La mirada del mendigo

17 abril 2017

La Clave

Filed under: política — Mendigo @ 13:58

Os sugiero que le echéis un vistazo a este debate sobre el anarquismo:

+

+

Se trata del programa La Clave, en la Televisión Española de 1984.

Quiero comentar el programa y, en los comentarios, ya podemos seguir en los contenidos. He de decir que, escuchándolo, me he quedado sobrecogido. Claro, yo este programa lo conocía, pero cuando se emitía yo era sólo un mocoso. Veía que mi viejo lo seguía con interés, y yo procuraba prestarle atención pero era imposible, había demasiados conceptos que no comprendía y, unido a las horas en las que se emitía acababa mortalmente aburrido o directamente frito en el sofá (mi padre ya me trasladaba a la cama, que era donde amanecía). Ahora, algo menos mocoso y con la ventaja que me da la comparación con el tiempo presente, veo el programa de Balbín con otros ojos. Desorbitados, por cierto.

Las diferencias son enormes, desde anécdotas de la época como la tipografía de Spectrum o el consumo de tabaco en un plató, a temas más sustanciales como la posibilidad de hablar durante dos horas y media de política, con un nivel intelectual realmente destacable, y que sepan a poco sin necesidad de recurrir al espectáculo circense (insultos, interrupciones y falacias que dinamitan cualquier debate serio). Un maravilloso ejemplo de cómo no hace falta caer en lo pueril o lo soez para generar interés, sino que la aproximación, aunque necesariamente superficial debido a la limitación de tiempo, seria y rigurosa a una cuestión es suficiente para captar la atención de un espectador. Eso sí, se le exige al espectador que piense, y posea una mínima cultura previa. No es el caldo de los cerdos que se sirve hoy en día a un espectador convertido en eso, un cerdo que es cebado con los desperdicios que le echan.

Es curioso cómo a una sociedad con un nivel cultural mayor, le corresponden unos medios de comunicación con un nivel cada vez más pordiosero (hablamos de televisión, pero lo que Losantos y Cebrián han hecho para arrastrar por el lodo y la inmundicia el oficio de periodismo en la radio y la prensa respectivamente es difícilmente superable). La explicación es bastante sencilla: la televisión se está convirtiendo en la forma de ocio de las clases bajas, cómoda y barata, que no tienen dinero para pagarse “experiencias” más excitantes, ni cultura para interesarse por contenidos intelectualmente más exigentes y desafiantes.

Con esto, termino la introducción y os invito a ver el programa y, si os place, continuar el debate en los comentarios. No lo había dicho hasta ahora, pero cuenta, en otros, con la adorable presencia de Federica Montseny, con la garrotilla de una anciana y el ímpetu de una moza, aprovechad la emocionante posibilidad de escuchar a un pedacito de nuestra historia que han querido sepultar en el olvido.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: