La mirada del mendigo

10 septiembre 2017

Cazadores subnormales

Filed under: ecología — Mendigo @ 14:21

Acabo de llegar de dar un paseo por el campo con mi madre.

Como sabía que hoy era día de caza, me quedé cerca de los pueblos para no tener que toparme con la piara de la escopeta.

Ni aún así.

Volviendo, tuvimos que encontrarnos con un grupo de esos energúmenos y el atroz cuadro de una joven corza herida, en el momento de ser alcanzada por la jauría. Sus gemidos taladraban el alma.

La agonía de un animal como diversión de este hato de subhumanos, chusma zafia sin siquiera rudimentos de cultura, con la sensibilidad estética de la escobilla de inodoro.

Su mundo brutal toca a su fin, su reino de la grosería tiene los días contados, mas no se mueren lo suficientemente deprisa como para disfrutar siquiera en mi vejez de una sociedad evolucionada y culta.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

11 comentarios »

  1. Se declaran amantes de la Naturaleza… pero cuando acuden a ella, van vestidos y armados como si le hubiesen declarado la guerra.

    De coherencia, entre otras cosas, no andan muy sobrados.

    Comentario por Daniel Pérez — 10 septiembre 2017 @ 18:45 | Responder

    • SI solo hace hablar 2 min con muchos de ellos para saber q no son los mas lumbreras. Y luego muchos ni se comen lo q cazan¡ es matar x divertirse. Joder q a mi hasta me da pena meter un centollo a cocer¡

      Comentario por Emilio Fernandez — 10 septiembre 2017 @ 22:52 | Responder

      • Pues saldría cara la carne, si la pastarrufa que se gastan en la caza fuera para buscar qué comer. La escopeta/fusil, la munición, la licencia, la cuota de la peña, el mantener la rehala, el todoterreno con el enganche y el carrito…

        Esto es como los toros. Realmente, lo grave no es matar un animal. Esto ocurre de forma cotidiana en la misma naturaleza, la vida de un individuo, a diferencia de la humana, no tiene valor: lo importante es la preservación del conjunto, el ecosistema. Lo preocupante es el trastorno psicológico por el cual hay quien disfruta con el acoso, agonía y muerte de un animal. Es una falta de empatía por el dolor ajeno absolutamente aberrante.

        Yo siempre pongo el paralelismo con cagar. Como matar animales, cagar es un acto absolutamente necesario. Ahora bien, que haya quien meta la nariz en la mierda y le dé lametazos, eso es propio de un demente. Igual que disfrutar con la agonía de otro ser vivo.

        Comentario por Mendigo — 13 septiembre 2017 @ 22:13 | Responder

    • Es la enemistad inveterada con un mundo natural que las sociedades antiguas percibían como amenazador. A la Naturaleza había que sojuzgarla, someterla al orden humano: cultivarla. Y en el caso de las fieras, eliminarlas porque atentaban contra ese orden humano. Es una mentalidad que tiene milenios de antigüedad, y que ya quedó atrasada en la Ilustración cuando se produjeron los primeros acercamientos científicos a la comprensión del mundo natural (por ejemplo, Linneo o Frei Martín Sarmiento).

      Hoy en día, el signo de los tiempos ha evolucionado, y por encima del estudio está la conservación. Sin embargo, la mayoría de la población sigue embarrancada en la primera fase, la de concebir a la naturaleza como una amenaza que enfrentar y someter. En su relación con el medio natural, esa gente no ha salido aún de la Edad Media.

      Comentario por Mendigo — 13 septiembre 2017 @ 22:07 | Responder

  2. Saludos:

    Muy corto te quedas con la descripción que haces de esta gentuza.

    Comentario por Vicente Millán — 11 septiembre 2017 @ 12:06 | Responder

    • Lo sé.

      Lo mejor sería grabarlos, para dar cuenta de la panda de garrulos que son. Lo peorcito de cada casa.

      Oye, por cierto, quería contestarte a un mensaje y ahora no lo localizo, así que permíteme que te conteste aquí. Me preguntabas que qué me había parecido el de Milestones, si me había ayudado a comprender la situación actual en el mundo musulmán. Lo cierto es que no mucho, y me explico: más o menos ya tenía una idea, por otras lecturas, de las posiciones ideológicas del salafismo. Sin duda, el libro es una estupenda exposición de éstas, y ya digo que pensé en proponerlo como objeto de estudio, sólo que en mi caso sólo vino a confirmar la percepción que tenía del moderno fundamentalismo musulmán. Y, desde luego, te agradezco enormemente que me ofrecieras el enlace.

      😉

      Comentario por Mendigo — 13 septiembre 2017 @ 22:18 | Responder

  3. “Sus gemidos taladraban el alma”

    Que dificil resulta recoger los pedazos.

    Comentario por Amor — 11 septiembre 2017 @ 19:30 | Responder

    • Crueldad absolutamente gratuita. Convertir la vida y la muerte en un juego, en un pasatiempos para miserables que, de esta forma, se sienten por unas horas dueños del destino de un ser, cuando el resto de su miserable existencia transcurre en la sumisión a fuerzas que no controlan. El placer de la caza se basa, como la guerra, en la sed de poder, de supremacía: políticamente ese impulso da forma al fascismo.

      Comentario por Mendigo — 13 septiembre 2017 @ 22:21 | Responder

  4. No puedo publicar el comentario en el anterior post en el que hablabamos sobre furgos. Lo intento por aquí:

    Gracias por el detalle de la NV200, si me decido por ella tendré en cuenta que el modelo no tenga problemas en los casquillos de la biela.

    Tienes razón en cuanto a que los modelos medianos/pequeños de furgos están al mismo precio o incluso por encima que una gran furgo como la tuya con gran fiabilidad y espacio dentro. Creo entender que en definitiva el factor consumo vendría a ser el mismo si tenemos en cuenta que una furgo grande tendría parecidos consumos si conducimos más despacio y no la cargamos de peso. Por tanto la decisión radica en elegir entre velocidad o espacio habitable para similares consumos.

    Teniendo claro como esta el tema respecto de las furgos más practicas me gustaría también que comentaramos respecto a la viabilidad de comprar una T3 o otro modelo antiguo tipo Zastava Kombi. Si encontrara una a buen precio sin oxido y en buen estado en general sería viable restaurarla para hacerla utilizable en viajes largos? Recomiendas cambiarle el motor o algo más? Que coste tendría la restauración aproximadamente sin meterme pijadas? En fin lo que se te ocurra decirme sobre tu impresión en general de este tipo de furgos, sus contras principalmente.

    Los nuevos modelos de furgos Zastava si llevan motor IVECO pero el modelo clásico Kombi es igual al del seat 850. Me preocupa el motor flojo de esta furgo porque lo que son los papeles los dejaría iguales al ser mi parienta de esa zona.

    Comentario por pedrojmguerrero — 11 septiembre 2017 @ 19:53 | Responder

    • “la decisión radica en elegir entre velocidad o espacio habitable para similares consumos” –> Sí, se puede ver así. Date cuenta que, a mayor superficie frontal, más determinante se vuelve la velocidad en los consumos (más se dispara el esfuerzo aerodinámico, respecto a otros como el de rodadura y pérdidas mecánicas, que son similares a cualquier otro vehículo).

      Sobre lo de apañar una viejita, que veo que te hace ilusión. Las Transporter están caras, porque siempre se han visto como la furgo camperizable por excelencia (una tontería, porque todas lo son). Eso sí, tienes la ventaja de que es un modelo archiconocido del cual hay un montón de información. Puedes visitar furgovw, pero recuerdo haber leído que mucha gente lo que hacía con la T4 era montarle el motor del Golf, que tenía turbo (el swap del que te hablaba) y daba más salero. Con la T3 también había un montón de apaños, pero ya digo, mejor entra y pregunta a los dueños. Por cierto ¿te has pensado una Nissan Vanette de las viejitas? Es muy parecida a la T3, y un prodigio de fiabilidad. De cuando Nissan eran Nissan. Y la siguiente (Vanette/Serena) también es muy fiable, doy fe.

      La Zastava Kombi sería una preciosidad, te ibas a quedar con todo el mundo. Y si me dices que lleva el motor del Seat 850 (no precisamente un motor muy robusto, y encima montado en un vehículo más pesado…), quizá no sea demasiado difícil conseguir piezas. Pero para meterse en ese berenjenal (o cualquier otra ancianita), yo aconsejaría:
      – tener buenos conocimientos de mecánica y chapa
      – contar con gente de confianza entre mecánicos, chapistas y torneros.

      La rehabilitación de vehículos antiguos es apasionante, pero exige una paciencia bíblica y, si no cumples los puntos anteriores, un bolsillo bien saneado. Cada viaje es una aventura. Puede ser precioso, pero sabiendo en lo que te metes.

      Comentario por Mendigo — 13 septiembre 2017 @ 21:58 | Responder

    • Por cierto, supongo que no puedes comentar por no soportar el sistema más comentarios anidados. Cuando veas que ocurre, prueba simplemente a responder en el primer nivel de la entrada.

      Comentario por Mendigo — 13 septiembre 2017 @ 22:24 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: