabiendo de su reducida presencia, pensaba que, al menos, era especie común y ubicua dentro de sus escasos límites geográficos. Hace 2 o 3 años, y a través de un artículo de Pedro Galán (abajo en el vídeo) sobre la distribución del género Iberolacerta en la provincia, pude obtener una visión más exacta y aproximada de la situación de la especie. Ésta, por el momento, sólo se le ha podido encontrar en 5 localidades concretas y aisladas unas de otras. Años antes, y también a través de un artículo del mismo autor, se esbozaban unas breves consideraciones sobre el tamaño de alguna de esas poblaciones. Que yo sepa no hay mucha más información al respecto. De manera que, desde el pasado año (momento en el cual realicé alguna que otra visita a la zona) tengo la intención de investigar el tamaño poblacional y el estado de conservación de la especie en ese conjunto de sierras.

            2. “¿Hemos quitado el Courel a esos putos lugueses?”. Buf, mejor dejar que esa sierra siga siendo luguesa. Al menos en Lugo la actividad incendiaria no ha alcanzado el grado de enloquecimiento orensano.

            3. “Yo no sé la capacidad que tendrán esos bichos de escapar de un incendio, pero toda esa sierra ha sido quemada y requemada mil veces, lo que supongo habrá hecho caer su población”. Supones muy bien. A pesar de que esos hábitats de matorral-herbazal raso de Erica, Ginesta, Chamaespartium y Festuca, con roquedos, pedrizas y taludes, se ven favorecidos por los usos de la ganadería extensiva, la repetida e irracional actividad incendiaria ha debido provocar la desaparición de la especie en no pocos lugares. Evidentemente, y en un país de tan poca vocación naturalista como éste, no hay registros históricos que corroboren lo que tan bien has apuntado, pero entra dentro de lo muy probable que ese declive se haya producido.

            4. “Si buscas lugares muy apartados del contacto humano, no sé si conocerás las casas da Ferreiría y a Edreira, un pueblo abandonado en la cuenca que se forma en medio del Macizo Central, se llega a ellas por un camino que sale de Chandrexa de Queixa, o subiendo y volviendo a bajar por Camba (es una buena pateada). Es quizá el lugar más aislado de la provincia. También por Padroalvar, Chaguazouso…”. Jejejeje… vuelves a dar puntada con hilo, Mendiguín. Ciertamente, y a pesar de lo indicado en el punto anterior, estoy convencido que la especie pervive en más lugares de los que hasta ahora han sido citados (en la sierra de San Mamede fue testimoniada su presencia en décadas pasadas, aunque en las últimas prospecciones no ha vuelto a ser observada). En Pradoalvar y en el lugar de A Ferreiria me di algún que otro paseo (aunque no llevaba intención de buscarla) durante la primavera del año pasado. ¿Viste el tejo de A Ferreiría? El último representante de una estirpe que debió ser más común en la zona, hace ya muchos siglos. Y Pradoalvar y su amable valle de prados y arboledas (lástima que sus laderas estén tan desarboladas) al pie del Castelo de Cerveira con sus enigmáticas ruinas y sus leyendas de mouros antropófagos.

            ¡Joder, Mendiguín! ¡qué lástima de Galicia!… ¡qué lástima que esté tan maltratada!… ¡y cómo a pesar del maltrato todavía ofrezca rincones apacibles y hermosos!… si la cuidáramos un poco… ¡tan sólo un poco!… podríamos tener la esperanza de recuperar parte de su belleza y dulzura.
            Esas sierras del oriente orensano (Macizo Central, Trevinca, sierra do Eixe, serra de Enciña da Lastra) y también del oriente lucense (Ancares, O Courel), del occidente leonés (Ancares, La Cabrera, Montes Aquilianos…) y del zamorano (Sanabria, sierra Segundera, son, para mí, las tierras más indómitas, bravías, montaraces y arcaicas de toda la península Ibérica. Parajes aislados, inhóspitos, de inviernos muy crudos, de montañas alomadas y de valles recónditos, de soledades que conmueven, de silencios solemnes…

            5. “Y no sé si también podrías mirar por la zona de A Veiga hacia Trevinca (Valdín, Seoane…) o por Pías, Barxacoba, Porto… Son los lugares más recónditos, menos humanizados, que se me ocurren por esta zona. Por ejemplo, si yo fuera lagartija y no me importase el frío, no me importaría vivir en a lagoa da Serpe, en la falda de Trevinca”. En esos lugares vive la especie congenérica, Iberolacerta galani. Hasta el año 2006 se creía que la poblaciones de Iberolacerta de esos lugares pertenecían a la especie monticola, pero las modernas técnicas de análisis filogenético determinaron que merecían ser elevadas a un rango específico distinto.

            6. “Bueno, mientras el plan no sea ver un partido del Barça, ni de ningún otro, todo es cuestión de acomodarse a las circunstancias”. Nací en la maternidad del Hospital de Les Corts, a unos 200-250 m. en línea recta del Camp Nou, un sábado por la tarde de un mes de abril. Puede que mis primeros lloros se unieran al grito de júbilo de la hinchada blaugrana: “¡¡¡GOOOOOOOOOOOOOL!!!”

            7. “Y si no aparece la puta lagartijita, pues habrá que buscar otros rabitos”. ¡Rabitos, dice!…. ¡Vamos, Mendiguín, no te envuelvas de falsa modestia! ¡¡Rabitos, dice!!…. pero si cuando te empujan por la espalda….. ¡¡¡TE QUEDAS COMO UN MARCO DE FOTOS!!! XDDDDDDDDDDDDDDD

            Cuídate tú también, bonico.

            Comentario por Daniel Pérez — 25 marzo 2017 @ 18:47 | Responder

            • Hostiás cómo controla el viejo!

              Tocándole la barriga ya sabe si ha ovulado. Y las marcas de apareamiento, jooooder, como para fijarse en eso. Está todo el rato diciendo que no le hace ningún daño, pero el pobre bicho tiene un susto del copón, respira acelerado.

              Pues sí, otro sitio de roquedos puede ser el cañón del Sil, por encima de O Barco, hacia Ponferrada.

              Por cierto, mouros antropófagos? Esa no la había oído. Esa torre de vigilancia es muy curiosa, por que en ella se funden los mouros reales (norteafricanos) con los legendarios. Por los restos de cerámica encontrados, sí que parece que es obra de los primeros (muy curioso, semejante emplazamiento… esperaban que el enemigo viniese de arriba? Ahí está O Seixo y la cuerda de Manzaneda. O de abajo? Lo cual significaría que no tenían controlado el territorio?). Ya me contarás, eso de los mouros caníbales, es la primera vez que lo oigo.

              Pongo sobre aviso a mi compañera, que para buscar bichos es un sabueso. Es muy observadora, y siempre es ella la que me da aviso de todo lo fotografiable. Yo voy como un mandril por los sitios, sin enfocar nada en concreto.

              Comentario por Mendigo — 26 marzo 2017 @ 18:08 | Responder

              • 1. Pedro Galán es de los muy grandes. Todo lo que no sepa él sobre los anfibios y reptiles gallegos es porque no existe.

                2. Jejejeje… . Sí, es cierto. Pero son bichos tremendamente duros. Millones de años sobre la Tierra y millones de años soportando la tremenda presión de la enorme masa de depredadores que los acometen.

                3. En la web de la Sociedade Galega de Antropoloxía (SAGA), concretamente en la página dedicada al Castelo de Cerveira, hay un pasaje donde se señala: “Intensas tradicións de canibalismo e livantropía arrodean este teso glaciar, como a que narra o triste fado de aquela pequena devorada polos “mouros” habitantes deste “castelo”, e que puidemos documentar nos pobos”. Parece ser que es el único lugar de la geografía gallega donde está documentada semejante singularidad.

                https://sociedadeantropoloxicagalega.wordpress.com/2013/10/15/o-enigma-do-castelo-de-cerveira/

                Muy interesante lo que comentas sobre los norteafricanos reales o imaginarios. En las provincias de la Galicia interior, así como en zonas de León, Zamora y Asturias (y para disgusto de fascistillas, narcocatólicos, celtistas y demás tolais) la pervivencia de “ADN norteafricano” es un hecho evidenciado. La cuestión es, ¿cuándo se produjo ese aporte? ¿con moriscos colonizadores tras la caída de Al-Andalus? ¿son restos de poblaciones antiquísimas (prerromanas)? De hecho, el menda, podría pasar por autóctono en cualquier lugar del Magreb.

                4.¡Pues estupendo! ¡Cuántos más ojos, mejor!
                “Yo voy como un mandril por los sitios, sin enfocar nada en concreto”…. ¡Joder, Mendiguín… si es que me lo pones a huevo siempre!…. ¡hala, venga!… ¡ahí va!…

                ¡¿Ves lo que te decía sobre la garrafa de 5 L. del aceite Johnson´s?! XDDD

                ¡Un abrazote, majo!

                Comentario por Daniel Pérez — 26 marzo 2017 @ 21:22 | Responder

                • ¡Ah!, los roquedos por encima de O Barco son lugares con un clima demasiado caluroso para I. monticola. Esas zonas son más apropiadas para la otra integrante del dúo: Ps. occidentalis.

                  Comentario por Daniel Pérez — 26 marzo 2017 @ 21:26 | Responder

                  • Sí, sí, a esa me refería. La monticola ya me queda claro que tira al monte, como las cabras. 😛

                    Comentario por Mendigo — 28 marzo 2017 @ 21:45 | Responder

                • Encima haciendo publicidad comercial…

                  Y menudo cartel publicitario para anunciar aceites corporales. Si no lo usas, atente a las consecuencias…

                  XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

                  Bueno, venga, centrémonos. Estaría bien hacer una entrada un poco más amable, tratando dos mouros. La dejo anotada.

                  Sobre lo del ADN “mouro” también se me ocurren otras hipótesis, además de las que apuntas:
                  1) O que sea preexistente, como bien dices (el estrecho de Gibraltar nunca se llegó a cerrar en épocas humanas, pero desde el neolítico no ha supuesto mayor obstáculo para el intercambio de poblaciones)
                  2) Que date de la invasión del s.VIII o 2b) del reflujo de moriscos en los s.XV-XVI (por ejemplo, cerca de Viana hay un pueblo que se llama Mourisca, cerca de Verín otro llamado Mourazos, y al poco de pasar Carballiño llegas a uno con un nombre que no puede disimular su origen: Almuzara).
                  3) Que sea debido a los ataques berberiscos a las poblaciones costeras, muy comunes del s.XVI hasta incluso el XVIII y perfectamente documentados (por ejemplo, se cree que figuras míticas como María Soliña son las consecuencias de sus terroríficas incursiones).
                  4) El rastro genético de los esclavos que, durante siglos, fueron tomados en el enfrentamiento entre ambas orillas del Mediterráneo (y que rara vez aparece su rastro en los relatos históricos).

                  ¿Alguna sugerencia más?

                  Por cierto, una cosa que siempre me ha llamado la atención es por qué siempre se han considerados como autóctonos la entrada de pueblos celtas (s.V-III a.C.) en la Península o, al final del Imperio, la invasión de pueblos germánicos como suevos, alanos y visigodos. En cambio, cuando la incursión militar venía del Norte de África, estos no, esos eran ajenos, no asimilables. ¿?¿?¿?¿?¿? Pues bastante más ajeno es un suevo que un bereber. En fin… la historia se usa habitualmente para satisfacer las carencias intelectuales, fobias y disfunciones eréctiles de cada cual. Aquí todo el mundo quiere descender de un belicoso guerrero celta de gran cornamenta. Hasta lo cantan en su ridículo himno, con su Breogán, el caudillo guerrero. Quizá también tenía la voz aflautada.

                  En fin, qué penica de mundo.

                  Comentario por Mendigo — 28 marzo 2017 @ 22:14 | Responder

  7. Saludos:

    En relación a los hadices conozco principalmente los de Bukhari, Muslim y los de la shia. El problema es que los hadices se recopilaron por el principio de autoridad. Muchos no aguantan el más mínimo examen filológico: choca un poco encontrar a Mahoma expresándose como un paisano de Basora, es un ejemplo. Otros están muy contaminados por las tremendas batallas por el poder tras la muerte del profeta. De todas formas vale la pena leerlos ya que de ahí viene gran parte de la jurisprudencia del islam.

    Ni mucho menos quería dar a entender que no puedes comprender el Corán. El texto está ahí, lo único que quería apuntar era la necesidad de leerlo en su contexto. Tampoco creo que sea apropiado compararlo con obras de otras culturas tan diferentes. Estéticamente sería más apropiado compararlo con la poesía pre-islámica. Que el Corán no era la obra más maravillosa del mundo ya se comentaba en Bagdad, aunque uno de los que tenía esta opinión no acabó sus días muy bien.

    Tu postura frente al Corán es la misma que tuvieron los persas cuando fueron conquistados por los árabes. Para ellos el Corán resultaba infumable y la nueva religión de los beduinos la propia de un camellero que no ve más allá de las orejas de su montura. Lo solucionaron a la manera clásica: el texto tiene una lectura esotérica. De ahí nacieron las corrientes más interesantes del islam. Dentro de esta lógica algunos grupos optaron por la abolición de la sharia.

    Que el Corán no se pueda interpretar es la tesis del salafismo, wahhabismo y demás escoria takfiri. Esto no ha sido siempre así. Por ejemplo, ni Averroes ni Avicena aceptarían semejante idea. Por desgracia la gran batalla intelectual que se desarrollo entre los siglos XI y XIII se perdió y acabó por imponerse la oscuridad. Fue el suicidio del islam sunni, jamás volvería a levantar cabeza.

    Por último, los postulados teológicos de los takfiri son los propios de quienes hacen una lectura literal del Corán. Tan sutiles como el pellejo de una mierda. Necesitan las armas y los petrodólares para imponer sus ideas porque son incapaces de hacerlo con la palabra. Como dijo el gran poeta al-Ma’arrî:

    “la religión,
    comercio de muertos”

    Comentario por Vicente Millán — 23 marzo 2017 @ 20:50 | Responder

    • Jejeje, con lo de takfirí ya se delata dónde has estado viviendo, aunque no lo hubieras mencionado antes. Un país interesante para ser analizado por un psicólogo, secularismo y modernidad en confrontación eterna contra reacción y dogmatismo. Me figuro que los iraníes deben estar un poco desquiciados, con ese tira y afloja de ambos polos.

      Por cierto ¿has apreciado tú una gran diferencia entre los hadices suníes y los chiíes? No sé, algún concepto filosófico fundamental, como la predestinación entre los protestantes y los católicos. Me interesa ese tema.

      Yo puedo estar de acuerdo en todo lo que dices; con lo poco que sé del pensamiento en el mundo islámico, me llega para saber que ha habido múltiples interpretaciones del texto coránico, y cada grupo ha tratado de estirar de la manta hacia su lado. Evidentemente un derviche, o un ismailí, o el islam santero y animista que se da al sur del Sahara son muy diferentes a la corriente wahabita. Sin embargo, si pretendemos ser fieles al espíritu con que fue escrito este libro y a la que de él se cuenta en los hadices, hay que reconocer que el wahabismo busca un acercamiento sincero al islam primigenio de los compañeros de Mahoma. Es una completa salvajada, pero ésa es la doctrina que predicó Mahoma.

      A ver, por ejemplo, sura del Arrepentimiento, aleya 29:
      Haced la guerra a los que no creen en Dios ni en el día último, a los que no consideran prohibido lo que Dios y su apóstol han prohibido y a aquellos hombres de las Escrituras que no profesan la creencia de la verdad. Hacedles la guerra hasta que paguen el tributo, a todos sin excepción, aunque estén vencidos.

      Yo creo que el sentido de esta aleya es bastante evidente hasta para un niño, a no ser que queramos engañarnos. Mahoma está llamando a la guerra contra los idólatras y los pueblos del Libro (cristianos y judíos). Para alguien que realmente quiera creer que este verso es una revelación divina, el exordio es claro. Por supuesto que la mayoría de los musulmanes pasan de puntillas por él, porque no tienen ni maldita gana de declararle la guerra al resto del mundo. Pero no son musulmanes, es decir, no se someten a la voluntad de Allah expresada por su Piojoso. Que en este caso, dice de manera inequívoca que hay que atacar a todo no musulmán y someterlo hasta que pague la yizia (tributo que se impone a los no musulmanes). ¿Qué interpretación puede tener este párrafo? ¿Sacado de contexto? Bueno, tú el contexto ya lo conoces, dejo aquí la sura completa, para quien quiera cerciorarse:
      http://www.elcoran.kom.gt/009.-sura-ix.htm

      El Corán te obliga a guerrear contra los infieles hasta que se sometan, y puedes hacer dos cosas:
      1) obeceder
      2) inventarte todo tipo de excusas, porque sabes que eso es una barbaridad, pero no te atreves a reconocer (ni siquiera a ti mismo) que, eso que estás leyendo, es una salvajada.

      La inmensa mayoría de los que se dicen musulmanes escoge esta vía, que si bueno, no te lo tomes así, era una forma de hablar, es que ese día Mahoma estaba de mala hostia, en otras aleyas ya es más conciliador… (lo cual es cierto, hay frecuentes contradicciones), los tiempos han cambiado, en realidad no quería decir guerra, guerra, sino sólo insultarse un poquito, matar sí, pero de aburrimiento… Y esta es la payasada a la que juega el 80% de musulmanes moderados, o hipócritas. O el Corán es revelación divina o no lo es, no puede serlo sólo a cachitos, aquello que no rompe demasiado nuestros esquemas.

      Yo debo ser muy cartesiano, pero es que no me gustan las zarandajas. Si esto es divino, no te pongas a darle vueltas: cúmplelo. Y si no va contigo, porque cumplirlo te convierte en una bestia salvaje, pues joder, ten la valentía y honestidad intelectual de rechazar aquello que, de todas formas, no estás dispuesto a cumplir.

      De nuevo, sólo hay dos posibilidades, no hay posiciones intermedias:
      1) o el Corán fue dictado por Allah a Mahoma
      2) o no lo fue, y por lo tanto Mahoma es un embaucador blasfemo, que usó el truco de tener el número de teléfono de la divinidad para ganar poder

      Y aquí, allá cada cual. Si crees 1), no te queda más remedio que obedecer. Y si no 1), sólo queda la posibilidad 2). Y si 2), pero seguir sosteniendo la mentira de la 1), es que eres un hipócrita de tomo y lomo.

      Y no es que el camino del Señor sea difícil. No. Porque puedes creerte lo que dice la aleya, pero acojonarte. Pero entiendo que la mayor parte de los que se dicen musulmanes no están en absoluto de acuerdo con esa aleya, que haya que guerrear y someter a todos los no musulmanes, hasta que se conviertan o paguen el chantaje. Es decir, su voluntad y su inteligencia se oponen a lo que dice esa cita del Corán. Pues bien, ¿cómo cojones siguen considerándose musulmanes? Al menos esa parte del Corán no es perfecta, no entienden que sea un mandato divino ¿no?. Si por dogma el Corán es divino hasta la última coma y de obligado cumplimiento para todo musulmán, es que por lógica evidente no son musulmanes. ¿O ser musulmán es sólo ponerse el puto velito y no comer chorizos? Si estás convencido de que hay que guerrear contra los infieles, eres una bestia (aunque no lo lleves a cabo, por cobardía). Y si eres lo suficientemente civilizado para considerar una locura esa idea, pero sigues en tus trece de que ese libro es una maravilla, que fue revelada al Profeta… entonces eres un hipócrita, intelectualmente cobarde o completamente idiota. No veo otra opción.

      Y sí, por supuesto que ha habido voces discordantes, lo que pasa es que, igual que en la cristiandad, tenían una esperanza de vida muy corta. Hace poco condenaron a un bloguero saudí por tuitear un poema con varios siglos de antigüedad (ahora no lo localizo, lo siento) en el que el autor comparaba la Jannah con un putiferio para borrachos (realmente, como no tenía que pagar por ello, Mahoma les hubiera ofrecido lo que quisieran oír sus mercenarios; si hubieran sido ludópatas, les hubiera ofrecido un paraíso con millones de tragaperras, si hubieran sido farlopeiros, un viaje a Colombia… la Jannah es un truco tan budo y soez que da lástima).

      Por cierto, ahora que comentas las luchas por el poder tras la muerte del Piojoso. Es divertido que sus compañeros, esas almas puras cuyos modos intentan emular los fundamentalistas, se despellejasen como hienas por el mando, una vez muerto el caudillo, que ríete tú de los diádocos.

      Por cierto, y ya para callarme un rato, que aburro hasta las piedras. Es curioso los muchos paralelismos que tiene con el cristianismo, pues también de los Evangelios se construyeron versiones esotéricas, y sólo se admitió al canon la que conocemos como de San Juan (la única en griego, por cierto). El resto de relatos relacionados con la figura del Cristo, quedaron relegados por la corriente mayoritaria, igual que les ocurrió a los chiíes. Realmente el estudio de las religiones es interesante, lo que me saca de mis casillas es que esas fabulaciones aún sigan moviendo a las masas.

      Un saludo!

      Comentario por Mendigo — 23 marzo 2017 @ 22:40 | Responder

      • Saludos:

        No es esa república islámica, es la que está justo al lado. Y, ciertamente, hay trabajo para un batallón de psiquiatras. Ese tipo de países son auténticas bombas malthusianas. Ese enfrentamiento entre modernidad y tradición de la que hablas esconde una tremenda lucha de clases: por un lado unas pocas decenas de familias que poseen el país, occidentalizadas y que hacen gala de una hipocresía fuera de lo común, por el otro el resto de la población reducida a la miseria. Y en ambos bandos se usa el islam como elemento político. Unos como instrumento para controlar a las masas y los otros haciendo llamamientos para derrocar al régimen de turno al que tachan de infiel. Por supuesto cualquier intento de resolver este problema por vías progresista siempre ha sido torpedeado por ciertas potencias.

        Eres la primera persona que conozco en este lado del mundo que siente interés por los hadices shia. Realmente tu curiosidad no tiene límites. Los hadices shia se reunieron el lo que se conoce como “Los cuatro libros”:

        http://es.mobile.wikishia.net/index.php?title=Los_Cuatro_Libros&redirect=no

        He estado buscando alguno de los cuatro para que puedas mirarlos. Al menos he encontrado el Kitab al-Kafi en inglés:

        http://www.holybooks.com/wp-content/uploads/Al-Kafi.pdf

        Las principales diferencias, a mi parecer, es que se centran más en temas teológicos y filosóficos que normativos. Ademas de mostrar parte de la teoría del imanato propia de la shia.

        Es muy curioso, no hace más de tres semanas estuve viendo esa aleya que citas por un asunto relativo a la yihad como marco de lo que hoy conocemos como derecho internacional en el islam clásico. Ante esa aleya sólo hay dos posturas:
        – tomarla literalmente, sin análisis alguno y salir a matar a todo lo que no se considere musulmán tal como tú lo entiendas. Por desgracia conocemos demasiados casos de esos.
        – si tenemos suerte y damos con un musulmán formado sabrá que es una aleya medinense y la situará en su contexto histórico. También podrá tirar de ciertas tradiciones que dicen que la yihad sólo puede ser defensiva.

        Es posible que estés en lo cierto y el verdadero musulmán es el primero. Pero, dentro del islam, eso sólo lo darían por cierto ciertas corrientes extremistas. Creo que estamos muy influenciados por esas formas extremistas que son las que aparecen en los medios de comunicación.

        Las contradicciones son inherentes a los fenómenos religiosos casi por definición. Con las que tu expones que cada creyente lidie como pueda, lo importante es que se pase de lo estrictamente religioso a lo cultural tal como hemos hecho nosotros con el cristianismo.

        Comentario por Vicente Millán — 24 marzo 2017 @ 21:57 | Responder

        • De verdad que disfruto con estos debates, es un placer charlar contigo.

          Vamos con los exordios a la guerra (que no es esa aleya, son una pléyade de ellas). Soy sólo un recién llegado en la cultura islámica, pero algunas cosas sé. Por ejemplo, que en el Corán rige el principio de abrogación, por el cual se considera que, cuando existe contradicción (y los mismos estudiosos musulmanes han encontrado más de un centenar de casos), la aleya que fue “revelada” con posterioridad anula a la más antigua.

          ¿Correcto, verdad? De hecho, el mismo Mahoma reconoce que ha incurrido en contradicciones.
          No anulamos una aleya o la condenamos al olvido, sin aportar otra mejor o semejante. ¿Acaso no sabes que Allah es omnipotente?
          Sura de la Vaca, 106

          De hecho, sus mismos coetáneos debieron darse cuenta de que Allah incurría en contracciones (algo difícil de creer, tratándose de un ser omnisciente), lo cual les llevaba a pensar que Mahoma era en realidad un charlatán:
          Cuando sustituimos una aleya por otra, y Allah sabe bien lo que nos envía, dicen: «¡Tú no eres más que un farsante!» Pero estos no conocen la verdad.
          Sura de la Abeja, 101.

          Recapacitemos. Estamos ante la hipótesis de que realmente Allah haya ido revelando a Mahoma estas aleyas, con las cuales se compuso el Corán. Es decir, rechazamos la blasfema idea de que Mahoma era un charlatán, un embaucador y un pillo redomado, que simulaba hablar con la voz del Altísimo para engañar a sus secuaces y conseguir sus fines (poder y riquezas).

          Si el ser supremo ha revelado estas aleyas, no puede haber contradicciones. O el libro es perfecto, o no lo es. Si tiene enmiendas, tachaduras, aleyas anuladas y sustituidas por otras, no es perfecto. Es del género idiota imaginarse al Dios semita, omnisciente, omnipotente y todo eso, metiendo la pata cuando dicta su obra maestra y corrigiendo.

          Igualmente, no cabe interpretar ese libro según su contexto histórico. No ha sido inventado por Mahoma, sino dictado por un Dios que, según la doctrina aristotélico-tomista, que también fue tomada por la teología islámica (nombraste a Avicena), es el acto puro, la potencia infinitamente actualizada. En Él no existe lo contingente, no existe, por así decirlo, el tiempo. Expresado de forma vulgar: Allah no puede cambiar de opinión, eso es una característica humana, de los que estamos sometidos a la actualización de nuestras potencias, estamos bañándonos en un río que arrastra lo que fuimos, y lo que fue el río, para no volver jamás (Heráclito).

          En una ley divina, que revele la voluntad de Allah, no puede haber contextos. Su contexto es el Universo y la eternidad. Es más que absurdo que Dios dió, en un momento y lugar muy particular, una orden para que fuera registrada en un libro que proclama ser universal, perfecto y eterno. Y, sólo unos pocos más años más tarde, corrige esa orden por otra, y esa se supone que ya tiene validez de ahora en adelante.

          La secuencia sería así:
          Desde el 200.000 a.C hasta el 629 d.C Allah no dice ni pío (bueno, sí, algo les dice a algunos judíos, pero sólo como ensayo, no es su obra cumbre)
          En el 629 Allah revela una aleya
          En el 631 Allah revela otra aleya, que anula la anterior. Por lo tanto, la primera sólo ha estado en vigor dos años, y la siguiente, se supone que debe seguir en vigor milenios.

          ¿Cambiaron mucho las circunstancias estos dos años, y no han cambiado en los últimos 1.500? ¿Cómo sabemos que Dios no ha vuelto a cambiar de parecer?

          Honestamente. Yo soy ateo, considero extremadamente improbable que exista ningún Dios. Pero si existiera, y sólo puede existir como ser perfecto, tratarlo como si fuera un badulaque indeciso, como pretende la doctrina islámica, es blasfemo. Si Dios existe, las religiones son una blasfemia (y Mahoma el peor de los blasfemos, pretendiendo suplantarle con su voz de Piojoso). Y si no existe, son simplemente un engaño. Pongo mis fichas en esta casilla.

          Al final, el tema de las abrogaciones no es más que un ejemplo de lo que comentaba antes: el esfuerzo intelectual por dotar de lógica a lo que es, evidentemente, un engaño. Abramos la navaja de Ockham, si tiene cuatro patas, grandes orejas y rebuzna, por favor, no nos empeñemos en que es una jirafa! El Corán es lo que parece, un grosero ardid de un caravanero analfabeto para, con sus dotes de ventrílocuo, mantenerse como señor de la guerra de un grupo de bandidos que fueron conquistando grandes extensiones de territorio, como una bola de nieve que cada vez se hace más grande. Se aprovecharon de un momento histórico muy particular: el vacío de poder que había dejado la caída del Imperio Romano de Oriente en el Norte de África y la incapacidad de Constantinopla de mantener el control de los territorios de lo que un día fue el Imperio Seleúcida.

          Por lo tanto, si tomamos en consideración el momento histórico, estamos reconociendo implícitamente que no fue revelada por el Ser Supremo, sino que fue inventada por Mahoma según sus intereses coyunturales y, cuando cambiaron las circunstancias, se sacó de la manga otra. Considerar la cronología de las aleyas implica necesariamente reconocer que Mahoma era un farsante, y que el Arcángel Gabriel no le susurraba al oído.

          Bien. Pero aún hay más. Como dices, la sura de La Vaca es del periodo medinense, una de las últimas en ser dictadas. Por lo tanto, y siguiendo las mismas reglas de abrogación recogidas en el mismo Corán, sustituye e invalida las aleyas mecanas, más conciliadoras ya que por aquel entonces no contaba con tanta fuerza militar y debía llegar a acuerdos y ser más tolerante con los otros grupos (judíos, cristianos y beduinos politeístas). Las aleyas medinenses son mucho más estrictas en su belicismo y, como fueron las últimas en ser reveladas, son precisamente las que se debe considerar como las definitivas.

          Verbi gratiae:
          Cuando hayan transcurrido los meses sagrados, matad a los infieles doquiera les encontréis. ¡Capturadles! ¡Sitiadles! ¡Tendedles emboscadas por todas partes! Pero si se arrepienten, hacen la azallah (oración) y dan el azaque (limosna), entonces dejadles en paz. Allah es indulgente, misericordioso.
          Sura del Arrepentimiento, 5 (también Medinense, una de las últimas en ser dictadas)

          Yo creo que, de nuevo, la intención del autor es evidente: lucha con ellos hasta que se arrepientas de haberse resistido al islam. Entonces, una vez que se conviertan (la azallah y el azaque son dos de los cinco pilares del islam), es decir, que se somentan (muslim), entonces cesa tus ataques. Es evidente la concepción de Allah como señor feudal que es violento hasta lograr la sumisión, y una vez los enemigos postrados es indulgente con no rematarlos. Le basta tenerlos sojuzgados para servirse de ellos. Es un Dios tan fatuo que necesita tener a un rebaño de borregos cantando sus grandezas. Insisto, considerar tan mezquino a un Ser que es pura esencia, es una blasfemia. La imagen grotesca de lo que debería Ser un ser abrumadoramente superior, infinitamente lejos de las miserias humanas, que tiene la Biblia o el Corán, es una gran blasfemia. La religión abrahámica es una blasfemia de la cabeza a los pies. Contra Dios, si existe, y contra la inteligencia en cualquier caso.

          El wahabismo es la aproximación honesta de un fiel que no se avergüenza de serlo a los textos sagrados del islam, el Corán y los hadices (los del canon sunita, se entiende). No son un grupo de ignorantes, es la versión que se da en las escuelas de teología de las universidades árabes, sino que siguen el Corán sin complejos. Lo mismo que se puede decir de los jaredíes o los amish.

          El Corán es, según el mismo Corán, el libro evidente. No hay controversia, no cabe interpretación: hay sumisión a la voluntad de Allah revelada en el Libro Celestial. Cualquier otra cosa, es no ser musulmán. No es que yo también sea un takfirí, es simplemente seguir la cadena de consecuencias de lo que se dice en el Corán. Que te prometo que no lo he escrito yo. 🙂

          No me entiendas mal, entre un creyente que antepone su conciencia a la religión, y otro que obra al contrario, me quedo sin duda con el primero. Será cobarde por no llevar a término la revolución que ha empezado, pero es mucho peor lo que hacen los ultraortodoxos, encasquetarse la cabezada, poner en suspenso la razón y enfilar una huida hacia delante intelectual cual carga de caballería.

          Y efectivamente, la solución es efectivamente lo que hemos hecho nosotros con el cristianismo: arrinconarlo en el desván y sacarlo sólo los domingos y fiestas de guardar, los más devotos, en Bodas, Bautizos y Comuniones la mayoría y, cuando te das cuenta que es un trasto inútil que sólo molesta, ocupa espacio y cría polvo y moho, tirar con él sin mucha alharaca.

          ++++

          Bueno, desactivo el [modo discusión]. Muchas gracias por el hadith. Entiendo pues que el de al-Kafi que me pasas es el considerado más fiel, del canon chií, no? Buf! Ya veo que tampoco los chiíes tenían en la brevedad un valor. En fin, valor y al toro. Pienso metérmelo entre pecho y espalda, lo pongo en cola.

          Aunque después de todo lo anterior resulte difícil creerlo, me gusta el estudio de las religiones porque (además de conocer al enemigo) resultan esfuerzos, a veces notables, de la inteligencia humana por dar sentido a nuestro periplo por el mundo. A veces incluso se puede sacar algo de provecho de ellas (más de las orientales, filosóficas y ateas que de la semita, que me parece un escupitajo). Y entiendo el respeto y atracción cultural que te suscita el mundo islámico. A mí también me encantan los cuadros del Greco, pero hubiera sido igual de buen pintor si en vez de pintar santos y crucificados, hubiera puesto su pincel al servicio de nobles o del panteón latino. De hecho el islam es lo peor que le ha podido ocurrir al mundo árabe, y aún más el persa.

          Muchas gracias por los enlaces, y la erudita contestación.

          Un afectuoso saludo, Vicente!

          Comentario por Mendigo — 25 marzo 2017 @ 1:18 | Responder

          • Saludos:

            Todo un placer leerte e intercambiar nuestros puntos de vista. Joder, te pasé el enlace del “kitab al-kafi” para que lo mirases por encima, ese tocho en cristiano debe de tener más de 600 páginas. Si te metes eso entre pecho y espalda sabrás más de shia que la mayoría de los iraníes, rezarán por ti en el santuario del imam Husein, escribirás artículos como “Los maravillosos cedros del Líbano” o “El follacabrismo última fase del meapilismo” y acabarás llamando a este blog “La mirada del ayatollah”.

            Bromas aparte, preferiría pasarte otro tipo de textos más generales y que, desde mi punto de vista, son esenciales (por supuesto olvídate de encontrar en castellano esos materiales).

            Estuve mirando la página de donde saqué el libro y, creo, que deberías mirar esto, son materiales pata negra si quieres profundizar en las religiones orientales:

            http://www.holybooks.com/the-sacred-books-of-the-east-all-50-volumes/

            Creo que algunas de esas maravillas deberían reposar en nuestros discos duros.

            También encontré en esa página un texto de Sayyid Qutb que debería ser lectura obligatoria. Es básico para comprender el pensamiento político de los salafistas y derivados. Te lo recomiendo.

            http://www.holybooks.com/milestones-by-syed-qutb-shaheed/

            Tengamos en cuenta que este es el ideario que se difunde en muchas mezquitas europeas y la causa del sufrimiento de muchas personas independientemente de sus creencias.

            Me gustaría conocer tu opinión sobre el texto de Sayyid Qutb.

            Un abrazo desde el Sur.

            Comentario por Vicente Millán — 27 marzo 2017 @ 19:19 | Responder

            • Realmente no tengo gran cosa que aportar así que perdonad que me meta en medio. Básicamente me he animado a escribir para dar las gracias a Vicente por la recomendación del libro de Sayyid Qutb que, mirado así por encima, tiene pinta de ser muy interesante.

              Y ya puestos me extiendo un poco sobre el tema de la entrada. Comentar que mi primer acercamiento al Corán fue tras la lectura de un relato de un viaje realizado por dos mujeres guipuzcoanas (me suena que ya mencioné este libro en otra ocasión) que con sus bicis y sus alforjas llegaron a Myanmar habiendo iniciado su aventura en Estambul. La cuestión es que tras un comienzo de viaje con algún que otro problemilla en la “laica” Turquía, llegaron incluso a plantearse el abortar el plan preocupadas por lo que les podría deparar su paso por Irán. Finalmente decidieron continuar con el proyecto y el resultado fue… que se enamoraron de Irán y el exquisito trato que recibieron de sus gentes. Supongo que condicionadas por ello proyectaron, como dice mendi, ese sentimiento de complacencia hacia la religión musulmana, y en el libro hacen una breve presentación de ésta realmente amable. Así que me picó la curiosidad y me hice con el texto coránico casi que predispuesto positivamente hacia él. Bueno, pues que decir. Brevemente; que me sorprendió, y mucho, pero negativamente. Más allá del Corán he leído algún que otro ensayo sobre el islam, que puede ser suficiente para seguiros cuando habláis de los hadices, poder contextualizar el texto coránico -cosa que no hace la “escoria takfirí”- y poder entender la diferencia entre una aleya o sura medinense y otra mecana pero poco más.

              Aún así me parece necesario recordar, como hace Vicente, que el Corán hay que interpretarlo, y que de hecho, la interpretación rigorista no ha sido la más común a lo largo de la historia islámica. Aceptar las tesis rigoristas y presentar éstas como la única no-interpretación posible no me parece justo. Precisamente hace unos días terminé de leerme el “Muqaddima” de Ibn Khaldoun donde, aún sin ser la religión el tema principal de la obra, se critica el rigorismo. Claro que no todas las personas de hoy en día, independientemente de que sean musulmanas o no, tienen la altura de este hombre.

              Y ya está.

              Saludos a todos.

              Comentario por Arnotegi — 28 marzo 2017 @ 12:22 | Responder

              • Muy buenas, compañero!

                Que sepas que me alegra mucho leerte. Te llegó mi correo? Eso sí, ya sabes que demuestro mi alegría llevándote la contraria por principio.

                “el Corán hay que interpretarlo” –> Porque tú lo digas. 😛 El Corán es, según aparece en el mismo Corán (argumentación recursiva, inválida), el Libro Evidente. Si tuviera algún tipo de mensaje oculto más allá de la textualidad, no sería “evidente” (lógica aplastante), pues estaría escondido para que los exégetas más sabios encontrasen con cabriolas intelectuales su oculto significado. Que, por otra parte, ¿qué sentido tiene que un Dios que, por fin, se atreve a abrir su piquito y a revelar sus secretos, ande jugando a los acertijos y al dictar el libro, lo dicte como si fuera una charada? Noooo, padre, no cuela. Si lees el Corán, te das cuenta que su autor es un hombre muy poco dado a exquisiteces intelectuales, repite y repite el mismo rollo una y otra vez, aderezándolo con narraciones orales de origen bíblico que ha oído contar de niño.

                En realidad, evidentemente que hay que interpretarlo. Es un texto escrito y la lectura, implica una interpretación. Pero tú no pides una interpretación directa del texto, sino que sugieres que se le haga una lectura metafórica. ¿Por qué? Pues supongo porque de esta forma se ajusta mejor a la forma que tienes del mundo. De hecho, esa lectura acomodaticia, ha sido efectivamente la más frecuente, ya que es la que permite comportarse como un ser más o menos civilizado, pero sin necesidad de superar el trauma psicológico que supone reconocer que el Corán es un truño. Realmente, reconocer que hay mil y pico millones de personas que creen a pies juntillas, y consideran el colmo de la sabiduría, un libro que es un cagarro lo mires por donde lo mires, es fascinante. En psicología social, una bomba, un experimento social a escala universal. A mí me recuerda al experimento de los monos y el plátano (y el manguerazo de agua fría, estoy seguro que lo conoces), y me lleva a concluir que, realmente, la evolución aún tiene mucho trabajo por hacer.

                Pero vamos a poner un ejemplo. Si te copio este párrafo:

                “Sólo una prohibición, durante seis siglos, de procreación de los degenerados físicos y mentales no sólo liberaría a la Humanidad de esa inmensa desgracia sino que produciría una situación de higiene y de salubridad que hoy parece casi imposible. Si se realizara con método un plan de procreación de los más sanos, el resultado sería la constitución de una raza que portará en sí las cualidades primigenias perdidas, evitando de esta forma la degradación física e intelectual del presente.”

                Sí, lo has adivinado, es otra mierda de libro que, sin embargo, toda persona culta debe haber leído, el Mein Kampf.

                ¿Tú, cuando yo te propongo este párrafo, me dirías “es que hay que interpretarlo”? Hitler no era tan malo, lo que pasa es que has sacado ese párrafo de contexto. Bueno, pues el contexto es el Capítulo III del segundo volumen. Ya pero es que hay que tener en cuenta la época, que si fue escrito en la Meca o en Medina, quiero decir, en Viena o en Linz. Sí, efectivamente, la eugenesia era un corriente pseudocientífica en boga desde hacía un par de décadas. Hitler es, sin duda, un hijo de su tiempo, ni más ni menos que un cabo prusiano lleno de rencor hasta la médula. Cuando leí el Corán, la imagen que me hacía del autor era, de hecho, bastante parecida.

                Si yo te presento este párrafo, tú me dirías “bueno, me tampoco hay que tomárselo al pie de la letra, tampoco es que Hitler quisiera prohibir, así como suena, etc, eso hay que interpretarlo”. Claro, es lo que estamos haciendo. Ese párrafo, con arreglo al resto del libro y a la biografía del autor: Hitler dijo lo que quería decir. ¿Por qué crees que Allah/Mahoma, con su evidente incapacidad para construir significados, cuando dicen “matadlos allá donde los encontréis”, quiere decir otra cosa distinta a que, haya donde los encuentren (a los enemigos, los no-musulmanes), los maten? Tú como interpretas, eso? Que los maten de risa? Mahoma, en realidad, quería decir que los matasen de risa. O que los matasen sólo un poquito. Vamos, un sustito no más. ¿Tan irracional es pensar que si Mahoma dictó esa aleya, era porque quería decir aquello que dijo? Luego, te puede gustar o no, pero lo que me parece del género idiota (y es la danza que ha bailado la teología musulmana durante milenio y medio) es pretender que quería decir algo distinto a lo que acabó diciendo. Si hubiera querido decir otra cosa, la hubiera dicho.

                Pongamos un ejemplo, cuando en el Corán podemos leer:

                Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonestad a aquéllas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas. Alá es excelso, grande.
                Sura de Las Mujeres, 34.

                La Sura de Las Mujeres fue dictada en Medina, y es una de las últimas. Por lo tanto, abroga cualquier otra sura anterior que pudiera contradecirla. Esta es la versión definitiva de la palabra de Allah.

                A ver, ¿cómo interpretas esto? Hay que tener en cuenta las circunstancias… claro, Mahoma vomita la basura que era práctica común en el agujero en el que vivía. Sin duda. Pero esto se supone que no es la opinión de un piojoso analfabeto de hace mil cuatrocientos años, completamente irrelevante más que para algún estudioso de la historia de la época. No, es la palabra de Dios que mil quinientos millones de gilipollas siguen rebuznando, fingiendo la gran mayoría que se corren y se extasían con ella (aunque luego hacen su vida a su manera).

                Quiero saber cómo interpretas el que “los hombres tienen autoridad sobre las mujeres”. ¿Crees que, en realidad, Mahoma no quería decir eso, que lo estamos malinterpretando? Lo de pegar a quienes persistan en la rebeldía, no se sometan (toda la puta religión islámica está basada en una cadena jerárquica de sumisiones, es una asquerosa religión de esclavos). ¿Crees que Mahoma quería decir, pegadles, pero sólo un poquito; pegadles, pero de broma; o más bien, pegadles, pero me duele a mí más que a ti…? Yo creo que, para cualquiera que quiera entender honestamente lo que propone el Piojoso, quiere decir: si se te sube a la chepa, llámala al orden. Si aún así sigue sin obedecer, no te la folles (menudo alivio, pensará alguna). Y si ni por esas la logras hacer entrar en cintura, métele unas hostias. Lo que es inaceptable es que persista en la rebeldía (este sí que es un concepto central de la teología islámica, la sumisión como virtud, la rebeldía como supremo mal… nada que no hubiera inventado antes Yahveh, por otra parte). Yo, con mi limitada mente, es lo que entiendo del texto. ¿Logras tú adivinar en sus palabras otra intención diferente, que me lleve a pensar, como dicen algunos, que Mahoma en realidad era feminista?

                Mira, si le echamos imaginación y leemos entre líneas, hasta podemos decir que Hitler era en realidad un precursor del movimiento hippie. Puestos a decir chorradas… Pero no es serio, y no puedes pasarte siglos negando la evidencia, porque al final la gente acaba por aprender a leer y se da cuenta de lo que, en realidad, dice ese libro que desde pequeños los han enseñado que es mágico. Y no nos puede sorprender entonces, que decidan hacer caso a sus mayores, tomárselo en serio, y… sacar un billete de avión a Istambul. Porque la palabra de Dios no se contextualiza: se interioriza y se somete uno a ella. Punto pelota. O es revelado, o no es revelado, lo que no puede ser es decir que es lo primero y luego

                Por cierto, me sigue sorprendiendo tu cultura. No conocía ni a Ibn Jaldún, ni su obra. Tengo muy mala memoria, pero creo que ni por referencias. Me descubro ante tu curiosidad intelectual y afán por la cultura.

                Un abrazote!

                Comentario por Mendigo — 28 marzo 2017 @ 21:44 | Responder

                • A ver, que estoy de acuerdo con lo que dices. Los textos hay que interpretarlos pero la interpretación tiene sus límites. Interpretar el Corán de tal forma que te quede un texto amable tiene más de ejercicio de creatividad que de exégesis. Si realmente te convence tan poco el Corán o sus hadices como para necesitar adulterar su contenido, simplemente renuncia a tu religión. Indudablemente sería lo más lógico y lo deseable.
                  Pero el título de la entrada es el conocimiento del islam, y si quieres conocer el islam no tiene mucho sentido dejar de lado a los musulmanes. Por lo tanto, si bien es importante e incluso fundamental lo que el Corán dice y su lógica interpretación -y creo que ya dejé claro que el Corán me parece una mierda- no tiene sentido obviar lo que han interpretado e interpretan hoy los musulmanes (lo siento, pero vivo con una antropóloga y al final me ha comido el tarro con el “emic” el “etic”…) y hay vida más allá del rigorismo. Y es que tal vez mi afirmación de que el Corán HAY que interpretarlo no sea la más acertada, pero de hecho, el Corán se ha interpretado de diversas formas aunque para ello hayan dejado de lado la “lógica aplastante”. Supongo que tú utilizas la lógica aplastante “porque de esta forma se ajusta mejor a la forma que tienes del mundo”. 😉 Y que quede claro que me parece muy bien.

                  Un ejemplo que acabo de encontrar. Con toda seguridad hay cosas mejores en la red pero me vale;
                  https://unacosatrasotra.com/2015/09/08/islam-acusaciones-en-las-redes-sociales/

                  Puedes descojonarte si te apetece, te puede parecer que algo mejora con esta interpretación pero que sigue siendo un truño, lo que quieras, probablemente incluso esté de acuerdo; pero el Corán se interpreta. Hacer como que esto no sucede porque va contra la lógica aplastante… pues ya damos el siguiente paso y hacemos como que el islam no existe por la misma razón.

                  Una curiosidad lingüística; ¿te has fijado en que “kaatilu” e “iktulu” comparten raíz trilítera KTL como islam y salam (o incluso shalom) comparten SLM? A ver Vicente, ¿puedes decirnos algo al respecto? Sin presión eh 😉 Estos temas siempre me resultan interesantes.

                  De lo que me comentas en el e-mail ni idea. Y la verdad es que sí que mosquea.

                  Abrazos.

                  Comentario por Arnotegi — 29 marzo 2017 @ 13:35 | Responder

                  • Saludos:

                    No esperaba una pregunta como esa. Lo primero, me ha extrañado que los términos estén mal transcritos (la diferencia en árabe entre la k y la q es muy significativa). La raíz es qtl que significa matar, asesinar. Todas las palabras que provienen de esa raíz, que es nuestro caso, tendrán ese sentido por regla general. Curiosamente es el primer verbo que aprendes a conjugar en árabe dada su regularidad. El autor del enlace intenta diferenciar entre matar y combatir me parece un pobre argumento cuando las dos formas de combatir que vienen de la raíz qtl (qâtal e îqtatal), aunque puedas traducirlas como combatir, su sentido es muy claro: exterminar al enemigo. Nada de combate espiritual. Lo más raro es que yo leo âqtulûhum y no îqtulûhum como el autor que enlazas. Fíjate que sólo cambia la primera vocal larga. Es muy importante ya que, si nos ponemos en plan puretas, tendríamos que traducirlo como “entregadlos a la muerte” o “exponerlos a la muerte”.

                    Y esto es sólo el follón que se puede armar con una forma verbal. Imagínate el resto. Pero ahora viene lo más cachondo: en los primeros coranes no aparecían los símbolos de las vocales cortas. Se pusieron más tarde. Ya te puedes imaginar el problemón. Por ejemplo, si tomas los fragmentos de los últimos coranes descubiertos en Yemen, sin símbolos para las vocales cortas, puedes leerlos de muchas formas diferentes. La historia de como se compiló el corán hasta llegar al que tenemos hoy en día es digna de estudiarse.

                    Un abrazo

                    Comentario por Vicente Millán — 29 marzo 2017 @ 19:30 | Responder

                    • Muchas gracias Vicente. Eso tenía entendido, que los símbolos de las vocales no aparecían en los primeros coranes. Es demencial; Dios se pone en contacto con Mahoma. Años más tarde alguien transcribe lo que recordaba -no necesariamente de primera mano- que Mahoma decía que Dios le había comunicado pero lo hace sin escribir las vocales planteando unos problemas cojonudos de interpretación. Finalmente, algún otro mortal (o grupo de mortales) decide añadirle las vocales de una de las maneras posibles y esa es la palabra perfecta de Dios. Te cagas. Y si ya le añades los hadices…

                      Un abrazo.

                      Nota para el mendi: Ya sé que Dios, en realidad, no existe y por ende no se puso en contacto con Mahoma.

                      Comentario por Arnotegi — 29 marzo 2017 @ 23:26

                  • “si quieres conocer el islam no tiene mucho sentido dejar de lado a los musulmanes” –> ¿Qué es el islam? La doctrina o su interpretación por la umma?

                    Es la misma argumentación de Vicente. ¿Qué puedo responder? Yo creo que ambas, han de ser tenidas en cuenta. Ambos queréis centraros en las tradiciones más transigentes del islam, mientras que yo quiero señalar el potencial destructor de sus fuentes. Por supuesto, es importante tener en cuenta todos los aspectos de una parcela de la realidad.

                    La cuestión es que, y espero que ambos estéis de acuerdo en esta afirmación, las explicaciones más rigoristas o fieles al texto original están ganando terreno sobre un islam “cultural” que había sido declinado según las distintas culturas receptoras y amortiguado por el proceso civilizatorio. Por mucho que el islam mayoritario lo podemos definir como pólvora mojada (como el cristianismo y judaísmo), yo os quiero advertir sobre su potencial destructor. Y, a diferencia de los otros dos desvaríos semitas, se está secando rápidamente y comienza a hacerse explosiva. De hecho, el islam no es que sea especialmente violento, por ejemplo, respecto a lo dictado en el Tanaj / Biblia. Sin embargo, tiene unos elementos que le dan una capacidad destructiva mayor, al hacer hincapié en la adhesión a la comunidad, creando un grupo muy cohesionado del cual es casi imposible salir (cumple perfectamente la definición de secta). Y una función que sólo suma (adhesiones) y multiplica (por crecimiento vegetativo) y nunca resta (la apostasía es el peor de los crímenes), es evidente que tiende al infinito.

                    En cualquier caso, el islam, incluso el más aguado que ambos traéis a colación, tendréis que reconocer que es de carácter reaccionario. Un musulmán aguado es tanto o más conservador que un miembro del Opus. Un musulmán rigorista, se sale de la escala. Así que, por favor, al menos quedémonos con esto: en el mejor de los casos, el islam representa un retroceso en el camino de emancipación humano, de conquista de derechos y libertades, muy especialmente en el caso de las mujeres.

                    Entonces ¿dónde está la duda? A saco con el islam, igual que con el cristianismo. ¿por qué hacer distingos? Señores, acaso estoy promoviendo que salgamos a apalear monjitas? Todo el respeto a los practicantes, por supuesto. Pero a darle muy duro a una religión liberticida como ninguna (al menos, que yo conozca). Hay que machacarla desde todas las direcciones, al menos hasta llevarla al nivel en que se encuentra el cristianismo en Europa: a la defensiva, y aceptando muchos de nuestros supuestos.

                    Por cierto, sobre tu enlace: cada uno se engaña, o intenta engañar, como quiere. Así que el islam abolió la esclavitud. Pues muy bien, bravo por la honestidad intelectual. La misma gilipollez la he oído cientos de veces sobre el cristianismo.

                    Mira, enlaces de débiles mentales como el que me presentas, los encuentras en la red por doquier:
                    “hay que decir que el Islam es el primer sistema de la historia que otorgó a la mujer el derecho a recibir parte de la herencia”
                    (la mitad que al varón, mientras que en Occidente estamos peleando por igual trabajo, igual salario). Decir esto significa arrancar las páginas de los libros de historia con anterioridad al s.VII. El Imperio Romano? Lo cualo? La civilización empezó a partir de Mahoma, que fue quien robó el fuego a los dioses. Aaaaanda a la mierda con las sandeces de los meapilas y follacabras!

                    Lo que yo me pregunto es si tú me traerías a colación el blog de algún meapilas, en algunas de esas entradas en las que me cago en la Santa Iglesia Católica y en la puta Virgen. Nunca lo has hecho. Y es lo que me intriga ¿por qué sentís la necesidad de defender una religión y no otra, cuando ambas son la misma mierda en diferente rima? (he tratado con musulmanes devotos, y sus razones son calcadas a las que puede soltar un catequista con su puta guitarrita).

                    Es una buena pregunta, y realmente no acabo de dar con la respuesta de la fascinación estúpida que la izquierda tiene con el islam. Exotismo? Miedo a ser tomado por racista? Mito del buen salvaje? Falta de ideales sólidos?

                    Comentario por Mendigo — 29 marzo 2017 @ 19:50 | Responder

                    • Mira mendi, desde que el gato en una ocasión se me cargó un comentario extenso y ya casi terminado en un momento en que me fui al baño tengo la costumbre de escribir en el libre office y después hacer un copy paste. Pues bien, con este párrafo que finalmente decidí no pegar pero que quedó en el writer terminaba mi comentario. Hago, ahora sí, un copy paste:

                      “E insisto, la cuestión que planteo tal vez erróneamente es que el Corán se interpretó, se interpreta y se interpretará. Si por no aceptar que la rigorista es la única interpretación posible haces alguna alusión que de a entender que defiendo el islam jugamos todos y yo planteo que tú defiendes el exterminio de todos los musulmanes antes de que estos “hagan causa común”.”

                      No lo he copiado porque me parecía que quedaba un poco borde y que además, a estas alturas no era necesario. De verdad que pensaba que no lo era. Ya veo que me he equivocado. ¿Dónde ves que defiendo el Islam? ¿Es que estamos tontos? Te preguntas que por qué enlazo a ese débil mental, y te respondes que porque siento la necesidad de defender el islam. Pues es más sencillo. Simplemente porque interpretaba a su interesada y torpe manera una de las suras que tú habías mencionado y ésa era la cuestión; que el Corán se interpreta como se interpreta la Biblia (porque la Biblia también se interpreta. ¿Te sorprende?) no veo que sentido tiene negarlo.

                      Pero mira, para ti la perra gorda. El islam no se interpreta porque mendi lo dice, y si alguien le contradice pues entonces es que es abogado del islam. Es el mismo discurso que con la “entornización” de ETA. Se podía decir cualquier bobada que si alguien la cuestionaba es que era de “la ETA”. Pues vale. De puta madre.

                      Comentario por Arnotegi — 29 marzo 2017 @ 23:34

                    • Y por cierto, por mucho que hayas criticado al cristianismo nunca has afirmado que debamos matarnos entre nosotros antes de generar problemas a terceros países. Joder con el argumento.

                      Comentario por Arnotegi — 29 marzo 2017 @ 23:37

                    • Pues ya hemos agotado los comentarios anidados! Si es que no se nos puede dejar solos…

                      Yo no defiendo ningún exterminio. Lo que digo es que cada vez estoy más convencido de que la división entre sunníes y chiíes, histórica y real, ha sido abierta conscientemente con ese motivo, el de debilitar sus fuerzas. Pero no estamos hablando de que ninguna fuerza colonial obligue a los musulmanes a luchar entre hermanos ni nada parecido. No, en todo caso se habrá echado sal en la herida, pero por lo demás, se matan entre ellos solitos, movidos por su propio fanatismo y estupidez, sin necesidad de que nadie los fuerce a ello. Además, con una fruición y efectividad encomiables, como podemos ver en el escenario de Levante.

                      Para detener la carnicería, bastaría con que accedieran a un nivel de civilización superior, pero se lo impide el carácter sectario del propio islam (sectario de secta, de la cual es casi imposible salirse por la presión social, cuando no directamente legal). No es que sean genéticamente inferiores ni nada de por el estilo, simplemente están en el nivel de civilización que Europa tenía durante las durísimas guerras de religión en los s.XVI-XVII. Una enfermedad por la que pasamos antes (y también nos debilitó frente a enemigos externos: el imperio otomano).

                      Y, obviamente, considero preferible que ese salvajismo (del cual se puede negar que tenga relación con texto Coránico, también hay aún quien defiende que la tierra es plana, cada uno es libre de hacer el payaso como quiera) se vuelque en su particular derbi follacabras sunni-chií (como el Sevilla-Betis, pero con mucha pilosidad facial) a que pongan en el objetivo de su fanatismo a otras sociedades que procuramos practicar el “live and let live”. Si en realidad todo el mundo en esos países estuviera convencido de crear su paraíso islámico, pues con su pan se lo coman. Lo que pasa es que, en muchas ocasiones, los islamistas son sólo una minoría que pretenden imponer su palurdismo a una sociedad que pretende sacudirse la excepcionalidad islámica (Spain is different) y poder vivir como todo el mundo, pero no se atreven a atacar la cabeza de la hidra, y andan interpreta que te interpreta el Corán, para intentar ser normales pero, a su vez, seguir engañándose con que es posible serlo sin traicionar la fe de sus mayores.

                      Ahora, que el Corán se interpreta, como todo texto. La interpretación es parte del proceso de lectura. Pero puedes interpretarlo de forma directa, o puedes poner el disco de los Beatles al revés para escuchar un mensaje satánico… Si lees a Kafka, o a Lorca, cumbres de la literatura universal, tienes que estar dispuesto a penetrar en un universo de realidades paralelas, en las que el autor va envolviendo la idea. Pero en un texto tan ramplón como el Corán, pretender que haya más que la interpretación inmediata, directa del texto, me parece una forma de autoengaño. ¿Que hay quien lo practica? Por supuesto, eso es evidente. Cada cual trata de adaptar el texto a sus convicciones personales, allá cada cual con su honradez intelectual. Yo, después de leer el Corán, tengo una idea bastante clara de la doctrina que quería transmitir el Piojoso. Luego, cada cual, ante la incapacidad de romper ataduras con la religión de sus padres, puede fabular sobre ese texto. También lo podemos hacer con el Mein Kampf o la Biblia. Que, por cierto, lo más común en nuestra sociedad católica no es interpretar la Biblia, sino simplemente ignorarla. Incluso en ambientes muy católicos el Tanaj hebreo prácticamente no se menciona, porque es absolutamente infumable para cualquier persona civilizada, lo interpretes como lo interpretes. Y se quedan con los Evangelios que son, salvo alguna mancha aquí y allá, mucho más light y asumibles por una persona más o menos normal.

                      Y por mucho que interpretes la Biblia, no deja de ser el relato fabulado de las vicisitudes de un pueblo por hacerse un hueco en la historia, a base de salvajadas y exterminios (y continúa). Quien quiera santificar toda esa retahíla de crímenes, allá él y su conciencia.

                      Pero insisto, por qué cuando en vez del islam trato sobre el judeocristianismo, no sientes la necesidad de traerme enlaces al blog de algún catequista para mostrarme que hay otras interpretaciones soft de los textos bíblicos? Ni tú ni tanta otra gente, no eres sólo tú. Ponéis un empeño especial en defender al islam (tú dices que no, a mí así me lo parece, estás todo el rato haciéndome ver que existen otras versiones del islam más edulcoradas, más allá de la rigorista, y sosteniendo su legitimidad histórica) que no ponéis con el cristianismo. Y, realmente, el poco contacto que he tenido con musulmanes, me parecen religiones perfectamente intercambiables. ¿Por qué ese sesgo?

                      Y, de paso, contéstame: ¿tú crees que se puede extraer alguna consecuencia positiva para las poblaciones que viven bajo el yugo de la religión islámica, el que desde occidente autocensuremos las críticas al islam? A la vista está que a nosotros nos vino muy bien poner contra las cuerdas al cristianismo ¿acaso no merecen la misma libertad? ¿son entrañables en su exotismo? ¿te estropearían la foto costumbrista de la kasbah?

                      Comentario por Mendigo — 30 marzo 2017 @ 10:45

                    • Y vuelve la burra al trigo. Presupones demasiadas cosas de un apunte que realmente no creo que tenga tanta trascendencia. Y digo que no la tiene, porque del hecho de que determinados textos considerados sagrados se hayan interpretado no se deriva que la religión a la que esos textos alimentan sea positiva para las sociedades que a ella se adscriben. Las cosas hay que juzgarlas en su justo término. Si te pone nervioso que alguien te diga que los cristianos históricamente no se ven necesariamente representados por el contenido del texto que enlazas, como sé positivamente que es el caso, es tu problema, pero no por ello va a dejar de ser cierto. Si realmente nuestros fundamentos son sólidos en nuestra lucha ideológica contra las religiones, o contra ETA, o contra lo que sea, no necesitamos adulterar la realidad para que nuestro argumentario se vea reforzado. Es necesario superar las religiones aunque las interpretaciones más sectarias y agresivas de las mismas no sean las únicas posibles. ¿Que no enlacé a ningún catequista en el texto que adjuntas? Cierto. En aquella época todavía no había entrado a comentar nada, así que difícilmente. Pero no me voy a esconder tras este argumento pueril. Casi con toda seguridad no lo hubiera hecho de ninguna de las maneras, fundamentalmetne porque me parece innecesario. ¿Qué es lo que me preocupa? Que en mi entorno, cada vez más, se está empezando a considerar a cualquier persona procedente de países de mayoría musulmana como el Gran Otro Hostil estereotipado, estereotipo construido en torno al fundamentalismo rigorista islámico que, por otra parte, es bien real. Ellos son la fuente de nuestros males presentes y futuros. Y aunque sean críticos con la iglesia católica, en ningún caso consideran que todos los ciudadanos de un país católico, o más genéricamente, cristiano, se vean representados por los “highlights” de la Biblia, ni hoy ni ayer. Esto sí sucede con las personas procedentes de países de mayoría musulmana, y no, no es justo y me parece necesario dejarlo claro. ¿Me equivoco? Constantemente, no lo dudes. ¿Tú crees que se puede extraer alguna consecuencia positiva de estos estereotipos? Tal vez sea así. Por ejemplo: Gracias a ellos tomaremos conciencia del problema que se nos viene encima debido a la presión demográfica que sufren esos países y nos enfrentaremos con mayor determinación a las oleadas migratorias que inundarán nuestras calles provocando el caos y la destrucción de nuestros valores (¿a que da miedito?). Movimientos migratorios que estarán compuestos por algunos rigoristas, y otros muchos, supongo que la mayoría, que a pesar de no serlo traerán en la mochila diferencias culturales que pueden generar más de un punto de conflicto. Dejando de lado retóricas programadas para bombardear la amígdala y anular el justo raciocinio, el reto es importante, no lo niego. En nuestra mano está demostrar cuánto hemos avanzado tras más de dos siglos de ilustración.

                      Pero vale, tú prefieres insistir en el presupuesto magufo de que controlas la telepatía y te empeñas en leerme la mente y explicarme cuáles son mis motivaciones. Eres el puto amo. Creo que ya lo dije en otra ocasión. Independientemente de el tema en cuestión, me molesta sobremanera que alguien se monte la película, me convierta en su protagonista, confunda la película con la realidad y finalmente me vea obligado a discutir conmigo mismo, esto es, con las ideas que alguien ha puesto en mi cabeza en su guion peliculero. ¿En qué momento he defendido la legitimidad histórica del islam? Me puede parecer interesante estudiar su implantación y desarrollo pero, ¿legitimarlo?

                      Y a partir de ahí, aunque te empeñes en lo contrario, estoy de acuerdo prácticamente en todo lo que dices. De hecho algunas de las preguntas que me haces están ya respondidas en mis comentarios. Si de verdad entiendes en ellos que autocensuro las críticas al islam o al cristianismo uno de los dos tiene un problema. Y evidentemente defiendo que no soy yo.

                      Comentario por Arnotegi — 30 marzo 2017 @ 14:57

                    • Arno, en serio, no deberías hacerte mala sangre. Si ya nos conocemos. Sabes o me gustaría que supieras que realmente te tengo en alta consideración y estima. Pero no puedes esperar que, en una discusión, me quede parado en el sitio donde quieres golpear, y responda con los golpes que tú esperas que mande. No, no voy a responder lo que tú quieres que responda, respondo lo que yo quiero para hacerte “pupa”. Si no, es un coñazo!

                      “Y vuelve la burra al trigo.” –> IAHHHHHH!!!!!!!!

                      “Presupones demasiadas cosas…” –> Probablemente. Ahí estás tú para desmentirlas o clarificar tu opinión.

                      “determinados textos considerados sagrados se hayan interpretado” –> Interpretar se interpreta todo texto. Lo que tú quieres decir es que se han buscado alternativas a la interpretación directa de los textos. Yo entiendo que porque no les resultaba satisfactoria. En mis propias palabras, se avergonzaban de su propia religión.

                      “la religión a la que esos textos alimentan sea positiva para las sociedades que a ella se adscriben” –> No acabo de comprender, compañero. Una religión positiva es aquella religión que se vehicula a través de un conjunto de dogmas, a diferencia de la religión natural, podríamos decir intuitiva. Si se articula a partir de un texto, es una religión positiva. No?

                      “los cristianos históricamente no se ven necesariamente representados por el contenido del texto que enlazas” –> Pero el texto que enlazo es la Biblia, palabrita de Dios. Me parece no muy bien, sino estupendo que no se sientan representados por toda esa sucesión de crímenes, pero entonces no son cristianos. El cristianismo es una reelaboración humanista de la fe hebrea, pero no la anula sino que la completa. El cristianismo no reniega de toda la revelación anterior, la complementa. Esto es el cristianismo.

                      En el mismo sermón de la montaña, que es el núcleo de la doctrina cristiana (si es que a doctrina llega, porque son cuatro simplezas):

                      No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolirla, sino para cumplirla.
                      Mateo 5:17

                      “no necesitamos adulterar la realidad” –> ¿Pero qué adultero? Yo podré ser en todo caso adúltero, pero adulterar yo? XDDDDDDDDD Vamos a ver, mi amor. Si ahora yo me pongo una diadema con unas orejas de trapo y digo que soy el conejo de Pascua ¿soy el conejo de Pascua? Que haya alguien que diga, soy cristiano, pero rechazo parte del contenido de la Biblia, eso lo hace cristiano? Soy musulmán, pero me busco interpretaciones imaginativas del Corán, porque lo que dice es una salvajada ¿es musulmán? Tú te empeñas en mostrarme estos casos, y yo te sigo diciendo que vale, que por supuesto que existe gente así, pero que ni el primero reinventa el cristianismo, ni el segundo el islam. Están ya inventados.

                      “las interpretaciones más sectarias y agresivas de las mismas no sean las únicas posibles” –> Pero vamos a ver, no es que yo me ponga a buscarle las vueltas a una frase para interpretarla de la peor forma posible. Yo sólo me limito a transcribir la frase, de una serie de traducciones entre las más conocidas y aceptadas. Sin ningún comentario por mi parte.

                      Tomo la Sura de las Mujeres, aleya 11, sobre el reparto de la herencia:

                      Allah os ordena lo siguiente en lo que toca a vuestros hijos: que la porción del varón equivalga a la de dos hembras.
                      Allah dictamina respecto a [la herencia de] vuestros hijos: Al varón le corresponde lo mismo que a dos mujeres
                      Con relación a vuestros hijos, Dios os prescribe: al varón le corresponde el equivalente a la porción de dos hembras
                      Voici ce qu’Allah vous enjoint au sujet de vos enfants: au fils, une part équivalente à celle de deux filles.
                      God instructs you regarding your children: The male receives the equivalent of the share of two females.
                      God instructs you regarding your children: The male receives the equivalent of the share of two females.
                      Allah instructs you concerning your children: for the male, what is equal to the share of two females.

                      (te recomiendo que pinches en este último enlace, es una preciosidad)

                      Bueno, después de esta serie de traducciones, si quieres podemos aportar más, ¿qué es lo que crees que quería decir Mahoma? A ver, dime. Pero ni se te ocurra imaginar que, en realidad, quería decir lo que dijo, que los hijos recibieran el doble de dote que las hijas, porque entonces eres un racista islamófobo amigo de Le Pen. Eso está muy muy mal, porque todo el mundo sabe que el islam no tiene nada de discriminatorio contra la mujer, es más, es en realidad liberador. Así que, venga, interprétame esa aleya, de un modo que no sea “interpretaciones más sectarias y agresivas”. Una buena interpretación, eh? Alegro maestoso ma non troppo.

                      XDDDDDDDDDDDDD

                      “Casi con toda seguridad no lo hubiera hecho de ninguna de las maneras, fundamentalmetne porque me parece innecesario.” –> ¿Y por qué te parece innecesario? Porque en nuestra sociedad, ya hemos alcanzado un nivel bastante saludable de crítica a la religión. Bien. ¿Tú crees que ese nivel de controversia se ha alcanzado en las sociedades islámicas? Item más: ¿Tú crees que ese nivel se ha alcanzado en las sociedades occidentales respecto al islam?

                      “se está empezando a considerar a cualquier persona procedente de países de mayoría musulmana como el Gran Otro Hostil” –> Una cosa. Tú percibes esa misma consideración en tu entorno hacia inmigrantes de otro origen? Hay otros Otros, en nuestra sociedad hay una gran abundancia de latinoamericanos, de europeos orientales, de chinos, de subsaharianos… Sin embargo, la alarma salta con los musulmanes. Por supuesto, problemas de xenofobia los sufren todos, pero es evidente, y sobre todo en otros países con una tasa de inmigración más alta, que el conflicto se centra con los inmigrantes musulmanes. ¿Acaso somos racistamente selectivos? Sabes que voy mucho a Francia, y tienen una comunidad oriental (Indochina, su antigua colonia) muy grande. Sus rasgos son fácilmente reconocibles, destacan muchísimo entre europeos. Tú alguna vez has escuchado algún problema de integración referente a la comunidad vietnamita? De acuerdo, los franceses y los holandeses son selectivos en su racismo, lo hacen contra los norteafricanos. Pero eso no me explica, entonces, porque la mayoría de argelinos, tunecinos, marroquíes… se han integrado en la sociedad francesa y ahora son tratados como uno más.

                      “estereotipo construido en torno al fundamentalismo rigorista islámico” –> Mira, la última vez que estuve en Cahors, me crucé con una mujer con el Niqab, con sólo una rendija para los ojos. Hasta llevaba guantes negros. Hace veinte años que visito Francia y es la primera vez que lo encuentro. Y no era un “estereotipo”, como dices. Era una mujer (supongo) de carne (mucha, por el régimen carcelario al que se ve sometida) y hueso. Por otra parte, comentaba de una rapaza con rasgos magrebíes, con vaqueros ceñidos y una birra en la mano, con la que estuvimos charlando. Una entraba con la compra, en un edificio en el que al parecer sólo habitaban otros norteafricanos. La otra, estaba de visita en casa de unos amigos franceses. ¿Integración? Bueno, según la voluntad que ponga cada uno, como es obvio.

                      “Ellos son la fuente de nuestros males presentes y futuros.” –> No de todos, pero si de buena parte de las guerras y de la inestabilidad internacional en la última década, y la cosa cada vez se pone cada vez más calentita. Haz un repaso de los conflictos abiertos en el mundo. O, como he dicho otras veces, haz un repaso de la situación de las libertades civiles, la democracia, los derechos de la mujer… en los países de mayoría musulmana.

                      “Esto sí sucede con las personas procedentes de países de mayoría musulmana” –> No es cierto. Te podría enumerar un par de casos muy cercanos de marroquíes que llevan aquí años trabajando, y participan en nuestra sociedad como cualquier otro. De hecho, sobre todo a la chica, hay que prestar atención a su acento, porque casi ni se le nota. Pero claro, si empeñas en vestir con un saco de patatas, en no tener trato con nadie que no sea de tu secta, y pretender seguir viviendo igual que cuando vivías en la aldea… pues así, no te integras. Pero vengas de Marruecos, como si vienes de Cuspedriños de Arriba, simplemente no te integras. Pero si tienes voluntad de integrarte… no existe una animadversión especial a los norteafricanos. A las costumbres retrógradas del islam sí, por supuesto, afortunadamente.

                      ¿Tú crees que se puede extraer alguna consecuencia positiva de estos estereotipos? –> ¿Y tú crees que se puede extraer alguna consecuencia positiva de que una mujer tenga que salir a la calle convertida en un fantasma, hacer la compra y de vuelta a su casa? Porque te estoy diciendo que eso no es un estereotipo, sino un caso real.

                      “Gracias a ellos tomaremos conciencia del problema que se nos viene encima debido a la presión demográfica que sufren esos países y nos enfrentaremos con mayor determinación a las oleadas migratorias que inundarán nuestras calles provocando el caos y la destrucción de nuestros valores” –> Sudamérica también tiene una demografía potente y, salvo los racistas, que evidentemente odian todo lo que no sean ellos mismos, no veo a nadie que los considere una amenaza. He salido mucho con ecuatorianos y brasileños y, en general, la relación con la población local es amistosa. Con los magrebíes, en cuanto se liberan de las ataduras que les impone su religión, del nosotros y el ellos, también tengo constancia que son bien acogidos (con las excepciones de los fascistas de siempre, pero en realidad su rechazo también lo he tenido que sufrir yo).

                      Pero haces bien en mencionar los valores, porque realmente es el quid de la cuestión. Los musulmanes tienen unos valores extremadamente reaccionarios, que entran en confrontación con los de una sociedad avanzada. Normalmente, cuando el paleto venía de la aldea y llegaba a la gran ciudad, procuraba ponerse al corriente. Pero la exacerbación religiosa les ha hecho creer que no, que los avanzados son ellos, no tienen nada que copiar de las sociedades más desarrolladas.

                      Y en esas estamos, con una parte de la sociedad que vive de espaldas al resto. El islam es un obstáculo para la integración de los inmigrantes, y realmente está creando mucha frustración en esta población. Las primeras víctimas de su superstición, son ellos.

                      ” traerán en la mochila diferencias culturales que pueden generar más de un punto de conflicto” –> Todo inmigrante trae, por supuesto, diferencias culturales. Pero no tienen, ni mucho menos, que ser conflictivas. Los chinos del bazar de enfrente son, culturalmente, marcianos para nuestra cultura. Su hija habla gallego y sale con sus amigas como una más. Esas diferencias culturales son enriquecedoras. El problema no es la cultura, sino la incultura, el provincianismo.

                      “En nuestra mano está demostrar cuánto hemos avanzado tras más de dos siglos de ilustración.” –> Pas grand chose, à vrai dire.

                      “tú prefieres insistir en el presupuesto magufo de que controlas la telepatía y te empeñas en leerme la mente y explicarme cuáles son mis motivaciones” —> ¿?¿?¿?¿? Y ahora, qué he dicho yo? Pero si además, no estaba aseverando, sino preguntando cuál es la necesidad que tenéis de defender una religión que es tan reaccionaria como la que más. Tú has dicho que no la defiendes, yo creo que sí, pues ya está. He aportado algunas suposiciones de por qué existe ese movimiento de victimización del islam en la izquierda, no sé si tú te reconoces en alguna o no.

                      Pero, por cómo has saltado, me parece que he pinchado hueso.

                      XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

                      “¿En qué momento he defendido la legitimidad histórica del islam?” –> A ver si leemos lo que se escribe. Yo dije que: “…existen otras versiones del islam más edulcoradas, más allá de la rigorista, y sosteniendo su legitimidad histórica.” Por lo tanto, no digo que tú defiendas la legitimidad histórica del islam, sino de la legitimidad histórica de las versiones más edulcoradas del islam. Es decir, yo digo que tú dices que a lo largo de la historia han existido otras interpretaciones del Corán. ¿Dónde lo dices? Por ejemplo, aquí: “el Corán hay que interpretarlo, y que de hecho, la interpretación rigorista no ha sido la más común a lo largo de la historia islámica. Aceptar las tesis rigoristas y presentar éstas como la única no-interpretación posible no me parece justo.”

                      “Me puede parecer interesante estudiar su implantación y desarrollo pero, ¿legitimarlo?” –> No, considerar legítimas las interpretaciones históricas más tolerantes, frente a mi posición, que las considero poco más que un juego de trileros intelectual, sólo que el trilero es a la vez el pardillo, se engaña a sí mismo.

                      “estoy de acuerdo prácticamente en todo lo que dices” –> No jodas, que se nos acaba la diversión! Eso nunca!!!

                      “Si de verdad entiendes en ellos que autocensuro las críticas al islam o al cristianismo uno de los dos tiene un problema.” –> Sí, lo creo (y no es por tocar los huevos). Autocensuras las primeras y obvias las segundas. Y no eres sólo tú, como tú hay miles. Y me gustaría saber por qué (pero tú, como mucho, es evidente, sólo podrías explicarme tu caso), porque nos está costando a la izquierda mucha credibilidad. Yo, cuando leo cosas como la que he puesto al principio, no me paro a buscarle interpretaciones fantasiosas: me cago en el cerdo que lo escribió y en los que pretendan que esa porquería discriminatoria tenga alguna validez en una sociedad moderna.

                      Venga, tronk, no te sulfures. Te defiendes estupendamente, es un placer echar un pulso contigo.

                      😉

                      Comentario por Mendigo — 31 marzo 2017 @ 1:27

              • Saludos:

                Creo que alguien que ha leído la “Muqaddima” si puede aportar muchas ideas interesantes.

                Si queremos derrocar la locura a que nos está llevando esa panda de desgraciados primero tenemos que conocerlos. La mejor manera es ir directamente a sus fuentes ideológicas. Es importante, antes de leer el texto, mirar un poco la biografía de Sayyid Qutb. Incluso hay un documental en yuotube que está en castellano.

                Las ideas de Sayyid Qutb son parte del origen de este tipo de movimientos extremistas. Los medios de comunicación nos muestran a esta gente como salidos de una cueva kalasnikov en mano. Una imagen muy simplificada. Tienen un discurso ideológico propio que deberíamos conocer.

                Me alegra que te sea de interés el texto. Por supuesto me gustaría saber tus opiniones sobre el libro.

                Comentario por Vicente Millán — 28 marzo 2017 @ 22:17 | Responder

                • Ya ves que mi estrategia es distinta: presentar una enmienda a la totalidad. El Corán es una bazofia, el Tanaj es una aberración moral al cual se le superponen unos Evangelios que son pura pacotilla para mentes débiles.

                  La Humanidad tiene que liberarse, cuanto antes mejor, de las supersticiones religiosas que nos enfrentan. La estrategia de paños calientes, de que no es ése el verdadero islam, sólo añade confusión donde debiera haber claridad: rechazo a toda ideología totalitaria, y no conozco nada más totalitario que las teocracias, a las que aspira toda religión (es una definición, toda religión aspira a constituirse en guía moral de una comunidad).

                  Comentario por Mendigo — 29 marzo 2017 @ 0:28 | Responder

            • JOAS JOAS JOAS JOAS JOAS

              JAJAJAJAJAJAJAJAJA

              A ver, 600 páginas de un libro que, realmente, tampoco me aporta nada (y, además, está en un idioma que ni domino, ni siquiera me gusta), no voy a negar que es lo que se llama un tostón. Pero… en peores plazas hemos toreao, compadre, te lo aseguro. Acabo de cerrar con alivio un tochaco de correspondencia y discursos de Lenin que… uf! Sin embargo, es importante. Porque cuando te hablan de Lenin, cada uno incluye sus prejuicios en la valoración, y quería conocer a ese personaje de primera mano (si te pica la curiosidad, en el plano personal, más allá de la importancia de su figura histórica, me parece un curita renegado). Lo mismo con los hadices, quiero formarme yo mi propia opinión, para no depender de juicios ajenos.

              Hay una cosa que me molesta de todo este asunto, y es el hablar de “cultura musulmana”. Si no reconozco la existencia de algo llamado “cultura española”, imagínate de un espacio geográfico con las dimensiones de un continente. Yo prefiero hablar de “incultura islámica” (admito que con un pequeño afán provocador, como siempre), pues todas esas sociedades tienen culturas propias que han sido condicionadas, cuando no amputadas, por la religión del Piojoso. El caso persa me viene como anillo al dedo, pero tenemos mucho más cerca un pueblo hermano: el amazigh. E igual que se ha identificado a España con Castilla, se ha identificado sociedad islámica con árabe, siendo esta lengua la de la enseñanza, la administración, la religión… relegando a las lenguas vernáculas en muchas partes (no en Irán, que sólo tomaron los caracteres cúficos para escribir su propia lengua).

              Muchas gracias por las referencias bibliográficas. El primero, y hablo sólo después de ojearlo rápidamente, tiene un mérito enciclopédico, reunir las principales religiones asiáticas, de Zoroastro a Mahoma, tiene tela. Pero… bueno, tengo que mirarlo un poco más, pero creo que mejor ir eligiendo libros uno a uno.

              The Islamic society is, by its very nature, the only civilized society, and the jahili societies (la sociedad de la guerra, las no-musulmanas), in all their various forms, are backward societies. It is necessary to elucidate this great truth.

              Buah, cómo mola! Ves? Esta es la única escapatoria de una religión si pretende ser fiel a sus dogmas: una huida hacia adelante. ¿Qué importa la evidencia? La realidad es prescindible, lo importante es creer con la fe suficiente y todo es posible.

              ¿Por qué triunfa esta visión? Porque es honesta, es consecuente. La gente va aprendiendo a leer, y se da cuenta que entre lo que dice el Corán, y su aplicación a la vida cotidiana, media una gran distancia. Entonce ¿quién está confundido? Allah/Mahoma, o los que lo interpretan de forma tan relajada tratando de burlar sus exigencias? Allah/Mahoma no pueden estar equivocados, así que si dicen que el día es noche, y la noche es día, un musulmán no tiene más remedio que asentir.

              Quiero explicarme. Yo valoro que alguien sea fiel a los postulados. Es como un problema matemático, defines unas condiciones de partida, y llegas a unas conclusiones. Si estableces el Corán y los hadices como condiciones de contorno, a lo que llegas necesariamente es a algo necesariamente similar al Estado Islámico. Otro tipo de visiones acomodaticias, lo que pretenden es hacer trampa es las operaciones y saltarse restricciones (como precisamente la de no buscarle tres pies al gato al Corán, sino obedecerlo).

              Es un texto corto y bien escrito, te agradezco fervorosamente que me lo des a conocer y te prometo que podremos comentarlo en breve. A ver si se suma el talibán energético euskaldune que tengo aquí abajo, que es un placer discutir con él. XDDDDDDDDDDDDDDDD

              Un abrazote!!!!!

              Comentario por Mendigo — 28 marzo 2017 @ 19:49 | Responder

              • Saludos:

                Siento la misma repulsión que tú ante el inglés. Pero, si queremos informarnos del islam, necesitaremos el inglés o el francés. El material que hay en castellano es limitado y pésimo.

                Lo de “cultura musulmana” es una forma de hablar. Tienes toda la razón; no podemos meter en el mismo saco a un bereber, a un beduino o a un persa. El problema es que islamizar significa arabizar y eso ha sido motivo de aculturación de muchos pueblos, sobre todo los ágrafos. Conozco casos directamente, sobre todo en el África subsahariana.

                Una cosa muy importante. Jahiliya es un término clave para comprender el mensaje de Sayyid Qutb. No es lo que tú pones. El término hace referencia a la edad de la ignorancia antes de la llegada del profeta. Para Sayyid Qutb esos ignorantes son los musulmanes occidentalizados de su tiempo más que nosotros.

                Esa visión no triunfa por honesta o coherente. Esa visión ha sembrado la devastación por todo el islam porque hay manos muy poderosas que la apoyaron desde el principio. Al igual que pasó con el fascismo en el pasado hay mucho interés en utilizar estos movimientos para aplastar cualquier iniciativa progresista. Más de un takfiri enloquecería si supiese que su movimiento está financiado por infieles de lejanos países. Triunfan porque tienen apoyos muy importantes y saben perfectamente como aprovecharse de la desesperación en el territorio del dolor.

                Un ser humano no es una ecuación diferencial. Una serie de fenómenos históricos en los que participa tampoco. Hace años nadie hubiese pensado que “necesariamente” nacería algo como el DAESH (llamémoslo así que sé que les jode, significa algo parecido a mete patas).

                Un abrazo

                Comentario por Vicente Millán — 28 marzo 2017 @ 23:22 | Responder

                • Informarnos sobre cualquier cosa. Es un idioma construído a porrazos, pero es jodidamente útil.

                  “Jahiliya es un término clave para comprender el mensaje de Sayyid Qutb. No es lo que tú pones. El término hace referencia a la edad de la ignorancia antes de la llegada del profeta” –> Cierto, mis disculpas. Me he confundido con otro término, dar al-Harb. Ya digo que mi conocimiento de esos términos musulmanes es muy superficial.

                  “Esa visión no triunfa por honesta o coherente. Esa visión ha sembrado la devastación por todo el islam porque hay manos muy poderosas que la apoyaron desde el principio. […]” –> Pero Vicente, ¿ambas proposiciones son necesariamente excluyentes? Sí, estoy muy de acuerdo con lo que dices (es bastante obvio, por otra parte). Sin embargo, todo esa campaña de apostolado wahabita se ha sustentado en un edificio teológico muy sólido construido en las universidades del Golfo y Egipto. He leído Dabiq y eso no lo ha escrito (ni maquetado) un follacabras salido del desierto, está muy bien hecha. Igual que digo que el Corán es una mierda, esa revista tiene más calidad que la mayoría que puedes comprar en el kiosko de abajo de tu casa.

                  Y toda esa mireda engancha porque la gente se da cuenta que esta gente tiene un mensaje consecuente, no se avergüenza de su religión sino que la toma en serio. Al menos, es lo que yo he creído percibir de lo que leo aquí y allá. No me basta la explicación de que son jóvenes confusos, sin un proyecto vital… porque joder, de eso hay a patadas en cualquier suburbio de todos los lugares del mundo, pero sólo a un musulmán se le ocurre subirse a un coche con blindaje tradicional y atiborrado de dinamita y lanzarlo contra un checkpoint. Una forma de desahogar la frustración cuanto menos curiosa.

                  “Hace años nadie hubiese pensado que “necesariamente” nacería algo como el DAESH” –> ¿Nadie? Mmmm. Quizá no con esa forma exacta, pero tú mismo has expuesto el origen: se está patrocinando una versión rigorista del islam sobre otras tradicionales mucho más tolerantes (por ejemplo, es evidente en nuestro vecino Marruecos). Si metes miles de millones de petrodólares en publicitar galletas Cuétara, comerá las putas galletitas hasta el gordinfloncito norcoreano. Funciona. Si encima llueve sobre mojado, es decir, sobre una población a la que desde su más tierna infancia se la ha manipulado para aceptar al Corán como la hostia bendita, pues… 2+2=4. Es más, espera que le ponga las pilas a mi bola del futuro… ya. Pues mira, me dice que esto es sólo el principio, el fenómeno integrista va a ir a más, y que quizá incluso se acabe llevando por delante la mano que más lo amamantó, la familia Saud. Y pasemos del panarabismo al panislamismo, y bastante tendremos los demás con mantener la herida abierta entre suníes y chiíes, porque el día que hagan causa común, el mundo tendrá un grave problema.

                  Por suerte, hay tanto sectarismo que no parece que eso vaya a ocurrir mañana.

                  Inshallah!

                  O, en árabe hispánico: ojalá!

                  🙂

                  Comentario por Mendigo — 29 marzo 2017 @ 0:21 | Responder

                • “DAESH (llamémoslo así que sé que les jode, significa algo parecido a mete patas)” –> A ver, lo de llamarles algo que les moleste, me parece un comportamiento en extremo pueril. Ya sé, ya sé que está extendido. Lo que yo espero es que se forme una fuerza lo suficientemente potente y competente que les dé como opción dejar las armas o recibir pasaporte a la Yanna, con sus 40 putas siempre vírgenes para cada uno y sus ríos de vino (es que no se puede ser más soez). Si no les jode, sino que además lo están deseando, pues estupendo, así todos contentos.

                  Vamos a ver, cuando hablo de Euskadi Ta Askatasuna, no me pongo a elucubrar si quieren en realidad la libertad de Euskadi o no, si sería mejor llamarles de otra forma… A ver, es el nombre que le han puesto a su organización. Como el GAL, el IRA o los Legionarios de Cristo Rey. Que yo lo considere más o menos correcto es irrelevante. Igualmente, Ahrār al-Shām, su nombre completo es Harakat Ahrar al-Sham al-Islamiyya, o Movimiento Islámico de las Hombres Libres de Levante. ¿Me parece procedente u oportuno? Pues seguramente no, pero es el nombre que le han puesto a su organización. Con el otro gran grupo rebelde, Hay’at Tahrir al-Sham, Comité para la Liberación de Levante, tres cuartas de lo mismo. Hizbullah, Hashed al Shaabi…

                  El nombre actual de la organización es ad-Dawlah al-Islāmiyah, cuya traducción es más o menos Estado Islámico. Y a quien no le parezca bien ese término, pues lo mismo que con el de ETA, vas y lo discutes con quien se lo puso.

                  Ahora bien, es que, además, me parece un nombre suficientemente descriptivo: es la materialización de un proto-Estado (fallido, y no gracias a las puerilidades que tengo escuchado, por ejemplo, de Podemos) regido por la sharia. Es la aproximación más fiel a la voluntad de Mahoma descrita en el Corán y los hadices. Han seguido su ejemplo, y el de los primeros califas: Estados teocráticos con un extremado carácter belicoso y expansionista. Esto, es a lo que nos conduce considerar el Corán como libro revelado y a Mahoma como modelo de perfección a imitar. Al Estado Islámico.

                  En sus versiones más descafeinadas, tenemos otras dos teocracias, la saudí y la iraní, los campeones mundiales en la aplicación de la pena de muerte, por tamaño relativo de sus poblaciones. Una gente tan maravillosa, como decía el relato de Arnotegi, que consiente que el Estado, en su nombre, ahorque delincuentes usando una grúa de obra. Sea sunni o shía, aplicado sobre sociedades norteafricanas o del sudeste asiático, constato que el islam consiste en la negación de la libertad del individuo. Y cuanto más islam, más crímenes y más represión.

                  Y el pináculo del islam, su aplicación más fiel y rigurosa, es el Estado Islámico.

                  El problema no es el nombre. El problema es el islam que, insisto, no es lo que nosotros queramos que sea, es la doctrina contenida en el Corán y los hadices.

                  Comentario por Mendigo — 29 marzo 2017 @ 9:23 | Responder

                  • Saludos:

                    Veo que no se puede bromear. No vamos a sacar nada de una simple anécdota acerca del nombre de esta panda.

                    Me parece mucho más interesante cuando comentas la posición de ciertos sectores de la izquierda ante lo que está pasando. Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentaste sobre las posiciones de Podemos (excelente texto). Frente al Daesh no hay pacifismo que valga, hay que mandarlos al infierno. Ellos no van a tener piedad de ti.

                    Que Daesh sea “el pináculo del islam, su aplicación más fiel y rigurosa” es muy discutible. No quiero entrar en cosas doctrinales, son muy aburridas, pero incumplen sistemáticamente muchos preceptos coránicos, sobre todo los relativos a la jihad. Simplemente usan su supuesto rigorismo en busca de sus intereses.

                    Comentario por Vicente Millán — 29 marzo 2017 @ 11:00 | Responder

                    • Se puede, se puede.

                      Por favor, no hagas caso de mi forma de contestar, a veces comprendo que puedo parecer poco amable pero es sólo la forma que tengo de discutir. Es como si jugásemos al ajedrez, intentaría ir a causarte bajas, sin que eso implique que tenga ningún sentimiento de animadversión personal. Si yo comprendo tu postura, pero si pretendemos seguir adelante con la discusión, he de crear una antagónica.

                      Sobre Podemos: a mí me da mucho miedo que apliquen el mismo nivel de soluciones mágicas, a temas como la economía. Ya ves que yo propongo medidas de corte inequívocamente socialista, no tengo ningún complejo, pero siempre teniendo en cuenta que la economía de un país es una maquinaria muy compleja, en la que hay que tocar con mucho cuidado si no quieres arruinarla. Y los ciudadanos te eligen para que mejores su situación, no para que los conduzcas a la miseria. He estado dentro del círculo de Economía, he visto el nivel de los debates, y me han entrado sudores fríos.

                      Sobre el Estado Islámico. Realmente, no le deseo mal a nadie, ni siquiera a los que han matado a manos llenas. Realmente, lo que hay que hacer es detenerlos, para que no sigan causando más daño. Pero claro, ¿cómo detienes a alguien armando hasta los dientes sin causarle la muerte? Se experimentó en los ’70 con armas químicas no letales, pero en campo abierto tienen muy poca efectividad y, en áreas urbanas, la dosis que consiguiese inhabilitar a un combatiente podría ser letal o causar secuelas a niños o ancianos.

                      Por otra parte, y no quisiera que se me malinterpretase, pero necesariamente esta guerra va a causar mucho dolor, va traer consecuencias muy graves, en el bando del integrismo suní. Hay muchos paralelismos con el III Reich; a los árabes suníes se les ha regalado el oído con que son superiores, Allah está con ellos y les garantiza que algún día tendrán al resto de pueblos a sus pies; los kuffar son (somos) humanos inferiores, privados de entendimiento según nos describe el mismo Corán, que deben ser sometidos al orden del islam… Muy parecido a la basura racista nazi, sólo que cambiando árabe suní por ario germánico. En ambos casos, iniciaron una campaña de expansión de su Liebensraum a costa de los vecinos de diferente etnia/religión, empleando la limpieza étnica y el genocidio sin miramientos (por qué habrían de tenerlos? los otros no pertenecen a la raza elegida!).

                      Esos impulsos supremacistas deben acarrear consecuencias, tanto para la Alemania nazi como para el sunistán en Levante. Y reitero que en ambos casos, partían de unas reclamaciones legítimas, las poblaciones germánicas que quedaron tras la frontera de Francia, Polonia, Checoslovaquia… y que estaban siendo aculturizadas, o el sectarismo de los gobiernos chiíes de Bagdad y Damasco.

                      Cuando todo esto acabe, la posición de los suníes en la región deberá quedar debilitada, para que quede claro que la vía de la guerra y el exterminio no es válida. Lo digo por la supuesta “población civil” que, necesariamente, está sufriendo los bombardeos de Mosul y va a sufrir la toma de Raqqa. Que me expliquen cómo una fuerza de 4.000 milicianos puede mantener el control de una ciudad en la que aún quedaba más de medio millón de habitantes, si no es con su complacencia. Porque quedaron los suníes, muy ufanos de hacerse con toda la ciudad después de haber visto cómo expulsaban a sus vecinos chíies, kurdos, yazidíes, caldeos… El supremacismo debe traer consecuencias.

                      “incumplen sistemáticamente muchos preceptos coránicos, sobre todo los relativos a la jihad” –> Bueno, para empezar cumplen el principal mandato: hacerla. Expandir el territorio sometido a las leyes de Allah. Con eso, ya le sacan ventaja al resto de los que se dicen musulmanes. Luego, contando que el Corán ordena matar a los combatientes y esclavizar a mujeres y niños, y apropiarse del botín tras repartir con el Enviado, en general, se puede decir que lo cumplen bastante bien.

                      “usan su supuesto rigorismo en busca de sus intereses” –> Bueno, sí y no. A ver, lo que no se les puede negar a esta gente, al menos a la clase de tropa, es que están dispuestos a todo por su credo (y no sólo la tropa, cada día hay noticias de que muere un emir. No son unos oportunistas o aprovechados, si hay que morir luchando, se muere. En general, por supuesto. Están demostrando una bravura en el campo de batalla increíble, siempre contando con menos medios y supliéndolos con imaginación. Ya he dicho que hasta cierto punto, los respeto. Aunque por lo mismo, también los desprecio, porque hasta en la guerra tiene que haber cierta lógica y medida. En Mosul, por ejemplo, tienen la batalla perdida hace semanas. Cualquiera con dos dedos de frente debe ofrecer la capitulación ante un final consabido, para ahorrar la carnicería a tus hombres, y a la población civil en medio de la cual estás luchando (que también, tiene cojones el campo en el que han elegido luchar, hay que ser hijo de mala madre). Pero no, es evidente que tanto en Mosul como en Raqqa habrá que tomarlas casa por casa, con una sangría en ambos bandos, y con los “civiles” (aquí nadie es inocente) que pillen entre ambos bandos. Como el fin último es lograr un pase para el Mahoma’s Club.

                      La religión es una enfermedad mental de tipo social.

                      Comentario por Mendigo — 29 marzo 2017 @ 16:56

  8. Tu prolificidad y la de alguno de tus contertulios unidas a mi TDA y H me hacen ir mil pasos por detrás. Apenas acabo de asimilar y metamorfosearme después de leer una de tus entradas, me arrollas con la siguiente. Tus palabras estimulan, enseñan, arengan, cabrean, seducen y me encantan, pero nunca me habían desarmado y me habían hecho sentir sola. Será que después de volar a mis montañas tengo nostalgia y me arrastro morriñosa.
    Desarmada porque mi cerebro hiperactivo me impide construir cuatro párrafos sin un intenso esfuerzo y sin tomar unos cuantos “baños de bosque” que tengo bien difícil entre tanto hormigón que me rodea. Y sola porque nada en mi entorno madrileño se parece a la vida con la que sueño ( ya me gustaría a mi contar cormoranes y ver nutrias pescando como hace David Álvarez)
    Yo no he leído el Corán, pero si me he sentado muchas veces con mi padre( ¡ves como tengo que presentártelo?) y Mustafá, un chico del Atlas marroquí que ayudaba a mi madre con el huerto. De mayo a octubre, cada martes, jueves y sábado. A la una de la tarde. Justo al terminar la jornada. En la mesa del patio de mi casa. Con una tapa de queso de cabra a poder ser, un vaso de agua y el cubata de ron de mi padre. Y en el medio el Corán y la Biblia. Y entre versículo y aleya Mustafá quería convencer a mi padre y mi padre a Mustafá. Era una hora intensa entre dos hombres que nunca se ponía de acuerdo y que siempre se despedían con un afectuoso apretón de manos. Y así varios años y unos cuantos suras. Pasatiempos les llamaba mi madre…Excepto en Ramadán que Mustafá declinaba la tertulia. No sé si porque se sentía traicionado o traidor.
    Hace tres años Mustafá se fue a buscar a su prima-novia. Creo que se fue porque su verdadero Ramadán era la soledad. Ni su Corán ni Alá que se iba con él en la bici cada tarde le hacían feliz. Ya no he vuelto a ver a mi padre leer el Corán.
    Bueno y para seguir con mi empeño de instruirte…………….te recomiendo un documental de nuevo. Esta vez de alguien cercano, David Álvarez. No son lagartijas, pero también son seres mágicos: “Los últimos dragones de Oviedo”
    Un abrazo Mendigo

    Comentario por Amor — 30 marzo 2017 @ 21:20 | Responder

    • Ah! Pero… vives en Madriz?

      Uf! Mi más sentido pésame. Me sorprende, por eso, en alguien como tú. No sé por qué yo creía que vivías en Asturias, por algún comentario que hiciste. A ver, dentro de lo que cabe para una ciudad de cinco millones de habitantes, Madriz es bastante tolerable. Hay urbes mucho más pequeñas, como Milán, en las que hay muchos menos espacios de esparcimiento, pulmones verdes…

      Además, a una hora en coche ya estás en la Sierra, con rincones preciosos (te recomiendo la sierra pobre, muchísimo más tranquila).

      Una cosa, compi. Que tu padre, me figuro un señor ya entrado en años, saque una Biblia, lo entiendo. ¿Pero no te parece raro que un chico que me describes como joven, quizá más joven que tú, saque un Corán y se ponga a discutir de religión? Vale, la mayoría de mis colegas han sido ateos, ateísimos y lo siguiente. Pero bueno, también he tratado con algún católico, no creas. Pero yo no he conocido a nadie de mi edad, que saque un breviario, o una biblia, o lo que sea, y se ponga a debatir sobre ella. Ese nivel de chifladura, entre gente joven, sólo lo he visto con los Testículos y los Mormones. Otras sectas.

      No es normal, en nuestra época, que un joven se dedique a esas caralladas. Para ello, ha debido estar sometido a un lavado mental, con prelavado, centrifugado y vuelta a empezar como el que sufrieron de pequeños nuestros padres, y que hace que, después de tantos años, sean proclives a creer en amigos invisibles y demás fabulaciones.

      Mira, te cuento de dónde me viene mi fijación con el islam. Uso el skype para charlar con franco y angloparlantes, para no perder el nivel. En el caso de los franceses, la mayoría de mis compañeros han sido magrebíes. Simplemente, hay más disponibilidad, hay muchos que quieren un intercambio para aprender español. Curiosamente, de franceses hay menos, y la mayoría en edad escolar, por los estudios, y no me veo yo hablando con un crío de 14 años. Y la verdad, en general suelo encontrarme más a gusto con magrebíes que con franceses, en general son un poquito menos gilipollas (aunque más que con el origen, el nivel de gilipollez suele ser inversamente proporcional a la edad, los críos suelen ser de bofetada).

      Bueno, el caso es que di con una chica argelina, que era una de las que Arnotegi llama “estereotipos”. Tenía veintipocos, ya tiempo para mantener una mínima conversación adulta. Y lo cierto es que no pensaba mal, pero me daba muchísima lástima con lo que habían hecho con ella. Cuando hablaba, parecía un papagallo, repetía la cartilla que le habían hecho aprender, y además con todo convencimiento y candor. Tenía respuesta de niña, contándote que el ratoncito Pérez le ha traído un regalo. Era muy triste, parecía salida de una película en blanco y negro de la escuela franquista. A veces, estábamos hablando, y me tenía que dejar porque tenía que ir a hacer sus oraciones. ¿?¿?¿? A ver, que tienes 20 tacos, sal, vive la vida… no te pongas en un cuarto a postrarte ante tus supersticiones! Evidentemente, nuestra “relación” terminó muy mal. Empezó queriéndome catequizar (de hecho, estuve dudando si sería el propósito por el que rondaba los grupos de conversación, porque interés en el idioma castellano ponía bastante poco), luego en vez de ganar terreno, ya estaba a la defensiva con su religión (como te puedes imaginar, tengo munición para rato, con mi ejemplar de Corán anotado al lado). Al final, fue muy evidente que su “guía espiritual” le aconsejó que cortase terminantemente, porque veía que podía acabar siendo la cazadora cazada, porque algunas de las andanadas que le soltaba la dejaban pensando. Y eso de pensar es muuuuy malo.

      Pues eso, conocí a una chica que estaba recluída en su burbuja islamista, y es como ver un pájaro en una jaula. Desolador. Desde entonces, le cogí al islam la misma manía que le tengo al catolicismo. Porque veía que era lo mismo, sus contestaciones me recordaban a las pendejadas que había escuchado de crío, en clase de religión, catequesis, confirmación… (he contado alguna vez que me metí a confirmación, sólo por intentar enrollarme con una pivita que iba?). Lo que tanta panda de gilipollas ven como una religión exótica, no es más que la mierda del curita de pueblo de toda la vida, pero pasada de rosca. Y financiada con petrodólares, con el placet de la CIA.

      Por cierto, la chica tenía un nombre precioso: Kawla. Cierva (o corza), en árabe. Me dolía pensar en una cierva en cautividad. Espero que, dentro de varias generaciones, no quede ninguna y todas puedan correr libres de prejuicios, culpas y miedos.

      Y mira, en este caso aciertas: aún no he visto el documental de David. Andaba comentando con Daniel que me ha picado, porque saca fotos casi tan buenas como las mías, y esto no se puede consentir. XDDDDDDDDDDD

      Estoy desempolvando mis viejos objetivos, a ver si pongo las cosas en su sitio. 🙂

      Un abrazote, compi! (y otro para tu padre)

      Comentario por Mendigo — 31 marzo 2017 @ 2:05 | Responder

  9. ostras Kawla! Mustafa llamaba así a su bici. Yo creía q le había puesto nombre de flor 😝
    Si que es precioso.
    Conozco la sierra pobre. Mucho menos transitada.
    El coran no era de mustafa,era de mi padre😱😱 que le da a todo. Y a veces es un poco tocapelotas.

    Comentario por Amor — 1 abril 2017 @ 17:34 | Responder

    • No te fíes, que a poco que le cambies una vocal por otra se convierte en otra palabra completamente distinta, y Kawla es sólo la transliteración. Pero vamos, sí, lo sé seguro (lo busqué, porque me parecía tan bonito que no podía ser cierto), es cierva en árabe.

      ¿Sabes? Una de las veces la puse entre la espada y la pared. Le dije que, según su religión, yo ardería eternamente en el infierno, me darían agua ardiente con pus para beber (si, Mahoma es bastante asquerosito) y cuando se me cayese la piel en contacto con el fuego, me volvería a crecer para que mi dolor no acabase jamás (es muy descriptivo, el Corán). Y era ineludiblemente mi destino, ya que no sólo era ateo sino que sabía que me oponía ferviente y militantemente a su credo (era lo contrario a un musulmán, actuaba en rebeldía contra Allah, un kaffir de la cabeza a los pies). Sin embargo, ella sabía que la había ayudado en lo posible con el castellano, pasado libros, trabajado la pronunciación… al fin y al cabo, yo también soy profe, y no del todo malo. Y yo le decía ¿tú crees que merezco lo que me depara tu libro sagrado?

      Era una buena persona, le dolía, pero veía que era imposible sacar su razonamiento de lo que le habían metido desde pequeña. Sería más fácil hacer descarrillar un mercancías. Pero le jodía, las ruedas no se salían de las vías pero chirriaban, porque había algo dentro de ella que se rebelaba ante esa injusticia. Pero no, no fue capaz, prefería acabar concluyendo tras muchas vueltas que así era como tenía que ser, y que ella no podía desearme nada diferente a lo que ordenaba su Dios… que dejar de acatar una orden. Es muy triste, hablar con una persona que aprecias, que sabes que te aprecia, y que te diga que, por mandato de su religión, te desea un eterno sufrimiento.

      Cuando relaciono al islam con el nazismo, no es una exageración (tampoco tengo especialmente mitificado el nazismo, como mucha gente, fue tan criminal porque tenía los medios para el asesinado industrializado, pero si en épocas anteriores los hubieran tenido…).

      Así que el Corán era de tu padre… fiuuuu. Me descubro. Debe ser un hueso duro de roer, entonces, discutiendo.

      Comentario por Mendigo — 1 abril 2017 @ 20:15 | Responder

  10. Mira que lo leído de arriba abajo y puede decir libremente que el único analfabeto eres tú y es una falta de respeto de tu parte insultar a una persona y la segunda religión más fuerte del mundo .
    Los judios dices ??? Esos que se han echo con el país vecino esos a los que Dios menciona en el coran más de una vez.
    Y para informarte porque veo que andas desubicado,el coran es el único libro que trae la tora el evangelio y el último mensaje.
    Entonces a tu manera de pensar ninguna religión es verdera porque todas tuvieron profetas y todos eran analfabetos porque Jesus no sabía ni leer ni escribir .
    Pero cuando alguien quier meter las narices donde no llaman

    Comentario por Aya — 27 mayo 2017 @ 15:52 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: