La mirada del mendigo

4 agosto 2017

Algunos comentarios sobre el incendio en Verín

Filed under: ecología — Mendigo @ 13:49

1.- Por fin lo hemos conseguido ¡salimos en las noticias! 🙂 Si no es por el tráfico de droga, de armas, los prostíbulos o algún asesinato truculento, es por los incendios.

2.- El incendio de ayer fue uno más, de una retahíla interminable en la zona. Simplemente ayer soplaba viento y se descontroló, eso es todo. No hace ni una semana, estaba ardiendo a unos cientos de metros del origen del pasado incendio (aldea de Vilamaior). En Noviembre hubo otro en el mismo sitio. El verano pasado ardió justo al otro lado del pueblo.

3.- Ayer el valle del Támega parecía Midway. Jamás había visto pasar tanta aeronave seguida, e incluyo en el “jamás” cuando he tomado algún avión en Barajas. Lo digo por si escucháis a alguien rebuznar lo de la consabida “escasez de medios”.

4.- Me pregunto la utilidad de mantener una red de pistas y cortafuegos, cuando ayer en unos momentos el fuego cruzó la nacional N-525 y, un poco más allá, la autovía A-52.

5.- El vídeo anterior lo subió el grupo Amparanoia a su cuenta de Twitter, subtitulando:
“80 km de Ourense,de camino @sonriasbaixas nos encontramos con este desastre en la naturaleza.la banda Amparanoia estamos bien. Animo Galicia”
Querida Amparo: bienvenida a la Raia Seca. 🙂
Son nuestras costumbres y hay que respetarlas. 😉
Por otra parte, no existe ningún desastre natural. El desastre se produjo antes, cuando se repobló toda la zona con pinos y últimamente con eucaliptos. Pero de eso no tuvísteis noticia en Madriz. Ayer ya no quedaba naturaleza que verse afectada, ardieron las plantaciones de pinos y eucaliptos de los lugareños, eso es todo.
Lo de “animo Galicia” ¿cómo se debe interpretar? ¿Ánimo, Galicia, a ver si acabáis de quemar lo que queda de monte? Vais por buen camino. A ver si crees que el incendio de ayer lo provocó un marciano o selenita.

6.- El incendio no lo han apagado los bomberos, como mucho procuraron lo controlaron para que no se dirigiese a las casas. Los frentes (se dividió en varios) han ido parando según se fueron encontrando con los límites de incendios anteriores. De hecho, el fuego encontró un pasillo verde, el último que quedaba entre pasados incendios, para correr hacia el Sudeste y atravesar la autovía. En esa zona, ya ha ardido lo último que quedaba por arder, así que podéis estar tranquilos: de aquí a unos años, 4 o 5, no habrá más incendios por esa zona.

7.- Yo no sé quién provocó el incendio de ayer. Pero sí que sé la nacionalidad de la matrícula que tendrán los camiones que vengan dentro de unos meses a recoger los pinos quemados. Además, ha sido un incendio muy rápido, apenas ha dado tiempo a consumir los troncos, así que por dentro están totalmente aprovechables. En otoño llegarán las lluvias, y esa madera se empezará a pudrir. Los propietarios tendrán que venderla por lo que les ofrezcan, porque en un año ya no valdrá para nada. El comprador es la mano fuerte del mercado en esas circunstancias.

8.- Sin duda, las comunidades de montes volverán a repoblar con más pinos o, aún peor, con eucaliptos. Se ve que a la gente de aquí le va a la marcha.

9.- No acabo de entender por qué tengo que pagar con mis impuestos la extinción de un incendio en unas explotaciones forestales privadas. Con el despliegue de medios que hubo ayer, y continúan hoy (el fuego ahora está en el concello de Vilardevós, tampoco queda ahí nada valioso que arder), la factura de la extinción sube a varios millones de euros. Varias veces el valor de los árboles quemados, incluso valorados en verde. ¿Qué sentido tiene gastar más en extinguir un incendio que los daños que causa? ¿Por qué hemos de pagar todos las consecuencias de un negocio privado?

10.- Me sigue causando estupor la magnitud del daño que puede causar un aldeano analfabeto. Un individuo que no cobra más que su pensioncita de unos cientos de euros, puede forzar a la sociedad a incurrir en un gasto de millones (Galicia gasta 100 M€ cada año en extinción). Y con total impunidad.

11.- Ayer llegaron las cámaras al valle. La arteria que une la Meseta con las playas de las Rías Baixas quedó cortada durante horas, lo cual es intolerable. Sacaron imágenes impactantes, obtuvieron sus consabidos testimonios de vecinos desconsolados y responsables políticos indignados, y se volvieron a la redacción para ofrecer su indulgente verdad oficial a las buenas gentes. No estaban, sin embargo, en la reunión de la Comunidade de Montes que decidió repoblar con pinos, ni estarán en la subasta de esos mismos pinos quemados. Salen de las facultades de periodismo dispuestos a mostrar lo patente, mas no a interrogarse sobre las causas. Me pregunto qué mérito tiene revelar lo que es público y notorio. En todo caso, limitarse a dar fe de lo sucedido parece más bien oficio de historiadores y notarios, y que el cometido del periodismo debería ser ir más allá de poner el micro en la rueda de prensa de la Conselleira de Medio Ambiente. Eso sí, es más cómodo y seguro que ponerse a meter la nariz en ese infierno grande que son las pequeñas aldeas de la Galicia profunda.

12.- La Raia Seca es el epicentro de la actividad incendiaria peninsular. Todos los años la misma historia. Año tras año. Yo me pregunto, si en un barrio de una ciudad se disparase la cifra de violaciones, se supone que la policía se pondría en alerta ¿no? Algo extraño pasa en ese barrio, vamos a investigar y atrapar al sujeto. En cambio, el Sur de Ourense arde, y arde, y arde todos los años y aquí no pasa nada. No sólo no detienen a los culpables, sino que ni siquiera se ofrecen explicaciones de las motivaciones tras esos incendios. Eso sí, tenemos los todoterrenos del ejército apatruyando las carreteras, e incluso picoletos a caballo, lo cual nos cuesta un cojón frito sin que hayan servido para erradicar, o al menos reducir la incidencia de los incendios (lo cual es lógico, porque si el incendiario oye acercarse un vehículo o un caballo, guarda la mecha y las cerillas en el bolsillo). Ocurrencias del político de turno para gastar dinero público haciendo ver que hace algo.

13.- Me la pela. Algún día el Sur de Ourense fue el lugar más hermoso del mundo, encuentro de las zonas bioclimáticas oceánica, continental y mediterránea, debiendo contar con una biodiversidad impresionante. Ahora es un horror, el puto culo del mundo. Y cada año que pasa, es aún peor, tanto en el aspecto natural como en el humano, pozo de incultura, bestialidad y vulgaridad.

+

Y como todo lo anterior ya lo he dicho y repetido, y tampoco va a cambiar nada, al menos que esta entrada tenga algún valor o utilidad. Qué grande, Ronnie.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: