La mirada del mendigo

7 junio 2017

Banco Popular ¡¡¡¡BOOOOM!!!!

Filed under: economía — Mendigo @ 11:32

Europa acaba con la pantomima y deja bien claro que el Popular es inviable. O era comprado en 24h o se echaba la persiana, lo cual pondría en duda el que desde tiempos de Zapatero se dice que es el sistema financiero más sólido de Europa, del mundo y de la Vía Láctea.

Nihil obstat. Accionistas palman. Bonistas de CoCos y deuda subordinada palman. Así es como debe ser.

Y ahora, que la realidad ha terminado por atrapar al cojo, me surgen algunas preguntas:

– ¿En qué lugar queda el gobierno, que por activa y por pasiva había dicho que el Popular era viable? Su palabra vale algo? Si no, ¿por qué los medios de comunicación consideran que su única labor es poner el micrófono en las ruedas de prensa?

– ¿Cuál es la finalidad de los test de stress, además de la obvia como broma pesada? (incluyendo la penúltima inyección de capital, se mostraba como la entidad española más sólida en el escenario adverso)

– ¿Qué responsabilidad deberá afrontar su dirección, primero encabezada con Ron y ahora con Gineb… Saracho, que llevan haciendo ampliaciones de capital al grito de que ésta será la última? (que las familias del Opus Dei cubrían con préstamos al 1% otorgados por el propio banco con aval de las mismas acciones, que viene a ser tan absurdo como tener hambre y comerte el brazo, o agarrarte a tu sombrero para no caer al precipicio). Saracho aún proponía una ampliación de capital más, de unos mil millones, que se sumaba a las 3 anteriores que habían levantado 5.400 millones, cuando Santander ha cifrado en 7.900 millones el agujero contable. Lo cual es notable cuando el valor de mercado del banco había bajado de los 1.300 millones en el momento en que la CNMV ha suspendido la cotización. Es decir, imagínate que las polillas te han hecho un agujerito en una manta de lana. Sólo que el agujerito del Popular era más grande que la propia manta, de hecho era 6 veces más grande (y eso después de remendarla con sucesivas ampliaciones de capital por valor de 5 veces su tamaño, capazos de dinero tirados por el inodoro).

– ¿Cómo le puede explicar la CNMV a los pequeños inversores que permitiese al banco acometers esas ampliaciones de capital que eran manifiestamente insuficientes para reflotar al banco, como pretendía la dirección? ¿Cómo esperó a suspender la cotización a que Bruselas afirmase que el rey estaba en pelotas?

– Y, por encima de todo, ¿Cómo demonios no se cae el edificio del Banco de España de pura vergüenza? El regulador bancario español ha sido incapaz de detectar que el sexto mayor banco por activos era en realidad un zombie, un muerto viviente, que seguía devorando recursos de la economía española. Postergar su entierro para salvar la cara del gobierno (cómo nos gustan las apariencias en Españistán), mientras se dedica a dar consejos sobre política fiscal o laboral, es de esas actuaciones irresponsables e incompetentes que deberían ser delictivas.

El sainete del Banco Popular debería acabar con directivos del propio banco, de la CNMV y del BdE en prisión y con multas ejemplares, por dolosa incompetencia en el ejercicio de sus funciones.

Y ahora veremos qué recompensa recibirá Ana Patricia del gobierno, por acceder a quedarse con el muerto (EDITO: los 5.200 M€ en créditos fiscales pueden ser una buena respuesta, créditos que de todas formas el Popular no podría usar por seguir dando pérdidas).

+

Hasta aquí, las preguntas maliciosas. Ahora viene la pregunta trágica: Popular está quebrado por su mala gestión del riesgo, con una cartera de activos (líneas de crédito, hipotecas, suelo y ladrillo adjudicado…) más tóxica que una ensalada de amanitas (phalloides y verna, también hay amanitas comestibles). ¿Qué pasa, que era especialista en contratar a los mayores descerebrados, que aceptaban financiar pufos infumables, que el resto de entidades prudentemente rechazaban? ¿Los empleados del Popular, directores, gestores de la central… eran muy tontos, muy tontos, muy tontos, en comparación con sus homólogos de otros bancos?

Es que me huele que no eran mucho menos inteligentes que los del resto de entidades, que la mierda del ladrillo se repartió más o menos equitativamente entre todas ellas, y que si el Popular es inviable, quiere decir que el resto de entidades allá se van. Las cajas quebraron porque no había accionistas a los que disgustar, total el dinero público no es de nadie, pero con las entidades privadas se ha tardado más en reconocer lo inevitable, literalmente hasta el último momento. No han podido aguantar más y el Popular ha sido la primera en caer. Las demás están comprando tiempo para rehacer su balance y volver a sacar la cabeza fuera del agua. Mientras tanto, los test de stress, el gobierno, el BdE y la CNMV afirmando que las que quedan, éstas sí, son de una solidez a prueba de bombas.

Si lo dice gente tan seria, tan trajeada ¿cómo algo puede salir mal?

Me fío más, mucho más, del gitano al que le acabo de comprar una sandía. No sólo es que es mucho más honrado que cualquiera de ellos. Es que también me parece que es mucho más inteligente.

Voy a abrir la sandía, y os cuento.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

A %d blogueros les gusta esto: