La mirada del mendigo

25 abril 2017

Pelophylax perezi

Filed under: ecología — Mendigo @ 0:32

Rana verde ibérica o, simplemente, rana común (aunque para mí es mucho más común la patilarga).

Las encontramos en un paseo por el Ourense más profundo dirigido por Su Majestad Herpetológica, el insigne Don Daniel Pérez, inmejorable compañía.

+
+
+
+
+
+
+
+
+

+
+
+
+
+
+
+
+
+

Vale, todavía no he llegado al nivel de David Álvarez, pero a ver si me agencio una focal larga para la nueva cámara (éstas están sacadas con el kitero, un 20-50mm) y ya se puede ir preparando…

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

6 comentarios »

  1. “Insigne”, “Su Majestad”, “Don”… que un rojazo como tú me dedique semejantes calificativos, me deja entre perplejo y preocupado… tan mal te he caído? ;p

    A pesar de ir los tres más pendientes de la conversación que del vecindario herpetológico, al final, conseguimos ver unas cuantas especies (aunque no a la principal causante de nuestros desvelos). En cualquier caso, para mí, resultó una experiencia de lo más agradable.

    Y… bueno… el momento en que tomaste las fotografías que ilustran esta entrada fue, sin duda, el mejor de la jornada. No sólo por la vistosidad de las ranas o por el agradable entorno en el que se hallaban, si no, sobre todo, por la sugerente postura que tuviste que adoptar para captar esas imágenes. Allí… entre el correr de las aguas del fresco arroyo… bajo la suave luz abrileña que se filtraba entre la espesa fronda… arrullado por el agradable trino de los pájaros… allí estabas tú!… entretenido en mirar por el visor de la cámara, arrodillado, medio en pelotas y con el culito en pompa mirando a Kentucky…

    … Momentos que se quedaran grabados para siempre en lo más profundo de mi retina… y de mi corazón…! XDDD

    Un fuerte abrazo, pareja!

    Comentario por Daniel Pérez — 25 abril 2017 @ 17:06 | Responder

    • Sí, vaya par de cabronazos. Yo rompiéndome los cuernos por el bien de la fotografía y la ciencia, y vosotros de cachondeo con mi esforzada posturita.

      Pues aunque fuera de cachondeo, aún hablando en serio no me parece que haya exceso en tratarte de insigne herpetólogo (al menos para mí, el mejor que he conocido nunca), y el tratamiento de Don es lo apropiado a quien es un señor. 😉

      Realmente un paseo encantador, tuviste muy buen ojo o mucha potra eligiendo el sitio. Aunque las zonas en torno a los cauces suelen estar bien; como comentabas, el desastre es cuando te apartas del curso monte arriba.

      Eso sí, acabar el día con la imponente columna de humo hacia a Ribeira Sacra fue una bofetada de realidad después de un día de fantasía. No te permiten ni soñar por un día que vives en una tierra hermosa, son unos completos miserables.

      Como te decía. Un incendio es una tragedia. Una sucesión diaria de incendios, aquí y allá, durante todo el año… eso es un puto cachondeo; es grotesco, un jodido esperpento. Con un incendio, la culpa es del que prende. En esta situación demencial, la culpa es del pueblo que lo permite, lo tolera y hasta lo disculpa y se habitúa.

      Un abrazote, compi!

      Comentario por Mendigo — 25 abril 2017 @ 18:44 | Responder

  2. Me encantan las ranas y oirlas croar en los canales.

    Cuando era crío recuerdo que había por todos los canales de por donde vivo patadas de ranas y sapos (y las consecuentes culebrillas, etc.), hace como 10+ años desaparecieron todas de un año a otro (a saber que tirarían al agua) y creo que fué un fenómeno más extendido mundialmente y estos años vuelve a haber aunque muchísimas menos (también los canales están mucho más secos), supongo que poco a poco van bajando de las pozas de agua que quedan en los riachuelos de más arriba en las montañas.

    Vosotros que igual pilotais más del tema, sabeis que fué aquella mortandad de batracios tan bestia?

    Un saludo,
    Djiaux.

    Comentario por Djiaux — 5 junio 2017 @ 10:08 | Responder

    • Ayer mismo estuvimos hablando del tema. Si Daniel entra te podrá dar indicaciones precisas, pero si he creído entender bien, es un cúmulo de circunstancias. Enfermedades exóticas que diezman las poblaciones, pero también el abandono rural (que por otra parte yo tanto deseo), que provoca la desaparición de albercas, canales, etc. Por supuesto, lo que comentas, contaminación de las aguas que, si dices que de un año a otro desaparecieron, sería la causa más probable en tu caso.

      Una lástima.

      Saludos!

      Comentario por Mendigo — 5 junio 2017 @ 14:20 | Responder

    • Si dejaste de verlas de un año para otro y tú no observaste una aparente causa que pudiera explicar esa desaparición: cambios en el hábitat, vertidos de sustancias tóxicas que acabasen con otro tipo de fauna dulceacuícola (peces, invertebrados…), presencia de especies exóticas (gambusias, carpines, cangrejo rojo, mapaches, visones americanos…), puede que la causa más probable fuera algún tipo de enfermedad infecciosa: ranavirus, quitridiomicosis… . Si además, dices: “… y creo aue fué un fenómeno más extendido mundialmente…”, resulta que estas enfermedades infecciosas emergentes (sobre todo la quitridiomicosis) están acabando, no sólo con poblaciones enteras, si no con un buen número de especies en todo el planeta (especialmente en Centro y Sudamérica). Aunque, por otro lado, tu comentario: “…poco a poco van bajando de las pozas de agua que quedan en los riachuelos de más arriba en las montañas”, parece eximir de la responsabilidad de esas muertes al Batrachochytrium dendrobatidis, ya que este hongo quitridio vive a altitudes relativamente elevadas, pues no puede soportar temperaturas altas (superiores a los 30 grados centígrados).

      A los pobres anfibios les están dando por todos lados. Son, sin duda, el grupo de vertebrados con un mayor número de especies amenazadas (un 34%), muy por encima de otros grupos, como el de las aves y los mamíferos, que son los que reciben mayor atención mediática cuando se habla de fauna amenazada de extinción.

      Un saludo.

      Comentario por Daniel Pérez — 6 junio 2017 @ 18:08 | Responder

      • No sé si lo pretendías, pero me has dejado apabullado.

        Controlas un poquito, eh? Juuuuuuuuder.

        También es lástima que gente como tú, nunca vaya a pisar la moqueta de las Consellerías de Medio Ambiente. :/

        Comentario por Mendigo — 10 junio 2017 @ 22:06 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: