La mirada del mendigo

5 enero 2018

La violación es un rasgo cultural

Filed under: cousas — Mendigo @ 16:16

Estos días están los medios llenos de noticias truculentas sobre crímenes contra mujeres, los periodistas confunden la información con la crónica de sucesos, siempre tan socorrida para ganar lectores sin pisar callos.

Pues yo quería recordar que el rapto y la violación es una institución propia de nuestra cultura, una costumbre de antiquísimas raíces en Europa (y fuera de ella) y que, como en tantos otros casos, tales son nuestras tradiciones y hay que respetarlas.

Encabezando esta entrada ofrezco un cuadro de Pietro da Cortona sobre uno de los mitos fundacionales de Roma, el rapto de las Sabinas. En el rito romano del matrimonio, el esposo simulaba el rapto de la novia de casa de sus padres, como recuerdo jocoso y festivo de cuando la cosa iba en serio.

El ideal del amor romántico (romántico viene de romanticismo, no de pelis de Disney) exige que el enamorado, aguerrido y arrojado, arranque al objeto de sus amores de brazos de sus padres, vencer o perecer en la lucha, el hombre tiene que hacerse merecedor con su fiereza de su amada. La voluntad de ésta es un detalle menor, pues cómo podría no sentirse halagada que el bizarro galán haya posado sus ojos en ella. Variaciones de este relato las encontramos desde los fiordos hasta Ferrara, y con ánimo viajero nos encontramos el mismo ideal de amor por la fuerza desde África a China.

Habiendo sido alimentados por una historia edulcorada, no somos conscientes del pozo de barbarie del que venimos y que hay quien glorifica. En cuestión de ética, todo tiempo pasado fue sin duda alguna peor, así que lejos de sancionar una conducta por perderse su origen en las brumas del pasado, debería ser motivo para revisarla con desconfianza activa.

Sirva esto de introducción para un estudio del Eurobarómetro que me ha puesto los pelos de punta: Gender-based violence

Recomiendo su lectura íntegra, pero si no tenéis tiempo, dirigíos a la página 67. Se le pregunta al entrevistado (aleatoriamente, así que la mitad de ellos son mujeres) en qué circunstancias puede estar justificada una relación sexual no consentida. Yo según lo iba leyendo me quedé estupefacto: entiendo que para cualquier persona con un mínimo de civilización, la sola mención de que pueda haber circunstancias que justifiquen una violación me parece ofensiva. Bueno, pues estas son las respuestas.

Un 18% de los belgas piensa que estar borracha (porque es evidente que hablamos de violación femenina en la mayoría abrumadora de los casos) es motivo que justifica ser violada. O que un 16% de los franceses responda que vestir de forma provocativa es también una justificación. Estamos hablando de la sexta parte de la sociedad de países que yo tenía por más o menos civilizados.

Sí, ya me figuro lo que estáis pensado: en los fieles de esa religión de paz y amor que tanto se le atraganta la dignidad y voluntad de la mujer. Pero es que en Francia hay un 7,5% de musulmanes, e incluso dando por hecho que todos tengan una tolerancia especial hacia la violación por la posición subordinada, objetual, que la mujer tiene en su credo (lo cual me temo que no es una presunción demasiado peregrina), aún me queda otro 7,5% de franceses que toleran, consiente y justifican la violación. Aterrador.

Pero la inmigración poca justificación podría dar a que el 19% de los húngaros piensen que si la víctima flirteó previamente, es justificación para una agresión sexual. O que el 20% de los rumanos piense que el no mantener una relación monógama estable justifica la violación (es una puta). O que el 20% de los lituanos consideren que ir voluntariamente a casa de alguien justifica que una vez dentro se te eche encima.

De hecho, España, por una maldita vez destaca, junto con los escandinavos, por tener relativamente acotado el problema, y eso que el 89% de respuestas negativas se me antoja, a pesar de ser el 2º máximo europeo (y probablemente mundial), una cifra preocupantemente baja a una pregunta que sólo debería tener una respuesta. ¿Cuándo está justificada una violación? Nunca. No hay otra respuesta moralmente aceptable, y creía que al menos eso estaba ya universalmente aceptado.

Por cierto, la violación siempre ha buscado excusa en la tradicional represión sexual de la mujer: como la condición femenina prohíbe revelar los deseos, toda chica decente debe resistir o fingir resistencia ante un encuentro sexual deseado para preservar su honor, es deber del hombre romper esa reticencia, y así, forzándola, cumple los deseos de ambos.

La tradición es una completa basura y, en el caso de la conducta sexual, un absoluto horror que ha cargado de dolor, violencia, hipocresía y represión una de las facetas de la vida que deberían ser más ricas y gozosas (evidentemente, por las consecuencias que tenía sobre la procreación en un marco de familia patriarcal).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: