La mirada del mendigo

22 febrero 2018

Česká republika III

Filed under: Fotografía — Nadir @ 22:41

Ésta es evidente, una muscaria.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Fábrica abandonada en Strakonice.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Zdárské Vrchy

Desde luego, el estado de conservación general en la República Checa es muy bueno, comparándolo con el desastre medioambiental que tengo que contemplar cada día. Con todo, no es perfecto. No han introducido especies alóctonas pero sí que han alterado su distribución, primando las coníferas sobre las planifolias por el motivo consabido: tener madera más rápido. Ahora bien, el nivel de civilización de los checos es superior, desde el mismo Estado se reconoce el error y están ya procurando ponerle remedio y revertir la situación (me da que muy lentamente) a su configuración original (en el que las coníferas, pinos, abetos y piceas, eran parte del bosque pero no tan preponderante como en la actualidad).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Viñedos y prados, en Paulov.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Monasterio de Kestřany

Las sillas están esperando a que vengan el par de abueletes a charlar mientras ponen sus huesos al sol.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Vista desde el castillo de Mimoň. Es una zona muy llana, salpicada de restos de antiguos volcanes (ese canchal de la foto proviene de la disgregación de la roca volcánica).

En el horizonte se aprecia el volcán doble sobre el que se yergue el castillo de Bezděz.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Por cierto, justo donde están sacadas estas setas, alimentándose de los tejidos muertos de un abedul.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

La plaza Mayor (Horní náměstí) de Olomouc, la ciudad más antigua de Moravia (capital: Brno)

Vamos a hacer un alto para explicar someramente la configuración étnica de la actual República Checa. El moderno Estado comprende los antiguos reinos de Bohemia (Čechy), de Moravia (Morava) y una pequeña parte de la Silesia (Slezsko, la mayor parte está en territorio polaco). Geográficamente coinciden casi al dedillo con las cuencas de los ríos Labe (Elba, para nosotros) y Vltava, en el caso de Bohemia; el valle del Morava da nombre a Moravia; y la Silesia corresponde a la cuenca del Oder.

Por lo tanto, sí, el nombre oficial, Česká republika, hace sólo referencia a una de esas tres unidades, la históricamente más poderosa: Bohemia. Tampoco debería parecernos tan extraño, durante siglos se ha querido identificar España con una de sus partes: Castilla. Con notable éxito, por cierto (asturleoneses y aragoneses ya han perdido su idioma aceptando el de Castilla, acabando están el trabajo de aculturización con el gallego).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Esto no es Chequia sino Alemania, Ensingen.

Me da mucha pena que la gente sólo relacione Alemania con su poderío industrial y económico, como si no hubiera más que ciudades y fábricas. Pero es un país precioso y, en muchos sentidos, admirable.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Y aquí, el castillo de Bezděz desde la cima gemela (en la que hubo también una fortificación adelantada, hoy destruida).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Una enormidad de energía liberada en un instante.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Krasnó

Es que huelgan los comentarios. Hay sitio para todo, también para amplias praderías donde apacentar a una nutrida cabaña bovina. Sin necesidad de meter la vacas monte adelante, según el bestial modelo hispánico que aquí se ve como lo más natural del mundo.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Paulov

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

¿Queréis adivinar las especies?

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Karlstein

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Krasnó

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Parque Nacional de Šumava

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Pieris rapae

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Una dolina en el Moravian Karst.

Como sabréis (o deberíais) una dolina es una depresión en el terreno propia del relieve kárstico. En breve, es una antigua cueva cuyo techo ha colapsado, quedando un enorme boquete al aire libre. Casi nada de esto se aprecia porque está cubierta de un denso bosque, pero si os fijáis en la foto se aprecian las escalinatas que dan acceso a todo un sistema de galerías.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Tobolka

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Venir aquí fue la razón principal que nos llevó a escoger Česko como destino para este viaje. Es el Parque Nacional de Šumava, como comentaba en el primer capítulo, conservado por las casualidades de la geopolítica. Por este bosque (y por su lado alemán) se tendió el telón de acero, haciendo frontera entre la RFA y Checoslovaquia. Al estar vedado el acceso, se mantuvo en un estado prístino.

Así que éste es el aspecto que ofrece un bosque primario, inalterado, o al menos, con Białowieska, lo más parecido que tenemos en Europa. Podemos apreciar una homogénea distribución etaria de los árboles, desde pequeños plantones, árboles jóvenes, maduros y ya muertos, manantial de vida para numerosas especies de hongos e insectos.

Esto, que es una joya, una maravilla de la conservación, de ser visto por algún asqueroso palurdo analfabeto, de los de boina o de los de corbata, merecería un comentario del tipo “el monte está sucio”, hay que enviar una cuadrilla con motodesbrozadoras para “limpiarlo”, y así “prevenir incendios”, porque como todo el mundo sabe “o monte limpo non arde”, imbecilidad ecocida ésta compartida a derecha e izquierda, arriba y abajo.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Esta aldea, ya muy cerca de la triple frontera con Austria y Eslovaquia, se llama Pulčin.

Cuando salgáis de casa, echad un vistazo en derredor y comparadlo con el estado en que se encuentran estos bosques. Y, bueno, sugiero que quizá deberías obrar en consecuencia…

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Castillo de Loket, desde el puente sobre el Ohře. El nombre de esa población de los Sudeten (ojito la de historia que hay aquí) es la traducción eslava del original alemán Elbogen, “arco”.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Y fin.

Por cierto, ¿no echáis en falta nada? No sé si os habéis dado cuenta, pero no he subido ninguna foto de Praha. Tampoco de Brno, pero es que por ahí ni nos pasamos. Tiene gracia, porque la mayoría de los que han estado en la Republica Checa sólo conocen Praha, y de hecho de Praha sólo conocen el hotel y la zona turística. Pues bien, de todo el país es el último sitio que yo recomendaría visitar.

Del mes y pico que estuvimos por esas tierras, es el único día en que no me sentí a gusto. De hecho, si volviera sería para darme una vuelta por otro barrios de la capital que no sean la staré město, convertido en un puto parque de atracciones hortera para turistas poco exigentes. El Karlův most era un hervidero de guiris, a pesar de ser un día desapacible de finales de Octubre (Sábado, gran error). La mayoría, parejitas buscando su momento de neoromanticismo Disney.

Después de la tranquilidad de los días anteriores fue a ratos verdaderamente desagradable.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

11 comentarios »

  1. Muda estoy.
    Gracias.

    Comentario por Amor — 23 febrero 2018 @ 14:43 | Responder

    • ¡Pues sal de tu mutismo y responde a mi correo, saboría! 😛

      Comentario por Mendigo — 27 febrero 2018 @ 21:34 | Responder

      • Yaaaaaa que prisas!!!!!! Ya en casa? Ahora soy Montañesa sublime. Tengo que ponerme un nombre nada modesto ahora que estoy dentro.😜

        Comentario por erebiagorge — 2 marzo 2018 @ 23:33 | Responder

        • 🙂

          :)))

          Disculpa la insistencia, pero no quería empezar la fiesta sin ti. El Domingo o Lunes publico entrada de presentación, y queda el blog en vuestras manos, que vuelvo a salir a la carretera. En realidad, ni siquiera tengo conciencia de haber salido de casa, ya que la de cuatro ruedas es nuestra otra casita. 🙂

          La modestia es la virtud de quien no tiene otra. 😉

          Comentario por Mendigo — 3 marzo 2018 @ 10:46 | Responder

  2. Colorido y contrastes excelentes. Te daremos un aplauso y una medallita de la virgen fotógrafa que sé qu ela llevarás con devoción. 😉

    Comentario por Javi — 23 febrero 2018 @ 20:55 | Responder

    • Yo es que soy más de libertinas que de vírgenes, la verdad. 🙂

      Suelo usar unos niveles de saturación y contraste muy agresivos, y a veces me paso y acaban empalagando. Es como el dulce en un bizcocho, va según los gustos. Me alegra que no sea tu caso. De todas formas, tendría fácil solución, pero es que soy muy vago…

      XD

      Comentario por Mendigo — 27 febrero 2018 @ 21:38 | Responder

  3. La planta de la cuarta foto es Lupinus polyphyllus, invasora en Europa procedente del noroeste de Norteamérica. Se ve mucho por el báltico…

    Comentario por Greg — 25 febrero 2018 @ 22:38 | Responder

    • Vaya!

      Si lo llego a saber, en vez de foto la arranco de raíz.

      Desde luego, estás metido en el papel de Botánico Oficial del blog, eh? Me has dejado pillado…

      Y ya que estamos ¿cómo es que se produjo la “infección”? Como ornamental, me figuro.

      Comentario por Mendigo — 27 febrero 2018 @ 21:41 | Responder

      • Efectivamente, por la afición jardineril. Si a eso le unes un clima lluvioso en verano, pues listo. Hay un montón de plantas naturalizadas en el este de Europa. Una de las especies más abundantes en los bosques lituanos es una planta procedente del Himalaya, la Impatiens parviflora. En cambio, la especie nativa, Impatiens noli-tangere, no es muy fácil de encontrar.
        Aunque la hubieras arrancado, de poco hubiera servido.

        Comentario por Greg — 28 febrero 2018 @ 13:30 | Responder

        • Por supuesto que esa acción, por sí sola, sería irrelevante. Pero es una buena costumbre, igual que guardando el envoltorio del bocadillo en vez de tirarlo al campo, no voy a solucionar el problema de la contaminación de las aguas con microplásticos.

          Comentario por Mendigo — 28 febrero 2018 @ 23:00 | Responder

          • Je, je, je, sí, es cierto, yo también me he puesto muchas veces a arrancar plantas exóticas invasoras, incluso he tirado más de un eucalipto con hacha, pero lo explicas a la gente y casi nadie lo entiende. Al contrario, la mayoría te dice que tienen derecho a vivir (más de un cretino ignorante me ha salido con la historia de los inmigrantes, etc.-qué coj. tendrá que ver una cosa con la otra), cuando desconocen totalmente que la segunda causa de pérdida de biodiversidad es la expansión de estas especies fuera de su hábitat natural. Bueno, es que de hecho desconocen prácticamente todo sobre biodiversidad (cuántas especies se conocen de plantas y animales, qué zonas son las más biodiversas del planeta, qué ecosistemas y especies están desapareciendo por la fiebre del consumismo desmedido, etc.), ni siquiera reconocen las especies que tenemos aquí, como un petirrojo, un mirlo o una encina.

            Comentario por Greg — 5 marzo 2018 @ 22:03 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: