La mirada del mendigo

10 junio 2017

Desavenencias conyugales en Garoña

Filed under: energía — Mendigo @ 12:02

Una entrada rápida, para tratar de explicar que demonios pasa con Garoña (y que, de paso, sirve para el resto de centrales cuyo permisos están próximos a vencer, Almaraz y Vandellós).

Garoña pertenece a una empresa llamada Nuclenor, que es una JV al 50% entre Endesa e Iberdrola. Y en los últimos años se ha convertido en un matrimonio mal avenido, en el que un cónyuge sólo se comunica con el otro por medio de burofax. Cuando la cosa llega a ese punto, todos sabemos que la relación no pinta nada bien.

¿Bueno, y por qué la disputa? Básicamente, porque Iberdrola quiere darle carpetazo definitivo a Garoña, y Endesa quiere dejarla abierta. Resumiendo mucho.

¿Pero por qué esa diferencia? ¿Ambos deberían querer lo mejor para la empresa que tienen en común, Nuclenor, no? Bueno, pero es que, además, tienen otras centrales de generación, de perfil claramente diferenciado.

Evidentemente, sería provechoso económicamente para los socios si dejaran a Garoña seguir funcionando. Ahora bien, para acceder a la prórroga, estarían obligados a hacer unas reformas que ya no hacen que reabrirla sea taaaan rentable. Lo es para Endesa, que tiene la parte gorda de su producción en ciclos combinados. Sin embargo, Iberdrola tiene también un buen pedazo del pastel de la eólica (es el mayor productor en España). Y por las noches, con poca demanda, la nuclear y la eólica prácticamente la cubren ellas solas. Y ambas tienen que entrar en el pool a coste cero, porque la eólica produce cuando el viento sopla, y la nuclear no se puede andar conectando y desconectando, va a piñón fijo. Así que en Iberdrola han echado cuentas y se han dado cuenta que retirando parte de la potencia nuclear, el precio del MW*h nocturno sería más alto (ya que lo marcarían las térmicas que tendrían que entrar para suplir la producción de la nuclear). Y, como sabéis, en el pool el precio lo fija el último en entrar para casar oferta y demanda. Por lo tanto, sus aerogeneradores les reportarían mayores beneficios (al menos durante la noche), lo suficiente para compensar el dinero que dejan de ganar cerrando Garoña.

Estoy segurísimo que han hecho muchas cuentas, muchas simulaciones, y les sale más rentable cerrar Garoña. A Endesa, que apenas tiene molinos, las cuentas les salen al revés, que es más rentable volver a encender Garoña. Y ahí tenemos la disputa conyugal formada, uno playa y el otro montaña.

Por cierto, no creo que a Iberdrola le interese cerrar todos los reactores. En realidad, le basta con restar la potencia instalada justa para que la mayoría de las horas nocturnas (esto va de probabilidades) quien fije el precio sea una tecnología de las “caras”, para incrementar los beneficios de su potente división eólica.

Nota: Cuando digo “cara”, me refiero a tecnologías que pueden decidir cuándo entran al pool, y que sólo entran cuando llega a un precio que les interesa. Son los MW*h ágiles de las térmicas convencionales y, sobre todo, de la hidroeléctrica, en comparación con los MW*h tontos de la eólica, fotovoltaica y nuclear.

Lo digo porque muchas veces se habla en términos “tal energía es más barata que tal otra”, lo cual no tiene mucho sentido con el modelo de retribución del mercado de la energía. Que los costes asociados a una tecnología sean mayores o menores no tiene nada que ver con la retribución que reciben, que obviamente la empresa tratará de maximizar con maniobras como la que acabo de exponer.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

A %d blogueros les gusta esto: