La mirada del mendigo

10 junio 2017

Desavenencias conyugales en Garoña

Filed under: energía — Mendigo @ 12:02

Una entrada rápida, para tratar de explicar que demonios pasa con Garoña (y que, de paso, sirve para el resto de centrales cuyo permisos están próximos a vencer, Almaraz y Vandellós).

Garoña pertenece a una empresa llamada Nuclenor, que es una JV al 50% entre Endesa e Iberdrola. Y en los últimos años se ha convertido en un matrimonio mal avenido, en el que un cónyuge sólo se comunica con el otro por medio de burofax. Cuando la cosa llega a ese punto, todos sabemos que la relación no pinta nada bien.

¿Bueno, y por qué la disputa? Básicamente, porque Iberdrola quiere darle carpetazo definitivo a Garoña, y Endesa quiere dejarla abierta. Resumiendo mucho.

¿Pero por qué esa diferencia? ¿Ambos deberían querer lo mejor para la empresa que tienen en común, Nuclenor, no? Bueno, pero es que, además, tienen otras centrales de generación, de perfil claramente diferenciado.

Evidentemente, sería provechoso económicamente para los socios si dejaran a Garoña seguir funcionando. Ahora bien, para acceder a la prórroga, estarían obligados a hacer unas reformas que ya no hacen que reabrirla sea taaaan rentable. Lo es para Endesa, que tiene la parte gorda de su producción en ciclos combinados. Sin embargo, Iberdrola tiene también un buen pedazo del pastel de la eólica (es el mayor productor en España). Y por las noches, con poca demanda, la nuclear y la eólica prácticamente la cubren ellas solas. Y ambas tienen que entrar en el pool a coste cero, porque la eólica produce cuando el viento sopla, y la nuclear no se puede andar conectando y desconectando, va a piñón fijo. Así que en Iberdrola han echado cuentas y se han dado cuenta que retirando parte de la potencia nuclear, el precio del MW*h nocturno sería más alto (ya que lo marcarían las térmicas que tendrían que entrar para suplir la producción de la nuclear). Y, como sabéis, en el pool el precio lo fija el último en entrar para casar oferta y demanda. Por lo tanto, sus aerogeneradores les reportarían mayores beneficios (al menos durante la noche), lo suficiente para compensar el dinero que dejan de ganar cerrando Garoña.

Estoy segurísimo que han hecho muchas cuentas, muchas simulaciones, y les sale más rentable cerrar Garoña. A Endesa, que apenas tiene molinos, las cuentas les salen al revés, que es más rentable volver a encender Garoña. Y ahí tenemos la disputa conyugal formada, uno playa y el otro montaña.

Por cierto, no creo que a Iberdrola le interese cerrar todos los reactores. En realidad, le basta con restar la potencia instalada justa para que la mayoría de las horas nocturnas (esto va de probabilidades) quien fije el precio sea una tecnología de las “caras”, para incrementar los beneficios de su potente división eólica.

Nota: Cuando digo “cara”, me refiero a tecnologías que pueden decidir cuándo entran al pool, y que sólo entran cuando llega a un precio que les interesa. Son los MW*h ágiles de las térmicas convencionales y, sobre todo, de la hidroeléctrica, en comparación con los MW*h tontos de la eólica, fotovoltaica y nuclear.

Lo digo porque muchas veces se habla en términos “tal energía es más barata que tal otra”, lo cual no tiene mucho sentido con el modelo de retribución del mercado de la energía. Que los costes asociados a una tecnología sean mayores o menores no tiene nada que ver con la retribución que reciben, que obviamente la empresa tratará de maximizar con maniobras como la que acabo de exponer.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

2 comentarios »

  1. Hola, maestro:

    No estaba al tanto de este tema, aunque tampoco es que lo siga. Sin embargo, lo que pones de sumamente consistente, coherente, lógico.

    Además, de fondo, veo que te diriges al auténtico meollo de la cuestión (cosa que, por otra parte, daba por supuesto, sólo que no lo he visto comentado en tu extenso blog y no soy quien para decir nada más). El gran escollo de todo esto, la intermitencia.

    Parece que ahora, en Australia, el Científico Jefe del gobierno canguro, está promoviendo que las empresas de renovables se hagan cargo de la seguridad de suministro y de los problemas de intermitencia que ellas mismas generan, pero que cargan sobre las demonizadas energías despachables (fosilistas y la vilipendiada renovable de mejores características electro-técnicas, la hidroeléctrica).

    Ni que decir tiene que los pro-renovables-ecolojetas (que de ‘verdes’ sólo tienen la piel, por dentro son azules) están que trinan y no quieren hacerse cargo de los problemas que ellos generan. Algo típico por otra parte, de nuestra sociedad, uno de los pilares por los que creo que nos vamos al garete, el eludir toda responsabilidad.

    Comentario por Beamspot — 11 junio 2017 @ 10:01 | Responder

    • Muy buenas, compañero.

      Bueno, es que realmente hay cosas que doy por evidentes. Efectivamente, no es sólo producir una cantidad de MW*h al año, sino además producirlos en el momento conveniente, para cubrir la curva de demanda. Hay tecnologías que producen energía tonta, como la nuclear (que produce a piñón fijo); caprichosa, como la eólica y fotovoltaica (la termoeléctrica con sales tiene una cierta capacidad de acumulación, aunque con pérdidas), o ágil (la hidroeléctrica, y algo menos las térmicas convencionales o del RE).

      Y es comprensible que no todas tenga la misma retribución, y así se lo reconoce el sistema de subasta inversa que denominamos pool.

      Las renovables, efectivamente, obligan a contar con una potencia instalada de respaldo, que permanecerá inactiva buenas parte del tiempo. Y claro, a ver cómo convences a una empresa privada de que haga el favor de tener su planta parada sin producir y, por lo tanto, sin ganar dinero, para cuando lleguen los periodos de calmas. Pues hay que hacerlo… con mucho dinero, para que le compense tener ese ciclo combinado a punto. Lo cual obliga al sistema, y a la postre a la sociedad que lo costea, a multiplicar la potencia instalada.

      Por otra parte, los aerogeneradores (en concreto, los asíncronos) introducen una notable componente reactiva, que debe ser compensada con otras instalaciones (o con baterías de condensadores en el propio parque eólico). En el caso de la fotovoltaica, creo que los inversores también pueden introducir componente reactiva (eso lo podrás decir tú mucho mejor), pero realmente como su producción es tan insignificante, ésta también lo es.

      En resumen: sí, la eólica introduce problemas de integración en la red. No irresolubles, pero hay que ver quién se hace cargo de ellos.

      Y como colofón: el mundo es sucio, el mundo es complicado, no hay buenos y malos como constantemente trata la gente sin cultura de caracterizar cualquier aspecto de la vida. Incluso en temas tan técnicos como la generación eléctrica. Todo tiene sus pros y sus contras, que habrá que balancear para llegar a un equilibrio óptimo que, además, es un dinámico.

      Comentario por Mendigo — 11 junio 2017 @ 14:53 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: