La mirada del mendigo

10 julio 2017

Fuentes de alimentación

Filed under: energía — Mendigo @ 0:11

Esta es una entrada de las de andar por casa.

Estoy configurando una nueva PCra, y me viene al caso según escojo componentes hacer un rápido comentario sobre el patito feo de cualquier equipo: la fuente de alimentación.

Ciertamente, el ordenador va a funcionar igual de bien con una fuente de alimentación básica de menos de 15€. Las fuentes más caras se supone que tienen más protecciones y producen una salida más estable pero, realmente… Lo mismo con el Active PFC, pues para consumidores domésticos no se factura la potencia reactiva. Entonces ¿qué razón habría para gastarse unos lereles más en una fuente de alimentación mejor?

El rendimiento. Una fuente de alimentación tiene una estimación de vida útil de 100.000 horas, lo que vienen a ser 11 años funcionando ininterrumpidamente. En ese tiempo, un ordenador de sobremesa con una fuente de alimentación corriente y moliente (rendimiento del 70%) habrá consumido unos 869€ en electricidad (supongo 40W de consumo medio y 0,16 €/kWh). Por otro lado, una fuente de poca calidad seguramente no llegue a esas 100.000 horas y tengamos que reponerla.

Una fuente con un rendimiento del 85% (certificación 80+ Bronze) habría consumido en ese periodo 716€, y sólo cuesta unos euretes más. E incluso convendría pagar unos 60€ por una fuente con rendimiento del 90% (80+ Gold), que rebajaría la factura de la luz a 668€.

Mejor, resumo los datos en una tabla cutre:

coste – rendimiento – consumo electricidad (11 años)
15€ – 70% – 869€
30€ – 85% – 716€
60€ – 90% – 668€

Es bastante evidente el ahorro de una buena fuente durante toda su vida útil. Aunque el mayor ahorro es, por supuesto, apagar el puto ordenador cuando no lo estamos usando.

Por cierto, hay quien pilla una fuente de muchos watios para que así “vaya más sobrada”. Error. Generalmente las fuentes de alimentación tienen su mejor rendimiento en torno a la mitad de su potencia nominal. Es decir, una de 500W da lo mejor de sí cuando se le demandan (entre todos los raíles, aunque el principal es el de 12V) unos 250W. Así que es conveniente que eches cuentas de cuánto puede consumir tu equipo como máximo (concepto interesante: TPW) y escojas una fuente que quede un poco holgada (por ejemplo, si calculas que el consumo máximo será de 270W, con una fuente de 350W vas que chutas). La mayoría del tiempo no te acercarás al consumo máximo, sino que más bien estarás en la zona de los 175W que es donde mejor trabajará esa fuente.

Recordad, el único Watio “verde” o “ecológico” es el que jamás se llega a producir, porque no se demanda. Reducir el consumo es bueno para el planeta, y bueno para tu bolsillo.

+

Y para los que este rollo les resulte irrelevante (muchos sabéis mucho más que yo de esto), pues al menos que os llevéis algo interesante de vuestra visita. Volvamos a los clásicos…

La canción es un tema tradicional sueco, de una troll que le sale al paso a un caballero (Herr Mannelig) y le ofrece matrimonio a cambio de muchos bienes.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

A %d blogueros les gusta esto: